jueves, 31 de julio de 2014

Estrenando vacaciones en Castro

Hoy, un preciado tesoro.

Aunqu oficialmente empiezan mañana, hoy era festivo en Bizkaia, por lo que apetecía salir de la rutina y tener un poco de playa. Para eso, una buena opción era pasar el día en la no tan lejana Castro Urdiales.

Ya ir ha sido un tanto azaroso, ya que había bastante tráfico y hemos tardado en llegar más de lo habitual. Pero bueno.

Una vez allí, plan de veraneo total: llegar y chapuzón en la playa, que se estaba de maravilla, a comer a un semi-italiano, caro pero rico y después de la siesta de sobremesa, otra vez playa y baño, aunque breve, que los nubarrones amenazaban con chaparrón.

La putada ha sido al volver, ya con una cola considerable en la parada, donde después de un rato largo esperando ha llegado el autobús, ya lleno, dejándonos a todos en tierra (era la última parada antes de salir de Castro). Las opciones eran esperar al siguiente (fuera cual fuera) y jugárnosla a que pasara lo mismo o remontar el trayecto del autobús en sentido inverso, para coger el autobús ahí.

Optando por la segunda, hemos ido dejando atrás paradas llenas de gente hasta llegar a una, de las primeras, que parecía más practicable. Ideaca, pues ha venido el autobús, nos hemos subido y una vez se ha llenado hemos ido viendo cómo en algunas paradas (entre ellas nuestra parada inicial, claro) se iba quedando gente en tierra, gente que miraba nuestro autobús con envidia y odio, gente que estaba ahí cuando nos fuimos de la parada.

Afortunadamente, a la vuelta no ha habido excesivo tráfico y hemos llegado a Bilbao a hora razonable.

miércoles, 30 de julio de 2014

Ave María, de Bisbal

Bob Bismarley no pasó el corte para Personajes Imposibles.

La que fuera canción del verano hace creo que 12 años esconde realmente un alegato para las drogas. Este tipo de canciones, de ritmo facilón, suelen esconder generalmente obvias insinuaciones sexuales (ahí tenemos, por ejemplo, hitos como "se me sube este amor" o la nada sutil canción del Velero, que da por sí sola para una entrada propia), pero la de Bisbal, lejos de ser un canto a Haendel, es una obvia apología de la marihuana.

Y si no, veamos la letra:

Ave maría, ¿cuándo serás mía?
si me quisieras, todo te daría
Ave maría, ¿cuándo serás mía?
al mismo cielo yo te llevaría

Dime tan solo una palabra
que me devuelva la vida
y se me quede en el alma

Porque sin ti no tengo nada
envuélveme con tus besos
refugiame en tu guarida

y cuando yo te veo, no sé lo que siento
y cuando yo te tengo, me quemo por dentro
y más y más de ti yo me enamoro
tú eres lo que quiero, tú eres mi tesoro

Ave maría, ¿cuándo serás mía?
si me quisieras, todo te daría
Ave maría, ¿cuándo serás mía?
al mismo cielo yo te llevaría

Sin ti me siento tan perdido
enséñame la salida
llévame siempre contigo
protégeme con tu cariño
enciéndeme con tu fuego
y ya más nada te pido, nada te pido

y cuando yo te veo, no sé lo que siento
y cuando yo te tengo, me quemo por dentro
y más, y más de ti yo me enamoro
tú eres lo que quiero, tú eres mi tesoro

Ave maría, ¿cuándo serás mía?
si me quisieras, todo te daría
Ave maría, ¿cuándo serás mía?
al mismo cielo yo te llevaría

Ave maría, dime si serás mía,
dímelo, dímelo, dímelo ya
ave maría...
ave maría...
ave maría...

Ave María!!!

Y analicemos:

Ave maría, ¿cuándo serás mía? si me quisieras, todo te daría.

Aquí estamos hablando ya de un hombre adicto que está ansioso por probar su dosis, y que está dispuesto a pagar cualquier precio por ella, por alto que sea.
 
Ave maría, ¿cuándo serás mía? al mismo cielo yo te llevaría

Nuevamente, su ansia le impulsa a estar dispuesto a hacer lo que sea por su droga.

Dime tan solo una palabra que me devuelva la vida y se me quede en el alma

"Me devuelva la vida" es claramente la sensación de alivio que experimenta el cantante cuando por fin puede vencer al mono con un porrito que, como a continuación dice, impregna todo su ser.

Porque sin ti no tengo nada

Seguimos con claras evidencias de una grave adicción.

envuélveme con tus besos

Esos "besos" aquí probablemente son una forma metafórica de referirse al humo del porro.

refugiame en tu guarida

Y esto a que debe esconder su droga, para evitar problemas legales. Aunque nótese que el uso del término "refugiar" denota la importancia que da a su adorada hierba.

y cuando yo te veo, no sé lo que siento y cuando yo te tengo, me quemo por dentro

Es bastante evidente que se está refiriendo a los síntomas del consumo, clara desorientación y quemazón pulmonar.

y más y más de ti yo me enamoro tú eres lo que quiero, tú eres mi tesoro

Como puede verse, la adicción es creciente y cada vez más grave, llegando a los mismos niveles que Gollum tenía con el Anillo Único.

Sin ti me siento tan perdido enséñame la salida llévame siempre contigo 

El síndrome de abstinencia es ya tan severo que el no consumo de la sustancia también provoca una gran desorientación al pobre, además de la imperiosa necesidad de un constante consumo.

protégeme con tu cariño

Su adicción llega hasta el punto de experimentar delirios y a sentir amor por la marihuana.

enciéndeme con tu fuego y ya más nada te pido, nada te pido

Más evidencias que prueban que se está refiriendo a lo que fuma.

Luego sigue con el estribillo, repitiendo varias veces lo mismo. Que sí, que diréis que es típico del género pop, ¿pero no es también típico de una persona fumada?

Para acabar, 

Ave maría, dime si serás mía, dímelo, dímelo, dímelo ya

Adicto y además ansioso.

ave maría... ave maría... ave maría... Ave María!!!

Y al final de la canción, su estado es ya tan lamentable que solo puede repetir una y otra vez las mismas palabras. Y mejor no nos metemos en por qué se pasa el videoclip girando sobre sí mismo, claro.

Nunca vovlerás a escucharla del mismo modo.

martes, 29 de julio de 2014

Personajes imposibles (XXI)

Zapp Fabrannigan

ALFREDO LANDAU: Actor neoyorkino de la época del destape, protagonizó "Misión imposible: la mujer del prójimo" sobre unos espías que se quieren ligar a una sueca. Fue muy galardonado por su papel en la película "Enchanted Ed Woods".

BAN KI MOONAMUNO: Escritor bilbaíno, nació en Corea porque le dio la gana, que fue catedrático en Salamanca y luego secretario general de la ONU.

CHRISTIAN DIORWELL: Modista francés, diseñador de elegantes monos para distopías o de rebelde ropa de granja.

Elena Bob Esponjam Carter

ELENA BOB ESPONJAM CARTER: Actriz fetiche de Tim Burton que vive en una piña debajo del mar.

FRANK GEHRY GYGAX: Arquitecto y diseñador de juegos de rol. Entre ellos el Guggenheims&Dragons.

FRANKLIN ELCANO ROOSEVELT: Primer presidente de los Estados Unidos en dar la vuelta al mundo.

Indiana Jobs

JASON STATHAM MARTINO: Actor argentino de películas de acción que entrenó al Fútbol Club Barcelona.

JOAQUÍN LUQUI LUKE: Locutor radiofónico del Oeste más rápido que su sombra. Capturó a los 40 bandidos más buscados.

JOSÉ RAMÓN DE LA MORENÉ DESCARTES: Filósoforofo y locutor francés, cuyo lema era "pienso en fútbol, luego existo".

JUANMA LÓPEZ ITURREAGAN: Ex-jugador de baloncesto que se dedicó a presentar concursos en televisión antes de ser presidente de los Estados Unidos y caer víctima del Alzheimer.

LADY GAGANDALF: Cantante pop que se recorría la Tierra Media poniendo cara de poker.

MARIANO NIMOY: Actor gallego que interpretaba al sheñor Shpock en la popular serie Shtar Trek.

MICHAEL FASSBENDER B. RODRÍGUEZ: Roboactor del año 3000, conocido por doblar vigas con sus poderes magnéticos.

MIGUEL INDURTÁIN: Ciclista guipuzcuano que ganó 5 tours de Francia a puñetazos y luego se suicidó.

Neil de Grease

PEDRO DUCE: Primer astronauta italiano, cuyo nombre real era Pietro Mussolini.

RICARDO BOFILL COLLINS: Cantante y arquitecto catalán que fue miembro del grupo musical Genesis y se casó con Chabeli Iglesias.

RICHARD GORE: Vicepresidente budista de los Estados Unidos que ganó el Oscar por la película "An inconvenient pretty woman".

SEBASTIEN PAVLOEB: Piloto francés, campeón de varias carreras de trineos tirados por perros condicionados.
Simón Bolívar Trask

SIMÓN BOLÍVAR TRASK: Ingeniero venezolano, de origen vasco, que fabricó robots gigantes para liberar Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela de los mutantes.

lunes, 28 de julio de 2014

Anarchy: la noche de las bestias

Durante el resto del año son gente normal, que ayuda a ancianitas a cruzar la calle.

Segunda parte de "La purga" y tan carente como aquella de sentido. La premisa, recordemos, una noche al año todos los delitos, incluso los de sangre, son legales, lo que hace que el resto del año sea todo armonía y felicidad y no existan la pobreza extrema ni el paro, siendo la tasa de criminalidad muy baja. Durante esa noche, que muchos ciudadanos esperan con ilusión, se suspenden los servicios de policía, ambulancias y bomberos, quedando sin efecto todas las leyes (y en especial las de la física).

Ya la primera película era un fallido patinazo que tomaba una buena idea y la sometía a un desarrollo pobre y nada profundo, cayendo en un completo sinsentido que solo servía de excusa para un intento de thriller pobre y superficial.  Aquí pasa un poco lo mismo. Por momentos parece que arregla un poco el desaguisado de la primera, indagando un poco en qué hay detrás de la Purga, con pinceladas que sugieren una cierta crítica social y un trasfondo pelín más maquiavélico, pero decide abandonar ese camino para entregarse al festival del correquetepillo, con unos personajes planos yendo de un lado para otro, de tiroteo en tiroteo, y sin molestarse más allá de esas pinceladas en tapar los agujeros que la propia película deja en su coherencia. Y aunque por momentos parece que no, esta segunda parte acaba pecando de lo mismo que la primera: requiere un salto de fe excesivamente grande para creerse algo de lo que cuenta, y carece de coherencia interna.

Puedo jugar a creerme que en ese futuro distópico exista la Purga, y me encanta además la idea de los comandos antipurga, pero necesito que la realidad que constuyan a su alrededor tenga al menos un mínimo de sentido. Y ni esta película ni la anterior lo tienen.

Suspenso, claro.

sábado, 26 de julio de 2014

Euskal Encounter, de visita

La figura articulada de Jokin, una de las atracciones.

Como todos los años por estas fechas en el BEC, un montón de ordenadores se juntan en la LAN más grande de Euskadi, y aunque hace años que no participo, sí me suele gustar ir de visita, pues acuden muchos amigos míos.

Este año había más cosillas aparte de la party en sí, destacando un evento zombi, en el que unos participantes espectacularmente maquillados como muertos vivientes daban caza a los supervivientes, que tenían que superar una serie de pruebas (destacando las de correr, correr y correr) para hacerse con el premio, que creo que era un viaje en helicóptero. Pero no se me haga mucho caso, que no he prestado mucha atención.

Mas no acababa ahí la cosa, pues el patrocinio televisivo incluía pijadas como el simpático photocall que se ve en la foto, o una interesante exposicioncilla del canal SyFy, con elementos de películas, algunos originales, como un casco espartano de 300, las garras de Freddy Krueger o la máscara de V de Vendetta.

Pero siguen sin superar el grado de molabilidad alcanzado con el tobogán gigante de 2009.

jueves, 24 de julio de 2014

Por las escaleras

¿Dan miedo? Pues es peor subirlas.

Una de las consecuencias del cambio de casa es que ya no vivo en un 16ª (realmente un 17º) como en Chezgarcía, sino en un 5º, lo que significa que subir por las escaleras no es una gesta irrealizable, sino algo muy posible.

Al principio me costaba, pero cogí la costumbre de no esperar al ascensor. Si estaba lo cogía y si no, escalera arriba, llegando a casa con la lengua fuera. Pero poco a poco me he ido acostumbrando a pasar del ascensor y ya subo siempre a pie, que se supone que es sano. Y una vez acostumbrado, no supone ningún esfuerzo.

De aquí a tener el cuerpo de Brad Pitt supongo que solo va un pasito.

miércoles, 23 de julio de 2014

El amanecer del planeta de los simios

César e hijo. 

La secuela del reboot de la precuela, o mejor dicho, la secuela de El origen del planeta de los simios. Nos siguen contando cómo los monos se hicieron con el control del planeta tras rebelarse contra los humanos. Aquí la acción transcurre 10 años después de la primera película, cuando un virus ha diezmado a la población humana y los supervivientes viven refugiados en las ruinas de la ciudad, en una tregua más o menos estable con los simios, que ya se han ido más o menos civilizando.

Esa paz dura hasta que los humanos entran en territorio simio, con escenas que recuerdan muchísimo a la película "Congo" y algo hace que se acabe liando y se vaya la tregua a paseo, estallando una feroz guerra, que se recrudece cuando los monos se hacen con el control de las armas (y volvemos a lo de la primera película, que son tan listos que aprenden a usar de un vistazo herramientas que nunca antes habían visto).

No importa lo seria que sea la película ni lo ben hecha que esté. No hay manera de hacer que un mono montando a caballo con dos ametralladoras no dé la risa.

Las escenas de batalla, dentro de lo ridículos que resultan algunos momentos (una batalla de monos montados a caballo, es lo que hay), son bastante entretenidas y las peleas entre simios resultan bastante espectaculares, y es lo que se le pide a esto, ¿no? Y desde luego espectacularidad no le falta, sobre todo, como en la primera, en la parte visual de los monos, que consigue que parezcan monos de verdad, logrando además que no parezcan todos iguales, sino que cada uno de los monos principales resulta único y fácilmente distinguible. Si lo que querían era que pareciera que en lugar de CGI habían usado monos actores de verdad, lo han logrado.

Como curiosidad, es inevitable acordarse en muchos momentos de ese capítulo de Los Simpson en el que los delfines se rebelan contra la humanidad, pues a ratos casi parece que hayan llevado ese capítulo a la gran pantalla.

martes, 22 de julio de 2014

Personajes imposibles (XX)

Baltasar Garzangief

BALTASAR GARZANGIEF: Juez ruso que luchaba contra la corrupción por medio de la lucha libre.Su enorme ego y los constantes roces con la KGB hicieron que terminara siendo inhabilitado y obligado a competir en circuitos menores.

BRAD PITTAGORAS: Actor y filósofo griego, inventó la tabla de multiplicar del siete.

CHAYANNE RICE: Escritor portorriqueño, autor de la novela "Entrevista con el torero".

 Freddie Merckxcury

FREDDIE MERCKXURY: Ciclista belga homosexual que popularizó el "We are the champions" en el Tour. Era conocido como "La reina".

EDGAR ALLAN POOH: Osito de peluche que se alimentaba de miel y escribía relatos de terror y misterio.

FLORINDA CHICOTE: Actriz española que presenta "Pesadilla en la cocina".

Georgie Van Dann

GEORGIE VAN DANN: Cantante belga que todos los veranos la emprendía a patadas en torneos de artes marciales en barbacoas y chiringuitos.

JULIGÁN MUÑOZ: Ex-alcalde de Marbella que fue imputado por provocar graves disturbios en diversos estadios de fútbol.

KATY PERRY MASON: Voluptuosa abogada que defendía a sus clientes con sensuales videoclips.

LADY GAGATHA CHRISTIE: Escritora británica, autora de "10 Bad Romances" o "Asesinato en el Poker Face Express".

Martyrion Lannister

POOCHIE LÓPEZ: Perro rapero sin carisma que salió de la nada y lo pusieron de Lehendakari. Tras una legislatura sin éxito, volvió a su planeta.

ROBERT DE NIRÓN: Actor que pegó fuego a Roma mientras cantaba inesantemente aquello de "abocatum, abocatum".

SORAYATOLLAH SÁEZ DE JOMEINI: Primera mujer en ostentar la vicepresidencia de Partido Popular Iraní, partido que llegó al poder con la caída del régimen del Sha Patero.

THOMAS ALBA JEFFERSON: Político americano que supuestamente inventó la bombilla y plagió la declaración de independencia a su ayudante, Nikola Tesla.

TYLER DO'URDEN: Elfo oscuro imaginario que fundó un club de la lucha en Menzoberranzan.

lunes, 21 de julio de 2014

La cueva

No apta para claustrofóbicos.

Con toques de Buried, podría decirse que esta película es como [REC·] sin zombis y como El proyecto de la bruja de Blair sin bruja. "La cueva" es una película de terror, thriller más bien, del subgénero "Found footage" (en castellano "Metraje encontrado"), es decir, que sabemos lo que pasa en primera persona, por medio de un personaje que va grabándolo todo. 

En esta ocasión la historia va de un grupo de amigos que se van a Formentera de vacaciones y no tienen otra idea mejor que meterse en una cueva que se encuentran por ahí, a hacer el tonto. Una cueva bastante estrecha y sin señalizar, para más señas. Así que, entrando de pleno en la categoría de "gente que se merece lo que le pasa", llega un momento en el que no son capaces de encontrar la salida y se quedan ahí atascados, de forma que el desconcierto inicial da lugar al agobio, luego la angustia y finalmente la desesperación, pasando por todo el catálogo de situaciones y reacciones posibles en esa situación.

La sensación de agobio está bastante lograda y las interpretaciones resultan bastante creíbles, siendo en general un buen producto. Sí que queda tal vez un poco más forzado que en otras películas del subgénero el uso constante de la cámara, aunque sin llegar a estropear la película. Cosa que sí hace un poco el final, que particularmente no me gustó y da la impresión de que no tenían muy claro cómo cerrarla. Sin embargo, la nota global es más que aceptable.

domingo, 20 de julio de 2014

Barbacoa hidráulica

El escenario.

El verano es época de barbacoas y ayer fue por fin la del cumpleaños de Giner, que había sufrido un par de aplazamientos por lluvia. Sí, esa misma lluvia que también vino ayer. Nos juntamos en un terrenito de Gorliz para dar buena cuenta de la "ensalada" (patata, bonito, txaka, mahonesa, aceite y pasta) y de algo de carne, aunue poca, ya que cuando estábamos en proceso de cocinado, los nubarrones comenzaron a dar sus veraniegos frutos y solo comimos las pocas brochetas que nos dio tiempo a cocinar.

Pudimos, eso sí, disfrutar de la visión de una camada de cachorrines, nacidos hace 15 días que estaban en el terreno, que parecían perritos de peluche y cabían, literalmente, en la palma de la mano.

Pero como la lluvia no dejaba hacer una sobremesa en condiciones, nos volvimos para Bilbao, y como yo era de los pocos sobrios, me tocó hacer de conductor. Ya en Bilbao, un rato de copas y charleta en casa de los Alonso (donde copas significa kalimotxo y litronas), una vueltecilla para cenar y dar un paseo (a diferencia del día, hizo una noche muy agradable) y ya para casa.

Aunque debo decir que me tentaron con lo del concierto de Georgie Dann.

sábado, 19 de julio de 2014

RIP Bilbao Basket

Ya forma parte del pasado.

Es posible que esta sea la última entrada que escriba sobre baloncesto en este blog, ya que el jueves se consumaba la noticia de que el Bilbao Basket no se inscribía en la ACB, lo que significa que desaparece y que me quedo sin equipo de baloncesto. Y sin equipo al que seguir, carece de sentido seguir ese deporte que pierde ya todo el interés para mí.

Ha sido una experiencia muy bonita seguir al Bilbao Basket durante estos 10 años en los que he conocido a muchísima gente, he ido a un montón de sitios y he vivido un montón de experiencias. Esos triples imposibles de Salgado, el casi descenso contra Breogán, la Piña, la primera Copa del Rey, el Raulazo contra Siena, Moscú, Turín, Charleroi... Esos recuerdos quedan, pero ahora ya son eso, recuerdos.

Es triste, pero la vida sigue. Por suerte, hay otras aficiones y el baloncesto solo era una de ellas. Aunque me apena sobre todo porque es la afición que compartía con mi padre, y aunque nos pasáramos medio partido discutiendo, esas mañanas de Miribilla padre-hijo han sido muy valiosas para mí.

Puede que dentro de unos años vuelva a haber equipo de baloncesto en Bilbao, quién sabe, y entonces me reengancharé. Pero de momento este deporte pasa a interesarme tanto como los demás: entre poco y nada.

viernes, 18 de julio de 2014

Mil maneras de morder el polvo

Por ejemplo: shock anafiláctico por alergia a las ovejas.

Esta película es de Seth McFarlaine, una advertencia que hay que tener en cuenta antes de ver esta película, pues Seth tiene un humor muy característico que o lo amas, o lo odias. Para entendernos, es el de "Padre de familia", lo que significa un humor con mucho golpe absurdo y un uso abusivo del cacaculopedopís. Y en esta película, desde luego, se quedan bien a gusto con la brocha gorda.

Hecha la advertencia, nos encontramos con una comedia del Oeste, pero no una spoof movie (una película paródica en la que el argumento es un vehículo para meter los sketches) sino una más estilo hermanos Farrelli (algo pasa con Mary), protagonizada por un auténtico perdedor al que su novia abandona tras acobardarse en un duelo y se acaba fijando en la chica del peligroso pistoleto Clinch Leatherwood (no me suena a nada), con la que cumplirá con todos los clichés de las comedias románticas, en una historia rodeada de golpes de humor de trazo grueso y muchas muertes gratuitas.

La película es obscena pero simpática y sirve para pasar un rato entretenido, teniendo además puntos muy graciosos, como los tronchantes cameos de Christopher Lloyd y Jamie Foxx, completamente al estilo de la casa, y los créditos iniciales, que son un claro homenaje a las grandes superproducciones del Oeste.

Pero en resumen: si te gusta el humor de "Padre de familia", ve a verla. Si no, ni con un palo.

jueves, 17 de julio de 2014

Sherlock

Holmes y Watson

Descubrí esta serie hace mucho, justo cuando acababa de salir y la puse a bajar aunque por A o por B no llegué a verla. La premisa me llamó, un Sherlock Holmes modernizado, y cuando ya se puso de moda me acordé de ella y bastante más tarde, me puse a verla.

Sherlock es un lavado de cara y modernizado al famoso detective de Baker Street, cambiando lo justo para parecerse a lo que posiblemente hubiera escrito Arthur Conan Doyle de vivir hoy. Así, juegan un papel muy importante las nuevas tecnologías y reviste de forma muy elegante los elementos que por demasiado victorianos quedarían tal vez excesivamente anacrónicos. Pero guardando un más que fiel respeto a la obra original, siendo los personajes principales y secundarios perfectamente reconocibles, y las historias más conocidas están traspuestas con bastante ingenio.

Uno de los puntos que más me gusta es la forma que tiene la serie de expresar gráficamente cómo funciona el cerebro de Sherlock, magistralmente interpretado por el alienígena Benedict Cumberbatch, al que no le anda a la zaga su fiel John Watson (Martin Freeman), aquí veterano de guerra, pero de Irak.

La pega, por decir algo, es que los capítulos son excesivamente largos para ser una serie (90 minutos), tratándose más bien de películas, aunque cada uno de ellos está cuidado con mimo. Claro que de no ser así, tendría delito, ya que las temporadas son de 3 capítulos cada una, y se toman su tiempo para sacar las nuevas.

De momento he visto dos temporadas (mejor la primera que la segunda), y ya con calma me veré la tercera, mientras espero a que en 2015 salga la cuarta.

miércoles, 16 de julio de 2014

El asombroso viaje de TS Spivet

Joven y brillante

"Del director de Amelie" es el reclamo que utilizó la película para capturar mi atención sobre esta película que de otra manera me habría pasado completamente desapercibida. Y habría sido una pena, ya que me ha gustado bastante, siendo una película muy amable, muy colorida y bastante divertida.

Cuenta la historia de TS Spivet, un niño que con solo 10 años es un genio capaz de entender muy bien la ciencia, hasta el punto de lograr que le publiquen en prestigiosas revistas del sector, y cuando resulta premiado e invitado a una conferencia en Washington, se encuentra con el problema de su edad.

Así que hace lo que haría cualquier niño de película: mentir y escaparse de casa, lo que da pie a una animada odisea en la que tendrá que hacer frente a divertidas aventuras, siendo esta parte, la del viaje, lo mejor de la película.

Aderécese esto con una estética preciosa, unas idas de olla muy Jeunet y unos personajes pintorescos (sus padres, una apasionada de la entomología y su padre, un cowboy de Montana nacido 100 años más tarde entre otros) y tenemos un cocktail muy recomendable. Una película fresca, que invita a salir del cine con una sonrisa.

martes, 15 de julio de 2014

Rebody combat

Así me sentía al acabar la clase.

Sorprende que esté escribiendo esta entrada con las manos y no con la barbilla, pues hoy he salido del gimnasio con muñones en lugar de extremidades, y todo por probar de nuevo suerte con el Body Combat.

Esto viene a raíz de la sugerencia de uno de los instructores de probar alguna de las clases y no estancarme en el máquina+bici que suelo hacer. Digo yo que en vez de eso, habría sido menos cruel que directamente me pegara una paliza, mi cuerpo se habría resentido menos.

La parte buena, que he sudado como una mona y quiero pensar que tanto puñetazo al aire servirá para trabajar un poco estos brazos de Mickey Mouse que tengo, aunque tras 50 minutos saltando y golpeando al hombre invisible, solo quería que me los extirparan. Y en el lado malo, cosa que no sorprende, que me encontraba completamente perdido hasta con las coreografías más sencillas (hago notar que para mí mover una mano y luego la otra ya supone una coreografía compleja).

Bueno, no es para hacer a diario, que además los horarios no me suelen cuadrar nada bien, pero supongo que sí pra de vez en cuando. Pero de normal me quedo con mis maquinitas de cardio y músculo, tranquilamente y a mi ritmo.

lunes, 14 de julio de 2014

Crónica romana

La gastronomía, parte fundamental del turismo.

Como ya comenté por aquí, este fin de semana he visitado la "Ciudad eterna", que es una de mis favoritas y que nunca me canso de visitar, en una visita que aunque breve, ha sido muy especial, tanto por la ciudad como por la compañía (y por los helados, claro). 

Llegábamos a Roma a eso de las 12 de la noche al apartamento que habíamos reservado. Acogedor, a pesar de su carencia de ascensor, pero con un problema gordo: las camas no eran especialmente cómodas, y lo que es peor, las ventanas no tapaban nada el ruido de la calle y era horrible dormir con tanto coche. Pero bueno, para dormir ya tengo mi cama.

Vamos al sábado, con el madrugón horroroso. Había que ir pronto al Vaticano, y lo bueno es que estábamos alojados a 10 minutos andando del pequeño Estado. Contratamos una visita guiada y nos tocan un poco la vaina, con la supuesta entrada "sin esperas", que era mentira. Estuvimos como una hora esperando, parte de ella con el guía desaparecido sin dar explicaciones. A punto estamos de marcharnos y pedir que nos devuelvan el dinero, pero nos quedamos y acaba mereciendo la pena, pues un sitio de estos con guía gana mucho. Especialmente es interesante la parte de la explicación del gol que Miguel Ángel le coló al Papado con una pintura tan realmente irreverente como es la Capilla Sixtina.

Obteniendo agua bendita.

Después de ver los museos toca la parte de trabajo físico, subiendo a la cúpula. Aunque debería decir cópula, pues vaya si jode subir tanto peldaño y tan torcido. Pero lo hacemos, nos plantamos arriba del todo y disfrutamos de las vistas de Roma. Además, el tiempo acompaña.

Luego bajamos y admiramos la grandeza de la Basílica de San Pedro, hecho lo cual, nos vamos a comer. Dado que ya eran casi las 3, acabamos comiendo en el primer sitio que pillamos. Error. No es que se comiera mal, simplemente que había sitios mucho mejores. Y tras comer, comenzamos nuestra andadura hacia el Coliseo, con obligada parada de avituallamiento heladil.

De camino al Coliseo vamos viendo espectaculares iglesias y estatuas prácticamente en cada esquina, columnas, villas romanas, ruinas en general... lo que viene siendo Roma, y hacemos una parada en la Plaza Venecia, contemplando el Palatino. Seguimos avanzando, a su izquierda la famosa columna de Trajano, por ahí el Arco de Constantino... llegamos al Coliseo, pero dado que queda poco para cerrar, lo dejamos para el domingo y vamos a ver la Pirámide de Cestio, que la otra vez me quedé con las ganas.

Al igual que media ciudad, la pirámide está llena de andamios, pero la vemos. Seguimos paseando, en busca de la Boca de la Verdad (esa que se ve en tantas ferias y demás, pues la de verdad), haciendo una parada en una pizzería de barrio. Delicioso.

Al fin pude verla.

Sigue la ruta. De la Boca de la Verdad vamos a la Fontana de Trevi, para ver que está vacía y completamente andamiada, tanto que no se ve. De ahí a la Piazza Spagna, para hacer hambre a la hora de la cena, previa pausa tomando unos zumos en un sitio que por su música no sé si es un bar o un Bershka. 

Toca la hora de la cena, en un sitio junto a la Fontana, un tanto decepcionante, aunque es cierto que la comida estaba más rica de lo que parecía (si bien el rissotto estaba recalentado). Un gelatto y un buen tiramisú en la heladería de enfrente lo compensan, en cambio.

De camino al apartamento, paramos para ver el Panteón, y de camino, a la altura del Vaticano nos cae un chaparrón de esos de los que dan ganas de ir cogiendo animales de dos en dos para meterlos en un barco, llegando cansados (unos 17 kilómetros nos metimos) y empapados. Lo primero, el cansancio, ayuda a dormir.

Pero no mucho, que el vuelo salía a las 16:00 y había que aprovechar la mañan. Cogemos el metro y nos plantamos en el Coliseo. Rechazamos la oferta del guía callejero y vemos que hay una horripilante cola para comprar los billetes.

No pasa nada. El billete para el Coliseo sirve para el Foro romano y viceversa. Esto quiere decir que si compras el billete en la mucho menos concurrida taquilla del Foro (que está al lado) puedes entrar casi de inmediato en el Coliseo, que es lo que hicimos. Vimos un rato el Coliseo, vimos un rato el Foro y volvimos al apartamento a recoger las cosas.

Y justo al lado del apartamento, nuestros ojos se fijan en un discreto restaurante de barrio, y unos comensales de Pamplona que están ahí nos dicen que el sitio les ha encantado y que han acabado comiendo ahí todos los dáis. Probamos suerte y la verdad es que el consejo no era en balde: el sitio en el que más a gusto he comido de todas las veces que he ido a Roma. Concretamente me tomé unos spaghetti carbonara que estaban como para liarse a mordiscos con la olla. Si a esto le sumamos precio razonable y trato muy amable, hacen de este un sitio francamente recomendable.

Via Angelo Emo 75 (detrás del Vaticano, metro Cipro). Cuando vuelva a Roma, ahí pienso ir a comer otra vez.

Ya con la barriga llena, nenes contentos, cogimos nuevamente el metro para en Termini (estación de central de trenes) coger el billete para el aeropuerto, 14 euros y unos 50 minutos. Tocaba volver a Bilbao. Fue bonito el fin de semana.

Volveremos.

domingo, 13 de julio de 2014

Encuentros en el aeropuerto (en el viaje a Roma)

Dos tipos duros.

Acabo de llegar a casa después de la visita exprés de Roma del fin de semana, y si me pusiera a hacer ahora la crónica, quedaría sosa y desganada. Así que dedido la entrada de hoy al encuentro aleatorio que muestra la foto.

Estábamos en el aeropuerto de Loiu, cuando veo, firmando un cuaderno, una persona que me resulta familiar. "¿Ese no es..?" Y el azar quiere que esté justo delante de nosotros en el control de pasajeros, así que el que está controlando los pasaportes me confirma, estupefacto, que es Steven Seagal.

Así que aprovechando la oportunidad, después de pasar el arco de seguridad, entre sorprendidos guardias civiles, me acerqué a él a hacerme esa foto, que aguantó estoicamente (aunque Mr. Seagal gruñía un poco).

La parte sorprendente es que a pesar de que estaba Steven Seagal en un aeropuerto, no hubi bombas, tiroteos, peleas, ni secuestraron el avión, ni na de na...

De Roma, ya si eso, hablaré mañana.

sábado, 12 de julio de 2014

Finde en Roma

Si todo va según lo previsto, ahora estoy aquí. Vuelvo mañana.

viernes, 11 de julio de 2014

El último minuto de Calvin


Naturalmente, no pude evitar acordarme de  este otro peluche.

El siguiente texto no es mío, el original me lo encontré aquí, aunque creo que viene de aquí. El caso es que me pareció tan bonito que pensé que merecía la pena traducirlo y compartirlo, a pesar de que ha habido ratos en los que he tenido que parar de traducir porque se me escapaba la lagrimilla.

EL ÚLTIMO MINUTO DE CALVIN

-¿Calvin? ¿Calvin, cariño?
En la oscuridad, Calvin oyó la voz de Susie, su esposa desde hace 53 años. Calvin luchó para mantener sus ojos abiertos. Dios, estaba muy cansado y le suponía mucho esfuerzo. Lentamente, la luz reemplazó a la oscuridad y fue recuperando la vista. Al pie de su cama estaba su esposa. Calvin se mojó los labios resecos y preguntó con voz ronca: “¿Lo has… encontrado?”
-Sí, querido” –dijo Susie sonriendo con tristeza – “Estaba en el ático”.

Susie metió la mano en su bolso grande y sacó un viejo y suave tigre de peluche naranja. Calvin no pudo evitar la risa. Había pasado mucho tiempo, demasiado.
-Lo he lavado para ti –dijo Susie. Su voz se quebraba un poco mientras le alcanzaba el tigre de peluche a su marido.
-Gracias –dijo Calvin.

Calvin permaneció un rato tendido sobre su cama de hospital y giró la cabeza a un lado, contemplando el viejo juguete con nostalgia.
-Cielo –dijo finalmente Calvin -¿Te importaría dejarme un rato a solas con Hobbes? Me gustaría que nos pusiéramos al día.
-De acuerdo –dijo Susie – Voy a coger algo de comer en la cafetería. Vuelvo en un rato.

Susie besó a su marido en la frente y se dio la vuelta para marcharse. Con súbita pero delicada fuerza, Calvin la detuvo, agarró a su esposa y la besó apasionadamente en los labios.
-Te quiero –dijo.
-Yo también te quiero –respondió Susie.

Susie giró y se marchó. Calvin vio lágrimas corriendo por su cara mientras salía por la puerta y entonces giró la mirada hacia su más antiguo y querido amigo.
-Hola Hobbes. ¿Ha pasado bastante tiempo, verdad colega?
-Y tanto –dijo Hobbes, que ya no era un peluche, sino el gran tigre peludo que Calvin siempre había recordado, dijo.
-No has cambiado nada –Calvin sonrió.
-Tú has cambiado mucho –dijo Hobbes con tristeza.
Calvin se rio. -¿En serio? No me había dado cuenta.

Hubo una larga pausa. El sonido del segundero de un reloj rompía el estéril silencio de la habitación de hospital.

-Así que te casaste con Susie Derkins –dijo finalmente Hobbes, sonriendo. –Siempre supe que te gustaba.
-¡Cállate! –dijo Calvin, con la mayor de sus sonrisas.
-Cuéntame todo lo que me he perdido. –Dijo Hobbes emocionado- ¡Me encantaría saber qué ha sido de ti!

Así que Calvin se lo contó todo. Le contó cómo Susie y él se enamoraron en el instituto y se casaron al terminar la carrera, le habló de sus tres hijos y cuatro nietos y de cómo hizo del Astronauta Spiff una de las novelas de ciencia-ficción más populares de la década, entre otras cosas. Después de que le contara todas esas cosas a Hobbes, hubo un significativo silencio.

-Lo sabes… te visité en el ático un montón de veces. –dijo Calvin.
-Lo sé.
-Pero no podía verte. Todo lo que veía era un animal de peluche. –La voz de Calvin comenzaba a quebrarse mientras lágrimas de arrepentimiento afloraban en sus ojos.
-Simplmente te hiciste mayor, amiguito. –dijo Hobbes.

Calvin se derrumbó y se echó a llorar, abrazando a su mejor amigo. -¡Lo siento! ¡Lo siento mucho! ¡Rompí mi promesa! ¡Te prometí que nunca crecería y que estaríamos juntos para siempre!

Hobbes acarició el pelo de Calvin, o lo que quedaba de él. –Pero no la rompiste.
-¿Qué quiéres decir?
-Estuvimos siempre juntos… en nuestros sueños.
-¿Lo estuvimos?
-Lo estuvimos.
-¿Hobbes?
-¿Sí, amigo?
-Estoy muy contento de poder verte así… una última vez.
-Yo también, Calvin, yo también.
-¿Cielo? –la voz de Susie venía del otro lado de la puerta.
-¿Sí, querida? –respondió Calvin.
-¿Puedo entrar? –preguntó Susie.
-Un momento.

Calvin echo la vista a Hobbes una última vez.
-Gracias Hobbes, gracias por todo.
-No, Calvin. Gracias a ti. –dijo Hobbes.

Calvin se volvió hacia la puerta y dijo “ya puedes entrar”.
Susie vino y dijo “mira quién ha venido a visitarte”.
Los hijos y nietos de Calvin acompañaron a Susie a la habitación de Calvin. El nieto más pequeño pasó corriendo entre los demás y dio un fuerte y emotivo abrazo a Calvin.
-¡Abuelito! –gritó el niño con gozo.
-¡Francis! –gritó la hija de Calvin –Sé amable con tu abuelo.
La hija de Calvin se dirigió a su padre. –Lo siento, papá. Parece que Francis no sabe comportarse estos días. Se pasa el día correteando por ahí, liándola y saliendo con sus historias raras.
Calvin rio. –¡Bien! Eso suena exactamente a lo que hacía yo cuando tenía su edad.
Calvin y su familia charlaron un rato hasta que una enfermera dijo “Lo siento, pero el horario de visitas se está terminando”.

La querida familia de Calvin dijo adiós, prometiendo repetir la visita al día siguiente, y cuando se iban a ir, Calvin dijo “Francis, ven aquí un segundo”.
Francis se fue al lado del abuelo. -¿Qué pasa, abuelito?

Calvin cogió el tigre de peluche del lateral de la cama y lo agitó hacia su nieto, que lo miró con los mismos ojos con que él lo había mirado muchos años atrás.
-Te presento a Hobbes, era mi mejor amigo cuando yo tenía tu edad, y ahora quiero que lo tengas tú.
-Solo es un tigre de peluche –dijo Francis, arqueando las cejas.
Calvin se rió. –Bien, deja que te cuente un secreto.
Francis se inclinó para acercarse a Calvin, que susurró. -Si lo capturas con una trampa para tigres, usando un sándwich de atún como cebo, se convertirá en un tigre de verdad.
Francis hizo una mueca de divertido asombro y Calvin continuó. –No solo eso, sino que será tu mejor amigo para siempre.
-¡Wow! ¡Gracias abuelito! –dijo Francis, abrazando nuevamente a su abuelo con fuerza.
-¡Francis, tenemos que irnos ya! –llamó la hija de Calvin.
-¡Vale! –gritó Francis.
-Cuídalo bien. –dijo Calvin.
-Lo haré –dijo Francis antes de correr hacia donde el resto de la familia.

Calvin se tumbó sobre su espalda y se quedó mirando el techo. El tiempo de marcharse estaba cerca, podía sentirlo en su alma. Calvin trató de recordar cierta frase que leyó una vez en un libro. Decía que la muerte era el comienzo de la siguiente gran aventura, o algo así. Sus párpados empezaron a pesar y su respiración a ralentizarse. Mientras caía profundamente en su sueño final oyó a Hobbes como si estuviera junto a él, al lado de la cama. “Cuidaré de él, Calvin”.

Calvin dio el primer paso hacia una nueva aventura y respiró por última vez, con una sonrisa en el rostro.

jueves, 10 de julio de 2014

Casting concursal

Aquí era el casting.

La cosa va de concursos. Pero no tiene que ver con el trabajo (sí que suena que va a haber concurso de traslados en un plazo más o menos corto, pero no tengo intención de participar) ni tiene que ver con el Bilbao Basket (del que generalmente solo suelo hablar cuando va bien). No, la cosa va de concursos televisivos.

Estaba yo en casa de mi padre, de sorbemesa, cuando llega un whatsapp grupal en el que un amigo pide, pues necesitan para ya, alguien para completar un grupo de 4 para participar en un casting, que se les ha caído una persona, y si son 3 no pueden participar.

Raudo y veloz, y aprovechando que tenía bastante tiempo libre y no me pillaba lejos, me acerqué al sitio, donde me presentaron al resto del equipo. A uno (Raúl, aka "Rubio") ya lo conocía, al otro (Asier), poco más que de vista y al otro (Rafa) me lo presentaron en ese momento. Éramos, pues, un equipo bien conjuntado. El nombre del equipo: "¿Podemos ser tres?", que era la pregunta que habían hecho antes de tener que llamar desesperadamente gente, pues tenían que ser impepinablemente de cuatro.

Llegamos allí, nos hacen rellenar las hojas con datos y nos dan uno minutos para que presentemos nuestro equipo. El casting en sí va de la siguiente manera; en un salón estamos 5 equipos y cada equipo se va presentando. Nos piden que seamos equipos frescos, dinámicos, naturales, y en los que participen todos. Somos el 5º equipo. En los anteriores, hay gente bastante graciosa, aunque en algunos equipos pecan mucho de tener un alfa y 3 sombras (concretamente en el primer equipo hay un terremoto humano, repleto de gracia y carisma pero que, queriendo o sin querer, eclipsa completamente a sus compañeras). Otro de los equipos es una familia con bastante gracejo (y una de sus componentes ya tenía experiencia el TV), para mi gusto los favoritos. También hay un grupo de arqueólogos, más o menos salaos, y el otro grupo, son los... raros. Se autodefinen como frikis del agility, una actividad de adiestrar perros, de la que nunca había oído hablar, y nos asombran con una inclasificable performance de adiestrarse entre ellos.

Por último vamos nosotros, y es difícil saber (es difícil para nosotros, claro) si lo hicimos mejor o peor, pero teníamos claro que íbamos ahí a divertirnos sin más pretensiones, y eso sí lo logramos. Y aunque no nos llamen, la experiencia estuvo simpática.

miércoles, 9 de julio de 2014

A 2 metros bajo tierra

Inolvidable familia Fisher.

Una serie es buena cuando termina y quieres volver a verla, y es que con "A dos metros bajo tierra" ("Six Feet Under" en el original) la HBO lo volvió a hacer: una maravilla de principio a fin, pero sobre todo a fin. Estamos posiblemente ante la serie con el mejor final de las series, tanto que casi me atrevería a decir que ojalá todas las series terminaran como esta.

La serie nos cuenta las andanzas de los Fisher, una familia dedicada al negocio de las funerarias, que tiene un giro cuando el patriarca Nathaniel muere en un accidente en el primer capítulo, y cómo esto afecta todos los demás miembros; Ruth, su esposa, una mujer chapada a la antigua que descubrirá a descubrir que además de "esposa y madre" también es persona. Es más, descubrirá que antes que esposa y madre, es persona. Los hijos; Nate, el vividor, que tiene que volver a una familia de la que nunca tuvo muy claro si quería formar parte, David, un homosexual reprimido con miedo a aceptarse a sí mismo y Claire, una adolescente con todo lo que ello implica. Ellos, y el resto de secundarios deberán adaptarse a la nueva situación, pues tras la muerte de Nathaniel, la vida sigue.

Y ese es el leitmotiv de la serie, la muerte y que todo sigue. Todos los capítulos, o casi todos, comienzan con un personaje muriendo, tratando la muerte en casi todas sus variantes (hay muertes ridículas, trágicas, cotidianas, inesperadas, insulsas.. de todo tipo), y siempre con naturalidad y a veces con un peculiar toque de humor negro.

Pero su verdadero punto fuerte es la construcción de los personajes. Completamente humanos y creíbles, que despiertan emociones. Buenas o positivas, los amarás o los odiarás, pero no te dejan indiferente. Y no  solo la familia Fisher, sino los secundarios, como George, Rico, Keith, Brenda, el tóxico Billy... Y son personajes además, que no son estáticos, sino que evolucionan, y de forma creíble. Personajes de carne y hueso con sus vidas (y en algunos casos, sus muertes). Esos personajes que te dejan un vacío cuando se termina la serie.

Una verdadera obra de arte, con auténticas maravillas como la trama del pie de la primera temporada, la bofetada con la que comienza la 3ª, la angustia de Dave en el 4x05 o el final. Ese final que pone colofón a una creciente 5ª temporada.

A dos metros bajo tierra es una grandísima serie sobre la muerte, pero especialmente sobre la vida a la que pone fin.

Y como suele ser habitual, el tributo southparkero:

No podía faltar.

lunes, 7 de julio de 2014

Marvel Puzzle Quest: Dark Reign

Los vengadores (y Tormenta) se enfrentan al Juggernaut.

Inevitable acordarse del Zoo Keeper, o más obviamente del Puzzle Quest, con el que comparte nombre. De estos juegos que son malos y repetitivos pero consiguen ser adictivos, pues además de tener un juego de por sí adictivo (la parte puzzle), si incluye PX, la enganchada puede ser de órdago (las horas que le llegué a meter al Puzzle Quest amortizaron por sí sola la Nintendo DS). Pues esto es la misma mierda pero con personajes Marvel, que además puedes ir desbloqueando y... mejor que probar esto, recomiendo ir a los suburbios a comprar un bote de heroína, es más sano.

Por hablar un poco del juego, por medio de un "guión" que solo es una excusa para que los supertipos se rompan la cara, vamos haciendo batallas, "misiones", que son puzzles. Juntando fichas de colores dañamos al rival y ganamos energía de colores. Esta energía sirve para usar los poderes, que es como realmente se gana. Cada persnaje tiene los suyos y además se van desbloqueando poderes nuevos ganando batallas, pues cada batalla tiene sus recompensas; Iso-8, que sirve para subir de experiencia, Dinero, que es lo mismo pero mucho mejor y más difícil de conseguir y portadas, que se ganan como recompensa, se venden por Iso-8 y es como desbloqueamos poderes y personajes nuevos. Y como alguien sea compulsivamente coleccionista, que se dé por jodido.

El juego es un free to play / pay to win, lo que significa que si quieres tener las cosas más fáciles (mejores aumentos, menos espera para curarse, persnajes adicionales...) tienes a tu disposición toda una gama de micropagos que... hijos de puta. Por suerte con eso no me pillan. Absorberán mi tiempo, no mi dinero.

También tiene por ahí un sistema multiplayer, de alianzas y tal, pero que no he investigado demasiado. Repetir la primera batalla una y otra vez para ir farmeando dinero a poquitos ya me ocupa la mayor parte del juego.

¿En serio, por qué estoy jugando a esta mierda?

domingo, 6 de julio de 2014

Rekalde y club del libro

La cosecha de hoy.

Lo que cuento. Ayer estuve un rato por fiestas de Rekalde, con la antigua cuadrilla arbolantxera, pero apenas bebí y a eso de la 1 ya me estaba yendo a casa, así que sin nada especialmente reseñable. 

Más líneas dedicaré al club del libro, que hoy cambiaba de sede, y en el que me llevo lo que se ve en la foto; "El castillo en el aire", continuación de "El castillo ambulante"; "El signo de los cuatro", versión en cómic de la novela de Sherlock Holmes; "Contrato con Dios", de Will Eisner, "El bufón", de Christopher Moore y "Memorias de un homo erectus", monólogos de "el Sevilla", cantante de "Los Mojinos Escozíos".

En cuanto a mis devoluciones del día, estaban:

-El ángel más tonto del mundo, de Christopher Moore. Flojo, mucho más soso que "Un trabajo muy sucio". Un par de cosas graciosas pero ya.

-El castillo ambulante. Agradable, muy cuento.

-El ojo de la luna. Secuela de "El libro sin nombre y más de lo mismo", mola.

Me he traído también de vuelta "Asesinato en el Orient Expres", que vuelve a mi casa después de su periplo por el club, y he aportado "Payasos en la lavadora", "El prisionero de Zenda" y "Yo fui a EGB". A ver si gustan.

Y naturalmente, lo más importante del club: la comida, con panchineta, nuggets de pollo, jamón serrano, magdalenas, helado casero, tarta de manzana, napolitanas... ¿alguien se cree que vamos ahí a por libros?

sábado, 5 de julio de 2014

Open Windows

El pantallazo indiscreto.

La ex-actriz porno Sasha Grey es uno de los reclamos de esta película de Vigalondo, protagonizada por ella y por Elijah Wood (que siempre será recordado como Frodo), con claras inspiraciones Hitchcokianas y las tecnologías y el hacking como telón de fondo.

La historia es una montaña rusa de giros de guión, una de esas películas en las que es difícil contar nada sin destripar las sorpresas, hasta el punto de que en más de una ocasión sacrifica la credibilidad y la coherencia en aras al efectismo, sin que eso tenga por qué ser necesariamente malo. Aunque es verdad que si rascas un poco, ves que es la misma historia que te han contado ya muchas veces. Sin ir más lejos, no deja de ser lo mismo que pasa en SPOILER. Aunque también es muy clara la ya mencionada influencia de Alfred Hitchcock, y más concretamente "La ventana indiscreta".

Sí que me dio la impresión en ocasiones, de que es difícil de creer, de que cae en el efecto hacker=mago, si bien lo hace de forma que resulta "más o menos" convincente (el entrecomillado lo debo a mi escaso conocimiento de la materia, supongo que habrá informáticos vomitando por las esquinas con más de una cosa de la película) y sobre todo ese efecto Saw, de personajes que son tan absurdamente inteligentes que han planificado hasta el más mínimo detalle, incluyendo cosas que quedarían fuera de toda planificación. Pero bueno, es cine.

Yendo al lado bueno, la estética de este thriller es muy curiosa, contando casi todo por medio de pantallas de ordenador, que son las ventanas abiertas a las que hace alusión el título. Incluso para las escenas de acción, algunas muy "GTA", busca una excusa convincente para que este efecto tenga sentido. 

Y naturalmente en el lado positivo, Sasha Grey, capaz de evocar más enseñando media teta que con la escena más hardcore de cualquiera de sus películas anteriores. O eso dicen, claro, quienes la haya visto de esa guisa. Tjem.

viernes, 4 de julio de 2014

Cartel TdN 2014

Cada vez s lo curran más. 

A falta de mes y poco, y con el estrés de tener que preparar las partidas, aquí tenemos el cartel de las megajornadas a las que este año tampoco pienso faltar. ¿serán mejores que en años anteriores?

La respuesta, en Mollina, dentro de 34 días.

jueves, 3 de julio de 2014

Horrible Histories

Infames e históricos.

Un programa de televisión que acabo de descubrir (es de 2009) y al que veo muchas posibilidades. De la cadena británica BBC, Horrible Histories toca los periodos más oscuros de la Historia y nos ofrece descacharrantes sketches con un hilo común: el mundo era una mierda y los humanos unos brutos desalmados.

Es un estilo de comedia muy británica, pero también recuerda, por referencias cercanas a "Vaya semanita", en el sentido absurdo de trasladar situaciones a momentos históricos que no pegan ni con cola, como la peluquería de vikingos o la academia de gladiadores donde les mandan deberes. Que evidentemente esto no lo han inventado en la ETB, pero como referencia sirve, para que quien no conozca otras, se pueda hacer a la idea. Claro que si no conoce Monty Python... tiene mucha tarea por delante.

Horrible Histories nos ofrece también un montón de datos y curiosidades históricas, con una simpática rata-marioneta que con un cartelito nos avisa de que los datos que se ofrecen, por absurdos que parezcan, están documentados.

De momento solo he visto el primer capítulo, pero como mantengan el nivel, soy fan.

Ahora, creo que el pegadizo opening lo describirá mejor que mis palabras.

miércoles, 2 de julio de 2014

Community resucita otra vez

Ahora solo falta la película.

Community, esa serie de la que ya he hablado varias veces aquí y que me encanta, se resiste a morir, y cuando todos la dábamos por difunta, viene Yahoo Screen (que supongo que será algún tipo de Netflix) y la salva. Parecía que iba a morir con la 3ª temporada, resurgió. Parecía que iba a morir tras la 4ª, y cuando parecía que iba a morir y esta vez de verdad, nos alegran diciendo que habrá 13 nuevos capítulos de las chaladuras de Greendale. A este paso, la baladronada del #sixseasonsanthamovie nos la vamos a tener que creer y todo.

Eso sí, me pregunto cómo lo harán si es que algún día sacan la serie completa en DVD, porque con tanto trajín de cadenas, a saber cómo está el tema de los derechos.

Pero de momento solo queda gritar de alegría... Yahoo!

martes, 1 de julio de 2014

10+1 ciudades que...

Bilbao no cuenta.

Primero fueron los libros, luego las películas y continué con series, videojuegos y juegos de rol. Ahora toca el turno a lugares, ciudades o pueblos, que tengan algún tipo de significado especial. Tengan o no valor turístico.

-Bergara: Este pueblo (realmente villa) gipuzkoano será más conocido por ser donde Maroto y Espartero pusieron fin con su célebre abrazo a la primera guerra carlista, o por ser donde Fausto Elhúyar aisló el Wolframio o Tungsteno (llamado en origen Vergaricio). Pero para mí su significado viene de que tengo ahí raíces familiares, ya que es el pueblo de mi madre. Sí, eso significa que soy medio giputxi.

-New York: De Nueva York podría escribir páginas y páginas (de hecho, tiene unas cuántas en el blog) y me seguiría quedando corto. Está en esta lista, no solo porque es una ciudad espectacular y a la que quiero volver, sino porque hice el viaje en una época de mi vida en la que sin duda me hacía falta. Y me vino muy bien.

-Londres: Si Nueva York es LA ciudad de América, Londres es LA ciudad de Europa. Estuve hace unos 20 años con mis padres y me fascinó, tanto que llevo años queriendo volver. Sin embargo, parece que el destino no quiere que vaya, ya que las dos veces que he planeado volver, algo me lo ha impedido. Hace 10 años, temas profesionales (un juicio en esas fechas) me hacían cancelarlo, y hace 3 años, mi compañero de viaje se rompió las piernas en la víspera, por lo que me quedé sin ir otra vez. Pero por mis cojones que yo vuelvo a ir a Londres.

-Bergen: Una acogedora ciudad noruega a la que nunca pensé que acabaría yendo, pero las circunstancias me llevaron ahí, donde pasé uno de los fines de semana más bonitos de mi vida, viviendo un romance de los que parecía que solo existían en las películas.

-Tianjin: De las cuatro ciudades que visité de China (Beijing, Shangái, Xian y Tianjin), no es la más bonita, ni la que tiene mayor valor cultural. De hecho, es una ciudad fea, industrial y sucia. Pero era la ciudad en la que estuvo viviendo dos años la que entonces era mi novia, y era el sitio que más deseaba visitar.

-Moscú: El baloncesto me llevó a la capital rusa, en un viaje que organizamos por impulso, envalentonados por la buena marcha de nuestro equipo. Y lo que nos encontramos no desmereció, viendo una ciudad espectacular, de la que destaco el metro, la nieve y las rusas, claro. Especialmente una amiga nativa que tuvo a bien hacernos de guía/traductora y enseñarnos amablemente la ciudad. 

-Roma: La ciudad eterna y una de las imprescindibles en la agenda de todo viajero. Un verdadero museo al aire libre, repleto de Historia en cada una de sus esquinas. He estado ya dos veces ahí, y dentro de 10 días será la tercera.

-Gernika: Conocida por su árbol y tristemente por su bombardeo, Gernika (oficialmente Gernika-Lumo) ocupa su lugar en esta lista por ser donde tuve mi primer trabajo. Aquello del Ayuntamiento. Y claro, se le coge cariño.

-Santa Pola: Este pueblo de la provincia de Alicante fue mi lugar de veraneo durante muchos años, y aunque al principio iba obligado por mis padres, cuando conseguí hacer amigos ahí ya no me quería ir, y contaba los días hasta que fueran otra vez vacaciones para volver a estar ahí. Si mal no calculo, 8 fueron los veranos (más un par de visitas posteriores).

-Budapest: No solo es una ciudad maravillosa, con una excelente gastronomía, sino que fue el primer viaje largo que hice con la persona que me acompañó, lo cual ya la convierte en una ciudad especial.

BONUS

-Mollina: Y si la cosa va de decir sitios de veraneo, justo sería mencionar este pequeño pueblecillo del interior de la provincia de Málaga, que llevo ya 11 con este 11 años visitando. ¿Y qué me lleva a Mollina? Pues que ahí son las jornadas Tierra de Nadie, cita ineludible en mis vacaciones de verano.

Como suele pasar con este tipo de listas, estoy seguro de que me habré dejado alguna imprescindible por el camino, aunque como también suelo decir, si estas son las primeras 10 que se me han ocurrido, por algo será. Tal vez si la hiciera otro día incluiría Estambul, París, Atenas, Madrid, Pamplona, Basauri, Amsterdam, Bremen, Nápoles, Vitoria... lugares que por uno u otro motivo podrían figurar en esta lista.