lunes, 29 de febrero de 2016

Spotlight

Recién oscarizada.

Spotlight es el nombre del grupo de periodistas que en 2002 destapó toda una red de abusos infantiles cometidos por curas en Boston, en lo que no era un caso aislado, sino toda una trama de encubrimientos, y Spotlight es también la película que nos cuenta la investigación, el cómo tirando de los hilos van juntando las evidencias hasta hacer que todo acabe por salir a la luz. Es un tema que puede levantar ampollas, ya que toca muchas sensibilidades, y supongo que ahí está el mérito, en meterse con un lobby tan poderoso como es la Iglesia Católica (aunque también se mete, de forma más sutil, con que si el director del periódico inicia la conversación es porque él es judío).

La película, bueno, no está mal. Sí que es verdad que en algunos momentos es un poco lío con tanto nombre, pero eso no impide seguir el hilo, y sirve para pasar el rato, pues la historia engancha (el morbo siempre vende) y nos muestra una interesante trama periodística, lo que aderezado con unas interpretaciones correctas hace de ella una buena película. Ahora bien, ¿tanto como para haberse llevado el galardón a la mejor película del año? En mi opinión no.

Se corre el peligro yéndola a ver, eso sí, de salir de mala leche ante tanta impunidad y tanta protección, viendo las consecuencias que tuvieron para algunos personajes algunos de los actos descritos en la película.

domingo, 28 de febrero de 2016

Andorrando, en la buena onda (83-72)

Hervelle celebrando una canasta.

Parece que poco a poco nos vamos acostumbrando otra vez que a que la visita matinal a Miribilla no se convierta en un disgusto, pues con esta van ya 3 victorias seguidas en casa. Y esta vez contra un buen rival como el Andorra, equipo con una plantilla que me gusta bastante, con jugadores de nivel, lo que no impide que hayamos ganado siempre que hemos jugado contra ellos.

El primer cuarto acabó siendo bastante cómodo, con una ventaja de 7 puntos al acabar 24-17, que se redujo mucho tras un feo segundo cuarto (feo para nosotros) que llegó a ponerles delante (37-38), aunque acabó con un favorable 41-38.

La segunda mitad siguió un poco el guión de otros partidos, con el equipo local llegando con ventaja (+7) al último cuarto, pero esta vez nos saltamos la parte de pájara y remontada rival. Cierto es que tuvimos momentos de atasco en ataque, pero vinieron acompañados de atasco en el ataque del otro equipo, por lo que de cara al marcador no tuvo incidencia. Así que, aunque sufriendo un poco (más por lo de otros partidos que por lo visto en este), la victoria acabó quedándose en Bilbao. 

Así sí se va a gusto al pabellón.

sábado, 27 de febrero de 2016

Orduña y Sushi

La sede de las jornadas

Ayer tocaba coger el coche (aunque ni era mi coche ni conducía yo) para ir hasta Orduña, lugar que será sede de las jornadas Ómicron que organizaremos allí en menos de 4 semanas, pues teníamos temas que tratar con el concejal y algunos aún no habíamos visto el sitio. Además, aprovechamos para negociar colaboraciones con los comercios locales que, la verdad, se mostraban en su mayoría muy receptivos. Pude ver el frontón que será el emplazamiento principal, el edificio de en frente, que servirá para el alojamiento y la alhóndiga municipal, que albergará algunas actividades de día. Dentro de un par de semanas tocará volver para terminar de cerrar los acuerdos con los comercios y para llevar cartelería.

Maki sushi con queso y cebolla frita.

Y no acababa ahí el viernes, ya que después de la odisea que supuso volver de Orduña de noche y con una lluvia atroz, mi siguiente paso era Algorta, pues habíamos quedado en casa de unos amigos que viven allí para hacer noche de sushi, lo que implicaba una parte muy divertida (hacerlo) y una aún más divertida (comerlo). Al acabar, y con una incesante lluvia, de vuelta a casa, deshacerme de los litros de agua que llevaba adheridos a la ropa antes de ir ya a la cama.

viernes, 26 de febrero de 2016

Far West Wars

Hace mucho tiempo, muy al Oeste.

Es posible que esas figuras sacadas de la web del artista Sillof recuerden a algo. Concretamente deberían recordar a una versión película del Oeste de los personajes de Star Wars. Y hacen bien en recordar, pues es lo que son. Hace un tiempo yo hice mi propia versión de Star Wars como relato de fantasía medieval, pero Sillof va más lejos y crea estas maravillas.

Y como no podía ser de otra manera, todos ellos tienen su nombre y su historia, que no es de mi creación, sino que son del mismo artista. Aunque me he permitido no solo traducir, sino ampliar un poco esas historias.

El héroe

Luke S. Walker es un muchacho granjero que vive con sus tíos en una zona desértica. Anque no sabe disparar, sueña con llegar a ser algún día un Marshall, y se precia de ser el mejor jinete del condado.

El mentor

Old Bennet Kelly es el antiguo sheriff del pueblo, que se retiró a una zona fronteriza cuando su antiguo ayudante, Vardas, le traicionó y le robó la estrella. Conocerá a Luke después de salvarlo del ataque de unos indios.

La chica

Leah Orango es la hija de unos rancheros, injustamente detenida por el malvado sheriff. Tiene un mensaje para el viejo sheriff, pero no puede entregarlo en persona, sino que se lo tienen que llevar dos peculiares amigos.

Los granujas

Hank Solomon es un pistolero buscafortunas y contrabandista (y que se precia de disparar siempre el primero), que accede a escoltar a Luke y Bennet para enfrentarse, a cambio de un precio, al corrupto sheriff. Con él va su inseparable Oso Mascador (Chewing Bear), un enorme indio a quien Hank salvó una vez la vida del ataque de los hombres del sheriff Vardas.

Los fieles amigos

Clarence Peppero y "Rusty" Ransen D. Dalton (deberían haberle llamado Arthur) son los mensajeros de Leah. Clarence es el dueño del saloon, un hombre hablador y pedante, capaz de irritar a cualquiera, y también muy poco amigo de meterse en tiroteos. Dalton es el herrero, un verdadero manitas pero al contrario que su amigo, un hombre de pocas palabras.

El malo

El sheriff Akan "Death" Vardas fue antaño un hombre de honor y leal ayudante del antiguo sheriff Kelly, pero se dejó corromper y conspiró para hacerse con el puesto, siendo un déspota que trata de gobernar la región a su antojo. Aunque hay rumores de que realmente solo es un pelele al servicio del gobernador Paul Patine...

Los sicarios

Vardas cuenta con un montón de secuaces y ayudantes, igual de crueles con él y leales hasta la médula, pues saben que el Sheriff no tolera los fracasos. Su desventaja más grave es su terrible falta de puntería, que les lleva incluso a ser derrotados por una tribu de niños indios.

 El cazarrecompensas

Bob A. Ford es uno de los hombres más peligrosos de la región. Su origen es un enigma, pero tiene la reputación de ser un implacable cazarrecompensas, llegando incluso a capturar al propio Hank Solomon. Aunque no para el Sheriff sino por encargo de un gordo y codicioso banquero llamado, James E. Hut.

miércoles, 24 de febrero de 2016

Camisetas para jornadas

A mí me encanta cómo queda.

Lo que se ve en la foto, como bien puede deducirse, es la camiseta de las jornadas Ómicron 2016, que ya se puede conseguir anticipadamente, y en el blog explicamos cómo. El precio será de 10 euros si se compra en las jornadas o de 5 si se compra anticipadamente antes del día 29. Lo cual me recuerda que todavía no he reservado la mía... ya me vale.

martes, 23 de febrero de 2016

Será una vez...

"Cinco historias simples pero impactantes de niños que se enfrentan a problemas que pueden hacerles madurar antes de tiempo"

Hoy toca hacer un poco de publicidad, esta vez de la presentación de un cómic muy especial, primero porque está hecho por gente de Bilbao, y segundo porque la gente de Bilbao que lo ha hecho no es gente cualquiera, sino que se trata de Ainzie Eguiarte y Alfonso Berroya, quienes tienen a bien formar parte de otro proyecto que para mí es aún más especial, pues Ainize es coautora de mi (nuestro) futuro juego de rol "2084" y Alfonso es quien hará parte de las ilustraciones y, lo más importante, el que ha ideado la estética del juego.

Pero volviendo a "Érase una vez...", que es lo que aquí nos ocupa, después de haber trabajado mucho y haberse entregado en cuerpo y alma al proyecto, por fin lo pueden presentar, de la mano de la editorial Saure. La primera será la del cartel, el 3 de marzo en Madrid y en Bilbao se podrá ver su obra el 31 de marzo en la Casa del Libro.

lunes, 22 de febrero de 2016

Anomalisa

A la vez creíble e increíble.

Hay películas que cuando las ves no terminas de tener muy claro si te han gustado o no, igual que te quedas con la duda de haberlas entendido. Es el caso de Anomalisa, una película que resulta cuando menos desconcertante, en lo visual, en lo sonoro y en lo argumental.

Lo primero que llama la atención es la imagen, grabada en slow motion con muñecos, pero que resultan tremendamente humanos, hasta el punto de que durante la mayor parte de la película consiguen que nos olvidemos de que son mongotes y veamos en los protagonistas a actores reales, pese a que se nos muestra claramente, y juega con ello, que están compuestos por varias piezas. Tiene además, lo que es raro dicho de una película de muñecos, la escena de sexo más real que haya visto nunca en una película.

El otro apartado que nos descoloca es el sonoro. No soy una persona excesivamente intransigente con el tema del doblaje, y menos cuando se trata de películas o series de animación, pero Anomalisa cuenta un matiz sonoro que resulta no importante sino clave, pues la película solo cuenta con 3 actores de doblaje: dos para la pareja protagonista y una misma voz para todos los demás, lo que hasta que nos damos cuenta resulta confuso y a ratos desquiciante.

Pero esto enlaza con el argumento de la película, abierto a mil y una interpretaciones, que resumido de forma simple y sin entrar en spoilers sería la historia de Michael Stone, un escritor de libros de autoayuda que acude a Cincinnati a una conferencia y en el hotel en el que se aloja conoce a Lisa, una mujer diferente entre todas las demás.

Anomalisa combina de forma desconcertante lo cotidiano y lo surrealista, con momentos de perfecta banalidad mundana y otros de agobiante psicodelia, que va de muchas cosas y da la impresión de que juega a que sea el espectador el que las adivine, jugando tal con los clásicos cartesianos de "¿soy yo el único real?", puede que con algo de crítica social "¿somos ovejas amoldadas?" y podría decirse que un análisis de la evolución de las relaciones sentimentales, y de cómo el amor empieza a morir un poco desde el mismo momento en el que nace.

La parte mala, que el ritmo, sobre todo al principio, es lento e incluso un poco cansino y que puede resultar excesivamente confusa (¿¿¿por qué su mujer tiene voz de señor???) hasta que uno se entera de a qué juega la película. 

En cualquier caso, ideal para quien disfrute montándose sus propias interpretaciones de la película en su cabeza y una historia de amor bella en cuanto a su realismo.

domingo, 21 de febrero de 2016

Fin de semana sin copas

No quiso venir a Bilbao.

Empezó ilusionante el fin de semana con la victoria del Bilbao Basket ante el Barcelona, lo que lo clasificaba para semifinales y con posibilidades de llegar a la final, pero no pudo ser y el Gran Canaria fue mejor y nos ganó. Aunque no estuve ahí para verlo, esa ha sido una de las cosas a destacar del fin de semana en el que he estado bien acompañado por los antibióticos con los que combato una molesta infección de muela que me ha deleitado con alguna noche feliz, aunque parece que va bajando. Por tanto, ni de basket ni de alcohol, nada de copas.

Pero han pasado más cosas (tampoco tantas, pero hay que adornar un poco el blog), con dos visitas al cine, Deadpool el viernes y Anomalisa hoy, y ayer día rolero, con reunión de junta directiva de Abaco para tratar temas de las jornadas y luego partida de rol: La llamada de Cthulhu, una partida titulada "Tres días de oscuridad", ambientada en la Francia prebélica de 1937, y que queda pendiente de futuras sesiones.

Y ya por puro completismo cabe mencionar que hoy a la mañana hemos tenido un nuevo ensayo (entrenamiento más bien) de los ImprovisAmos, de cara a la actuación del 5 de marzo.

Ya está, ya he cumplido por hoy.

sábado, 20 de febrero de 2016

Deadpool

Venid a verme u os mato.

Debo empezar diciendo que no soy nada fan de los cómics de Deadpool, y que de hecho es un personaje que no me gusta nada. Tal vez por eso tiene tanto mérito que la película me haya gustado, pues es tremendamente divertida.

Deadpool es, ante todo, una gamberrada de principio a fin en la que la cuarta pared es un adorno y sabemos desde el principio que el protagonista va a ganar, por lo que lo interesante es saber cómo, así que no se pierde en laberintos argumentales (la trama es más sencilla que un botijo) y se limita a buscar eso que tan bien hace Marvel: ser una película divertida.

Irreverente, ultraviolenta y llena de palabrotas con un montón de referencias culturales y autoparódicas, repleta de tiros y chistes pero encontrando muy bien el equilibrio, pues no llega a ser tampoco cargante. La música también mola, por cierto.

Es exactamente lo que parece y eso siempre es bueno. Una macarrada para reír en la que, por sacarle alguna pega, me habría gustado ver a Coloso (mi X-Man favorito de siempre) en su forma no metálica, que es la que usa para andar por casa, pero la verdad es que todo se le puede perdonar a una película que se ríe de todo, hasta de sus propios defectos, y con bastante gracia.

Pues eso, que la veáis. Y por supuesto ved los créditos, que tiene escena, aunque no creo que haya falta explicarlo a estas alturas.

jueves, 18 de febrero de 2016

Ministeriadas vintage

La propia serie viajó en el tiempo.

Antes me he encontrado y me ha hecho mucha gracia esa intro tan ochentera del Ministerio del Tiempo, a la que incluso le hacen carátula de VHS, así que animado por la chorrada me he puesto a hacer yo otra y he rescatado del baúl de las cosas que nunca existieron la portada del videojuego que sacaron en los años 80 para Spectrum de aquella serie, y he podido incluso recuperar algún pantallazo.

¡Anunciado en TV!

Aunque cualquiera que recuerde el viejo Sinclair sabrá que esos gráficos son más de PC, casi de VGA, y que seguramente el contenido sería menos espectacular. Pues bien, algo así era el juego:

¡Alonso, nunca abandonaremos este ministerio!

El juego tenía una parte con mapeado isométrico, donde había que realizar una serie de pruebas pero con cuidado de que no se acabara la jornada laboral, o fracasaríamos en el intento, y si lo hacíamos bien pasábamos a la siguiente parte, que venía en la cara B del cassette.

Julián, Amelia y Entrerríos, cada uno con sus habilidades.

En esta segunda mitad, más de acción y puzzles, manejábamos a los tres personajes y era importante combinar bien sus habilidades, o nos quedaríamos fácilmente atascados. El juego seguía, seguramente con alguna parte de aventura conversacional, pero este es todo el material que he podido recuperar.

miércoles, 17 de febrero de 2016

Truman

Dos monstruos del cine cara a cara.

Javier Cámara y Ricardo Darín son, cualquiera de ellos, reclamo suficiente para ir al cine a ver una película, así que si los mezclas a los dos, te encuentras con joyitas como Truman, una película agridulce y justa ganadora del Goya.

Cámara es Tomás, un hombre que vive en Canadá y vuelve a España a visitar a Julián (Darín), su amigo del alma, que ha decidido renunciar a luchar contra el cáncer y sabe que su vida ya está próxima a terminar, y quiere dejar bien atados todos los cabos antes de marcharse. Y entre esos cabos está ver qué hacer con su otro mejor amigo, su perro Truman.

Lo que nos encontramos es lo previsible leyendo la sinopsis, sin que eso la haga menos interesante, ya que es una película muy bonita y emotivalenta, con un ritmo a veces lento (pero nunca pesado) y algunas escenas que dejan la lágrima colgandera (el aeropuerto, por ejemplo) y otras que invitan a la reflexión (es duro ver cómo a Julián algunos le tratan como si ya estuviera muerto, o el amor con el que se esfuerza en separarse de lo que más quiere en el mundo).

La presencia de esos dos fueras de serie como son Darín y Cámara (añadiendo secundarios de lujo, como Francesc Orellá o Javier Gutiérrez) promete una buena película y sin duda cumple su promesa.

Yo la recomiendo. Pero ojo, que puede caer alguna lágrima en el intento.

martes, 16 de febrero de 2016

Volvió el Ministerio

¡Y volvió a lo grande!

Hace aproximadamente un año un nuevo fenómeno nacía en la televisión y rápidamente su nombre y su fama se propagarían por las redes sociales; era el Ministerio del Tiempo, una serie que a muchos nos hizo recuperar la fe en la televisión y que consiguió lo que ningún programa (con permiso de Eurovisión) había logrado en años, que yo estuviera delante del televisor a una hora concreta esperando la emisión de mi programa favorito.

Y es que el Ministerio del Tiempo ha trascendido, con un fenómeno fan que nadie esperaba hace un año, y con mucho movimiento en Internet. Pero ahora tocaba la prueba de fuego, ver cómo funcionaría esta segunda temporada, pues no éramos pocos los que temíamos que pudiera morir de éxito y que ese intento de "llegar a más gente" pudiera desvirtuar lo que ya era perfecto.

Pero ahí que estábamos todos ayer, con la ilusión de un niño, pegados a la tele, comentando por Twitter o por Whatsapp lo ansiosos que estábamos por que empezara, aguantando el mega-resumen de la primera temporada, como aguantamos los cuartos y el carillón en Nochevieja. Y por fin empezó.

Y no me decepcionó ni un ápice. Un gran capítulo para empezar la temporada, con un argumento interesante, unos momentos y frases para la posteridad (no por previsible menos memorable ese autoguiño de Ramón Langa), con muchas risas e incluso uno de mis miedos (que Peris-Mencheta estropeara el episodio) disipados. Me gustó, me reí y por supuesto me dejó con ganas de ver ya el siguiente episodio.

¡El Ministerio ha vuelto!

lunes, 15 de febrero de 2016

Cartel #Omicron2016

Cuanto más lo veo más me gusta.

Obviamente yo ya había tenido ocasión de verlo antes, pero fue el viernes a la tarde cuando por fin se hizo pública la imagen de las jornadas que estamos organizando para Semana Santa en Orduña. Concretamente fue en las Bilbao Rock&Rol que organizan Joker y Grupo HAL donde se presentó el cartel (que yo mismo llevé) y poco después ya aparecía en blog y redes sociales, que dar la chapa y visibilizar el evento es clave para que tenga éxito.

El cartel está, de todas formas, incompleto, ya que ahí todavía faltan los patrocinadores (que tenemos ya unos cuántos, pero como la lista no está cerrada, estaría feo poner unos sí y otros no), pero salvo eso, el aspecto final no diferirá del que se ve en la foto.

Y el bichejo tiene muchos puntos para convertirse en "Abaquito", mascota de la asociación.

domingo, 14 de febrero de 2016

Zoolander 2

15 años después, vuelven a la carga.

La primera parte, la de 2001, pasa por ser una de las comedias más tronchantes de lo que llevamos de siglo, y era de esperar que esta secuela, por mucho tiempo que hayan tenido para prepararla, no estuviera a la altura, pues no lo está. Pero ni de lejos, vaya.

Es verdad que tiene sus puntazos, algunos bastante graciosos he de decir, pero no se acerca al grado de hilaridad que sí tenía su genial antecesora. Aquí es un pasarratos con momentos bastante insulsos, basado sobre todo en los cameos de amiguetes y las referencias visuales a otras películas o a momentos de la cultura pop.

Basada en sucesos que ocurren 15 años después, nos cuenta, con bastante gracia, qué pasó a los protagonistas en ese tiempo y nos traslada a un Derek Zoolander retirado (e igual de idiota) y a su rival y amigo Hansel McDonald, que deben volver a la moda, un mundo que ahora les resulta completamente ajeno. Y para terminar de liarla, un insidioso y retorcido plan del pérfido Mugatu (genial Will Ferrell) meterá a la Interpol por medio.

Una historia tontorrona con mucho cliché, mucho chiste autorrecurrente y un pasarratos innecesario pero aceptable. O aceptable pero innecesario, según si ha gustado más o menos.

sábado, 13 de febrero de 2016

Superbowl 50

El amigo Manning se redimió a lo grande.

Igual que hace dos años, ayer nos volvimos a reunir para ver en glorioso diferido la final de la Superbola, uno de los eventos deportivos más seguidos del mundo y al que aquí se le hace poco caso, pues el fútbol americano no es que goce de gran tradición en Europa.

Nuestro planteamiento, igual que el de hace dos años: reunirnos con comida delante de la tele y ver un partido con el que no nos enteramos de la misa la media. Pero antes de empezar el partido, elegimos de qué equipo "somos" y eso le da una emoción. Hace dos años el azar quiso que yo "fuera" de los Broncos de Denver (que perdieron estrepitosamente), y como este año repetían aparición, pues tenía que ser fiel a los colores.

Y la verdad es que la tontería de tener un equipo al que animar no es que le dé un toque, es que consigue generar interés por el partido, y ahí que acabé pegando botes en el sofá, sobre todo cuando, a pesar de ser favorito el otro equipo, los Carolina Panthers, los Broncos ganaron el partido gracias a su genial defensa, un partido que hasta cerca del final estuvo bastante interesante. 

¡Y ganó mi equipo!

viernes, 12 de febrero de 2016

Cartel de ensueño para marzo

¡Pero que nadie se duerma!

Como todos los años, en febrero/marzo nos jutamos todos los grupos de teatro de Muzzik y representamos una obra creada por nosotros, todas con una temática común, que este año es el mundo de los sueños, y el título de nuestra obra "¡Qué bello es dormir!", con obvia referencia cinematográfica.

Pero no es lo único que haré ese día, pues cuando terminen las obritas, a las 20:00 ofreceremos un nuevo show de chorradas con los ImprovisAmos.

Y cómo no, en Bilborock.

jueves, 11 de febrero de 2016

Los Simpson: el videojuego

La familia que aporrea unida permanece unida.

Dentro del género del arcade y del subgénero del beat´em up, casi podríamos decir que había dos subsugéneros principales, que eran el beat´em up de Capcom y el beat´em up de Konami, al que pertenece este juego de 1991, de plena época de la beat´exploitation.

Los Simpson, aunque ya con cierto éxito, no eran ni de lejos el gran fenómeno de la cultura pop que son ahora, lo que no les privó de protagonizar unos cuántos videojuegos, siendo este uno de los que más jugué, y que permitía ir por las calles de Springfield repartiendo mamporros con Homer, Marge, Lisa y Bart, jugando con todos los clichés del género.

El argumento, completamente forzado, nos contaba cómo el malvado Señor Burns, por medio de su lacayo Smithers, atracaba una joyería, robando un gigantesco diamante, que en un fortuito choque con Homer acababa en la boca de la pequeña Maggie, a modo de chupete, y Smithers secuestraba a la niña, con lo que la familia amarilla más querida de América tenía que recuperarla a tortazo limpio.

El juego era bastante mediocre y los gráficos pobres, pero el encanto de ser los personajes de la serie, sus toques de humor y la posibilidad de jugar a 4 jugadores a la vez le daban su encanto. Además cada personaje era diferente y con un arma distinta; Lisa con su comba de saltar, Bart con su patinete, Marge con su aspiradora (clichés sexistas y violencia con los niños, este juego hoy no habría visto la luz), mientras que Homer iba a puñetazo limpio. Había además otra peculiaridad y es que cuando dos personajes pasaban un par de segundos quietos y juntos, podían hacer un ataque combinado (Homer y un niño hacían el caballito, Marge los lanzaba, Lisa y Bart corrían cogidos de la mano y Homer hacía una rueda mortal con Marge).

Los escenarios eran casi todos de la serie, aunque los personajes eran, con excepciones, inventados para el videojuego, o sacados de diseños anteriores de Groening (como esos malvados conejos), y al final de cada escenario no podía faltar el correspondiente jefe final.

El juego empezaba en las calles de Springfield, donde había que avanzar a golpes hasta toparse con el primer jefe: un duro y luchador de lucha libre, aunque por suerte no era el más listo de la clase y se le podía dar candela siempre y cuando tuviéramos cuidado de esquivar sus golpes.

¡Cuidado, Marge!

Al acabar con él podíamos ver a Smithers huir en un globo con la cara e Krusty, por lo que éramos conducidos a una fase de bonus en la que había que inflar un globo, que nos llevaría directos a la siguiente fase: Krustylandia. Nuestra aventura por el parque temático llevaría hasta el peligroso jefe final de fase: el globo de Krusty, que con sus saltos y bofetadas podía darnos más de un disgusto.

Homer se enfrenta a algo más gordo que él.

Hacer explotar el globo implicaba hacer explotar una parte del parque, lo que hacía que cayéramos al siniestro cementerio de Springfield, con sicarios disfrazados de fantasma y unos zombis de verdad dispuestos a hacernos la vida imposible, hasta llegar a la tumba del mismísimo Krusty. Ahí tocaría la inevitable pantalla de ascensor, tan típica de este tipo de juegos, a un sótano, donde nos enfrentaríamos a unos gemelos trajeados antes de llegar a la siguiente fase.

Elegantes ante todo.

¿Y a dónde lleva esa puerta? Pues nada menos que uno de los lugares más sórdidos de Springfield: nada menos que el bar de Moe, con sus clientes borrachos, su ruleta clandestina, su concierto de Murphy Encías Sangrantes, sus bromas telefónicas y su jefe final: un borracho capaz de escupir fuego.
Los niños buenos se convierten en angelitos cuando mueren. Bart no.

Del bar de Moe nos íbamos, por una puerta secreta, al campo, con sus árboles, sus abejas y sus hombres primitivos llenos de barro. Un paseo muy agradable de no ser por todo lo que nos intenta matar, entre lo que destaca el jefe final de fase: un enorme oso.

La lucha por la vida y la muerte entre una bestia gorda, voraz y estúpida contra un oso.

Tras derrotar al oso, y cuando parece que por fin toca descanso, algo pasa por el río, en dirección a las cataratas: ¡Es Maggie! La familia se lanza a por ella para evitar un terrible accidente, pero antes de que se caiga, Smithers aparece con el helicóptero y evita que se caiga, pero los personajes no tienen tanta suerte, pues caen cascada abajo y con el golpe quedan inconscientes, llegando a la siguiente fase: las Tierras del Sueño, un mundo muy psicodélico en el que el suelo es una nube y los personajes han de enfrentarse, literalmente, a sus peores pesadillas. Así hasta llegar a la bola de bolos gigante, una caja de sorpresas con bastante mala baba.

¡No vuelvo a cenar una Krustyburger!

Matar a este jefe nos permitía acceder a una nueva fase de bonus, en la que tendríamos que despertar a los personajes a bofetadas e ir a la siguiente fase: los estudios televisivos del Canal 6, y pasar por diferentes sets de rodaje hasta llegar a uno de tipo oriental, con ninjas y todo, hasta enfrentarnos a un nuevo escollo que nos separaba de Maggie: un actor de Kabuki armado con una naginata.

Como dicen en mi país: ¡Sayonara baby!

Nuestra persecución de Smithers va cerrando su círculo, y cuando este coge nuevamente el helicóptero, nos agarramos a una de sus patas para llegar a lo que parece la última pantalla: la radioactiva central nuclear de Springfield, donde nos enfrentamos por fin al pérfido secuestrador Waylon Smithers, que no para de lanzarnos objetos explosivos. Pero esto solo sería un aperitivo antes de enfrentarnos al verdadero criminal de todo esto: el malvado Señor Burns.

Dije que nunca podría dañar a un niño. Mentí.

Y por fin, tras una dura batalla contra el jefe, Maggie era liberada y la familia podía volver tranquila a su casa, a ver la tele delante del sofá, mientras nosotros pensábamos en todas las monedas invertidas para poderla liberar.

Y para quien quiera ver el juego entero:

miércoles, 10 de febrero de 2016

Mis calles de Bilbao

¿Quién sabe si algún día?

Algo que me he planteado más de una vez es que conocemos los nombres de muchas calles de nuestras ciudades (de hecho yo soy de esos raros que cuando da una indicación sobre un sitio da el nombre de la calle), pero muchas veces no tenemos ni la más mínima idea de la procedencia de dichos nombres. Hay algunas muy obvias, pero otras que seguro que no son tan conocidas por el público en general. 

A cualquiera que conozca mínimamente Bilbao le resultarán sin duda familiares, entre otros, el Doctor Areilza, el Licenciado Poza o Hurtado de Amézaga. Pero venga, ¿cuántos serían capaces de identificarlos sin pinchar en el enlace? Yo confieso que no.

Sería una labor enciclopédica muy grande, y excesivamente extensa para una sola entrada, pretender explicar en una sola entrada todas y cada una de las calles y plazas de Bilbao (quién sabe si con el tiempo me puedo animar, haciendo que nazca una nueva sección del blog). Pero sí voy a intentar buscar la explicación de las calles en las que he vivido.

José Olabarria: Sin estar plenamente seguro, mis pesquisas llevan a que quien da nombre a la calle donde tuve mi primer domicilio (en origen había escrito "la calle en la que nací, pero quedaba feo) es José Valentín de Olavarría, militar argentino de origen vizcaíno que jugó un importante papel en la independencia de su país.

Julián Gayarre: Esta es más fácil, e incluso la podría contestar sin mirar en la enciclopedia, pues Julián Gayarre fue un importante tenor navarro del S. XIX. Lo que ya me cuesta más es averiguar el origen del nombre del barrio de Txurdinaga, que por su terminación en -aga sugiere que había abundancia de algún tipo de árbol, en una época en la que todo aquello era campa (como la vecina Otxarkoaga) pero no he sido capaz de descubrir cuál. Si alguien conoce la respuesta, encantado estaré de saberla. Pero esta calle no siempre se llamó así, siendo su nombre anterior Meler Simón, nombre que toma del que fuera concejal de Bilbao, José Luis Meler y Simón.

Indautxu: Aquí también la jodimos. Indautxu (antes Indauchu) parece venir del euskera, pero por más que he indagado no he sido capaz de encontrar su origen, que parece perderse en la noche de los tiempos. Ese -txu parece indicar diminutivo de algo, o quizás fuera un -tsu (que tiene algo) y fuera una especie de deformación de "Indartsu" (fuerte), pero es algo que tampoco he sido capaz de encontrar.

Olite: El bonito pueblo navarro de Olite, conocido por su castillo, daba nombre a la calle donde se situaba la mítica Chezgarcía.

María Díaz de Haro: Esta tampoco es demasiado complicada, pues fue señora de Vizcaya, aunque podría haber alguna duda en cuál de ellas es la que da nombre a la calle, ya que hubo más de una. Pero si tenemos en cuenta que una era hermana del fundador de la villa, diría que esta es la María Díaz de Haro que da nombre a la calle en la que vivo.

Bonus track: Nicolás Alkorta. Aunque aquí no he vivido, es donde paso la mayor parte del tiempo, pues es donde trabajo (y curiosamente ya había trabajado en esta calle, años atrás, en otra oficina), y me ha sido imposible encontrar alguna referencia. Sí me suena en su día haber investigado y llegamos a que fue un médico, pero no estoy del todo seguro. Nuevamente, si alguien tiene algo que decir, estaré encantado de escucharle.

martes, 9 de febrero de 2016

Correscalles 2016

Está en catalán pero se entiende.

Copio esto que me han pasado, que me parece una iniciativa interesante, el Correscalles:

CORRESCALES es un trayecto de 800 kilómetros en el que correremos desde Bilbao a Barcelona del 18 al 22 de febrero.

¿Por qué se organiza esta carrera?

Correscales es una carrera de relevos de diversos movimientos sociales que comparten una lucha contra la precariedad. Son también los 80 días durante los cuales estamos tejiendo solidaridad, construyendo juntas, de forma cooperativa, un proyecto colectivo de ayuda mutua y un crowd funding de promoción colectiva.

¿De dónde surge este proyecto?

La mayoría de trabajadores, especialmente en investigación, sabemos qué es la precariedad, y lo difícil que es luchar contra la misma. Pero no imposible. Como ejemplo; el año pasado se dio un conflicto peculiar, miles de trabajadores que trabajaban de manera muy precaria para una sola empresa, Movistar, pero que estaban contratados por otras varias o en forma de falsos autónomos, se unieron en una huelga que duró nada menos que 80 días. La precariedad de sus circunstancias no impidió que esos trabajadores diversos y dispersos se unieran en un objetivo común: mejorar sus condiciones laborales. Y así fue. La llamada Marea Azul o Rebelión de las escaleras consiguió mejoras en algunos sitios, principalmente en Bizkaia. 

Sin embargo, también tuvo una consecuencia negativa para las familias en huelga, que no es otra que el sacrificio económico y una importante deuda. 

¿Como podemos ayudar?

Tenemos dos formas no excluyentes de unirnos a la causa:

1- Participando en la carrera 
  • En la manifestación de Bilbao del día 18 de febrero a las 18:00, Tienda Movistar, C/ Buenos Aires.
  • Corriendo en cualquiera de sus etapas (véase enlace). No requiere una condición física especial. Está enfocado a trabajadores no "runners", familias, grupos de amigos etc. 
2- Apoyando económicamente:
  • a través de goteo.org. Cualquier aportación es bienvenida. 
Mucha más información aquí.

lunes, 8 de febrero de 2016

La quinta ola

Independence Day+Crepúsculo

Más de un lector se habrá planteado dejar de leer al ver el pie de foto, o mejor aún, a seguir leyendo para ver una crítica destructiva y feroz, ante lo que podría ser una película épicamente mala. 

Pero la verdad es que no es para tanto, y esta película que encaja en la generación de películas de acción inspiradas en literatura juvenil, no es de las peores. No es, desde luego, un peliculón, pero desde luego tampoco es el truño macabeo que me temía. Es simple y repleta de tópicos y clichés, pero tiene en su favor, que me gustó, un cierto giro de guión (el propio concepto de la quinta ola), que hace que tenga sentido un detalle que durante gran parte de la película parece un absurdo de los de echarse las manos a la cabeza, hasta que lo explican y cobra sentido, salvando la película.

Fui esperando una patata de película (lo que algún día tendría que preguntarme es por qué voy a verlas) y me encontré un pasarratos aceptable. No pasa de ahí, ojo, pero cumple su cometido. La pega, el final excesivamente abierto, planteado sin ningún disimulo para plantarnos las correspondientes secuelas. 

Teniendo en cuenta las bajas expectativas con las que fui al cine, le doy el aprobado.

domingo, 7 de febrero de 2016

¿Vuelven las victorias tranquilas en casa?

¡Eh, la bola!

90-79 era el resultado final del partido contra el Murcia, un equipo al que nos gusta mucho recibir en Bilbao, ya que nunca nos han ganado aquí. Aunque la racha de malos partidos en casa y el potencial del rival (que tiene una plantilla de bastante calidad) hacía tener un poco de miedo. 

Pero el inicio del partido invitaba al optimismo, pues el primer cuarto, que terminaba 28-14, era de los cuartos más dulces que hemos podido ver en lo que va de temporada, y aunque el Murcia de vez en cuándo se acercaba un poco (49-39 al descanso), la renta bailaba un poco entre el +4 y el +18 que llegó a haber. A pesar de ello, el haber perdido partidos imposibles hacía que el runrún se instalara cada vez que la diferencia bajaba de 10 puntos. Pero el Murcia no había venido a ganar el partido, o eso parecía viendo a sus jugadores defender, y la victoria se acabó quedando en casa.  

Aparte de la victoria, que siempre es de agradecer, me quedo con el merecido homenaje al que fuera entrenador del Bilbao Basket, hoy del Murcia, Fotis Katsikaris, cuya huella en Miribilla fue imborrable.

sábado, 6 de febrero de 2016

El juicio de Farolín y Zarambolas

Una de las procesadas presta declaración.

Ayer se materializaron por fin las 4 semanas de trabajo, representando en una abarrotada Plaza Nueva el juicio de Farolín y Zarambolas, en el cual yo hacía de juez, como se puede intuir viendo la foto de arriba.

La cosa empezó pronto con sesión de vestuario y maquillaje, todo muy profesional, y añadiendo 30 años a mi aspecto físico, todo bastante divertido. Luego fuimos a la Plaza Nueva a ver el sitio en el que actuaríamos y de ahí al Ayuntamiento, donde ya empezaba el paripé, con el pasacalles de los acusados; Farolín y Zarambolas.

El pasacalles desembocaba en la Plaza Nueva, donde nos esperaban el escenario y una multitud deseando ver el espectáculo. Y para cuando nos dimos cuenta, la obra ya había empezado.

Era la primera vez que actuaba ante tanta gente, pero eso no me supuso ningún problema (¿cortarme yo?), y aunque hubo algún que otro fallo (siempre los hay), la cosa salió aceptablemente bien, y sobre todo fue muy divertida.

El honorable juez.

De ahí nos fuimos con los ya condenados al escarnio público, en el que les llovían hortalizas y por mi parte di por finalizada la fiesta, devolví la ropa, me desmaquillé, fui a cenar con los amigos, y lo que quedaba de mí se fue a casa. Que parece que no, pero todo esto era gratificante pero agotador.

viernes, 5 de febrero de 2016

El Jabato

Íberos VS Ninjas, digno de Satarichi.

El Jabato es un tebeo de aventuras ambientado en tiempos de los romanos, en la estela del más conocido Capitán Trueno, hasta el punto de que a veces era lo mismo, pero cambiando viles sarracenos por malvados legionarios. Sin embargo yo conocí antes al Jabato, cuando mi padre, fruto de la añoranza, empezó la colección cuando fue reeditada allá a finales de los 80.

Esta especie de Asterix patrio no alcanza, ni de lejos, los niveles de excelencia del galo, y de hecho en líneas generales diría que eran historietas bastante mediocres, pero yo les tengo cariño, por ser referencias literarias de mi infancia, y disfrutaba con las aventuras del Jabato, Taurus, Claudia, Fideo de Mileto y ese pegote indochino, que era Tai-Chi.

Pero sin duda el encanto de su cutreza reside en sus feroces anacronismos. Daría para todo un libro si nos pusiéramos a analizar en detalle todos y cada uno de sus errores históricos (no me meteré por ejemplo en que un mercader del coliseo use dracmas en Roma, que no sé si seguían todavía en uso, pero el Dracma era la moneda que se usaba en las ciudades-Estado griegas allá por los siglos V, IV y III a.C., pero aquí no lo digo muy alto, no sea que me pille los dedos). Sin embargo, en aras a la sencillez y la lectura distendida, reseñaré tan solo algunas de las más clamorosas.

Bien, sabemos que el Jabato, un caudillo íbero cristiano (en los años 50-60 todos los héroes de tebeo debían serlo) que es esclavizado por los romanos, obligado a combatir como gladiador, pero se fuga y se va por el mundo, desfaciendo entuertos y enfrentándose a la tiranía y la injusticia, en todas sus formas y colores. Pero el periodo romano es amplio, así que miremos en qué época está.

El primer número ya nos dice que sus historias están ambientadas: "años después de la crucifixión de Jesucristo", en tiempos de la persecución, bajo el mandato de un emperador ficticio, un tal Sulla (no cofundir con Silla, que es bastante anterior, así como del 78 a. C.), aunque más adelante nos hablan de Nerón. Es decir, estamos entre el 54 y el 68. Y en una de sus primeras historias se encuentra con unos pregrinos que llevan reliquias de San Pablo (murió en 58 DC) en el desierto del Sáhara, así que sabemos que se mueve en esa horquilla.

Siendo esta época choca encontrar un íbero cristiano. Es más, choca encontrar un caudillo íbero en tiempos de Nerón, pero vale, aceptamos barco. Al fin y al cabo, peor es que unos de los peores enemigos que se encuentra el Jabato por el camino son... cartagineses. Vale, que luego lo explican, que son una especie de imperio neocartaginés, resurgido de las cenizas de la vieja Cartago. Pero como que una nueva guerra púnica 200 años más tarde daba un poco de risa.

Pero no todo lo que se encuentran son cartagineses, pues también se pelea con nubios, egipcios faraónicos, zulúes de la jungla (jungla a la que llega tras naufragar en un lugar indeterminado del Mediterráneo, dicho sea de paso, que la coherencia geográfica tampoco era su fuerte), hititas (que se extinguieron allá por el S. XII a.C), guerreros mongoles en el coliseo romano (que vienen a ser del S. XIII), pigmeos, árabes, tártaros, vikingos o incluso samurais, y no descartaría que algún fenicio. Por ver, hasta ve caer roma a manos de los mongoles. 

Y muchas que en su día no pillé o que con el tiempo habré ido olvidando, pero el caso es que, con todo el cariño que le tengo, no es una obra que yo fuera a recomendad por su valor enciclopédico.

jueves, 4 de febrero de 2016

Mi primer juego de rol

De nuevo en mi poder, y con la portada buena.

Apenas jugué un par de veces, y la partida más larga fue años después de haber comprado el libro, pero Runequest es un juego al que, sin ser santo de mi devoción, tengo un especial cariño. Efecto, sin duda, de la añoranza.

Fue el primer libro que compré, hace más de 25 años, pero en algún momento del tiempo (creo que en la mudanza Txurdinaga-Indautxu a los 15 años) se me perdió, y con él el otro libro de la foto: el RQ Avanzado.

Pero buceando un poco por la red me encontré a buen precio ambos libros (con la Pantalla de propina, que nunca la tuve, pero ya que estamos...) y lo que era más importante: con la portada buena, o al menos la que a mí me gustaba, que es la que tuve.

Es relativamente sencillo encontrar el Runequest con la portada que sacó JOC Internacional para la tercera reimpresión, hecha por Daspastoras, y que a mí no me gustaba un pimiento. Yo quería el libro con la de Jody A. Lee, a en mi opinión mucho más evocadora. Y por fin lo he encontrado, con lo que pasará a coger polvo en una estantería (siendo honesto, dudo bastante que me dé por jugar a Runequest ahora), pero sin que nadie me quite la satisfacción del momento. 

En cuanto a las portadas, yo pongo ambas, y que cada cuál opine:

Jody A. Lee

Das Pastoras

miércoles, 3 de febrero de 2016

Abrimos inscripciones para las Omicrón 2016

Estamos trabajando en el cartel.

Hoy hemos abierto inscripciones para alojarse en las jornadas en las que estamos trabajando, de cara a Semana Santa, que contarán con alojamiento gratuito, pero limitado. Y un par de horas después ya había unas cuántas personas inscritas, por lo que sin ser el locurón de las TdN (ya nos gustaría, ya), pues sería conveniente que quien quiera ir no se duerma en los laureles y se vaya apuntando, o se puede encontrar con que no tiene sitio para dormir.

Para apuntarse basta con escribir un email a la dirección inscripciones@abacobilbao.org con los siguentes datos:

-Nombre completo 
-DNI 
-Fecha de nacimiento 
-Días que vas a alojarte (de Jueves a Domingo) 
-Email 
-En el caso de los grupos es importante indicar el grupo con el que se venga, para que todos los integrantes sean asignados a la misma sala-dormitorio.

El 19 de marzo cerraremos inscripciones por email, aunque ojalá tengamos el "problema" de que se hayan agotado antes las plazas de pernocta. Sería buena señal.

martes, 2 de febrero de 2016

Tomando medidas

¡Toga, toga, toga!

Esta semana tiene mucho de teatral, ya que el viernes representamos el juicio de Farolín y Zarambolas (mi primer teatro de calle, ¡y en euskera!), y hoy teníamos, además de otro ensayo (esta semana tocan unos cuántos), la sesión de sastrería, para que nos tomaran las medidas. En mi caso, que desempeño el papel de juez, vestiré una toga, con sus puñetas y todo, así como los arquetípicos martillo y peluca, que no pueden faltar.

Hasta el viernes, que es cuando representamos, no sabré cómo queda el disfraz completo, y quien quiera verme en acción lo tendrá fácil, acercándose el viernes a la plaza de Santiago, donde tendré no solo que actuar, sino que también tenemos que entonar una bilbainada.

Las frases ya casi me las sé, pero aún toca afinar un poco más los textos. Pero ya empiezo a tener ese hormigueo previo a las actuaciones. A ver qué tal se da, pero creo que va a resultar muy vistoso, con música y todo.