miércoles, 31 de diciembre de 2014

Acaba 2014

Seguramente, la última foto del año.

Otra nochevieja más, festividad de la que no soy nada fan pero de la que es casi obligatorio participar. Especialmente cuando se vive en el centro y el ruido atronador imposibilita la idea de quedarse en casa, pues los petardos se encargan de eso.

Precisamente esa frase define el cambio más gordo que he experimentado este año: un cambio de casa, que supone el inicio de un cambio más gordo (a mejor), sobre el cual tampoco me quiero extender demasiado. Hay cosas que por importantes que sean no tienen cabida en el blog.

De otras cosas importantes de este 2014 que se termina está el susto del Bilbao Basket en verano, precedido por aquella desagradable agonía y con una segunda mitad de año muy agradable, aunque ojo, parece que la historia podría volver a repetirse, y nada garantiza que terminando igual de bien.

De trabajo poco reseñable, muchos y constantes cambios pero sobre todo de tipo operativo, lejos del cambio gordo del año pasado. De familia, pues sigue creciendo el número de sobrinos (hijos de primos, que tanto mi señora como yo somos hijos únicos y carecemos de hermanos que nos hagan tíos directos) y poco más que reseñar.

En cuanto al ocio, sigo con el tema del teatro, habiendo actuado este año tres veces (y un cameo en una webserie). sigo jugando algo a rol (aquí debo destacar la aparición del "Cultos Innombrables", claro) y sigo yendo bastante al cine. Este año he pulverizado todos mis records, viendo nada menos que 63 películas en el cine (una media de más de una a la semana), así que puedo decir que, en efecto, es una de mis aficiones. De viajes, me quité las espinas de volver a Londres y Roma, así como a Andorra y visitar Segovia. Y en muy buena compañía.

Supongo que me dejo muchas cosas que contar, que como siempre ha ido entrando y saliendo gente en mi vida (y algunos de los que han salido están mejor fuera que dentro, la verdad), ha habido momentos buenos y malos, pero lo que suelo decir: si es de contar aquí, ya lo he contado. Y si no, no lo voy a hacer ahora.

martes, 30 de diciembre de 2014

Crónica: Los ImprovisAMOS

El reparto. 

Ayer hice mención al show del domingo, el experimental pase de "Los ImprovisAMOS", un grupo de improvisación teatral cómica con el que pusimos en práctica, delante del público, las técnicas del método Harold.

Con una sala a rebosar, pequeñita pero a rebosar, tanto que hubo gente que se tuvo que sentar en el mismo escenario, fuimos haciendo los números y pasándolo como enanos. Y a juzgar por las risas de la gente, parece que ellos también se divertían.

Con un orden prefijado (lo único que estaba prefijado), fuimos haciendo los siguientes números:

-La canción: De forma totalmente anárquica, íbamos saliendo a la palestra a cantar hasta que venía un compañero y nos quitaba el puesto, de forma más o menos civilizada y completamente caótica.

-La frase y la palabra: El público dice una palabra y debemos hacer, cada uno, una frase con esa palabra. Recuerdo que estaban "Mamerto", "Paquidermo" y una tercera que se me ha olvidado.

-Las tres frases: En pareja, y con un tema elegido por el público, hay que representar una escena compuesta únicamente por tres frases. La palabra que nos tocó fue Irán.

-La radio: Este gustó muchísimo. Cada uno éramos una emisora de radio y uno hacía de dial, con lo que teníamos que hablar cuando se nos ponía delante. Este ejercicio demostró que al público le interesan los hidrocarburos. Luego había una segunda tanda en la que el público proponía tema y digamos que fue un tanto escatológico. Debo decir que este es el ejercicio que considero más complicado de hacer, y el que más concentración requiere.

-La explicación: El público pregunta y por turnos explicamos. Tuvimos que explicar lo que era un esfinter, un cosmonauta y un ornitorrinco.

-Status alto-Status bajo: De tres en tres, improvisamos una escena en la que dos personajes tienen un estatus alto (mandones y autoritarios, para entendernos) y el otro bajo (apocado). Un sketch sobre gallinas y otro sobre los Reyes Magos (cosa del público, a mí no me miren).

-Alimentando una fobia:  Este ejercicio alimentaba también el histrionismo. Uno tiene una fobia y dos se la tienen que despertar. En mi caso me toca interpretar una fobia tan mundana y cotidiana como la Xanthoinfratalasofobia (miedo a los sumbarinos amarillos).

-Los poetas: Otro de rapidez. El público dice terminacioes y cada uno de nosotros ha de recitar un verso que rime con esa terminación. "on", "ada" y "aga" son las que nos mandan.

-Escena de las preguntas: ¿Sabéis la fama de los gallegos de contestar a una pregunta con otra? ¿Os imagináis de qué iba el ejercicio? ¿Qué podíamos hacer con los temas "gallegos" y "pecerastas"? "¿Y qué es un pecerasta? ¿Es obvio que las palabras las mandaba el público?

-La escena escalonada: De menos a más. Hacer por parejas una escena in crescendo, incrementando el nivel de la emoción del 1 al 5, pasando por los intermedios. En mi caso, el tema elegido es "teatro" y la emoción es la preocupación por no haberme estudiado el guión de la impro.

-La palabra prohibida: En esta actuamos todos a la vez. Cada uno tiene una palabra (la mía era "sí", que manda cojones), de forma que cada vez que alguien decía la palabra clave de otro, había que salir o entrar de la escena. El tema era "una cocina" y el resultado, como siempre pasa aquí, caótico. Caótico pero divertido.


Y esos fueron los ejercicios. Una experiencia muy gratificante que probablemente repitamos a finales de enero. La verdad es que posiblemente sea la vez que más me he divertido subido a un escenario.

lunes, 29 de diciembre de 2014

Fin de semana (ahora sin inocentadas)

Este partido sí lo vi. 

Evidentemente la noticia de ayer era broma. No entra en mis planes más inmediatos hacerme socio del Athletic ni tampoco del Baskonia.

Al que sí vi fue al Bilbao Basket, que ayer logró su 9ª victoria (en 13 partidos, lo que esá muy bien) contra el Obradoiro, en un partido que empezó bien, luego se subieron un poco a las barbas, llegando incluso a ponerse 5 arriba al salir del descanso, pero que se acabó ganando con solvencia. Todo dentro del guón.

Pero no solo de baloncesto iba la cosa. El sábado era la fiesta de bienvenida de Darius (aunque ese nick está ya un tanto en desuso, pero es la costumbre), que como cada Navidad viene de Japón a pasar unos días y nos convocó en su casa, con bebida y comida japonesa, destacando un combinado de bebidas japonesas al que llamé "leche de barril de cerveza". Aunque la alergia que me asaltó (esta vez no fue culpa del gato, me la llevaba de casa) hizo que me marchara no muy tarde.

Para finalizar, y sobre esto ya me extenderé más mañana, a la tarde fue la actuación de los ImprovisAmos, un show en el que participé y con el que disfruté como nunca sobre un escenario.

domingo, 28 de diciembre de 2014

Athleeeeeetic... eup!

El de verdad me llega la semana que viene.

Este año Olentzero ha venido generoso, pues mi padre ha tenido a bien sorprenderme con el regalazo que se deduce de la foto, y es que a partir de enero compartiremos nuestra otra gran afición deportiva: el fútbol y más concretamente el Athletic de Bilbao, que esperemos que nos vuelva a dar grandes alegrías.

Pues sí, después de mucho tiempo con el chincho, por fin soy socio del club de mis amores, y podré ir a mi localidad de San Mamés, bocadillo en mano a cantar los bacalaos y emocionarme con el espíritu de Zarra, Pichichi, Toquero... E incluso, ¿quién sabe? Puede que me anime a hacer alguna salida con el equipo. Con la final de Bucarest me quedé con las ganas de ir, pero este año (que huele otra vez a final), Varsovia no se me escapa.

Así que el 11 de enero estaré vestido de rojiblanco para ver al Elche, y como soñar es gratis, fantaseo con que los Reyes Magos no se hayan quedado atrás y me traigan el carnet de abonado del Baskonia, pues casi tanta ilusión como ir a San Mamés, me la produce ir al Buesa.

viernes, 26 de diciembre de 2014

Arkadia 2014

Su imagen en Facebook.

Antaño las jornadas de referencia por estas fechas, hace mucho que las Arkadia (antiguamente "Gurutzeta") dejaron de ser unas grandes jornadas, para convertirse en poco más que un pasarratos. De hecho, hacía ya unos cuántos años que no iba, pero este me ha dado por acercarme, a hacer la tarde.

Unas partidas de cartas (Timeline y Lobo 77) y luego la actividad principal, "El grimorio de Abdul", un rol en vivo de Vampiro: Edad Oscura que partía de una idea genial (los personajes éramos, de forma bastante literal, las páginas del grimorio) y unos elementos muy cuidados (los petos con el texto que se supone que teníamos, o los libros que había que traducir para desentrañar el misterio) pero que desembocaba en un concepto plenamente fallido y una partida aburridísima, debido a la carencia de personalidad y motivaciones claras en algunos de los personajes (que no tenían ni nombre) y nada que empujara a participar en la trama si se quería ser medianamente fiel al concepto. He intentado tomarme en serio la partida y se ha hecho lo que se ha podido, pero he de decir que me he aburrido. Por otra parte, la existencia de farragosos sistemas de juego en nada ayudan al desarrollo de una partida, en la que el ambiente y la tensión se rompían cada dos por tres.

Eso sí, se agradece que hubiera croissants rellenos para picotear durante la partida.

jueves, 25 de diciembre de 2014

Musarañas

Macarena Gómez, perturbadora.

Las musarañas son unos pequeños roedores que viven en madrigueras y pueden envenenar a animales más grandes que ellos para defenderse. Y los paralelismos con esa afirmación dan sentido al título de esta película, un inquietantante thriller, con aires hitchcockianos, producida por Alex de la Iglesia, lo que para mí suele ser garantía de calidad.

Gira sobre Montse (Macarena Gómez), una mujer de principios de los años 50, hipercontroladora y religiosa hasta el extremo, que vive encerrada en su casa a causa de una terrible agorafobia que le impide salir, siquiera al descansilo. Vive con su hermana (una aorable Nadia de Santiago), una chica más normal (no es que lo tenga muy difícil, que vive bajo el peso del sentimiento de culpa (su madre murió en el parto) y el yugo de su hermana mayor, la cual tiene visiones en las que se le aparece, o es lo que cree, su desaparecido padre, el siempre soberbio Luis Tosar. 

Y su "tranquilidad" se ve rota por la llegada del vecino Carlos (Hugo Silva), a quien Montserrat tiene a bien "acoger" al más puro estilo "Misery". Y ya no cuento más de la trama, que tiene su chicha, incluyendo un final que, o no lo he entendido, o está sujeto a posibles interpretaciones.

La pelúicula está bastante bien realizada, generando una atmósfera opresiva y a pesar de patinar en algún momento, alcanza un nivel bastante elevado, así como las interpretaciones, donde cabe destacar a la "mala" de la película, Macarena Gómez, que transmite verdadera angustia con cada una de sus miradas (si bien, no consigue desprenderse de su tono de voz tan característico, que recuerda inevitablemente a su personaje en "La que se avecina"). Pero sin duda se marca un Papel con mayúsculas.

Sí tiene, en lo negativo, muchas escenas en las que se rompe la suspensión de la incredulidad y fuerza un poco a hacer algunos saltos de fe, pero en general me parece una película más que correcta.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Mortadelo y Filemón contra Jimmy el "Cachondo".

Del tebeo a la pantalla.

Creo que esta entrega es la mejor adaptación de los tebeos de Ibáñez a la pantalla. Mejor que las películas de imagen real (que me gustaron, incluso la segunda, que me sorprendió muy gratamente) y que las series de animación, tanto la versión de Rafael Vara como la mediocre de los 90.

Y es que Jimmy el Cachondo recoge tal cual el espíritu de las viñetas y lo traslada a la animación, con muchos porrazos y huevos de pascua, y un humor 100% Ibáñez (tal vez con un lenguaje más soez de lo que recordaba). Tiene también personajes muy logrados, en especial Rompetechos, que lo plasman de forma magistral. Reproduce el espíritu del original, hasta el punto de que la mayoría de las cosas que pasan, el aficionado a Mortadelo sabe que van a pasar, y aún así hacen gracia. De principio a final, es 100% cómic.

Las voces sí rechinan un poco, pero esto es inevitable, ya que NUNCA se van a parecer a lo que cada lector tenía en su mente, y aunque he de decir que no me convencía mucho Janfri Topera (que curiosamente es el que hacía de Bacterio) doblando a Filemón, no quedo insatisfecho con su trabajo. Y genial el cameo de Ramón Langa. 

Igual sí se puede poner como pega que alguna escena se hace un poco larga, así como la falta de gracia del personaje de Jimmy, siendo "Mortadelo y Filemón: el caso del Tronchamulas" un título que le habría hecho más justicia.

En definitiva, una gran adaptación y una cita ineludible para los amantes de los agentes más ineptos de la T.I.A.

martes, 23 de diciembre de 2014

Big Hero 6

El superhéroe más blandito. 

 Versión corta: Película Disney, divertida y con bicho entrañable.

Versión larga:

Big Hero 6, muy sutilmente inspirada en el cómic homónimo (y casi anónimo, pues no creo que sea especialmente conocido) de Marvel, es la historia de Hiro, un adolescente que es un genio de la robótica, y que por azares de la trama se hace con Baymax, un robot médico de aspecto amigable, que es completamente achuchable y blandito (sic), que como es de esperar, se convertirá en su mejor amigo. Y por cosas de la trama, Hiro y Baymax, junto con otros 4, formarán el grupo de superhéroes "Big Hero 6", dispuestos a jugársela para salvar a la ciudad de San Fransokyo (de obvias referencias) de todas las amenazas que se le enfrenten.

El reclamo de esta película, para qué nos vamos a engañar, es Baymax, esa especie de muñero de Michelín planchado, que se adueña de la película, uniéndose a la galería de secundarios inolvidables de la factoría Disney, con un exquisito cocktail de humor y ternura, plagando la pantalla de momentos "ay, qué majo". 

La verdad es que me ha gustado mucho, más de lo que esperaba, y tiene un montón de guiños frikis, como el dibujo de Mazinger Z, o el inevitable cameo, así como la escena después de los créditos que, por cierto, tienen una música muy chula.

Y Baymax.

lunes, 22 de diciembre de 2014

Otra vez, reintegro

Lo que me toca siempre. 

El día de la salud lo llaman, puies hoy es el día en el que la mayoría de la gente se congratula de que al menos tiene salud, ya que no le ha tocado la lotería. Tampoco me ha tocado a mí, ni creo que me toque, pues siempre me compro el mismo número de boletos. Dicen que cada vasco se gasta X dinero en lotería, pues debe de haber alguien gastándose 2X.

Nunca me haré rico con la lotería, está claro. Pero la diferencia con comprarla es que no soy rico, pero tampoco más pobre, y como todos los años puedo decir que me ha tocado el reintegro. Otra cosa que podría hacer es meter todos los años 20 euros en un bote, y los años que acabe el gordo en 1, abrir el bote y coger el dinero. Sale mejor que esperar a que toque la pedrea, ¿verdad?

En cualquier caso, paso bastante de esta suerte de impuesto voluntario (y ojo, yo encantado de que exista y la gente gaste dinero), pero francamente, paso bastante de participar de ello. Entiendo y respeto todo eso de la ilusión y el gusanillo, que es realmente lo que mueve a la gente a jugar (sería presuntuoso presuponer que la gente no sabe contar), pero no lo comparto. Ahora bien, si alguien de verdad cree que sale a cuenta comprar lotería, me suena que precisamente el gordo de la Navidad es el que menos rentable/probable sale. Sale mejor jugar a los ciegos o ir a un RETA a apostar en las carreras de galgos.

De todas formas, yo mañana me pasaré por algún bar a ver si cuela y me venden por 21 euros un café y un boleto premiado. En el anuncio funcionaba.

domingo, 21 de diciembre de 2014

Finde prenavideño

Las compras, una parte importante.

Dos cosas definen las navidades: el consumismo y socializar. La primera parte quedó parcialmente cubierta con una visita a Joker, donde adquirí lo que se vio en la foto. Aunque a decir verdad de ahí solo es mío el juego de cartas del Señor de los Anillos, pues el Descent es un regalo del señor Pablo Caos a mi asociación, como agradecimiento a todas las veces que ha venido a jugar a la lonja (muchas de ellas precisamente al Descent, juego que ahora nos regala para que podamos tener el nuestro). Detallazo, sin duda, por su parte.

Por la tarde hubo visita familiar (como colateral) a prima política y consorte, así como a sus dos bichejos, de 2 y 4 años, haciendo de "tío Jokin", y aunque no soy muy fan de los humanos de tan escasa edad, he de confesar que eran niños muy llevables y no me costó ejercer las funciones, jugar con ellos y todo eso (¡agh, me hago mayor!). Así que para compensar, luego me fui a la lonja a frikear con la gente, hasta más o menos las 3 de la mañana.

Y hoy, por la mañana dormir, paseo y luego el ensayo para los improvisAMOS, el especáculo teatral en el que participo el domingo que viene. Como la función sea la mitad de divertida que el ensayo, habrá merecido la pena.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Vacaciones navideñas

Icono muy reconocible.

Hoy empiezan oficialmente mis vacaciones navideñas (bueno, técnicamente el lunes), que durarán hasta enero, hasta después de reyes. Y han empezado con algo muy de estas fechas: comilona con los del trabajo, con una sobremesa que se ha prolongado hasta bien entradas las 7 de la tarde. 

Ahora dos semanas largas, casi 3, sin madrugones ni expedientes ni llamadas, ni mostrador... aunque a cambio todos los compromisos navideños, algunos de los cuáles apetecen, otros quizás (como la nochevieja) no tanto.

Pero está bien lo de no tener que ir a trabajar.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Vuelven las rebajas de Steam

Algo así.


La "pesadilla" de todos los inviernos y veranos: llegan las rebajas de Steam.Muchas ofertas de juegos baratos a golpe de click, que harán que durante los próximos 15 días Steam vuelva a ser ese virus que te instala videojuegos en el ordenador y te quita dinero de la cuenta.

Y como siempre, meten alguna pijada nueva. Esta vez permiten cambiar los cromos por gemas, que no tengo muy claro para lo que sirven (seguramente para conseguir más plaquitas y polladas por el estilo, que al igual que los cromos se podrán cambiar por dinero de verdad, dinero que acabas gastando en otros juegos).

Lo peor es que compro juegos y acabo jugando siempre a los mismos. O una versión más sofisticada: acabo jugando a juegos que me compré en las anteriores rebajas. Así que supongo que como es habitual, picaré y compraré juegos que, con suerte, jugaré en navidades del año que viene.

¿Por qué tanto odio, Steam?

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Personajes imposibles (XXVI)

Charles de Gollum

CHARLES DE GOLLUM: Militar hobbit francés que a pesar de ser presa del poder del Reich, logró tirar el anillo de Hitler a un volcán, consiguiendo así que Alemania fuera arrasada y los aliados ganaran la guerra.

EMIDIO TOOTSIE: Diseñador italiano que creaba ropa de mujer para hombres.

ESCHER KOPLOWITZ: Empresaria española que forjó su fortuna en la construcción, con edificios físicamente imposibles.

FRANKLIN DELANO ROOSE BOLTON: Traicionero banderizo de los Stark que ascendió hasta llegar a presidente de los EEUU despellejando rivales políticos.

Friedrich Canietzsche

FRIEDRICH CANIETZSCHE: Perrito filósofo, de la corriente perrunihilista, autor de "Así ladró Zaratrusta".

GABRIEL GARCÍA MARC MÁRQUEZ: Motociclista colombiano y escritor, autor de obras como "100 años de evasión fiscal", novela que trata de los Buendía, unn familia de banqueros andorranos.

HODOR DOSTOYEVSKY: Escritor ruso, cuyas obras se componían de páginas y páginas con la palabra "Hodor".

JOSÉ AMEDICI: Mecenas florentino que en el renacimiento impulsó las artes, las ciencias y el terrorismo de Estado.

LEOPOLDO O´DONNELL ORZA: Alcalde de San Sebastián que en 1854 protagonizó un pronunciamiento y puso OTA en Vicálvaro. 

MOBY DICKENS: Cachalote escritor que narraba las desgracias de los peces pobres en las costas de  Inglaterra.

RAFAELLA CARRADINE: Actriz italiana que protagonizó la versión italiana de Kung-fu y la película musical "Call Bill".

SANCHO PÁNZER: Tanque alemán utilizado por Don Quijote de la Mancha para enfrentarse a los molinos gigantes.

Wilma Rouseff

WILMA ROUSEFF: Gobernante, en el periodo paleolítico, del yacimiento de Rocapiedrinha (Brasil).

martes, 16 de diciembre de 2014

Os fenómenos

La presencia de Luis Tosar, un reclamo que conmigo ha funcionado.

A pesar de lo que pueda indicar el cartel, no es Luis Tosar quien protagoniza la película, sino una soberbia Lola Dueñas. Tosar es aquí poco más que un personaje secundario que sale algo al principio y un poco al final.

Os fenómenos (el título está en gallego) es una historia sobre la explosión de la burbuja inmobiliaria y la debacle de la cultura del ladrillazo contada desde la perspectiva de Neneta, una mujer un poco hippy que debe estamparse de bruces contra la realidad cuando su pareja la abandona con un niño pequeño. Debe comerse su orgullo con patatas y reconciliarse con su madre por una parte y buscar trabajo por otra, encontrando trabajo en la obra, abriendose paso y superando las barreras de un trabajo duro. Aunque en un tiempo en el que un peón bien podía sacarse 2000 euros en B al mes si se lo montaba bien.

Pero eso acaba explotando y estalla en los morros de Lola, por cuyos ojos veremos la historia tantas veces vista de los que en tiempos de bonanza se metieron en deudas de las que luego era difícil salir, con escenas realmente truculentas, como esa en la que ufana presume de su recién comprado piso, gracias al aval del piso de su madre. Una de esas desgracias que casi duelen, pues las ves venir a lo lejos.

Una película amena de ver y amable, a pesar del drama que tiene detrás, en la que vemos cómo Neneta superará los obstáculos y se irá integrando en su cuadrilla de obreros.

Una cosa que llama la atención de esta película es que en muchas ocasiones los personajes hablan en gallego y esas partes las subtitulan. Lo curioso es que en la mayoría de las ocasiones el subtítulo es completamente innecesario, pues se entiende de sobra, o directamente son frases que se dicen casi igual en gallego que en castellano.

lunes, 15 de diciembre de 2014

¡Los kobolds se comieron a mi bebé!

La simpática portada.

No es literal. No he tenido ningún bebé, y desde luego no han venido los kobolds a comérselo.

¿Y qué es un kobold? Los kobolds son esas criaturas perrunas, estúpidas y feroces, que pueblan en hordas los dungeons de nivel 1, para ser exterminados por los héroes novatos. No conocen el miedo a la muerte (no les da para tanto) y se alimentan de bebés. Además, son los protagonistas de este simpático juego de rol, divertido de leer pero bastante imprácticable en la realidad.

Un poco mezcla de Munchkin y "Sí, señor oscuro" (aunque para esto prefiero jugar a "La torre de Rudesindus"), este juego va de interpretar a una de estas paéticas y vociferantes alimañas en su lucha por la supervivencia alimentación básica, en un mundo en el que todo mata. No es que el mundo sea especialmente peligroso, que también, sino que son tan cutres que cualquier cosa puede acabar con ellos. Incluso su propia estupidez... especialmente su propia estupidez.

Lo que más destaca del juego es su amigable diseño, con las siempre divertidas ilustraciones de Kovalic y detalles como unas tarjetas que acompañan al juego, tarjetas de muerte aleatoria, que son literalmente un rasca y gana (un rasca y muere, más bien). Además, viene a todo color y con papel satinado, lo cual siempre es de agradecer.

La parte negativa, la típica de los juegos ameritrash, que son unas reglas divertidas de leer pero innecesaria y deliberadamente confusas, repletas de tablas y excepciones, apesar de ser un juego sencilo con un manual de 100 páginas en Din-A 5, lo que da una pista de que su jugabilidad se reduce a probarlo algún día por hacer la broma y volver a dejarlo en la estantería.

Más que un juego de rol, una broma gamberra y entretenida de leer, escrita con un estilo muy ameno, aunque traducido, sospecho, con demasiada libertad.

También.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Conciertos e islas del tesoro

A mis años, es la primera vez que iba a un concierto de pago.

Apretada agenda cultural la de ayer. Por la tarde me iba a Muzzik a ver las lecturas dramatizadas de la novela de Robert Louis Stevenson "Isla del Tesoro" (que supongo que el Gobierno querrá ilegalizar por hacer apología del pirateo), un curioso espectáculo en el que participaban algunos de mis compañeros del grupo de teatro y que quedó muy bien, muy ameno y muy natural. Además, yo había ido sin saber muy bien de qué iba a ir el asunto, sin ideas preconcebidas y me sorprendió gratamente el asunto.

Donde ya me figuraba de qué iba a ir el tema y no me levé sorpresas fue en el evento nocturno, el concierto en el BEC de Fito y los Fitipaldis, al que fui a acompañar a alguien muy especial. Y bueno, del concierto poco que decir, que no soy nada amigo de conciertos (de hecho, solo había ido a algunos de fiestas de pueblos). Es cierto que la música de Fito no me desagrada (aunque también lo es que sus canciones son demasiado parecidas, y cuando tocan las que no conoces, que en mi caso son mayoría, daba la sensación de estar oyendo todo el rato lo mismo) pero el formato "directo" no va conmigo. No me gustan las aglomeraciones y los empujones, y prefiero el sonido grabado que el de los conciertos, donde se oye más al público que al cantante. Pero vamos, cuestión de gustos.

Tampoco me gustan nada el BEC (concretamente el Bizkaia Arena, de tan infausto recuerdo) y los pifostios que se montan para entrar y salir. Sobre todo para salir, que desde que acabó el concierto hasta que salimos a la calle se me hizo eterno y pocas veces recuerdo haber estado tan agobiado. Pero bueno, eso iba en el guión.

Lo que sí que no iba en el guión y me cabréo sobremanera es la falta de respeto que tienen algunos imbéciles incapaces de entender una instrucción tan sencilla como "prohibido fumar", y sobre todo la permisividad de los organizadores del evento en el que había cigarros encendidos por todas partes y en todo momento, recuperando la asquerosa sensación de volver a casa con la ropa oliendo a tabaco. Y la sensación de no poder hacer nada para combatirlo.

Pero bueno. Si la persona con la que fui se lo pasó bien, mereció la pena.

sábado, 13 de diciembre de 2014

Cena teatral

El plantel

Diciembre, mes de cenas y comidas. No es que el resto del año no se coma y cene, pero este mes, con la inminente presencia de las Navidades, esto tiene un componente más social. Ayer tocaba el turno a la cena navideña del grupo de teatro, en el Donizzetti de Bilbao, donde nos pusimos hasta las patas con el lambrusco y la comida (demasiado langostino, diría yo). También hubo espacio para hablar de la obra de marzo (que será, como su nombre indica, el 28 de febrero) y para abrir nuevas líneas de negocio en caso de que no terminemos de hacernos ricos con el teatro.

Después, como suele ser frecuente en este tipo de saraos, nos fuimos por ahí de copas y comprobé que cada vez me gustan menos los bares. En la cena y la sobremesa, de maravilla, pero ya la parte de estar en un bar lleno de gente con la música a tope... menos.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Sons of Anarchy

Los más malotes de Charming.

Kurt Sutter, creador de la gloriosa The SHIELD es también el responsable de los Hijos de la Anarquía, una banda de moteros perteneciente al conocido como 1%, que se ganan la vida con negocios tan poco lícitos como el tráfico de armas, y todo lo que ello implica, dejando las cunetas de California con más cadáveres que 40 años de franquismo.

Concretamente, nos habla de la sección fundadora de la organización "Sons of Anarchy", creada en Redwood (de ahí el acrónimo SAMCRO, "Sons of Anarchy Motor Club Redwood Original"), situada en el ficticio Charming, un pueblo de la California interior en el que, a pesar de tener menos de 15000 habitantes, pasa de todo. Los Hijos son una organización que, a pesar de lo que sugiera su nombre, está bastante burocratizada y además cada una de sus secciones tiene su presidente, su vicepresidente, sus juntas asamblearias, etc. Siendo las escenas de las reuniones y las votaciones de lo mejorcito de la serie.

Hay que decir que es una serie criticable en muchos aspectos, siendo uno de los más sonados su apabullante falta de credibilidad. Es ficción, por supuesto, pero a veces abusa de esa aura de superioridad que emanan los personajes, una suerte de Equipo A moderno, capaz de derrotar a cualquier amenaza a la que se enfrenten. También peca de ser poco realista con detalles como que en esa serie se tarda menos de volver de la cárcel que lo que tardo yo en volver de hacer la compra.

Otro detalle que también queda un poco absurdo, y que es más un reflejo de la sociedad americana es esde doble rasero de "violencia buena/sexo malo" que nos lleva a que en una serie en la que no tienen reparo en mostrar múltiples actos violentos, incluyendo escenas de tortura explícita, no se ve ni una sola teta, a pesar de que argumentalmente la prostitución y la pornografía juegan un papel fundamental. Pero esto es sintomático, ya que de todas las escenas de la serie, una de las que más polémica suscitó fue una en la que se veía el culo del protagonista.

Pero si dejamos de lado eso, sus incoherencias, las múltiples fantasmadas (muchas veces parecía estar viendo una serie sobre el GTA) y los múltiples Deus Ex Machina en forma de "¡no importa lo jodida que parezca la situación, Jaxman tiene un plan!", nos encontraremos con un producto muy ameno y que cumple con creces en uno de los apartados que yo considero fundamental en una serie: sus personajes.

SAMCRO mola, hay que decirlo, y sus personajes también. Ron Pearlman se alimenta de pantalla cada vez que aparece, destilando carisma a raudales y creando un personaje tan odioso como imprescindible. Al mismo nivel raya Katey Sagal, construyendo una inolvidable Gemma Teller. Charlie Hunnam va clarisimamente de menos a más, empezando como uno de los actores más flojos y hostiables del plantel hasta adueñarse del show y el resto del reparto nos regala personajes inolvidables, tanto en la banda como fuera de ella, donde nos regalan perlas como la agente June Stahl, Lincoln Potter (¿a nadie le recordó al pintoresco "L" de Death Note?), Eli Roosevelt y por supuesto el enorme Wayne Unser. Está claro que los polis molan tanto como los cacos. Pero tampoco podría olvidarme de otros como Nero Padilla o Marcus Álvarez.

La serie a ratos es hasta mala, y tiene líneas argumentales que directamente caen en el ridículo (recuerdo claramente que en la trama de Irlanda mi cerebro se cogió la moto y se fue a hacer millas), pero lo importante aquí no es tanto la historia que nos cuentan sino el marco en el que se desarrolla. Y por eso la ficticia Charming se ha ganado un huequecito en el recuerdo.

En cuanto al final, y sin meterme a dar detalles, diré que lo considero simplemente adecuado. No estropea la serie, pero no llega al nivel de grandeza de otros finales, y da un poco de rabia, pues parece que se queda a medio camino de lo que podía haber sido.

Ahora, el tradicional tributo southparkero.

El inevitable homenaje southparkero. ¿A cuántos reconoces?

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Los improvisAMOS

Y es GRATIS

El 28 de diciembre, día de los inocentes, a las 19:00, organizamos una pequeña actuación en el local de Muzzik, una actuación de improvisación humorística, donde se pretende que el público tenga su participación. 

Usando la técnica Harold, aprendida en el curso que he hecho un par de veces, nos juntaremos alumnos de todos los grupos de la escuela, como se hiciera con los monólogos shakesperianos y nos lanzaremos a hacer reír al público, tratando de no perder la compostura. Que la risa es algo que hay que tomarse muy en serio, y viendo el excelente plantel que compone el espectáculo, tendré que dar lo mejor de mi mismo para estar a la altura.

Ahora copio la introducción oficial:

El 28 de Diciembre no le ocurrirá nada extraño al escenario. No deberán intentar tomar el control, estimado publico. Seremos nosotros quienes controlemos la escena. Controlaremos las tablas y el proscenio. Podremos abrumarles con mil locuras y extravagancias actorales hasta alcanzar el absurdo total. Podemos hacer que vean cualquier cosa imposible de imaginar en algo tangible y respirable. Durante una hora controlaremos el escenario bajo el influjo impredecible de la improvisación. Ustedes van a experimentar la comedia y la locura desde los niveles mas inauditos. Mas allá de los limites de la comedía estamos nosotros: "Los ImprovisAMOS". Con Samuel Gibert, Rafael Luque, Eva Merlo, Iñaki Usobiaga, Rafael Matías, Matilde Murillo y Jokin García. Dirigido por Samuel Gibert. Producido por Scartaris.

Nos lanzamos el 28 de Diciembre en la Escuela Muzzik (sala teatral) a las 19:00 horas. Entrada libre hasta completar aforo.

martes, 9 de diciembre de 2014

Así fueron las Castilla y Dragón

Aquí se celebraron.

Este fin de semana en Arroyo de la Encomienda ha dado bastante de sí, a pesar de ser unas jornadas pequeñitas y con un poco menos de afluencia de lo que hubiera sido deseable, así como algunos ratos muertos. Pero el balance es positivo, y la crónica la siguiente.

Esto empeiza el viernes en un tren que me lleva con Virginia, Andrés y un peluche que simula a Guille (se nos uniría más tarde, pero por cosas de RENFE, nos salía más barato comprar su billete de ida que no comprarlo), y a nuestra llegada a Arroyo nos acreditamos e instalamos. Y vemos que hay camas. ¡Camas de verdad! Y lo que es mejor, estufas.

Saludamos gente, comemos y por la tarde algo de juegos de mesa y primera partida, "El dedo del hombre negro", una partida de rol en vivo muy irreverente, que sin duda habría hecho las delicias de los fanáticos de la correció política de Errenteria.Por la noche cenamos, y nos entregamos al noble arte de arreglar el país, de charleta hasta las mil, alternando con juegos de mesa.

El sábado por la mañana me apunto a una partida que me resulta familiar, "Cazadores de leyendas", no la aventura del libro sino una aparte, y ahí que me veo de jugador con unos personajes a los que, con permiso del autor Ismael D. Sacaluga, casi considero míos. 

Comemos y por la tarde vuelve a haber rol, pero esta vez como director, dando caña a los Children of Chaos, en una partida que acaba alargándose hasta durar casi 4 horas, por presión de los jugadores, que pedían más y más. La noche, como la anterior, sin partida. Algo de mesa, unas bebidas y charleta.

Domingo por la mañana, pruebo una partida de Fragmensot (está claro que este fin de semana tocaba barrer para casa), jugando "Susurros", una de las partidas del libro, con un personaje tan gilipollas como divertido de llevar. Y un terrible desenlace.

Por la tarde rol en vivo, donde soy un actor que se presenta al casting para ser el nuevo Doctor Who, y al que una serie de acontecimintos acaban metiendo en una TARDIS de verdad, como compañero del Doctor real. 

Por la noche otro vivo, una de piratas en la que soy un capitán corsario inglés, tratando de desbaratar un motín que no tenía razón de ser, en una partida que hacía agua por demasiados sitios, sobre todo por la carencia de conflicto, y porque era la opera prima del Director de Juego, que se mostró realmente receptivo a todas las sugerencias.

Ya el lunes fue día de clausura, despedidas y viajes en tren. En la clausura tuvo su gracia que me tocó en el sorteo un libro que ya tenía "Estrellas anónimas", cuando lo doné me ofrecieron a cambio el "Postapocalyptica", que también tengo, y finalmente me acabaron regalando la 5ª edición de Ars Magica. Y Trancettos, muchos Trancettos.

Unas jornadas entrañables, sobre todo por la gente que las organiza. Un saludo a ellos, a los que me acompañaron desde Bilbao, a los frikis que ya conocía, y a los que he conocido allí. Que aunque cuando hable de jornadas suelo hablar sobre todo de rol, el rol es solo una parte de las jornadas.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Volviendo de Valladolid

Todos los caminos llevan a Palencia.

Escribo desde el tren, el Palencia-Bilbao que por fin nos lleva de vuelta, tras estos días de asueto y frikerío.

¿Y por qué Palencia? La respuesta es muy simple: volvemos en tren, y al no haber directos, cogimos con trasbordo. Y el trasbordo tuvo su complicación, ya que tan pronto hemos subido al tren en la estación de Valladolid, nos hemos percatado de un detalle... ¡Nos hemos equivocado de tren! 

La confusión se entiende explicando que hemos llegado a la estación a las 15:15,  siendo nuestro tren a las 15:35. Y en cuanto ha pasado un tren que ponía "Palencia" nos hemos montado, pensando que estaría un rato parado.

Pero cuando se ha puesto en marcha antes de la hora y hemos visto que nuestros sitios estaban ocupados, nos hemos percatado del error.

Afortunadamente no era un gran error, pues nos dirigiamos, aunque en otro tren, a Palencia. La putada, que no teníamos un billete en vigor para ese tren.

El riesgo estaba ahí. Sin embargo, nada ha pasado, pues en ese tramo no había revisor, información que nos ha dado el agente de seguridad al que hemos expuesto el problema, y que ha sido nuestro nuevo mejor amigo durante el trayecto, en el que hemos estado de charleta con él.

Al final la única diferencia es que hemos llegado 20 minutos antes a Palencia y son 20 los minutos de más que hemos tenido que esperar. Y ahora, juro y perjuro, vamos en el tren en el que tenemos que ir.

viernes, 5 de diciembre de 2014

A jornadear bajo el frío

El cartel

Tras el paréntesis del año pasado, y no sin una cierta dosis de masoquismo, este año vuelvo a Arroyo de la Encomienda (Valladolid), a las jornadas Advanced Castilla&Dragón, de rol y juegos en general, sobre todo por la cosa de ver a la gente del mundillo.

De la anterior ocasión recuerdo sobre todo el frío, era tan horrible que nos obligaba a dormir debajo el stand, ya que los dormitorios eran el equivalente a una nevera. Y este año, viendo el parte del tiempo, con temperaturas que oscilan entre los 0 y los 8 grados (¡8 de máximo!), todo parece indicar que no voy a sudar mucho. Espero que no se olviden de la calefacción, o me volveré mañana mismo en el primer medio de transporte que haya.

Por lo demás, en una hora cojo el transiberiano que me dejará en la capital vallisoletana. ¡Comienza la aventura polar!

jueves, 4 de diciembre de 2014

R.I.P. Pepito

Otra que se han cargado.

No era una página que usara mucho, pero sí a veces me metía para ver algún capítulo suelto de alguna serie cuando no encontraba los enlaces en VOS por ahí. Lo siento, me bajo cosas de Internet, y no es por un tema de no pagar, sino porque tengo la extraña manía de que me guste ver las series que quiero y cuando quiero, de la forma que quiero y al ritmo que quiero, algo que la televisión no me permite y que de momento los videoclubs online no me dan (Filmin, y en apariencia Wuaki, no están mal pero no me ofrecen todas las series que me interesa, o no tienen todos los capítulos). 

Insisto que no es un tema de pagar o no (voy asiduamente al cine, y mi colección de series originales crece), sino de que a veces es la forma de poderlas seguir. Es el ejemplo de Sons of Anarchy. En mayo vi un pack con las temporadas 1 a 5 y me lo compré. Y tengo claro que cuando salga la serie completa, me la compraré. ¿Pero de momento qué hago si quiero verla? ¿Me la invento? Y como esa, muchas series a las que no habría podido acceder o no habría descubierto si no llega a ser por estas páginas. La siguiente en el punto de mira es Series.ly, que ha anunciado que quitará los enlaces (veamos en qué queda el tema).

De todas formas, lo peor de esto es que parte de razón hay, porque es cierto que estas webs se lucran con el contenido ajeno (las toneladas de anuncios que plagan estas páginas no son gratis) y es cierto que, más con el cine que con las series sí provoca pérdidas. No las que dicen, claro. Cierto es que hay gente no va al cine porque puede tenerlo gratis (que no me vengan con cuentos de que no van porque es caro, que muchos no irían ni aunque costara 5 céntimos), pero que la recaudación de 8 apellidos vascos bajara drásticamente en cuanto apareció la opción de descargarla, es un hecho.

Realmente, y siendo tan honesto como egoísta, me daría exactamente igual que desapareciera la opción de bajarse de Internet películas que están en cartelera mientras siga con la posibilidad de bajarme series. Ahora bien, yo soy yo, y mi situación me permite ir al cine. Pero no todo el mundo tiene la suerte de tener cines a 15 minutos de casa a pie ni dispone de tiempo libre para irse al cine un jueves a las 5 de la tarde.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Brownies caseros

Mejor untados en leche.

Como ya adelanté el lunes, el sábado nos pusimos mi señora novia y yo a cocinar algo para el club del libro, y la obra elegida fueron unos brownies marmolados con queso cuya receta saqué precisamente de un libro que ella me había regalado en Navidades (la podéis ver abajo).

El primer paso, obvio, era comprar los ingredientes. Luego buscar un sitio en el que hacerlos (se recomienda una cocina) y ponerse manos a la obra. Para ello, primero había que mezclar la harina con el cacao y la levadura.

El Cola-Cao del pobre.

Mientras uno mezclaba y removía (la receta decía "tamizar") hasta que quedara todo uniforme y sin grumos, el otro fundía en una cazuela chocolate con mantqeuilla (no lo hicimos al baño maría, sino directamente).

En el espacio nadie puede oír los gritos de tus arterias.

Una vez fundida la masa chocolatástica, se mezcla con la mezcla de harina/cacao, igualmente buscando que no queden grumos ni pelotas de harina. Y le añadimos huevos, claro.

Meterlo así al horno: mal.

Esta es una masa de dos colores/sabores. Tenemos la parte del chocolate, ahora hay que atacar al queso. De modo que mezclanos queso de untar (vale el San Millán de toda la vida) con mantequilla (se recomienda calentarla un poco al microondas, o no hay manera), huevos y un poco de harina.

Visto en la foto, parece helado de limón, pero no.

Con esto ya tenemos dos masas diferentes, de modo que las vamos mezclando para hacer una masa más o menos marmórea.

 Sin mezclar demasiado, o simplemente saldrá una de color marrón clarito (que es lo que nos pasó).

Una vez tenemos esto, ya podemos lanzarlo al horno, donde lo tendremos aproximadamente una hora a 180º (para los muy cazurros, esto no significa que haya que dar media vuelta al horno, ni ponerlo al revés, que se cae).

Ahora, a enfriar.

Ahora es el momento de esperar a que se enfríe y cortar en taquitos. Ya tenemos unos ricos brownies. En nuestro caso, tal vez porque usamos algo menos de levadura de lo que deberíamos, quedaron un poco duros y costó cortarlos, pero nada que no solucione una motosierra. Lo importante, es que quedaron ricos, mi señor suegro puede dar fe de ello.

Y aquí está la receta, por si alguien se anima a emularlos:

La receta.

martes, 2 de diciembre de 2014

6469

Hubo fotos ese día, pero se jodió el carrete.

Hoy se cumplen 10 años de uno de los puntos clave en mi breve y afortunadamente pretérita como abogado, que fue el día en el que me colegié en el Ilustre Colegio de Abogados del Señorío de Vizcaya.

Con el máster prácticamente recién terminado, y por entonces en el despacho del infame "Pedro", yo tenía muy claro que me quería colegiar, que quería dedicarme profesionalmente a la abogacía. Caprichos de juventud, ya se sabe. Igual que desde la perspectiva del tiempo puedo saber en qué quedó todo aquello. Pero entonces no tenía una bola de cristal, así que con ilusión y un traje nuevo me fui al Colegio a recitar el juramento, de memoria me suena que era algo parecido a "prometo por mi conciencia y honor cumplir fielmente con mis obligaciones como abogado, así como el respeto al ordenamiento y las normas, y en especial las deontológicas". Recuerdo estar nervioso como un flan, y que para sorpresa de los presentes, vocalicé perfectamente y sin trabarme.

Ya era un nuevo miembro del Colegio, un abogado en ejercicio, el número 6.469 (era una época en la que se colegiaban abogados como churros) y 1400 euros más pobre. 

Al menos salí ganando en una cosa. A pesar de que soy totalmente enemigo de los paraguas, me compré uno para poder ir con el traje y no mojarme, y cuando después del juramento nos fuimos al lunch que acompañaba a la ceremonia le pedí a mi madre que fuera al paragüero a recogerlo. Se confundió y me trajo otro... que era mejor y más grande que el mío.

De todo se saca algo positivo, oye.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Otro club del libro (con brownies)

En serio, hay libros.

Eso que quedamos para compartir libros y sobre todo comida. En esta ocasión, mi señora novia y yo nos hemos animado a hacer brownies caseros (mañana hablaré de ellos) y de libros, yo he aportado "Conociendo a Cthulhu" y el cómic 1602.

Devolvía "El castillo en el aire" (muy cuento, al estilo de "Las 1001 noches"), Oldboy (que me leí del tirón el primer día), el 8 de Powers (mola) y "Los propios dioses", que se entendía y todo (es que la otra vez me dejaron una edición que solo tenía el segundo de los tres relatos que lo componen).

En cuanto a la cosecha, me he traído "La casa de los mil pasilos" (secuela de "el castillo en el aire"), "El Principito" (sí, el clásico de Saint Exupery), "La sombra del Águila" de Pérz Reverte, "Yo, robot" de Isaac Asimov y "El laberinto de la rosa", de Titania Harde. Y probablemente algún kilo de más.