lunes, 3 de marzo de 2014

Monuments Men

Unos cuántos actores molones.

Con la coletilla de "basada en hechos reales", un grupo de actores amiguetes nos cuentan esta historia en la que a finales de la II Guerra Mundial (1939-1945), a un selecto grupo de historiadores, directores de museos y expertos en arte, tanto británicos como norteamericanos, se les encomienda la importante y peligrosa misión de recuperar las obras de arte robadas por los nazis durante la guerra para devolvérselas a sus legítimos propietarios. Era una misión imposible: las obras estaban muy bien custodiadas y el ejército alemán tenía orden de destruirlas en cuanto el Reich cayera. Pero aquellos hombres, en una carrera contrarreloj, arriesgaron sus vidas para evitar la destrucción de miles de años de cultura de la humanidad. (fusilado de Filmaffinity)

Monuments Men es, ante todo, una película muy divertida, ya que están todo el rato pasando cosas y muchos actores (especialmente el tandem Goodman-Dujardin) rebosan carisma y crean personajes bastante simpáticos en una película que aunque bélica (con sus tiros y sus muertos) tiene muchos elementos de comedia ligera, con muchos de los elementos típicos del subgénero "pelotón de soldados patanes". Sí que tiene algunos momentos americanada, pero por suerte no llegan a regodearse en exceso, por lo que no llegan a caer en la vergüenza ajena, así que bien por Monuments Men. Duivertida, me gustó.
Publicar un comentario