martes, 31 de enero de 2017

Anunciando: El retorno de los Sagaz

Nuevo cartel.

Seguimos en marcha haciendo cosas teatrales. Inmersos en la obra de marzo y sin perder de vista "Como gustéis" en junio, pero dejando espacio para otras cosas, como una nueva entrega de esta alocada e improvisada familia de la cuál formo parte cuando me subo al escenario. 

No puedo dar detalles del argumento, pues no los conozco ni yo, de manera que quien quiera saber qué le sucede a la familia Sagaz en su retorno, tendrá que ir el 12 de febrero a Muzzik, a las 19:00. O antes, que pillar sitio es complicado.

lunes, 30 de enero de 2017

Acabada Friends

Bye, bye, guys!

Algo se muere en el alma cuando un amigo se va. Aunque sea un amigo virtual. Y en este caso no es uno sino 6, Ross y Monica Geller, Chandler Bing, Phoebe Buffay, Rachel Green y Joey Tribbianni, posiblemente el sexteto de amigos más conocido de la comedia televisiva. Y con su marcha, se me queda un enorme hueco en la tele, después de haber devorado la serie en poco más de dos meses.

De la fama de la serie poco que decir, que era de sobra conocida, y su éxito (aunque, como cualquier cosa, tiene sus detractores) no es nada que no se sepa. Y la impresión que me dio de "esto parece que ha envejecido bien, me va a gustar" se cumplió con creces, y es una serie que me ha hecho reír y coger cariño a unos personajes tan entrañables que, a pesar de ser ficticios, era como si conociera de toda la vida. Llegué a la fiesta prácticamente 20 años tarde, pero eso no impidió disfrutarla, y el vació que a mucha gente se le quedó hace 13 años lo tengo yo ahora.

No me mentían quienes me la recomendaban. La serie me ha encantado, mucho.

domingo, 29 de enero de 2017

¡Ya tocaba ganar! (81-77)

Se agradece que hoy Tabu haya jugado a algo.

Iba yo hoy con la cosa negativa a Miribilla, entre otras cosas porque el equipo andaba escaso de pívots, sin Eric y con Buva y Nikolic tocados. Además, el Zaragoza llevaba tres años seguidos ganando en Bilbao, y Bilba Basket 4 derrotas seguidas, lo que siempre predispone a pensar mal.

Y lo cierto es que no ha sido un buen partido. Emocionante sí, pero no e gran calidad, y con momentos de encefalograma plano en ataque, en los que un buen comienzo gracias a un Mumbrú estelar y una buena gestión de los minutos finales (o mala del rival, según se mire) se ha podido ganar, pese a que la segunda mitad ha sido un show de cómo no atacar. Y no porque se fallara demasiado, que en ese sentido hoy no se ha dado mal, sino porque parecía un equipo espeso y sin juego, muchas veces confiando la bola al azar del tiro lejano.

Sin embargo, lo que cuenta es el resultado, que ha sido positivo, y contra uno de los equipos de "nuestra liga", contra los que garantizamos además el average en caso de empate a victorias.

Eso sí, sufrir, hemos sufrido, sobre todo cuando parecía que a falta de menos de un minuto, y con 77-75 en el marcador, les iban a conceder un 3+1, que habría sido letal. Pero como decía hace un momento, en junio nos acordaremos de cómo terminó el partido, y no de cómo se desarrolló.

sábado, 28 de enero de 2017

Cómo organizar un asesinato

El amable capitán Malcolm "Mal" Meirre.

Un yate de lujo en los años 20, una cena de gala, un cadáver, ocho sospechosos. Con esta ambientación tan de Agatha Christie, y con una trama totalmente rocambolesca nos reuníamos ayer para una murder party, un juego entre rol y Cluedo en vivo que se trata de saber quién es el asesino, con la cosa de que ni siquiera los propios protagonistas pueden saber hasta el final quién ha sido.

Esto, que se hace por medio de una ficha que se va actualizando al terminar cada acto, daba a veces lugar a cosas absurdas y situaciones hilarantes que lo llevaba por el lado de la comedia, pero cierto es que ya la premisa inicial daba un poco de risa y era poco verosímil. Pero esto, al fin y al cabo, va de divertirse y hay que entender, además, que esta partida fue escrita hace un porrón de años, de manera que no le vamos a negar su mérito. Pero eso sí, planteamiento, desarrollo y sobre todo desenlace, dignos de película cómica a lo Top Secret.

De modo que como experiencia estuvo simpática, con momentazos de verdadera carcajada. Pero lo mejor de todo fue sin duda que cierta persona por fin se animó a probar una cosa de estas, aun a costa de combatir el terrible cansancio, lo que me hizo muchísima ilusión.

viernes, 27 de enero de 2017

Y me cambiaron el ordenador

Así lucía, más o menos, mi viejo ordenador.

De un tiempo a esta parte mi ordenador empezaba a renquear y a veces le costaba procesar las cosas. Se ralentizaba y llegaba a extremos de desesperación, hasta el punto de que se colgaba al proceso de colgarse, el puntero avanzaba pasito a pasito por la pantalla y en ocasiones era imposible hacer doble click, pues los reconocía como dos clicks aislados.

Esto, que no solo me pasaba a mí, al principio pasaba los lunes al iniciar, durante un ratito, y luego se fue extendiendo a los viernes, a la hora de actualizar servidores. Después venían los cuelgues tras los ratos de estar el ordenador inactivo (por ejemplo, al volver del mostrador) y finalmente, cada dos por tres y porque sí.

Era horrible, y una gran traba para el trabajo. Llegaba al extremo literal de tener que estar quince minutos de reloj para abrir un documento de Word, cambiar una palabra y guardar. No exagero, he llegado a tirarme 15 minutos para eso. Era la pesadilla de los perezosos de Zootrópolis hecha realidad.

Sin embargo, la cosa ha sido más o menos rápida, pues desde que surgió el problema y nos quejamos hasta que nos han ofrecido la solución solo han pasado días. Unos 1000 días, pero días al fin y al cabo.

Ahora, con un ordenador que teóricamente funciona, la parte tostón es tener que andar reconfigurando todo, planteando los accesos directos y demás. Pero al menos no tendré que sufrir un ordenador con el que a veces llegaba a olvidar qué era lo que estaba haciendo. A lo mejor lo que tengo ahora no es una maravilla, pero si me sirve para hacer mi trabajo sin exasperar, me conformo.

jueves, 26 de enero de 2017

Cosas teatrales del futuro próximo

¿Y por qué en griego? Tiene su razón de ser.

El 25 de junio, ya lo anuncié, representaremos "Como gustéis", de William Shakespeare. Pero sería un poco soso si solo hiciera eso, así que hay más cosas que voy a hacer. Por ejemplo, el 12 de febrero representaremos otra entrega de La Saga de los Sagaz, y su tercer episodio tendrá lugar, en Bilborrock, el 11 de marzo. 

Pero el 11 de marzo realmente tendré sesión doble, pues es el día en el que los grupos de la escuela de Muzzik hacemos nuestras pequeñas representaciones. Obras que componen los grupos, y con una temática común, que este año es "los sentimientos", lo que da cierto sentido al cartel. Y, respondiendo a la pregunta del pie de foto, pues el 11 de marzo quien vaya a Bilborrock lo sabrá.

martes, 24 de enero de 2017

Bolsas de Gobierno Vasco

No son las de la foto, pero su contenido es mucho mejor.

Ayer se abría el plazo de preinscripción para las bolsas de trabajo de Gobierno Vasco, lo que con los tiempos que corren es una de las pocas formas de conseguir un empleo decente. 

A mí esto ya me pilla, por suerte, un poco lejano, pero no negaré que por un breve instante algunas de las categorías me llegaron a tentar, como el cuerpo superior de administrativos o el de licenciados en Derecho, pues el temario no es especialmente gordo (es menor que el que tuve que estudiar yo), pero entonces me acuerdo de todo lo que supuso y enseguida se me pasa. 

Como decía, porque me pilla un poco lejano, que esto me lo ponen hace 8 años en plena vorágine opositora, y me apunto de cabeza. Ahora ya no, que se me ha ido olvidando todo y no tengo ni la inercia ni las ganas. 

Sin embargo, recomiendo a quien no tenga trabajo, o no termine de estar a gusto en el que está, que se lo piense, pues aunque el esfuerzo es duro, la recompensa merece mucho la pena.

Más información, aquí.

lunes, 23 de enero de 2017

La La Land

Una de las mejores escenas.

El musical de moda, aunque menos musical de lo que me habría gustado. La película está muy bien, pero tiene en su contra que la primera mitad es, para mi gusto, muchísimo mejor que la primera. Un comienzo espectacular, puro Broadway y tributo a los clásicos de Cinemascope, va dando paso a una historia de amor y sueños que no es que esté mal, ojo, pero pierde chicha. Pasamos del sobresaliente a solo bien, de manera que me era inevitable quedarme con una cierta sensación de cuesta abajo.

Tampoco juega a su favor que la viera medio griposo, y que en algunos momentos el dolor de cabeza me impidiera disfrutarla como era debido, por lo que en otras circunstancias mi valoración habría sido otra, pero me quedo con pensar, mientras la veía, que era el nuevo Moulin Rouge, y que poco a poco esto se fuera desinflando. La verdad es que me habría gustado más canción porque sí.

Y ojo, que la película me gusta, tanto visualmente como por música, y la historia está interesante, a pesar de que ese final tan sorpresivo no me termine de gustar, me descolocó demasiado, hasta el punto de "¿eh, me he perdido algo, o es eso que estoy pensando?", pero no quiero que quede la sensación de que no me ha gustado. Simplemente, que se gasta toda la traca al principio y luego no es capaz de mantener ese nivel tan alto con el que empieza.

domingo, 22 de enero de 2017

Frío, tos y otras cosas del fin de semana

Adquisición friki de la semana.

Tenía un poco abandonado el blog, desde el jueves, tendré que hacerle un poco de caso. Iba a meter reseña cinematográfica, pero la dejo para mañana y así hoy relleno con esto.

El viernes tocó lonjear, primero hablando con vecinos y caseros para solucionar temas de luces (que vaya chapuza tenemos por instalación eléctrica) y a la tarde juego de mesa. Viendo la foto es fácil deducir que era la Furia de Drácula, la nueva y mejorada versión de un juego que ya reseñé aquí hace mucho tiempo. Lamentablente, un par de malas decisiones, no saberme las reglas nuevas y una pizca de suerte adversa, me hacen perder de forma cruel.

El sábado la pseudogripe ésta que no se termina de ir me recomienda estar casi todo el día en casa, que me lo paso jugando al Civilization V (¡puedo dejarlo cuando quiera, otro turno más!) y a la tarde-noche a cenar y al cine, a ver La La Land, si bien la congestión nasal y el dolor de cabeza no me terminan de dejar disfrutarla.

Afortunadamente, un sueño reparador me permite estar activo el domingo y acudir al plan de poteo en Romo, donde nos reuníamos con compañeros de trabajo de mi señora novia y lo que es tomar unas cañas a la 13:00 acaba terminando, como era de esperar, más allá de las 18:00, y con la comida  base de pinchos. Y eso ha sido más o menos el fin de semana.

Ahora, a lo viral, a ver si mañana podemos anunciar eso que queremos anunciar, de lo que todavía no podemos hablar y que no tiene nada que ver con las etiquetas de la entrada.

jueves, 19 de enero de 2017

La coterie de Vampiro

Obra de Olatz Goñi.

Vampiro: Edad Oscura fue durante bastante tiempo uno de mis juegos de rol favoritos, cuando a finales de los 90 Mundo de Tinieblas lo petaba, y prácticamente no se jugaba a otra cosa. Jugábamos tanto que acabé terriblemente saturado, no queriendo volver a jugar (lo que paradójicamente no me impidió, por pura nostalgia, comprar la edición 20 aniversario).

Pero no se debe decir lo de no beber de ciertas aguas, pues en octubre, reconozco que un poco por compromiso, me apunté a una campaña de este juego que se iba a empezar en la asociación, y la verdad es que la partida me ha acabado gustando más de lo que esperaba, sobre todo por el buen rollo que se destila alrededor de la mesa, y por eso quise tener un detalle con los compañeros de partida y le hice el encargo a una amiga, titulada en Bellas Artes, que me hiciera una ilustración de los personajes. Y a partir de las cuatro indicaciones que le di captó maravillosamente la esencia de los mismos, tanto que hoy he impreso una copia para cada uno del dibujo, para sorprender a master y jugadores, y vaya si les ha encantado.

A mí también, tanto que me apetecía presumir de ello, por ver inmortalizados a Ted, un picapedrero metido a caballero del clan Brujah, Christa, de mujer de enterradora consorte a erudita y estudiosa del clan Capadocio y el peculiar Johnson Dollarhyde, siempre apegado a sus posesiones materiales, que siempre acaba siendo el alivio cómico del grupo, en una partida con la que siempre nos reímos bastante.

miércoles, 18 de enero de 2017

El lado oscuro de la lonja

Escape Room casera.

Divertida tarde de juegos, pero sin juegos.

Estaba yo en el local, donde había quedado con un amigo para jugar a un juego de cartas (el infame Star Wars: Stolen Plans), cuando de repente la luz ha hecho *plof*  

¿Victoria del Lado Oscuro de la Fuerza? No, que en el local de los vecinos estaban toqueteando cables, y como la instalación eléctrica que tenemos es una maravilla de la ingeniería y nuestros cables pasan por su local, nos hemos quedado sin luz.

Lo malo es que el operario no es electricista, solo el que instala el aire acondicionado, y ahí estaba como buenamente podía, tratando de empalmar los cables de una instalación vieja en el que algunos están ya quemados y pegados (se aceptan apuestas para ver qué día explotamos).

Una tarde de esperar, llamar mucho por teléfono, trastear con los diferenciales, soltar muchos juramentos... y que finalmente se ha resuelto, pero solo para salir al paso, pues seguimos con el problema de la instalación eléctrica chapucera, a la que hay que dar respuesta.

Y para redondear, al intentar irnos, el amable operario vecino, víctima de su propio despiste, ha tenido a bien cerrar desde fuera la verja de la zona común, supongo que en previsión de que intentáramos salir o algo. Una tarde, sin duda, apasionante.

martes, 17 de enero de 2017

Proyecto Lázaro

Y al 2084º año resucitó.

Tantos años pensando que era fan de Alejandro Amenábar cuando al que realmente admiraba era a su socio Mateo Gil, (cuya ausencia explica que Regresión fuera su película más floja), quien aquí lanza una fabulosa película de ciencia-ficción sobre el sentido de la vida, la muerte y la vida más allá de esta.

En un futuro más o menos lejano (2084, para más señas, no vamos a ser los únicos que homenajeemos a Orwell) existe la tecnología de revivir a gente que haya muerto, y este Proyecto Lázaro tiene como sujeto protagonista a Mark, un diseñador que decide, cuando le diagnostican un cáncer, que es mejor morir sano antes de consumirse y congelarse, con la esperanza de volver cuando la ciencia tenga respuesta a su problema.

Y lo consigue, de modo que vuelve a la vida, en un mundo que no es el suyo, en un cuerpo que tampoco es del todo el suyo, y sobre todo una vida llena de limitaciones con las que no contaba. Una metáfora muy simpática, pero bastante gráfica que hace es compararse con un filete congelado y vuelto a descongelar. Recuperan su cuerpo y su mente, ¿pero y su alma?

Tiene un toque muy Black Mirror, incluyendo la aparición de tecnología que hemos podido ver en algunos de sus mejores capítulos, que da pie a algunas escenas verdaderamente escalofriantes, pero perfectamente lógicas, pisando a veces casi, o sin casi, el género del terror, ese que pide tener cuidado con los deseos, no sea que se cumplan... y el peligro de jugar a ser Dios, que se plasma en ese agradable homenaje a H.P. Lovecraft en la figura del médico que supervisa el proyecto... el Dr. West.

Proyecto Lázaro es una película apasionante y perturbadora a partes iguales, que cuida mucho el buscar la empatía con el protagonista, contándonos su vida, de forma que nos sea fácil ver su vida y sobre todo su VIDA.

Podría hablar más de ella, pero me metería demasiado en el terreno del spoiler, y aunque no es una película que busque impactantes giros de guión, y que de hecho creo que se podría disfrutar conociendo el argumento de antemano, prefiero no destripar más de la cuenta. Pero sin duda he de recomendarla. 

lunes, 16 de enero de 2017

Con personaje shakespeariano

De Jokin a Joker.

Hace una semana anunciaba el título y la fecha de la obra, hoy anuncio el personaje. Seré Parragón (Touchstone en la versión original), un bufón de la corte de la duquesa Federica (en el original es Federico, pero ha habido que reajustar géneros), lo que me obligará a preparar un disfraz estrafalario en junio y a hacer mucho el tonto en el escenario. Con esto poca diferencia a lo habitual, claro.

El parragón, por cierto, según la RAE, es la barra de plata de ley, que los ensayadores tienen prevenida para rayar en la piedra de toque y deducir por comparación la calidad de los objetos que han de contrastar.

domingo, 15 de enero de 2017

Fin de semana, semigriposo pero productivo

Y mucha lluvia.

Ha sido un fin de semana un tanto atípico, marcado en gran parte por esta gripe que me tiene a medio gas, aunque por suerte no me termina de agarrar del todo. El peor día en ese sentido fue el viernes por la tarde, en el que lo poco que hice, aparte de estar tirado en el sofá viendo capítulos de Friends, fue salir a dar una vuelta con mi señora novia, aunque encerrados en un bar, a causa de la torrencial lluvia.

El sábado tampoco fue un día especialmente activo por la mañana, hacer las compras y ya, y por la tarde, casi noche, a la lonja, a organizar cuadrantes de partidas, para revitalizar un poco las actividades de cara al público de la asociación. Y de paso tirar de las orejas a los vecinos del local de al lado, por dejar la zona común hecha un cisco. Luego a cenar al Subway, y de vuelta en la lonja, una partida rápida al Piko-Piko y a casa, a terminar de estornudar.

Más destacado ha sido el domingo, pues teníamos reunión de esas jornadas de rol que oficialmente aún no puedo anunciar, pero en las que estamos a punto de soltar ya la fumata blanca. Íbamos a decidir hoy ya el sitio, pero hemos tenido que esperar al martes, pues estamos pendientes de una cosa que nos haga decidirnos por un municipio u otro. El resto de la reunión, aunque sea para un tema de ocio, pues no era muy diferente de una reunión de trabajo normal (pero sin cobrar), y al acabar, cena, charla, risas y a casa, que mañana toca ir al otro trabajo, al que sí nos da de comer.

viernes, 13 de enero de 2017

Popurrí de música clásica (2)

Nuevamente, maravilloso.

Hace aproximadamente un año colgué aquí esta delicia que mezclaba con gran arte varias piezas de música clásica. Pues bien, ahora pongo esta segunda parte, que comparte belleza con su antecesora. 

Y aquí va la lista de canciones, si hemos de fiarnos de los comentarios del vídeo:

0:00, 2:03, 5:30 Peter Tchaikovsky: The Nutcracker, Op. 71, Act II: Character Dances
0:00, 2:03, 5:30 Giuseppe Verdi: Anvil Chorus from "Il Trovatore" 0:06, 5:30 Ludwig von Beethoven: Turkish March from "The Ruins of Athens", Op. 113 0:12, 0:35, 2:14 Johann Strauss II: Tritsch-Trasch Polka, Op. 214 0:18, 4:40 John Phillip Sousa: Washington Post March 0:23, 1:30, 4:13 Amilcare Ponichelli: Dance of the Hours 0:24 Leo Delibes: Sylvia - Pizzicato 0:30, 5:23 Giuseppe Verdi: Amami Alfredo from "La Traviata" 0:41, 5:16, 5:25 Wolfgang Amadeus Mozart: Symphony no. 40 in g minor, KV. 550, Molto Allegro 0:46 Wolfgang Amadeus Mozart: Overture to "Marriage of Figaro" 0:49 Peter Tchaikovsky: The Nutcracker, Op. 71, Act II: Character Dances 0:52, 4:55 François-Joseph Gossec: His world-famous "Gavotte in D" 0:55 Felix Mendelssohn: Symphony no. 4, op. 90 "Italian", I. Allegro Vivace 0:57 Jacques Offenbach: Can-can from "Orpheus in the Underworld" 1:00 Franz Schubert: Moment Musicaux op. 94 no. 3 1:03 John Phillip Sousa: The Washington Post March 1:07 Franz Joseph Haydn: Trumpet Concerto in E flat major, Hob. VIIe/1: III. Finale. Allegro 1:09 Johann Sebastian Bach: Brandenburg Concert no. 3 in G major, BWV 1048, Mvmt. 1 1:11, 2:50, 3:59-4:23 Johann Brahms: Hungarian Dance no. 5 in g minor 1:16, 1:20 Edvard Grieg: In the Hall of the Mountain King, from Peer Gynt Suite. 1:17 Felix Mendelssohn: Violin Concerto in e minor, Op. 64: 1. Allegro molto appassionato, 1:23 Johann Sebastian Bach: Orchestral Suite No. 3 in D-major (BWV 1068); 2. Air 1:32, 2:43, 4:07, 4:24 Johann Sebastian Bach: Toccata from Toccata and Fugue in D minor 1:39 Georges Bizet: Habanera from Carmen 1:39 Wolfgang Amadeus Mozart: Symphony no. 40 in g minor, KV. 550, Molto Allegro, Theme I 1:51, 2:33 John Phillip Sousa: Stars and Stripes Forever! 2:03 Ludwig von Beethoven: Minuet in G, "Ta ta ta, lieber Mälzel (An Mälzel) WoO 162" 2:08 Ludwig von Beethoven: Symphony no. 8 in F major, Op. 93; II. Allegreto Scherzando 2:14, 4:18 Onwards Franz Liszt: Hungarian Rhapsodies, S. 244: No. 2 in c sharp minor 2:18, 4:35 Ludwig von Beethoven: Symphony no. 5 in c minor, Op. 67, Mvmt. 1, Theme II 2:21, 4:29, 5:28 Franz Schubert: Three Military Marches, D. 733 2:27 Juventino Rosas: Over the Waves (Sobre las Olas) 2:29 Johann Strauss II: Wiener Blut 2:40, 5:01 Franz Liszt: Liebestraum in A flat major 2:45 Ludwig van Beethoven: Symphony No. 9 in d minor, "Chorale", Mvt. 2 2:57 Frederic Chopin: Nocturne no. 1 Op. 9 no. 1 3:00 Franz Schubert: Impromptu No. 2 3:03 Bedrich Smetana: Die Moldau 3:10 George Frideric Handel: "Ombra mai fu" from the opera, "Xerxes" 3:14 Ludwig van Beethoven: Symphony no. 6 op. 68 'Pastorale' 3:17 Robert Schumann: Traumerei from his "Kinderszenen", Op 7. 3:21 Johann Strauss II: "The Blue Danube Waltz" 3:28 Jules Massenet: Meditation from his Opera, "Thais" 3:35, 3:50 Edward Elgar: "Pomp and Circumstance no. 1" in D major 3:42 Edvard Grieg: "Morning" from his Peer Gynt Suite 3:59 Hermann Necke: "Csikos Post" 4:05 Burgmuller: Arabesque 4:10 Antonio Vivaldi: The Four Seasons, Spring movement I. 4:13 Wolfgang Amadeus Mozart: Overture to "Die Zauberflote", Development 4:21 John Cage: 4' 33" 4:45 Onwards: Scott Joplin: Maple Leaf Rag 5:05 Gioachino Rossini: The Overture to "Barber of Seville" 5:12 Wolfgang Amadeus Mozart: Overture to "Die Zauberflote", Theme I 5:18 Scott Joplin: The Entertainer 5:20 Wolfgang Amadeus Mozart: Overture to "Die Zauberflote", Theme II

jueves, 12 de enero de 2017

Contratiempo

Increíbles efectos especiales: Mario Casas sale todo el rato con la camisa puesta.

Un exitoso hombre de negocios es acusado del asesinato de su amante, y todas las pruebas parecen estar de acuerdo en señalarle como culpable, pues el asesinato se comete sin testigos, en un sitio del que salvo él y la víctima nadie podría en principio haber salido. Y ante este nefasto panorama tiene tres horas para preparar con su abogada (una colosal Ana Wagener) una versión convincente que le permita salir airoso.

Y con esto se forja un thriller bastante funcional, que recuerda muchísimo a El Cuerpo, con quien comparte director. Contratiempo juega a parecer previsible sin realmente serlo, con giros que, superada la barrera de la inverosimilitud, funcionan bastante bien y con una historia que va ganando interés de menos a más, y que además deja los cabos bastante cerrados, salvo por la parte de la perdonable concesión a la fantasmada efectista.

Como punto flojo tiene un ritmo que no me terminaba de convencer y un Mario Casas que... es Mario Casas, no pidamos peras al olmo. Pero el habitualmente soberbio José Coronado está aquí un poco más discreto. Bien, pero discreto. Bárbara Lennie, correcta pero sin alardes. 

A título de curiosidad, varias escenas de la película fueron rodadas en Bizkaia, y es fácilmente reconocible el aeropuerto de Loiu, lo que siempre le da un plus de localismo.

miércoles, 11 de enero de 2017

Dezfdiado

Mi nariz a la noche.

No estábamos acostumbrados a tener un invierno de verdad, y esto de que en diciembre y enero haga frío se había convertido ya en una rareza. Sin embargo este año el frío extremo ha decidido campar por sus anchas, y no recuerdo haber encendido nunca tantas veces la calefacción.

Pero eso no ha servido para evitar que el aire polar y húmedo se cobre en mí una víctima, propinándome un nada divertido resfriado que me tiene con la horrible congestión nasal, la misma que me ha despertado hoy a las 5 de la mañana sin poder respirar y dolor de cabeza.

Tentado he estado de faltar al trabajo, pero con la oficina en cuadro y la mesa llena de papeles me ha podido la conciencia (¡sí, tengo de eso!) y he acabado yendo. Y para bien, que el aire fresco de las 8 de la mañana ha hecho que mis pulmones resucitaran un poco.

Las drogas se han encargado del resto.

martes, 10 de enero de 2017

Los topónimos más raros de EEUU (5/5)

Y con esto completamos el mapa.

Rhode Island - Woonsocket: Aquí no me veo capaz de traducirlo, y es que creo que debe de haber algún juego de palabras. Socket, fácil, significa enchufe, pero de "woon", lo único que he encontrado es que es una manera coloquial de referirse al niñato que va de malote y duro. El origen del nombre, derivado del idioma nativo, tampoco arroja mucha luz. La verdad es que no resulta particularmente gracioso, pero en Rhode Island tampoco había mucho donde elegir. 
Tennessee - Smartt: Smart significa listo, así que podemos decir que Smartt es listto. Además, es el acrónimo de varias cosas y una empresa canadiense de marketing. Pero tampoco es que me parezca ninguna joya de nombre. El origen no lo he encontrado, pero Smartt es un apellido, a´si que imagino que el fundador se apellidaría así. De Tennessee prefiero otros nombres, como Defeated (Derrotado), que recibe el nombre de una batalla de 1790, "Difficult" (Difícil), que se llama así porque la oficina postal dijo que el nombre original era muy difícil, o "Goat City" (Ciudad Cabra), que siempre resulta simpático.
Texas - Ding Dong: No es el pueblo de Günther, aunque con ese nombre lo parezca. Debe su simpático nombre a dos de sus fundadores, Zulis y Bert Bell, que tenían como símbolo en su tienda dos campanas (bell=campana) con sus iniciales dentro, y debajo de dichas campanas ponía respectivamente ding y dong, lo que hizo que al pueblo se le conociera con su actual nombre de Ding Dong.
Utah - Nibley: Utah es sosa hasta para nombres de pueblos graciosos. No he encontrado traducción para Nibley, que viene del apellido de su fundador. Lo más parecido que he visto que pueda resultar gracioso es su parecido don Nibble (Mordisquito), pero tampoco podría asegurarlo. Sin ser nada del otro jueves, yo de Utah me habría quedado con "Spanish Fork", que tiene su origen en el río Spanish Fork, y que si bien se refiere a Fork en su sentido de bifurcación, una traducción literal nos llevaría a que el pueblo se llama "Tenedor Español". Mucho mejor que Nibley, sin duda.
Vermont - Mosquitoville: La villa de los mosquitos, un sitio al que no quiero ir, realmente es más bien un barrio de un municipio que se llama Barnet, y el nombre, no lo he encontrado, imagino que es porque ahí habría mosquitos. Mucho más agradable parece ser "Cozy Corner" (Rincón Acogedor), en Milton.
Virginia - Fries: "Patatas Fritas", sí. Sin embargo, el origen de este nombre tan gastronómico tiene poco que ver con los tubérculos, ya que viene simplemente de su fundador, un tal Francis Henry Fries. Otro que sin duda da lugar a chistes puede ser New Erection (Nueva Erección, claro, pero del verbo erigir, pues se erigió sobre el asentamiento anterior). Y para frikismo tenemos la épica Dragonville (Villadragón).
Virginia Occidental - Booger Hole: "Agujero de mocos". Un nombre muy acogedor, cuyo origen es todavía mejor de lo que parece: una serie de violentos asesinatos en 1917 recordaban a los cuentos de Boogieman, una suerte de hombre del saco del imaginario anglosajón, y de ahí Booger Hole. Sin embargo, parece que hay evidencias de que el nombre venía de antes, y que este origen podría ser bastante menos peliculero. ¿Pero vamos a dejar que la verdad estropee una divertida historia?
Washington - Big Bottom: "Culo Gordo". Vale, "bottom" también significa valle, y "Big Bottom Valley" es por un valle profundo. Pero seguro que los niños locales, de 5 a 75 años, no piensan lo mismo cuando oyen el nombre del pueblo. Otro pueblo del estado de Washington de nombre intrínsecamente divertido es "Humorist", cuyo origen no he encontrado, pero sí que está en el condado de "Walla Walla", que se las trae. A ver quién es el guapo que pretende ser tomado en serio después de decir "Soy de Humorist, Walla Walla".
Wisconsin - Chili:  ¿De dónde viene este nombre tan picante? Pues de Chile. Sí, el país. De entre los nombres peculiares de Wisconsin me llama la atención "Imalone" (Estoysolo), cuyo origen es precisamente ese: un vendedor de la época, preguntaba el nombre de los sitios para ponerlos en las facturas, y cuando llegó ahí y no había nadie escribió "Estoy solo", lo que es uno de los posibles orígenes del nombre. 
Wyoming - Chugwater: Así, más o menos "Beber agua a tragos", y su nombre lo explican orgulloso en su web local, remontándose a épocas de los indios, y en resumen, la leyenda dice que chug era el sonido que el búfalo hacía al caer sobre el agua al ser cazado, y de ahí, "el sitio en el que el búfalo bebe agua". La cosa es más larga (más que esta misma entrada), y el pueblo se llamó Chug Water, y luego ya Chugwater.

Y con esto acabo esta selección de topónimos curiosos, que lejos de pretender ser algo ni lejanamente enciclopédico ni exhaustivo, simplemente busca ser una recopilación de curiosidades. Y es que, la verdad, si nos pusiéramos a buscar el origen de la historia que hay detrás de cada ciudad y cada pueblo, daría no para varias entradas, sino para un blog completo.

lunes, 9 de enero de 2017

Fecha y obra para junio

No es La princesa prometida, aunque el título recuerda a ella.

Transcurrido el ecuador del curso, por fin se desvela el gran enigma, y es que ya sabemos qué obra representaremos en junio. Esta vez no será de un autor español, sino que llevaremos al escenario nada menos que a William Shakespeare, con su comedia "As you like it", traducida al castellano por "Como gustéis", que no hay que confundir con "What you will" (en castellano "Noche de reyes", manda huevos).

Fusilando la Wikipedia, podemos decir que esta obra es considerada por muchos críticos una de las comedias más maduras y trabajadas de Shakespeare, en la que se convergen elementos clásicos del género. Forma parte de la convención pastoril e incorpora, de esta forma, muchos de sus rasgos característicos: la naturaleza opuesta a la corte, personajes disfrazados, el tratamiento de la cuestión amorosa, el juego de identidades, y el descubrimiento personal mediante la pérdida y la recuperación.
Y la representaremos, seguramente en la sala Bilborock, el domingo 25 de junio. Que no se diga que esta vez no aviso con antelación.

domingo, 8 de enero de 2017

La saga de los Sagaz. Episodio 1

La casa de los Sagaz.

Hoy es el día en que hemos vuelto a la carga con el nuevo y renovado show de los improvisAmos, reconvertido ahora a "La saga de los sagaz", en la que ya no somos personajes abstractos, sino que tenemos cada uno nuestro rol asignado. Concretamente yo soy Genaro, el hijo de mayor, de profesión sereno y con más fuerza y arranque que cerebro, pero a veces también con su punto sensible.

Con este panorama, la colaboración del público es importante, pues dado que es un show de improvisación, escriben previamente al número cosas que van a suceder (¡hasta 3 veces ha salido "les toca la lotería"), y con arreglo a eso, representamos las escenas.

El espectáculo, de unos 50 minutos de duración, se me ha hecho cortísimo, en una sala a rebosar (que por su tamaño rebosa fácil, todo hay que decirlo), y con ganas de seguir haciendo el indio.

Ahora, a por el segundo episodio, que será mismo sitio y mismo canal, el domingo 12 de febrero.

sábado, 7 de enero de 2017

Dead of Winter

En inglés "A crossroads game".

Dead of Winter es un juego de mesa más o menos cooperativo (con posibilidad de que uno de los jugadores sea traidor) en el que un grupo de supervivientes tratan de hacer frente a las dificultades del día a día en el frío invierno de un apocalipsis zombi, y donde al igual que pasa en muchas representaciones del género (por ejemplo The Walking Dead), los muertos vivientes muchas veces son solo parte del problema, de manera que el hambre, el frío y otras calamidades son problemas igual de acuciantes.

Empezando

El objetivo de este juego es variable, tanto que cada partida tiene el suyo, y dentro de ellos, cada jugador tiene su propio objetivo personal, que normalmente implicará lograr el objetivo principal y más cosas, pero puede haber excepciones, como decía de los traidores. Un ejemplo puede ser "que haya menos de X zombis en la colonia al acabar el turno" o "haber acumulado X cantidad de comida", y un ejemplo de objetivo personal sería del estilo "ganas si se cumple el objetivo principal y además todos tus personajes tienen equipada un arma". Así, puede pasar que pierdan todos, que ganen todos... o que algunos ganen y otros pierdan.

Hecho eso se reparten las cartas de objeto inicial y las cartas de personaje, de las que cada jugador elegirá dos, cada uno de los cuáles tiene sus propias habilidades especiales, y será muy importante elegir sabiamente, aunque es posible ir cogiendo nuevos durante el juego, y también es más que posible que varios de esos personajes mueran por el camino.

Algunos de los personajes. Sí, hay un perro.

Crisis

Como pasa con todos los juegos cooperativos, tiene que haber un elemento ajeno a los jugadores que traiga dificultades, y en este caso son las cartas de crisis, que hay que robar cada ronda. Estas cartas por lo general requieren que los jugadores, como grupo, hagan algo, que normalmente es aportar X cartas de un tipo para vencer a la crisis. Por ejemplo "para superar la crisis hay que aportar 4 cartas de combustible". Puede parecer sencillo, pero no lo es, y no lo es por varias razones. Una, que no siempre se tienen las cartas, y son cartas que no solo sirven para la crisis, sino que son muy necesarias para hacer cosas. Por ejemplo las de medicina sirven para quitarse heridas y, entre otras cosas, no morir. Pero puede haber una carta que requiera gastar medicinas en ella, y hay que decidir. 

Pero esto no sería tan puñetero si las cartas se pudieran poner boca arriba y no hubiera traidores, de manera que hay que fiarse de los compañeros. Porque además, pasa algo gracioso, y es que las cartas inapropiadas no solo no aportan, sino que restan. ¿A que no sería buena idea beber gasolina cuando se tiene sed?

Fallar la crisis suele tener consecuencias feas en el juego, como bajar la moral (se pierde automáticamente si se llega a cero), matar personajes directamente, o traer más zombis a la fiesta.

El turno de los jugadores

Por fin toca jugar, pero antes una cosilla: lanzar los dados. Tranquilos, no es un juego en el que las acciones se resuelvan tirando dados (risa malvada), pero sí que se tira para ver qué acciones se puede hacer. Tiramos tantos dados de 6 caras como personajes tengamos más uno, y esas serán nuestras acciones. Es importante el resultado que saquemos, pues para hacer algunas cosas hará falta gastar números más altos.

Estas son las acciones que se pueden hacer gastando dados de acción:

  -Atacar a un zombi (o a un superviviente). Para esto gastamos un dado cuyo resultado sea igual o superior al valor de ataque de nuestro personaje (si tomamos como referencia a Ashley Ross, que sale en la foto, su valor de ataque es 2 y su valor de búsqueda es 5, "explosión" y "lupa"). Para matar a un zombi no hay que tirar, se mata automáticamente. Peeeeero, sí hay que tirar para que el zombi no nos mate a nosotros. Después de matarlo, obligatoriamente, hacemos una tirada de riesgo.

Si sale el colmillo estás jodido.

Esa tirada de riesgo puede dar resultado en blanco (no pasa nada), herida normal, herida congelante (una herida que se puede ir poniendo fea) y mordisco, que significa muerte de personaje y peligro de propagación (puede provocar una conga de la muerte).

  -Búsqueda. Aquí se gasta un dado con valor igual o superior al valor de búsqueda, y robamos la carta de objeto superior del mazo la localización en la que estemos y nos la quedamos. Si no nos gusta esa carta tenemos la opción de añadir un contador de ruido y robar otra. Así hasta acumular cuatro ruidos (el ruido, spoiler, atrae más zombis). Lo bueno de esta acción es que no se precisa tirada de reisgo. Lo malo, que has tenido que moverte para hacerla. Pero ya llegaremos a eso.

  -Poner una barricada. Simple sencilla y nos vale con cualquier dado. Muchas veces la acción que se hace cuando no tiene uno otro pito que tocar, se planta un contador de barricada en un espacio de entrada de zombis, y el próximo zombi que intente entrar por ahí, se estampa contra ella, descartando zombi y barricada.

  -Limpiar el vertedero. Vertedero es el nombre que recibe la pila de descartes donde van normalmente las cartas que se utilizan, y es peligroso que haya más de 10 cartas ahí (los restos de comida, medicina, gasolina o trastos viejos huelen mal, ocupan espacio y son bastante insalubres), pues eso produce pérdida de moral, y eso es malo. Esta acción permite eliminar de juego 3 cartas de la pila de descartes.

  -Llamar la atención. ¿Cansadillo de la vida? ¿Oposiciones a difunto? No te preocupes, con esta acción puedes mover dos zombis de cualquier localización a una en la que tengas un personaje. Suena suicida, pero a veces hace falta.

Además de estas acciones hay otras que se pueden hacer sin necesidad de gastar dado.

  -Usar cartas de objeto. Es sencillo, se muestra la carta, se resuelve y se va al vertedero.

  -Añadir cartas a la crisis. Lo explicado arriba: aportar cartas boca abajo para resolver la crisis.

  -Mover a un superviviente. Esta tiene más tela. El juego tiene varias localizaciones además de la Colonia inicial; comisaría, supermercado, colegio, biblioteca, hospital y gasolinera, cada una con más de unos objetos que de otros (¡sorpresa, en el hospital hay más medicina y en la biblioteca más libros!), y para dedicarse alegremente a saquearlos antes hay que ir. Pues cada personaje (que no jugador) puede mover una vez por turno, pero si lo hace, a menos que gaste una carta de gasolina, deberá hacer una tirada de riesgo. Y si resulta mordido, corre el peligro de propagar la infección al sitio al que ha ido. Divertido, sin duda.

Para hacernos visualmente a la idea.

  -Gastar fichas de alimento. Mediante cartas y acciones iremos generando valiosas fichas de alimento, que son lo que hace que sobreviva la gente. Pero también se pueden usar para dar un +1 a un dado, lo que puede hacer falta para intentar misiones. Por ejemplo, que uno necesite buscar, su valor de búsqueda sea 4+ y solo tenga treses en los dados. 

  -Pedir carta/Transferir objeto: Parecidas aunque distintas, puedes pedir una carta a otro jugador (no tiene por qué dártela si no quiere), y estás obligado a jugarla de inmediato, o puedes transferir una carta ya equipada a un personaje que comparta localización con el que la tiene ya equipada.

  -Votar para el exilio: Si alguien empieza a hacer cosas raras puede que los demás jugadores crean que es un traidor y quieran expulsarlo de la comunidad. Si esto pasa se hace una votación, y caso de ser el jugador expulsado, muestra cuál era su carta de objetivo secreto y pasa a estar exiliado. Esto significa que sigue jugando, pero no puede pisar la colonia, no puede intercambiar cartas con el resto de los jugadores y no cuenta a efectos de carta de crisis. Y lo más importante, roba una carta de objetivo distinta, de la baraja de objetivos para exiliados. Por supuesto, nada impide que los jugadores se equivoquen y exilien a uno que no era traidor.

Encrucijadas

Llegamos a la parte más importante del juego, que son las cartas de encrucijada. Durante el turno de un jugador, el de su derecha roba una carta de encrucijada y la lee. Estas cartas son eventos que pueden suceder o no, en función de que se dé la condición que lo dispara (manejar a un determinado personaje, ir a algún sitio concreto, realizar alguna de las acciones...). En cuanto eso sucede (que puede no suceder), se interrumpe el turno y se lee la carta. La carta implicará que sucede algo o que hay que tomar una decisión. A veces serán cosas buenas, a veces serán malas, pero son lo que da sabor al juego. Sin embargo, también es la parte del juego que más se tiende a olvidar.

Ejemplo de carta de encrucijada

Fase de la colonia

Después de que todos los jugadores hayan hecho sus acciones es cuando toca pasar revista y ver si han hecho bien los deberes. Primero viene el reparto de alimento, en el que hay que gastar una ficha de comida por cada dos personas que haya en la colonia. A estos efectos son personas los personajes (supervivientes) y las fichas de supervivientes indefensos, que representan a los personajes secundarios, que no hacen nada pero comen y gritan igual. Si no hay comida para todos, la moral baja y se ponen las temidas fichas de hambre, que son la manera más rápida de hacer que la moral y la partida se vayan por el retrete. Nada que no tenga remedio, pero es muy malo que no haya comida para todos.

Comprobada la comida se revisa que no haya más de 10 cartas en el vertedero (y si las hay, se pierde uno de moral por cada 10 cartas) y se comprueba si se ha resuelto la crisis. Ahora viene la parte divertida, que es traer nuevos zombis: en la colonia se pone un zombi por cada dos personas que haya y en las localizaciones externas un zombi por cada persona. Además, por cada contador de ruido tiras un dado, y con un resultado de 1-3 pones un zombi adicional. Los zombis se colocan en las casillas de entrada, y mientras haya casillas para todos los zombis no hay problema. Lo malo viene si hay más zombis que casillas. Bueno, los humanos no son los únicos que tienen hambre...

Realizado el festival de los muertos vivientes que llegan sin invitación, es cuando se comprueba si se ha logrado el objetivo principal. Si se ha conseguido, la partida acaba de inmediato y todos los jugadores muestran sus cartas de objetivo secreto. De lo contrario, se pasa el marcador de turno y se sigue jugando.

Al margen de lo ya comentado, es un juego muy rejugable, con un punto justo de dificultad que no llega a hacerse infumable (a menos que el dado de riesgo tenga a bien empezar a matar gente como churros) en el que las ilustraciones son de bastante buena calidad y el material, todo cartón y troquel, no parece malo. Además, aunque en teoría no está contemplado, en la práctica es muy fácil modularlo para jugar en solitario. Considero que es un juego que vale sobradamente los 60 euros que cuesta. Sin embargo, recomendaría comprar no el básico, sino directamente "La Larga Noche", que teóricamente es una expansión pero en la práctica es un juego entero, que es lo mismo pero mejor.