sábado, 31 de mayo de 2014

Al filo del mañana

¿Oye, y si probamos a jugarlo en fácil? 

Cojamos una película de culto "Atrapado en el tiempo" (esa maravilla de Bill Murray más conocida como "El día de la marmota") y añadámosle marines matando aliens. El resultado es "Al filo del mañana", donde Tom Cruise se divierte siendo el patoso convertido en héroe que mata y muere miles de veces a lo largo de la película, mientras trata de salvar al mundo y ligarse a Emily Blunt.

No llega más allá de ser un pasarratos, y el argumento soportaría pocas embestidas de un ojo medianamente crítico. Además, es un argumento que requiere que muchos de los personajes hagan cosas poco lógicas (sigo sin entender el empecinamiento del alto mando en mandar un señor sin formación alguna al frente y malgastar uno de esos exoesqueletos tan catos), y por eso hay que verla como lo que es: entretenimiento ligero, con algunos puntos cómicos y muchos efectos especiales. 

Hace 22 años habría sido la hostia y una película de culto. Pero se siente, Punxsutawney llegó primero.

viernes, 30 de mayo de 2014

La culpa no fue del cha-cha-cha

Foto del denunciante, que no quiso a dar a conocer su identidad.

Tras una dura batalla legal que ha durado nada menos de 25 años, finalmente el Tribunal Supremo fallaba a favor del Chachachá, exculpándolo de toda responsabilidad y revocando así la sentencia que dictó en primera instancia el Juzgado de instrucción de Caligari.

"Ha sido un infierno lleno de trámites judiciales e interminables procesos, pero no queríamos renunciar a demostrar ante todo el mundo la inocencia de nuestro defendido", afirmaba  abogado del Gabinete E. Jorrín.

"Ha sido terrible, pero por fin veo la luz al final del túnel", decía el Chachachá casi entre lágrimas, al escuchar el fallo que ponía fin a 25 años del calvario que empezó a raíz de una denuncia anónima interpuesta en un nightclub cubano, por hechos sucedidos en la arena, y que debido al secreto de sumario aún a día de hoy no han sido esclarecidos. Pero fuentes bien informadas afirman que era una noche que hacía calor.

La primera sentencia declaraba claramente al Chachachá culpable de los hechos, siendo además una sentencia muy aclamada, que contó con el beneplácito de la afición. Sin embargo, el Chachachá en ningún momento se rindió y en todo momento hizo frente a la situación con torería y valor, lo que le ha llevado a conseguir su ansiada inocencia, 25 años después.

La noticia es, sin lugar a dudas positiva. Sin embargo, esto nos deja abierta una evidente incógnita: ¿si la culpa no fue del Chachachá, de quién fue?

El Ministerio de Justicia estudia reabrir la causa, perfilándose como principales sospechosos el Merenge, la Salsa y la Bachata, aunque el ex-ministro Ángel Acebes ha manifestado que no se debe descartar que la culpa fuera del Aurresku.

jueves, 29 de mayo de 2014

Lo de siempre (1x12)

Que las imágenes hablen por sí solas. 

De esta divertida webserie ya hablé en su día, peroeste capítulo tiene algo especial, que le hace merecer entrada propia en el blog. El motivo ya lo sugerí hace unas semanas por aquí, y creo que es fácil de adivinar. Y si no, tan fácil como darle al play y ver de qué se trata.

Al cuerno mi imagen pública.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Mudado

Tocaba cambio de caparazón

No me refiero a que me haya cambiado de ropa, que también, sino que por fin ayer materialicé mi cambio de vivienda, habiendo pasado mi primera noche en la que será mi casa de ahora en adelante. Siguiendo la tónica habitual de los últimos días, gran parte de la tarde consistió en transportar cosas de casa a casa y tratar de buscarles acomodo. Aún faltan unas cuántas cosas por transportar, pero al menos lo más imprescindible ya va encontrando su hueco entre las nuevas paredes.

Toca volver a las sensaciones de una nueva casa, a no saber dónde está cada cosa, a tropezar con las cajas, a acostumbrar el cuerpo a un nuevo colchón y a habituarse al diario camino que nos lleva al trabajo. Todas esas cosillas que chocan con la resistencia al cambio.

Pero cuando los cambios son elegidos, y es el caso de esta nueva etapa, se cogen con ilusión.

martes, 27 de mayo de 2014

Pompeya

La pareja de enamorados.

Una crítica que leí y que me hizo mucha gracia venía a decir algo como: "Voy a hablar de Pompeya, esa grave tragedia que sufrió la Humanidad, cuya mención aún hoy día despierta el terror. Y no me refiero a ese nimio incidente del Vesubio, sino a la película de W. S. Anderson". 

Sin ser tan radical, a pesar de que esa frase bien podría ser mío, es cierto que Pompeya es una mierda, un cruce bastardo entre Gladiator y Titanic, protagonizada por un Kit Harington con la capacidad interpretativa de una patata. Pero si nos olvidamos de eso, tenemos una divertida película de pum, paf, zas y crash. Es decir, explosiones, gente muriendo y peleas de gladiadores.

Y ahora, spoilers.

La acción comienza en Britania, donde el senador  y agente antiterrorista de la SPQR Iacobus Bauerus, acompañado por su leal y letal Próculo (en adelante Porculio) se afanan en evitar que los terroristas exterminen a la población civil con el práctico método de lincharlos a todos. Pero se dejan a un niño vivo, y este niño (que es Jon Nieve) de mayor se mete a gladiador. Traumatizado por la experiencia de haber visto morir a su familia, sufre un ictus en el rostro, que solo le permite pasar de empanado a enfadado, luciendo durante toda la película tableta de chocolate y cara de coliflor. Sin embargo, los puntos de creación de personaje que no se gasta en Carisma, se los gasta en Matar, lo que hace de él una superestrella de la gladiación, y un cazatalentos lo ficha de la Premier League, se lo lleva del Chelsea al Nápoles (es decir, de Londinium a Pompeya).

Como el empresaurio que gestiona los gladiadores tiene poca visión de negocio, en vez de cuidar a sus principales fuentes de ingresos los lleva por ahí a latigazos y en malas condiciones. (que alguien me corrija, pero los gladiadores de elite tenían en la época romana la misma que puedan tener ahora los Messi, Cristiano Ronaldo y demás). Pero Jon Nieve tiene la suerte de que se fije en él la hija alienígena del gobernador de Pompeya, y que se enamore de él cuando le ve matar a uno de sus caballos con palabras bonitas. 

De ahí pasamos al thriller carcelario, donde al más puro estilo Oz, ponen a Jon Nieve a compartir celda con Adebisi (también conocido como "Señor Eko"), el otro gallo del corral, que sorprendentemente acabará siendo su amante amiguísimo del alma (y dicho sea de paso, Adewale Akinnuoye-Agbaje, manda cojones el nombrecito, es el único actor que se toma medio en serio esta patochada de película). No así un garrulo que pasa por ahí, que intentará sin éxito vengar a su hermano, que murió a manos de Jon Nieve en una pelea de gladiadores.

No olvidamos a Iacobus Bauerus, que es el malo, y su plan implica casarse con Casia, la hija alienígena del gobernador de Pompeya, que como está en la edad del pavo (o lo que demonios equivalga al pavo en su planeta), prefiere irse con el esclavo malote en moto caballo, que es Jon Nieve. "Oye, que si te casas con el Senador, puedes seguir tirándote al esclavo, que las bodas entre nobles en Roma eran paripé político, y de paso evitas que el malo asesine a tu familia". "Lo siento, el ruido de mis hormonas goteando por Jon Nieve no me dejan oírte", responde ella.

Kit Harington, poniendo cara de Kit Harington. Chicas, la cara está más arriba.

Pero la verdadera historia de amor es entre Jon Nieve y Atticus (el negro), que a lo Asterix y Obelix se dedican a soltar mamporros a todos los romanos y gladiadores que les echan encima, para disgusto del vil Senador Bauerus, que decide, cuando se le inflan la narices, mandar a Porculio (cuya trama es que... va y mata) a... pues eso, matar a los protas, tras una gloriosa escena en la que, entre otras cosas, Atticus hace el aizkolari cortando a hachazos una columna de cartónpiedra roca de varios metros de grosor. O algo, que con tanta pelea de gladiadores, al final se pierde la cuenta.

Eh, un momento, ¿esto no va sobre un volcán? Ah, sí, cierto. Durante la película, nos van enseñando imágenes de Mordor, con el Monte del Destino a punto de explotar, hasta que llega el momento de la detonación y pasamos de ver Gladiator a ver una de Roland Emmerich, con tsunamis, incendios, explosiones y meteoritos, mucho efecto especial, y una escena acojonante, espectacular, un hito en la historia de los FX, que es el momento en el que consiguen que Kit Harington mueva una ceja. No se había visto nada tan impresionante desde que generaron por ordenador lágrimas para Bruce Willis en Armaggedon.

La parte dramática es cuando Atticus y Jon Nieve (que se llama Milo) tienen que separar sus caminos, para que Milo pueda evitar que el senador Bauerus secuestre a Casia la alienígena y la lleve al área LI, mientras Atticus se queda a pegarse con Porculio. Empate técnico y spoiler de Perdidos. [¿A nadie le suena lo del Señor Eko muriendo con el humo negro?]

En cuanto a la persecución, Milo da caza a Bauerus, rescata a la chica (o algo) y viendo que una lluvia de ceniza mortal no es lo más saludable del mundo, optan por irse. Y como el pobre caballo (que creo que realmente era el malo y el que organiza todo esto para vengar la muerte de su camarada equino al principio de la película) se cansa, pues se bajan y se quedan a morir abrazaditos.

Fin.

lunes, 26 de mayo de 2014

Con Internet

Y tras el desorden, se adivina una tele.

Aún faltan un par de arreglos y terminar de mover las cosas, más la nada apasionante tarea de ordenar todo lo que está empaquetado en cajas, pero esto está ya casi hecho. Y otro paso de la recta final ha sido instalar Internet (con los extras, como telefonía fija y televisión), lo que hace de este inmueble una casa perfectamente habitable. Salvo por el terrible desorden que sufre ahora mismo, inherente a lo que es una mudanza.

Por tanto, esta es la primera entrada que escribo desde mi nueva casa, lo que abre también una nueva etapa para este blog.

domingo, 25 de mayo de 2014

Se acabó la aciaga temporada

Posando con un personaje de videojuego. 

Ayer había un partido que tenía bastantes ganas de ver, y no me refiero a la final de la Champions, que me la pelaba bastante, sino al partido que cerraba esta desastrosa temporada ACB para el Bilbao Basket (sin que nada garantice que las venideras vayan a ser mejores). Del partido poco que contar, pues era un partido irrelevante y aunque fue muy ameno acabamos perdiendo por un cara-cruz, así que no me voy a extender mucho al respecto. Además, lo que realmente me interesaba era poder coger por banda a Raül López y poder hacer la foto de referencia, con la portada del videojuego (NBA 2004) que él mismo protagonizaba, y que espero que le hiciera ilusión. A mí desde luego, aunque es una tontuna, me la hizo. Y claro, tal y como están los humos en el Bilbao Basket, pues quién sabe si se le volverá a ver por aquí.

Bueno, pues que sea lo que tenga que ser, pero la 2013-14 ya ha terminado. Un desastre en lo deportivo, una agonía en lo extradeportivo y un futuro lleno de incertidumbres.

viernes, 23 de mayo de 2014

Desde la torre

La foto no es muy allá pero las vistas eran espectaculares. 

Ayer fue día de turisteo, pero por Bilbao. Concretamente a uno de los puntos más elevados (no digo el que más, porque por arriba hay más pisos) de la villa, en la Torre Iberdrola, a la que fui a un evento al que me habían invitado un poco de tapadillo, ya que el evento en sí (una presentación de componentes industriales) no me decía gran cosa (es lo que tiene no tener ni puta idea de la materia, que no se puede saber de todo en esta vida), pero era una buena oportunidad de subir a una de las plantas superiores de tan elevado edificio. Allí, después de asistir a la presentación (la cual debo confesar que no era tan horrible como temí, incluso había algún ponente bastante bueno y asequible), pude disfrutar de las impresionantes vistas (la foto, de verdad, no les hace justicia) y ya puestos, disfrutar de algún canapé del catering.

Además el tiempo también ayudó, ya que el día gris y lluvioso tuvo a bien otorgar una tregua y abrir las nubes para que el sol asomara tímidamente la cabeza y la visita al mirador fuera más gratificante para los ojos.

jueves, 22 de mayo de 2014

Películas imposibles (XX)

No les hables en euskera después de medianoche

301 DÁLMATAS: Leónidas adiestra un ejército de perros espartanos para la guerra contra los persas, y el malvado Jerjes de Vil los querrá secuestrar para hacerse una armadura con sus pieles.

CIUDADANO CAGE: Un histriónico millonario hace una extraña y recargada mueca en su lecho de muerte, lo que da pie a una retrospectiva de dos horas con Nicolas Cage haciendo muecas en pantalla.

COSAS DE CASABLANCA: Rick Urkel es el patoso regente de un café, en el que se suceden las más estrepitosas catástrofes. Rick, que bebe los vientos por Ilsa Winslow (que solo le ve como un amigo) hace la vida imposible Carl, el desdichado pianista del café, que tiene que estar siempre arreglando los desperfectos que Rick provoca.

EL MISTERIO DE LA BRUJA DE BLADE: Un grupo de estudiantes se interna en un siniestro bosque, cámara en ristre, para investigar sobre la leyenda de un negro que va por ahí matando vampiros a katanazos.

EL ÚLTIMO EMPERADOR Y SUS LOCURAS: El Emperador de China está tan feliz en su casa cuando llegan los comunistas, se convierte en Llama, se pierde... y es que hay días en los que es mejor no salir de la cama.

LA GRAN AVENTURA DE MORTADELO Y PHILOMENA: Una señora mayor recurre a la TIA para encontrar a su hijo perdido.

LOS TELEÑECOS EN LA ISLA DEL DOCTOR MOREAU: Un millonario científico loco experimenta con simpáticos peluches antropomórficos.

MY FAIR LADY HALCÓN: Un caballero feudal quiere convertir en dama a una campesina, por lo que trata de instruirla en las buenas costumbres. El problema radica en que por la noche él se convierte en lobo y ella se transforma en ave durante el día.

PARQUE JURÁPSICOSIS: Isla nublar es una isla tropical con un resort hotelero aparentemente tranquilo pero que realmente está regentado por dinosaurios que se disfrazan de señora para matar a los huéspedes cuando se meten en la ducha.

PRISON BREAKING BAD: Un profesor de química con cáncer se cuela en cárcel para liberar a su hermano, que cumple condena por tráfico de metanfetaminas, y para ello se tatúa todo tipo de fórmulas por el cuerpo.

SIX HAPPY FEET UNDER: La historia de una funeraria regentada por una familia de pingüinos bailarines.

SPACE JAMÓN, JAMÓN: Después de derrotar a los alienígenas en el partido de baloncesto, Michael Jordan se lo monta con la coneja de Bugs Bunny para celebrarlo.

THE ROCKY HORROR PICTURE SAW: Un científico demente secuestra a gente en su siniestro castillo transilvano para someterlos a todo tipo de retorcidas torturas sexuales mientras canta y baila travestido.


V DE VIOLETTA: En un futuro distópico, una adolescente argentina se pone una careta de Guy Fawkes para enfrentarse, cantando, contra el régimen totalitario de su país.

miércoles, 21 de mayo de 2014

Acolchonando

El colchón de pelea.

Seguimos con las labores de adecentado de casa y saqueo de Chezgarcía, cada vez más parca en posesiones materiales. Todo esto de cara a mi ya inminente traslado, que será la semana que viene (lo que me provoca y provocará una amalgama de sensaciones; miedo, ilusión, liberación, añoranza...) y que ayer tuvo otro paso con la compra de Hövag, que no es un cuervo de Odín, sino un colchón. No es el bueno, que ese será comprado con más calma y estudio (para la cama no hay que escatimar) sino uno para ir tirando mientras tanto, y que de cara a futuro será para las visitas. 

La verdad es que ir de compras a Ikea estando cansado, y más cuando se trata de ir a probar colchones, no parece la mejor de las ideas. Pero el tiempo se va acabando y había que hacerlo ya sí o sí, que además estos colchones no son plug&play, sino que hay que dejarlo 3 días para que vaya cogiendo forma. O eso espero, ya que lo que he sacado del grueso cilindro que nos dieron allí tiene más forma de durum que de colchón.

Lo que queda de semana y fin de semana lo dedicaré a embalar, transportar y limpiar, y la semana que viene, con Internet y agua caliente, será por fin una casa habitable. Llena de cajas y con todo patas arriba, pero habitable.

martes, 20 de mayo de 2014

Cartel oficial de "La venganza de Don Mendo"

Y ojo, que este año se prevé llenazo.

Recordemos: sábado 21 de junio a las 20:0, por 3 exiguos euros.

lunes, 19 de mayo de 2014

Agur BBK

¡Patada! 

En las  mudanzas hay que soltar mucho lastre, y en eso se había convertido mi cuenta en esta entidad. La conservaba para tener una cuenta conjunta con mi inminente ex-compañero de piso para hacer frente a los gastos comunes (agua, luz, gas...) y al cesar la convivencia, esta carece de sentido. Y como tampoco estaba especialmente contento con la BBK (al final son casi todos igual de mangantes, no nos engañemos, pero estos me mangaban a mí), he ido a cancelar ambas cuentas.

Pero el verdadero ladrón siempre tiene un as en la manga, y estos señores había tenido a bien calzarme 20 euros de comisión en concepto de una tarjeta nueva, pues la mía caduca el 31 de mayo. La tarjeta nueva ni la he activado ni la he usado, ni lógicamente iba a suceder eso. Pero cobrarla, bien que la cobran.

Por suerte, y sin ofrecer demasiada resistencia (solo ha habido que matar 3-4 rehenes) me han dado mis 20 euros, ya que no había justificación para cobrármelos. Pero claro, así funcionan. Meten comisioncitas pequeñas por todas partes, que la gente no se va a quejar porque es poco dinero, y con todo lo que sacan de la gente que no se queja, facturan millonadas. 

Y de hecho, al cancelarla he visto que tenían los santos cojones de cobrarme 8,80 euros de comisión al cancelarla, que cuando he preguntado de dónde salían me ha dicho sin inmutarse que eran de la parte proporcional de la comisión de mantenimiento del semestre. Y como ni me apetecía discutir, ni tenía tan claro que esa estuviera mal (a diferencia de los 20 euros de la tarjeta, que era algo clamoroso), me he despedido y marchado de esa oficina para siempre. Con la sensación de que me han tangado 9 euros a la cara, pero también la de que me habrían tangado 20 si no me llego a dar cuenta.

domingo, 18 de mayo de 2014

Moviendo cosas

Aquí falta algo. 

La mudanza está en marcha. Aun no me he trasladado pero sí ya unas cuántas de las cosas, lo que me tiene en esta especie de tierra de nada (no confundir con las Tierra de Nadie) con cosas en un sitio y en otro, en ese constante empaquetar y llevar.

No nos damos cuenta de la de cosas que tenemos hasta que hay que hacer una mudanza, y es que aunque he llevado unas cuántas cajas y bolsas, miro lo que falta aún por empaquetar y transportar y, buf... 

Pero la idea es que cuando esté ya la nueva casa 100% habitable (con agua caliente, Internet, el colchón y tal) y traslade allí mi ilustre residencia, no tener que hacerlo todo a todo correr. Que además, el 31 de mayo vence el contrato y dejo de poder guardar aquí mis cosas.

Luego vendrá la fase de desembalar y reorganizarlo todo, pero eso ya será un cantar bien distinto.

sábado, 17 de mayo de 2014

El gran hotel Budapest

Gran reparto, gran película.

Iba yo con mis suspicacias a ver esta película. Por una parte, tenía algo que me llamaba, y muy buenas críticas. Por otro lado, no soy especialmente fan de Wes Anderson. Pero le di la oportunidad y no me arrepiento en absoluto.

Todo empieza con un escritor contando el relato que años atrás le hiciera el propietario del otrora glorioso Gran Hotel Budapest, de cómo llegó a convertirse en el dueño. Eso nos lleva a una historia de aventuras en plena segunda guerra mundial (realmente no la llama así, pero es fácil encontrar paralelismos en las tropas de las ZZ que ocupan la ficticia Zubrowka), con el propio dueño del hotel cuando era más joven y el carismático Gustave (Ralph Fiennes), dueño y alma mater del mismo.

La película es muy divertida y colorida, con muchísimos toques de humor y ese contraste entre algunas escenas muy de cuento alternadas con golpes de brocha muy gorda que rompen pero que encajan de maravilla, con una estética puramente artificial pero con gran personalidad. Salvando muchas distancias, me ha recordado muchísimo a la genial Amelie.

Del reparto cabe destacar a un genial Ralph Fiennes y a un siniestro Willem Dafoe, brillante en su papel, de psicópata sin escrúpulos, aunque Jeff Goldblum no les queda a la zaga. Otro punto fuerte la música, que redondea una película que no me arrepiento en absoluto de haber ido a ver. Francamente recomendable.

viernes, 16 de mayo de 2014

KЯEMLIИ


A controlar a la madre Rusia.

Cruel y arbitrario, pero tremendamente divertido. Esta definición, que sirve para muchos juegos de mesa, se ajusta perfectamente a uno de los clásicos de Avalon Hill, que tiene la política soviética de la época de la guerra fría como escenario.

En él, los jugadores representan a las diversas alas del partido comunista, y deben conseguir que sus políticos afines vayan trepando puestos en el politburó, hasta hacerse con la presidencia. Pero el trono de Moscú es puntiagudo, y la política es una amante muy exigente. Además, la KGB es inclemente, y no dudará en enviar a Siberia a todo cerdo capitalista que quiera traicionar los valores de la madre patria.

La plaza roja

El elemento más importante lo tenemos en el tablero, donde no solo ubicaremos a los distintos políticos, en función de su cargo, sino que además tiene (al menos en la versión que conozco) las instrucciones a seguir en cada fase y el orden de las mismas. Representa la pirámide de poder de la URSS, en cuya cúspide está el presidente. Debajo de él están los ministros principales, debajo los secundarios, luego los candidatos y por último los simples ciudadanos. Todos ellos quieren medrar y hacerse con cargos superiores. 

Esto es posible porque a lo largo del juego pasarán cosas que saquen a la gente de sus puestos, bien porque son degradados o reubicados, o bien porque de forma "voluntaria" deciden retirarse. Esto puede ser a causa de una mala enfermedad, un cambio de residencia a Siberia o el puro desgaste.

Esto último, el desgaste, se representa con la edad. Cada político tiene una edad, y va subiendo a medida que realiza determinadas acciones, y es relevante por dos aspectos fundamentales. Uno, que nadie puede pasar de 96 años, si llega a esa edad, se retira automáticamente. El otro es que todos los turnos se hace una tirada para ver qué tal pasan el invierno, y cuanto más ancianos sean, más difícil es que sobrevivan. 

¡A Siberria!

Habíamos dicho que morirse es una de las formas por las que un político puede dejar el puesto. La otra es que sea depuesto y considerado un traidor. Esto lo pueden hacer el jefe de la KGB mediante purgas o el Ministro de Defensa con investigaciones. Las purgas son sencillas de entender: tiras un dado y si sacas la tirada mandas a alguien a Siberia. La dificultad depende de su cargo (no es lo mismo mandar a Siberia a un Ministro que a Boris el panadero), y puedes mandar gente a Siberia hasta que falles la tirada. Ojo, hay que tener en cuenta que te sube la edad por purgar, de modo que si abusas de ello vas a durar poco en el cargo. Pero es taaan divertido. 

La otra forma es con comisiones de investigación; primero marcas un sospechoso y luego entre los ministros votan si ha sido capaz de demostrar su inocencia.

El tablero. 

 Después de que las purgas y el invierno hagan sus estragos, puede que haya vacantes. De hecho, lo raro es que no las haya, y es bastante común que el propio presidente haya dejado de serlo. Es el momento de elegir uno nuevo y que forme su gobierno. Esto dependerá del jefe del partido (o de haber quedado vacante, del siguiente en el cargo, o del siguiente al siguiente, o del siguiente...) Y una vez formado el nuevo Gobierno, se puede reahabilitar a gente que haya sido mandada a Siberia. Rusia es una madre dura pero justa.

Desfile de octubre.

Sí, muy bien. ¿Pero cuál es el propósito de todo esto? 

Para ganar el juego, hace falta que el presidente te salude 3 veces. Al final de cada turno, y si sigue vivo (y si su precaria salud se lo permite), el presidente se asoma al balcón de la Plaza Roja y saluda a su facción favorita. Es decir, al jugador que lo controle. Y si un jugador se lleva 3 saludos, en tres turnos distintos, claro, gana la partida. Si el presidente está sano, saluda automáticamente, y si está enfermo, hay que tirar. De ahí se deduce que lo interesante es colocar en la presidencia un candidato joven, sano y vigoroso.

Y ahora la pregunta. ¿Quién controla a quién? Pues al principio de la partida cada jugador apunta, del 1 al 10 y en secreto, los políticos sobre los que tiene influencia (1 punto sobre 1, 2 en otro, 3 en otro, etc.) y durante la partida, cuando quiera, puede declarar puntos sobre 1 de ellos. Y no tiene por qué declararlos todos. De esta manera, se considera que un político pertenece al jugador que tenga más puntos declarados sobre él (en caso de empate, del que lo haya puesto antes), y se pueden declarar en cualquier momento. Generalmente se declararán justo antes de hacer las acciones. Por ejemplo, justo antes de las purgas, puedes declarar que controlas al de la KGB, pero nada impide que otro jugador te sobrepuje (ojo, con los puntos que ha tenido que apuntar previamente), lo que genera a veces duelos tan apasionantes como caóticos. Naturalmente, si el jugador que está controlando a un político sobre el que tienes puntos no declarados, hacen cosas que te vienen bien, nada te impide callar y disfrutar. Además, si un político se va a Siberia, todos los puntos declarados, ojo solo los declarados, se pierden. ¿Y puede pasar que varios jugadores hayan elegido a los mismos políticos? Puede, y de hecho pasa. Es la magia de este juego.

Versión con personajes reales.

Además de todo esto, el juego tiene cartas de eventos, caóticas y poderosas, que dan más chicha e incertidumbre al juego, y un gran sentido del humor, ya que los ficticios políticos son casi todos chistes en sí mismos, como Nikotin o Eatstumuch (comedemasiado), y los eventos también son bastante graciosos.

Este juego es una pequeña gran genialidad en el que el azar puede destrozar una buena estrategia, pero no impedir que las partidas sean desternillantes.

A título de curiosidad, este juego de tablero sirvió de inspiración para la partida homónima de rol en vivo que escribí en 2002 y que está disponible aquí.

jueves, 15 de mayo de 2014

Interraíl (XIX)

Gandalf también cogía trenes de alta velocidad.

Había dejado el relato en la última tarde de París, que básicamente consistía en hacer tiempo hasta la noche, y tan cansados estábamos que cada vez que cogíamos el metro, dejábamos pasar trenes y estaciones por el puro cansancio que nos impedía levantarnos. Pero entre vagancia y partidas de tute llegaron las 22:50, hora en la que tocaba coger el último tren. No a Londres, como dice la canción, sino a... 

París-Irún: "Donde subsistimos a base de latas de atún".

Hacer noche en el TGV era la opción más rápida, pero no la más cómoda, pero el destino fue generoso con nosotros y dejó que hubiera sitios libres y pudiéramos dormir espatarrados el tiempo del trayecto que nos acercaba a nuestra meta. El frío del aire acondicionado lucha ferozmente con el sueño, haciendo que dormir más de 20 minutos seguidos sea una quimera. 

Aquí hacemos la última ñapa, ya que el tren teóricamente solo nos llevaba hasta Hendaya (Irún, al no ser Francia, no lo cubría Interraíl), pero cuela sin problemas. 

A las 7 de la mañana estábamos en Irún, cansados y hambrientos, pero oir en la cafetería de la estación una de las canciones del verano de 2002 (concretamente "Por debajo de tu cintura" de Agüita Salá) nos confirma que ya estamos en casa.

Ya solo un breve trayecto nos separaba del Monte del Destino, donde se forjó este viaje y donde debía terminar:

Irún-Bilbao: "Colorín, colorao, este cuento se ha acabao".

Y así concluía uno de los mejores viajes de mi vida, del que volví con 7 kilos menos, 3 semanas más de barba y una experiencia vital inigualable y sin duda inolvidable. En él, hubo cosas buenas y hubo cosas malas, pero sin lugar a dudas el balance fue completamente positivo.

miércoles, 14 de mayo de 2014

La casa y el libro

Porque una casa sin libros no es una casa.

Las labores de cambio de casa ya van llegando a su fin y la mudanza, largo tiempo deseada, es inminente. Y ayer puse otro ladrillo más en el muro, dotando al armario del salón de su primer libro, el Libro de la Fantasía, de Gianni Rodari. Y no, no es que vaya a hacer la mudanza llevando los libros de uno en uno, que soy huevón pero no tanto, sino que ese libro lo compré en Segovia y me lo había dejado en el coche de mi madre, y dado que ayer había quedado con ella, y fui directo al piso, donde había que dar otra limpiada gorda, pues aproveché y lo dejé ahí. Así que la casa ya tiene un toque un poco más personal y menos frío.

Ahora falta que lleve el 99,99% restante de mis cosas, claro. Incluyendo mi excelsa persona.

martes, 13 de mayo de 2014

Personajes imposibles (XVII)

Fernando Fernán Gómez Addams

ABRAHAM CHUN-LINCOLN: Luchador callejero de origen chino que abolió la esclavitud en Estados Unidos a patadas.

ALAIN MORTADELON: Actor francés, muy dado a disfrazarse, que trabajaba para la TIA, donde coincidió con el también actor JACK FILEMMON.

AMANCIO ORTEGA LARA: Empresario presidente del grupo Indivox y dueño de la marca de uniformes carcelarios "Zulo".

CARL-JUNG-IL: Psicoanalista suizo que se estableció en Corea del Norte, donde llegó a ser su amado líder.
Carl Sagat

CARL SAGAT: Astrónomo y divulgador tailandés que también se dedicaba a la pelea callejera. Su técnica más temible era el Cosmos Uppercut, pero no le valió para evitar ser derrotado por Ryu.

DAVID MECHA: Robot gigante español, de diseño japonés, especialmente fabricado para nadar largas distancias.

HERMANOS GOLLUMIERE: Hobbit francés con trastorno de personalidad múltiple, inventor del Palantir.

HODOR ROOSEVELT: Retrasado mental de Invernalia que a pesar de que solo repetía su nombre una y otra vez, llegó a presidente de los Estados Unidos. Como George W. Bush, pero más alto.

HOWARD PHELPS LOVECRAFT: El nadador que encontró horrores submarinos.

Isaac Asimoff Tarkin

ISAAC ASIMOFF TARKIN: Consejero militar y científico de Darth Vader y escritor en sus ratos libres. Autor de la novela "Yo no soy el robot que estáis buscando". Se reconocía abiertamente como ateo, lo que resultaba molesto a Lord Vader.

JOSEPH MARIO BERGOEBBELS: Ministro de propaganda del Vaticano que sucedió a un Papa que era miembro del partido nazi.

KIMI HÄRKKÖNEN: Traicionero y degenerado campeón de carreras de ornitópteros en el planeta Arrakis.

KOFFI AZNAR: Secretario general de la ONU, clavadito a Morgan Freeman, que fue presidente del PP y de España.

LUIGGY POP: Rockero italoamericano que fue fontanero antes que punky y cuyo color favorito era el verde-iguana.

MACAULAY LUTHER CULKING: Niño negro que se dio a conocer por defenderse de unos supremacistas arios que intentaron atacarle cuando estaba solo en casa.

Marilyn Pokemonroe

MARYLIN POKEMONROE: Actriz rubia de Pueblo Paleta que cazaba y coleccionaba animales para entrenarlos en combate y participar en torneos clandestinos.

POCHOLO SIMEONE: Aristócrata argentino. Amante de la fiesta, la coca y el Atlético de Madrid.

ROBINSON CLOUSEAU: Policía francés que naufragó en una isla desierta buscando a la pantera rosa.

SANTIAGO RAMÓN Y CAJARL: Científico pecador y cobarde que descubrió el fistro sesuarl de diodeno.

STEVEN EL SIGALA: Cantante flamenco especialista en artes marciales.

THORIN TELLADO: Rey enano que escribía novela rosa, especialmente dirigida al público élfico.

VLAD NYARLATHOTEPES: Primigenio transilvano que combatió contra los turcos conduciéndolos a la locura.

lunes, 12 de mayo de 2014

Locos por la arqueología

Peleándose por el trofeo a mejor arqueólogo del mundo.

A medio camino entre la traducción, la inspiración y el plagio, esto viene del artículo "¿Cómo le suena el fútbol a la gente a la que no le interesa?", traslado la idea de un mundo hipotético en el que el fervor por el fútbol lo tuviera, por ejemplo, la arqueología.

El artículo empieza hablando del despertador, con la radio hablando de arqueología. Todo son noticias sobre arqueología, las demás disciplinas no existen. Tal vez se puede hacer alguna breve mención a alguna otra si resulta que algún español es el mejor en ella, podrían hablar un poco de los avances del mejor químico celular del mundo si este es español, o de los físicos nucleares destinados al CERN, pero poco. Todo es copado por la arqueología. 

Vamos al trabajo, y en el desayuno hojeamos el periódico Arca, con entrevistas a arqueólogos, resultados de las excavaciones de ayer, pronósticos y debates sobre si es conveniente financiar las excavaciones en las tumbas de Atutimofis IV o Apokemón III. En la contraportada del periódico, eso sí, una jamelga en bikini, eso permanece invariable.

En el trabajo, todas las tertulias son sobre arqueología. "¿Así que Jones se cargó esa vasija sumeria de 3000 años de antigüedad al restaurarla? ¡Jones es un paquete hombre!" "¿Qué sabrás tú? ¡Jones tiene el record de tumbas íberas descubiertas en un año!" La discusión está servida, y aunque no tienes muy claro quién ese tal Jones, te miran raro cuando dices que te da lo mismo olmeca que tolteca.

Camino a casa, desde el coche puedes ver carteles en los que arqueólogos famosos y bien pagados salen en compañía de bellas mujeres de curvas imposibles, anunciando Calvin Klein, mientras por la calle, los chavales llevan equipo de arqueólogo, con el nombre de sus arqueólogos favoritos. Y la tele emite constantemente imágenes de cerámica antigua y frisos grecorromanos, mientras algún arqueólogo portugués se queja amargamente de que las instituciones dan muchas más ayudas a la investigación de la cultura celta que a la precolombina. No te interesa demasiado, y no le prestas atención, pero aun así es imposible que no te suene que se han pagado burradas de millones de euros para que un arqueólogo de prestigio se vaya a esa excavación en Perú de la que tanto habla todo el mundo (dinero que se podría emplear para ayudar a otras actividades más necesarias, como por ejemplo el fútbol, que en esta ficción malvive con 4 perras).

Decides ir al pub a tomar unas pintas. El pub tiene un posterde la esfinge de Gizeh y una foto de Howard Carter, y dentro hay un ambientazo de la hostia. Todos vestidos con salacots y pantalones cortos gritando a una tele en la que están retransmitiendo la recuperación de un pecio cartaginés. Canturrean y gritan a la tele: "¡Aplícale el carbono 14! ¡Usa el cepillo del 7, el del 7!", y la apoteosis se desata en el bar cuando levantan un trozo de madera y uno de los arqueólogos encuentra una ánfora en estado aceptable. La cerveza vuela por todas partes y hay buen ambiente hasta que a uno se le ocurre decir que le resulta mucho más interesante la agricultura en el neolítico que la alfarería policromada en Creta. Se hace un silencio y se monta la discusión.

Eso si es en Inglaterra. En Bilbao la gente presume de financiar solo excavaciones arqueológicas hechas en Euskalherria o por arqueólogos de la UPV, y sacan pecho de los hallazgos de Santimamiñe, aunque bueno, oye, vascos hay en todas partes, y alguno de vez en cuándo dice que Stonehenge también cuenta como Euskadi. En cualquier caso, lo que no cambia es que vayas donde vayas, parece que no puedes escapar de la arqueología.

domingo, 11 de mayo de 2014

Basket y Eurovisión

Aquí algo falla.

Sin mucho orden ni concierto, y un poco a modo de resumen, hoy toco dos temas referidos al fin de semana, que algún lector avispado puede intuir viendo la foto, y que cualquiera puede deducir leyendo el título de la entrada. Sí, me refiero a que ayer fue Eurovisión y hoy ha habido partido del Bilbao Basket.

Con respecto a lo primero, Eurovisión significa Eurotxupito (7ª edición ya), donde nos sorteamos los países y bebemos chupitos regionales según las puntuaciones. El sorteo me deparó a la voluptuosa Polonia, pero no me hizo beber mucho. En cambio sí me hizo beber Austria, que compartí con otros dos participantes, y que ganó, así que acabé probando casi de todo. Sin embargo, sigo vivo. 

Al acabar el evento, y limpiar la bandeja de chupitos, nos fuimos a bailotear un poco, acabando en un karaoke.

Y del partido de hoy, poca historia, y curiosamente, a pesar de haber ganado por 28 puntos a un flojísimo Manresa, me vuelvo con la misma frustración que cuando perdemos, ya que llevaba una copia del NBA Live 2004 (en cuya portada sale Raül López, hoy en Bilbao, entonces en Utah Jazz) para que me la firmara, pero debía de tener prisa y se ha marchado directamente por el garaje. Así que la espera a la salida de los jugadores ha sido en vano. A ver si el próximo partido hay más suerte.

viernes, 9 de mayo de 2014

Curación telefónica

Aprendí de Craig.

El teléfono está lejos de tener aquella actividad de hace unos años, cuando no paraba de sonar y el flujo de llamadas era constante. Ahora, al realizar distintas tareas, nos llaman mucho menos, y por tanto se suceden menos ocasiones pintorescas, para prejuicio de este blog (de ahí que tampoco haya apenas batallitas de mostrador).

Pero a veces pasa alguna, y la de hoy me ha servido para darme cuenta de que tengo el superpoder de curar a la gente por teléfono.

Esto lo deduzco de una llamada que ha entrado, en la que al otro lado había una señora que con estertores de agonía susurraba "estoy muy mal... necesito que me manden X certificado a casa", con un hilillo de voz casi inaudible, que hacía temer por su supervivencia a corto plazo. Pero una cosa es lo que quieran los usuarios y otra distinta el funcionamiento de las cosas, por lo que le he informado de que eso no es posible, en primer lugar porque ese tipo de certificados no se envían al domicilio, pero que puede mandar a alguien a recogerlo, y en segundo porque esos certificados no los emitimos en esta sección sino en otra.

Y ahí se ha producido el milagro, cuando para preguntarme la dirección del sitio al que debe dirigirse, ha recuperado de golpe la energía en la voz y todo su impulso vital durante la breve conversación posterior.

Si fuera dado a desconfiar, podría pensar que estaba intentando la estragegia del "voy a dar penita, a ver si me lo mandan a casa y no tengo que ir hasta ahí", pero lo que es bastante más probable es que yo tenga el poder de curar telefónicamente.

¿Por esto canonizan, no?

jueves, 8 de mayo de 2014

Parte informativo del piso

Esto ya va pareciendo una casa.

Los trabajos de acondicionado de mi futura vivienda ya se van acercando a su fin, y es que aunque todavía no hay fecha concretada, sí que será en mayo, pues he comunicado al casero que el 31 de mayo abandono el piso.

Lógicamente, si puedo me iré antes, y es que ya está casi todo hecho a falta de algunas cosillas. Ahora estamos en fase de mover y recolocar armarios, y la cocina está ya prácticamente terminada. Cuando empiece con la mudanza ya me cagaré en lo más barrido, que las mudanzas son horribles, pero cogerlo con ilusión siempre ayuda.

miércoles, 7 de mayo de 2014

21 mentiras sobre blogs

Pues le copio la imagen. 

Buceando por la red me he encontrado con un artículo sobre blogs y bloggers (¿referido esto a "persona que lleva un blog", o tiene más connotaciones? ¿puedo considerarme blogger después de 7 años con esto?), cuya autora utiliza para reseñar 21 cosas que a su juicio son errores de bloguero.

Este es su decálogo (iba a decir enbidecálogo o algo así, pero veo que decálogo no necesita que sean necesariamente 10 reglas). Veamos en cuántos puntos estoy de acuerdo.

1. Es fácil. Quien dijo eso no ha escrito ni un post, ni un tuit, ni una palabra en su vida ;)

Aquí no estoy de acuerdo. Llevar un blog requiere esfuerzo y constancia, es verdad, y sí es cierto que en momentos puntuales hay que esforzarse un poco para vencer el desafío de la página en blanco para saber qué poner, pero es algo que está al alcance de cualquiera. Y sinceramente, la frase de "quien dijo eso no ha escrito un post en su vida", me parece un desafortunado y pretencioso "admirad mi gran pene digital".

2. Todos los negocios y personas necesitan un blog. No todos. Hay quien no lo necesita y hay quien sí. Es cuestión de valorar coste-oportunidad.
Ahí de acuerdo, aunque como nunca he orientado mi blog desde una perspectiva comercial ni he pretendido que así sea, poco puedo añadir.

3. Solo debemos escribir de lo que sabemos. Ésta es una mentira y no lo es. La clave está en recoger todo lo que sabemos -si no sabemos, difícil escribir sobre ello- y ponerlo en el contexto adecuado, esto es, en el de la gente para la que escribimos. Quienes nos leen determinan la mayor parte de lo que hacemos como bloggers.
Si solo escribiera de lo que realmente sé, el blog tendría 3-4 entradas al año, siendo generosos.

4. El día de la marmota en el blog es buena idea. Es un error hacer exactamente lo mismo. No lo es seguir una línea.
Aquí no tengo muy claro qué quiere decir, pues es una gran película de Bill Murray. Imagino que se refiere al fenómeno de las entradas clónicas, y es cierto que muchas en mi blog lo son. Típica entrada de domingo en la que me limito a hablar de qué tal ha ido mi fin de semana. Esto no creo que sea un error, ya que como explicaré más adelante, considero que una entrada floja es mejor que una no entrada.

5. No es inspiración, es copia. Mirar mucho y sacar lo que mejor nos encaje es lo inteligente, inspirarnos, que no copiar. La línea se ve, y lo sabemos.

Muchas veces contar lo que dicen otros también es contar algo. Sí estaría feo si fusilo un texto ajeno y digo que lo he escrito yo (cosa que a la inversa sí me he encontrado, con textos míos publicados por ahí firmados por otros), pero una entrada que sea "mirad esto tan interesante que me he encontrado" es totalmente lícita.

6. Hay que escribir de forma neutra. No escribir sin dejar un trozo de lo que somos es una máxima crucial. Si no tenemos esto, no tenemos nada. Ya sea por nuestro tono, estilo, y el conjunto en general.
La palabra que define este blog es jokinesca. Este blog es, para bien o para mal, un Jokin 2.0

7. Los números aquí tienen poco que decir. Google Analytics habla por sí mismo, solo tenemos que escuchar y hacer un poco de caso.

No son, desde luego, algo de capital importancia, pero es verdad que hace ilusión que le lean a uno, sobre todo porque siempre he tenido claro que un blog no es para leerlo solo yo, que para eso tendría un documento de word en el disco duro de mi ordenador.

8. Hacer titulares como churros. Grises, largos, rollos patateros, incomprensibles… poco potentes. El titular debe ser sobre todas las cosas, claro.
Sea esto bueno o malo, no suelo dedicar demasiado a pensar cómo titular la entrada, que en la mayoría de las ocasiones tiene el primer título que se me ha pasado por la cabeza.

9. Comentarios sin responder o comentarios negativos borrados: no pasa nada. Sí pasa: los comentarios se contestan y los negativos también, no se borran.
Solo borro los comentarios que son directamente spam. Los otros, sean halagadores o insultantes, ahí permanecen, y a veces, aunque no siempre, suelo contestar. Pero de acuerdo con que es una buena práctica contestar siempre para generar feedback (retroalimentación, si se prefiere), pero al no tener blogger un sistema de avisar al comentarista de que le he respondido, es inevitable la sensación de que no leerá la respuesta.

10. Debemos poner el foco en uno mismo. “Porque mi libro bla bla…” ¿Os suena? No tiene sentido y además se agota.
"El verdadero blog del verdadero Jokin". Creo que es obvio dónde está el foco. Supongo que esta "norma" carece de sentido para blogs, como este, de índole personal.

11. Hacernos líos es lo normal. La vida es sencilla, la complicamos nosotros. Vamos a tratar de dejar de hacerlo ;) No se trata de dar mil vueltas para decir una cosa, o poner palabras complejas o metáforas complejas, sino de hacerlo sencillo.
Un consejo del que debo tomar nota, pues muchas veces me pierdo en mi propia retórica con circunloquios imposibles y frases interminables repletas de comas en las que no hay un solo punto que permita respirar al lector, de modo que... ¿lo estoy volviendo a hacer, verdad?

12. Editar es de principiantes. Superbloggers aparte, los superbloggers humanos necesitamos editar sí o sí. Publicar de una vez y sin mirar más suena bien y parece más rápido y que ahorra tiempo pero nada más lejos de la realidad, y te puede conllevar algún disgusto.
El 90% de mis entradas han sido editadas después de publicarse, y muchas siguen siendo editadas a día de hoy. Incluso de vez en cuando hago barridas para corregir erratas o reescribir alguna frase. Es importante tener en cuenta que el hecho de que una entrada fuera escrita hace 6 años no significa que no pueda ser leída ahora. Como dijo Ferb Fletcher, "la fama es efímera, Internet es eterno".

13. Hay que escribir (tener claro un nicho fuerte al que dirigirlo ya si eso luego). Sin esto no tiene sentido.
No sé exactamente qué está criticando aquí, pero mi teoría sobre los blogs se resume en una máxima: escribe. Un blog se alimenta de entradas, y si no le das de comer, se muere de hambre. Si no tiene actualización constante, el lector se aburre y deja de entrar. Y sin lectores un blog no tiene ningún sentido. Por eso, y a diferencia de la vida real, decir una tontería es mejor que permanecer callado. Y siempre hay algo, una chorradilla, un chascarrillo, una imagen graciosa... lo que sea, pero que el blog nunca de la sensación de haberse muerto. Porque además, como te acostumbres a no escribir, adiós.

14. Tener más de un tema por post, muchos más. Querer abarcar mucho conlleva apretar poquito. Hay que decidir qué preferimos.
En los orígenes del blog sí pecaba de eso, pero pronto me di cuenta de que es mejor ceñirse a un tema y escribir sobre ello. Luego dentro de ese tema se puede hablar de muchas cosas, pero en general, si estás hablando de la última película que has visto en el cine, no tiene demasiado sentido que añadas un párrafo al final contando que ya tienes fecha para el examen de rumano. ¿Entendido, Jokin de 2007?

15. Lo que hay que hacer es contenido, moverlo es secundario. Una vez publicado, si no lo mueves, no puedes esperar grandes resultados.
Lo que mola es que te lean, y no puedes esperar sentado a que la gente entre de forma mágica y espontánea en tu blog. A ver, que algunos lo harán, Google existe, pero en general tienes que molestarte un poco en darlo a conocer. Facebook, Twitter y demás, son buenas plataformas para esto. Pero tampoco seas pesado, y enlaza lo que creas que vaya a interesar a quien creas que vaya a interesar. Si has escrito un fascinante artículo sobre balonmano, puedes hablar de él en un foro de deportes, pero seguramente a nadie en ese foro le interese ver las fotos de tu fascinante viaje por Abisinia o de la despedida de soltero de tu cuñado.

16. Un blogger no necesita ser de una determinada manera. Perseverancia y compromiso. Sin estas dos virtudes, se puede, pero siempre peor.

Perseverancia y compromiso, imprescindibles.

17. Con 10 minutos al día basta. Tener un blog implica dedicación. Como todo en la vida. Y si no, es mejor ni pensarlo.
También de acuerdo. No sé cuánto tiempo habré dedicado al blog desde que empezó, pero más que 10 minutos al día seguro. Obviamente hay entradas que he tardado eso, y menos, en escribir, pero normalmente requiere bastante más. Y a esto añado que es importante hacerlo a gusto. Si no, mal asunto.

18. Cuanto más publiques mejor. No, publica en la medida de tus posibilidades reales de tener buen contenido. Lo otro es una chapuza y, como toda chapuza, tiene consecuencias.
En desacuerdo, al punto 13 me remito. Sin embargo, sí que es verdad que el blog tiene una norma autoimpuesta: nunca más de una entrada por día.

19. No hace falta leer mucho (y/o suscribirse a muchos blogs). ¿No tiene tiempo? Imprescindibles las referencias. Cuantas más mejor (aquí sí).
Para escribir hay que leer mucho, esto es de perogrullo. Y como ejemplo esta propia entrada, que no existiría si no hubiera leído la entrada que le dio origen. Ahora bien, blogs en sí, admito que no sigo ninguno.

20. No importa que se te acumulen las actualizaciones de plugins. Mal síntoma, debemos mantenerlo lo más al día posible.
Aquí tampoco tengo muy claro de qué quiere decir, por lo que si es un fallo, lo cometo seguro.

21. Mejor cortito que El Libro Gordo de Petete. No siempre. Los largos también molan, se comparten y lo petan. Y esto es así.

Cierto. No puedes pretender escribir una parrafada interesante cada día, pero tampoco puedes vivir de telegramas. En la variedad está el gusto, y la entrada exitosa puede salir de donde menos te lo esperas.

Y ahora tres más de mi cosecha:

22. Las etiquetas no existen. A largo plazo viene muy bien tener las entradas clasificadas con etiquetas temáticas, sobre todo de cara a blogs genereralistas, como es el caso, en los que el lector puede tener interés solo en determinadas materias. Supongamos que alguien quiere saber lo que opino de baloncesto y lo demás le resbala. Las etiquetas le facilitarán mucho la tarea.

23. Un blog es solo texto. Imágenes, por favor. Sin ellas un blog se convierte en monótono y menos atractivo. Las imágenes descansan la vista y hacen la parrafada más fácil de seguir. No a las entradas sin foto. Y aquí, a diferencia del título, con el pie de foto intento pensar más en buscar algo adecuado.

24. Da iwal komo escriva mientras se hentienda. Esto debería ser competencia del Capitán Obvio, pero a veces no lo es. La ortografía deficiente supone una falta de respeto hacia el potencial lector, que puede salir espantado ante un texto sin tildes y lleno de letras H y K fuera de su sitio. Estimado bloguero, lo sepas o no, escribes para que otros te lean, sé bueno y facilita su tarea.

martes, 6 de mayo de 2014

Interraíl (XVIII)

Aunque de día y por fuera, aquí estuvimos.

Seguimos donde lo habíamos dejado, en París. Era ya el día 21 de nuestro viaje, y nos levantábamos después de nuestra última noche en cama de verdad, ya que pensábamos dedicar la de ese día a viajar de vuelta. Y queríamos aprovechar las últimas horas, lo que nos hizo madrugar y levantarnos a una hora bien temprana (concretamente me desperté a las 6:00).

Echábamos de menos el sol de Estambul, ya que en París no paraba de llover y el tiempo era asqueroso, pero eso no fue impedimento para seguir turisteando y encaminarnos al barrio de Pigalle (que viene a ser el equivalente parisino a la zona roja de Amsterdam) para ver el célebre cabaret del conocido musical. 

Otro hito hito cinematográfico, que aunque nos costó mucho encontrar, nos hacía ilusión ver: el Café Deus Moulins. Dicho así, puede que no suene muy familiar, pero seguro que si digo que es donde se rodó Amélie, es más fácil caer. Puede que sea una tontería, pero esa película nos gustaba mucho, y nos hizo bastante ilusión. Aunque recuerdo que era muy chocante que la distribución del bar era bastante diferente a como la habíamos imaginado. Pero mola que aunque estuviera cerrado, el dueño se enrollara y nos dejara entrar a verlo.

Pero antes de eso, el turisteo había llevado nuestros pasos a otra de las etapas en las andanzas de la señorita Poulain y buscar Montmartre, cosa que a juzgar por lo que tengo apuntado en la libreta nos costó bastante. Lo que no encontramos fue la cabina que Amélie usa en la película, ya que esta no existe.

En nuestro devenir por aquella zona, nos habían advertido contra los carteristas, pero realmente eran carteristas alados, las palomas que trataban de comerse nuestros bocadillos, y los verdaderos ladrones, que eran los gerentes de los chiringuitos, done un corneto de Frigo costaba... ¡4 euros!

Y ya por no alargar demasiado la entrada, termino con el curioso detalle del barrio lleno de negros, pero vestidos con al estilo africano, en el que llamábamos la atención porque éramos los únicos blancos. ¿Nos habíamos ido sin querer a Nairobi o a Kinshasha?

Seguiré con esto en la próxima y probablemente última entrada sobre el Interraíl.

lunes, 5 de mayo de 2014

Fecha para la obra (de teatro)

Moncada sabe la respuesta.

Tenemos hora y fecha para la representación de "La venganza de Don Mendo". El sitio será, como en las últimas ocasiones, la sala Bilborrock y la fecha el sábado 21 de junio a las 19:30.

Mucha mierda, mucha pierna rota y nada de venir vestidos de amarillo.

domingo, 4 de mayo de 2014

Cuasipuente

Pues el viernes sí trabajé.

Al ser festivo el jueves, y aunque no me cogí el viernes libre, la sensación es la de haber tenido un fin de semana muy largo. Empieza el miércoles, con el visionado de la mediocre "Divergente" y el jueves, que es fiesta, día de tranquilidad y poca historia. Intento frustrado de comer en el restaurante griego, que es reemplazado por el Udon, sitio de comida japonesa. Me quedo con lo simpática que era la caja en la que venía la minipizza. Por la tarde una partida de "La guerra del Anillo" y luego a tomar algo. Pero poco, que el viernes tocaba madrugar.

El viernes por la tarde una larga siesta y un rato a la lonja. Luego de compras, y a que me dieran uno de mis regalos de cumpleaños (¡tengo Breaking Bad entera en DVD, cortesía de mi señora novia!). Luego cenar por ahí y charleta hasta la 1 o por ahí.

El sábado poca cosa destacable, salvo terminar la 7ª temporada de Dexter y empezar la 8ª (¡quién la ha visto y quién la ve!) antes de ir a la lonja de nuevo, a la fiestecilla de celebración del cumple de Virginia, nuevo fichaje del grupo friki (a estas alturas ya ni sorprende que haya chicas roleras). 

Ahí estuvimos hasta las 12, hora en la que la fiesta siguió camino de Iturribide, pero yo opté por retirarme, que me daba bastante pereza. Y hoy, nada durante el día, salvo organizar alguna caja para la inminente mudanza y unas partidas de Twilight Struggle por la tarde.

viernes, 2 de mayo de 2014

Curso de Access

El logo

A pesar de que durante un brevísimo periodo de tiempo (el justo hasta que se dieron cuenta del error) ostenté la IT Txartela de Access, lo cierto es que no tenía ni pajolera idea y no la tengo ahora. El Access es ese programa que toqué, y poco, en la carrera y que no solo no sé usar, sino que nunca tuve muy claro para qué servía.

Y algo bueno de este trabajo es que de vez en cuándo nos ofrecen cursos de ofimática. Algunos son un coñazo, como aquel de mecanografía, pero otros son útiles e interesantes. Y este, bastante sencillote, no nos vamos a engañar, parece de esos. Al ser online, puedo ir tranquilamente a mi ritmo, ir haciendo los ejercicios, y tiene ese componente de "te explica lo básico, para hacer los ejercicios búscate un poco las lentejas" que le da su aliciente. Sobre todo cuando descubres que ese ejercicio que te ha llevado media hora investigar cómo coño se hacía, te lo explicaban detenidamente si te hubieras molestado en mirar la lección que tocaba después en vez de adelantarte, cagaprisas.

Pero es lo bonito de esto. Y mola más aprenderlo por tu cuenta y que luego la lección te resuelva las 2-3 cosillas que no has sido capaz de resolver a que te lo den todo mascado.

jueves, 1 de mayo de 2014

Divergente

Recién salidos de su examen de ciudadanía.

En la estela del éxito de "Los juegos del hambre" llega otra distopía juvenil en un tono muy parecido, pero sin llegar a su nivel. "Divergente" tiene un par de cosas interesantes, pero en general es bastante tontorrona, sin demasiada consistencia y en momentos un poco aburrida, ya que se alarga demasiado, abusando de las escenas de tiros sin venir demasiado a cuento.

La cosa va de un mundo postapocalíptico en el que para evitar que haya conflictos y guerras no se les ocurre otra cosa que dividir a la población en 5 facciones; los yuppies (sinceridad), los hare-krishna (concordia), el personal de AENA (erudición), los malotes del instituto (osadía) y los polacos judíos (abnegación). También están los anticiudadanos, que son gente que no pertenece a ninguna facción y se pasean por ahí a lo zombi de Walking Dead.

 Cuando alguien llega a una edad, hace su "examen de ciudadanía" que le dirá hacia dónde tiene que tirar, sea cual sea su origen familiar. Aunque luego en la ceremonia de investidura (con un ritual que es un foco de enfermedades infecciosas) deben elegir facción. Pero a veces pasa que en el examen algunos descubren que no saben lo que quieren hacer con su vida (algo inusitado en una persona adolescente) y son los llamados "Divergentes", rebeldes que suponen un riesgo para esta intrincada y cuidadosamente planificada sociedad (en la que la defensa recae sobre gente cuyo hobby es trepar por las farolas y saltar de trenes en marcha), por lo que han de ser eliminados. Y como es de prever, la protagonista es una divergente que tendrá que enfrentarse al régimen, liarla parda y encamarse con el jamelgo mojabragas mientras los malvados dirigentes del régimen deciden que practicar un genocidio y cargarse a la clase trabajadora es una idea brillante.

Pasarratos y ya. Según lo esperado.