miércoles, 28 de julio de 2010

A Beijing‏


Escribo desde Tianjin, donde estaré hasta mañana, que me voy a la capital de la República Popular China, donde ya estuve ayer pasando el día (estamos a media hora en tren) y procedo a hacer un breve y desestructurado resumen de los hechos.

De Shanghai un tren rápido y maravillosamente cómodo nos trajo a Tianjin por la noche, donde llegué dolorido y magullado (por la cosa de haber estado el día anterior con los bultos a cuestas) y donde pude descansar algo, para tener un día de relativo relax, y disfrutar de una cena con chinos autóctonos, aunque debido a problemas estomacales que por el bien de los lectores no pienso relatar con detalle no pude disfrutar mucho, y solo diré que añoro de España los retretes de taza.

Ayer, como he anticipado, un viajecito a la capital, donde vimos el Templo del Cielo y el Palacio de Verano, bajo un calor sofocante, que me hizo sudar como un polluelo, pero que seguro que me vino bien para perder algún kilo, ya que además, los días de calor en los que ando mucho, son los que menos hambre tengo, y en los que menos como.

Hoy el plan es Tianjin, para un poquito de relax y mañana a Beijing, donde estaré un par de días, contando con la visita a la Gran Muralla (que todavía no he visto) y ya el 31 a la noche, un vuelo para Barcelona, vía Moscú.

Y de paso, aprovecho para escribir un poco, que las partidas de rol en vivo no se escriben solas.

domingo, 25 de julio de 2010

Dejando Shanghai‏



No me extiendo mucho, que me echan del hotel. En resumidas cuentas, anteayer vi la Expo, donde me sentí como un oso panda, un reclamo publicitario más, con el que los turistas locales querían hacerse fotos, ayer shanghaizando un poco, con interminables regateos en chiringuitos para comprar cosas y altos rascacielos.

Hoy, acuario, más rascacielos y bazares, y tren a Tianjin.

jueves, 22 de julio de 2010

En Shanghai


Brevemente, pues tampoco tengo tiempo ni una conexión a Internet de verdad, lanzo un avance de las cosas que he ido haciendo.

De Tianjin, tras el choque cultural y térmico, y un par de días, sobre los que ya me explayaré más, un tren de 19 insufribles horas a Xi´an, donde pudimos ver los guerreros de Terracota, y donde la pena fue no estar un día más, ya que habríamos podido ver osos panda de verdad. Si bien habida cuenta de que es el mamífero más letal para el hombre, casi mejor. Pero sobre Xi´an, de sus pagodas, de su barrio musulmán con bazar y mezquita ya me explayaré más en otro momento.

Y hoy a la mañana, madrugón y al aeropuerto (cuyos baños, por sí solos, merecerían una entrada ignominiosa) donde hemos tomado el vuelo para Shanghai. Y aquí estamos, en la Nueva York china, cuyo skyline es simplemente impresionante, con rascacielos de todos los tipos y formas. Casi hasta me pareció ver superhéroes saltando de edificio en edificio.

En otro orden de asuntos, a la carencia de Facebook se une ahora la de Hotmail. Es gracioso, pero hotmail funciona perfectamente a todo el mundo menos a mí. y no, no es que me dé error la cuenta, ni que me diga que he metido mal la contraseña. Sino que me intento loguear y directamente el navegador se bloquea. En fin, no es el primer incidente que tiene mi cuenta de hotmail con China. Vaya, que si me tenéis que decir algo, gmail, por favor.

También se unen al parte de heridos la cámara de fotos, que ha decidido generar un inexplicable rayón en la pantalla, comiéndose el 30% del visor. Y un porcentaje de mis neuronas, ya que "alguien" me obligó a ver la tercera de Crepúsculo, con subtítulos en chino.

Permanezcan atentos a más noticias.

lunes, 19 de julio de 2010

Viaje y llegada a China


Desde tierras muy orientales escribo, mediante escriba, la entrada.

Mi periplo comienza con el autobús nocturno a Madrid (viaje que hago totalmente dormido), y ya en la estación de autobuses me encuentro con el primer gilipollas. Resulta que veo una pareja que tambié va a Barajas, y cuando voy a proponerles compartir taxi, el taxista, de malos modos me salta con "oiga, apaños como ése no se permiten, le invito a coger otro taxi". Por no discutir, y por no decirle por dónde le invito yo a meterse el taxi lo dejo correr y cojo el siguiente, que me deja en Barajas a eso de las 3 de la madrugada.

Toca esperar estoicamente, y la pronta llegada me permite ser el primero de la cola. Susto cuando no me encuentran a la primera (estaba sensible con el susto del jueves) pero lo solucionan pronto.

Llegado a Bruselas doy en juntarme con un tal Jesús, un tipo bastante simpático que también vuela a Beijing, y nos pasamos la mañana charlando y hacemos una visita a Bruselas, ciudad que él conocía por haber vivido ahí, por lo que me hace de guía.

Tras esperar unas cuántas horas, el vuelo a China, donde tengo la suerte de pillar asiento junto a salida de emergencia (en principio no me correspondía sino ventanilla, pero ponerle ojitos tiernos a la azafata me ayuda) aunque no la suerte de dormir, por lo que aprovecho para verme dos películas; Los Simpsons (ya comentada aquí) y Kung-Fu Dunk, una graciosa comedia china sobre unos monjes shaolin que juegan a baloncesto (vamos, un Shaolin Soccer pero con canastas en vez de porterías) y tras 9 horas de vuelo (que sumado a lo anterior hace ya unas cuántas) llego por fin a Beijing, donde me viene a recoger un taxi, que me conduce por fin a mi destino en Tianjin, donde por fin he podido dormir..

De Tianjin ya hablo otro día.

viernes, 16 de julio de 2010

A China que me voy.

A por el preciado tesoro oriental

La cuenta atrás ya termina, pero hoy por fin comienza el viaje a China. Aunque no será sencillo, corto ni cómodo, puesto que hoy a las 22:00 me subiré a un autobús rumbo a Madrid. Allí llegaré sobre las 2:45 y tendré que ir a Barajas, donde 4 horas más tarde tomaré el avión a Bruselas.

A la capital belga llegaré sobre las 9 y tendré que permanecer allí cerca de 6 horas, hasta que salga el avión con destino a Beijing, que serán unas 8 horas más. Y una vez en Beijing, donde me vienen a recoger, dos horitas hasta Tianjin.

¿Casi nada, verdad?

Pero hay cosas peores que las esperas y los viajes largos, y son los sustos, como el que me llevé ayer, cuando me metí en la web para hacer el checking online. Best2fly me da error. Primer susto.

Pruebo a meter los datos de distintas maneras. Error de todas las formas. Me meto en Air Bruselas. No me reconoce.

Sudores fríos.

Llamo al teléfono que viene de referencia de Best2fly (un bonito 902) y al primer intento, un escalofriante "Telefónica le informa de que actualmente no hay ningún abonado con ese número". Canguelo supremo.

Sigo intentando en ambas webs de todas las maneras posibles. Nada. Vuelvo a llamar a Best2fly, y esta vez me sale el hilo musical, con una sintonía muy de película porno, con una voz que me repite constantemente que todos sus agentes están ocupados, y que permanezca a la espera.

Subido a una pared, intento llamar una y otra vez. Lo de llamar lo consigo. Lo de que me cojan... otro cantar.

Finalmente me cogen y una voz al otro lado me dice que está correcto, pero que para mirar en la web de la compañía aérea tengo que meter otro identificador, que compruebo y... suspiro de alivio.

Lo malo es que no he conseguido hacer el checking online ni imprimir el billete electrónico, ni por tanto elegir sitio. Pero bueno, ventajas de ir al aeropuerto con tanta antelación.

Por lo demás, comunico a mis lectores que en China no tendré acceso a Blogger, por lo que no podré actualizar hasta que vuelva. Pero eso no significa que el blog no vaya a tener entradas, ya que he delegado en un par de personas para que publiquen las entradas que si puedo iré mandando por e-mail.

Sed malos, que ser buenos es aburrido.

jueves, 15 de julio de 2010

Agur, Bilbao Basket

No estaré ahí.

Después de darle muchas vueltas ayer por fin tomé la decisión, y me fui a las oficinas del Bilbao Basket a comunicarles mi decisión de no renovar el abono, por lo que después de 6 temporadas como abonado, la temporada 2010/11 no estaré.

La verdad es que me da un poco de pena, pues este equipo me ha dado muchas alegrías y momentos buenos, con las victorias agónicas, los viajes para seguir al equipo, los momentos groupie con los jugadores, la Piña... Pero poco a poco la ilusión por el Bilbao Basket, como ya he comentado por aquí varias veces, se ha ido diluyendo, y era consciente de que si renovaba este año el abono, posiblemente iba a ir a muy pocos partidos. Y me sale más a cuenta sacarme la entrada cada vez que vaya que pagar el abono, desde luego. El año pasado creo que acabé yendo a 7 partidos.

Además, con el cambio de pabellón no me gustaba nada la localidad que me asignaban. Tanto en la Casilla como en el BEC yo tenía un asiento en primera fila, que en Miribilla se convierte, por arte de birlibirloque en una cuarta fila, y mucho más escorada. Naturalmente, esto no ha sido un detalle que pesara mucho, pero sí, al igual que la marcha de Salgado, una gota que ha colmado el vaso y que ha terminado de inclinar la balanza al "no sigo".

Eso sí, que nadie se piense que esos son los motivos. De hecho, es posible que aunque siguiera ilusionado con el equipo hubiera tomado igualmente la decisión de no abonarme, por factores ajenos al baloncesto, que me harán ir muchos fines de semana afuera de Bilbao. Pero eso no quita que, en efecto, mi ilusión por el equipo fue muriendo.

Y fue muriendo por el tan ansiado por algunos crecimiento. Es obvio que el Bilbao Basket ha ido creciendo, de ser casi un equipo de pueblo, a ser uno de los referentes en la ACB, con todo lo que ello implica; jugadores mejores, pabellón más grande, competiciones europeas... pero el crecimiento tiene su precio, y es que se pierde la esencia de equipo pequeño. Y personalmente me di cuenta de que disfrutaba más cuando era un equipo que peleaba por no bajar, cuando los partidos importantes no eran los del Real Madrid o el Unicaja, sino los del Murcia o el Granada, cuando cada victoria sabía a gloria y las derrotas no suponían un drama. Cuando los jugadores eran accesibles y se podía charlar con ellos al acabar el partido. Y por supuesto, cuando jugaban en el pequeño y céntrico pabellón de la Casilla, donde uno se podía sentar a unos pocos pies de la pista.

Todo eso no volverá, y el crecimiento del equipo trae otras cosas. Como ya he dicho, mejores jugadores, Europa, posibilidad de ganar algún día el título... pero si el precio del crecimiento es ése, yo no lo quiero. Y no puedo decidir que el Bilbao Basket sea lo que era hace 6 años, pero sí puedo elegir bajarme del carro. Ya hace un año estuve a punto de tomar esta decisión, cuando mandaron al equipo al BEC, pero seguí con la esperanza de que la ilusión volviera al volver el equipo a Bilbao. Pero este año me ha servido para descubrir que hay vida después del baloncesto.

No diré que esto ya no es el Bilbao Basket, porque sería una estupidez, pero sí diré que esto ya no es mi Bilbao Basket.

miércoles, 14 de julio de 2010

El dedo de Stalin

Comrade Sam needs you!

En la frontera ruso-finlandesa (entonces soviético-finlandesa) se alza el pueblo de Svetogorsk (Enso en finlandés), pertenenciente al Oblast (provincia) de Leningrado, y por lo tanto, territorio ruso. Y el porqué de esto, así como de la curiosa forma que traza la frontera en ese territorio tal vez podría encontrarse en la siguiente historia, que se suele contar por Finlandia. Una historia que conocía hace mucho, pero que no recordaba exactamente dónde era, ni a quién pertenecía el dedo en cuestión.

Nos remontamos a los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, y más concretamente al armisticio entre ambos países, que se reunieron para delimitar las nuevas fronteras. Stalin exigía para la U.R.S.S. la ciudad en cuestión, poniendo su dedo sobre el mapa, de forma que el cartógrafo de turno, posiblemente temeroso de la proverbial mala leche del camarada, no se atrevió sino a bordear con sus aparejos el dedo, trazando así una línea nada recta y dando origen al nombre de esa franja de tierra que los finlandeses llaman "el dedo de Stalin".

Verdad o no, la historia tiene su gracia, y aunque perfectamente podría no ser más que una leyenda urbana, originada por una novela de Desmond Bagley, es una bonita historia para explicar la división territorial que atañe a Enso/Svetogorsk.

"Yo iré haciendo así con el dedo, y si el cartógrafo lo bordea, será culpa suya".

martes, 13 de julio de 2010

Moscas, agujeros y F5

¡Argh!

Ayer estuve bastante rato en casa, de hecho tuve que gastarme medio día de vacaciones y entrar a trabajar a las 12, y no porque estuviera de resaca por las celebraciones post-partido, sino porque ayer emitían el primer episodio de la nueva temporada de esa pesadilla doméstica que es tener obras en casa. Concretamente el bulto del salón, que ayer vino el carpintero a visitar, con la consecuencia de un bonito boquete en el hall (parecido al del año pasado) y la incertidumbre de no saber hasta cuándo estaré así, y sabiendo que la cosa va para largo y lo peor está por llegar.

Pero no fue eso lo peor, ya que una comunidad de pequeñas moscas ha tenido a bien instalarse en mi casa y cada vez que iba al cuarto de baño me encontraba al menos a uno de estos pequeños dípteros, con su vuelo lento y errático. Y aunque eliminar una es tarea fácil, deben de ser moscas ninja, ya que por cada una que matas, otra ocupa su lugar. Cansado de los manotazos y aplastamientos diversos, opté por tácticas nacional-socialistas y a embadurnar el baño de insecticida, especialmente desagües, por si estos molestos alados gustan de la humedad. Que entiendo que es verano, pero no me hace gracia que elijan mi domicilio como destino turístico.

Pero no todo iba a ser malo, ya que ayer, tras el fallido intento del sábado, era día de efecincos, la pugna por las ansiadas plazas para las jornadas Tierra de Nadie, siendo el resultado francamente positivo, ya que no solo yo me hice con tan preciada plaza, sino que hubo pleno entre mis amigos de Bilbao. Así que en Mollina estaremos again.

Por último, por si hubiera alguna mosca leyendo este blog, vaya para ellas la siguiente advertencia:

"Eh, tú, estúpida drosófila. Si tú o cualquiera de tus dípteros amigos osa colarse en mi casa, os mataré sin contemplaciones"

lunes, 12 de julio de 2010

¡Campeones!

Foto impensable hace no tanto.

No es que sea yo excesivamente futbolero, pero en los grandes eventos, como viene a ser este mundial, que por si alguien no se ha dado cuenta, ha ganado España, sí que suelo seguirlo un poco más, ya que una vez cada 4 años, no hace daño.

Si encima le sumamos que por primera vez en la Historia, España ha ganado un mundial de fútbol, tenemos que el de ayer no era un partido cualquiera, y componentes no faltaban para la emoción. Así que, siguiendo el rito de quedar con amigos para ver el partido (pues ver el fútbol solo se me hace muy aburrido, no lo concibo sin ese componente de engorilamiento gregario que tiene, y curiosamente el único partido que he visto en soledad fue la derrota ante Suiza) y de disfrutar y sufrir en compañía, en un bar repleto hasta la bandera de aficionados a la selección.

Del partido en sí, del gol de Iniesta, de las agresiones holandesas (ayer más "Barrios bajos" que países) del sorprendente arbitraje, de las intervenciones de Casillas, dentro y fuera del campo... ya hay bastante escrito y más que habrá, por lo que me centro en los pequeños detalles, en la sensación agradablemente surrealista de no saber qué era más sorprendente, si ver a España ganar un mundial de fútbol, la plaza Moyúa abarrotada por hinchas de la selección o que sonara el himno en un bar de Pozas.

Desde luego, me quedo con los gritos del ansiado gol, estar conteniendo la euforia 115 minutos y soltarla de golpe... orgásmico.

También disfruté cuando al salir del bar me encuentro el suelo lleno de los inevitables papelitos de los antis resentidos, afirmando con la boca grande "yo paso de la roja". Caballeros, son ustedes libres de estar en contra de lo que quieran, yo a nadie le obligo a alegrarse por nada, pero quiero señalar lo absurdo que me parece. Yo paso de la Fórmula 1 y no me verán repartiendo papelitos en los que diga pasar de Fernando Alonso.

Y tras el partido la celebración. Moderada, que hoy es lunes y tocaba madrugar, pero espectacular ver la Plaza Moyua lena, sí LLENA, de gente celebrando con alegría el histórico triunfo, con gritos de "Ari, ari, ari, Iniesta Lehendakari", y bocinas de coches que se oyeron hasta bien entrada la madrugada.

Vale, un mundial de fútbol no hará que se acabe la crisis, ni que baje el paro, ni que me descongelen y repongan el sueldo, ni que agilicen las obras de mi salón, ni nada de eso. Pero tampoco va a hacer que empeoren, y por cuanto yo sé, alegrarse no es malo. Y desde luego, me alegro por dos cosas. Una, porque mi equipo ha ganado el mundial, y dos, por todos los antis porculeros que no solo querían que perdiera España (cosa totalmente legítima) sino que se dedicaban a hacer gala activa de ello. Todos aquellos que han sido suizos, hondureños, chilenos, portugueses, paraguayos, alemanes y ayer holandeses, sin saber ni un jugador de estos países.

Y porque, qué cojones, alegrarse es gratis.

domingo, 11 de julio de 2010

Tirolinas 2.0

A falta de foto grupal, autofoto.

Igual que hace un año, ayer repetimos el plan de ir a Santander a tirarnos de árboles en marcha, debidamente ataviados con arneses y cuerdas, eso sí. Ir cual simio de árbol en árbol, por puentes, escalas y lianas varias, con esfuerzo en ocasiones extenuante para trepar a determinadas cotas.

Puedo decir, con orgullo, que mi participación este año fue bastante más decorosa que la del año pasado, y que podía para mi sorpresa trepar con una cierta agilidad las cuerdas y ser capaz de no esmorrarme en todas las tirolinas. Admito que en la larga (240 metros) perdí el control y aterricé sobre el hombro izquierdo, pero en las demás conseguía aterrizar de pie y todo. Y no fui presa del atrapamoscas como el año pasado. Todo un lgoro para mí. Eso sí, de las agujetas no me libro.

Al agua, patos.

Y al igual que el año pasado, tras la actividad arbórea un relajante baño en la playa, disfrutando de las discretas olas y el calorcete veraniego, para volver luego a Bilbao y tomar un merecido descanso.

Por si alguien quiere saber más sobre este sitio:
http://www.forestalpark.com/santander/index.html

viernes, 9 de julio de 2010

BBK Live

Insomnio patrocinado por BBK

Este ya tradicional festival de música empezó ayer, y como siempre, trae un cartel de lo más goloso para los aficionados a los conciertos, con grupos como Pearl Jam y Rammstein, a los que es difícil no conocer, aunque sea de oídas.

Todo un regalo para los amigos de los conciertos, y la oportunidad de ver en Bilbao los buenos conciertos que suelen escasear en la Semana Grande, conciertos, estos del BBK Live, que colocan a Bilbao en el mapa del panorama musical.

3 días de conciertos a cascoporro, en los que mucha gente se reúne en Kobetamendi para disfrutar del espectáculo y la compañía de sus amigos.

Particularmente es una afición que no comparto, no soy nada fan de ir a conciertos, así que obviamente no estuve en Kobetas ayer.

Pero eso no impidió que yo participara de la fiesta, cuando a medianoche el calor y el ruido del concierto de Rammstein, retumbando en los edificios altos de la ciudad, como viene a ser el mío, se conjuraran para negarme mi merecido y reparador sueño, no permitiéndome dormir hasta bien entrada la una de la madrugada, con el consiguiente estado zombi que presentaba yo hoy a la mañana a la hora de levantarme y hacer mis labores.

Sí, es una afición sana, solo son tres días y no me voy a morir porque un día al año el ruido no me deje dormir bien. Incluso este festival es positivo para Bilbao, y está lo suficientemente apartado como para no ocasionar molestias reales (no como aquella patochada de las carreras de coches de hace 5 años)

Pero como quejarse es gratis, vaya esto como desahogo y no como queja.

¡Me cago en el puto BBK Live!

jueves, 8 de julio de 2010

Quien se fue al Conforama compró su silla

Y de regalo un ebook.

Los cambios de plantilla en el piso implican a veces, como es el caso, cambio de mobiliario. Así que hoy tocaba acercarme al Megapark con el coche y hacer un par de compras necesarias, como una aspiradora, unas pinzas para la comida o una plancha, y alguna otra como tenía pendiente, como una silla de oficina decente, que he podido alzar con mis propias manos (con mis propias manos y una llave allen) y un libro electrónico, marca Woxter, que me acompañará en mis largas horas de viaje a China y esperas aeroportuarias.

Añadir que las visitas a Ikea son agotadoras, que es una especie de Guantánamo consumista en el que las vueltas sin sentido minan tu resistencia mental y pedestre, pero que las albóndigas que venden son delicia divina.

miércoles, 7 de julio de 2010

F5day: sábado

Así quedarán los dedos

Por fin parió la burra, y por fin los organizadores de TdN han desvelado cual será el día en que las hordas de frikis se desgañiten pulsando el F5 en pos de conseguir la plaza.

Será a partir de las 6 de la tarde del sábado, cuando habrá que estar refrescando constantemente la web, con la esperanza de que se manifieste el ansiado botón de inscripción para rápidamente encomendarse a los dioses y pelear por una ansiada plaza en el CEULAJ.

El sábado será la primera tanda, para veteranos, y un par de días después, abierta al público general. Recemos pues, y pugnemos por un bungalow mollinesco.

martes, 6 de julio de 2010

Agentes inmobiliarios. Hoy: Álvaro el honesto

¡Que viene Hacienda!

Comenzaré el relato diciendo que ya tenemos lonja, una lonja que es acojonante, de 102 metros cuadrados y a 5 minutos de mi casa, lonja que bien merecería una entrada para ella sola, y que probablemente haga, pero que ayer fue eclipsada por el esperpéntico agente inmobiliario que nos hizo la gestión, un individuo al que llamaré "Álvaro el Honesto".

Ayer nos citamos con la propietaria y con el de la inmobiliaria para ver el local y proceder luego a la firma del contrato, y ya la tarjeta de presentación era elocuente: 20 minutos de retraso y venir echando la culpa a unos clientes pesados de los que no conseguía desembarazarse, pero con una sonrisa en los labios, y tan auténtica como un euro de madera.

Tras enseñarnos el local, visita durante la cual, pese a que estaba la propietaria presente, se comportaba como si éste fuera suyo, no dejando que ella contestara, ninguneándola de forma descarada, nos fuimos a su despacho, un pequeño cubículo espartanamente decorado, donde comenzamos a plasmar en papel los términos del contrato.

Ya empezó dejando claro su hacer cuando dijo que tenía por costumbre usar el modelo de la Cámara de la Propiedad, al que él no dejaba de llamar "contrato base", cuando no deja de ser un modelo particular y obviamente favorable a los propietarios, y no cambiar nada, sino ir haciendo enmienda, estilo "Cláusula 1 pone que A pero se hace una enmienda luego poniendo que la cláusula A no vale". Claro, borrar la cláusula A sería una locura. Pero bueno, como la lonja molaba y no era plan de ser quisquilloso, se le deja hacer.

Luego se saca de la manga que nosotros como arrendatarios tenemos que practicarle la retención a la señora. Cosa que no es así. Le explico que somos personas físicas y que no podemos hacerlas, me dice que él también es persona física, y le recuerdo que él tendrá un IAE, será autónomo y tal, pero que nosotros no podemos, que se mire la Norma Foral. Me dice que naturalmente que sí podemos, y que si preguntamos en Capuchinos (Hacienda) cualquiera nos dirá que sí.

Usando mi baza de "no, no funciona así, trabajo en Diputación y sé de qué hablo" consigo que momentaneamente se calle (un regalo para nuestros oídos).

Porque este señor utilizaba la táctica de hablar y hablar sin dejar responder, para así dar la impresión de que sabe lo que dice, pese a que no era así, y la deficiente redacción que da al contrato así lo demuestra. Pero vaya, que nos vamos a partes más divertidas, que son las de negociar los puntos particulares del contrato, donde el inmobiliario comienza a poner pegas que ni la propia casera pone.

Es más, llega el momento en el que sale el tema de reparaciones. La lonja tiene un escaparate de cristal, y nos preocupa saber qué pasa si alguien ajeno, de la calle, rompe el cristal. Saber qué pasa si un día llegamos a la lonja y nos encontramos la luna rota. El inmobiliario empieza a marearnos con el contrato base para arriba, el contrato base para abajo,que ahí pone que tendríamos que pagar el cristal nosotros aunque no lo rompamos, y no hay forma de explicarle que eso no es la Biblia, que se puede modificar, que para eso estamos.

La propia dueña del local dice que entiende que ese gasto sí correría de su cuenta, que si no es culpa nuestra no tendríamos por qué pagarlo. Pero eso entra por un orificio auditivo de Álvaro el honesto y sale por el otro, y empieza a decir que eso no es lo que pone en el contrato base, y que deberíamos ser nosotros.

En ese momento casi me dan ganas de agarrar de las solapas al inmobiliario y darle varias bofetadas, pero si lo hubiera hecho me habría perdido el resto del show, cuando él dice que deberíamos contratar un seguro, tanto de continente como de contenido, porque también nos podrían entrar a robar, o si alguien tiene un accidente en la lonja, nos podría demandar. Apenas nos deja explicarle que ahí solo van a entrar amigos nuestros, y que confiamos en la buena fe de la gente a la que invitamos, y empieza a desvariar con que si los padres malmeten y presionan, y que los accidentes ocurren, y que... me llega a hacer dudar si realmente estamos alquilando una lonja para jugar a rol o la sala del peligro de la Patrulla-X.

A duras penas conseguimos hacerle entender que eso nos la pela, que no queremos un seguro, y que nos sale más a cuenta que nos entren a robar una vez al año que pagar una póliza, y le consigo decir, aprovechando un resquicio de silencio que lo que nos preocupa es "¿Qué pasa si alguien que pasa por la calle rompe el cristal?"

Y él contesta, quedándose tan ancho "ah, pues si va uno por la calle y rompe el cristal, lógicamente lo paga él, lo retenéis, llamáis a la policía y lo paga". Aunque en el caso de una persona normal habría supuesto insultar a su inteligencia, me veo en el deber moral de recordarle que si eso pasara, no es tan sencillo, que hay unas cosas llamadas juicios, ejecuciones de sentencia, (que visto lo visto no dudo de que habrá vivido más de una vez... como imputado) y empieza a contarnos con orgullo que una vez le pasó, que rompieron su cristal y fue a perseguir al maleante y que de la hostia que le dio no se sabía si subía o bajaba las escaleras. Edificante... solo bajarse la bragueta y poner el pene encima de la mesa habría mejorado aquello.

Finalmente conseguimos entre todos sacarle de su delirio asegurador y logramos que ponga en el contrato lo que ya habíamos acordado, pese a que hay que hacerle unas cuantas matizaciones (y muchas me las acabo callando para no parecer que quiero sacar ventaja al contrato, por lo que dejo pasar locuciones del estilo de "las partes acuerdan que pactan...") y lo firmamos.

Entonces acordamos que al día siguiente (por hoy) hacemos el primer ingreso en la cuenta de la propietaria, hacemos el ingreso en la cuenta de la inmobiliaria y cuando vayamos a la inmobiliaria él nos da la llave y nuestra copia del contrato. Aceptamos todos.

Pero cuando va la señora, y como dijo Don Federico Mercurio, el show debe continuar, así que nuestro nuevo mejor amigo Álvaro, que estando presente la señora se comportaba como el heróico y sabio paladín que la defendía de unos pícaruelos, dice "no debería hacer esto, pero ella no se va a enterar" y nos da ya la llave de la lonja. Nos dice que así podemos entrar y coger las carta de Iberdrola que iban dirigidas al anterior inquilino, para así tener los datos y poder dar de alta la luz con facilidad.

Mas no hay banquete sin postre, y llegados a este punto es preciso hacer un flashback al momento inicial de la conversación, donde salió el tema del casero anterior y sus artimañas con el IVA y él criticaba con vehemencia esas actitudes, pidiendo mano dura contra los fraudulentos y tramposos, pues cuando le pedimos un número de cuenta para ingresarle sus honorarios nos dice que podemos ingresarle en cuenta, o que mejor le podemos pagar en mano, ya que aunque no podría hacernos factura, así nos ahorraríamos el IVA, y en palabras suyas, "me da rabia cobraros un IVA, que luego no os podéis deducir. A mí me da igual, pero es por haceros el favor".

Y los niños salieron corriendo de la cabaña del brujo, pero felices porque sabían que ya tenían un castillo en el que jugar.

lunes, 5 de julio de 2010

El TFT como unidad monetaria

Máxima audiencia

"Fue a por dinero y le dieron una tele" bien podría parecer el título de alguna película de dudoso gusto, pero lo cierto es que se corresponde bien con la realidad de los hechos, puss hoy a la mañana he ido al banco a por yuanes (dinero chino) pero me han recomendado que no lo hiciera, que me saldría muy gravoso, pero he aprovechado para el otro tema que nos ocupaba, y es un televisor Samsung de 19 pulgadas que me tenía que dar la Caixa por domiciliar ahí la nómina. Esto ha sido en parte por la tele, en parte por estar hasta el gorro de la BBK, donde no me dan ni los buenos días.

Y a veces la providencia se porta bien, ya que he ido y mientras estaba preguntando por qué me tardaba en llegar la tele, en ese preciso instante ha hecho su entrada en la sucursal un operario con varias cajas de televisiones. Así que me he permitido bromear con el de la ventanilla y decirle que no iban a poder poner la falta de stock como excusa. Y mira tú por dónde, uno de esos televisores tenía mi nombre (literal)

Así que me he ido ufano a casa, y la primera pelea ha sido con el apoyo de la TV, más pensado para pared que para mesa, pero tras arduas negociaciones y el hábil uso del destornillador, he conseguido erguirla.

Ahora falta lo más difícil, que es ponerla en mi cuarto. Matizo, lo difícil es ponerla en mi cuarto y que funcione, pues en primer lugar habré de horadar la pared para que el cable acceda a la toma de TV, y luego faltará enchufarla al ordenador y tener dos monitores. De momento he conseguido que llegue la imagen, ahora me falta hacer que suene.

La batalla será dura, pero tengo fe en mis posibilidades.

domingo, 4 de julio de 2010

Otro Finde: Tengo el visado

Aquí está.

Como muchos domingos, procedo a resumir mi fin de semana que abría el viernes de descanso, ya que me lo tomé vacacional para poder escribir tranquilamente los roles en vivo de TdN (importantes progresos) y por la tarde poca hostia, algo de Red Dead y por la noche al Zubiarte, donde estuvimos jugando al Buzz It!

El sábado durante el día a caballo (y nunca mejor dicho) entre el Red Dead Redemption, el Dragon Age: Origins y los vivos de Grease y Perdidos, y ya por la tarde, el evento deportivo que llevábamos 4 años esperando: el partido de España en cuartos de final.

No suelo hablar mucho de fútbol en el blog, pero pocas veces la selección española pasa de cuartos, y nunca antes en un mundial. Como otras tantas veces era un ahora o nunca, y cerca estuvieron los hados de hacer que pasara lo de siempre. Pero por fin, y tas un partido en el que la tanda de penaltis se hizo a medio partido y no al final, España ganó y por primera vez se clasifica para la final de un mundial de fútbol.

Lamentablemente, si la alegría venía de la mano del fútbol, la mala noticia la daba el baloncesto, con la noticia de la marcha de Javi Salgado, el gran capitán, al Gipuzkoa Basket, lo que supone un ladrillo más en el muro que me separa emocionalmente del Bilbao Basket.

Pero siguiendo con el sábado, tras una ristra de videoclips noventeros, nos fuimos a fiestas de Rekalde (a las que suelo llamar Expojarraitxu y donde más que txoznas hay stands), que me gustaban cuando tenía 17 años y me coincidía con el final del curso en el instituto, pero ahora, buf. Apenas duré media hora allí.

Ya el domingo, por la mañana parecido plan que el sábado y por la tarde retomar la partida de vampiro, las crónicas Giovanni, que llevábamos meses sin jugar. Y a mi regreso a casa, uno de mis agentes venía a hacerme entrega del pasaporte con el visado que me permitirá entrar en China dentro de 13 días.

sábado, 3 de julio de 2010

El kimono misterioso

Maletín de Ikea y piruletas no incluidos.

Mi casa suele ser muchas veces punto de encuentro, más ahora que andamos sin lonja, y es normal que a veces la gente se deje cosas olvidadas (bolsos, paraguas, teléfonos móviles) A eso le sumamos el cambio de compañero de piso, que entre lo que todavía no se ha terminado de llevar uno, y lo que ha traído el otro, pues lógicamente, no conozco la titularidad de todos los bienes que hay en mi casa.

Pero mención aparte merece el kimono (vale, no es exactamente un kimono, pero desconozco el nombre técnico) que apareció un buen día en el salón. Pregunté primero al actual inquilino, y me dijo que no era suyo. Pregunté a mi ex-compañero de piso, y me dijo tampoco. Pregunté a los habituales, y nadie sabe nada. Por talla (M) es evidente que mío tampoco es. Y cuando hice el llamamiento en Facebook, nadie dio señales de vida.

Por tanto hago un último llamamiento a quien se lo haya dejado en mi casa o simplemente se lo quiera quedar: si en un plazo razonable nadie lo reclama, lo dejaré en la bolsa de ropa vieja del portal (y la prenda está en aparente buen estado)

viernes, 2 de julio de 2010

Llegó la web de las TdN

Se ha hecho esperar.

A falta de poco más de un mes, hoy han colgado la web de las Tierra de Nadie, las espectaculares jornadas de rol que celebran en agosto en Mollina (Málaga) y de las que yo soy asiduo, y este año traen un importante cambio en el método de inscripción, que si bien no nos evitará el difícil trámite del F5, lo agiliza bastante y minimiza un poco el margen de que un despiste nos deje sin plaza.

Este año es al inscribirte en la web cuando dices qué tipo de alojamiento quieres y con quién, de forma que al apuntarte, cuando se abra el plazo, en el nanosegundo del que dispones solo tienes que decir "pido", y si coges plaza, te darán la que has pedido antes, lo que siempre será mejor que andar poniendo los datos de los compañeros de habitación en el plazo de ese nanosegundo.

Ahora lo que falta es que abran el plazo de inscripción, que según la web empieza el l3 (martes 13, manda huevos) y termina... dos semanas después de haber terminado las jornadas. Curioso concepto éste de las retroinscripciones.

Afilemos pues, el F5 y que gane el mejor.

jueves, 1 de julio de 2010

Cartas y regalos

Los duendecillos de Santa me comprenden

Una de las labores más repetidas y a veces frustrante del administrativo es ver al usuario venir con la carta, en aquellas ocasiones en las que es evidente que no se ha tomado la molestia de leerla, cuando considera que para qué leerla, si puede venir a que se la leamos. Naturalmente, esto no siempre es así, y a veces vienen simplemente porque los escritos administrativos, redactados en alto legalés, son difíciles de entender, o requieren alguna aclaración adicional.

Pero no hablo de esos. Hablo de los que vienen sin haberse tomado la molestia de leerse la carta (he llegado a ver alguno que venía con la carta sin haber abierto el sobre), ya que te hace preguntarte para qué se la has madado, y te da rabia que haga perder su tiempo y el del que tiene detrás. Sin olvidarnos del que viene porque no ha recibido la carta, solo tiene la hoja de correos, le damos la copia de la carta, y sin mirarla pregunta "¿y con esto qué hago?"

Es un clásico también que vengan con cartas que no les hemos mandado nosotros, ni tienen que ver con nosotros, a pedir explicaciones, que lógicamente no les podemos dar. Y bueno, si no tener acceso a los listados del INEM, o no tener ni idea de cómo funcionan las ayudas de dependencia me convierte en mal funcionario, pues qué se le va a hacer. Humano sum.

Y dentro de las cartas, está la carta de moda de estos días. Resulta que por un cambio legislativo, existe un tope de expedientes que puede haber una vivienda, que es dos, por lo que al tercero de cada inmueble se le ha mandado una carta para que regularice su situación, y en la carta que les mandamos pone claramente que tienen que ir al Servicio Social de Base del Ayuntamiento. Pero claro, como la carta la mandamos nosotros, ¿dónde vienen con ella? Bingo.

Como ya predijimos, aluvión de gente con esa carta, y piloto automático de indicar que, como viene en la carta, tienen que ir con ella al servicio social de base.

Pero la entrada no se llama simplemente cartas, y de regalos va la siguiente persona, una señora que viene a pedir explicaciones por su suspensión, y consultado el expediente veo que es por haber enajenado un inmueble. Me dice que probablemente será por el piso, que estaba a su nombre y que lo puso a nombre del marido. Le pregunto si ha sido donación o venta, y me dice que no era de ella, que simplemente estaba a su nombre. Le explico que si está a su nombre legalmente es de ella, y que si tanto ha cobrado por él como si no, eso a efectos de Renta Básica es como si lo hubiera vendido.

-Pero si no he sacado dinero por él.
-Vale, pero si has donado un inmueble es porque has querido, lo que se trata es de que tenías un inmueble y lo has donado. Si te siguen pagando la RGI como si tal cosa, es como si ese piso lo donara la Diputación.
-Pero es que yo no he donado nada, simplemente un piso que estaba a mi nombre lo he puesto al suyo.

Horrores me ha costado hacerle entender que tiene todo el derecho del mundo a donar los inmuebles que quiera (y tenga) pero que ir por ahí regalando casas, como todo en esta vida, tiene sus consecuencias. Pero de todo esto me quedo con el "no es una donación, y no era mío. Simplemente estaba a mi nombre y lo pusimos al suyo".