lunes, 10 de julio de 2017

Baby Driver

GTA: La película.

Baby trabaja como conductor para una banda de atracadores y tiene la costumbre de pasarse el día escuchando música con los cascos, y esa es la excusa para plantarnos Baby Driver, una película de acción llena de persecuciones espectaculares y buena música, que lejos de ser un mero complemento, está perfectísimamente integrada en la película. Como muestra, hay una escena de un tiroteo en el que las balas suenan a ritmo de la música.

Dos horas de diversión pura y adrenalina que hacen de ella un clásico instantáneo, y que ya en la secuencia inicial tiene más cine que muchas películas de acción juntas. Y tiene una persecución a pie que es de las mejores que he visto en mucho tiempo.

Con un excelente uso de los clichés el género y un peculiar sentido del humor, encuentra la fórmula para que el espectador se tire dos horas pegando saltos en la butaca del cine, dos horas de puro deleite visual y sonoro. Hay películas que se ven, se disfrutan y se olvidan, pero aquí podríamos estar ante una de esas películas que con el tiempo sí se recuerdan. Muy recomendable y de momento la película del verano.
Publicar un comentario