lunes, 30 de septiembre de 2013

Personajes imposibles (II)

Woody Alien


AL CAPONY: Mafioso de escasa estatura, que dejaba cabezas de pequeños equinos, como símbolo de amenaza, en las camas de sus enemigos.

ARISCÓTELES: Filósofo griego de muy mal carácter.

BRAD PITBULL: Cantante y actor de videoclips, autor de "Ya tu seven" o "Siete años en el tacatibet".

CARL LEWIS CARROLL: Escritor de obras como "Alicia y los 100 metros lisos".

CAYETANA FITZ JAMES STEWART: Actriz española de películas de terror, encasillada en papeles de momia. Especialmente recordada por su película "¡Qué bello es vivir sin dar ni golpe!".

FRANCISCO FRANCO BAHAMONTES: Ciclista de origen gallego-toledano que destacaba por su escasa estatura y su dictadura en los puertos de montaña, donde ejercía su férreo dominio.

JOHN LENIN: Compositor y cantante ruso que revolucionó el panorama musical de principios de siglo.

JOSEF STALINCOLN: Promotor de la abolición del capitalismo en Estados Unidos.

LADY GAGARIN: Estrafalaria cantante soviética, fue la primera mujer en orbitar el planeta tierra poniendo cara de póker.

MAHOMÁ: Profeta de la rama Muranqa del Islam.

MANUEL ONANTES: Inventor del tenis en solitario.

MATA HARI POTTER: Espía y stripper inglesa, de la que se rumoreaba que practicaba brujería.

MISTER SEAN BEAN: Actor británico del que es conocida su torpeza, pues siempre sus personajes acaban muertos.

NACHO VIDALONDO: Director de cine X, con obras como "Los pornocrímenes" o "7x35 centímetros por la mañana".
 
ORTEGA LARA CROFT: Arqueólogo que dio a la fama tras pasarse varios meses explorando mazmorras y catacumbas.

PACO MARTÍNEZ MORIA: Actor protagonista de películas como "Rivendel no es para mí" o "El mithril es un gran invento".

RAMÓN MARÍA DEL VALLE INCLOWN: Payaso que destacó en la comedia circense, en el género del esperpento.

ROSALÍA DE FIDEL CASTRO: Escritora cubana de origen gallego. Aunque escribió muchas cosas, es sobre todo conocida por salir en los billetes de 500 pesos.

SANTIAGO, RAMÓN Y CAJAL: Tres amiguetes navarros que hicieron importantes avances en el campo de la medicina.

TROMBOCID CAMPEADOR: Curandero castellano que en la época de la Reconquista se recorría los campos de batalla tratando los hematomas de los heridos hasta que instaló en Valencia un hospital de campaña.

WILD BILL HITCHCOCK: Temible pistolero y artista del Oeste Americano. Era conocido como "el sheriff del suspense".

domingo, 29 de septiembre de 2013

Volviendo de Barcelona

No tengo muchas fotos, así que pongo esta. 

Acabo de volver a casa, y como estoy vago no me voy a extender demasiado. Puedo contar que el viernes llegamos a Premiá del Mar, que es donde nos alojamos, a las 7 más o menos, y tras dejar los bártulos nos fuimos a dejar las cosas a casa (¡pedazo de casa!), hacer la compra, cenar y tomar algo con los amigos de Joan, haciendo unas risas hasta las 12-1.

El sábado tocaba turistear, por lo que vimos el triángulo friki (Kaburi-Norma-Gigamesh), el Arco del Triunfo, el parque de la Ciudadela (lo que se ve en la foto), el barrio de Born, la zona gótica, con la catedral, y alguna cosilla más. Volvimos a eso de las 12, tras estar casi una hora esperando, sufriendo el horrible calor de la estación de tren. Aprovechamos también el día para ver a Ricard y Fiber, ilustres tedeneros.

Hoy domingo, más turisteo: el ensanche de Barcelona, con parada obligada en la Sagrada Familia, y luego paseo por el berrio de Gracia. Resumen del fin de semana: andar, andar y mucho andar.

Un fin de semana intenso, con agradecimiento al señor Joan, por ser un excelente guía y una inagotable fuente de datos culturales, y a sus padres por la hospitalidad mostrada y la rica mermelada natural.

viernes, 27 de septiembre de 2013

A Barcelona

No "al Barcelona". 

Seré breve, que marcho ya para el aeropuerto. Este fin de semana estaré turisteando por Barcelona, ciudad que no he visitado desde hace 3 años, y a la que vamos hoy, hasta el domingo, con el amigo Ridon, que nos hará de cicerone y nos hospedará en Premiá.

Vuelvo el domingo.

jueves, 26 de septiembre de 2013

Tarde de fútbol

El nuevo San Mamés. 

La verdad que es raro que yo hable de estos temas, pero hoy recibía una curiosa proposición de mi buen amigo Aitortxu, preguntando qué hacía hoy a la tarde-noche, y si me apetecía ir a ver el partido el Athletic. Esto, para quienes no conozcan mis fobias al respecto, es como invitar a Adolph Hitler a un bar mitzvah, ya que pese a tener un pasado futbolero, lo he acabado aborreciendo hasta el punto de intentar no saber nada de ello. Además, teniendo en cuenta que las entradas de San Mamés son algo muy cotizado, me sabía mal, ya que prefería dejar que fuera alguien que lo fuera a disfrutar más que yo.

Pero por otra parte, sí me apetecía quedar con Aitor (a quien agradezco muchísimo el detalle), y era consciente de que no todos los días uno tiene la oportunidad de ver el partido (de hecho, y si no me equivoco, mientras no acaben las obras, como no tengas un carnet de socio, tuyo o prestado, no tienes forma de ir) y además, aunque no me guste, que no me gusta, ese campo de fútbol forma parte de Bilbao. Y oigan, tampoco soy religioso, y eso no me impide visitar templos cuando hago turismo. Y como en esta vida hay que intentar ser flexibles, pues me ha parecido que tenía más sentido probar, que por un día no me iba a morir, que encazurrarme en el "no me gusta el fútbol, no quiero saber nada del Athletic".

Del partido, pues poca historia, ya que yo he ido ahí como quien iba al cine, y era curiosa la sensación que tenía de ser el único al que le resbalaba completamente lo que pasara en el terreno de juego, y permanecía impasible ante los goles de uno y otro equipo. El ambiente sí es verdad que me ha parecido menos "sectario" que lo que me pareció otras veces (igual es porque la última vez que fui me senté en una zona llena de gilipollas, y también es verdad que la gente se sulfura menos cuando su equipo gana), y una cosa que sabía que iba a ver, pero que no me gusta: la gente que no sabe distinguir política de deporte. Pero bueno, es algo endémico. Y también negativo, aunque nada sorprendente, el pifostio que se montaba para entrar y salir.

Por lo demás, mi "pasión" por este deporte y por el equipo de Bilbao, sigue siendo la misma que hace dos horas; entre la indiferencia y la aversión por saturación.

Fútbol: lo de hoy solo ha sido un alto el fuego.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Asalto al poder

La jungla de cristal: versión boy band. 

Todo medido en su contexto. Asalto al poder es una película de Roland Emmerich, con todo lo que ello implica; un guión absurdo, que únicamente sirve como excusa para las escenas de acción, villanos que a la hora de la verdad sufren de retraso mental, incoherencias en una floja trama, secundarios hostiables, situaciones de vergüenza ajena y banderitas americanas. Salvando eso, y que Chaning Tatum no da el pego como tipo duro, la película es entretenida y palomitera, y cuando uno se mete a ver una película de este señor, tiene que saber qué es lo que va a ver. Además, los efectos especiales están logrados, y la espectacularidad visual de ver la Casa Blanca como un bebedero de patos está bastante conseguida, y me hizo gracia el guiño a Independence Day (a título anecdótico, la campaña publicitaria hablaba de "Asalto al poder" como "la mejor película de Roland Emmerich desde Independence day", que es un poco como decir "esto es lo mejor que me ha pasado desde aquella vez que cogí un tifus infeccioso y tuvieron que amputarme las dos piernas").

Pero nada de eso impide que el argumento sea una mierda y esté sujeto a crítica, por lo que procedo:

El protagonista es John Cale (al que en adelante llamaré McCale), un indisciplinado ex-militar divorciado que acude a la Casa Blanca a una entrevista de trabajo como miembro del personal de seguridad, y acude acompañado por su hija, una auténtica fan del presidente de los EEUU, una preadolescente que no se lleva muy bien con su padre, y solo le llama "John" (todo el mundo sabe que al final de la película le llamará "Papá"). Por otra parte está el presidente Sawyer, un presidente nigga buenrollista, entre cuyas polémicas medidas está la de retirar todas las tropas de Irán (del cheque-bebé no dicen nada pero se intuye).

Y al igual que pasaba en Air Force One, pero en tierra, los malos se hacen con el control de todo después de matar a todos los seguratas que no están en el ajo, algo a lo que ayuda que el malo sea el jefe de seguridad, Martin Walker. Pero a Walker le falta un día para jubilarse, así que ya sabemos todos que acabará la película muerto. De todas formas, si pones a James Woods de jefe de seguridad, no debería sorprenderte que te salga malvado. Además, son muy malos, y para mostrar lo malos que son, uno de ellos... ¡pega un tiro a un cuadro de Washington y se ríe!

Tras el tiroteo, solo dos personas se salvan de ser tomadas como rehenes: John McCale por un lado, y su hija por otro. McCale consigue liberar al presidente de las garras de los villanos (ojo, uno de ellos tiene bigote, lo que nos indica que será más duro), mientras que su hija se esconde para grabar a los malos y subirlos a Youtube, hasta que le interrumpe un mensaje de su madre "¿Hola cariño, te lo estás pasando bien con tu padre?". Claro, el país paralizado en un nuevo 11-S, y lo que le preguntas a tu hija es si se lo está pasando bien. Y de que en una Casa Blanca sitiada haya cobertura 3G, mejor no me meto...

Pero sigamos con McCale, que va correteando por la Casa Blanca mientras le persiguen los malos, hasta que consigue ponerse en contacto con el gabinete del Vicepresidente, y ahí le dicen el megaplan: huye por los túneles por los que Kennedy colaba a Marylin en la Casa Blanca, y te esperamos a la salida. Y yo me pregunto: ¿Si están esos túneles, y son tan seguros como para que el presidente pueda huir a pie, no tendría más sentido meter un equipo SWAT y...? Tsk, tsk, pensar, pensar...

Volvamos a los malos, uno de los cuales es un megahacker de la hostia, que introduciendo 123456789 (sic) consigue piratear todos los sistemas de la Casa Blanca, mientras el jefe de los malos pide, a cambio de no matar rehenes, 400 millones de dólares (más pide Bankia, así que no me parece tan malo)

Django reelected.

Ahora vamos a uno de los detalles más maravillosos de la película. Recordemos que la niña McCale había subido a Youtube el vídeo del secuestro, lo que como es lógico son unas imágenes que dan la vuelta al mundo, y por lo visto en la cabeza de Roland Emmerich es lógico que los medios estén repitiendo cada 5 minutos el nombre de la niña y pongan su foto en pantalla. Eso ayuda, por una parte, a que los sanguinarios terroristas sepan que tienen dentro una niña que los está grabando y posibilitando que la CIA sepa quiénes son (¡oh, tienen acceso a la tele!), y por otro, que alguien tenga la genial idea de decirle a McCale "mira la tele, así sabrás que los malos tienen motivos para hacerle cosas malas a tu hija, y en vez de pensar en la seguridad del presidente, tendrás otras cosas en la cabeza". Y vaya que si funciona, porque hasta el momento, McCale se habia olvidado de que tenía una hija. Aunque una vez se lo recuerdan, hace su escenita de "yo de aquí no me voy sin mi hija". Pero por desgracia McCale no puede evitar que en pleno acto de maldad, y como feroz represalia, los malos le confisquen el móvil a su hija. Y mira, lo de poner bombas, disparar a gente, tomar rehenes e intentar dar un golpe de Estado, tiene un pase. Pero lo de arrebatar el teléfono móvil a una niña... eso es maldad.

Sin embargo, el presidente es un hombre que está a la moda, y ya que acaba de salir el GTA, se les ocurre que podrían robar un coche, y dado que el coche del presidente es blindado y antibalas, no parece mala idea meterse ahí, así que se van al garaje y salen al patio a dar vueltas, pero no pueden salir, ya que la verja de la Casa Blanca (esto sí tiene sentido) es lo bastante robusta como para que no la pueda derribar un coche, pro blindado que esté. Lo que sí la derriba es uno de los tanques de la guardia nacional, pero en vez de salir por el agujero, a McCale le parece mucho más lógico dar un bazooka al presidente para que haga un nuevo boquete en la verja (¡dije que haría un boquete para salir, y es lo que haremos!), y bajo un festival de balas, se dedica a corretear por el jardín de la Casa Blanca  (literal la frase "una vuelta más a la fuente y salimos"). Pero el coche explota (no se puede esperar menos de un coche en una película de Roland Emmerich) y tienen que volver a meterse dentro de la Casa Blanca.

Esto me pasa por contratar sicarios que pierden capacidad de matar a medida que avanza la película.

Esta explosión, que se ve ante las cámaras, hace que todo el mundo dé al presidente por muerto, y tienen que nombrar como tal al vicepresidente, el cual ostenta uno de los mandatos más cortos de la Historia de los EEUU, puesto que los malos, por medio del hacker, consiguen volar el Air Force One, en el que viajaba. Y como no es Harrison Ford, pues... mala suerte. Nombran presidente a un Secretario de Estado, que por cierto es el jefe de McCale al principio de la película. Y su primera orden es "volad la puta Casa Blanca, que estos cabrones han matado al presidente y tienen los códigos para detonar los misiles nucleares, y la pueden liar petarda. Morirán 60 rehenes, pero la alternativa es peor".

Pero dentro de la Casa Blanca están todavía McCale, la niña y el presidente, y atando cabos, los malos descubren que la niña es hija de McCale, y tienen una herramienta para que les entregue al presidente. Y como en toda buena americanada, mientras McCale sufre una embolia por intentar pensar, el presidente decide sacrificarse heróicamente y se entrega para que no maten a la niña. El malo, entonces, le pone entre la bala y la pared y le obliga a decidir "abres el maletín con los códigos, o me cargo a la niña". Pero como estaría feo que mataran niños, o que el presidente cediera al chantaje, este se lanza contra el malo, y tras el forcejeo queda inconsciente, cosa que aprovecha el malo para abrir el maletín con la mano del presidente. 

Así, el malo se dedica ufano a abrir el maletín, tras pegar un tiro al presidente, dicho sea de paso, pero McCale desbarata su plan con una sutil y elegante maniobra de distración: tan sutil como irrumpir a tiros con un todoterreno blindado en la sala oval, atropellando al malo. Al fin y al cabo, era algo parecido a un policía y le quedaba poco para jubilarse.

¿Y el presidente? ¿Está muerto? Por supuesto que no. La bala impactó casualmente en el reloj de Lincoln, regalo de su mujer, y sobrevivió. Todo felicidad y buen rollo, pero queda el detalle de los cazas que van a bombardear la Casa Blanca en 4 minutos. ¡Pero el presidente está vivo, no pueden hacer eso! Entonces la niña sale al patio a ondear la bandera presidencial, y como es la niña más famosa de Youtube, y además, una niña ondeando una bandera significa obviamente "no disparéis, el presidente sigue vivo", los pilotos de los cazas deciden que no van a ejecutar la orden presidencial, y se dan media vuelta sin disparar. 

¡Y va a atacarnos!

Todo es buen rollo y felicidad, pero queda un cabo suelto. ¿Para quién trabajaba el malo? Pues para el Secretario de Estado que había llegado a presidente, y lo que quería era que las tropas estuvieran en Irán para que siguiera habiendo guerra. Esto lo deduce McCale, y se lo lanza a la cara al Secretario-Presidente. No tiene pruebas, pero se ha hecho amiguito del presidente, y con eso basta para que se lo lleven detenido. No en vano, es la democracia más grande del mundo.

Y con todo finalizado, el presidente, McCale y la niña, se van a dar un garbeo en helicóptero.

martes, 24 de septiembre de 2013

Microcurso de Seguridad Social

El curso era aún más pequeño que la imagen. 

Realmente estoy exagerando, y no es que el curso haya sido tan rematadamente corto, pero para mí sí lo ha sido, pues desde que he entrado hasta que he salido, no han sido ni 10 minutos.

La explicación es bien sencilla, y es algo de lo que me he dado cuenta en cuanto el ponente ha empezado a describir el curso y he levantado la mano para preguntar si era el mismo curso que se dio en abril. Cuando me lo ha confirmado, le he dicho que si no le parece mal, me iba a marchar, puesto que no tenía demasiado sentido hacer el mismo curso dos veces (a pesar de que tenía distinto título, pues este se llamaba a secas "Seguridad social" y el otro tenía un nombre más largo). ¿Y quién iba a pensar que me iban a conceder el mismo curso dos veces?

No negaré, eso sí, que según estaba yendo me daba bastante pereza hacer el curso. A veces los pillas con más ganas, a veces con menos, y esta vez, que haya sido el curso más corto de la Historia, ha sido un cierto alivio.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Omnívoros

Y de beber, albóndigas.

"Personajes con la profundidad de un charco, casquería y escenas de sexo sin venir a cuento. Lo que viene siendo serie B." Así definí nada más verla esta película, que no entrará en ningún olimpo fílmico, cuyo leit motiv es el canibalismo y de la que se puede sacar poco provechoso, con un planteamiento un tanto desaprovechado, un final bastante chapucero y sobre todo unas interpretaciones francamente mediocres, en la que solo salvaría a Fernando Albizu.

Un crítico gastronómico al que encargan un reportaje sobre restaurantes clandestinos es el protagonista de la historia, que en el transcurso de su investigación (que consiste en follarse todo lo que se mueve) irá descubriendo un siniestro grupo de gente (uno de los cuales evoca terriblemente a Torbe disfrazado de Torrente) que organiza cenas en las que se come carne humana de gente a la que secuestra y tortura, y se irá viendo absorbido por un agujero del que no es fácil salir, y en el que hará todos los méritos posibles para que se lo carguen y le den el premio Darwin.

La película cuenta por una parte la soporífera parte del protagonista y el mundillo de los restaurantes clandestinos (pero de los que no matan gente ni se la comen) y por otra la parte más casquera, donde nos muestran, con unos toquecillos de gore, la obtención y procesado de la carne. Esta parte, aunque es la que le da algo de vidilla a la película, queda por desgracia un tanto descafeinada, también porque la película es bastante cortita (no llega a 85 minutos), pero es que la chispa tampoco le da para más.

Y el final, pues no es que la idea sea mala, pero resulta un poco insultante la sensación de que solo les falte explicarlo con peluches, con flashbacks explicativo a lo Saw que se me antojó un tanto innecesario. Aunque esto tal vez sea lo de menos.

Película bastante mala, solo para los muy amantes del cine casposo, o admiradores de Marta Flich.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Durango y Uribarri

Había más palos en esa foto que personas en las jornadas.


Resumen corto del fin de semana, en el que me salto el viernes, que ya lo conté. Ayer sábado dos eventos, uno lúdico, que son unas jornadas de rol y juegos de mesa que se celebraron en Durango, de las que poco hay que rascar, pues la asistencia de gente era bajísima (yo era el 28, y no es que entrara mucha gente después de mí). Aun así, alguna cosilla jugamos, como el Clickado, el Villa Paletti o el San Petersburgo. Y estuvo bien ver a la gente de Durango, Mungía y Santander que habitualmente solo veo en este tipo de encuentros.

Por la noche una actividad más festiva, pues eran fiestas del bilbaíno barrio de Uribarri, y donde sí había más gente, pero donde los juegos de mesa dejaban espacio a los cubatas, con delirantes conversaciones sobre manipulación mediática en el universo de Star Wars, y las teorías conspiranoicas de Forocazas y Force-Chan, que en el momento nos provocaron hilaridad.

Y hoy ha sido una de cine, donde he ido a ver la no muy gloriosa Omnívoros, que ya si eso comentaré mañana.

sábado, 21 de septiembre de 2013

Tacos caseros

Tequila sin alcohol.

Ayer por la noche tocaba socializar, así que quedamos con unos amigos (que atienden al nombre de Josu y Oihane) para cenar, y de entre las opciones que barajamos (lo que viene siendo decidir a última hora), acabamos escogiendo la de hacer la cena en casa, cocinando en alegre compañía, y nos dio por hacer comida mexicana: tacos y guacamole.

El guacamole, de receta sencilla pero algo laborioso, en cuanto hay que estar un buen rato machacando el tomate, la cebolla, el aguacate y el cilantro (más un poco de ajo y el limón que va después, y con esto ya he puesto la receta del guacamole), para que coja algo de forma. Los tacos eran más sencillos; un plato con carne, otros para la verdura (hay gente rara que mezcla verdura con la comida, nunca terminaré de entenderlo) y otro para el queso. Gran cantidad, buena cena y buena compañía. Y para beber, pues por si no se ve en la foto, gusanos de gominola para emular el mezcal.

Por lo demás, agradable charleta sobre lo humano, lo divino* y lo friki.

* La parte de "lo divino" incluye tanto hablar de religión, como hablar de la filmografía de Hugo Weaving.

jueves, 19 de septiembre de 2013

Nombres NBA 3/3 (Divisiones Pacífico y Suroeste)


En recuerdo de Hugo.

Golden State Warriors: "Los Guerreros del Estado Dorado", que en la actualidad y de momento (pues tienen planes de volver a San Francisco) juegan en Oakland, fueron antes los Philadelphia Warriors (cuando los 76ers jugaban en Syracuse), para ser luego los San Francisco Warriors, y ahora los Golden State Warriors. "Golden State" es el apodo de California, por la fiebre del oro de 1849, y el nombre, a juzgar por el logotipo originario de la franquicia, es por los guerreros nativos indios.
Los Angeles Clippers: ¿Los Mecheros de Los Ángeles? Pues no. Agárrense, que vienen curvas; fundados en 1970 como "Buffalo Braves" ("Los Bravos de Buffalo"), se movieron a San Diego (anterior sede de otro equipo, al que ya llegaremos), y ahí tomaron el nombre por el gran tráfico navegable de su bahía, pues el clíper es un tipo de embarcación a vela del S. XIX (el Cutty Shark de las botellas de whisky, es un clíper). Así que, al no haber traducción para la palabra Clipper, tenemos que son "Los Clípers de Los Angeles", o más de andar por casa, "Los Veleros de Los Angeles".
Los Angeles Lakers: "Los Lacustres de Los Angeles", pues por todos es sabido que Los Angeles es una zona llena de lagos... pues no. Los lagos entraron en el nombre del equipo de Magic, Jabbar, Bryant, Gasol... porque antes de irse a California jugaron en Minnesota, donde sí hay lagos para aburrir. Sin embargo, no fue este el primer nombre de la franquicia, que nació en los años 40 como "Detroit Gems" ("Gemas de Detroit"), aunque de forma efímera y sin llegar a jugar nunca en la NBA.
Phoenix Suns: "Los Soles de Phoenix". Aquí no hay que comerse mucho la cabeza, pues en Phoenix, Arizona, hace un sol de cojones, y por eso este nombre fue elegido entre muchos que propusieron los aficionados. También ayuda que el área metropolitana de Phoenix (que se llama así porque la ciudad "renació" de entre las cenizas de los asentamientos nativos que había antes) es conocida como "Valle del Sol".
Sacramento Kings: "Los Reyes de Sacramento". Este equipo que al traducirlo suena a radiocassette de gasolineras es otro de los que se han movido mucho, y la explicación de su nombre hay que buscarla en sus orígenes, cuando nacieron como los "Rochester Seagrams" (Seagram era una destilería que patrocinaba al equipo). Poco después pasarían a llamarse "Rochester Pros" ("Profesionales de Rochester") y más adelante los Rochester Royals ("Reales de Rochester"), pues Royal Crown es una marca de whisky que produce Seagram. El nombre de Royals se mantuvo cuando el equipo se mudó a Cincinnati, pero se cambió al actual "Kings" cuando se mudó de nuevo, esta vez a Kansas, pues los Kansas Royals eran un equipo de béisbol. Y en 1985 se mudaron finalmente a Sacramento.
Dallas Mavericks: ¿Recordáis Maverick, aquella película en la que Mel Gibson es un tahúr en el Oeste americano? Pues antes hubo una serie de televisión, bastante popular por aquellos lares, y es la que dio el nombre al equipo. Tirando de diccionario, se podrían traducir como "Los Inconformistas de Dallas" o "Los Disidentes de Dallas", pero me parece que dado el origen del nombre, lo suyo sería algo así como "Los Tahúres de Dallas", pero bien podríamos traducir la referencia cultura y llamarlos, no sé, "Los Bingueros de Dallas".
Houston Rockets: "Los Cohetes de Houston". Esta parece evidente; en Houston está la sede de la NASA y es famosa la frase "Houston, tenemos un problema". Pues no, los Rockets se llaman así porque antes jugaban en San Diego, cuyo lema es "Una ciudad en movimiento", y de ahí lo de los cohetes.
Memphis Grizzlies: "Los Osos de Memphis" son otro de esos casos en los que un cambio de sede produce nombres graciosos. Nacieron en Vancouver, donde sí tenía sentido que hubiera osos grizzly (un tipo de oso muy grande), y cuando se marcharon a Memphis, se quedaron con el nombre.
New Orleans Pelicans: "Los Pelícanos de Nueva Orleans" nacieron en Charlotte, sede actual de los Bobcats, con el mucho más simpático "Charlotte Hornets" ("Avispones de Charlotte"), que se marcharon a Nueva Orleans, con un paso temporal por Oklahoma City, y para la temporada que empieza ahora se cambiaron el nombre a "Pelicans", pues el pelícano es un animal más propio de Nueva Orleans. ¿Y de dónde venía lo de Hornets? Originariamente el equipo se llamó "Charlotte Spirit" ("El Espíritu de Charlotte") pero tomaron el nombre de Hornets, debido a que la feroz resistencia de la ciudad a los ingleses hizo que el Gobernador inglés la definiera como "nido de avispas". Como curiosidad añadida, debo decir que sin ser yo muy seguidor de la NBA, los Hornets fueron mi equipo favorito, pues siempre me ha encantado su mascota, el simpático avispón Hugo.
San Antonio Spurs: "Las Espuelas de San Antonio" se fundaron en Dallas como los "Chaparrals" (El chaparral es un tipo de terreno, propio de aquella zona) y al irse a San Antonio pasaron a ser los Spurs, pues se consideró que la espuela es una de las señas de identidad del carácter vaquero de Texas, y los Spurs son tan tejanos que durante la temporada 1970-71, estando aún en Dallas, fueron simplemente los "Texas Chaparrals", aunque la idea no cuajó.

Parte 1
Parte 2

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Llegó el GTA V

¡Mi tessoro!

La espera ha sido larga. No tanto como con anteriores entregas, pero el GTA V, que se ha hecho de rogar, ya está en mi poder desde ayer. Y ya he podido probarlo claro, y la verdad es que lo que veo me gusta. Como esperaba, es más de lo mismo pero mejor, como jugar al GTA IV en San Andreas, incluyendo la parte de los minijuegos, las mejoras de personaje y los cambios de aspecto del San Andreas. Es decir, lo mejor de cada casa. Y sobre todo, que una de las cosas que más miedo me daba, que es el tema de que juegues no con un personaje sino con tres, está muy bien llevado y no perjudica en nada la jugabilidad. Así que el hype estaba justificado.

Y ahora me voy un momento al salón, por ningún motivo en particular...

martes, 17 de septiembre de 2013

La gran familia española

Aquí no se pierde Chencho. 

Daniel Sánchez Arévalo, director que me encantó con Azuloscurocasinegro, Gordos y sobre todo Primos, era el gran reclamo de esta película, que aunque tiene cosas muy buenas, me ha resultado un poco decepcionante, pues tiene muchos altibajos.

Una boda, que se celebra el mismo día que la final del mundial de fútbol de 2010 (ese que ganó España) es el telón de fondo de esta película, cuya acción se desarrolla en la finca solariega donde se crió esta familia de bíblicos nombres. Adán, Benjamín, Caleb, Daniel y Efraín son los cinco hermanos, y es el más joven, Efraím, el que se casa. Y durante la boda saldrán muchos de los trapos sucios de esta familia en teoría tan bien avenida, en una especie de dramedia, en la que las que golpes cómicos salpican una trama seria, y de fondo tenemos el partido de fútbol (por si algún despistado no se enteró, ganó España 1-0 en la prórroga, espero no haber hecho ningún spoiler) que, como es de esperar, capta la atención de muchos personajes.

La película tiene mimbres de calidad, pero también tiene muchos puntos oscuros. El momento videoclip que se marcan en la ceremonia nupcial creo que sobra por completo, y tampoco está muy bien lograda la sensación de que todo pase durante los 120 minutos que duró el partido de fútbol. Demasiadas cosas en tan poco tiempo. También da la impresión de que muchas de las tramas las dejan tan abiertas que se quedan colgando, y por terminar de poner pegas, la forma de hablar de la novia, era mazo insoportable.

De actores, bien Quim Gutiérrez, bien Verónica Echegui, bien Miquel Fernández y la grata sorpresa de Patrick Criado como Efraín. Antonio de la Torre, en cambio, hace un papel correcto pero discreto para el que es, en mi opinión, uno de los mejores actores españoles. Como también queda completamente infrautilizado otro de mis actores favoritos, Raúl Arévalo, en un insulso cameo como camarero torpe, que no aporta absolutamente nada.

Lo bueno, las partes tiernas, que consiguen emocionar. Lo malo, las partes "¿qué cojones?" (del inglés "what the fuck?"), encabezadas por la escena del anuncio de Vodafone y la a veces excesiva psicodelia argumental.

Aprueba el examen, pero esperaba mucho más de ella.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Personajes imposibles

 Mariano Greyjoy: Noshotrosh no shembramosh.

Siguiendo la estela de las Películas imposibles, aquí hablaré de personajes que no fueron históricos, por la mera razón de que no existieron, y en los que cualquier parecido con una persona real o ficticia, viva o muerta, es intencionado y paródico.

ANNA FRANK DE LA JUNGLA: Conocida concursante de la versión televisiva de Supervivientes en Bergen Belsen. Aunque no ganó, se hizo célebre por su diario, en el que narraba sus divertidas peripecias.

BERTÍN OSBOURNE: Cantante de rancheras siniestras, famoso por arrancar en un concierto, de un mordisco, la cabeza de un toro.  

BÚFALO BILDU: Colono vasco, afincado en Estados Unidos, donde se hizo famoso por sus idi probak y su ferviente apoyo a la independencia sudista durante la Guerra de Secesión. A pesar de su constante crítica a la violencia, siempre se le criticó que no condenara expresamente el asesinato de Lincoln.

COCODRILO GANDHI: Cazador y abogado australiano, que defendía la independencia de su país, y la cacería de bichos, por medio de la resistencia pacífica.  

ELVIS PREYSLER: Glamourosa estrella de la música filipina, rey del rock y de los cuartos de baño.

FRANCISCO DE PAZZI: Valga la redundancia.

HENRY STANLEY KUBRICK: Explorador y cineasta, autor de documentales como "La naranja africana", "1871: una odisea en Zanzibar" o "¿Lolita, supongo?".

IÑAKI DE JUANA BARBERÁ: Hijo secreto de un ex-militante de ETA y la alcaldesa de Valencia. Es más conocido por su faceta de creador de dibujos animados.

ISAAC NEWTON JOHN: Científico, actor y cantante, que saltó a la fama con el musical Applegrease.

MANUEL HORANTES: Destacado tenista canario.

MARADONNA SUMMER: Cantante pop argentina. Atravesó su momento de mayor gloria a finales de los 70 y principios de los 80, con grandes éxitos como "Mouth Jr.", "Take my line" o "Newell´s old boys".

MICHAEL GILER: Ministro de telecomunicaciones en la Alemania nazi, encargado de entablar las negociaciones con el enemigo.

MOHAMMED DALÍ: Artista catalán que al convertirse al Islam dejó de trabajar con arcilla para dedicarse a pintar cuadros a puñetazos.

ORSON SCOTLAD YARD: Escritor británico de novelas policiacas como "El caso de Ender Wiggin".

PHILIP K. DICKENS: Escritor inglés de ciencia ficción cuya obra es sobre todo una crítica social a las sociedades futuras, llenas de robots y niños pobres. Entre sus relatos destacan "Oliver Ubik", "Cuento de navidad del hombre en el castillo" o "¿Sueñan los deshollinadores con niños eléctricos?".

RIVERA: Hombre anodino que no hizo nada reseñable, pero sus primos Miguel y José Antonio la liaron bien gorda a principios de siglo.

RONALD REAGAN MACNEIL: Primer presidente de los Estados Unidos de América en ser poseído por el Demonio.

SAMANTHA J. FOX: Voluptuosa cantante inglesa de los 80, víctima del Parkinson.

SHAKIRA TORIYAMA: Cantante colombiana de origen japonés. Es conocida por escribir, producir y protagonizar el musical de Dragon Ball.

STAN LEE KUBRICK: Director de películas de superhéroes, como "Chaqueta metálica", "Naranja Mecánica" o "Spiderlolita".

WITHNEY THE POOH HOUSTON: Osito de peluche dedicado a la canción. Murió por una sobredosis de miel. Se le suponía un romance con el golfista Tigger Woods.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Dolor y dinero

Forocoches: la película.

A pesar de ser el director de esa maravilla que es "La Roca", películas como "Pearl Harbour", "Armaggedon" y sobre todo "Transformers", la verdad es que tenía poca fe en que a Michael Bay pudiera salirle una película buena. Sin embargo, y pese a que esta película tenía toda la pinta de ser un truño, las buenas críticas que había leído me animaron a darle una oportunidad. Y la verdad es que no me arrepiento, siendo Dolor y Dinero una comedia a ratos gamberra, a ratos ácida, con bastante de crítica al modelo ideal del americano perfecto.

La película es una declaración de intenciones, presentando al protagonista, Danny Lugo, como un descerebrado adicto al fitness, que hace del culto al cuerpo su estilo de vida, y que se junta con dos compinches para llevar a cabo su disparatado plan: secuestrar a un ricachón y obligarle a entregarles toda su fortuna. Pero como son una recua de chapuceros, la cosa se tuerce y tienen que matarlo para que no les delate... y también eso lo hacen mal, por lo que se irá todo liando y liando hasta llegar a un desenlace que, en fin, descoloca un poco. Hay que decir que la película está basada en hechos reales, y que por lo que nos cuentan, la historia es parecida a como la cuentan en la película, pero contar el desenlace verídico en la película, queda un tanto siniestro. Aquí se puede ver qué sucedió con él.

La película es una comedia que me resultó muy graciosa, con el ritmo bien llevado y unas escenas de acción muy desenfrenadas, que bien podrían estar sacadas de una partida del GTA. Me gustó especialmente el papel de Dwayne "The Rock" Johnson, y la siempre agradable de jamelgas en ropa interior, encabezadas por la espectacular Bar Paly (cuyo personaje es a ratos devorado, de forma no muy comprensible por la trama, pero bueno).

En definitiva, quería una comedia de dejar el cerebro desconectado y reirme, sobre todo de la ineptitud de los personajes protagonistas, y eso es lo que ofrece Dolor y Dinero. Una película que he visto por ahí descrita, no sin algo de acierto, como "una película de los Coen, pero que no es de los Coen".

viernes, 13 de septiembre de 2013

Cajas y (más) bolsas

Pruebas del caso Bárcenas. 

A pasitos lentos, pero los trabajos de adecentar la que será mi próxima guarida van avanzando y ayer tocó continuar con lo empezado el martes. Una de las partes que requerirá obra, de bastante magnitud, es la cocina, pero para eso antes hay que vaciarla, y separar lo que es aprovechable de lo que no. Así pues, nos reunimos otro señor (que tiene a bien ser el padre de mi señora novia) y yo, a emular a Heissenberg y Pinkman, y a producir cosas azules, como bien se ve en la foto. Pero en vez de ser cristales de metanfetamina, son bolsas de basura. Hasta 16 bolsas, creo haber contado, puede que más. 

Y cajas, aunque no tantas, pues unas cuántas, con vajilla, menaje, cubertería, etc. El resultado, que la cocina ya está lista para empezar a recibir las amables atenciones de los gremios, que vendrán a hacerle una puesta a punto. Luego le harán una puesta a punto a nuestras carteras, me temo, pero ya habrá tiempo para hablar de eso.

Pero de momento, pasito a pasito, hacemos el caminito.

jueves, 12 de septiembre de 2013

Nombres NBA 2/3 (Divisiones Sureste y Noroeste)

Trueno y calor 

Continuando con lo que empecé aquí,sigo analizando los nombres de los equipos que componen la NBA.

Atlanta Hawks: "Las Águilas de Atlanta", fueron antes otro tipo de ave, cuando se fundaron como "Tri-cities Blackhawks", pues repartía su sede entre Moline, Rock Island y Davenport, y debían su nombre al jefe indio Águila Negra (Black Hawk). Cuando la franquicia se movió a Milwaukee (sede actual de los Bucks), se quedaron simplemente en Hawks. Y cual ave migratoria, estas águilas se trasladaron después a San Luis, para 13 años después fijarse definitivamente en Atlanta.
Charlotte Bobcats: "Los Linces Rojos de Charlotte" fueron elegidos por votación popular cuando la franquicia, la hasta hace poco benjamina de la NBA, se constituyó en 2004. El bobcat es un tipo de felino que habita en el área de Carolina del Norte, estado en el que se ubica la ciudad de Charlotte.
Miami Heat: "El Calor de Miami". En Miami... hace calor, así que no se complicaron mucho la vida, y bautizaron al equipo con este nombre, digno de teleserie policiaca de madrugada.
Orlando Magic: "La Magia de Orlando". En Orlando está Disneyworld, una tierra de magia y fantasía, que da nombre a la franquicia. Nombre que, por cierto, ya estaba elegido de antemano, antes siquiera de saber si Orlando tendría equipo en la NBA o no. Con lo simpático que hubiera quedado Orlando Tomatoes...
Washington Wizards: "Los Magos de Washington". ¿Os acordáis de los Chicago Packers, que luego fueron los Chicago Zephirs, esos que después se fueron a Baltimore? En Baltimore (hogar de la fascinante "The Wire") tomaron el nombre de "Bullets" (Balas), no porque las precipitaciones balísticas formen parte de la meteorología local, sino por las fábricas de munición que había en la ciudad. En 1974 se trasladaron a Washington, y siguieron siendo los Bullets hasta que en 1997, y en aras a la correción política, pasaron a ser los Wizards, en un acto de genialidad sin precedentes, ya que Washington es una ciudad de mayoría negra y "Wizard" es un rango de importancia... en el Ku Klux Klan.
Denver Nuggets: "Las Pepitas de Denver" no siempre tuvieron su sede en Denver, y de hecho, no siempre fueron los Nuggets. Cuando aún eran un equipo ABA (para entendernos, aunque no es exactamente lo mismo, podríamos asimilarlo a la segunda división) fueron los Kansas Rockets (cohetes de Kansas) y después los Denver Rockets. Pero tuvieron que cambiar su nombre para acceder a la NBA, puesto que ya había unos Rockets (los de Houston) y se decidieron por los Nuggets, por la fiebre minera que en el siglo XIX buscaba oro y plata en Colorado.
Minnesota Timberwolves: "Los Lobos de Minnesota" (lobos grises, para ser más precisos) no son el primer equipo que llevó la NBA a Minneapolis, pues antes tuvieron su sede ahí los Lakers. Al igual que con otros equipos de reciente creación los Wolves (1989) fueron bautizados por votación popular, y su nombre es por una subespecie local del lobo.
Oklahoma City Thunder: La historia del "Trueno de Oklahoma City" tiene su miga. Cuando el huracán Katrina azotó Nueva Orleans, Oklahoma adoptó temporalmente a los Hornets, y la experiencia gustó bastante, por lo que se decidieron por tener una franquicia propia, y se quedaron con los Seattle Supersonics ("Supersónicos de Seattle", nombre que hace alusión al avión supersónico que aunque no llegó a fabricarse, se desarrollaba en la fábrica de Boeing de Seattle). Volviendo con Oklahoma, el nombre le viene por estar situado en una zona muy dada a las tormentas, y puede que también por cobijar a la 45ª división de infantería del ejército: los Thunderbirds (Aves del Trueno).
Portland Trail Blazers: "Los Pioneros de Portland" es una forma de traducir "Trail Blazers", que curiosamente pudieron haberse llamado Portland Pioneers, de no haber sido porque el nombre la estaba en uso por un equipo universitario. El "trail blazing" era ir dejando marcas por el camino, a medida que se iban explorando nuevas regiones, y era una práctica que se llevaba a cabo por aquellos pioneros que colonizaban aquella zona, marcando así el camino. Tal vez "Los Marcadores de Caminos de Portland" sería otra posibilidad, pero por sencillez, nos quedamos con los pioneros, que era además la idea inicial.
Utah Jazz: "El Jazz de Utah". Salt Lake City, bien es sabido, se conoce por ser una ciudad de gran ambiente nocturno, y en la que la música, especialmente el jazz, juega un importante papel. ¿No, verdad? Salt Lake City, con su ambiente ultramormón, puede que sea una de las ciudades más aburridas de los Estados Unidos, y el nombre de "Jazz" se debe a que la franquicia fue originalmente fundada en la bastante más festiva Nueva Orleans. Ahora todo cuadra.

Sigue aquí

EDITO: En mayo de 2014 los Charlotte Bobcats recuperaron el nombre de Hornets, al pasar los New Orleans Hornets a ser los New Orleans Pelicans. 

miércoles, 11 de septiembre de 2013

La biblioteca de Cartago

La cabecera de la web.

De entre las muchas páginas web que pueblan Internet, hay una a la que tengo especial cariño, y es la página dedicada al juego de rol Vampiro: la mascarada, la Biblioteca de Cartago. No recuerdo muy bien cómo llegué a ella, sí que recuerdo que era una página con un montón de documentación sobre el que por aquella época (hablamos de 1999) era mi juego favorito, pero lo que más recuerdo es la Sociedad Occultae, un grupo de usuarios de la web, que se comunicaba por medio de la lista de correo (que posteriormente se acabaría convirtiendo en un foro), bajo la máscara de un personaje, un supuesto vampiro de la ambientación del juego.

Era una lista de correo bastante activa, y una fuente de diversión, en los ratos de descanso en la universidad, en los que no teníamos acceso a Internet, pero sí al correo electrónico, y aquella lista de yahoogropus (antes egroups, antes onelist) se convertía en un activo espacio en el que intercambiar todo tipo de opiniones, generalmente sobre rol, pero también de todo un poco, y como suele pasar con las relaciones cibernéticas, con algunos de los usuarios se acaba traspasando la barrera, y cuento entre algunos de mis amigos actuales a gente que conocí gracias a aquello.

Sin duda uno de los momentos que con más cariño recuerdo fue una kedada que hicimos en Salamanca en el año 2000, que me pilló además en un momento en el que a causa de una dolorosa ruptura sentimental necesitaba urgentemente cambiar de aires, y acudí al evento, en el que frikis de toda España nos juntamos en un camping, a hacer en persona lo mismo que hacíamos todas las mañanas delante de la pantalla del ordenador: el gilipollas. Uno puede pensar en una kedada de usuarios de un foro sobre rol y vampiros como un grupo de chavales ojerosos y vestidos de negro, pintando símbolos arcanos con las tripas de un pollo bajo la luz de velas negras. Pues no, al final éramos un grupo de chavales de 18-25 años, haciendo cosas de chavales de 18-25 años: beber hasta las trancas y compartir batallitas. Fue algo de lo que tengo un recuerdo muy bonito, y sobre todo ese sentimiento de camaradería de estar con gente a la que acababa de conocer hacía escasas horas, y que eran ya como amigos de toda la vida. 

Poco a poco las aficiones fueron cambiando, y algunos fuimos abandonando la "Sociedad Occultae", aunque queda el recuerdo de aquel espacio en el que compartir mis chorradas (por aquel entonces no tenía un blog) y conocer gente. Y para el anecdotario quedan unas navidades que por circunstancias familiares tuve que pasar en Pamplona, y en las que el sábado amenazaba con condenarme a quedarme colgado y sin planes por la noche, pero que tirando de Biblioteca de Cartago pude contactar con unos frikis autóctonos que me sacaron de fiesta, en una de las noches más divertidas que recuerdo, litrando entre la nieve.

Y parte de esto se lo debo a mi alter ego, al ficticio Enrico Giovanni, príncipe de Alba Iulia.

martes, 10 de septiembre de 2013

Tú eres el siguiente

Hotline Miami: la película. 

Una reunión familiar es el escenario elegido por un grupo de maníacos para sacar a relucir sus armas en este slasher que empieza bastante bien, con todos los clichés del género (sobre todo el de la gente que se merece que la maten) pero va perdiendo fuerza y llegando al final a puntos un poco ridículos (algo que, no nos engañemos, también es muchas veces muy de slasher).

Mezclemos Scream (¡malos con caretas!) y la típica película de asedios, y tendremos el principio de "Tú eres el siguiente". Empieza con una introducción arquetípica (pareja asesinada tras echar un polvo en la cabaña aislada), para dar paso a la introducción de unos personajes anodinos, que solo son combustible para la chimenea de la matanza, y unos minutos de fingido aburrimiento, con insulsas discusiones familiares, hasta que alguien da el pistoletazo de salida y empieza la fiesta, con los miembros de la familia Davison siendo cruelmente masacrados, sin que sepamos muy bien por qué. Cuando por fin se dignan a explicarlo, en mi opinión es un motivo algo decepcionante,  pero hay que tener en cuenta que era el móvil al servicio del crimen, y no al revés.

Pero lo de que las víctimas se dejen matar así sin más, ya no se lleva, y con lo que no contaban los asesinos era con que Erin, la pizpireta novia de uno de los miembros de la familia, es realmente una máquina de matar, que dará la vuelta a la tortilla y convertirá la película en un slasher... para los pobres tipos enmascarados, y "tú eres el siguiente" bien podría ser lo que grita a los asesinos antes de írselos cargando, a algunos de forma espectacular, como usando la batidora que queda claro que jamás se atascará con un hueso de pollo.

Y así, lo que empieza como una película fiel a las convenciones del género, da ese giro de 180º grados, para circular en sentido contrario y llegar a un final, que aunque produce más risa que desasosiego, es perfectamente adecuado a la historia, y a la manera en que la quiere contar.

¿Habrá secuela directa en DVD? Seguramente.

lunes, 9 de septiembre de 2013

Lavado de cara

El antiguo diseño.

Renovarse o morir, y tras más de 6 años de actividad, me he atrevido a meter mano al diseño del blog, que había permanecido invariable casi desde sus orígenes. Este cambio no ha sido del todo voluntario, puesto que ha sido propiciado por no sé muy bien qué, pero que ha hecho que en muchos blogs de Blogger el texto saliera comido por el margen derecho, probablemente debido a que la plantilla que usaba estaba desfasada. Y como no me apetecía comerme la cabeza, pues he tirado por la calle del medio y he decidido dar este nuevo aspecto al blog, que estará posiblemente sujeto a cambios en los próximos días, hasta que le encuentre un diseño que me convenza del todo.

Eso, o que la pereza haga que me acostumbre a este.

domingo, 8 de septiembre de 2013

Libros, Spa y otras cosas del fin de semana

La cosecha de esta tanda.

Un clásico, llega el domingo, he dejado el blog abandonado el fin de semana, y algo hay que escribir, así que a lo fácil, a contar mi vida, que me la sé.

El viernes, una de ir a mirar muebles de cocina, y una idea ya bastante perfilada. Luego, el entrañable plan de pizza, sofá y película: Paul, de Simon Pegg y Nick Frost.

Nos vamos al sábado, por la mañana por fin quedamos con Jon y Rebeca para ver a la pequeña Irene (nacida en mayo), y por la tarde por casa de Baldrick/María, para ver a Pablo, regresado de Brasil por dos semanas, pero visita exprés, que tenía la reserva para el spa. Allí, bañito, burbujas y relax.

Al salir del spa, los planes de ir a fiestas de Miribilla son abortados por la lluvia, y cambiamos las txoznas por el Azzurro.

Domingo, lo más reseñable, el club del libro. Me llevo lo que se ve en la foto, más el 4º número de Powers.

Eso ha sido todo por hoy.

jueves, 5 de septiembre de 2013

Cajas (y carpinteros)

Boxes, boxes everywhere!

Leyendo el título uno podría pensar que va sobre cajas de madera. No, va sobre cajas de cartón, que necesitaré para cierto proyecto vital que tengo entre manos, que me ilusiona a la par que me aterra (bueno, me ilusiona bastante más de lo que me aterra), y que necesitará cajas para embalar y transportar cosas. A buen entendedor, pocas palabras bastan, y además es algo que prácticamente cualquiera que me conozca en persona sabe. Pero para el blog, hay que dar un poco de misterio al asunto, por obvio que sea.

Y en la línea de este proyecto, hoy tocaba hablar, por ningún motivo en particular, con el carpintero, para introducirme en el maravilloso mundo de elegir puertas, o del diseño de cocinas (de esto podré hablar en profundidad, pero lo haré otro día, que tiene su gracia).

Y aunque la cosa todavía va un poco para largo, pues ya se van dando los primeros pasitos de este proyecto. [Inserte aquí sonrisa bobalicona]

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Nombres NBA 1/3 (Divisiones Atlántico y Central)

El quién es quién del baloncesto. 

Indiscutiblemente la NBA es la mejor liga del mundo de cuantas no tienen un equipo de Bilbao, tanto que uno de sus equipos, los Philadelphia 76ers jugarán en octubre contra nada menos que el Bilbao Basket. ¿Y qué significa 76ers? ¿Qué significan los nombres de los equipos?

Boston Celtics: "Los Celtas de Boston". Esta es fácil, dado el carácter tradicionalmente irlandés de la ciudad, y que se ve en otros símbolos del equipo, como su mascota (Lucky el Leprechaun) o el color verde de su camiseta.
Brooklyn Nets: Así a lo bruto, "Las Redes de Brooklyn". Hasta hace 4 días eran los Nets de New Jersey. Pero no siempre se llamaron así, sino que nacieron como "New Jersey Americans", y cambiaron su nombre para que rimara con los equipos neoyorkinos de los Jets (fútbol americano) y los Mets (béisbol).
New York Knicks: Knicks es abreviatura de knickerbocker, un tipo de pantalón que llevaban los primeros colonos holandeses de la ciudad (Nueva Ámsterdam en su origen). Así que, aunque knickerbocker es una forma coloquial de llamar a los neoyorkinos de pura cepa, cariñosamente podríamos llamar a este equipo "Los Gayumbos de Nueva York".
Philadelphia 76ers: El 4 de julio de 1776 se firmó en Philadelphia la declaración de independencia de los Estados Unidos, y por eso el equipo tiene ese nombre, que en castellano sería algo así como ¿"La generación del 76 de Philadelphia"? ¿"Los Independentistas de Philadelphia"? ¿Loz Zetentaizeiz Zediciozoz Zaduceoz de Philadelphia? Dato curioso: el equipo nació como los "Syracuse Nationals", "Los Nacionales de Siracusa".
Toronto Raptors: Viendo el logotipo queda claro que son "Los Velocirraptores de Toronto", nombre que vino auspiciado por el aún coleante éxito de la película Parque Jurásico (hablamos de 1995), lo que hizo que este feroz saurio ganara el concurso al que se sacó el nombre de la emergente franquicia de baloncesto.
Chicago Bulls: "Los Toros de Chicago". El equipo del mítico Jordan, sin embargo, no fue la primera franquicia que tuvo Chicago. Antes estuvieron los Chicago Stags (venados) y los Chicago Packers (¿empaquetadores?), que después pasarían a llamarse Zephyrs (céfiros, seguramente en honor a las ventoleras de Chicago), y acabarse yendo a Baltimore y finalmente a Washington. Para terminar de liarla existe un equipo de béisbol que se llama "Chicago Zephyrs". El nombre de Bulls, al igual que el de Packers, viene probablemente por la importante industria de envasado cárnico existente en la ciudad.
Cleveland Cavaliers: "Los Caballeros de Cleveland". Aunque a título de curiosidad, "cavaliers" era apodo con el que se denominaba a los realistas, que apoyaban al rey Carlos I de Inglaterra, durante la Guerra Civil Inglesa (1642–1651), por lo que rizando el rizo, se les podría llamar "Los Carlistas de Cleveland".
Detroit Pistons: "Los Pistones de Detroit". Aquí el nombre es muy obvio: antes de ser conocida por su bancarrota y su elevada tasa de criminalidad, Detroit fue bien conocida por su boyante industria automovilística, y la primera propietaria del equipo, la empresa Zollner, se dedicaba a fabricar pistones para coches y camiones. Originariamente no jugaban en Detroit, sino en Fort Wayne (Indiana).
Indiana Pacers: Una traducción literal a de pacer sería "marcapasos", pero no van por ahí los tiros. Indianápolis es bien conocida, entre otras cosas, por su carrera de las 500 millas, que fue la primera en utilizar un safety car, o un "pace car", que es el que marca el paso a los demás, cuando no tienen que correr. Vaya, al final va a resultar que sí eran de alguna manera "Los Marcapasos de Indiana".
Milwaukee Bucks: "Los ciervos de Milwaukee", aunque "Bucks" es también una forma coloquial de llamar a los dólares, que aquí se traduce como "pavos", y según el diccionario, "buck" también sirve para referirse al conejo macho. Sin embargo, el ciervo que gobierna el logotipo de la franquicia no deja lugar a ninguna duda acerca del sentido del nombre.

Quedan más equipos, pero por no alargar demasiado la entrada, aquí lo dejo por ahora.

Parte 2
Parte 3

martes, 3 de septiembre de 2013

Aviones

No Pixar, no party.

El peor error que se puede cometer con esta película es ir al cine pensando que es de Pixar, puesto que no lo es. Y ese error he cometido yo, el de creer que, siendo un Spin-Off de Cars, y producida por John Lasseter debía de tratarse de otra entrega de Pixar. Pero no, es obra de un estudio menor, de los que sacan secuelas directas a DVD, el que iba a ser su destino, pese a que finalmente salió en el cine. Y es un producto menor, tanto en el aspecto visual como en el argumental.

Así que los encontramos es una película muy para niños, con bastante poca chicha y solo algún que otro detalle salvable. Alguna sonrisa puede sacar, pero la historia es bastante tontorrona y previsible (típica de pringado convertido a base de tesón en estrella) y los personajes son clichés con alas. Me gustaron algunos detalles, como los tractores sagrados de la India, o las gaviotas aeroplano, pero poco más que rascar. Bueno, que los títulos de crédito son muy monos, pero ya.

Lo dicho, he salido del cine convencido de que esta era la peor película de Pixar, hasta que me he dado cuenta de que no era de Pixar.

lunes, 2 de septiembre de 2013

¿Quién es Sheng Long?

¿Qué harás ahora, chivarte a Barbie? 

Aunque nunca fui especialmente fan (y evidentemente Steve E. de Souza tampoco), resulta indiscutible que Street Fighter es uno de los videojuegos más populares que existen, y sin duda un icono de la cultura pop. Y como tal, no está exento de curiosidades y leyendas urbanas. Una de ellas es la que rodea a la misteriosa frase que pronunciaba Ryu al derrotar a un oponente; "You must defeat Sheng Long to stand a chance" ("Debes derrotar a Sheng Long para tener alguna posibilidad"), y surgía la pregunta de "¿quién es ese tal Sheng Long?". Bueno, primero estaba la pregunta de "¿qué coño está diciendo?", pero demos por hecho que se entiende el inglés, aunque no fuera mi caso en aquellos años.


¿Es acaso Gouken Sheng Long?

Siempre di por hecho, al igual que casi todo el mundo, que Sheng Long debía de tratarse del mentor de Ryu y de Ken, que teniendo el mismo estilo de combate (eran los jodidos Zipi y Zape del Street Fighter 2), no podían sino ser compañeros del mismo dojo, a lo Goku y Krillin. 

Pero la realidad es otra, la verdadera historia proviene de un error de traducción, donde la frase que debería haberse traducido como "You must defeat the dragon punch to stand a chance" (Debes derrotar al puño del dragón para tener alguna posibilidad) se tradujo de esa manera, creando así un personaje legendario.

Pero la cosa, que no pasaría de ser una chorradilla anecdótica, llegó más lejos cuando la revista EGM publicó el 1 de abril de 1991 (el equivalente anglosajón a nuestro 28 de diciembre) publicó un artículo en el que "explicaban" cómo desbloquear  al misterioso personaje, con un procedimiento endiabladamente difícil, que consistía en pasarse el juego completo con Ryu sin recibir un solo impacto... y empatar 10 veces seguidas en la batalla final contra M. Bison. Y lo adornaban con fotos que "demostraban" la eficacia de ese truco.

Las "pruebas".

Y como suele pasar a veces, las bromas acaban haciéndose realidad: "Sheng Long" sirvió de inspiración para crear al malvado Akuma, y sobre todo a Gouken, que acabó por aparecer en la historia como el verdadero maestro de Ryu y Ken.

domingo, 1 de septiembre de 2013

Sombreros, extraños en la noche y otras cosas

¡Y una máquina de algodón de azúcar!

Como tantos otros domingos, procedo a narrar el fin de semana, y procedo a empezar por el viernes, del que destaco el 4º pase de "Extraños en la noche", una partida de rol en vivo a la que le tengo mucho cariño, y que es a buen seguro una de mis creaciones favoritas (junto con Pulp Fiction). Salió muy bien, y me divertí tanto o incluso más que con otras entregas del mismo.

El sábado tocaba socializar, el cumpleaños de Elsa, que fue en su casa, una fiesta de poca gente, pero temática: esta vez la temática eran los sombreros, y todos teníamos que llevar uno. Pero lo que verdaderamente protagonizó la fiesta, además de la perrita Lilly (no soy muy de perros, pero esta bicha era puro amor) fue la Wii, con juegos de cantar y bailar, e incluso me atreví a hacer un poco el vaina con la alfombra. Luego la música dio paso a los minijuegos, y ahí estuvimos hasta que el cansancio nos aconsejó retirarnos a casa.

Y hoy domingo, tomando algo y chafardeando con unos amigos por Pozas, un plan bien tranquilito.