viernes, 5 de febrero de 2010

En Tierra Hostil (The Hurt Locker)

 
"Alístate, dijeron, conocerás mundo"

Avalada por ser una de las favoritas en las quinielas oscariles y aclamada por la crítica, "En tierra hostil" es una película bélica que nos cuenta las andanzas en Irak de un comando de marines americanos especializados en desactivar explosivos, y de las durezas del día a día en tan peligroso paraje. Pero también nos habla de una droga muy adictiva y peligrosa, de la adicción a la guerra y a la adrenalina. De hecho, el leit motiv de la película es precisamente ése.

Durante muchas partes de la misma presente un aspecto muy de documental, no obstante lo cual, quien quiera una película de acción y tiros no quedará descontento, pues los hay, y creo que bastante bien logrados. Si bien, no he estado en Irak y tampoco puedo decir si es realista, pero al menos es consistente y creíble. De todas formas, las grandes estrellas de la función son las bombas, pues no en vano, va de artificieros, los cuales aquí, y eso me gustó son humanos, que sufren y sangran, que tienen sus motivaciones, y que no son inmunes a los demoledores efectos psicológicos del día a día en el frente. Tal vez me dio la impresión de ser un poco (pero solo un poco) maniquea, de que los buenos son los buenos y los malos simplemente unos insurgentes que gritan cosas ininteligibles y explotan, pero no está mal. De hecho, como película está bastante bien, aprobado alto.

Y tiene su gracia que la directora Kathryn Bigelow sea la ex-esposa y rival de James Cameron en la carrera para la estatuilla dorada, y me puedo imaginar cómo habría sido esta película dirigida por James Cameron, "marine americano que enamora de una insurgente y se pasa al bando de los irakíes".
Publicar un comentario en la entrada