miércoles, 1 de marzo de 2017

Timeless

Amelucy Prestfolch y sus amigos.

Del parecido de esta serie con otra hablaba aquí, y la verdad es que me es difícil hablar de Timeless sin compararla en todo momento con El Ministerio del Tiempo, de la que me parece que esta es una versión descafeinada, sin alma. Aunque cierto es que sería muy audaz hablar de plagio, sobre todo porque tiene un tono muy distinto, pues esta pretende ser más seria, sin tanto espacio para lo cómico, que se reduce a tres o cuatro comentarios puntuales y algunos momentos sueltos.

La serie empieza con un potente cliffhanger en el primer capítulo, mostrando las indeseadas consecuencias de viajar al pasado y andar trasteando, y en algunos capítulos usan este recurso con bastante acierto, aunque a medida que avanza la temporada parece que se van olvidando de él, y se centran en una trama, la de la misteriosa y maligna Rittenhouse, que en ningún momento me terminaba de enganchar, a pesar de estar dinamizada por el típico personaje oscuro que no es ni bueno ni malo, sino todo lo contrario, pero que tiene más carisma que los tres protagonistas juntos (por cierto, tela con el nombrecito: García Flynn, siendo García, sí, el nombre de pila).

No enamora, pero por suerte tampoco horroriza, siendo un poco de ni fu ni fa, una serie que acababa viendo en segundo plano, con momentos mejores que otros y algunos que se me hacían un tanto aburridos. Mala del todo no es, e incluso cuenta con elementos muy aprovechables, pero sobre todo la sensación que me deja es que era un producto industrial, y sin la chispa que sí tiene la serie de Olivares. Supongo que tampoco ayuda que se apoye en la Historia de los Estados Unidos, si bien, a título anecdótico, me sirvió para conocer la aportación de las mujeres negras que trabajaban en la NASA a la carrera espacial antes de ver la película "Figuras Ocultas".
Publicar un comentario