martes, 11 de marzo de 2014

¿Qué hacías el 11M?

10 años ya de aquello.

Parece que fue ayer, pero ya ha pasado una década sobre el atentado más grave sufrido en España (guerras al margen), y de ello voy a hablar, de ese día en cuestión y de cómo lo viví, pues tendemos a acordarnos con bastante detalle de las circunstancias que rodean a hechos que acabamos recordando (igual que recuerdo muy bien el 11-S).

Por aquella época estaba trabajando en el despacho de Don Giuseppe, pero ese día fui más tarde porque tenía que ir a la universidad a recoger el título oficial de Licenciado en Derecho, y ya la radio me despertaba con la noticia de un atentado. En un primer momento, y sin que te digan nada, lo que piensas es "un atentado, ha sido ETA", igual que si oigo "gol del Real Madrid" pienso en Cristiano Ronaldo. Recuerdo ir a la uni, y comentar el tama con mi compañero de uni, el señor Bernaola, y ya ahí íbamos viendo que había cosas que no cuadraban; atentado de esa escala sin preaviso, o Arnaldo Otegui negando la autoriá de ETA.

Cuando volví al despacho, allí era también el tema de conversación, y ya iba surgiendo la idea de que eso era más cosa de los chicos del burka de los chicos de la txapela. Y efectivamente, a medida que avanzaba el día, la evidencia era que, por mucho que insistiera Acebes, eso no había sido la ETA.

Y el resto del día lo recuerdo telefoneando a todos mis amigos de Madrid, para ver qué tal les había ido. El más estremecedor, el relato de uno que todos los días solía coger ese tren, y que ese día se quedó dormido y lo perdió. A veces la impuntualidad tiene, sin duda, su apartado positivo.

Los días posteriores, fueron un cúmulo de despropósitos del Gobierno del Partido Popular, que con las inminentes elecciones en el bolsillo, quiso tomarnos por idiotas, y la verdad es que no se me ocurren peores ejemplos de gestión política de una crisis. Aquí no hablo desde un punto de vista ético sino desde el meramente resultadista.

Si el 12 de marzo de 2004 sale Acebes a la palestra a decir "No sabemos a ciencia cierta quién ha sido el culpable de este terrible atentado, hay indicios que apuntan en una dirección e indicios que apuntan en otra. Pero ahora lo de menos es quién haya sido, y ya habrá tiempo para poner a la maquinaria del Estado de Derecho a investigarlo. Ahora lo importante es permanecer unidos ante el dolor de las cientos de familias rotas por esta execrable barbarie terrorista. Ahora es cuando más que nunca debemos permanecer unidos y mandarles un mensaje claro a los terroristas, que es que con las urnas no van a poder".

Algo así, y mayoría absoluta al canto. En lugar eso, prefirieron seguir y mantener cansinamente su "ha sido la ETA, ha sido la ETA", jugando a repetir una mentira tantas veces que en el imaginario colectivo se acabe convirtiendo en verdad. Y a día de hoy, no falta quien sigue (y seguirá) removiendo mierda con tal de sostener conspiranoias delirantes.
Publicar un comentario