miércoles, 31 de agosto de 2011

Kingdom Rush

Tan simpático como adictivo.

No es original en absoluto, pero es el juego que me ha robado unas cuántas horas estas últimas semanas. No deja de ser un Tower Defense (sobre todo popularizado por el Plantas versus Zombis), pero bastante bien hecho, y con unos gráficos muy simpáticos, que recuerdan un montón al genial Castle Crashers.

La mecánica es simple. Tenemos un mapa en el que deberemos colocar nuestras defensas antes de que las oleadas enemigas vengan a invadirnos, y debemos evitar a toda costa que lleguen a la meta. Para ello, disponemos de 4 tipos de torreta defensiva:

-Cuartel: Genera infantería, tropas que se plantan en medio del camino, obstaculizando y atizando a los enemigos. Puede aumentarse hasta crear caballeros, o bárbaros.

-Puesto de arqueros: Ataca a distancia, con poco daño pero bastante velocidad. Ideal contra enemigos débiles. Puede mejorar hasta ser guarida élfica, una auténtica máquina expendedora de flechas; o puesto de mosqueteros, lento pero certero.

-Torre de magia: También ataca a distancia, pero es más dañina, aunque más lenta que los arqueros. Es óptima contra enemigos acorazados y que vengan en pequeño número. Puede subir a torre arcana, con su rayo de muerte y su hechizo teletransportador, o a mago conjurador, que puede convocar elementales y convertir a los enemigos en inofensivas y encantadoras (pero matables) ovejitas.

-Artillería: Muy lenta, y no tan potente como la torre de magos, pero tiene más alcance y puede hacer ataques de área. Puede mejorar hasta ser el cañón Gran Berta de 500 milímetros, capaz de lanzar impactos devastadores, o la Tesla X104, que es como tener una tormenta en casa.

Obviamente, el dinero con el que contamos para montar nuestras defensas será limitado, pero podremos ganar más a medida que matamos enemigos. Además, contamos con dos valiosos recursos, como son pedir refuerzos (monigotes que aparecen en la parte del mapa que le digamos) y lluvia de meteoritos (que mata bastante a gusto). Claro que, tienen sus limitaciones, y solo se pueden usar cada 10 y 80 segundos respectivamente, por lo que hemos de ser juiciosos en su uso.

Pantallazo del juego.

Con esas armas deberemos enfrentarnos a oleadas y oleadas de enemigos, donde tendremos todos los clásicos de la fantasía medieval (goblins, orcos, ogros, esqueletos...) e iremos avanzando de pantalla en pantalla. Lo mejor es que a medida que vayamos avanzando pantallas y superando retos, ganaremos experiencia (waagh, PX!), que nos permitirá mejorar nuestras tropas y nuestras capacidades.

La pega es que el juego es bastante cortito, pero resulta muy simpático y puede satisfacer bastante bien el ansia de sangre y pixels. La dirección, para quien quiera probar el juego:

martes, 30 de agosto de 2011

Barraqueando

¡Gira, gira, vuela, vuela!

Hacía bastante que no iba, si excluimos el Parque Warner, a las barracas. Creo que unos 3 años. Pero me propusieron la idea y acepté, que a mí este tipo de cosas me encantan. Así que hemos ido, y nos hemos dado un paseillo por el recinto del parque Etxebarria, donde hemos estado contemplando las atracciones expendedoras de peluches, y yo he desarrollado mi teoría de qué hacen con los peluches que por ser horribles nadie quiere (los meten en la del peluche sorpresa incambiable)

Lo que es montar en atracciones, en pocas. Para ser exactos en una, aunque dos veces. La de la foto, una especie de columpio que daba vueltas a gran velocidad, y donde los gritos de algunas asistentes eran ensordecedores pero graciosos. Divertido peor peor, que es la frase del momento.

Luego hemos bajado dando un paseíllo, durante el cual ha habido un animado debate sobre mi edad, en el que alguna persona me preguntaba insistentemente si tenía más o menos de 24 años. Algo me dice que si le hubiera dicho mi edad real, no se lo hubiera creído.

En otro orden de asuntos, hoy he dado un paso para un proyectillo que ya comentaré por aquí a su debido momento. Bueno, y otro paso fotográfico para un futuro evento. Pero de eso también hablaré a su debido momento.

lunes, 29 de agosto de 2011

Super 8

Estilo ochentero

Mi impresión al ver la película fue: ha envejecido mal. Sí, ya sé que es una película de 2011, pero con el estilo viejuno que trata de homenajear a los Goonies, o a E.T.

Eso está bien logrado, pero lo que no está tan logrado es la película en sí. Simplona e infantiloide, no responde a todo el hype generado. Esta película me habría gustado si la hubiese visto con 12 años, pero al igual que E.T., la vi de adulto, y me pareció un coñazo soberano.

El argumento simplón, los personajes planos, las situaciones absurdas y un desenlace abrupto y chapucero, más propio de Rasca, Pica y Poochie, para una película que para críos está muy bien, pero ya. Yo me aburrí, y no me llegó a enganchar en ningún momento. Una película sin chicha alguna.

Solo me quedo con los geniales títulos de crédito, que son para mí mucho mejores que la propia película. Pena que haya gente que no entienda que los créditos forman parte de la obra, y que no contentos con levantarse apresuradamente en cuando pone fin, se quedan de pie en el pasillo al ver que hay más escenas.

domingo, 28 de agosto de 2011

Aste Nagusia 2011: Día 8

Fin de fiesta

Terminó la semana grande, y todavía estoy cansado de tanto día seguido de fiesta, por lo que seré breve. Ayer tuvimos nuevamente turno de mostrador, que al ser sábado era bastante movidito. Aunque gracias a que éramos unos cuántos, fue tranquilo.

Luego, pues lo típico, a pegar botes por ahí, hasta las 7 de la mañana. Aunque ayer nos faltó el vals, que no hubo. Luego a desayunar, y a la cama. Eso fue todo.

sábado, 27 de agosto de 2011

Aste Nagusia 2011: Día 7

Números primos

Anteúltimo día de fiestas. Ya solo queda hoy para la traca final, y el cuerpo va notando el cansancio, pues llegar tanto día seguido a las tantas no puede ser.

Y ayer, como en las series de televisión, el episodio contaba con artista invitado, mi primo Sergio, venido desde Amsterdam, que vino a ver la fiesta. Así pues, primero cena en casa con los amigos, y luego a txoznear. Y para variar, a diferencia de otros días, ruta por las diversas txoznas del recinto.

viernes, 26 de agosto de 2011

Aste Nagusia 2011: Día 6

Grease lightning!

Me salto el miércoles, ya que era día sin txoznas y no salí, para irme directamente al jueves. El tema del día era Grease, pues en Abandoibarra representaban "Brillantina", el musical de dicha película, y nos fuimos unos cuántos a verlo. Nos llevamos una pequeña decepción cuando vimos que aquello estaba lleno de silas, para verlo sentado en plan teatro, y nuestra intención era bailar todo lo bailable, cosa que solo pudimos hacer, y poco, al final. Pero por lo demás, estuvo divertido.

Después nos fuimos a las txoznas, donde quedamos con nuestra siempre fiel amiga la lluvia, que no ha faltado ni una noche a su cita con Marijaia. De las txoznas, pues una espiral de katxis y risas, hasta que en un momento dado alguien dijo "anda, si son las 7 de la mañana", y ahí nos cogimos un taxi para volver a casa.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Aste Nagusia 2011: Día 4

Renos pasados por agua

Ayer fue un día festivo tirando a tranquilito. Por la mañana durmiendo casi hasta la hora de comer, y por la tarde al cine, a ver la decepcionante e infantil Super 8. Por la noche al concierto del Reno Renardo. No soy especialmente fan de ese grupo, y de sobra es conocida mi escasa afición por los conciertos. Pero al final somos animalitos gregarios, y no me apetecía quedarme solo, así que fui. Mucha gente, y en cuanto empezó el concierto: lluvia.

Estuve poco rato, y lo poco que estuve me aburrí, ya que no se oía nada bien, y si a un grupo cuya gracia son las letras le quitas eso, y encima no te sabes las canciones... apaga y vámonos.

Así que en cuanto tuve ocasión, al de 15 minutos, más o menos, me escapé, y nos fuimos a tomar una copichuela a la txozna. Pero entre que estábamos cansados y llovía, nos fuimos prontito a casa. Y de camino a casa me pilló una horrorosa lluvia, que me dejó totalmente empapado.

martes, 23 de agosto de 2011

Aste Nagusia 2011: Día 3

Txozna time

Un día más, y primer turno de txozna. Ayer salí pronto de casa, para ir a comer con los de LYCO, que organizaban el torneo de Warhammer. Torneo al que jocosamente hemos llamado, debido a una simpática confusión, el "Torneo de Jokin", pese a que yo no tengo absolutamente nada que ver. Después de comer, a las 4, me metí ya detrás de la barra, donde fui colocando las cosas; poniendo lo que faltaba y quitando lo que sobraba, mientras iba llegando la gente. Ayer había mucha gente que debutaba, y dado que estaba de responsable de turno, había mucho que explicar. También contamos con la colaboración de la selección de Euskadi de Kayak-Surf (y no la Federación vasca de Surf, como mi error se empeñaba en repetir una y otra vez), cuya ayuda agradezco aunque ayer lo disimulara un poco, ya que estábamos muchos detrás de la barra, y meter aún más gente solo lo hacía un poco caótico.

Allí estuvimos sirviendo hasta las 12, momento en que llegó el relevo y nos fuimos al lado bueno de la barra, al de beber. Y pardiez si bebimos, pues el fluir de los katxis era constante, y por allí anduvimos de bote en bote y de vaso en vaso hasta que las 5 de la mañana aconsejaron coger un taxi y acercarme un poco más a casa.

El sábado toca repetir barra. Y con ganas, que esto es muy divertido.

lunes, 22 de agosto de 2011

Aste Nagusia 2011: Día 2

Camiseta konpartsera

Ayer fue un día bastante tranquilito. Por la mañana dormir mucho, y de sobremesa capítulos de Dexter y partida de Galactica. Por la noche a dar una vueltilla, pero poco, que no había mucha gente. Así que la noche consistió en tomar un par de copichuelas en Moskotarrak, como suele ser habitual.

Y como la entrada queda un poco escasita, aprovecharé para contar la historia de cómo entré en Moskotarrak, y de cómo cambió mi manera de ver y de vivir las fiestas de Bilbao.

Era el lejano año 1999, y por aquel entonces andaba bastante con el grupo de gente con la que echábamos la partida de rol los fines de semana. Y un día salimos por ahí todos, y Ángel, uno de ellos, comentó que era comparsero, y nos llevó a Moskotarrak. Nos enseñó la txozna, nos contó lo de los turnos, y tal, y la verdad. La cosa parecía interesante. Nos propuso también la idea de apuntarnos, y me gustó, por lo que me apunté yo, y se apuntó una chica con la que salía yo por aquel entonces (más concretamente una chica con la que había empezado a salir ese mismo día). Pero como aquello fue el ultimo día de fiestas, pues no nos dio tiempo a comparsear demasiado.

Llegó el verano siguiente, y una serie de acontecimientos hicieron que por un lado nuestro contacto, se desvinculara de Moskotarrak, y además mi novia y yo lo dejamos al terminar el curso. Por lo que me encontré que estaba apuntado a una comparsa en la que no conocía a nadie. No obstante, me apunté a hacer turno, y pude convencer a mi entonces ya exnovia para que hiciera turno. La experiencia me gustó bastante, y aunque no conocía prácticamente a nadie, me quedé con las ganas de repetir lo de la barra al año siguiente.

Así que al año siguiente convencí a Baldrick para que se apuntara. Ya conocía a alguien. Al siguiente convencí a Giner, y otro año más tarde a Enrique. Poco a poco iba componiendo la cuadrilla.

Y así, con el paso de los años, y ya van con este 12, he ido reclutando gente para la causa de hacer turnos de txozna, actividad que la mayoría de la gente suele repetir, pues es algo bastante divertido. Y hoy me tocará encabezar al grupo de gente que he reclutado para esta edición.

domingo, 21 de agosto de 2011

Aste Nagusia 2011: Día 1

Ziiiip...

Otro año más, ya está aquí el evento festivo más importante de Bilbao. La Semana Grande. 8 días de fiesta, música y kalimotxo. 8 días de juntarse con gente, beber a raudales, divertirse y pegar botes.

Poco que contar de ayer, más allá de lo obvio. Salí de casa y me fui a donde había quedado con unos amigos, y luego nos fuimos, como de costumbre, a Moskotarrak, a coleccionar katxis (este año con la novedad del vaso reciclable) y a vaciarlos de contenido, hasta que a una hora prudente (hay que dosificar) opté por una honrosa retirada.

Hoy, de fiesta again.

sábado, 20 de agosto de 2011

BBQ

El sol lo metimos digitalmente en postproducción.

Con el estómago aún lleno por la comida, y antes de salir de fiestas (¡empieza la semana grande!) dedico unas líneas a la barbacoa a la que he ido a Jata con la gente de Mod-Pc. Hemos quedado bien prontito, y cuando hemos llegado el sol ha desaparecido nada más vernos, para dejar paso a una densa niebla y unos nubarrones que amenazaban seriamente con lluvia. Por suerte después ha salido el sol, un sol de justicia que nos ha permitido una barbacoa y agradable, con carne, carne y más carne. Las arterias me temo que lloran.

Pero bueno, una de vez en cuándo no me va a matar. Además, hay que afrontar las fiestas con el estómago lleno, que el alcohol es muy traicionero.

viernes, 19 de agosto de 2011

Crónica TdN 2011 (parte 2)

Pulp Fiction

Sigo con la crónica de las jornadas que empecé el otro día.

SÁBADO

Por la mañana, nuevamente, me levanto prontito para ir a dirigir. Esta vez sí que cubro el quorum suficiente, por lo que dirijo "Un duro comienzo", partida introductoria de 2084, y que parece tener bastante éxito.

Por la tarde dirigimos Dune, un vivo en el que fui más colaborador que otra cosa, ya que la mayor parte del peso de escribir y dirigir recayó sobre Diego, por lo que el mérito sería suyo. Al igual que el día anterior, la sombra de la cancelación estuvo rondando, ya que no teníamos jugadores suficientes, y después de 2 horas buscando gente, por fin pudimos dirigirlo.

Por la noche dirigí Pulp Fiction, una partida bastante experimental, obviamente basada en la película, a la que había dedicado mucho tiempo. Y la verdad, el resultado fue simplemente perfecto, y gracias a los jugadores fue como ver la película de nuevo. El recreacionismo rolero se está conviertiendo en uno de mis géneros favoritos.

La parte negativa, uno de los inscritos que no apareció ni dio señales de vida. Eso nos obligó a buscar sustituto y a empezar una hora más tarde. Pero la espera mereció la pena, ya que la partida salió exactamente como yo la había soñado.

DOMINGO

Por la mañana nuevamente dirijo 2084, la partida "No verán la luz del día", una partida que no tenía tan preparada como la del día anterior, y que me queda un poco más caótica. Pero algo debí de hacer bien el sábado, puesto que una de las jugadoras del día anterior decidió repetir y jugar de nuevo, trayendo a sus amigas para que probaran el juego. ¿Quién dijo que el rol es solo cosa de chicos?

Por la tarde juego el desternillante Showbusiness, donde doy vida a un hipercreativo Damon Lindeloff, con licencia para soltar todas las tonterías que me pasaran por la cabeza (y no fueron pocas), y donde tengo que demostrar por qué Suiza es un país malvado.

Y por la noche la guinda del pastel, una de las partidas de rol en vivo que más he disfrutado nunca. Cómo conocí a vuestra madre, donde doy vida a Ted Mosby y protagonizo algunas de las escenas más bonitas y gratificantes que me haya tocado interpretar nunca. Una partida que me dejó con muy buen sabor de boca y me tuvo al día siguiente de total buen rollo.

LUNES

El lunes hay partida, pero no en el sentido lúdico, sino que partimos hacia Bilbao, en la furgoneta alquilada. El plan original era volver en tren, pero la furgoneta me llevaba directamente a Bilbao, mientras que el tren implicaba llegar a Madrid de madrugada y buscarme la vida. La primera mitad del viaje la hago de copiloto, sin parar de parlotear, y la segunda parte la hago conduciendo, hasta que entramos en Bizkaia al ritmo de Wagner, con la cabalgata de las Valkirias y de Tchaikovski y su Apertura 1812.

Llegamos a Bilbao, dejamos a la gente en sus casas, devolvemos la furgoneta, y a dormir.

MARTES

Falta un día menos para las TdN 2012. Tengo mono.

jueves, 18 de agosto de 2011

¡Sushi!

Figuras no incluidas.

Uno de los motivos que podrían hacerme querer viajar a Japón es su gastronomía. El sushi me gusta bastante, y ayer unas amigas se plantaron en mi casa con material para fabricar sushi de atún, txatka y salmón, con el que nos pusimos tibios a sushi. Sabrosas pelotas de arroz con pescado. Y como sobró bastante, pues hoy el desayuno de los campeones: sushi.

Haremos más de estas, lo prometo.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Crónica de las TDN 2011 (parte 1)

Pre-CEULAJ
Empezaré narrando las jornadas en un orden estríctamente cronológico por el miércoles a la mañana, cuando quedamos a las 9 para recoger la furgoneta que habíamos alquilado, y que inesperadamente me toca a mí conducir hasta Madrid. Bato mi record de kilometraje seguido, que creo que estaba en un Bilbao-Oviedo. En Madrid me bajo y voy a donde Manu y Pilar, con quienes he quedado para hacer Madrid-Antequera en tren. Eso nos permite ahorrarnos el atasco que sí sufrieron los de la furgoneta, y llegar los primeros allí, donde cogemos un taxi para el hotel Saydo de Mollina. Allí va llegando el resto del grupo y pernoctamos en un sitio bastante agradable, como preludio a las jornadas.

JUEVES

El jueves por la mañana acudimos a acreditarnos y a saludar a viejos conocidos, para después ir a la piscina. Y luego a comer en alegre compañía al pueblo. Y ya a la tarde me lanzo a dirigir mi primera partida en TdN 2011, 9 hombres sin piedad; una dinámica de grupo consistente en simular a los miembros de un jurado que deben determinar la inocencia o culpabilidad del acusado.

Por la noche dirigimos Almacén 52, que nos queda divertido pero algo más catótico de lo que nos hubiera gustado. Y por si fuera poco, al acabar nos metemos a jugar La habitación sin memoria, una partida de rol en vivo gafapasta, ideal para los que amamos el rol en vivo de "arte y ensayo".

VIERNES

El viernes por la mañana me levanto pronto para dirigir 2084, pero la falta de jugadores me obliga a cancelar la actividad, por lo que alterno la mañana entre piscina y King of Tokio, un juego de mesa que estuvo muy presente en las jornadas.

Por la tarde sufro la cancelación de dos partidas, y nos acabamos apuntando, como recurso final, a una infumable partida de Vampiro, El sucesor de Monçada, donde al menos conseguimos cortar el bacalao, y mi Lasombra consigue salirse completamente con la suya. Pero me quedo con la sensación de haber perdido la tarde con una partida más propia de 1990 que de 2011.
Este señor era yo

Por la noche no encontramos plaza en nada que a priori nos interese, y nos acabamos apuntando a Democracia o muerte, un curioso ejercicio de Historia-Ficción, en el que vivimos la noche del 19 de noviembre de 1975, con la muerte de Franco y las primeras bases para la transición española. Insólito casting, en el que en una partida en la que de 12 jugadores 6 somos vascos, y Xabier Arzalluz lo interpreta un señor de Sevilla. Cosa que queda sepultada por el hecho de que Felipe González se lo asignan a la señorita Ainize.

Continuará...

martes, 16 de agosto de 2011

Recuperé mi teléfono

El que empieza por 600...

Iba a haber dedicado la entrada de hoy a las jornadas, pero me parece más importante anunciar que mi número de teléfono ya está operativo. Bueno, la verdad es que teóricamente lleva operativo desde el miércoles, pero yo lo he descubierto hoy.

El miércoles me fui, con mi número provisional (que me ha sido de mucha ayuda durante las jornadas) y dejé, claro, la tarjeta de Simyo en Bilbao. Y hoy, cuando me he levantado, he probado a meterla en el móvil, y alehop, funcionaba. Claro, de haber sabido esto, me habría llevado la tarjeta a las TdN y habría estado con mi número. Pero claro, habría estado bien que me hubieran llamado al número que les di para avisarme de que estaba arreglado (yo pensaba que lo que harían sería mandarme una tarjeta nueva).

Lo bueno es que al fin tengo mi número (con su Internet) y lo malo es que todos los mensajes o llamadas que haya podido recibir esta semana han quedado perdidos en el limbo. Al menos los de Whatsapp sí he podido recuperarlos.

Así que el número provisional, el 633, ya podéis borrarlo, que de momento parece que no me va a hacer falta.

lunes, 15 de agosto de 2011

De vuelta a casa

No hay lugar como el hogar.

Ya he vuelto a Bilbao, después de un largo viaje de más de 11 horas, pero feliz por las jornadas. Mañana me explayo más, que no son horas.

miércoles, 10 de agosto de 2011

¡A las TDN que nos vamos!

Transportando ilusiones.

Comienza el viaja hacia el evento friki más esperado del año: las Tierra de Nadie en Mollina, Málaga. Primero iré en furgoneta con unos amigos, que también van a las jornadas, y que me acercan hasta Madrid. Esto puede sonar un poco raro, pero se entiende si explico que allí cogeré el tren hacia Antequera, y que ya tenía los billetes cogidos antes de que me comentaran lo de la furgoneta. Además, es más cómodo el tren.

Unas horas después, ese tren nos dejará en Antequera, donde probablemente cogeremos un taxi a Mollina. Allí nos alojaremos en un hotel donde haremos noche, pues las jornadas no empiezan hasta el jueves. Pero la diversión empezará desde el miércoles. Una forma como cualquier otra de alargar las jornadas. Y ahí estaremos hasta el lunes, día en que tendréque coger el tren para Madrid a las 8 de la tarde. Pero es pronto para pensar en esto, y ahora toca disfrutar a saco de las jornadas.

martes, 9 de agosto de 2011

El origen del planeta de los simios

Los monos del 15-M

No es un remake de la película de Charlton Heston, ni tampoco estrictamente una precuela. Podría decirse que es un reboot de la precuela, donde nos cuentan el origen de lo que hizo que los simios tomaran el control del planeta Tierra (toma spoiler que me acabo de cascar). Cuentan cómo César es un simio que se vuelve hiperinteligente por la exposición a un virus, y cómo se desarrolla su vida, hasta que acaba en una cárcel para simios y cómo se las apaña para volverlos inteligentes a ellos y rebelarse.

De la película destaca sin duda la increible animación de los monos, hechos completamente por ordenador. Resulta difícil de creer, pero en toda película no sale ningún mono. Y están logradísimos, con unos movimientos y una expresividad que llama la atención. Unos efectos sobresalientes.

Lo que me gustó menos es que la película resulta poco creible. Incluso aceptando la premisa del virus que los vuelve superlistos, hay veces en las que da la sensación de que hacen un cierto metajuego. Vale, una cosa es que se vuelvan listos. ¿Pero también se vuelven cultos?

Especialmente mal llevado me parece el paso del tiempo. Desde que empieza la película hasta que termina pasan varios años. A lo largo de los cuales los personajes no envejecen, no cambian de peinado, no cambian de coche, ni de decoración... No da en absoluto la sensación de que haya pasado el tiempo. En ese aspecto, un poco chapuza.

Sí me gustaron, en cambio, ciertos guiños a la película original, como las alusiones a la nave Ícaro, y lo bien metidas que están. O los nombres de algunos de los simios.

El resultado global, con la salvedad de esas lagunas mencionadas, es positivo, y la verdad es que la película resulta recomendable, puesto que es cuando menos amena.

domingo, 7 de agosto de 2011

Capitán América: el primer Vengador

Capitanazo.

Esta película sigue una ley del cine, que algún día tendré que explicar, y es que toda película es más divertida si salen nazis. Y la verdad, no tendría mucho sentido que no salieran, ya que la mayor parte de la película se desarrolla en la segunda guerra mundial.

Steve Rogers es un voluntarioso pero escuchimizado patriota, que ansía alistarse al ejército de los EEUU, y sus múltiples inentos de reclutamiento frustrado captan el interés del Gobierno, que decide aplicarle el suero del supersoldado, con lo que se vuelve ágil, fuerte, rápido y un experto lanzador de escudos, para así poderse enfrentar al pérfido Cráneo Rojo.

La película es totalmente pulp, con divertidas escenas de acción, y coge lo mejor de un personaje que particularmente no me hace demasiado chiste pero que en la película lo optimizan. Consiguen además un perfecto equilibrio entre ser fieles al cómic y no caer en lo ridículo, buscando sentido a cosas como el traje hortera o el escudo originario. El musical del Capitán América debería estar ya en Broadway. No se toma, además, excesivas licencias, y las que tiene (la edad de Bucky) me parecieron perdonables. Me rechina, claro, el kingpinismo de Nick Furia, pero esto ya es algo que viene de largo, y no es en todo caso culpa de la película.

Es importante ver o haber visto Thor, ya que ambas tramas tienen bastante relación entre sí, y más que lo tendrán, como ya nos lo dejan ver en el trailer de después de los créditos, en la película de los Vengadores.

No puedo terminar sin mencionar el espectacular efecto que consiguen haciendo que Steve Rogers sea al principio un tirillas y luego se convierta en el hercúleo Capitán América, que está totalmente conseguido. Para ello me suena que usaron dos actores, pero de verdad está muy logrado.

sábado, 6 de agosto de 2011

Simyo: tarde y mal

Supongo que pedir que funcionara ya era mucho.

Con 3 días de retraso, por fin hoy me ha llegado la tarjeta. Con alegría he desenvuelto el paquete, y la he metido en el móvil. Nervioso he dado a encender, y he apretado el nuevo código PIN. El teléfono se enciende, y... nada. Error de SIM.

Apago y vuelvo a encender. Mismo resultado. Llamo al servicio técnino, y me intenta dar los pasos para que funcione. Nada, no hay manera. Empiezo a pensar que o la tarjeta no funciona, o el móvil no está bien liberado. Me dice que lo mirarán, y que me llamarán. A falta de número, les doy el de mi señor compañero de piso (darles el fijo sería como cantarle 9 dígitos al azar, pues el resultado iba a ser el mismo), y acto seguido me voy a una tienda de telefonía.

Alí les pregunto si tienen un teléfono libre en el que poder probar la tarjeta. No lo tienen, pero sí me pueden dejar probar una tarjeta que no es de Vodafone. Observo con horror que la tarjeta funciona a la primera, luego el problema no es del teléfono.

Me voy a otra tienda, donde sí me pueden dejar un teléfono libre. Constato con desagrado que mi tarjeta no funciona. Como plan B, decido comprar una tarjeta de prepago, para al menos poder hacer y recibir llamadas. El teléfono se muestra graciosillo cuando se resiste a encenderse, pero acaba funcionando. Tengo teléfono de repuesto (el que quiera saberlo, que me mande un correo y le digo el número), pero estoy sin el mío hasta a saber cuándo.

Vuelvo a llamar a Simyo para decirles que efectivamente el problema es de la tarjeta y que tengo un número al que me pueden llamar. Me dicen que el plazo de solución del problema es de 3 días... hábiles. Y yo me voy a las TdN el miércoles. Conclusión: estaré sin mi teléfono en las TdN, y ya veremos cuánto tarda esto en solucionarse. Y claro, de usar el Whatsapp ya me puedo ir olvidando, que la tarjeta de prepago que he cogido no tiene tarifa de datos.

Lo que me empiezo a plantear como opción seria es tramitar una portabilidad a otra compañía en cuanto recupere mi número de teléfono.

viernes, 5 de agosto de 2011

¡Vacaciones!

¿Cómo sabe un batido de 4 euros? Sabe a foto mal sacada, sin duda.

Hoy ha sonado el despertador, me he duchado, he desayunado y he ido a trabajar. Esta escena no se repetirá hasta el 1 de septiembre, puesto que estoy de vacaciones. Hoy me he despedido de la oficina tras un turno de mostrador en el que un amable ciudadano, no contento con la información que le estaba dando (no le ha gustado que le dijera que los papeles que traía no valían) se ha dedicado a amenazarnos con quemar el edificio y venir con escopetas. Y a mí concretamente me ha dicho que si no cobra me va a afeitar en seco. En fin, son cosas que tiene la atención al público. Allá él. Yo ya le he dicho qué papeles tiene que traer si quiere cobrar, por lo que si se queda sin dinero, culpa suya será.

Tras salir de trabajar me he ido al Peggy Sue´s, una hamburguesería ambientada al estilo de los años 50, donde hemos comido bastante a gusto, y luego nos hemos ido al Poza 42 a jugar al come-caca-gato, al Scatergories (donde he ganado) y al "adivina el personaje". Todo ello bastante divertido.

En la parte negativa, que sigo incomunicado, puesto que la tarjeta tampoco ha llegado hoy. Gracias, Simyo.

jueves, 4 de agosto de 2011

Fallida portabilidad

Pues sí que empieza bien.

Llevaba tiempo queriéndome marchar de Vodafone, ya que sus precios eran abusivos y el servicio bastante malo. Así que me decanté, ante el aluvión de opiniones positivas, por Simyo. Tan pronto me venció la permanencia en Vodafone, inicié los trámites para la portabilidad, y pese a la insistencia de Vodafone, la confirmé.

Entonces en Vodafone me dijeron que el día 4 me daban de baja y ya podía poner la tarjeta nueva, la de Simyio, que teóricamente me mandarían a casa antes de esa fecha.

Como veía que la tarjeta no llegaba, el sábado por la mañana llamé, y me dijeron que no me preocupara, que el lunes, o a más tardar el martes, me llegaría la tarjeta.

El lunes no había nada en el buzón. Nada el martes, cuando por cierto, los simpáticos de Vodafone me cortaron el Internet del móvil ( pretenderán cobrarme el mes entero, como si lo viera) y vuelvo a llamar, a ver qué pasa. Me aseguran que ya lo han enviado, y que me debería llegar ayer por la mañana, que la tarjeta llega siempre antes de la fecha de portabilidad.

Ayer nada de nada. Vuelvo a llamar, bastante cabreado, y la operadora solo me sabe repetir una y otra vez "mañana le llega la tarjeta, mañana le llega la tarjeta". Sí, sí, pero yo hoy toda la mañana sin línea telefónica. Llego a casa, y cuando miro en el buzón, cabreo monumental al ver que no está la tarjeta. Les llamo (uso por primera vez en años el fijo) y les echo la bronca, a ver qué cojones pasa con la tarjeta. Me acaba diciendo que lo han enviado hoy, y me da el número de localizador.

Llamo a Correos y me confirman que efectivamente lo han mandaod hoy. Cojonudo, oigan. ¿Pretenden que me llegue a casa antes del 4 de agosto, enviándolo el 4 de agosto? ¿Se puede ser más inútil? Encima me mienten, porque tanto el lunes como ayer me decían que ya estaba enviado, y hoy descubro que lo han mandado hoy.

Y claro, lo divertido es que como lo han mandado hoy, me puede llegar mañana... o no. Y como mañana, casualidades de la vida, es viernes, pues puede pasar que me tenga que quedar sin teléfono todo el fin de semana, y todo porque no se les ha ocurrido mandarla a tiempo. Y a todo esto, nadie me garantiza que vaya a tenerlo el lunes o el martes. Y a ver las risas si el miércoles, que me voy de viaje, no tengo la dichosa tarjeta.

Me estoy planteando seriamente batir el record de breve permanencia en compañía telefónica, porque desde luego, vaya forma de tocar los cojones sin ser aún siquiera cliente de ellos. Estaba hasta los huevos de Vodafone, pero esto ha sido ir de Guatemala a Guatepeor.

Ahora entiendo por qué se llaman Simyo.

miércoles, 3 de agosto de 2011

¿Se puede permitir el matrimonio entre católicos?

No pretende ofender. Solo pedir tolerancia.

El texto que sigue no es mío, y de hecho no me suena que sea nuevo. Pero ayer me lo volvieron a mandar, y la verdad es que suscribo una a una sus palabras. Palabras que no pretenden sino lanzar una pulla a determinadas posturas excluyentes.

¿Se puede permitir el matrimonio entre católicos?

Estoy completamente a favor del permitir el matrimonio entre católicos. Me parece una injusticia y un error tratar de impedírselo. El catolicismo no es una enfermedad. Los católicos, pese a que a muchos no les gusten o les parezcan extraños, son personas normales y deben poseer los mismos derechos que los demás, como si fueran, por ejemplo, informáticos u homosexuales.

Soy consciente de que muchos comportamientos y rasgos de carácter de las personas católicas, como su actitud casi enfermiza hacia el sexo, o la defensa a ultranza de sus ministros pederastas o de sus arzobispos perseguidos por delitos económicos, pueden parecernos extraños a los demás. Sé que incluso, a veces, podrían esgrimirse argumentos de salubridad pública, como su peligroso y deliberado rechazo a los preservativos. Sé también que muchas de sus costumbres, como la exhibición pública de imágenes de torturados, o las insinuaciones de zoofilia entre una mujer y un palomo, puedan incomodar a algunos. E incluso el que no hayan condenado su pasado bañado en la sangre de víctimas a las que llamaban, según la época, infieles, herejes, rojos o liberales; o espolvoreado con las cenizas de científicos, curanderas (brujas) o simples enfermos mentales.

Pero todo eso no es razón suficiente para impedirles el ejercicio del matrimonio.

Algunos podrían argumentar que un matrimonio entre católicos no es un matrimonio real, porque para ellos es un ritual y un precepto religioso ante su dios, en lugar de una unión entre dos personas.

También, dado que los hijos fuera del matrimonio están gravemente condenados por la iglesia, algunos podrían considerar que permitir que los católicos se casen incrementará el número de matrimonios por “el qué dirán” o por la simple búsqueda de sexo (prohibido por su religión fuera del matrimonio), incrementando con ello la violencia en el hogar y las familias desestructuradas. Pero hay que recordar que esto no es algo que ocurra sólo en las familias católicas y que, dado que no podemos meternos en la cabeza de los demás, no debemos juzgar sus motivaciones.

Tampoco debemos juzgarlos si creen que la mujer es inferior al hombre, e indigna, por ejemplo, de ejercer el magisterio dentro de su secta o iglesia. Y aunque eso violente un principio básico de cualquier constitución civilizada, no por ello debemos ser con ellos tan estrictos como ellos intentan ser con los demás.

Por otro lado, el decir que eso no es matrimonio y que debería ser llamado de otra forma, no es más que una forma un tanto ruin de desviar el debate a cuestiones semánticas que no vienen al caso: aunque sea entre católicos, un matrimonio es un matrimonio, y una familia es una familia.

Y con esta alusión a la familia paso a otro tema candente del que mi opinión, espero, no resulte demasiado radical: También estoy a favor de permitir que los católicos adopten hijos.

Algunos se escandalizarán ante una afirmación de este tipo. Es probable que alguno responda con exclamaciones del tipo de “¿Católicos adoptando hijos? ¡Esos niños podrían hacerse católicos!”. Veo ese tipo de críticas y respondo: Si bien es cierto que a los hijos de católicos, y al contrario que, por ejemplo, ocurre en la informática o la homosexualidad, los inscriben en su secta sin que hayan alcanzado la mayoría de edad, sin consultarles, y sin poder borrarse después, violentando la Ley de Protección de Datos, con el fin de obtener beneficios fiscales de difícil justificación, ya he argumentado antes que los católicos son personas como los demás.

Pese a las opiniones de algunos y a los indicios, no hay pruebas evidentes de que unos padres católicos estén peor preparados para educar a un hijo, ni de que el ambiente religiosamente sesgado de un hogar católico sea una influencia negativa para el niño. Además, los tribunales de adopción juzgan cada caso individualmente, y es precisamente su labor determinar la idoneidad de los padres.

En definitiva, y pese a las opiniones de algunos sectores, creo que debería permitírseles también a los católicos tanto el matrimonio como la adopción.

Exactamente igual que a los informáticos y a los homosexuales..

martes, 2 de agosto de 2011

A dance with Jokin

George RR Martin.

Hace tiempo publiqué aquí que George RR Martin, autor de la conocidísima saga Canción de Hielo y Fuego, recientemente catapultada al mainstream por la serie Juego de Tronos había publicado en su web unos dibujos que yo había hecho, diciendo que le habían gustado mucho, y que quería dar las gracias al autor.

Yo le mandé un correo diciendo que me alegraba muchísimo que le hubieran gustado, y que me hacía muchísima ilusión que los hubiera publicado en su página web. Y por si colaba, le dije también que me haría mucha ilusión si decidiera llamar "Jokin" a alguno de los personajes, por secundario que fuera, del nuevo libro. Me respondió que lo tendría en cuenta al escribirlo, y:

Sacado del apéndice (pinchando se ve más grande)

En efecto. Como puede verse, hay un Jokin en Danza con dragones. Así que ya puedo decir que doy nombre a un personaje de literatura fantástica. Huelga decir que me quedé ojiplático cuando lo descubrí.

Lo que está claro es que con detalles como este George RR Martin es un grande. Si ya era mi ídolo, ahora lo es un poco más.

lunes, 1 de agosto de 2011

Playa

Comandante de arqueros de Daario Naharis

Hacía años que no iba a la playa (dos, para ser exactos, cuando estuve en Mallorca), y más años aún (podrían ser fácilmente 8) que no me bañaba en una playa del Cantábrico.

Pero ayer estaba yo en casa aburrido cuando me propusieron el plan de ir a Sopelana, aprovechando el buen tiempo (¡por fin, sol en julio!), plan que acepté de inmediato.

Estuvimos un buen rato espatarrados en la arena, con el típico plan playero (cartas y helado) y luego tocaba la prueba de sumergirse en las gélidas aguas del Mar Cantábrico, que de gélidas tenían poco. La verdad, se estaba de maravilla, y me tiré un agradable rato haciendo la marsopa.

Después, como se ve en la oto, tiro con arco y hacer un poco el ganso con balón de playa, luchando contra el viento. Divertido plan, sin duda, para un domingo por la tarde.