viernes, 30 de abril de 2010

Trienio

Él también tuvo su trienio.

Según la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público, serán retribución básica los trienios, que consisten en una cantidad, que será igual para cada Subgrupo o Grupo de clasificación profesional, en el supuesto de que éste no tenga Subgrupo, por cada tres años de servicio.

O dicho de otra forma, pues la figura del trienio ya existe desde hace mucho, no es algo que se hayan inventado ayer, es esa pequeña subida salarial que se da por antigüedad y que es, como su nombre indica, cada tres años.

Y esto viene a colación porque este mes estreno mi cuenta de trienios, con una subida de 31 euros al mes, que nunca vienen mal. Y lo mejor es que según mis cálculos, sumando lo que llevo en Diputación, el periodo de Vitoria y otro mes que estuve en Gobierno Vasco (curiosamente a menos de 50 metros de donde trabajo ahora) no me tocaba hasta mayo. Pero no creo que se hayan confundido ellos.

En todo caso: ¡yuhu!

jueves, 29 de abril de 2010

Willy Fog

Por ningún motivo en particular...

Dedicada queda la entrada a esta serie de dibujos animados, basada en la célebre novela de Julio Verne, icono televisivo de mi niñez (creo recordar que era los sábados a las 15:30), y cuya letra tiene hoy especial sentido. Valga como pista el video:

miércoles, 28 de abril de 2010

Sherlock Holmes: colección completada.

Faltan "Estudio en escarlata" y "El signo de los cuatro", que los he prestado.

Recuerdo haber leído (más bien devorado) durante mi juventud algún libro de Sherlock Holmes que cayera en mis manos (más concretamente "El regreso de Sherlock Holmes" y "El Sabueso de los Baskerville", y llevaba tiempo queriendo leerme todos sus relatos, y a principios de año, coincidiendo con el estreno de la película de Guy Ritchie, protagonizada por Robert Downey Jr. y criticada aquí, la editorial RBA sacó oportunamente la colección de Sherlock Holmes, captando mi atención en el kiosko la primera entrega, "El Sabueso de los Baskerville" (que no es su primer libro, pero sí con el que empezaba la colección), que por 5 eurillos decidí comprar, y viendo que las condiciones del resto de la colección no estaban mal (12 libros por 45 euros y una linterna de regalo es aceptable), opté por suscribirme, opción más cómoda que andar acosando al librero todas las semanas.

Y ayer, por fin, me llegó la última entrega, con los 5 libros que faltaban, con lo que tengo ya las obras completas del detective de Baker Street, y que podré leer en riguroso orden cronológico.

* Estudio en escarlata (1887)
* El signo de los cuatro o la marca de los cuatro (1890)
* Las aventuras de Sherlock Holmes (1892)

- "Escándalo en Bohemia"
- "La Liga de los Pelirrojos"
- "Un caso de identidad"
- "El misterio del Valle de Boscombe"
- "Las cinco semillas de naranja"
- "El hombre del labio retorcido"
- "Las aventura del carbunclo azul"
- "La banda moteada"
- "El pulgar del ingeniero"
- "El aristócrata solterón"
- "La aventura de la diadema de berilos"
- "La aventura de la finca de Cooper Beeches"
* Memorias de Sherlock Holmes (1893)
- "Silver Blaze"
- "La cara amarilla"
- "El escribiente del corredor De Bolsa"
- "La corbeta Gloria Scott"
- "El ritual de los Musgrave"
- "El hidalgo de Reigate"
- "El jorobado"
- "El paciente interno"
- "El intérprete griego"
- "El tratado naval"
- "El Problema final"
* El sabueso de los Baskerville (1902)
* El Regreso de Sherlock Holmes (1903)

- "La aventura de la casa deshabitada"
- "La aventura del constructor De Norwood"
- "La aventura de los bailarines"
- "La aventura del ciclista solitario"
- "La aventura del Colegio Priory"
- "La aventura del negro Peter"
- "La aventura de Charles Augustus Milverton"
- "La aventura de los seis napoleones"
- "La aventura de los tres estudiantes"
- "La aventura de los lentes de oro"
- "La aventura del Tres-Cuartos desaparecido"
- "La aventura de Abbey Grange"
- "La aventura de la segunda mancha"
* El Valle del Terror (1914)
* Su último saludo en el escenario (1917)

- "La aventura del Pabellón Wisteria"
- "La aventura de la caja de cartón"
- "La aventura del círculo rojo"
- "La aventura de los planos del Bruce-Partington"
- "La aventura del detective moribundo"
- "La desaparición de lady Frances Carfax"
- "La aventura del pie del Diablo"
- "Su último saludo. Un epílogo de Sherlock Holmes"
* El archivo de Sherlock Holmes (1927)
- "La aventura del cliente ilustre"
- "La aventura del soldado de la piel decolorada"
- "La aventura de la piedra preciosa de Mazarino"
- "La aventura de los tres gabletes"
- "La aventura del vampiro de Sussex"
- "La aventura de los Tres Garrideb"
- "El problema del puente de Thor"
- "La aventura del hombre que reptaba"
- "La aventura de la melena del león"
- "La aventura de la inquilina del velo"
- "La aventura de Shoscombe Old Place"
- "La aventura del fabricante de colores retirado"

martes, 27 de abril de 2010

E.S.O. (Entidad Sobrenatural Oculta)

No querrás volver al cine.

Hay películas que dan argumentos a los que sistemáticamente menosprecian el cine español, acusándolo de ser obra de cuatro amiguentes que ruedan un largometraje de nula calidad y venden la moto a la Administración para vivir de las subvenciones, que si tiene que ser de la recaudación se mueren de hambre. Debo decir que combato frontalmente esa postura, pero es cierto que esta "película" le da buenos argumentos.

Ya su desafortunado título (haciendo el "ingenioso" juego de palabras con esta figura de nuestro sistema educativo) puede hacerle perder muchos espectadores, que bien podrían esperar encontrarse con alguna pseudocomedia estilo "Mentiras y Gordas", o por ser un poco más castizos, algo estilo "el E.T.E. y el oto",. Espectadores, que no se esperen que la película tenga nada que ver con eso. Es bastante peor.

El planteamiento es sencillo, un instituto de secundaria está edificado sobre un antiguo hospital, construido por masones, del que se dice que pesa una maldición, pues unos niños fueron ahí enterrados vivos, y un grupo de chavales decide investigar, siendo una de ellas una niña con percepción para ver fantasmas, pues dejan caer que su padre descubrió cosas en la India, su madre es mediovidente, y otros detalles que no especifican.

Al margen de su escasa originalidad, la planicie de sus personajes y lo sinsorgo de sus diálogos, la película parece un compendio de cosas que no se deben hacer, como personajes explicando en todo momento lo que hacen, como si el espectador fuera gilipollas (Autonota: si el espectador ha pagado por ver esto, es que es gilipollas) y repitiendo constantemente sus nombres, como si de comentaristas deportivos se tratara.

Las actuaciones son pobres, incluso para ser actores noveles, en un plantel en el que solo se salva el, por otra parte innecesario, cameo de Fernando Guillén, los planos mal sacados, la iluminación a veces dañina y el sonido que es un dolor.

Además, hay otro problema añadido, y es que la película está rodada en catlán, por lo que la versión en castellano está doblada. Pero está doblada por los propios actores, lo que da un resultado lamentable, y otorga a las escenas la misma naturalidad que la que tendría una pera con sabor a coca-cola, y la frescura de un lenguado que llevara 3 semanas en una nevera desenchufada.

Un despropósito mayúsculo, que encima revive mis traumas subjetivos, cuando finalmente nos muestran a los fantasmas de los niños del instituto (¡agh, parecen los de la Cinta Blanca de Haneke!) o ese entrenador de baloncesto, doblado por el mismo que dobla a Joseph Fiennes en Flashforward (por si acaso alguien se tomara la película en serio a estas alturas)

Podría hacer incluso un recital de pequeñas cagadas de esta película, pequeños detalles de coherencia o raccord, pero sinceramente creo que no merece la pena, pues ya estoy dedicando a este engendro más líneas que las que se merece.

Y creo que no puedo hacer más que recomendar a los lectores que bajo ningún concepto vayan a ver eso.

lunes, 26 de abril de 2010

Cuentos de mostrador

Las Sagradas Escrituras

Atender al público significa muchas veces tener que discutir con el cliente, y a diferencia de una tienda, aquí el cliente no siempre tiene la razón, y en caso de desacuerdo no queda a veces más remedio que hacérselo ver.

Esto viene a colación por un usuario que vino la semana pasada al que se requería que justificara una venta que había hecho de un inmueble en febrero, y traía meramente el contrato de compraventa. Le indiqué que tenía que traer las escrituras, ya que son lo que realmente acredita por cuánto ha vendido (dinero B al margen, claro). Y su respuesta era que no había.

Claro, el fallo es mío, al suponer que si ennuestra carta pone "venta escriturada en X fecha", es porque ha pitado en Hacienda y conocemos el dato, y siguiendo por ese cauce, le hago saber ese detalle. Y me responde que no, que la escritura la hizo el comprador, que él solo firmó el contrato privado de compraventa, que el comprador iría con eso a hacer la escritura, y que en todo caso eso es un documento privado del comprador, que él ahí no pinta nada.

Hay momentos, y aquél era uno, en los que alguien suelta una burrada de ese calibre, y te la suelta tan convencido que te hace dudar. "Pero vamos a ver, hombre de Dios. ¿Cómo va a haber una compraventa sin la firma del vendedor?" Yél erre que erre, que eso era cosa del comprador, que él ahí no pintaba nada.

No había forma de hacerle entender que el hecho de que el comprador hubiera pagado al notario no significaba que él no pudiera ir a la notaría a pedir una copia, que su firma estaba ahí. Pero claro, supongo que su idea sería negar la mayor y así ahorrarse el tener que ir a por la copia. Pero lo más flagrante era el convencimiento con el que lo decía, que llegó incluso a hacerme dudar por unos instantes.

Y al final, la mágica frase de "está bien, no las traigas si no quieres, pero tú verás si quieres cobrar", el "abracadabra" de mi trabajo, hizo su trabajo, y sospecho que el señor acabaría trayendo la copia de las escrituras. Y si no, pues mira, una suspensión que tendremos que hacer. Que no diga que no se lo avisé.

domingo, 25 de abril de 2010

Fiesta Grease

Oh, my ding-ding-dong!

Hoy debería hablar de que este blog cumple hoy ya 3 años, pero hablaré de mi cumpleaños, que me parece más importante, y es que aunque fue hace una semana, ayer fue la celebración, con una fiesta que di en mi casa, cuya temática era la película Grease.

Música de los 50, decoración al efecto, disfraces y ponche, que alguien "saboteó" echando ron, como puede verse en la foto:

-¡Me voy a chivar a la directora McGee!

En cuanto a bebida y comida, además del ya mencionado ponche, había cocacola a raudales, zumos, batidos, refrescos (y alcohol para sabotearlos a gusto) y en la parte comestible, hamburguesas, perritos, deliciosos muffins, palomitas y piruletas a cascoporro. Cierto es que también hubo gente a cascoporro, aunque se portaron todos bastante bien, y fue una fiesta bastante sostenible.

Y como lo que mola de estas cosas es poner fotos, aquí dejo unas cuántas, que hacer una fiesta temática no tiene gracia si luego no se puede presumir de ella:

Alumnos de Rydell

Vitualla diversa

La orla en detalle

Los malotes de Rydell

¿Seguro que era Grease y no Scarface?

sábado, 24 de abril de 2010

El vigilante

El Gran Jokin te vigila

Algo me hacía madrugar hoy, sábado, para ir al BEC a las 8:15 de la mañana. Y nuevamente era un examen, de la Diputación Foral de Bizkaia. Concretamente de las oposiciones para Auxiliar Administrativo.

Pero esta vez iba tranquilo, sin ningún tipo de presión, y eso que no había estudiado en absoluto, y la razón es que no iba a hacer el examen sino a cuidarlo. Tenía curiosidad por ver cómo era un examen visto desde el otro lado y me apunté.

La experiencia es interesante (nunca antes me había quedado hasta el final en un examen) aunque tremendamente aburrida y cansada. He acabado con los pies hechos fosfatina de estar tanto tiempo de pie. Pero es curioso ver a los examinados, habiendo sido hasta hace no mucho uno de ellos.

Y por lo que yo sé, nadie ha copiado ni intentado copiar. Y si lo ha hecho olé sus huevos, porque es francamente complicado no estar vigilado en todo momento, con la legión de cuidadores que estábamos hoy en el BEC.

Lo mejor, salir del examen sin pensar en la nota, y no estar la tarde de hoy pendiente de un SMS, ni de mirar las notas. A los que sí estén en esa situación, ánimo y suerte.

viernes, 23 de abril de 2010

2084 - Capítulo 2


Antes de publicar la segunda entrega es menester hacer desde aquí público mi agradecimiento al señor Pablo Fuentes-Pila, locutor matutino de Onda Vasca, quien ha tenido a bien dar vida con su sonora voz al capítulo que publiqué la semana pasada, dicho lo cual, pongo aquí el segundo capítulo (de 8)

"Cierto día en la fábrica, sonó la señal de inspección rutinaria. Una patrulla de los Cascos Azules tenía que venir a efectuar su control. Ya habíamos oído rumores de actividades ilegales en la zona, pero no sabíamos exactamente a qué podía deberse. Supimos que se trataba de Elías (13.555.761), uno de los operarios de la fábrica. Por lo visto, habían encontrado material ilegal en su taquilla, algo que le incriminaba como terrorista y que suponía una falta muy grave. Elías era un tipo simpático, de conversación fácil, y con quien había jugado más de una vez a las cartas. Me caía bien, pero cuando vi que se lo llevaban, y me di cuenta de lo que era, no pude evitar odiarle. Nunca supe, ni probablemente sabré qué es lo que hizo, o qué es lo que le encontraron, pero le odié tan profundamente como nunca había odiado a nadie.

Tuve una esposa, Tammy (13.756.212). Tenía una bonita sonrisa. Le faltaba un diente, debido a un accidente anterior del que nunca te quiso hablar, y una cicatriz en el labio, probablemente por la misma causa. Pero algo en su conjunto la hacía... agradable. Trabajaba en Gestión de Recursos, inventariando alimentos, un cargo importante, y era una mujer muy inteligente. Me sentía afortunado de que os hubieran asignado como consortes. Si hubiera podido elegir, probablemente la habría elegido a ella. Bueno, técnicamente la elegí, al igual que ella me eligió a mí, puesto que las pruebas de compatibilidad que todos los ciudadanos realizamos a los 18 años no son en absoluto vinculantes. El programa, a la vista de los resultados, y en función de la compatibilidad, sugiere los matrimonios, y cada uno es libre de elegir lo que quiera. Pero al igual que con la elección de trabajo, se espera de los ciudadanos responsables que sigan las sugerencias.

Nunca tuvimos hijos. Hicimos la solicitud, y obtuvimos una buena nota en el examen, quedando en el puesto 1.516 en la lista de espera, pero el tiempo pasaba, y la lista no corría. Tammy se mostraba intranquila, y su carácter empeoraba. No hablábamos mucho del tema. Tampoco era necesario, y cuando llegase llegaría.

Aunque lo peor vino una noche, cuando descubrí algo sobre Tammy. Trataba de dormir, pero hacía mucho calor. Oí un ruido que venía del cuarto de baño. Era Tammy, estaba vomitando. Cuando fui allí, a interesarme por su salud, mi realidad se partió en dos al escuchar sus palabras: "Randy, debo decirte algo. Estoy embarazada de 3 meses".

Embarazada...

La palabra se repetía una y otra vez en mi cabeza, martilleando insistentemente. Y no cabía la posibilidad de que yo fuera responsable. Es cierto que habíamos mantenido en alguna ocasión relaciones sexuales, pero yo respetaba taxativamente los tratamientos de esterilidad, y eso solo significaba una cosa: había otra persona. Y de alguna forma, me tranquilizó saber eso.

Pero seguía teniendo un problema. Había oído hablar de casos de embarazo, una de las faltas más graves que se pueda cometer, y en casos de mujeres casadas, las sospechas recaían siempre sobre el marido. Y las sanciones eran graves. Así que hice lo que tenía que hacer. Denuncié a Tammy, y me presté voluntario para las pruebas de ADN, y así demostrar mi inocencia. Las autoridades fueron benévolas conmigo, y agradecieron mi sinceridad y cooperación. Eso me supuso una inyección de puntos en mi siguiente test de ciudadanía.

En cuanto a Tammy, la última vez que supe de ella fue cuando los Cascos Azules vinieron a llevársela. Y por alguna razón, nunca podré olvidar sus ojos clavándose en los míos de aquella manera."

Sigue en el capítulo 3

jueves, 22 de abril de 2010

De bombillas

...y tienen un plan.

De peleas con bombillas va el día de ayer. Una doméstica y la otra sanitaria.

La doméstica, como podrá bien imaginarse el buen lector, era que tuve que enfrentarme al dilema de cuántos Jókines se necesitan para cambiar una bombilla. La respuesta es que uno (aunque con ayuda), pero la tarea resulta más ardua de lo que podría suceder.

Pues resulta que la lámpara de mi salón no tiene bombillas de rosca normales, sino que se encajan, y para desencajarlas hay que pegar un tirón, que si tenemos en cuenta que se encuentran dentro de una especie de cubo grueso de cristal, la cosa se complica, y se convierte en toda una gesta que requiere destreza y sobre todo paciencia. Añadiré que la vez que el casero estuvo para explicarnos cómo se hacía, se tiró media mañana para cambiar tres bombillas.

Eso hace que tenga más mérito que ayer consiguiera cambiar una. Bueno, cambié dos, pero el estado de difunto que presentaba uno de los cables hizo que ahora tenga una bombilla no operativa en el salón.

Bien distinta es la otra bombilla de la que hablo, pues cambio de registro y me voy al mundo de la óptica, ya que ayer me tocaba la revisión anual.
¿Qué estás haciendo, Dave?

La revisión, en la que te dan ese adorable colirio dilatador de pupilas, suele tener una serie de pruebas oculares, en las que te miran físicamente el ojo, antes de darte paso al especialista, quien se encarga de que sepas leer y cantarle correctamente las letras.

Esas tres pruebas son primero una en la que tienes que mirar por un agujerito y aparece una casita que se enfoca y desenfoca, y que no reviste más misterio. La segunda, que tiene algo más de complicación, y que a mucha gente le resulta desagradable, es la de tensión ocular, que te hace mirar por un agujerito, esperando a que un chorro de agua fusile tu córnea. Y la tercera, mi gran amiga, es la máquina que no sé muy bien para qué es exactamente, creo que escanear la retina, y que siempre que voy me trae por la calle de la amargura.

Tienes que apoyar barbilla y frente y mirar sin pestañear ni mover un ápice los ojos, a la luz central, mientras un escáner te hace la inspección ocular. Y no sé qué narices pasa (igual "nariz" es la clave) que nunca sale a la primera, y siempre acabo necesitando cerca de una decena de intentos hasta que sale bien. Y ayer, claro, no iba a ser menos, y tuvimos que acabar con una enfermera sujetándome los párpados, como a un Malcolm McDowell cualquiera, hasta que por fin la máquina tuvo a bien emitir su veredicto.

Resultado favorable, todo OK. El año que viene otra vez revisión.

NOTA: Pese a todas las cosas que cuento aquí, donde parece que operarse los ojos y todo lo que viene detrás es un calvario, recomiendo encarecidamente el láser a quien tenga problemas de visión (y 2000 euros disponibles), pues es una de las mejores cosas que he podido hacer en la vida.

martes, 20 de abril de 2010

El escritor

Hijo, eres negro.

Ewan McGregor es aquí un negro, un escritor profesional que escribe libros para que otros lo firmen, en este caso una biografía de Adam Lang (Pierce Brosnan), un polémico ex-primer ministro británico rodeado por la polémica de haber colaborado con vuelos secretos de terroristas islámicos a Guantánamo.

Y en ese contexto se desarrolla la película, un interesante thriller donde se va desgranando poco a poco la trama con conspiraciones políticas y la oscura mano de la CIA.

Lo bueno es que pese a que el enigma principal es sencillito y fácil de adivinar, la trama nos ofrece un par de giros iensperados que personalmente me sorprendieron bastante. Lo malo, que a veces cuesta un poco tomarse en serio al personaje de McGregor, que no es que lo haga mal, pero su facete de "cara de empanado", y lo estúpido de algunas de sus acciones, lo convierten en poco creíble (y muy risible). Pero por suerte eso no llega a afear el resultado general de la película.

Viendo esta película, eso sí, me queda una cosa clara: Roman Polanski no tiene intención de volver a pisar los Estados Unidos

lunes, 19 de abril de 2010

Revista Líder

Diciembre de 1990

Hablar de rol en España es hablar de la revista Líder, y hablar de la revista Líder es también hablar de una de las revistas de referencia de mi época adolescente, por cuando que era lo que había en aquella época. La revista que salía de vez en cuándo, y que no era fácil de encontrar, pero que me maravillaba con artículos sobre juegos que nunca conocí, partidas que nunca jugué, y sobre todo de juegos que sí conocí, y de partidas que sí jugué. Recuerdo sus secciones, su hilarante Tío Trasgo, su divertido (y util) consultorio del Orco Francis, y sus artículos sobre wargames, juegos de rol, ayudas a juego, videojuegos (o de cómo una reseña del Civilization hizo que me dieran ganas de jugarlo) y sobre todo aventuras de rol, especialmente de la llamada de Cthulhu, que tanto disfruté.

Bien. Para mi alegría recientemente tuve conocimiento de esta página, donde alguien ha tenido a bien poner todos los números de la revista escaneados y para su descarga.

No me extenderé más sobre la revista en sí, y remitiré al artículo del que saqué el enlace, donde habla más (y mejor) de ella.

domingo, 18 de abril de 2010

Nacido el 18 de abril: 32


Como es habitual por estas fechas.

Como todos los años, el 18 de abril toca sumar un año más al casillero, siendo ya este el tercer cumpleaños que cometo blog mediante. Ellos también vinieron al mundo un 18 de abril:

LUCRECIA BORGIA: Una santa

HAYLEY MILLS: Inolvidable en "Tú a Boston y yo a California"

RICK MORANIS: Algunos le recordarán por  la Pequeña Tienda de los Horrores o los Cazafantasmas

JAMES WOODS: Visto, por ejemplo, en Shark

Hay más, pero esos me han parecido los más famosos (Además de yo, claro) Y en la seccion de decesos, debería sin duda mencionar a este señor:

ALBERT EINSTEIN: Patentador

viernes, 16 de abril de 2010

2084 - Capítulo 1


Hace una semana hablaba de un relato corto que escribí como desahogo literario hace tiempo, y como prometí, aquí va el primer capítulo (de 8)

"Mi nombre es Randy, así me llamaban mi padre y mi madre, y algunos de mis compañeros. Pero a todos los efectos soy el ciudadano 13.263.055, habitante de Ciudad 14, donde fui creado, y ocupo un puesto de operario en la fábrica de tubos y ensamblajes del sector 3. Aunque temo que por poco tiempo.

Poco recuerdo de mi infancia y del colegio, con todos los demás niños y niñas de mi promoción, donde nos enseñaron bien las normas de las Naciones Unidas, la Declaración de los Derechos y Deberes de los Ciudadanos, y los valores de la Sociedad. Nos explicaron por qué era necesario el Numerus Clausus. Nos enseñaron a creer en la Terraformación, como gran esperanza. Allí nos explicaron que el mundo sería mejor, pero que teníamos que luchar por ello.

A los 15 años me enfrenté a mi primer examen. El examen de acceso al status de ciudadanos, ya que hasta los 15 años, todos los habitantes son considerados pre-ciudadanos, a cargo de su padre y su madre, y es en un primer examen donde ha de ganarse alguien el rango de ciudadano. Somos demasiados, nos explican, y los recursos limitados. No hay sitio para todos, por lo que solo los más capaces pueden quedarse en Ciudad 14.

Pasé los exámenes, sin una nota excesivamente elevada, pero los pasé. No así otros de mis compañeros, Olaf (13.656.321) o Shaina (13.232.715), que no fueron tan aplicados, y de los que no volví a saber nada. Nunca.

A resultas del examen fui asignado a la fábrica. Naturalmente, nada me impedía haber escogido otro trabajo, pero el examen daba como resultado que donde más útil sería yo iba a ser en la fábrica, que no podían prescindir de mi talento ahí. Y mi responsabilidad como ciudadano era hacer aquello para lo que soy más capaz. Todos tuvimos la libertad de elegir trabajo, el que quisiéramos, pero nadie escogió algo distinto a lo que le correspondió según el resultado del examen. Pues, ¿quién querría hacer tal cosa?

Bueno, sí, hubo uno, un tal Wyatt (13.989.149), quien siendo asignado a la misma fábrica, optó, pese a los consejos del Ministerio de Trabajo, por ser médico, decía que era su "vocación" (qué idea tan absurda, ¿acaso deberíamos tener una vocación que no fuera aunar esfuerzos en aras a Terraformar?) pero pronto recapacitó y se dio cuenta de que su lugar era la fábrica, y al de poco apareció en la fábrica, explicando que una mala experiencia con un paciente descontento (mostraba cardenales y le faltaba un diente) le había hecho replantearse sus expectativas. Nunca se volvió a hablar del tema, pero Wyatt nunca volvió a recuperar su sonrisa.

La vida en la fábrica era dura, la vida era dura en general, y lo sigue siendo, pero no importa el sufrimiento cuando es transitorio. Había, y hay, hambre, restricciones, pero es cierto que nunca faltaba lo indispensable, y todo ello gracias a la política de control de población, el Numerus Clausus: 100.000.000 habitantes, ni uno más. Y lo que es más importante, había Paz.

En el colegio nos contaban historias de la era antigua, de la guerra, de los hombres que se lanzaban unos contra otros, a robarse y a matarse, esgrimiendo conceptos abstractos como "patria", "religión", "ideas"... ¿Qué barbaridades son esas, que hacen que alguien pueda matar a sus semejantes, que causaron la Guerra que redujo este planeta a un páramo humeante y casi inhabitable?

En el colegio nos explicaron también que la Tierra era antaño un vergel de recursos, que la guerra destruyó, pero que con la Terraformación volvería a ser posible, y que evitando caer en errores del pasado, entre todos haríamos de algo un mundo mejor. Y así nos lo recordaba el despertador cada mañana "Levántate con una sonrisa y da lo mejor de ti mismo. Puede que hoy sea un día duro, pero entre todos construiremos un mañana mejor".

Palabras de esperanza, sin duda. Pero también aprendí cosas que invitaban a un, digamos pesimismo, o cuando menos a una cierta intranquilidad. Ellos se denominan rebeldes, aunque el nombre técnico sería "terroristas", o "anticiudadanos". Otros simplemente los llaman "locos". Son nostálgicos de la era oscura, ansiosos de guerra, egoístas, ciegos ante el futuro, y capaces de destruir el trabajo de todos los demás, solo por egoísmo. Enemigos de la sociedad, de las Naciones Unidas, y de cada uno de nosotros."

Sigue en el capítulo 2

jueves, 15 de abril de 2010

Volvió Flashforward

¿Quién es el cylon?

La serie que nos vendieron como heredera de Lost, y que ya fuera comentada aquí, resultó ser un fiasco, y la comparación era como poner a Bartolín a la altura de Kennedy, con situaciones que traspasaban la barrera de lo absurdo, una trama que se iba liando cada vez más y más, sin llevar a ninguna parte hasta que el productor le dijo al guionista "Cariño, esto no funciona, vamos a darnos un tiempo, y a ver qué tal sale".

Lo hiciron, y el tiempo pasó. Y tocaba ver cómo reaccionaban los guionistas ante esta segunda oportunidad. Se habían librado de una cancelación, y se lo tenían que currar. De momento, habiendo visto un par de capítulos de los nuevos, parece ser que sí la han mejorado, aunque claro, habrá que ver si es una mejora de verdad, o un parche, pero de momento parece que han ganado en algo, y es que la serie ya no parece un pollo descabezado dando tumbos, sino parece que ahora ya tiene un rumbo, un sentido.

Tiene también pintatambién de que el personaje interpretado por Dominic Monaghan (Charlie en Perdidos y Merry en la saga del Señor de los anillos) adquirirá más protagonismo, y parece que su personaje ha dado un giro de ser un personaje pedante y patético a ser igual de pedante, pero con más mala hostia. Bienvenido será esto si supone que eso resta protagonismo al palo que da vida a la cara de Joseph Fiennes (el agente Carl Benford), que será por mí recordado como uno de los peores protagonistas de serie, y autor de algunas de las escenas más delirantes de la serie.

Y lo dicho, ahora queda por ver Flashforward pasa de ser una comedia absurda (e impretendida) a ser una serie buena o, lo que sería peor, una serie mediocre. En todo caso, quedarán para el recuerdo todas las cosas ridículas de los primeros capítulos, con nazis, cylons, kingpinismo y el espectacular (por lo risible) capítulo de Hong-Kong.

miércoles, 14 de abril de 2010

Reunión pre-examen

Conspirando en las sombras

Como ya adelanté, el 24 de abril tengo que presentarme al examen de auxiliares administrativos, pero no en calidad de opositor, sino como colaborador del examen, y hoy nos han citado a una reunión, para darnos las indicaciones, de qué fila tendremos que vigilar, cómo proceder, cómo evacuar si pasa algo, etc...

Así pues, ya tengo asignada mi fila y mis funciones, y básicamente seré el que se encarga en esa fila de apuntar quién se ha presentado al examen y quién no, controlando deneíses y tal.

De todas formas, mucha instrucción, mucha indicación, pero lo que no nos han dicho es cuánto nos van a pagar.

martes, 13 de abril de 2010

Furia de Titanes

Bajar la basura: una de las heróicas gestas que llevará a cabo Perseo.

Esta película, que califico de truño divertido, tiene la cualidad de ser una de esas películas que te hace pensar, que hace que te preguntes por qué han traducido "clash" (choque) como Furia, y por qué se llama "Furia de Titanes", si no sale ninguno en toda la película.

La verdad es que con esos antecedentes uno ya se espera que no va a asistir a una clase magistral sobre mitología griega, que los mitos y leyendas del Olimpo serán pateados de forma inmisericorde, y que no les importa hacer de Io una máquina de combatir, que Hades sea (nuevamente) el malo de la película y el Kraken cosa suya (Poseidón aún reclama la paternidad en los tribunales), que Zeus y sus dioses presenten un aspecto de Caballeros del Zodiaco en el Consejo Jedi, o que les dé igual meter djinni de madera. Caballeros, no busquen rigor, que no lo van a encontrar. En todo caso, yo la habría llamado más bien "Furia de Patanes".

A ver, entretenida es, pero ya. Sirve para poco más que pasar el rato, y a veces da la impresión de que lo único en lo que se han documentado es en el God of War y en la versión Disney de Hércules, y a veces parece que estemos viendo un videojuego más que una película, pero por el lado bueno, visualmente es aceptable, y acompañada de palomitas puede cumplir su función. Dicho lo cual, procedo a destripar la película, avisados quedan los lectores.

Grecia clásica, un pequeño esquife se encuentra un ataúd flotando, y en él, una mujer muerta con un bebé, a la sazón el pequeño perseo, azote de bichejos. Pasan los años, y están faenando felices en las costas de Argos, en vez de elegir un sitio más seguro. No sé, Somalia. Porque se encuentran con unos argonautas derrocando a Saddam, Zeus, pero cuando tiran su estatua, Poseidón se mosquea, y manda unos bichejos voladores para que eliminen a los insurgentes, y como lo de las bajas colaterales civiles es un invento tan antiguo como la propia guerra, el padre adoptivo de Perseo fallece en el proceso.

En este punto debo explicar que cuando nos cuentan el origen del universo nos hablan de los tres hermanitos, hijos de los titanes; Zeus, dios del Olimpo; Poseidón, a los mares y Hades, castigado al Inframundo, que fue quien creó al Kraken para cargarse a los titanes, y que es aquí más malo que la tiña.

Sigamos con la película. Jack Sully Perseo se va a Minas Tirith Argos, y allí ve que se ha montado gorda, y que los argonautas quieren liberarse del yugo de los dioses, que cuanto más los adoran, más poderosos resultan (un poco como los políticos)

Los dioses, mientras tanto, están reunidos en el Consejo Jedi Monte Olimpo, hablando de sus cosas, de que los humanos se les soliviantan, y Quid Gonn Jinn Zeus recibe la visita de su hermano Hades, que le propone someter a la humanidad mediante el miedo. "Haz que nos teman y nos adorarán", y recibe carta blanca de Zeus para ello.

Volvamos a Argos, donde el mitin del Rey es interrumpido por Davy Jones Hades, que amenaza con soltar al Kraken si no sacrifican a Andrómeda, pues el pecado de su padre de decir que es más bella que las diosas, ha sentado mal (pues eso que no le preguntaron a la abuela de Andrómeda), y de paso se descubre que Perseo es un semidiós.

Perseo, al saberse su naturaleza, es cortesmente invitado a ayudar a los argonautas a librarse del Kraken, y ante su negativa, es amablemente invitado a quedarse encerrado en una celda hasta que recapacite, cosa que hace cuando recibe la visita de Io (tiran más que dos carretas, ya se sabe) Pero toda quest necesita un party, así que Jasón Perseo se rodea de argonautas, y del gremio de imitadores de Hércules, que dicen haber matado a la Hidra, y al León de Nemea.

Y cuando empiezan su viaje el máster tira en la tabla de encuentros aleatorios (evento que se sucede bastante durante la partida película, y aparece el Fauno Acrisio, el padrastro de Perseo, que lo quiso matar de niño, y que ahora es un acólito de Hades, enviado a matar a su hijastro. Por suerte Neo Perseo ha recibido una lección de esgrima de 5 minutos, lo que le sirve para poder poner en fuga a Acrisio, aunque no dudan en perseguirlo. (No recuerdo exactamente si lo de encontrarse un sable de luz en el suelo es antes o después de esta pelea, pero prometo que es verídico: se encuentra una espada láser tirada en el bosque)

Y la persecución de Acrisio les lleva a la siguiente tirada de encuentros, donde son atacados por un escorpión gitante. Letal, pero repleto de px, así que en vez de marcharse, deciden cargar contra él, arriesgando a medio party y perdiendo al otro medio.

Final Fantasy en la Grecia Clásica

¿Y qué pasa cuando matan al escorpión? ¡Que salen más! Y se descubre que lo que han matado era un baby scorpion, y que viene mami. y como encima en la Grecia clásica el teorema del ninja no había sido aún formulado, lo de ser rodeados sí es una putada seria. Pero la cosa no puede acabar ahí, así que aparecen unos, Haradrim. Ah, no, que son, eh... Djinns. ¿Qué? ¿Djinns en la Grecia clásica? Pero eso no es lo peor, ¡y es que están hechos de madera! ¡Y con lucecitas azules!

Pero de sobra es sabida la capacidad de ese actor para hacerse amigo de razas azules, por lo que los gusiluces de madera Djinni se ofrecen a escoltarles hasta el Inframundo, y les asignan a uno de ellos para que les escolte. Uno al que llamaré Chewbacca.

En algún momento, no recuerdo exactamente la secuencia, se van a un sitio bastante chungo, para hablar con las parcas, que se rulan el ojo como quien se rula un peta, y consigue sacarles la información que desea, que la forma de derrotar al Kraken es con la cabeza de medusa, pero por lo visto estas señoras tienen la desagradable costumbre de emitir spoilers profecías nefandas, por lo que Io (que aparece y desaparece a intervalos aleatorios) le recomienda a Perseo que no escuche más allá de lo necesario, que es la forma de matar al Kraken.

Así pues, están en las puertas de Moria el Inframundo, cuando a Apu y Sayid se les acaba el dinero y se tienen que ir del cíber, así que abandonan la partida. Vamos, que se dicen que ahí no se meten, y se piran. Y el resto se va hacia la Laguna Estigia, con ánimo de cortar la cabeza a la Medusa (bueno, al menos esto sí lo hizo el Perseo mitológico) y ahí se encuentran con Gandalf Zeus, que le dice a Perseo que es su padre y tal. Me parece super original la idea de que el malo sea el padre del protagonista, y le ofrezca unirse a él, dominar el cotaro, etc, y que el hijo le diga que nanay.

Pues eso, que entran, y ven a un Caronte bastante desmejorado, que les lleva al templo de Medusa, donde hay un festival de muertes y petrificaciones, alguna de ellas digna de Premio Nobel, y entre Perseo y Chewbacca le dan lo suyo a la Medusa. Curiosamente, insinúan que el escudo de piel de escorpión es reflectante por dentro, pero creo que si hubiera estado forrado con calcetines, tanto habría dado.

Tras la raid, en la que muchos miembros caen fulmunados toca ir a la última pantalla, y enfrentarse al boss final; el Kraken. Además, Hades ha desvelado sus malvados planes, y Zeus ha visto con horror que su hermano le ha traicionado, y que con su bestia marina la va a liar parda (¿Y Poseidón qué opina de todo esto? ¿Y Ares? ¿Y Atenea?)

La batalla final es una trepidante escena de pelea de navecitas, porque eso es una batalla de navecitas, en la que Perseo, montado en el pegaso tronza bichos voladores como quien mata moscas (bueno, vale, las moscas también son bichos voladores) y tras esa escena, viene lo más difícil. El boss final, el Kraken.

Pero con lo que Hades no contaba, es que además de héroe Perseo es un excepcional Quarterback, que coge la cabeza de Medusa, corre hacia el enemigo, avanza yardas y... ¡Touchdown!

Kraken es petrificado, y los planes de Hades frustrados. Pero como buen malo, dice sus cuatro chorradas antes de que perseo, lanzando un ataque cósmico (si vale en Final Fantasy, o en Caballeros del Zodiaco, puede valer aquí), mande su infernal culo de nuevo al Inframundo, y fin de la Historia.

lunes, 12 de abril de 2010

Fin de semana tranquilito: Tele y Xbox

Actividad 1

A veces apetece, como ha sido el caso, tener un fin de semana totalmente autista, de no hacer nada, y de no salir prácticamente de casa. Tal ha sido la inactividad, que esta entrada, que habitualmente suelo hacer el domingo a última hora, la hago en lunes.

El viernes me acerqué por Barakaldo, donde estaban las jornadas de Motsukora, y estuve echando una partidilla al juego de mesa de la Vuelta al mundo en 80 días (entretenido) y luego, como es habitual, al Zubiarte.

Actividad 2

El sábado también me acerqué, con ánimo de jugar a cosas, pero resulta que como era el concurso de disfraces (eso que ahora llaman Cosplay, la gente ya no se disfraza, se cosplaya) no había juegos de mesa. Y como el concurso de disfraces me interesaba entre poco y nada, volví a casa.

El resto del fin de semana ha estado dividido entre jugar a la consola (The Lost and Damned, expansión de mi dilecto GTA, con moteros y muchos tiroteos) y al otro lado del crimen, con visionado compulsivo de capítulos de Los Hombres de Paco (contra la que podría estar despotricando durante varios párrafos, pero que debo admitir que me divierte), con el paréntesis de la aclamada Moon. Una película que no sabría cómo definir, y que no tengo claro del todo si me gustó o no, pero de la que tengo claro un consejo: no veas Moon a la 1 de la madrugada.

Eventos programados para el finde que viene: Cumplir años.

viernes, 9 de abril de 2010

2084: Numerus Clausus

Homenaje a Orwell

1984 es uno de mis libros favoritos, terriblemente duro pero apasionante, uno de esos libros que te dejan mal sabor de boca, pero que te invitan a pensar. Para quien no conozca la obra, 1984 es el libro que crea al Gran Hermano omnipresente, que todo lo vigila, donde las libertades de las personas han sido totalmente suprimidas por una cínica y brutal burocracia represora, y donde cada paso que se da es monitorizado.

El género distópico, en el que se encuadra esta obra, siempre me ha tirado bastante, y quise hacer una partida de rol que tocara este campo. Pero no quería limitarme a utilizar lo ya existente, y por eso derivando, quise crear mi propio mundo, hacer mi propia distopía.

Obviamente, en esto ya está casi todo inventado, pero me resultó atrayente la idea de un mundo en el que la población estuviera limitada. Nacía el Numerus Clausus: máximo de 100.000.000 personas a la vez, dada la limitación de los recursos, en un planeta arrasado por una guerra nuclear. La idea la cogí, probablemente de la prescindible "Fortaleza Infernal" de Christopher Lambert, donde las consecuencias de una reproducción no autorizada podrían ser fatales. Tal vez no tan diferente de las políticas de control de natalidad en China, referencia por otra parte imprescindible a la hora de describir cualquier distopía.

Me atraía, pues, la idea de un mundo postguerra, curiosamente la inspiración me vino de dos videojuegos, uno el Civilization, donde tengo la mala costumbre de acabar sembrandolo todo de misiles nucleares, dejando el mundo reducido a un erial, me preguntaba cómo sería el día a día de los habitantes de ese mundo. También me inspiré claramente en el juego Half-Life 2, donde al margen de los tiroteos, estéticamente muestra un entorno urbano totalmente depresivo, y que encajaba perfectamente, con el contraste por una parte de la brutalidad policial, con las amigables arengas que recibimos constantemente por megafonía. No es, pues, casual, que decidiera numerar las ciudades, como homenaje a Ciudad 17, habiendo así 100 ciudades, cada una con su millón de habitantes.

Otra idea que rodea este mundo, el de 2084, es la terrible burocratización. Aquí es obligada la alusión a la película Brazil, donde se nos muestra precisamente una sociedad distópica burocratizada hasta extremos absurdos, y que es una clara fuente de inspiración, pero no la única. Cuando nace la idea me encuentro en plenas oposiciones, con mi futuro pendiente de un examen, hasta arriba de Derecho Administrativo, y encontré atractiva la idea de un mundo en el que los ciudadanos vivieran permanentemente pendientes de un hilo. Ahí nacieron los exámenes de ciudadanía, y la terrible meritocracia.

Una persona nace y adquiere el estatus de preciudadano, y al llegar a la edad adulta se le somete a su primer examen de ciudadanía, donde debe demostrar si es válido, o ser eliminado ("dado de baja", según el argot), y si aprueba se le asigna la profesión a la que deberá dedicarse hasta el fin de sus días, idea que tomé prestada de la novela "El Dador".

Logotipo de la ONU

¿Y por qué la ONU? Necesitaba un malo para la historia, un Partido, un Imperio, algo. Pero quería que fuera algo reconocible, y prefería la idea de utilizar algo que ya existe y retocarlo, retorcerlo. Debo confesar aquí que también debo mucho a una barbaridad que solté en un examen de Derecho Internacional, donde en pleno lapsus vine a poner que los Cascos Azules realizaban la función punitiva de la ONU. La idea de unos Cascos Azules sembrando el terror era delirante, pero tremendamente sugerente, y reultaba mucho más fácil y creíble la idea de que un organismo real y amigable se hubiera ido reconvirtiendo en lo que sería en 2084. Había nacido el reinado del terror de la ONU.

Necesitaba ahora un Mcguffin, una zanahoria que contrastara con los palos. Teníamos ya un mundo opresivo, donde la libertad de pensamiento era anatema, donde salirse de la línea estaba severamente penado. Y no quería copiar tanto a Orwell. Además, la idea del mundo arrasado daba pie al concepto de la Terraformación. Terraformar era la clave, el mantra. La abundancia llegaría con la Terraformación, terraformad y acabarán vuestras penas. La Terraformación está cada día más cerca. Terraformación: había nacido una nueva religión.

Pero aquí sí quería imitar a Orwell. En su novela, el fin de la guerra está cada día más cerca, pero nunca llega. Aquí, cada día estamos más cerca de terraformar, aunque nunca lleguemos. No quería una guerra contra enemigos imaginarios, no tenía mucho sentido en el contexto de un mundo regido bajo el báculo único de la ONU. Pero eso no significaba que no hubiera enemigos, pues siempre hay que sembrar la paranoia, y justificar el trabajo de los Cascos Azules. Habría, claro está, enemigos del sistema, enemigos de la colectividad, enemigos públicos, llamados Anticiudadanos, o simplemente Terroristas.

Y esa es la base sobre la que empecé a construir el mundo, cuando nació la idea de convertirlo en partida de rol, aunque a partir de ese punto es cuando dejo de ponerme medallas, y entra en juego otra persona, A.E., convirtiendose el mundo de 2084 en obra tan suya como mía.

Y no lo haré hoy, pues no es plan de extenderme demasiado, pero si en entradas sucesivas, publicar un relato que escribí, de donde nació un poco todo esto, que escribí en una mañana de inspiración, y que estará, supongo, plagado de errores e incoherencias, pero que define muy bien un hipotético y sombrío 2084, en el que todo parecido con la realidad, o con la obra de Orwell... es intencionado.

*Capítulo 1

jueves, 8 de abril de 2010

Sobre Facebook, privacidad y demás gaitas.

Facebook analógico

Si hay algo que representa a la era actual en Internet son las redes sociales. Hay más, pero la más conocida es Facebook, la que está de moda, la que si no tienes parece que no existes, y la que resulta más cool presumir de que no tienes. Porque, no olvidemos que tan snob como ir a la moda, es presumir siempre de no ir a la moda. Queda muy cool el rollo de "paso de eso de lo que no pasa nadie".

Bien, yo no paso de ello. Que quien no lo quiera no lo tenga, pero yo sí tengo perfil de Facebook, lo uso regularmente, pongo datos míos ahí, me entretiene, me ayuda a ponerme en contacto con gente a la que tenía perdida la pista, e incluso ayuda, aunque suene a leyenda, a ligar. Sí, hasta yo he ligado alguna vez gracias a las redes sociales.

Pero esta no es una entrada para ensalzar las virtudes del invento. Tampoco es para remarcar sus defectos, pues los tiene, pues a veces parece que Facebook es un invento de los siniestros hombres de gris de la novela Momo para hacernos perder el tiempo con sus chorraditas, y es obvio que Facebook es una herramienta que maneja datos de las personas, sobre todo para poder hacer la publicidad más dirigida. Pero como con todo, se dicen muchas tonterías al respecto.

Veamos primero este video:

Lo de 1984 me ha saltado la lagrimilla.

Veamos. Se dice que todo lo que pones en Facebook pasa a ser propiedad de Facebook, y que das tu permiso a que hagan con tus fotos lo que les salga del orto.

Esto es algo que siempre me ha hecho mucha gracia. Sí, efectivamente. Facebook puede hacer lo que le venga en gana con mis fotos que yo suba, y con mis fotos si las sube otra persona, o incluso con las fotos que me pueda hacer un fotógrafo de Facebook. Por algo ellos son un gigante y yo un enano. Pero eso también lo puede hacer Google, lo puede hacer Microsoft, o lo puede hacer la Asociación Nacional del Rifle. Lo pueden hacer conmigo, pero no se lo podrían hacer a Obama, mire usted qué cosas.

Sí y no. Ellos pueden hacer lo que les dé la gana, porque de facto pueden hacerlo, pero ese supuesto consentimiento que yo les he podido dar... ¿qué me impide hacer el Facebook de un tal John Doe, subir fotos de John Doe, poner datos de John Doe, actuar como John Doe, e incluso hacerlo desde una cuenta de correo que sea Johndoe@hotmail.com? ¿Ha dado John Doe su consentimiento? ¿Tiene Facebook forma de demostrar que ha sido John Doe y no otra persona quien ha creado esa cuenta? No, señores, no tiene. No existe ese consentimiento, porque no lo pueden demostrar. Como tampoco se puede demostrar que yo sea Jokin García y no una persona haciendose pasar por él.

Alguno me dirá que mediante la IP. Bueno, eso podría servir, en todo caso, si el contrato de Internet está a mi nombre. ¿Y si lo hago desde un ordenador público? ¿y si lo hago desde el ordenador de otra persona? ¿Quién me impide crear desde mi casa un perfil de Facebook a cualquier otra persona que viva ahí?

Seamos serios. Esto es tan de sentido común, que no me creo que no se hayan dado cuenta antes que yo. Pueden hacer lo que quieran con las fotos y datos, pues tienen los medios para ello, pero no porque nadie les haya dado permiso. Así que, me río yo de esa cláusula.

Como también me río de los clásicos "Facebook es malvado, se comerá a tu perro y venderá tu alma al diablo". Bien, puede que sea malvado, pero es que vamos a ver, basta con tener un poco de seso y no airear los datos que uno no quiere que se sepan. Pero es que exactamente igual que en la vida real. ¿Salís a la calle gritando vuestro número de teléfono? ¿Le contáis a todo el mundo vuestro número de cuenta? Tengo un blog, y soy consciente de que todo lo que escriba aquí es susceptible de llegar a cualquiera. No se me escapa que basta con meter mi nombre en Google para que aparezca, y que lo pueden leer amigos y enemigos. soy consciente de ello, si no, no tendría un blog. Pero es que solo cuento cosas que no me importa que se sepan. Las que no, no me veréis contarlas por aquí. Coñe, igual que en la vida real.

Y en fin, que es lo que tiene la globalización. Que radiopatio funciona más rápido, y que ahora la información circula más rápido, y puede llegar a más sitios. Pero lo que puede hacer que tu foto borracho acabe en el ordenador de tu suegra no es Facebook. Desde el momento en que te pones delante de una cámara de fotos, desde el momento en que interactúas con alguien, de cualquier manera, sabes que eso puede acabar en cualquier sitio. Si eres discreto se sabrá poco de ti. Si eres un bocazas, se sabrá todo. Si te rodeas de gente discreta, se sabrá poco de ti, aunque seas un bocazas. Si te rodeas de bocazas se sabrá mucho de ti, por discreto que seas. Eh, igual que ya pasaba antes.

Bienvenidos al mundo real.

Nota: Con esto no pretendo, ni mucho menos sentar cátedra. Es mera opinión personal, y como tal ha de tomarse.

miércoles, 7 de abril de 2010

Dead Set: Muerte en directo

No son zombis, son concursantes.

Mezcla Gran Hermano con zombis. Vale, mezcla Gran Hermano con más zombis, y tendrás Dead Set, una miniserie británica, de solo 5 capítulos, y de unas 2 horas de duración, que nos plantea una invasión zombi, que sorprende a los concursantes de Gran Hermano en pleno concurso, y que tras su escepticismo inicial se ven obligados a atrincherarse en la casa, donde ser "eliminado" en este apocalipsis, se convierte en algo terriblemente literal.

El resultado es divertido, y dinámico, y lo que más me gustó fue cómo los personajes se comportan de forma diferente cuando están detrás de las cámaras, cómo lo que muestran no son sino caricaturas de sí mismos, como supongo que pasará en los Granhermanos de verdad.

Otro detalle que ayuda a que el resultado sea creíble (infectados devoracerebros al margen) es que el papel de presentadora del concurso está aquí interpretado por Helen Adams, por lo visto presentadora del Gran Hermano inglés en el mundo real. Vamos, como si aquí pusieran a Mercedes Milá.

Me parece un producto interesante, con situaciones curiosas, que no es plan de relatar aquí, y con un toque de crítica social, donde los zombis bien podrían entenderse como metáfora del descerebramiento del espectador, que termina idiotizado y sin seso delante de una tele, y de cómo es algo a lo que cuesta escapar.

Y debo contar, entre mis escenas favoritas, el ataque zombi a ritmo de Grace Kelly de Mika, simplemente genial.

martes, 6 de abril de 2010

Películas imposibles (III)

El nuevo éxito de Disney

Continuación de.

300 gramos: El título hace referencia al peso de los cojones de un espartano, en una película filosófica sobre la vida y la muerte en la batalla de las Termópilas.
A propósito de Herbie: Un grave accidente de circulación borra la memoria de un Volkswagen Escarabajo, que tiene que irse rehabilitando poco a poco.
Alien voló sobre el nido del cuco: El día a día pabellón 8 de la nave hospital nuestra señora de Nostromo, para alienígenas traumatizados por haberse enfrentado a Ripley.
American Pie X: Un grupo de jóvenes neonazis se plantean en el instituto a ver quién es el primero en pegar una paliza a alguien. Memorable la escena en la que el protagonista es sorprendido por su padre pegando una paliza a una indefensa tarta de manzana.
El diario de Indiana Jones: Indiana Jones es un arqueólogo neurótico que se deprime al ver que pasan los años y mucho tesoro y tal, pero no consigue encontrar pareja.
Ciudadano Solomon Kane: En la legendaria Xanadú, Solomon Kane es millonario de día y cazademonios de noche.
El Club de la lucha de los poetas muertos: Tyler Durden es un profesor de literatura en un estricto colegio inglés, donde la primera norma es que no se habla del estricto colegio inglés.
Dentro del laberinto del Fauno: La guerra civil española, vista por los teleñecos.
Dioses y Monstruos S.A.: Va de unos señores que salen de un armario y...
El dia de mañana nunca muere: El agente 007 se enfrenta al mayor desafío de su carrera: el fin del mundo.
El espinazo del Diablo se viste de Prada: En un orfanato español de la posguerra, una joven diseñadora de moda trata de conseguir los uniformes más resultones.
Grayskull musical: Después de acabar el instituto y la universidad, un hipermusculado Troy y una anoréxica Gabrielle, se reencuentran con sus amigos al matricularse en el Máster del Universo.
La guerra de los mundos de Yupi: Los aparentemente amigables Yupi y Astraco no eran sino la punta de lanza de una invasión que pondrá en peligro a toda la Humanidad.
El Imaginarium del Doctor Zhivago: El día a día de un psicodélico circo ambulante en la Rusia de 1917.
La joya del Nilo y Stitch: El intrépido cazatesoros Jack Colton se encontrará con que el adorable bichejo azul que se se topa en una isla del Pacífico le dará más problemas de los inicialmente previstos.
Liberad a WALL·E: Un gamberro juvenil es condenado a trabajos sociales y es enviado a limpiar una fábrica de robots, donde trabará amistad con WALL·E, al que querrá liberar para que pueda reunirse con EVE.
Los burdeles de Caprica: Biopic sobre Gaius Baltar.
Moby Dick Tracy: Va sobre un cachalote que se pasea por los océanos con una gabardina amarilla y un sombrero a juego.
Cómo perder a un chico 28 días: Comedia romántica sobre una rubia que es incapaz de darse cuenta de que el chico al que ama ha sido víctima de un virus mutante. Atención a la banda sonora, interpretada por Alaska en el tema "Mi novio es un infectado".
Sam&Max Payne: Harto de las psicodelias de su amigo el conejo, Sam decide buscar un socio más serio para dar un toque más noir a la saga.
Telma, Luis, Bom y otras chicas del montón: Almodóvar se atreve con el género de la Road Movie, con la historia de unas chicas (algunas de ellas transexuales, claro) que deciden tirar millas y escapar de sus vidas anodinas y aburridas.
The IT clown: Un payaso alienígena aterrorizará a unos indefensos empleados ingleses del servicio técnico informático.
El Ultimatum a la Tierra de Bourne: Unos alienígenas amenazan a la Humanidad, y plantean su exigencia a los líderes mundiales: arrasarán el planeta si no siguen sacando películas del superagente interpretado por Matt Damon.

lunes, 5 de abril de 2010

Paliza Xacobea (98-58)

Esta vieira habría dado más guerra.

Llevaba mucho tiempo sin ir al baloncesto, quitando la copa, desde diciembre. Y hoy me ha dado por volver, para presenciar el esperpento de equipo al que se ha enfrentado el Bilbao Basket, el Xacobeo Blu:Sens, una auténtica banda, que ha perdido por 40 puntos, como podía haber perdido por 60. Todo ello para un partido sin emoción, y en el que el resultado se ha podido adivinar desde el principio.

Lo mejor, que el equipo está en Playoff. Lo peor, que no es algo que me ilusione tanto como debería. Ni frío ni calor. Tengo mis serias dudas de si seguiré el año que viene.

¿Servirá la final a 4 de Vitoria en Eurocup para resucitar al difunto gusanillo del baloncesto?

domingo, 4 de abril de 2010

De Errenteria vengo.

Combinado del Stick

Ya he regresado, o lo que queda de mí, de las excelentes jornadas de Rentería, hacia las que solo tengo palabras de alabanza y agradecimiento.

Jueves

El jueves salíamos bien pronto de Bilbao para en convoy llegar al sitio, sin perdernos como otros años, soprendentemente a la primera, y una vez allí, ronda de encuentros y reencuentros. Por la tarde una partida de Galactica, que naturalmente gané (modestia, ¿qué es eso?) y por la noche, tras dirigir la partida de Lumber Creek, bastante resultona, un paseo por los bares, una borrachera de las que hacen época, de las que hacía mucho que no me cogía, pero divertida.

Viernes

Mañana de resaca y por la tarde rol en vivo de Galactica, donde yo era Helo, y donde había un par de variaciones de la serie, pero bueno, lo suyo era divertirse, y el objetivo se cumplió. Por la noche, otro ReV, "Contra el sistema", con la destacada participación del mismísimo Constantino Romero (por voz)

Este señor era yo en Galactica.

Sábado

Sin resaca, gracias a no haber salido de fiesta el viernes, la mañana la dediqué a descansar y frikear variadamente, y sobre todo a ultimar los detalles de 2084, la partida que nos tocaba dirigir a la noche. Pero antes, por la tarde, dirigía otra partida de Galactica (al final ha dado juego la serie, está claro), un minivivo de 6 jugadores.

Y por la noche llegaba la hora de la verdad. Dirigir la partida que tanto tiempo habíamos estado preparando. Era el momento de 2084, y el miedo a que se torciera estaba presente. Por suerte, no fue así, y se pareció bastante a lo que queríamos que fuera, y supongo que a algunos gustaría más que a otros, pero espero que la gente disfrutara tanto con ella como nosotros escribiendo y dirigiendo. Al menos yo quedé personalmente muy contento.

A la noche un intento de salir de fiesta, que se vio truncado por el sueño y el cansancio.

Domingo

Día de despedidas, cierre, hasta el año que viene, y todos a casa.
Ha sido un placer.

jueves, 1 de abril de 2010

A Errenteria voy.

De su web

Pues eso, que me piro a los Encuentros Rúnicos, por lo que el blog queda cerrado por jornadas hasta el domingo. Sed malos, que ser buenos no tiene gracia.