jueves, 31 de diciembre de 2015

Se acaba 2015

Al fondo a la derecha.

Como siempre por estas fechas, el socorrido recurso de hablar del monotema del 31 de diciembre, que es el cambio de año y generalmente resumir lo que ha sido. Pero como estoy vago, hoy no me apetece. Quien quiera saber lo que ha dado de sí mi 2015, puede ir mirando las entradas del blog o preguntarme en persona.

No sé qué deparará 2016, pero espero no tener la mala pata con los viajes, que me llevó a cancelar dos ya contratados; uno en verano a Amsterdam por motivos laborales y otro a Bruselas en diciembre por temas de seguridad. Al menos el de Dublín estuvo muy bien, sobre todo por la parte de tener a mi padre como compañero de viaje.

Quedan ya solo un par de horas de este año. Como digo, del que viene solo podemos afirmar que, sin duda, será más largo que este.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Euskagadas

Ikurrina: nivel Iturgaiz.

Traduttore traditore, o lo que es lo mismo, cagarla al pasar de un idioma a otro. En este caso la cosa va de carteles traducidos brutamente al euskera, con un resultado jocoso para los vascoparlantes. Yo al menos me he reído bastante cuando los he visto por ahí.

Básicamente la cosa va de traducir literalmente palabras polisémicas, usando el sentido que no es, y aunque es complicado, intentaré explicarlas.

 El término reproducir suele ir referido, en el contexto de un DVD, a un aparato que permite ver u oír el contenido multimedia del disco. En este caso el término "reproductor" se refería más a cuando papá DVD metía una semillita en mamá DVD y...

 "Reservado" puede significar que es para alguien o algo en concreto, caso de las ambulancias, o también alguien callado, de pocas palabras. Efectivamente, lo tradujeron por "silencioso ambulancias".

 ¡Alabemos al melón superior! Esta tal vez no es tan chanante como otras, pero sí que confiere una cierta divinidad al melón, usando el término "goikoa" que suele emplearse, junto con "jaun" (señor) para referirse en euskera a Dios. O ya, sin complicarnos tanto la vida, el cartel dice que el melón de arriba vale 1,59 (esto es como los precios de los pisos, que dependen de la altura).

 Esta me mató, y es además fácilmente traducible: "Bizkaiko Bertsolari Elkartea" es literalmente "Asociación Vizcaína de Bertsolaris (poetas)". De dónde salió lo de "gays y lesbianas" es un enigma digno de Iker Jiménez.

 Literalmente, "entradas cansadas".

Aquí la genialidad no está solo en la traducción ("matxinatuta" es "rebelado") sino en los comentarios: "¡Viva la lucha de los váteres!""¡Ha empezado la revolución de los váteres!".

Una cazadora es una mujer que caza y es también una prenda de vestir. Salvo que sea un mercado de esclavos, sospecho que mezclaron una con otra, vendiendo señoras en vez de ropa. Y por un precio que me parece inusitadamente bajo.

Esta directamente no hay por dónde cogerla, algo así como "¿Dónde se podría pagar quieres?".

Todas estas, pues hay (y habrá) muchas más, me han recordado a la mítica traducción de "2ª planta" por "Bigarren landarea". Es decir, segunda planta, pero planta de las de hojas verdes, raíces y fotosíntesis.

martes, 29 de diciembre de 2015

Cena casaiñiguera

Era difícil sacar una foto peor.

Lo que tienen las navidades es que son una época de reencuentros, que generalmente se traducen en comer y beber. Ayer nos saltamos la parte de beber y nos fuimos directamente a la cena, al menos los que nos unimos a la segunda parte del plan, ya que el menú completo era ir al cine a ver El Despertar de la Fuerza (que yo ya había visto) y luego ir a cenar unas hamburguesas. Yo me uní a última hora, entre otras cosas porque me enteré un poco de rebote, ojeando los múltiples mensajes del grupo que tenemos de Whatsapp (ese medio de comunicación en el que si hay 2-3 mensajes les hacemos caso, si hay 57 los ignoramos).

El tema de conversación, como es lógico, estuvo dominado por comentarios sobre la película, pues ya la habíamos visto todos, pero espero que los comensales de las mesas de al lado ya la hubieran visto, porque uno de los presentes (que no fui yo) ya se encargó de contarla entera a gritos. Supongo que el hecho de que nadie lo apuñalara quiere decir que sí, o que no les importaba.

Ya tras la cena, poco después de las 12, nos batimos en retirada, dando por disuelta la reunión de CasaÍñigo sin Íñigo, que nos acompañó espiritualmente desde Zaragoza.

lunes, 28 de diciembre de 2015

¡A bailar!

Dentro de un año la foto será como esta pero de verdad.

Hoy ha tocado romper un poco la costumbre vacacional de dormir hasta tarde y madrugar un poco, pues quería estar a primera hora en el Ayuntamiento, pues quería apuntarme a un curso que ofrecen y por el que tenía verdadero interés. Y he hecho bien, ya que había bastante cola y las plazas se han agotado rápidamente.

¿Que de qué era el curso? Bueno, cualquiera que me conozca un poco sabrá que bailar es una de mis verdaderas pasiones, así que no es de extrañar que me haya apuntado al curso de danza vasca, que empezará el 11 de enero, en unas aulas que tienen para ello en los bajos del teatro Arriaga, donde si todo va bien, podré actuar a finales de curso en la representación municipal.

El precio está muy bien (apenas 60 euros al mes), y es un auténtico chollo, ya que no solo tiene danza vasca sino que incluye otras modalidades de baile, como flamenco, jota, chotis o haka neozelandesa. 

Lo peor, quizá, es el horario, de lunes a viernes, de 19:00 a 22:00, lo que me obligará a dejar el teatro, pero creo que merecerá la pena, pues podré mover a gusto el esqueleto.

¡Además, con esto me ahorro el gimnasio!

domingo, 27 de diciembre de 2015

Regreso al PIN

¡Y sin niños!

Uno de los motivos por los que de niño esperaba con mucha ilusión la llegada de la Navidad era la tradicional visita al PIN (Parque Infantil de Navidad), el parque de atracciones que se instalaba en la feria de muestras de Bilbao y al que iba generalmente acompañado por mi sufrida madre.

La infancia y la adolescencia quedaron atrás y ya dejé de ir a la feria de muestras, y tampoco había ido al nuevo emplazamiento del PIN, que ya no es en Bilbao sino en el BEC de Barakaldo. Sí lo había visto desde fuera alguna vez que había ido al baloncesto o puede que algún examen de oposiciones, pero entrar, lo que se dice entrar no.

Pero hay un día en el que el PIN abre por la noche y es para adultos, y cuando surgió la idea me pareció que podría ser muy divertido, así que ahí fuimos. La verdad es que no había muchas atracciones y lógicamente era muchísimo más pequeño que en mis recuerdos, pero lo bueno es que tampoco había demasiada gente, por lo que las colas, salvo en un par de atracciones, eran llevaderas.

Así pues, nos dio para aprovechar bastante y montamos en el Dragón (un tren de la bruja sin bruja, que solo daba vueltas) las camas elásticas, donde una mala caída casi me deja sin pie (no fue nada grave, pero me sigue doliendo), el Saltamontes, la Olla, la típica casa de pasillos movedizos y chorradas varias y por último el Super, uno de estos que giran a toda velocidad y te dejan completamente boca abajo.

Ahí me subí.

Como cierre, un rato en la verbena, que era tan deliciosamente hortera que se convertía en entrañable y muy divertida, y cuando cerraron, en la medida que mi lastimado pie me lo permitía, me fui arrastrando a casa. Un plan para repetir, pero a ver si a la próxima se nos une más gente, que la gracia de esto está en hacerlo en manada.

sábado, 26 de diciembre de 2015

Wokábaco

Sushi, comida típicamente navideña.

El día de Navidad es el día en el que tradicionalmente se come con la familia, pero en cierto modo los amigos son esa otra familia, la que elegimos, y por eso ayer hicimos comida de ABACO (mi club de rol, también mencionado aquí como "la lonja"), que casi no solemos hacer comidas, y ayer era una buena oportunidad para juntarnos unos cuántos, confraternizar y ponernos hasta las patas de comida (cosa que sí es muy navideña).

En 25 de diciembre tampoco hay tanto sitio donde poder meter a comer a 10 personas, así que nos fuimos a un buffet chino (el Kokoxaxa), donde comimos opíparamente, al tiempo que debatíamos sobre cine, videojuego y demás aficiones comunes.

De sobremesa, que se alargó hasta bien entrada la madrugada, nos fuimos a nuestro local, a disfrutar de esos maravillosos sofás, nuestra mutua compañía y juegos de mesa, aunque a lo que más le dimos fue al de adivinar personajes.

Y así fue un entretenido día de Navidad.

jueves, 24 de diciembre de 2015

El puente de los espías

Que se vea quién es el protagonista.

Película con el ribete de "basada en hechos reales" y la guerra fría como escenario, "El puente de los espías cuenta cómo el abogado James Donovan (Tom Hanks) tiene primero que defender a un acusado de traición y espionaje, con todo lo que ello implica, y después le toca ir a Berlín oriental a mediar en un intercambio de prisioneros con la RDA y la URSS.

Es una película interesante, con dos partes bastante bien diferenciadas; la parte del juicio, en paralelo con la historia de los aviadores y la parte de las negociaciones en sí, todas ellas para el lucimiento de Hanks, que es el protagonista absoluto en su papel de "hombre que se enfrenta a todo en su cruzada por hacer lo correcto a cualquier precio, sin tener ni siquiera garantías de que es correcto". En este sentido es muy Spielberg, aunque se agradece que a diferencia de unas cuántas que enganchó seguidas, aquí sí que acierte a cerrarla de forma decente.

Lo cierto es que es una película de calidad, que se puede ver y no es aburrida, aunque hacia el final sobre todo se haga un poco lenta, y bueno, está bien cómo combina un poco exaltación de lo americano con una crítica a los sectores más cuñaos (muy visibles en la parte del juicio) y ese debate de "lo correcto" VS "lo sensato" o "conformarse con lo que es casi correcto" o "arriesgarse para conseguir lo que es correcto del todo" (lo que viene siendo un poco de moralina, pero sin afear el conjunto).

Una curiosidad es que en varios momentos de la película los personajes hablan alemán, sin que se subtitulen los diálogos, lo que puede llegar a hacer alguna escena confusa (y eso que pese a mi A-1 pillaba cosas), no hasta el punto de no poder seguir la historia (eso creo que no pasa en ningún momento) pero sí a nivel "me gustaría saber lo que están diciendo".

martes, 22 de diciembre de 2015

Mudanza baloncestística

De la A a la B.

Después de 4 temporadas y pico repitiendo asiento en Miribilla, el sábado fue el último partido que vi desde mi vieja localidad, ya que este domingo, frente a Joventut estrenaremos nuevas localidades, más centradas (y más caras).

A ver si merece la pena, esperemos que sí. Y sobre todo, a ver si estrenamos los nuevos asientos con una victoria.

lunes, 21 de diciembre de 2015

Santo Tomás 2015

Colores para una resaca electoral (también lo había morado).

Últimamente no suelo salir de fiesta y esta es una festividad que sigo de forma intermitente, algunos años sí y otros no, pero cuando salgo, la feria de Santo Tomás suele ser una buena oportunidad de pasar un rato divertido con los amigos.

También es verdad que es una festividad que tradicionalmente suele unirse, como casi todas las fiestas en Euskadi, a comer y beber. Para honrar ese detalle hemos empezado con un poco de bebida callejera (para entendernos, botellón), aunque he prefeido ser sensato y empezar con bebidas sin alcohol. Ahí alternábamos la bebida con incursiones a un bar cercano a por pinchos de chorizo a la sidra, que repartían de forma gratuita. Algo que a la 1 del mediodía se agradece mucho.

De ahí hemos ido un poco a la Plaza Nueva y al Arenal, a por algo más de comida, con el tradicional y caro talo, con chorizo, morcilla y/o tocino, y un poco más de charleta y ver conocidos, con algo de imbebible sidra, hasta que hemos seguido otra de las tradiciones y subido a Iturribide a hacer algo tan vasco como reunirnos alrededor de una mesa a beber. Así hasta que ya era una hora razonable, y tras nueva parada en el Arenal, con más horrible sidra, he optado por tocar retirada.

Y lo mejor, que este año, a diferencia de los anteriores no me ha tocado cruzarme con ningún gilipollas fumando en un bar.

domingo, 20 de diciembre de 2015

Star Wars: El Despertar de la Fuerza

Y volver a disfrutar como un niño.

Tenía muchísimas ganas de ver esta película, la esperaba con la misma ilusión con la que un niño espera los regalos de Navidad y llevaba casi desde que vi el primer tráiler con el hormigueo que solo una sobredosis de azúcar es capaz de provocar.

Las expectativas eran, pues, altísimas, y las primeras críticas de los afortunados que iban pudiendo verla antes que yo eran en general de buenas a muy buenas, por lo que el elevado listón mostraba el peligro de llevarme un chasco en el cine.

Me siento en la butaca con la misma sonrisa con la que entré por primera vez en un parque de atracciones, y cuando por fin terminan los anuncios y leo el ansiado "hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana" todas mis hormonas se apelotonan para dispararse cuando las primeras notas de la emblemática musiquilla inicial dan el pistoletazo de salida.

A partir de ahí a disfrutar como un gorrino en un lodazal, a experimentar de nuevo la experiencia de ver Star Wars por primera vez. Porque el Episodio VII es, más que una secuela, un remake. Porque casi fusila cada elemento que hizo grande al Episodio IV. Kylo Ren es el nuevo Vader, que rinde pleitesía a su nuevo Emperador, ayudado por el nuevo Imperio, que es la Nueva Orden, con su nuevo Palpatine y su nueva Estrella de la Muerte. Poe Dameron (personaje que llena la pantalla y al que me hubiera gustado ver más en ación) es el nuevo Han Solo, Rey es la nueva Luke Skywalker y así podría seguir con unos cuántos y muy obvios paralelismos.

Pero El Despertar de la Fuerza no es buena a pesar de que fusila la original. Es buena porque la fusila. La limpia, le añade piezas nuevas que encajan a la perfección y nos ofrece una maravilla que parece distinta pero tiene exactamente el mismo sabor, logrando además cumplir a la perfección con el que debería ser el objetivo de toda película, o al menos el de cualquier película de aventuras: ser divertida de principio a fin. 

Tiene acción, tiene humor, tiene personajes entrañables (¡majísimo el droide BB-8!), tiene el valor de la añoranza (volver a ver a Han Solo y Chewbacca fue orgásmico), tiene escenas tristes (una me la veía venir desde antes de saber incluso de qué iba la película) y tiene, a pesar de lo previsible del guión, sus sorpresas. El tráiler, en este sentido, es muy tramposo, ya que da a entender cosas que luego no suceden de esa manera. La verdad es que El Despertar de la Fuerza lo tiene todo para ser para mí la película, no del año, sino probablemente una de las películas del lustro. 

Lo peor de la película es que se me hizo muy corta, y cuando acabé estaba casi deseando volver a entrar al cine para verla, y sin duda esperando ya a que saquen la siguiente.

¿Y Luke Skywalker? Ah, bueno, prefiero que sea la propia película la que dé la respuesta a esa pregunta...

viernes, 18 de diciembre de 2015

Archer

El nombre de la agencia se las trae.

Una serie de animación para adultos, con un humor gamberro e irreverente, creada por Adam Reed, autor de la también delirante Laboratorio Submarino 2021, Archer es una parodia de las películas de agentes secretos y conspiraciones de superespías (con enormes reminiscencias estéticas también a Mad Men), con todo tipo de chistes soeces sobre sexo, drogas y política internacional.

Sterling Archer es el protagonista de la serie. Un obvio trasunto de 007, pero bastante menos luminoso. Elegante y seductor sí, pero también mujeriego, bebedor, irresponsable y egocéntrico, Archer es el detective estrella de la agencia, en gran parte por ser el hijo de la directora, a cuyas faldas vive aún demasiado pegado, y con quien tiene una relación de amor-odio. 

Otros personajes son Malory Archer, madre del protagonista, es otra alcohólica egocéntrica que no duda en anteponer su bienestar personal por encima de la vida de sus agentes, aunque a su manera ama a su hijo Sterling; Lana Kane es la agente más letal del SISI (ISIS en inglés). Esta bella afroamericana es también la ex-novia de Archer, al que odia, a pesar de la omnipresente tensión sexual que hay siempre entre ellos; Cyrill Figgs es el contable de la Agencia. Aparentemente un tipo serio y eficiente, pero que a medida que se va desarrollando la serie se revela como un inepto perdedor y adicto al sexo; Pam Poovey es la encargada de recursos humanos, y una cotilla patológica, incapaz de mantener un secreto durante más de 15 segundos. Además su obesidad suele ser blanco de muchos chistes; Carol/Cheryl/Nombre cambiante Tunt, es la secretaria de la directora. Una loca de cuidado, aficionada al sexo sadomasoquista y las filias más raras que se pueda uno imaginar. Como buen trasunto de Moneypenny, ha tenido sus escarceos con Archer; Ray Gillette es otro de los agentes del SISI. Es abiertamente gay, y uno de los pocos con cerebro en la Agencia; el Doctor Krieger, un científico loco que recuerda al entrañable Profesor Bacterio de la TIA o Woodhouse, el anciano mayordomo de Archer, veterano de la Gran Guerra.

La serie es de capítulos cortos y autoconclusivos, y se suelen centrar en las absurdas misiones de la Agencia, los líos internos de ésta o las relaciones entre personajes, y su humor suele ser bastante negro y a veces escatológico, con bastantes palabras feas por minuto. Pensada para quien disfrute con ese tipo de humor macarra.

jueves, 17 de diciembre de 2015

Vax!

Las pelotitas amarillas son los antivacunas.

Un juego chorra de Internet, pero con un pequeño componente didáctico y un gran poder adictivo es este Vax, que va sobre vacunas y propagación de enfermedades.

Tenemos una muestra aleatoria de sujetos (las pelotitas) y su mapa de relaciones, con los sujetos a los que pueden contagiar. Antes de que venga la enfermedad (reflejada por que algunas pelotas se vuelven rojas) hay que administrar vacunas, pero hacerlo de forma sabia, pues la cantidad es limitada. Aunque hay pelotitas, las amarillas que se resisten a ser vacunadas (en el mundo existe gente así). Cuando se acaban, viene el festival de las pelotas rojas, que aparecen al azar y van contagiando a sus vecinos, de forma que el amor se propaga, y debemos ir aislando a los sujetos, para evitar que el máximo número posible de ellos se infecte. Es decir, que no acabemos con pelotitas rojas.

¡Las pelotas rojas no son zombis, son infectados!

Un planteamiento muy sencillo y un juego tonto de cojones, pero como pasarratos funciona bien. Además, tiene ese factor pique de conseguir la puntuación más alta posible. el juego tiene 4 dificultades; fácil, media, difícil y personalizada y dos modos de juego: en tiempo real y por turnos.


Mi record, 89% de no infectadas en modo difícil.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Liderando el grupo con muchos puntos (104-91)

Sutton, poco conciliador.

El partido que medía a Bilbao Basket y Trento por el liderato del grupo parecía que iba a tener más historia. Eran los dos mejores equipos del grupo, venían de ganar muchos partidos seguidos y aunque todo apuntaba a una victoria local, el partido de ida en Italia podía presagiar algo más reñido.

Pero el Bilbao Basket, dispuesto a solventar la cosa por la vía rápida, sacó el rodillo y empezó golpeando muy fuerte, con 34 puntos metidos en el primer cuarto (una barbaridad) y alcanzando ventajas de 26 puntos (52-26), para llegar con un 58-36 al descanso.

"Partido resuelto, ducha y a casa" es lo que han debido de pensar los jugadores de Bilbao Basket, pero Trento había venido (aunque tarde y mal) a jugar, y ha empezado el recital italiano, que poco a poco ha ido recortando hasta meter el susto en el cuerpo a los de casa (a 9 se han llegado a poner, si no me equivoco). Pero nuevamente golpe de autoridad y el Bilbao Basket se iba otra vez por encima de los 20 puntos, para llegar al último cuarto con un cómodo 82-63.

Un par de jugadas mal gestionadas han permitido un conato de rebeldía a los transalpinos (nota: si se escribe una crónica deportiva que involucre italianos, es obligatorio meter la palabra "transalpino" por alguna parte), pero se ha terminado del todo el partido en el momento en el que Dominique Sutton, que estaba siendo el mejor de los visitantes se ha autoexpulsado tras agredir a un jugador del Bilbao Basket, fruto de la impotencia (no ha sido nada, solo el empujón, pero una falta muy fea y muy antideportiva). 

El resultado final, muchos puntos en ambas canastas, superioridad local y los ojos puestos en la segunda fase, en la que nos tocará, si no he calculado mal Ulm (contra el que ya jugamos en 2013), Banvit (con Moerman y Carmichael) y un descarte de Euroliga, todavía por determinar. Esperemos que la segunda fase acabe tan bien como la primera.

martes, 15 de diciembre de 2015

Misión de saqueo

Sabe a gratis.

Hoy hemos tenido reunión de gente de la lonja, pero no para jugar ni ir de fiesta, sino para ir al polígono de Lezama-Leguizamón, en Etxebarri, que bien conozco de mis días de currela de ETT. 

La razón, que uno de los nuestros (qué mafioso suena dicho así) trabaja en una empresa que tiene un almacén allí, de parte de cuyo mobiliario quieren deshacerse. Y nos habían dicho que lo iban a tirar, y que si lo queríamos, para nosotros.

Así que ahí que nos hemos ido, furgoneta en ristre, para hacernos con lo que no estuviera anclado al suelo, como si fuéramos jawas en rebajas (si algún jawa lee esto y se siente ofendido, que me lo haga saber y rectificaré). Hemos cargado la furgoneta y tras el viaje de vuelta hemos llevado las cosas a la lonja (esencialmente armarios y archivadores) y las hemos estado ubicando (algunos todavía siguen). Así que ahora tenemos nuevos espacios donde guardar los juegos, gracias a la generosa donación de esa empresa.

lunes, 14 de diciembre de 2015

Fecha para la miniobra de marzo

La imagen puede dar una pista.

Dado que aún no ha sido oficialmente anunciada, ya tenemos fecha y temática para la representación de marzo. Como otros años, cada grupo de Muzzik crea y representa una pequeña obra de 10-15 minutos, dentro de una misma actuación, y con una temática común. Dado que aún no ha sido comunicado oficialmente, no haré por aquí el spoiler, pero sí que imagino que será cuestión de poco tiempo que se sepa. Lo que sí se puede decir es que, como los últimos años, será en sábado, y si no pasa nada raro, en Bilborrock.

Lo que también volverá será el show de los ImprovisAMOS, y estamos trabajando para que haya sesión ese día, y si todo sale según lo indicado, alguna otra por entre medias. Yo, desde luego, tengo ganas.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Derby con victoria en la prórroga (89-83)

Bogris, el hombre del día.

Hay un partido que siempre es muy destacado en el calendario del Bilbao Basket, que suele ser la visita del Baskonia, equipo por el cual tengo pocas simpatías. Este partido suele ser un arma de doble filo, ya que es el que más rabia me da cuando se pierde (cosa que por desgracia ha pasado muy a menudo) pero también el que más me alegra cuando gana, que es el caso de hoy. 

Aunque técnicamente debería decir que lo hemos empatado, ya que al terminar los 40 minutos el marcador quedaba en un 70-70 que enviaba a ambos equipos a la prórroga, una prórroga que no parecía muy posible cuando en el minuto 24 del partido los visitantes se han puesto 10 puntos arriba y no nos salía nada. El inicio del partido ha sido bueno, pero nos han ido comiendo.

Sin embargo, cuando peor pinta tenían las cosas, el Bilbao Basket ha apretado (y el Baskonia ha estado un poco espeso) y ha cazado a su oponente en el marcador. Sin embargo, cada vez que se le ponía a tiro la oportunidad de ponerse delante en el marcador, la desaprovechaba. Igualmente, cada vez que los vitorianos veían la posibilidad de irse en el marcador, perdonaban.

Así, en un partido que nadie quería ganar, era lógico que se fueran a la prórroga. Y ahí sí, aunque ha empezado fea para los de casa, el Bilbao Basket, comandado por Bogris, que es quien ha dado la vuelta al marcador, ha sacado la escopeta y al grito de "¡fuera de mi propiedad!", ha conseguido hacerse con el partido.

Y el gustazo que da derrotar al eterno rival, oigan.

viernes, 11 de diciembre de 2015

¿Dónde van los ex-jugadores del Bilbao Basket?

Ahí es donde fue nuestra primera gran estrella.

La reciente marcha de Shawn James a Olympiacos me ha hecho acordarme de que en más de 10 años de historia en ACB, por el Bilbao Basket han ido pasando muchos jugadores. Algunos dejarán una huella imborrable, otros pasaron por aquí sin pena ni gloria y algunos provocarán un escalofrío por su mal recuerdo. Pero la pregunta es dónde fueron a parar cuando dejaron de ser jugadores del Bilbao Basket.

Algunos optaron por destinos exóticos, como China, Japón, la República Checa, muchos fueron a otros equipos de la ACB o LEB y algunos, los más destacados, mejoraron su contrato, yendo a equipos adinerados. 

¿Pero cuál es el equipo que más jugadores ha recibido directamente del Bilbao Basket?

Pues en la foto está la respuesta: el Manresa, que con 5 fichajes (Javi Rodríguez, Juan Alberto Espil, Richard Scott, Roger Grimau y Rubén Quintana) puede presumir de que el Bilbao Basket es su "equipo filial". Y eso contando solo con los que han ido directamente de Bilbao a Manresa, que si contamos jugadores que hayan ido pasando antes por otros equipos, podríamos sumar a la lista a Román Montañez, a Milan Majstorovic y alguno más que me pueda dejar. Pero la tarea habría sido titánica, y solo he tenido en cuenta los traslados directos y he omitido la época pre-ACB.

A Manresa le sigue un equipo que tiene además el honor de tener actualmente a 3 ex-jugadores de Bilbao Basket (Colom, Williams y Banic), que es Unics Kazan, a los que habría que unir a Nikos Zisis, que también se fue a ganarse la vida a Rusia.

Algo más modestos en número de ex-jugadores, y también en presupuesto, serían otros dos de los receptores de jugadores de Bilbao. Uno es Gipuzkoa Basket, destino de Salgado, Uriz y en una de sus salidas Panko (y actualmente tienen a Zoran Vrkic). El otro, aún más modesto, es el Calpe, donde fueron a parar Ciorciari, Maluenda y Lucho Fernández.

Cierran la nómina del tres dos habituales de Euroliga como son Olympiacos (El citado Shawn James, Mavroeidis y Koljevic) y el equipo lituano Lietuvos Rytas, con Janis Blums, Kavaliauskas (que sigue por ahí) y nuevamente, Ivan Koljevic.

Con dos tendríamos a Baskonia, Cedevita, Cibona, Estudiantes, Fuenlabrada, Girona y Lleida, suponiendo que no me haya equivocado al contar.

Toque de Retirada

Antes que presidente fue jugador.

Pero hubo jugadores que terminaron sus días baloncestísticos en Bilbao, siendo este el último equipo en el que jugaron como profesionales. Concretamente Luke Recker, Nacho Azofra, Pedja Savovic y Sergio Sánchez. Siguiendo estos dos últimos vinculados al club, pero no vestidos de corto, sino trajeados.

jueves, 10 de diciembre de 2015

El viaje de Arlo

Visualmente es espectacular.

El viaje de Arlo no es en absoluto una mala película, empiezo por ahí. Pero acostumbrados al nivel de Pixar, que prácticamente cuenta sus películas por obras maestras, aquí baja el nivel y de forma considerable. 

Más Disney que Pixar, El viaje de Arlo es una película mucho más infantil que otras de esta productora y argumentalmente es un pobre sota-caballo-rey al servicio de lo visual, donde ahí sí, ahí el Viaje de Arlo es posiblemente una de las mejores obras de Pixar. Los paisajes, las texturas, los pequeños detalles... Viendo las montañas, los ríos, las nubes, parecía que no era una película de animación, sino un documental de imagen real. Pero como película, pues eso, cumple. Historia mil veces contada de amigos de viaje, que al principio no congenian y el destino les vuelve inseparables, con un final previsible pero emotivo, con un toque un poco lacrimógeno, El viaje de Arlo es entretenida y tierna, eso no se puede negar. Y tiene divertidos toques de Western, pero tampoco da mucho de sí.

Algunas referencias son más obvias que otras.

Entonces, ¿merece la pena ver "El viaje de Arlo"? Sí, sin duda, porque técnicamente es un orgasmo para los ojos, y porque además es bonita y divertida. Ahora bien, es importante saber que no juega en la misma liga que sus hermanas mayores de Pixar.

Y el corto que la precede, tal vez no es de los mejores pero es simpático, y desde luego mucho mejor que ese corto de los volcanes que precedía a Inside Out y que fingiré que nunca existió.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Madrid: día 4 y regreso

El mítico Pirulí, lo vimos de cerca.

Se acabó el puente, lo que implica regresar a Bilbao. Pero dio tiempo a turistear un poco el último día por Madrid, ya que el coche de vuelta lo teníamos a las 15:20. 

Eso nos permitió callejear un poco más por el centro; Sol, Plaza Mayor, Montera... con mucha gente pero sin llegar a los descomunales niveles de agobio del domingo por la tarde o de Toledo. Casi hasta se podía andar.

Tras el callejeo, devolvimos las llaves del apartamento a nuestra anfitriona, comimos en una cafetería de la zona de Argüelles (francamente, el mejor sitio en el que comimos en los 4 días) y nos fuimos ya a O´Donell, lugar de recogida de nuestro contacto de Blablacar. Allí nos recogieron (una pareja muy simpática de Bilbao) y vinimos tan ricamente en coche hasta Bilbao, siendo recibidos, cómo no, por la inconfundible lluvia made in Euskadi.

Terminado el viaje, ahora a pensar en futuros viajes. Y con la misma compañía, naturalmente.

martes, 8 de diciembre de 2015

Madrid: día 3 +Toledo

Imagen típica.

La parte de paseo madrileño fue un poco forzada por los acontecimientos, aunque no por ello menos agradable. Salimos hacia la estación de Atocha con intención de coger el tren y pasar el día en Toledo, pero nos dimos de morros contra la realidad de los billetes agotados, lo que nos hizo tener que esperar al siguiente. Y como no era plan estar hora y media en la estación, nos dimos un paseo por las proximidades, concretamente por el parque del Retiro, donde no se estaba mal.

Tras el paseo, esta vez sí, cogemos el tren. Una maravilla la alta velocidad, que nos deja en media hora en la estación de tren de Toledo, donde cogemos el taxi (por estas cosas absurdas de la vida, nos costaba lo mismo coger el taxi que el autobús de línea) que nos deja en la bulliciosa plaza Zocodover.

Nos adentramos en las laberínticas y escarpadas calles que llevan a la catedral, y lo hacemos esquivando gente en cantidades industriales. Aproximadamente calculo que el 78% de la población mundial se congregó ayer en Toledo.

Vemos la catedral (sin entrar) y subimos a la torre de la iglesia de San Ildefonso, que tiene su mirador, con vistas chulas. Luego callejeamos por la judería y cuando se acerca la hora de comer viene la odisea, el intentar encontrar un sitio donde hubiera mesa. Y empieza ese peregrinar de restaurantes, donde se alternan los camareros amabilísimos con los camareros gilipollas, y tenemos la mala suerte de acabar en el restaurante Alex, con una comida decente (salvo el pan, que era infame, la comida sí estaba rica). Lentos, caros y con el detalle cutre de que para pagar hubiera que salir del restaurante (a la calle) y pagar en el bar, siendo escoltado por el camino, cual delincuente.

El resto de la tarde lo dedicamos a la mezquita, la Puerta de la Bisagra y un poco del Alcázar, pero por fuera, que ya estaba cerrado. Así que para hacer un poco de tiempo, nos metemos por entre calles y literalmente nos perdemos por ese laberinto que es el casco viejo de Toledo, pero al menos vemos sitios sin gente.

Para terminar, hacemos una parada para comprar mazapanes típicos de Toledo en San Tomé, idea que es compartida por todo el mundo a la vez, y tras una larga espera conseguimos hacernos con el ansiado y dulce botín. Y como ya casi es la hora, taxi y tren de vuelta a Madrid.

Ya en Madrid, quedamos para cenar con Álvaro y Susana (y los peluchosos Ralph el perro y Duna la coneja), que nos invitan a cenar en su casa, donde disfrutamos de una divertida velada, y demuestran su fabulosa amabilidad al acercarnos en coche hasta donde nos alejábamos (¡Gracias!)

lunes, 7 de diciembre de 2015

Madrid: día 2

Tronchante.

Amanecemos en Madrid y vamos dando un paseo al centro. Concretamente al Rastro de la zona de La Latina, donde vemos más y más gente. De ahí a la plaza Benavente, donde supuestamente hay un mercadillo navideño que resulta ser mentira.

Aprovechamos la parada para comer y vamos a culturizarnos, a la zona de los museos. Agarramos bien nuestras carteras al pasar por una de las zonas con mayor índice de criminalidad de España (el Congreso de los Diputados) y vemos, pero por fuera, que había mucha cola, el museo del Prado.

Donde sí entramos es en el jardín botánico, que por 3 euros nos permite un paseo muy agradable, rodeados de árboles, flores y hortalizas varias. Al salir, nos acercamos al Thyessen y entramos al vestíbulo, donde vemos que hay exposición de Edvard Munch. Pero bueno, como no está "El Grito", no llegamos a meternos.

Hacemos pausa para merendar y cogemos fuerzas para atravesar la terrible muchedumbre que separa Sol de Gran Vía, con especial tapón en el Primark (no bromeo, la cola llegaba hasta la esquina y había gente para colocar a los de la cola, a lo discoteca).

Y por fin uno de los eventos más esperados, el show de Leo Harlem, del que salimos encantados de tanto reírnos.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Madrid: día 1

Telefederico.

Escribo desde la capital del reino, donde hemos venido a pasar el puente de la Inmaculada Constitución, en un viaje que viene cargado de anécdotas desde el principio. La forma de venir fue en un coche mediante la web blablacar, donde nos recogen en Bilbao una pareja de amigos, más majos que las pesetas y con una enorme capacidad de conversación, que hacen que el viaje sea ameno y casi hasta corto. Pero completa la comitiva una señora que sube en Burgos, digamos que, peculiar. 

A nuestra llegada a Madrid nos vamos al alojamiento, una habitación que reservamos en airbnb, muy bien ubicada en zona muy céntrica. Una vez situados, nos vamos a hacer una ruta de reconocimiento y mis ojos se fijan en el cartel del teleférico, que desconocía, así que nos lanzamos a la aventura de cogerlo. Una sorpresa muy agradable, sobrevolando la Casa de Campo (que he de decir que a pesar de todas mis venidas a Madrid, no conocía) y un paseo por ahí. Tomamos otra vez el teleférico de vuelta (y me pregunto por qué las locuciones del mismo tienen música más propia de peli porno) y vamos a comer.

De sobremesa, un paseo por lugares desiertos y poco concurridos, como puedan ser la Gran Vía, la Puerta del Sol o la Plaza Mayor, en las que en diciembre apenas se ve un alma y uno puede pasear a gusto y sin codazos. Todo eso, pero al revés.

Así estamos haciendo la tarde hasta que por la noche quedamos con unos amigos, Susana y Álvaro, para ir a cenar a un restaurante chino, pero chino de verdad, con comida china real y esos toques tan de allí, como una lavadora en medio del pasillo que conduce al baño, o la camarera fregando los platos en medio del comedor. Entre eso y las aglomeraciones, era como volver a visitar China, oigan.

Y a destacar de la cena, lo horriblemente picante que era la sopa que nos sirvieron, que hacía que hasta las lágrimas que llorábamos fueran de fuego.

viernes, 4 de diciembre de 2015

Cena no forocochera en el Sakura

Los restos de la batalla.

En víspera del viaje, hoy tocaba socializar un poco, siendo la celebración del cumpleaños del amigo Unai, que como en otras ocasiones ha sido en el Sakura, ese sitio en el que pides comida (oriental) a cascoporro y te van trayendo más o menos lo que pides. Y todo en el mismo precio, a lo tarifa plana.

Lo del título se explica porque hace dos años, en esa misma celebración, había un grupo en la otra mesa que nos dedicó un hilo en Forocoches, suceso con el que hicimos buenas risas. Y naturalmente, hoy también hemos hecho risas con el tema, entre bocado y bocado de sushi.

Lo que no ha habido es copeo posterior, que mañana toca estar en pie a primera hora, para coger el coche con destino a Madrid.

jueves, 3 de diciembre de 2015

Pantalla para Cultos Innombrables

El arte espectacular, nada que sorprenda a estas alturas.

No diré que me sorprenda, pues ya sabía que se estaba trabajando en ello, pero hoy ya es público que Nosolorol publicará la pantalla del juego de rol "Cultos Innombrables", y saldrá con la ilustración que se ve, nuevamente a cargo del genial Javier Charro.

Vendrá suelta, sin más material adicional, para que así su precio sea más asequible. Y si sale material adicional para el juego (a mí no me pregunten, que no sé nada que pueda contar), se podrá adquirir más adelante por separado.

Todavía no ha salido, pues aún está en la imprenta, pero es de esperar que pueda estar ya para estas navidades.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Victoria innecesariamente sufrida (73-68)

Ruoff, después de descubrir que en Miribilla también se juega a pelota.

Partido malo, de esos que hacen afición, pero a otros deportes. Un rival, el Oldenburg, al que allí ganamos por más de 30 puntos hacía presagiar una victoria cómoda, y así lo ha parecido en algunos momentos del partido. Pero nada más lejos de la realidad.

Un inicio somnoliento ha puesto el marcador en 0-6. No pasa nada, la caraja típica, esto se levanta con un par de arreones. Costaba, e incluso han llegado a ponerse 15-23, pero el Bilbao Basket ha dedicado un rato a jugar a baloncesto y con un parcial de 12-0 dejaba las cosas más bonitas. Y se han ido otra vez a dormir. 

Nuevamente el equipo alemán tomaba las riendas, y aprovechando la lesión de Hervelle, unido a que Suárez y James estaban hoy en la Inopia, pues otra vez se ponían delante, para llegar al descanso con 37-40, que bien podría haber sido más abultado de no ser por la incapacidad de los alemanes para meterla desde lejos.

El 3º cuarto ha sido, todo hay que decirlo, un monólogo del Bilbao Basket, que a falta de 11 minutos ya ganaba por 16 puntos. Esto ya estaba hecho.

Pero un algo me decía que hoy iba a ser un día para sufrir, y como pasó en Italia, el equipo ha desconectado. Se ha marchado mentalmente de Miribilla, reemplazando a los jugadores por monigotes que aguantaban estoicamente los golpes, pasando de un bonito 64-48 a un delirante 66-68. Como suena. Y no tengo muy claro si el árbitro nos ha perdonado una falta antideportiva que nos podría haber rematado.

Por suerte la historia ha tenido final feliz, y en el intercambio de triples Hannah ha tenido el acierto que los de amarillo no han tenido (un esperpéntico 3/22), lo que sumado a una canasta de Ruoff y la buena mano de Raül con los tiros libres, han finiquitado el partido a falta de jugarse la última posesión.

Partido horroroso, pero esto va de ganar y yo prefiero un partido como el de hoy y ganarlo que uno como el del domingo contra el Madrid y perderlo. He sufrido, pero me voy contento a casa.

martes, 1 de diciembre de 2015

Comida de trabajo prevacacional

Como no nos hemos acordado de hacernos foto, pongo una del sitio.

Hace dos años, casi tres, hubo importantes cambios en mi oficina, que básicamente consistían en que muchos compañeros debían marchar en busca de otros destinos laborales. Aunque durante este tiempo hemos procurado no perder del todo el contacto e intentamos quedar de vez en cuándo, para ponernos al día y compartir experiencias y batallitas.

Una agradable comida, que es especialmente agradable porque mañana no me toca ir a trabajar, que ahora tengo unos días de vacaciones, vacaciones que iba a aprovechar para ir a Bruselas, pero los recientes acontecimientos han animado a cancelar ese viaje, reemplazándolo por algo más cercano, como una escapada el sábado a Madrid.