lunes, 31 de agosto de 2015

Vuelta al cole

No solo en el Corte Inglés.

Todo lo bueno se acaba y las vacaciones no han sido una excepción. Tras un agosto relajado hoy el cruel despertador sonaba de nuevo, obligándome a ir a la oficina. Realmente no me tocaba hasta mañana, pero ya que era lunes, decidí adelantar un día mi regreso y así ahorrar el día de vacaciones para más adelante.

Sin embargo, no era yo el único que volvía al trabajo. Ayer a la 1 de la madrugada un desagradable zumbido tenía a bien despertarme: mosquito. Por suerte, el síndrome postvacacional hizo mella en él: conseguí encender la luz y darle caza, lo que impidió que me diera la noche.

Sin embargo, eso no ha impedido que fuera duro madrugar y reincorporarme al puesto, sobre todo por la parte del ordenador que funciona como una patata y consigue desesperarme, o esos momentos de desconcierto inicial de "a ver si me acuerdo de qué tenía que hacer".

De todas formas, aún me quedan dos semanas de dulce horario de verano. Cuando regrese el horario de invierno, eso sí que va a ser duro...

domingo, 30 de agosto de 2015

Acaba la Semana Grande, con invasiones y todo

La barra como pista de baile.

Otro año más, las fiestas de Bilbao (este año para mí bastante breves) tocan a su fin, y terminan de la forma que ya se ha convertido en habitual para mí los últimos años, haciendo turno en Moskotarrak.

Un plan bastante parecido al del lunes en su concepto: juntarnos una banda grande de gente para servir bebidas al público y pasarlo bien, para luego ir de fiesta en amor y compañía, pero con más movimiento, como era de esperar, que el lunes. Además, ya desde una hora temprana se empezaba a vender bebida. 

Pero no todo lo que venían eran clientes, y recibimos la visita de nuestros "enemigos", komparseros de otras como Trikimailu y Txomin Barullo que, dentro del buen rollo y coña festiva vinieron a invadirnos y a robarnos la bandera, lanzándonos el guante para que hiciéramos lo propio. Y como no podíamos dejar sin respuesta un "no hay huevos", tan pronto como acabó nuestro turno nos fuimos a la txozna de Txomin Barullo a robarles nosotros la bandera. La verdad es que fue algo muy divertido y está muy bien ese aire de camaradería entre komparsas. Algo que, sin duda, repetiremos el año que viene, pues aunque es algo que se viene haciendo desde hace tiempo, yo nunca había participado en ello hasta ayer.

sábado, 29 de agosto de 2015

Volviendo a la fiesta

De fiesta con un par de amigos.

Tras el parón ginebrino llevaba sin salir desde el lunes (el jueves ya estaba aquí, pero el cansancio decía que nada de salir de fiesta) y el viernes tocaba volver al redil de los katxis y las txoznas. 

Por la tarde una cómica partida de rol, muy en la línea de Kick-Ass pero todavía más gamberra y a la noche algunos reencuentros con visitantes expatriados, antes de ir otra vez a Moskotarrak, donde ayer estuve realmente poco tiempo, ya que en seguida nos fuimos a otros lares a hacer litros (o botellón, como se conoce en otros lugares de la geografía), con algunos juegos de cartas y un poco de Caricaturas. La pega, que como los litros fueron por sorpresa, algunos fuimos sin bebida y acabamos teniendo que dosificar muy mucho la exigua bebida que había, lo que nos supuso acabar la noche lamentablemente sobrios.

Esa sobriedad fue la que a eso de las 3 de la mañana nos hizo ser conscientes de la hora que era, del barullo y del gentío y de ordenar una prudente retirada a las tropas; hoy toca turno de barra y había que estar fresco.

viernes, 28 de agosto de 2015

Escapada a Ginebra

Un verdadero chorro de Ginebra.

Hace unas semanas, mientras aburrido miraba los correos de publicidad, vi una oferta de vuelo barato a Ginebra (ida y vuelta por menos de 100 euros), y la idea fue cogiendo forma hasta que el martes nos fuimos a Suiza, de donde volvimos ayer. 

El vuelo ha salido barato y el hotel a un precio razonable, pero es lo único barato, ya que no mentían quienes decían que los precios allí eran escandalosamente caros (con perlas como una botella de agua mineral a casi 6 euros), por lo que salir a comer servía para sentirse pobre.

Dejando ese detalle de lado, Ginebra es una ciudad muy bonita y muy agradable para pasear y simplemente para estar. No es una ciudad especialmente monumental (la sobria y calvinista catedral de Saint Pierre da buena muestra de ello) pero sí es el sitio perfecto para perderse a la sombra de un árbol en sus parques o disfrutar de un soplo de aire fresco en alguna de sus plazas (lo de tomarse algo, lo dejo para los más valientes y adinerados).

Pero lo que sin duda debo destacar, aparte del chorro de agua, que visto de cerca es fascinante e hipnótico, son los Bains des Pâquis (en castellano, "el Baño de la Paqui"), una de las playas que hay en el lago Leman, donde por dos euros tienes un plan de día perfecto, bañándote en un agua cristalina (y menos fría de lo que cabría temer), rodeado de patos, cisnes y gaviotas. Si me tuviera que quedar con una cosa de Ginebra sería el Bains des Pâquis. ¿A qué he ido a Suiza? A tomar el sol en la playa.

Una cosa muy buena de allí es que, así como la comida en general es exageradamente cara con respecto a lo que estamos acostumbrados, el transporte público es gratuito. Al bajarte del avión, unas máquinas expendedoras te dan un billete de tren o autobús para ir al centro, y a la llegada al hotel te dan una tarjeta con la que puedes gratis coger trenes, autobuses, tranvías e incluso mouettes, que son esos barcos que cruzan el lago. Y aunque Ginebra es una ciudad de tamaño reducido, en la que ir andando es una opción muy viable, pues viene bastante bien y es un ahorro gordo.

Por lo demás, y en la parte de las curiosidades, creo que este ha sido el viaje al extranjero en que más español he hablado. Por todas partes era fácil encontrar emigrantes o hijos de emigrantes que supieran español, lo que facilitaba bastante las cosas, que uno se medio defiende en inglés, pero de francés (Ginebra es francófona) uno anda peor, y lo cierto es que poder usar el idioma propio es cómodo de narices. Eso, o que se me daba muy bien hablar suizo, claro.

jueves, 27 de agosto de 2015

Ant-Man

Un pequeño gran héroe.

Cuando supe que iban a sacar una película de este superhéroe lo primero que pensé es que estaban estirando demasiado el chicle, y que poco iban a poder sacar de ahí. Error, Ant-man no solo es buena, sino que es una de las películas más divertidas que ha sacado Marvel, capaz de tener al espectador dos horas pegando botes en la silla y con la cantidad adecuada de comedia para hacer reír pero sin convertir la película en un chiste.

Hay quien comenta, y no le falta razón, que es la película de Marvel más divertida desde "Los guardianes de la Galaxia", y la verdad es que el diminuto superhéroe consigue una película redonda, con un protagonista carismático y unas escenas geniales, aparte de jugar muy bien con el aspecto visual de sus cambios de tamaño.

El argumento es sencillito pero eficaz, y curiosamente me recordaba mucho en algunas partes a Big Hero 6 (explosión de laboratorio y peligroso viaje a dimensión chunga incluidos), y tiene momentazos, sobre todo esos en los que conecta con el resto de las películas de Marvel y las geniales apariciones de algunos de los Vengadores. Ah, y por supuesto, hay escena de post-créditos, y no una sino dos.

martes, 25 de agosto de 2015

Txozneando

La chozna de Alfonso XII.


Una de las cosas que más me gusta de la Semana Grande es cuando toca de hacer turno de barra en Moskotarrak, sobre todo porque nos acabamos juntando una buena tropa (tal vez ayer, en algunos momentos, demasiados) y es muy llevadero, sobre todo por la parte en sí de servir, que siendo tanta gente la verdad es que acabo atendiendo a muy pocos. Eso sí, de lo que no me libro es de la parte de estar ahí desde las 4 de la tarde.

Lo bueno es que la a veces aburrida pero imprescindible tarea de vigilar la caja (por muy bien que nos llevemos todos, ahí hay mucha gente y bastante dinero, que no se puede dejar sin vigilancia) está más repartida, pues ya va habiendo más gente del grupo que es socia de Moskotarrak. Lo malo que este año no ha habido pulseras del poder para todos (se acabaron enseguida, y no tengo ni yo), se agotó rápidamente el ron Brugal y sobre todo, nos hemos quedado sin ponis. No explicaré esto último.

Sí se notó que este año está habiendo menos gente, y sobre todo menos dinero, o al menos esa impresión daba hasta el parón de los fuegos, ya que la recaudación era así como paupérrima, si bien afortunadamente la cosa remontó luego y acabamos consiguiendo un resultado algo más digno. 

El sábado repetimos turno, que espero que sea igual de divertido pero más productivo en lo monetario. ¡Gastad, malditos, gastad, pero no pidáis Brugal!

lunes, 24 de agosto de 2015

Goyo Jiménez: En verdad os digo

Genial, como siempre.

Por tercer año consecutivo, acudo a ver la actuación del monologuista Goyo Jiménez en Bilbao, cita que ya se ha convertido en un fijo en mi agenda de la Semana Grande.

Y grande en sus actuaciones es Goyo Jiménez, que ayer usaba las religiones como hilo conductor de su monólogo, en el que ayer, más ácido que otras veces, repartía estopa de lo lindo en todas las direcciones, con metafóricos guantazos a mano abierta. Y a mi me llamó giputxi...

Dos horas y pico de risa (a veces los pulmones parecían querer escapar de la caja torácica) por un precio más razonable y además un tipo muy simpático a la hora de hacerse fotos luego con los fans. Sin duda una cita ineludible, y si el año que viene vuelve, ahí estaré yo para verlo.

domingo, 23 de agosto de 2015

Otra Aste Nagusia empieza

La que nunca falla.

Una semana más tarde de lo que suele ser habitual, ayer empezó la Semana Grande, las fiestas de Bilbao. Eso de estarse 8 días seguidos saliendo y bebiendo hasta altas horas de la noche (aunque los últimos años siempre acabo haciendo "pira" algún día, y este no será la excepción).

El plan, que no era un alarde de originalidad, sin que por ello dejara de ser divertido, era quedar para ver los fuegos, cenar unos bocadillos y luego acercarnos a Moskotarrak a por bebida y a ver a la gente. Y entre los katxis y la música, de manera tonta, nos acabaron dando las 5 de la mañana.

Y cómo no, unas fiestas de Bilbao sin lluvia no son fiestas de Bilbao, y aunque se acabó relajando bastante la cosa, la noche empezó con una lluvia torrencial que más animaba a ir nadando a los sitios que a andar.

Día 1: check.

sábado, 22 de agosto de 2015

Cine de verano pasado por agua

It´s free!

El cine de verano es algo que me retrotrae por una parte a las vacaciones infantiles, cuando vi películas como los Goonies, y sobre todo a Santa Pola, donde los cines eran al aire libre. 

Pues algo parecido ha ofrecido este verano el Ayuntamiento de Bilbao, con proyecciones gratuitas y al aire libre de diversas películas en varias plazas de Bilbao. Y a tal efecto nos acercamos ayer a la Santutxutarra plaza del Carmelo, donde se proyectaba la película "Bypass", dirigida por el ahora difunto Aitor Mazo (que era precisamente de Santutxu), viniendo la película acompañada de un homenaje al actor y del corto "Malas Vibraciones", protagonizado por él. Resulta en este sentido gracioso que la plaza estaba llena de niños, contrastando con el carácter, ejem, "picante", del corto, del que solo diré que está protagonizado por un consolador (aquí el trailer del corto), y eran graciosos algunos de los comentarios de los niños presentes (¡viva el cine en 4D!).

A eso de las 22:00 empezó la película propiamente dicha, y aunque estaba resultando bastante divertida, al de media hora una terrible tormenta de verano nos obligó a abandonar el chiringuito (cine al aire libre en Bilbao, es lo que tiene) y dejar, no sin cierta rabia, la película a medio ver.

En cualquier caso, una propuesta agradable y una iniciativa digna de aplauso que espero se repita el año que viene.

viernes, 21 de agosto de 2015

True Detective. Temporada 2

Los actores bien, el resto...

La primera temporada de esta serie me encantó, lo cual ya era una piedra en el camino para esta segunda temporada, que ha resultado francamente decepcionante. A las altas expectativas a las que se enfrentaba hay que sumar una trama que en ningún momento ha llegado a engancharme y unos personajes que carecían del encanto de Cohle y Hart.

No sabría decir dónde reside exactamente el bajón, y tampoco sabría decir si la historia era excesivamente compleja, lo que hacía a veces perder el interés, o simplemente se hacía algo aburrida, lo que hacía perder el interés y con ello la capacidad de atención, resultando en que fuera complicado a veces seguir el hilo, con ese efecto de "me pierdo y no me aclaro de quién es quién, pero tampoco es que me importe demasiado".

La inercia me ha hecho terminarme los 8 capítulos, sin que en ningún momento me haya llegado a cautivar. Cierto es que cuenta con momentos realmente gloriosos, especialmente los finales de algunos episodios, pero a veces casi daba la impresión de ser una serie en la que la trama estaba al servicio y búsqueda de estas escenas que, ojo, son muy buenas, pero para llegar a la chicha había muchas veces que navegar por más de media hora de paja.

Realmente, como ya mencionaba, no sabría decir dónde falla, pues la atmósfera de corrupta decadencia urbana (a diferencia del rollito rural de la primera) estaba conseguida y los actores están cuando menos correctos en sus papeles, y junta muchos elementos para lograr una buena historia, con tramas de sexo, drogas, corrupción política... Supongo que le faltaba una cierta argamasa que le diera interés al asunto. O tal vez no he sabido verla con los ojos adecuados, quién sabe.

Pero el caso es que esta segunda temporada de True Detective, por desgracia, me ha gustado muchísimo menos que la primera, siendo para mí la gran decepción televisiva de la temporada. Además, le faltaba el toque lovecraftiano que tanto me gustó de la primera.

jueves, 20 de agosto de 2015

Eventos astenagusieros

De todo un poco.

Este sábado empieza la Semana Grande de Bilbao, que además de bebida y música (de lo que tendré buena dosis el lunes y el segundo sábado, que hago turno de Txozna) ofrece otra serie de cosas. Concretamente me voy a referir a las que organizan las dos asociaciones a las que pertenezco; Moskotarrak y Abaco.

Las de la primera ya se ven en la foto, y muchas de ellas son clásicos, pues hablamos de la comparsa que es ya toda una institución en la Semana Grande de Bilbao.

Con respecto a Abaco, por una parte habrá para los juegos de mesa, con ludoteca familair y demostración de Blood Bowl el domingo y por otra un pase de la partida de rol en vivo "La condicional", que se celebrará el jueves por la tarde.

miércoles, 19 de agosto de 2015

Playeando

Nota: puede no tratarse de la playa de la foto.

Un plan eminentemente veraniego suele ser el de ir a la playa, algo que por A o por B este verano no se está prodigando mucho. De hecho, fui una vez a mediados de julio y hoy ha sido la segunda, aunque con baño. Y eso que es algo que me gusta mucho, y que viviendo en Bilbao no tenemos playas en la misma ciudad pero sí algunas muy cerca, algunas a tiro de metro y otras, como era el caso de hoy, Castro Urdiales, en autobús.

No tiene, claro, el glamour de playas como Copacabana, Honolulu o Bora-Bora, pero seimpre se puede hacer el apaño, y para ir, pegarse un chapuzón y hacer luego la croqueta (hay quien me pregunta para qué demontre llevo la toalla si siempre acabo pringado de arena) vale, y sale más económico.

martes, 18 de agosto de 2015

Supercoñazo

Bilbao cuando hay fútbol.

Ayer fue un día en el que me habría gustado estar lejos de Bilbao. El motivo: equipo de fútbol local gana torneo de verano y algunos lo celebran como si hubieran ganado la Segunda Guerra Mundial, con gritos, petardos y bocinazos que se extendieron hasta altas horas de la madrugada.

Evidentemente no me gusta el fútbol y no me gusta el Athletic (¡Sorpresa, no a todos los de Bilbao nos gusta!) y me gustaría poder vivir ajeno a él, pero eso es básicamente una utopía, ya que cada vez que juega un partido, aunque sea una pachanga de verano como la Supercopa, se paraliza la ciudad, y resulta algo tremendamente intrusivo para los que queremos pasar olímpicamente del asunto. 

Cada vez que hay un partido medianamente importante cruzo los dedos para que no ganen, ya que sé lo que pasa cuando ganan: ruidos y molestias hasta tarde. Por eso hace mucho que pasé de la indiferencia al firme deseo de que no ganen ni en los entrenamientos. 

"Si no te gusta, no lo veas, pasa de ello", claro. Ojalá fuera tan sencillo viviendo en el centro de Bilbao...

lunes, 17 de agosto de 2015

Aprendiendo X-Wing

¿Me aficionaré a esto?

Un juego que parece que se ha puesto ahora de moda en mi asocación de rol es este de las navecitas, cuyas miniaturas son bastante chulas. Y para evitar que me pase como con Netrunner, donde la saturación me acabó cansando tanto que por pura cabezonería acabé decidiendo que ni siquiera me iba a molestar en aprender a jugarlo (literal, le cogí manía tanto Netrunner a todas horas), he decidido adelantarme y al menos probarlo antes, a ver qué tal.

No he llegado a jugar, pero al menos sí a ver cómo son las reglas, y aunque todo es cosa de verlo luego, sí que me da la impresión de que es un juego que, dada mi nula visión espacial, no se me va a dar bien. Por una parte eso es bueno, ya que no deja de ser otro sacacuartos, y con las cartas del Señor de los Anillos tengo bastante. Pero nunca se sabe, que las navecitas son muy bonitas y Star Wars tira mucho.

Probaré un par de partidas, con la esperanza de que no me guste tanto como para caer en la tentación de comprar la caja inicial...

domingo, 16 de agosto de 2015

Extinction

¡Hola, Clementine!

Una película de zombis en la que los zombis no son el mayor de los problemas. Con un aire que recuerda mucho al juego de mesa "Dead of Winter", que aún tengo por estrenar, aquí el apocalipsis Z es simplemente un detalle cosmético, ya que durante gran parte de la película el aislamiento, el frío y el hambre son las amenazas reales a las que se enfrentan los protagonistas. De hecho, la historia principal se sitúa varios años después del estallido, cuando parece que los muertos vivientes han dejado de ser una amenaza.

Sin embargo, la película no carece de su dosis de sustos y tiros, ya que los primeros compases son bastante intensos (y caóticos, con una cámara que homenajea al hermano epiléptico de Michael Bay) y el climax final vuelve a tener su dosis de adrenailia, tiros y cadáveres que corren.

No es una película que vaya a revolucionar el género (aunque sí que hace una propuesta más o menos original en su manera de ver los zombis) pero se deja ver, y es en algunos aspectos lo que debería haber sido la serie de The Walking Dead.

La película se deja ver y ya que menciono lo estético, consigue, en las escenas que no son de combate, una fotografía bastante atractiva con el juego de luces y colores.

sábado, 15 de agosto de 2015

Regreso de las Umbra

El cartel.

Unas jornadas que ya de por sí son cortitas, han sido aún más cortas ya que me he vuelto un día antes de que terminaran, lo que no me ha impedido disfrutar de algunos momentos interesantes en estas jornadas, que bien pueden ser calificadas como los nuevos Encuentros Rúnicos.

El jueves al llegar, tras instalarme en el hotel, fui al sitio a ver a la gente, jugar alguna cosilla de mesa y apuntarme al rol en vivo "La isla", sobre un reality de isla tropical y supervivencia. Divertido. Después de eso, una partida al "Concept", curioso juego de mesa, que me he acabado comprando, y a la cama.

El viernes por la mañana poca cosa, juegos de mesa y una excursión al centro comercial para comer. Una tranquila tarde de deambular y juegos de mesa chorras para luego a la noche disfrutar de una cosa que sí eché de menos en TdN: compartir jornadas con mis amigos de Bilbao. Concretamente unos cubatas en la plaza, donde descubro que engorilarse y hacer un duelo de sentadillas en los columpios puede ser peor idea de lo que parece a priori. Terribles agujetas en los cuádriceps así lo indican.

Hoy por la mañana una partida de La furia de Drácula, en la que consigo lo que pocas veces: ganar como Drácula. Por la tarde más de juegos de mesa hasta que a las 19:20 abandono ya el recinto para coger el autobús de vuelta a Bilbao.

Breves y con muchos ratos muertos, pero divertidas sobre todo al ver a mucha gente que me apetecía ver.

jueves, 13 de agosto de 2015

A las Umbra

No es el CEULAJ, pero algo apañaremos.

Tras la sobredosis de jornadas que suponen las TdN, hace falta algo de metadona que echar al cuertpo, y esa metadona son las jornadas Umbra que desde hace ya unos años vienen organizando todos los veranos los chicos de Alter Paradox de Pamplona, y que poco a poco se están convirtiendo en los Encuentros Rúnicos de verano. De hecho, y ante la aparente defunción de estos, seguramente me atrevería a decir que las Umbra son los nuevos Encuentros Rúnicos.

Obviamente la oferta es muy distinta, pero sí tienen una de las cosas que hacen importantes a unas jornadas: gente, ya que voy a ver a gente a la que sí me apetece ver. Y bueno, ese ir de jornadas en jornadas es un gran plan de verano.

miércoles, 12 de agosto de 2015

Crónica #tdn2015 (2)

Este año me libré de las temidas colas.

Voy a seguir lo que empecé ayer, con el recuento de actividades en las que participé o que organicé.

SÁBADO

El trastazo que me di el viernes me hizo meterme pronto a la cama, por lo que me desperté fresco cual lechuga y así me fui a dirigir mi otra partida de Cultos Innombrables, Atrapados en la noche de los tiempos, con perlas como "¿Así que luchaste en las Navas de Tolosa? Entonces seguro que conociste al Capitán Alatriste." (verídico).

Por la tarde toca una de las actividades a las que más tiempo dediqué, que era El monasterio de San Ricardo, partida de rol en vivo de Aquelarre que organizo junto con Ricard Ibáñez, y que pese pese a nuestros miedos iniciales acaba saliendo mejor que la del año pasado. Y se agradece mucho el aire acondicionado de la sala, claro.

Por la noche toca Sin ti, una partida del gran Rosendo Chas, genial como siempre y muy original, en la que interpreto no a uno sino a varios personajes, como un amigote en un pub, un padre dolido por la pérdida de una hija, Kiko Matamoros en "Sálvame" o un spambot de Internet. Partida rara pero francamente curiosa.

DOMINGO

La partida de Fragmentos que llevaba, Los seguidores, no se puede hacer por falta de gente (me supo mal decir a los dos jugadores inscritos que no había partida, pero me pareció mejor no hacer la partida que hacer un churro), y me acabé apuntando a una de rol en vivo, 12 hombre sin piedad, basada en la película homónima pero ambientada en el universo de Blade Runner. Como le comuniqué al master, la partida está muy bien construida (es un puzzle perfecto) pero yo me aburrí como una ostra, dado que carece de los elementos que a mí me gustan del rol en vivo. Por eso quiero destacar que no es que la partida sea mala, es una cuestión de gustos. No la disfruté, pero como tampoco habría disfrutado de un buen vino (que no me gusta), una buena carrera de Fórmula-1 (que la odio) o un buen concierto de Heavy Metal (que me agobian).

Más suerte tuve con la partida de la tarde, con un nombre, El tribunal, que podría recordar a la anterior, pero que me gusta muchísimo más, siendo la otra gran partida de las jornadas, que se cierran como empezaron: con una fabulosa partida de rol en vivo, de las de disfrutar sufriendo. Éramos un pelotón de soldados, dos de cuyos miembros habían sido acusados de un grave delito (robar comida) y los demás teníamos que decidir si defender su inocencia y arriegarnos a las consecuencias era mejor que callar y salvar el tipo. Con el toque orwelliano de que los personajes éramos animales. Yo concretamente era un caballo.

Y ahí acaba la relación de actividades, ya que a falta de partida nos fuimos después de cenar a tomar unas cañas al ya clásico Pepe John´s, hasta que la sensatez me dijo que era hora de ir a dormir. Al día siguiente tocaba madrugar para volver al mundo real.

martes, 11 de agosto de 2015

Crónica #tdn2015 (1)

Los responsables de una joya.

Ayer hablé de lo que había sido la ida y venida de las TdN, hoy me centraré en la parte más lúdica, empezando por el principio:

JUEVES

Como el año pasado, empiezo la partida dirigiendo. Esta vez le toca el turno a mi partida de "Cultos Innombrables" (partida de autor, oigan), "La pasión de Van Weyden", partida que ya he dirigido en más de una ocasión y que obtiene valoraciones muy positivas por parte de los jugadores.

Por la noche juego la que para mí ha sido la actividad estrella de estas TdN, el rol en vivo "Los no recordados", donde consigo dar lo mejor de mí mismo como jugador de estrellas dramáticas y alcanzar lo que se viene llamando "sangrado" cuando mi personaje se desmorona emocionalmente. Partida de puro lujo, con un reparto excelente de jugadores, y una de mis mejores experiencias en esto. Un clarísimo ejemplo de disfrutar sufriendo.

VIERNES

Por la mañana vuelvo a dirigir otra partida de rol en mesa, con mi versión libre de los Sons of Anarchy que son los Retoños del Caos. Partida muy fluida, muy divertida y los jugadores encantados.

Por la tarde juego El guateque del tío José, una coña muy en la línea del vivo de Kremlin, una comedia de enredo en un estrafalario politburó, donde soy Carloff Kent, un histriónico y borracho atleta ruso que casi acaba con mi garganta.

La noche es el turno de La oportunidad perdida, un thriller ambientado en una lujosa cena (deliciosamente descrita, por cierto, por el jugador que hacía de camarero) y un vivo muy intenso, que me veo obligado a parar cuando en un momento dado, en un forcejeo fortuito me golpeo el hombro y la cabeza contra una columna (esto que te das y oyes "clunc"), quedando momentáneamente aturdido. A ver si va a resultar que el rol sí es peligroso...

Y bueno, que mañana sigo con el resto.

lunes, 10 de agosto de 2015

De vuelta de las #tdn2015

Un hogar durante 4 días.

Uno de los momentos más duros del año suele ser cuando se terminan las TdN, ese momento en el que somos arrancados de Arcadia y devueltos al mundo real, con esa mezcla de sensaciones entre la pena, la diversión de las buenas experiencias, un montón de cosas aprendidas y sobre todo la ilusión de volver al año siguiente. Soy consciente de que desde fuera pueden parecer una gilipollez, pero este oasis de agosto hace mucho que se convirtió en una parte importante de mi vida.

Sin entrar en las actividades, me centraré en el viaje, que empezaba el miércoles de buena mañana, cuando partía de Bilbao con los señores Javi y Miguel (hombre de pocas pero casi siempre acertadas palabras, con el que ha sido un verdadero placer haber coincidido) en coche, y tras una parada en Madrid para recoger a Lima y Almudena, proseguíamos con el periplo hasta llegar a Mollina, concretamente al hotel Saydo, donde yo me alojaba con el resto de la comitiva de Nosolorol.

Noche de reencuentros, cena y más o menos pronto a la cama. Había que guardar energías.

Tras la elipse de 4 días, nos vamos al lunes, día en que toca volver. Madrugón a las 7:55, que de normal no es tanto, a menos que se haya acostado uno a las 3 y haya dormido una media de 4 horas esos días, claro. Cambiamos a Lima por Silvia y repetimos jugada a la inversa, a Bilbao con parada en Madrid, y tras un largo viaje, ya en Bilbao.

Ya en casa, cansado y con una sonrisa oreja después de otras maravillosas TdN en las que me he divertido, he conocido a muchísima gente interesante, he vivido experiencias intensas y creo que, como todos los años, he tenido la oportunidad de aprender un montón de cosas, así como de crecer como jugador y director de rol (que todo un Ricard Ibáñez le llame a uno "maestro" es un halago que hace crecer mi ego de rolero).

Todo esto se lo debo a todos esos héroes que verano tras verano se enfundan la camiseta negra y se pasan 4 días (eso la parte que se ve, que detrás lleva un curro de la hostia) partiéndose el lomo para que otros como yo podamos disfrutar de esta experiencia siempre tan maravillosa.

Gracias, de verdad.

miércoles, 5 de agosto de 2015

Otro año más, a las TdN

La Meca del rol.

Como todos los veranos, peregrinación a Mollina para algo que es mucho más que un evento lúdico. Supongo que visto desde fuera puede parecer una bobada, pero la verdad es que esta semana de asueto y desconexión total se ha convertido en una parte importante de mi vida y el rol, que es parte fundamental e integrante de esto, claro, no deja de haberse convertido en una excusa.

Este año el medio de transporte elegido es el coche, con unos amigos de Bilbao que catarán por primera vez las esencias de las TdN. Haremos Biblao-Madrid, donde recogeremos un par de tedeneros más, luego me dejarán en el Saydo, donde pernocto con el resto de la comitiva de Nosolorol y ellos van a Málaga capital, donde harán noche.

Dentro de una hora estaremos ya en el coche, con las pilas cargadas y un camino de baldosas amarillas por delante.

martes, 4 de agosto de 2015

Rey Gitano

No sé si me ha hecho gracia o es una mierda, puede que un poco de ambas.

No sé muy bien cómo clasificar esta "cosa" que nos trae Juanma Bajo Ulloa, que trata aquí de repetir el éxito de Airbag con una comedia gamberra de situaciones pasadas de rosca, personajes caricaturizados hasta el extremo y la búsqueda constante del chiste fácil.

No tengo muy claro si me ha gustado o no, ya que es una de esas películas que mientras las estás viendo te parecen una ponzoña (cinematográficamente jamás se me ocurriría que es buena) pero con el mérito de ser entretenida y de vez en cuándo hacer reír. Ojo, hay que ir con la predisposición adecuada y es un tipo de humor que no  todo el mundo gustará, ya que opta por la táctica de la saturación, de estar todo el rato lanzando salvas hasta que alguna da en el blanco y hace gracia.

El argumento, muy de tebeo de Mortadelo, la verdad, es el siguiente: un gitano cuya madre le confiesa en el lecho de muerte que fue amante de Juan Carlos Borbón decide estafar a dos detectives de poca monta (uno comunista trasnochado de la vieja guardia y el otro franquista, pero muy amigos) para hacerse con una muestra de ADN del rey de España y poder demostrar su filiación. Eso se cruza con que la hija de uno de los detectives (María León, cuyo espectacular cuerpazo torna agradables todos los planos en los que aparece) está a la búsqueda de su padre perdido.

Todo eso sirve de excusa para una patochada con ratos de road movie en la que los detectives y el gitano (horrorosamente interpretado con Arturo Valls, al que parece que el acento gitano se lo facturaban por minutos) se van recorriendo la península y viviendo todo tipo de situaciones absurdas, donde los trompazos, los tiros, las tetas y las drogas van teniendo su protagonismo.

Lo mejor de la película son sus dos protagonistas, Karra Elejalde y Manuel Manquiña, que salvan bastante la papeleta ante semejante despropósito (ser a ratos divertida no la salva de ser uno) y entre tanta tontería consiguen soltar cosas graciosas e incluso tener alguna escena de esas que con el paso del tiempo se acaban convirtiendo en memorables. Pero se nota que es la típica película de amiguetes que han ido a pasárselo bien, lo que a ratos funciona y a ratos no. No sería de extrañar que mucha gente saliera horrorizada del cine, claro.

La música en general está bastante bien, aunque peca de lo mismo que el resto de la película: repetir una y otra vez lo mismo. Lo que sí me gustó es que, aunque sea con chistes fáciles y manidos, reparta un poco de estopa a la monarquía. Eso siempre está bien. 

lunes, 3 de agosto de 2015

Curriculum rolvitae (2)

El salto de Tequendama, una referencia que los habituales de TdN pillarán.

Viene de aquí.

Siguiendo con la relación de partidas nos metemos ya en el año 2008, donde doy forma a un desafío que me habían lanzado en los Encuentros Rúnicos, y con la colaboración de Elvira, de Tardis Rol, hago Superman: el enemigo interior, partida con la que quedo contento y dirijo un total de 4 veces ese año (2 en los Encuentros Rúnicos, una en Bilbao y otra en las TdN).

También en las TdN, ese año codirijo, con Juan Sixto, esa gamberrada que es Padre de Familia (vivo que se estrenó en Granada ese mismo año y se repetiría en 2009 en Errenteria) y el que es uno de los que más cariño tengo: Giro al Infierno, también conocido como "Lagoon Sticks", partida en cuya creación colabora activamente Ángel Paredes. Esta partida, por cierto, nace de una idea que había tenido 2 años antes. Y es una que, por sus peculiaridades, tardo bastante en escribir.

2009 resulta un año bastante activo. Es cuando hago el vivo basado en la genial película Casablanca (que en TdN cuenta con el lujo de tener una sala con piano y piso de arriba) y, nuevamente en colaboración con Juan Sixto, un espectacular X-Men: el ultimátum de Magneto, en el que los disfraces de los jugadores consiguen un impresionante aspecto visual. A esos sumamos Lumber Creek, una partida de misterio y aislamiento con Diego Martínez y Juan Sixto, aunque no llegamos a dirigirla hasta el año siguiente y por último el minimalista (6 jugadores) Battlestar Galactica: Escape de Aerilon, que pese a estar escrito en una sola mañana funciona bastante bien.

X-Men: El ultimátum de Magneto

Vamos a 2010, todavía más activo. Con Ainize Eguiarte dirijo una partida que también tiene bastante trabajo detrás Es 2084: Numerus Clausus, que en su versión TdN lograba el aspecto de uniformidad visual que nos habría gustado darle en el primer pase. En TdN de ese año, y siguiendo con la idea de pasar una película a partida de rol en vivo, me lanzo al género musical y hago con Mikel Llona el vivo de Grease, simpático producto de un clásico "no hay huevos".

Pero no queda ahí la cosa, con Maite Cenoz hago La sirenita, partida pensada para jugarse en piscina y con Juan Sixto nuevamente, Perdidos: 1945, claramente inspirada por la serie Lost, pero ambientada en los años 40. Y para cerrar el año, me lanzo otra vez a la ciencia-ficción con El tiempo de los erizos, libremente basada en un relato de Philip K. Dick.

Llega 2011, donde añado 4 vivos más a la lista. Con Ainize Eguiarte hago Almacén 52, un vivo de situación y misterio que no queda todo lo bien que debería y con Diego Martínez el remake de aquel vivo de Dune que tanto gustó años atrás. Aunque a decir verdad, aquí casi todo lo escribe él.

A eso sumamos 9 hombres sin piedad, cuyo título es bastante elocuente (de hacerse en Pleasantville supongo que me habrían obligado a llamarlo 9 personas sin piedad) y siguiendo con la idea de trasladar película a rol, este año me atrevo con Pulp Fiction, siendo una de las creaciones con las que, sin duda, más contento estoy.

En 2012 bajo bastante el pistón, ya que escribo dos partidas y ninguna llega a hacerse. Con Juan Sixto escribo Padre made in USA y en solitario, también para piscina, Bob Esponja. Ambas partidas, pensadas para las TdN, se cancelan por falta de jugadores.

En 2013 también son dos las partidas que hago, esta vez en solitario; Fuego en el desierto, sobre unos marines en Irak y la "polémica" Extraños en la noche, que es una de las partidas a las que más cariño tengo.

2014. Vuelvo al humor con La llamada de Cthulhu, una divertida reunión de primigenios arreglando (o devorando) el mundo y volvemos a las supercoproducciones con Aquelarre: La taberna de Recaredo, partida de rol en vivo cuyo otro master es nada menos que Ricard Ibáñez.

Y para 2015, aún pendiente de estreno, dada la buena experiencia del año pasado, repetimos colaboración Ricard y yo con otro vivo de Aquelarre: El monasterio de San Ricardo.

Esto es todo de momento. 40 vivos en total si no he errado los cálculos, y una lista que espero que no deje de crecer, pues tanto jugarlos como escribirlos es algo que me encanta. E ideas en la cabeza, tengo unas cuántas.

domingo, 2 de agosto de 2015

H.P. Lovecraft para Cultos Innombrables

Como cita, "Soy Providence".

Aunque en puridad Howard Phillips Lovecraft no existiría dentro del universo de los Mitos de Cthulhu, ni por tanto en el canon de Cultos Innombrables (donde sí existen en cambio las ficticias Dunwich, Arkham, Insmouth...) son muchas las ficciones que acaban plantando a Lovecraft como un personaje más de su propia cosmogonía, donde no se limita a ser el escritor de ficción que fue en la realidad, sino más bien alguien con la capacidad de ver una realidad más allá. 

Pero a modo de curiosidad, y si se le quiere dar el giro de tuerca, aquí va la hoja de personaje del escritor para el sistema Hitos, basada, salvo algunos detalles, en su vida real.

HOWARD PHILIPS LOVECRAFT 
El genio de Providence

FORTALEZA 1 Enfermizo
REFLEJOS 3 Pausado
INTELECTO 8 Fue un niño prodigio
VOLUNTAD 4 Atormentado

HABILIDADES

[FORMA FÍSICA] Paseos nocturnos 3
[COMBATE] No hizo el servicio militar 1
[PERCEPCIÓN] Ver lo que otros no ven 6
[INTERACCIÓN] Prefiere comunicarse por carta 5
[SUBTERFUGIO] Pasar desapercibido 3
[CONOCIMIENTO] Leyó toda la biblioteca de su abuelo 7
[PROFESIÓN] Escritor de terror 9
[OCULTISMO] Conoce TODO sobre los Mitos 10

 HITOS

* Pasaba mucho tiempo solo cuando era niño, en cuevas y bosques
* Fue educado como miembro de la alta sociedad, aunque no acudió al colegio
* Transmitió sus conocimientos a su círculo de amigos
* Aunque estuvo casado, se mostraba incapaz de relacionarse con mujeres

COMPLICACIÓN: Padece una terrible fobia al mar.

Combate: Sin armas +4, daño m Defensa: 11
Iniciativa: 7
DEGENERACIÓN: 2 Presencia inquietante

sábado, 1 de agosto de 2015

Excursión burgalesa

Haciendo el mal en Santo Domingo de Silos.

Escapada cultural a la que fuera capital y corazón de Castilla, gracias a la buena labor de nuestro guía, el señor Scorpio, que ha tenido a bien dedicarnos el sábado para enseñarnos su ciudad y alrededores.

La llegada a Burgos fue ayer, tras un viaje en autobús cansado pero más corto de lo esperado. Una vez allí, cena paseo y a dormir, que ya era tarde. Bueno, lo de dormir es un decir, ya que la cama del hotel resulta ser pequeña e incómoda hasta el extremo.

Sin embargo, la falta de sueño no impide disfrutar del plan; visita guiada por Burgos capital, con su casco viejo y su catedral, para luego coger el coche en dirección a Santo Domingo de Silos, con parada en las ruinas del monasterio de San Pedro de Arlanza.

Una vez en Silos, y tras un agradable pediluvio, genial comida en el asador Tres Coronas, donde nos ponemos gochos a mollejas, morcilla y cabrito. La verdad, entre el sitio, lo agradable del día, lo acogedor del sitio, la buena compañía y lo buena que estaba la comida, hacía tiempo que no estaba tan a gusto.

Ya de sobremesa nos acercamos al sitio que muestra la foto; el monasterio de Santo Domingo de Silos, cuyo claustro nos es enseñado por una guía un tanto robótica y... poli-cromada.

De Silos vamos a Covarrubias, lugar de infausto recuerdo para mi personaje de la partida de Aquelarre que precisamente dirige el señor Scorpio (mi camiseta de hoy no era casual) y damos un paseo por su casco medieval.

Para finalizar, volvemos a Burgos y nos tomamos una antes de despedirnos del señor Scorpio y nos juntamos con mi señor padre, que amablemente se había ofrecido a traernos a Bilbao.

Un sábado genial, y mis agradecimientos a mi padre, por traernos, al señor Scorpio por ser un anfitrión tan fabuloso, y naturalmente a mi señora novia por compartir conmigo un plan tan estupendo.