jueves, 30 de diciembre de 2010

Películas imposibles (IV)

Siempre nos quedará Shadowloo.

Vuelvo a la carga, con una nueva entrega de películas imposibles. Sobran las presentaciones, así que allá van:

Abierto hasta el amanecer de los muertos: Unos atracadores cruzan la frontera hasta llegar a un bar llamado "el cerebro enroscado", donde tendrán que enfrentarse a un ataque zombi.
Alien, el pasajero 57: Unos terroristas intergalácticos intentan secuestrar una lanzadera de la Weyland Yutani, pero descubrirán con horror el contenido del compartimento número 57.
Ana y el Rey León: Una refinada institutriz británica se ve obligada a ganarse la vida como domadora.
Avatar adentro: Ramón Sampedro, tetrapléjico, se ofrece para colaborar con un programa secreto del gobierno en el que le dan un cuerpo nuevo para que se líe a tiros con los azules habitantes de un planeta, aunque se acaba pasando al bando de éstos.
Batman y Robin Hood: En la villa de Gothamwood, el Bufón de Notthingam expolia a los campesinos, y solo dos valientes que vuelven de las cruzadas son capaces de enfrentarse a él, por la noche.
Battle Casino Royale: Un agente británico debe impedir que unos colegiales japoneses se jueguen su posesión más preciada: la vida.
Charlot y el chico de oro: Un deshollinador y detective de lo sobrenatural recibe el encargo de custodiar a un niño budista con poderes, al que quieren raptar los asuntos sociales.
Demolition man on the Moon: El agente Spartan es congelado y despierta varios años en el futuro para descubrir con horror que su némesis, el peligroso Simon Phoenix, se ha convertido en humorista.
Donnie Darkman: Cuando el reactor de un avión choca contra la habitación de Donnie, su cara queda desfigurada y decide usar su inteligencia y su imaginación para combatir el mal.
El Cartero siempre llaman dos veces a Pablo Neruda: Mario lleva la correspondencia a Pablo Neruda, pero éste nunca le abre a la primera, puesto que el poeta está sobre la mesa de la cocina con su amante y cómplice de asesinato.
El ex preso de Medianoche: Tras abandonar la prisión turca en la que se hallaba recluido, Bill Hayes debe ahora abandonar el país. Spoiler: al final de la película lo detienen otra vez y lo meten en una cárcel de Nicaragua.
El gran halcón maltés: Un antiguo y rehabilitado ladrón de obras de arte sale de la cárcel pero es obligado a hacerse con una antigua estatuilla de un pájaro.
El pueblo de los malditos bastardos: 1942. Un extraño acontecimiento sucede en un pueblecito alemán, en el que los niños empiezan a cazar y matar a todos los nazis que encuentran.
El sargento de la máscara de hierro: Un severo instructor de mosqueteros es realmente un impostor que suplanta a su propio hermano gemelo, al que retiene encerrado.
Gorilas en la niebla de Stephen King Kong: Un grupo de grandes simios se ve obligado a atrincherarse en un supermercado ante la siniestra visita de Dian Fossey.
Harry el sucio y la piedra filosofal: Harry Potter es el encargado de pasillo más duro de Hogwarts, y tendrá que encargarse de detener al criminal Voldemort.
Historia de O Brother: Los reclusos de una cárcel sureña se plantean la posibilidad de fugarse, aunque se ven en conflicto, ya que en el fondo le han cogido el gusto a pasarse el día encadenados y recibiendo latigazos.
Ice Ventura: Detective de mascotas en la era glacial.
The John Carpenter´s Very Bad Thing: Unos científicos se van a la Antártida a celebrar la despedida de soltero de uno de ellos, y descubren con horror que la stripper que han contratado no es sino un ente polimorfo que los intentará destruir a todos.
La amenaza fantasma de la ópera: Jar Jar Binks sufre una paliza a manos de unos fans furibundos que le tiran ácido a la cara y es enterrado vivo en los bajos de Coruscant, donde toca el piano.
Las edades de la pequeña Lulú: Incluso los mitos de la infancia se hacen mayores algún día.
Licencia para matar a un pequeño Ruiseñor: En esta ocasión el agente 007 deberá poner en práctica sus mejores argucias para enfrentarse al más terrible de sus enemigos: Joselito.
Malcolm X-Men: La historia de un activista y su lucha por los derechos civiles de los mutantes en el apartheid genoshiano.
Priscila, centauro del desierto: Precuela de Brokeback Mountain, cuenta la historia de unos hombres que se disfrazan de mujer para infiltrarse entre los indios en busca de la venganza.
Resacón en Latveria: Segunda parte de "Leaving Latveria"
Tango y Crash: Comedia de acción en la que varias historias cruzadas cuentan las peripecias de unos policías de Los Ángeles y luego van entremezclando esas historias.
Última llamada de Cthulhu: Un investigador de los mitos se mete en una cabina para buscar pistas sobre el Necronomicón, y una vez en la cabina recibe un mensaje telepático: "si se te ocurre salir de la cabina, te lanzo un Shoggoth".
28 semanas y media después: La erótica de historia de amor entre dos zombis. Destaca su banda sonora con la canción "You can leave your brain on".

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Era broma

A los que picaron.

Muchos sí se dieron cuenta al leer la entrada de ayer del detalle de la fecha. Efectivamente, era 28 de diciembre, día de los Santos inocentes, en el que suele ser habitual gastar pequeñas bromas. La mía era anunciar falsamente el cierre de este blog, que como veis, sigue vivo. Espero que haya blog para rato.

Al menos me consta que este año ha picado más gente que hace dos, cuando anuncié que me iba a vivir a Bruselas, lo que no se tragó prácticamente nadie.

Pero lo dicho. A este blog, si la Sinde no lo impide, aún le quedan muchas tonterías que contar.

martes, 28 de diciembre de 2010

Despedida y cierre

Fue bonito mientras duró.

Todo tiene un final, y en la vida hay momentos en los que toca cerrar etapas. Y hoy doy por terminado el ciclo de este blog, que ha sido mi ventana al mundo durante todo este tiempo. Aquí he contado muchas de mis experiencias, mis inquietudes, mis anécdotas, mis opiniones... Pero nada es eterno, y ya sentía que no me queda nada por contar. Las entradas cada vez se iban espaciando más y ya no me ilusiona tanto como antes seguir escribiendo.

Y antes de simplemente dejar morir el blog y verlo caer en desuso, prefiero darle una despedida digna y escribir esta entrada, que servirá como epitafio. La verdad es que no me arrepiento en absoluto de haber llevado a cabo este proyecto durante este tiempo. Echo la vista atrás y veo que mi vida ha cambiado, y no poco.

Debo dar las gracias a los lectores, pues vosotros me animabais a seguir escribiendo, con vuestros comentarios y sugerencias. Pero eso forma ya parte del pasado. Hoy doy por finalizado el blog, y de un par de semanas lo borraré, y desaparecerá de la red, que un blog sin entradas no tiene razón de ser. Aunque supongo que sí guardaré una copia de seguridad de algunas de las entradas.

Así pues, un placer haber llevado el blog, espero que hayáis disfrutado leyendo tanto como yo escribiendo.

¡Hasta siempre!

domingo, 26 de diciembre de 2010

Scott Pilgrim (juego)

Pantallazo del juegazo

Un videojuego a la altura de la película. Una tronchante colección de clichés y referencias culturales y acción frenética condimentada con PX, con unos gráficos simpáticos y una música pegadiza. Eso y más es el videojuego de Scott Pilgrim.

Es inevitable acordarse, pues el esquema es idéntico, del genial Castle Crashers. De uno a cuatro personajes van avanzando por la pantalla repartiendo estopa y avanzando de pantalla en pantalla. Obviamente esto no es patrimonio del Castle Crashers, pero sí es su pariente más cercano. Hasta el punto de que es imposible que te guste uno y no el otro. Y el manejo es prácticamente idéntico.

Personajes elegibles

El argumento es el mismo que en la película y los cómics: debes recorrerte Toronto para enfrentarte a los 7 malvados exnovios de Ramona, que son evidentemente los jefes de final de cada fase. Para ello puedes manejar a Scott, a Stills, a Ramona y a Kim, que avanzarán pantalla tras pantalla repartiendo estopa. Como golpe especial todos pueden invocar a Knives para que les ayude. Atención especial al ataque especial de Kim, que invoca a Knives para que le cure vida con un beso, y que mi compañero de piso utilizó como 20 veces seguidas :D

Cada jefe tiene sus propias técnicas, y al principio son bastante difíciles, pero con PX y objetos vamos mejorando el personajes y sus atributos, con lo que cada vez va siendo más asequible.

No sé a qué me recuerda...

La gracia del juego está, además de en sus monísimos gráficos, en su multitud de pijaditas y referencias. Se ven reflejados de alguna u otra forma un montón de videojuegos, entre los que he llegado a reconocer Double Dragon, Golden Axe, Mario Bros, Sonic, Final Fantasy, Zelda... Vamos, una frikada con todas las de la ley. Es delirante el catálogo de ítems que puedes comprar en las tiendas para mejorar el personaje (como el disco de los "Smashing Turnips) La verdad es que hay un montón de detallitos de los de "solo por esto ya merece la pena el juego". Y tiene zombis. ¡Y ninjas!

Y cómo no, el factor de enorme diversión con que cuenta este título se ve amplificado si se juega a varios jugadores, sobre todo con los combos colectivos, y las risas con todas las alusiones que vas encontrando. Solo diré que ayer nos pusimos a jugar a las 11 de la noche, y apagué la consola a las 4 de la mañana.

sábado, 25 de diciembre de 2010

TecnoJokin

Al principio son pequeñitos y monos, pero luego se convierten en enormes supercomputadoras.

De entre los regalos de Navidad debo destacar el netbook, un pequeño ordenador portátil marca Asus (muy asustadizo él) que me amenizará los viajes en autobús, donde podré ver series, o trabajar con textos. Aparato que me será también útil para jornadas, o para decorar las partidas con música o imágenes, o para navegar por Internet allá donde haya wi-fi.

De las especificaciones técnicas no voy a hablar, ya que no soy precisamente un experto. Y para los que estén menos duchos que yo, diré que un netbook viene a ser como un ordenador portátil de pequeño tamaño y prestaciones sencillitas; ver vídeos, ofimática y navegar por Internet. Que es exactamente lo que yo quería.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Autorregalos

La cosecha del día

Dadas las fechas, la época de regalos y el arrebato consumista que viene con la paga extra de Navidad, he considerado que está muy bien lo de ir por ahí haciendo regalos, pero una vez comprados todos me he dado cuenta de que me olvidaba de alguien importante: yo.

Así que me he pasado por la tienda de juegos Joker y he adquirido los dos juegos que se ven en la foto. Fábula, uno de crear historias, del que no tengo mucha referencia. Y Sherezade, un juego de subastas cuyo objetivo es... conseguir el harén más numeroso. Éste sí lo probé en su día y no estaba mal. Ya colgaré las reseñas si eso.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Día de la salud

Tantos décimos como pelos tiene en la cabeza

Hoy es el día de la salud, ya que la gente a la que no le toca la lotería (que por algún tipo de rareza estadística es la mayoría) suele consolarse con aquello de "mientras haya salud". Yo he sido agraciado, como todos los años, con el reintegro, consecuencia lógica de no haber comprado nada de lotería.

La verdad, hace mucho que no compro. No soy nada amigo de este evento y odio tanto vender como comprar por compromiso, y no le encuentro ni la menor gracia, así que nada gano, nada pierdo.

Es habitual que la gente compre en su entorno; en el trabajo, en la familia, en el grupo de amigos, en el bar en el que desayuna... sobre todo por el "imagina que toca a todos menos a ti". La envidia hace que nos dé rabia que toque a todos menos a nosotros, pero realmente, si va a tocar, prefiero que toque a gente a la que yo conozco. Partiendo de la base de que nunca compro y nunca me va a tocar, prefiero que la alegría se la lleven mis conocidos. Ojalá toque en mi trabajo, en el bar, etc... al menos ese día beberé champán gratis, y tendré más motivos de alegría que si toca en Almendralejo o en Lugo.

De todas formas, me hace gracia toda la parafernalia supersticiosa que se monta en torno a la lotería, "los números feos tocan más", "voy a comprar en Sort, que casi siempre cae algo allí"... muchas de las cuales son consecuencias lógicas de la estadística. Tocarán más números feos, porque hay más. Y tocará más en Sort porque se vende muchísima lotería. Y claro, con todas las memeces que hace la gente, por pura estadística siempre le tocará a alguien que haya realizado algún ritual de la suerte, por lo que siempre tendremos a alguien que diga "hice tal ritual y me tocó".

De todas formas, esto no es más que una forma de ocio que aunque yo no comparta en absoluto, porque no me gusta, no voy a caer en el error de menospreciar. Cada cual hace con su tiempo y su dinero lo que quiera, y si el gusanillo de la emoción del "a ver si toca" hace feliz a alguien, bienvenido sea. A fin de cuentas, yo me entretengo con cosas que para muchos serrán auténticas estupideces.

martes, 21 de diciembre de 2010

Larga Navidad

Vaya fiestas que monta este señor.

Mañana comienzan mis vacaciones de Navidad, que durarán hasta el 10 de enero. Y la verdad, tenía mono de navidades "escolares", ya que entre pitos y flautas llevaba ya varios años sin poderlas disfrutar bien. Así que hoy he salido prontito, a comer con mi señor padre y a ver a la perrilla, que mordisqueaba y correteaba, raptando zapatillas e intentando subir al sofá con sus saltitos, y luego me he ido con algunos de la lonja a Santo Tomás, a que nos roben a mano armada con el talo y a comprar algo de rico pastel vasco.

En cuanto al curro, el último día del año ha sido bastante estresante, ya que como consecuencia de las 5000 suspensiones de RGI de este mes el mostrador se ha saturado, logrando máximos históricos. Hasta 100 personas he llegado a tener en espera. Y todos para lo mismo, trayendo la carta en la que claramente se les dice que tienen que ir al INEM o a Lanbide, y no donde nosotros. Pero si vienen, y máxime cuando se han hecho la cola hay que atenderles, y no es fácil decir a una persona que hasta enero no va a cobrar ni un euro. Así que si difícil es a 1, no cuesta imaginar lo que es a 300. Y claro, algunos se lo tomaban peor que otros, y no faltaban algunos alborotadores. Afortunadamente el jueves, que será el día gordo (día de pago) no me pillará ahí, por estar de vacaciones. Aunque me temo que esto aún va a colear mucho.

Mi opinión, no obstante, prefiero guardármela, que esto es un medio público y lo puede leer cualquiera. Si alguien quiere conocerla, que me la pregunte en privado.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Chrono Trigger

Sí, es Toriyama.

Consultando casi cualquier lista con los mejores juegos de la Supernintendo es raro que no aparezca el Chrono Trigger. Y esa valoración no es, en mi opinión, infundada sino totalmente merecida, ya que estamos no solo ante uno de los mejores juegos de la SNES sino uno de los mejores juegos del género RPG jamás creado. Y que ahora puedo disfrutar gracias a la pequeña Dingoo.

Gráficamente es un regalo para la vista, con el estilo inconfundible y colorido de Akira Toriyama (el creador de Dragon Ball o Dr. Slump) con unos gráficos que para sí quisieran algunos juegos de plataformas posteriores. La música es otra maravilla, con pistas realmente pegadizas, como la de la impresionante escena del juicio.

Los personajes rebosan carisma y tienen su personalidad y sus historias muy cuidadas, cada uno con sus peculiaridades y sus tramas secundarias. Y el argumento, pues una auténtica maravilla.

No es difícil intuir que con un "Crono" en su título (Crono es también el nombre del protagonista) tendrá algo que ver con el tiempo. Y efectivamente, es una aventura a lo largo no solo del mundo sino de las distintas épocas, con peripecias en la edad media, la prehistoria, el futuro postapocalíptico o evos más allá del tiempo, que siempre queda muy poético.

El manejo es muy sencillo e intuitivo, al estilo de los juegos de ese estilo, con combate por turnos al igual que en la mayoría de las entregas de Final Fantasy pero sin los cargantes encuentros aleatorios que aparecen cada dos pasos. El sistema de avances, pues lo típico; por una parte experiencia, que nos permite subir de nivel, y por otro los puntos de técnica, para aprender hechizos nuevos. Y cómo no, objetos, armas y protecciones que ayuden a "engordar" al personaje.

Un juego que, además, ha envejecido muy bien pese a tener ya sus añitos (es de 1995) y es a día de hoy perfectamente jugable. Hay también disponible una versión para la DS, de la que circula una traducción al castellano, aunque no conseguí que me funcionara.

Existe también una secuela, Chrono Cross, aunque carente ya, al menos en el aspecto gráfico, del encanto del Chrono Trigger.

Los personajes

domingo, 19 de diciembre de 2010

El lago de los cisnes (sobre hielo)

En ocasiones veo cisnes.

El lago de los cisnes es una famosísima obra de Piotr Tchaikovski en la que un príncipe se quiere tirar a un pato, o algo, y que ayer acudí a ver en su versión sobre hielo en el Teatro Arriaga.

Podría tirarme horas escribiendo sinónimos de espectacular (o al menos hasta que se me terminaran los sinónimos) y me quedaría corto. El espectáculo, llevado a cabo por el grupo ruso Imperial Ice Stars, compuesto por expatinadores olímpicos es un regalo para la vista, de una belleza visual y sonora difícilmente olvidable.

La única pega que le pongo es que tal vez se hacía un poco largo (2 horas y cuarto casi), y que al no conocer la historia me era un poco difícil seguir el argumento. Aunque bueno, la historia es sencillita: Mago convierte a princesa en cisne, príncipe casadero se va de caza y ve a princesa (que de noche sí tiene forma humana) y se enamora de ella. Mago teme que se rompa el hechizo si se enamoran y hace que su hija seduzca al príncipe. Príncipe derrota al mago y se rompe el conjuro. Son felices para siempre y comen langostinos, que comer perdices se consideraría canibalismo para la princesa.

Ah sí, y entre medias sale un torero bailando (verídico)

Y para deleite visual, un vídeo de este espectáculo de danza:


sábado, 18 de diciembre de 2010

Dominion

El juego

Si no has jugado a Dominion, es porque probablemente no te gusten los juegos de cartas no coleccionables. Y si te gustan y no lo has probado, no sabes lo que te pierdes porque este juego sea probablemente lo mejor del género.

Dominion es un juego de cartas dinámico, en el que componer la baraja forma parte del juego, de forma que las cartas que vas comprando sirven a su vez para comprar otras cartas que, a su vez, sirven para conseguir cartas y a su vez conseguir otras que... te permitan ganar la partida. Todo un ejercicio de logística y en el que además es francamente complicado que haya dos partidas iguales.

¿De qué va Dominion?

Cada jugador tiene que ir construyendo su reino, que se representa por su baraja, y tiene que ir obteniendo recursos para al final de la partida sea el que tiene el reino más glorioso (puntos de victoria)

¿En qué consiste?

En Dominion hay esencialmente 3 tipos de cartas (técnicamente 5, más un 6º en la expansión Terramar, pero nos quedamos con las 3 básicas); [Amarillas] Tesoro: el dinero que permite comprar cosas; [Grises] Acciones: el meollo del juego, lo que nos permite hacer cosas y [Verdes] Victoria: esas molestas cartas verdes que durante la partida no sirven para absolutamente nada pero que al final es con lo que se gana.

Dinero tenemos de tres tipos: Cobre (1), Plata (2) y Oro (3), mientras que Victoria tenemos Finca (1), Ducado (3) y Provincia (6) También estarían los jardines, pero esa es especial, o la Maldición (-1), pero ésa no sale siempre.

Y de acciones, ampliaciones al margen, el juego básico tiene 24 (más los Jardines), que son 25 minibarajas de 10 cartas cada unas. (12 los jardines)

¿Cómo se empieza?

Antes de empezar, a cada jugador se le dan 7 cartas de Cobre y 3 cartas de Finca, que tendrá que barajar para componer su mazo inicial, que será de entrada bien finito, pero que luego irá engordando.

También hay que elegir qué 10 acciones se podrán comprar en esa partida, y ese es el detalle que hace que cada partida sea única e irrepetible, ya que las permutaciones son numerosas, y ya si tenemos en cuenta las expansiones, la cifra puede ser realmente alta.

Una vez repartidas las cartas iniciales, y escogidas qué acciones serán comprables en esa partida, se guardan las demás, cada jugador roba 5 cartas de su mazo, y empieza a jugar.

¿Cómo es el turno?

El turno sigue siempre la siguiente secuencia:

-Jugar una acción: Si una de las cartas que tienes en la mano puedes jugarla y resolver su efecto. La casuística es amplia, y no me pondré a explicar cada una, pero sí haré mención a un tipo específico de acciones que son los Ataques que además de producir un efecto beneficioso para el que la juega, tiene efectos nocivos para los demás jugadores.

-Hacer una compra: Con el dinero que se tiene en la mano, y el dinero que hayan podido dar las acciones que se hayan jugado ese turno, se puede comprar una carta. Importante, que la gente al principio se suele olvidar: las cartas que ganas, salvo que se indique lo contrario, no van nunca a la mano sino a la pila de descartes. Pero tranquilo, volverán.

-Descartar lo que sobre: El dinero, tanto el que has usado como el que no, las acciones, tanto si las has usado como si no, los puntos de victoria que tuvieras en la mano y lo que hayas comprado, va todo a la pila de descartes, no te quedas con nada.

-Robar: Te has quedado con tus manos desnudas, como vinieron al mundo, pero eso tiene remedio, ya que en esta fase robas 5 cartas de tu baraja. Y si no hay suficientes, barajas la pila de descartes, formas una nueva baraja con ella y robas de ahí. El mazo se recicla constantemente.

-Pasar el turno: Ahora es el turno del siguiente jugador. Repetir operación.

¿Cómo se acaba la partida?

La partida termina bien cuando se agota el mazo de Provincias, bien cuando 3 mazos cualesquiera (de las cartas para comprar) se terminan. En ese momento, el jugador que esté jugando puede terminar su turno, y cuando acaba se procede a contar los puntos de victoria.

¿Cómo se gana?

Como ya hemos mencionado, hay un tipo de cartas, las de Victoria, que no hacen nada durante la partida, que son un lastre. Pero al final de la partida son las que se tienen en cuenta. Se suman los puntos de Victoria (Fincas=1, Ducados=3, Provincias=6, Jardines=1 por cada 10 cartas que tenga tu baraja) y el que tenga más gana.

Por eso es importante encontrar el equilibrio y saber diseñar un buen mazo. Si te lanzas pronto a comprar puntos de victoria, te encontrarás con que tu mano se compone de cartas verdes que solo te obstaculizan, y si te centras demasiado en comprar acciones y dinero, olvidándote de los puntos de victoria, te puedes encontrar con que se ha acabado la partida y eres el más rico del cementerio.

¿Cómo consigo cartas?


Todas las cartas de Dominion, todas, incluyendo tesoro, tienen un coste (abajo a la izquierda), y se pueden adquirir comprándolas (sin perjuicio de acciones que te permitan obtener cartas de formas distintas) Un fallo frecuente suele ser pensar que una acción que dé "+2 dinero" dé una carta de plata. No, amigos, ese +2 sería un +2 de dinero, pero solo para las compras que se hagan en ese turno.

¿Cuánto dura una partida?

Las partidas de Dominion, y ahí reside también su atractivo, son cortas. Es fácil jugar una en 15-20 minutos (incluso menos) y es bastante raro que una partida se prolongue hasta más allá de la media hora, lo que unido al factor de disposición variable de cartas hace que la rejugabilidad de este juego sea máxima.

¿Hay expansiones?

Sí, actualmente hay 3 expansiones, y está por salir una cuarta (Prosperidad)

Personalmente, las mejores son las dos primeras, "Intriga", con un montón de cartas interesantes y la posibilidad de jugar a 5 jugadores (el básico es para 4) y "Terramar", con cartas muy jugables, y que intrdoduce las cartas naranjas, con efectos que se prolongan de un lado para otro.

De las otras dos, "Alquimia" tiene alguna carta curiosa, aunque con alguna se pasan de hacerlas demasiado brutas. Además, introduce el concepto de pociones, un tipo de tesoro que sirve únicamente para comprar determinadas cartas, y que obliga a hacer dos tipos de partida, "con Alquimia" o "sin Alquimia".

De la nueva expansión no puedo opinar, pues aún no la he probado, pero por lo poco que he visto de él, me parece que no han andado muy acertados, y que cambiará demasiado el juego. Pero como todo, prefiero ver antes de juzgar.

Luego también está la expansión casera que hice con el Photoshop, cuyas cartas ya serán publicadas aquí.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Goldentusk

Golden geek


Un hallazgo que hice ayer en Internet es Goldentusk, un friki que se dedica a hacer vídeos en los que pone la letra a emblemáticas bandas sonoras para hablar de la película en cuestión.

Así pues, nos habla por ejemplo de Indiana Jones:



Saw:



Lost:



Terminator:



Star Wars:



Regreso al futuro:



Tiburón:



Batman:



James Bond:



Superman:



La pena es que no tienen subtítulos, pero a pesar de ello, y si se conocen las referencias se puede seguir bastante bien la letra.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Eusko-rol

Ahí va la hostia, un txipirón!

¿Quién dijo que la cultura no servia para jugar a rol? Probablemente nadie. Pero lo que tampoco es muy frecuente es poder meter los idiomas en las partidas de rol. No las situaciones en las que los personajes hablen distintos idiomas, sino en las que los jugadores lo hagan, en función del idioma que estén hablando los personajes.

Esto suele hacerse en series y películas, donde si los personajes empiezan a hablar en un idioma que no es el común, los actores también lo hacen y salen los subtítulos, pues salvo que coincida que saltan a un idioma que conoce el espectador (pasa si veo algo en inglés y dicen cosas en español) no se entiende y hace falta.

En los juegos de rol tenemos el problema de que lo de los subtítulos es difícil, y que no todo el mundo conoce todos los idiomas posibles. Pero la ventaja de ser bilingüe (trilingüe si calificamos mi inglés con generosidad) es que se puede recurrir a ciertas técnicas narrativas.

Esto es mucho más efectivo si como en la campaña que dirijo (Las máscaras de Nyarlathotep) coincide que además de mí solo uno de los jugadores sabe euskera, y coincide además que su personaje es el único que habla ciertos idiomas.

Sucedió pues en Egipto, donde debían ir a un villorrio donde nadie sabía inglés, solo árabe. Pasó en Kenia, en las zonas donde había que hablar swahili y pasa ahora que están en china. El euskera pasa a ser árabe, swahili o chino según lo requiera la situación, y se logra el efecto de que el jugador se quede, igual que el personaje que interpreta, asistiendo a una conversación en la que en el mejor de los casos solo pilla palabras sueltas.

La verdad es que esto es difícil, pues tienen que darse las circunstancias adecuadas. Que master y jugador compartan idioma que otros no sepan, y que con los personajes pase lo mismo. Pero si se consigue poner en práctica, la cosa queda bastante chula.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

El tiempo de los erizos

En el futuro no hay futuro...

Año 2137. Algún lugar de la Tierra.

Los motivos se pierden, las causas se difuminan, la Guerra prevalece. La República Unitaria y la Federación de Empresas Libres han estado en guerra desde antes incluso de que muchos de los que ahora combaten nacieran. Unos dicen que la Federación se levantó contra la tiranía de la fascista República, para defender las libertades de los hombres. Otros sostienen que fueron el egoísmo y el ansia de riqueza y poder que proponía el modelo de capitalismo salvaje federal lo que hizo que la República tuviera que parar los pies a una cada vez más poderosa Federación.

Pero eso ya da igual, porque esa guerra hace mucho tiempo que la perdieron ambos contendientes, y ahora la lucha es por sobrevivir.

Las máquinas. Esas malditas máquinas...

El auge militar de la República era enorme, y la guerra parecía abocada a su final. Pero la Federación, contra las cuerdas, hizo uso de su arma más mortífera, a la que llamaron Erizo, una temible máquina voladora, del tamaño de un balón de fútbol, pero con astucia e instinto artificial, y la capacidad de detectar y destruir toda forma de vida enemiga. Escuchar el zumbido del Erizo significaba una muerte segura.

Pero los Erizos no tardaron en tomar consciencia de sí mismos, y pronto el esclavo se rebeló contra el amo, utilizando su siniestro talento contra unos y otros. Si los Erizos hacían distinción entre federales y republicanos, no lo mostraban. Pero lo peor es que eran capaces de aprender y evolucionar, y de extirparse ellos mismos los chips de control y destrucción que les habían instalado los ingenieros de la Federación. Y lo que es peor. Entre las cosas que aprendieron estaba la de crear más formas de vida artificial.

Así, crearon a los Brutos; versiones más grandes y fuertes de los Erizos, menos sutiles y silenciosos, pero temiblemente eficaces como tropas de asalto y capaces de derribar paredes y destruir vehículos blindados. Compartían el talento de los Erizos para detectar y destruir toda forma de vida humana. Y su temible zumbido.

Mientras tanto, la poca población que queda en la Tierra, aún inmersa en su guerra, se atrinchera para defenderse del enemigo, apurando los últimos sorbos de una jarra vacía de esperanza.

En el futuro, no hay futuro...

martes, 14 de diciembre de 2010

Chiqui

Wof!

Chiqui (que no Txiki) es el nombre que ha puesto mi padre a la perrita, una Schapendoes holandesa de apenas 6 semanas que aterrizó el domingo en su casa y que yo he podido ver hoy por primera vez.

La verdad es que no soy muy fan de los perros, pero lo cierto es que el bicho con sus monerías era una auténtica cucada, correteando por el pasillo y mordisqueando la zapatilla. Una adorable pelotita de pelo con cara de no haber roto un plato pero que a buen seguro romperá más de uno.

Y a mi padre se le caía la baba, claro.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Julián Gayarre

El tenor

Julián Gayarre es un tenor navarro que da nombre a la calle donde me crié y viví casi toda mi infancia, si exceptuamos los 2 primeros años, que transcurrí, creo, en la calle José Olabarría (No sé si es este)

Ahí viví hasta que con 15 años me mudé a la calle Indautxu (entonces Particular de Indautxu) el origen de cuyo nombre no me han sabido decir ni en el Ayuntamiento ni en Euskaltzaindia, y de allí me fui a la actual calle Olite (un pueblo navarro)

Todo esto viene a colación porque ayer estuve dando un paseo matutino, que me llevó precisamente a la vetusta urbanización de Julián Gayarre, con sus paredes de ladrillo y su suelo de gastado alquitrán. Sus paredes pintadas con tiza y esos cascados portales de madera.

Algunas cosas muy cambiadas pero otras tal y como las recordaba. Las sensaciones me invadían al acercarme, al andar por ese parque Europa en el que tantas tardes jugué, al pasar por la calle que antes era un pedregal y al ver casas donde antes solo había hierba.

Tampoco eran pocos los recuerdos que afloraban al posarme bajo la que fue mi ventana, o la de la oficina desde la que mi padre obsequiaba con su música de guitarra a todo el vecindario. Es curioso ver cómo una pintada, la que nos muestra una chica mirando de perfil, grabada con tiza hace más de 18 años, permanece testigo del paso del tiempo.

Tuve también la suerte de que un vecino dejara abierta la puerta del portal, lo que me permite colarme dentro y volver a subir en ese ascensor, icono entonces de lo prohibido (comprensible si se tiene en cuenta que cuando vivía allí yo no tenía edad de usarlo solo) y ver que es exactamente el mismo, con sus arañazos en la plaquita de seguridad, o las pegatinas entre pisos que pegábamos los niños cuando aún no había puerta de seguridad.

Llego al segundo piso, y me recreo contemplando la puerta B. Solo es una puerta, pero impregnada de recuerdos. Y al ver las múltiples rayaduras de la cerradura me veo a mí mismo de niño aprendiendo torpemente a usar la llave.

Bajo y veo en los buzones nombres, muchos de los cuales recuerdo. Algunos se fueron, otros siguen. Y después de la sesión de voyeurismo introspectivo a mi propio pasado emprendo la ruta por el parque que me lleva de nuevo a mi actual casa.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Perry el Peluche

Australiano mamífero...

Regalo adelantado de navidad. Si este ovíparo peluchil no es motivo de presumir, no sé qué lo es. :P

viernes, 10 de diciembre de 2010

Achtung Spionen!

La guerra nunca fue tan divertida

Antes de meterme en materia debería hablar del Wolfenstein Enemy Territory, un FPS (disparos en primera persona) al que hemos solido jugar bastante en lanparties y que tiene por escenario la Segunda Guerra Mundial. En este juego uno de los equipos es el bando aliado y el otro son los nazis, y tienen que dispararse con alegría mientras uno de ellos intenta llegar al objetivo y el otro impedirlo.

Al igual que muchos otros juegos del estilo, hay "profesiones", tipos de personajes que se pueden elegir, con sus armas y habilidades propias, y hoy me centraré en el espía "Special Ops", por ser el generador de muy divertidas anécdotas. Este espía, por poner en antecedentes, cuando ve un enemigo derribado puede acercarse al cuerpo y robarle la imagen y el nombre, con lo que si yo mato a Pepito14, todo el que se cruce conmigo me verá en su pantalla como Pepito14.

Explicado esto, puedo pasar a mentar algunas de las más gloriosas hazañas del espía en territorio enemigo.

Bravo, Mortadelo

Érase una partida en la que jugando con el espía derribé al insigne "Teniente Ginkler" y haciéndome pasar por él me colé en su base. Cuando Ginkler hubo vuelto a la vida (vulgo, respawneado) se fue directo a defender su posición y a vigilar que no entrara nadie. Con tan mala suerte de que agarrado a su ametralladora de posición me vio colarme, y en ese momento grita a sus compañeros "¡Eh, que se cuela uno en la base!" solo para al de un rato suspirar de alivio y gritar "Ah, no, que soy yo". Para cuando se dio cuenta de su error, una bala de mi pistola ya le daba las buenas noches.

La instrucción letal

En la misma partida tuve a bien eliminar y clonar al soldado Kulebril, que con perspicacia gritó a sus compañeros "Si me veis disparadme, que soy un espía". Pero algo debió de fallar porque segundos más tarde ya gritaba "¡Ay, ay, pero a mí no!"

Besito de buenos días


El mismo soldado Kulebril adquirió en esa misma partida la costumbre de saludar con un disparo a sus compañeros, en previsión de que fueran espías. Lo que la mayoría de las veces desembocaba en un linchamiento popular. Para solaz de los verdaderos espías.

Muerte al traidor

Iba yo con mi disfraz de nazi hacia la base de los nazis, cuando de pronto me encontré con todo el bando nazi al completo. Parecía evidente que si todos iban en una dirección, ese nazi que se cruzaba con ellos hacia su base era un traidor. El único que pareció darse cuenta fue el soldado Decoril, que al ver a su propio yo me disparó.

la consecuencia lógica es que todo su equipo dedujo que si un nazi había disparado a otro es porque era un espía. Así que me fui alegremente mientras lo linchaban sin misericordia.

Camina godo

Aún no había conseguido disfraz, y el otro espía tampoco. Pero pudimos oír los gritos de los enemigos, acusándose unos a otros de ser el espía, y cuando nos acercamos un poco más los vemos corriendo en círculos y disparándose los unos a los otros. Camino expedito.

Lo más gracioso es que esta última sucedió también en una ronda en la que ninguno de mi equipo era espía.

Yo... soy... de tu equipo...

Una no tan gloriosa fue la vez en la que siendo aliados emulábamos el desembarco de Normandía. En aquella partida me colé por un lateral y vi a un nazi que me miraba con curiosidad. Uniforme nazi, enemigo, ¡bang! El reflejo inicial de dispararle era hasta cierto punto lógico, pero por alguna razón, y pese a que me hacía señas de que no le disparara, le vacié el cargador encima y vi que efectivamente era un espía de mi equipo (Baldrick) y que había echado a perder su misión de infiltración.

Y estas son las que recuerdo.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Megamind

Superman, Brainiac y Lois Lane

Divertidísima película de animación de Dreamworks sobre superhéroes, pero contada desde el punto de vista del villano, Megamind.

Megamind es un alienígena azul y cabezón pero extremadamente inteligente, que ve su némesis en el héroe de Metrocity, Metroman, a cuya sombra ha estado desde que llegó a la tierra.

Finalmente, tras muchos intentos, consigue deshacerse de "Perfectito", como él lo llama y dominar la ciudad. Pero se da cuenta de que queda un vacío en su vida, así que decide crear un héroe, Titan, al que poder enfrentarse. Pero pronto verá que el tiro le ha salido por la culata.

La película, como es de esperar, tiene bastantes gags muy graciosos y los personajes rebosan carisma. Siendo además fácilmente reconocibles sus paralelismos. A destacar también el carismático Esbirro, fiel acompañante de Megamind, y el Padrino estelar, doble guiño a Marlon Brando.

El aspecto visual es excelente, aunque esto ya no sorprende a nadie, y la banda sonora es espectacular, con pistas de AC/DC o los Rolling Stones animando el cotarro.

Y cómo no, con coñas que los niños nunca entenderán (bueno, cuando sean algo más mayores, claro)

¡Metrócity tiene un nuevo héroe!

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Cilantro


No tiene sentido, no se lo busquéis.

Este vídeo pertenece a un capítulo de Padre made in USA (American Dad) y es del tipo de vídeos que no tiene ni puñetera gracia las primeras 10 veces que lo ves, pero que luego no te puedes quitar de la cabeza.

La guasa está también en que la canción original es la que suena, en castellano. Como apunte señalaré también que hay un momento en que hace referencia al "Queso del Diablo", lo que según mis pesquisas es una alusión a la cocaína.

Y cómo no, es una música ideal para persecuciones.

LETRA:

El perro, el perro es mi corazón
El gato, el gato, el gato no es bueno
Cilantro es cantante
Cilantro es muy famoso
Cilantro es el hombre con el queso del Diablo

El perro, el perro nunca sin razón
El gato, el gato, el gato es obsceno
Cilantro es caliente
Cilantro es cariñoso
[inaudible] mejor que su esposo

martes, 7 de diciembre de 2010

Regreso del puente

Hasta él se quejó del frío

Ya de vuelta en Bilbao, procedo a reseñar el frío fin de semana transcurrido en Lodosa. Ya el viernes mi llegada a Pamplona era acompañada por una soberbia nevada que al día siguiente tenía los coches con gruesas capas de nieve.

Llegamos a Lodosa, donde el frío hiela la sangre, y procedo a comprar unas botas nuevas, pues hábilmente me había traído las ajadas zapatillas que uso para ir al gimnasio, que eran un jodido colador para el agua.

Durante el día ni tan mal, apiñaditos en el salón, jugando a juegos de mesa (Galactica, Noviembre Rojo, Cifras y Letras, Catán, Dixit, Bang, Buzz It y algunos al Poker) y comiendo cantidades ingentes, ya que comida precisamente no faltaba. Haciendo unas risas y pasándolo bien.

No se puede decir lo mismo de la noche, ya que las habitaciones de arriba no tienen calefacción, y a pesar de la estufa, los 4 grados bajo cero (4 sillas de frío) impiden dormir bien, y no pego ojo en toda la noche. Al día siguiente, viendo que la única estancia medianamente habitable es el salón, optamos por atrincherarnos ahí, cual si de una crisis zombi se tratara. Y dormimos la segunda noche en el mismo salón, bastante más cómodamente.

El sábado a la noche algo de alcohol, que siempre se agradece para entrar en calor, pero algo me sienta mal y decido dejar pronto de beber. Me hago viejuno y tal.

Ayer vuelta a Pamplona, donde no contentos con el festival de juegos de mesa, quedamos otra vez para jugar al Kraghmorta y al Bang hasta altas horas de la madrugada. Y hoy ya, de vuelta en Bilbao.

sábado, 4 de diciembre de 2010

En Lodosa


Escudo de Lodosa


Este fin de semana que nadie me busque en Bilbao que no voy a estar ahí, sino en Lodosa, donde pasaré el fin de semana a unos deliciosos 4 grados bajo cero. Volveré a Bilbao el lunes o el martes, si no me congelo antes.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Con stylus

Wanted

Mi móvil es un bonito Nokia 5800 de pantalla táctil que adquirí en enero, y que usa para interactuar con la pantalla un palito (stylus) como el que se ve en la foto, sin el cual suele ser algo incómodo hacer nada. Sobre todo cuando mis dedos morcillosos tratan de apretar las diminutas letras para escribir mensajes.

Resulta que hace cosa de un mes, en Halloween, después de muchas tentativas frustradas se me acabó perdiendo el palito, y tras estar un mes sin repuesto, aunque me había acstumbrado a ello decidí tomar cartas en el asunto y comprar otro.

En la tienda de Vodafone no vendían, así que me fijé en una tienda de tecnocosas regentada por chinos, y allí sí tenian, aunque por un precio un poco abusivo. 5 eurazos del ala. Pero bueno, eso que ganaba en comodidad.

Mas lo bueno, si breve, dura la mitad. Y el miércoles, día 1 (justo un mes después de la pérdida del anterior) saco el móvil del bolsillo y veo que Stylus II "el efímero" ha tenido a bien emular a su antecesor y alejarse desgarradoramente de mi vida.

La necesidad de un stylus y la cabezonería de "por mis cojones que yo no me quedo sin batuta telefonil" han derrotado a mi sentido del ridículo y hoy he ido a la misma tienda, donde me ha atendido una persona diferente. Desventajas; se ha tirado un rato largo buscando palitos, en la misma bolsa una y otra vez. Ventajas; me ha cobrado 3 en vez de 5.

Ignoro si se ha confundido hoy o si me timaron el lunes, pero en todo caso 3 euros era un precio más que razonable por ese palitroque, y tampoco me iba a poner a discutir. No sea que me dieran la razón.

Moraleja: en previsión de que Stylus III pudiera ser también víctima del síndrome del día 1, en Nochevieja mejor me lo dejo en casa.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Harry Potter y las reliquias de la muerte. Round 1

Wingardium Leviosa

Nuevamente película de Harry Potter (después de esta solo falta otra) y nuevamente a comentarla por aquí.

Otra vez vuelvo a decir lo mismo, que no he leído los libros y no puedo juzgar su grado de fidelidad, sino la película como tal. Y toca decir que no haber leído los libros puede haber influido en que a veces no me enterara muy bien de lo que pasaba. O tal vez eso era cosa de la narración, un tanto chapucera y a trompicones, que se saltaba cosas importantes y luego dedicaba planos a otras más prescindibles.

Es una película de altibajos, con momentos aceptables (el Ministerio de Magia, que parecía una partida de 2084), algunos muy buenos (el cuento de las reliquias) y otros sencillamente infumables, que hacen que el espectador se pregunte si está viendo un remake de crepúsculo (el baile de Harry y Hermione o el lago de la espada) o si es un anuncio de Pantenne (la efímera aparición de Snape). Pero lo peor es que hay elementos que parecen importantes para la trama, y que pasan totalmente desapercibidos (la muerte de cierto buho) o se difuminan (el ministro de magia)

En líneas generales es mejor que la anterior, lo cual no era tan difícil, pero sigue siendo bastante floja, lejos del nivel de las primeras. Veamos si con la última película consiguen salir a flote y dar un final digno a la saga.