miércoles, 15 de febrero de 2017

Indisposición temporal

Yo me entiendo, y creo que no hace falta entrar en detalles escabrosos.

Ayer por la mañana fui a trabajar con normalidad, pero a eso de las 10, coincidiendo con una reunión, me empecé a sentir mal. Frío, cansado, destemplado... pensaba que era sueño y aguanté toda la mañana. Al salir a tomar el aire notaba que hacía más frío del que marcaba el termómetro, y al comer, no me entraba casi nada. Por la tarde, dolor de cabeza, fiebre y horas espatarrado en el sofá, viendo la tele (cosa que no hago nunca) solo por no pensar.

Hoy el sentido común pedía estar en casa, y a pesar de que por la mañana parecía estar mejor, la sobremesa (sin comer, que no entraba nada) me ha derribado, y otra tarde de languidecer bajo la manta. El sospechoso: algo que desayuné ayer que me sentó mal. A ver si mañana esto mejora...
Publicar un comentario en la entrada