lunes, 30 de noviembre de 2009

Sólo sé que no sé nada, o la prudencia de callarse ante la propia ignorancia.

Todo un ejemplo de ética periodística.

Vagas reflexiones, al hilo de cosas como ésta que ha pasado en Canarias, donde la noticia de un presunto* asesino enzalzaba las iras del populacho, que clamaba feroz con todo tipo de castigos y medidas cafres, propugnando penas capitales, mutilaciones o sodomías carcelarias, contra un hombre sospechoso de haber asesinado y violado a una niña de 3 años, vienen una serie de reflexiones.

En primer lugar, la palabra presunto, una palabra que se ha convertido en un epíteto vacío, en un cero a la izquierda, que se ha unido en el club de palabras sin valor a otras como "terminantemente" (¿o es que algo que está terminantemente prohibido está más prohibido que si solo está prohibido?), por cuanto que si en el telediario de turno sale un presunto homicida, para el espectador que en su casa gruñe enfervorecido, ya es un asesino.

No criticaré tanto las medidas que muchos iluminados proponían contra él, creyendo (dando por hecho, más bien) que era culpable, "que si habría que hacerle lo mismo a él, que si silla eléctrica, que si cortarsela y hacérsela comer...", porque bueno, cada cual sabrá qué opinión le merecen tales manifestaciones, sino al hecho en sí de los juicios paralelos y linchamientos populares.

Lo siento, no puedo con ello. No hay imagen que me repugne más que la de un acusado entrando escoltado por la policía en las dependencias judiciales mientras la turba enfervorecida le increpa y amenaza, y si les dejan, lo asesina (otros usarían "ejecutar", pero lo considero un desacertado eufemismo), y por supuesto, desde la más absoluta ignorancia de los hechos.

Está bien, acepto que a veces sabrán que es culpable, pero eso no cambia mi opinión sobre según qué medidas, como tampoco cambia el hecho de que quien desde el salón de su casa suelta toda la bilis no sabe la verdad. Y cosas como ésta lo demuestran. No tenemos el conocimiento, ni la forma de saber las cosas. Sé poco de Derecho, pero lo justo para saber que no me puedo meter a opinar de un procedimiento judicial abierto sin haberme leído el sumario, para saber que lo que me cuentan, al margen de que sea verdad, es sesgado o no, para saber que no importa cuántos informes médicos y periciales me lea, no os voy a entender, y me tendré que conformarme con creerme lo que me cuenten.

Luego pasan cosas como ésta, que sale un sospechoso y ahí van los acólitos de Charles Lynch a tomarse la "justicia" por su mano, a canturrear que si matar es barato, que si en 3 días en la calle, que les gustaría quedarse 5 minutos a solas con el asesino (entiendo que lo querrán atado y sedado), pero no se les ocurre decir "como no sé realmente qué ha pasado me abstengo de opinar, y que opinen y juzguen quienes están cualificados para ello". Y en fin, no seré yo quien defienda la infalibilidad de los jueces, e incluso puedo citar, como he citado en este blog, varios ejemplos de jueces que han opinado sin criterio, pero al menos ellos son profesionales de opinar y juzgar. Y felicito al espectador que desde el salón de su casa tenga acceso al sumario de todos y cada uno de los procedimientos penales, y cada uno de los informes médicos, así como al conocimiento de todos y cada uno de los hechos, pues eso le dará derecho a opinar.

Yo por mi parte, lo que sí opinaré es lo mucho que me crispan ciertas cosas. No las soporto. No pretendo, ni mucho menos, sentar cátedra, ni lo que pongo aquí es dogma de fe, sino más bien un desahogo literario.

domingo, 29 de noviembre de 2009

Fin de semana: cómics, examen y chocolate.

El muerto de chocolate

Como ando vago, resumen exprés del fin de semana, empezando el viernes a la tarde con una sesión de Body Step, sadismo para el cuerpo y cansancio horroroso, otro día me extiendo más, para seguir con la cena-cumpleaños de Joni·, de la Piña de basket, donde me puse hasta las patas y cené de postre lo que se ve en la foto, el "muerto de chocolate", delicioso.

Sábado a la mañana; madrugón para examen de liquidadores en el bEC, que tras hacer al tun-tun, pruebo a volver a pie, recorriendo los 7-8 kilómetros, más o menos, y a la tarde, al salón del cómic y del manga de Getxo. Agobios y aglomeraciones. Antes, eso sí, la noticia buena, que he sacado un 5,88 en el examen, y la mala, que era sobre 20. Otra vez será.

A la noche, una de cenar en el Zubi, luego a la lonja a jugar a versus, y hoy domingo, por la mañana aprovecho para quedar con Sergio y Rocío, dos amigos que habían venido de Barcelona, y que me han presentado a Ekaitz, "piojito", su simpatiquísimo bebé de un año (he hecho pira al Bilbao Basket-Joventut) y a la tarde nuevamente a Getxo, donde me ha tocado, sorpresivamente, ser el jurado del concurso de karaoke manga (más bien parecía concurso de playbackaraoke, faltando solo Milli Vanilli)

Y eso fue más o menos todo. Ah, e impugno que hayan quitado las mesas de juego en el salón del cómic. >:(

viernes, 27 de noviembre de 2009

Bloque institucional

Metí "bloque institucional" en Google y me salió esto.

Por fin acabé los cursos de la oposición, los cursos de acceso que nos obligaban; microinformática, prevención de riesgos (con todos los movimientos coreográficos de la ergonomía) y el bloque institucional, a priori el más absurdo y peñazo, que fue ayer.

A posteriori me reafirmo en que carece por completo de sentido que en la oposición nos exijan acreditar conocimiento sobre Estatuto, Norma Foral, Concierto, etc... y nos den luego un curso sobre lo mismo. Que no, no hablo de profundizar, hablo de un curso sobre lo mismo. ¡Qué bien nos habría venido este curso antes de la oposición!

Por suerte el ponente era bastante bueno, y logró que una chapa de 4 horas sobre tan árido tema fuera lo menos pesada posible, y eso es complicado, y tuvo además el mérito de que la parte sobre antecedentes históricos fuera incluso interesante, y con el mérito de ser capaz de hablar de Constitución, Estatuto, Fueros, Historia Política de Bizkaia, y por extensión de Euskadi, sin caer en posiciones políticas de uno u otro signo, siendo bastante ecléctico y objetivo, algo difícil y meritorio, digno de aplauso.

Pero lo importante, que ya se acabaron los cursos de marras.

jueves, 26 de noviembre de 2009

The Box

¿Esto mata gente y encima te regalan dinero? Tiene que haber letra pequeña, fijo.

Premisa apasionante, película fallida.

El trailer nos vende The Box como un dilema: un matrimonio recibe un inesperado regalo, una caja con un botón rojo y una condición. Si pulsan el botón alguien a quien no conocen morirá, pero a cambio recibirán un millón de dólares libre de impuestos.

Suena bien, ¿verdad? Pues la película se carga esa u otras premisas. Uno podría pensar que va sobre decisiones difíciles, sobre las consecuencias de una decisión tomada a la ligera, del dilema moral... agua.

Con destripe del argumento voy a contar un poco más. El planteamiento, como ya he dicho, el matrimonio que recibe la caja, cuyo botón puede darles dinero y llevar muerte a un desconocido. Podría ser cualquiera, incluso alguien malvado, y ese dinero les vendría muy bien. Y empieza hábilmente haciendo que los personajes necesiten la pasta, pero sin ahondar demasiado, y sin dotarlos de excesiva profundidad. Un malo con unos efectos especiales para la cara un tanto cutres, y bueno, cuando el espectador piensa que toda la película va a ser caja arriba, caja abajo, que si dan al botón que si no, pues le dan más por darle que por otra cosa.

Y entonces empieza el festival de despropósitos y escenas gratuítas, llegando al climax con la escena de la biblioteca, que es paradójicamente y al mismo tiempo, la mejor escena de la película pero tramposa e innecesaria.

Dan ganas de levantarse y marcharse cuando explican el origen y poderes de la caja y su misterioso donante (le cayó un rayo encima, le poseyó un alienígena, obtuvo poderes y quiere juzgar a la raza humana) que, bueno, no suena tan mal, pero al finmal esto hace aguas, ya que vemos que el libre albedrío brilla por su ausencia, y que el dilema moral no existe, pecando de un completo determinismo que estropea el conjunto. Bueno, y que siempre es Pandora la que abre la caja, Eva la que prueba la manzana y la esposa la que pulsa el botoncito. Ellas. Muy constructivo el mensaje, vamos... ¬¬

En fin, y para quien lo entienda, "no son zombis, son empleados".

Podía haber sido una gran película, pero se queda a medio camino, pareciendo más una mala partida de rol, como se plasma en la siguiente escena, que quien haya visto la película sabrá ubicar:

-CÍCLOPE: Master, uso mi trasfondo "contactos" para hablar con mi suegro, que es policía, e investigar la matrícula del señor feo.
-MASTER: Vale, ves que en la mesa de tu suegro hay varias carpetas, y una de ellas te llama la atención.
-CÍCLOPE: Tiro percepción, la saco. ¿Qué pone?
-MASTER: Algo de un asesinato.
-CÍCLOPE: Seguro que tiene que ver con la trama, le digo a mi suegro que me lleve al lugar del crimen. Tiro elocuencia... ¡crítico!
-MASTER: Vale, te lleva al escenario del crimen, tira investigar.
-CÍCLOPE: La saco, ¿qué veo?
-MASTER: Ves un libro en una esquina, con unos números.
-CÍCLOPE: Ah, pues lo cojo, y en un descuido de los policías me lo meto en el bolsillo. Y como tengo un porcentaje elevado en "Buscar libros" me voy a la biblioteca y busco esos números.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Remo indoor

La maquinita de marras.

Más recuerda a esto.

Cuando se va al gimnasio hay que probar cosas nuevas, y como después del Body Express suelo complementar con algo de cardio, esta vez he optado por, en lugar de andar, pedalear o esquiar, fijar mis ojos en la máquina de hacer traineras, más o menos como la que se ve en la primera foto.

Me acerco, pregunto a la instructora cómo funciona, me explica cómo va, y me pongo a ello. Parece sencillo.

Grave error. Monto y empiezo a remar. Al principio no cuesta mucho esfuerzo, remada por aquí, remada por allá, boga, boga, boga... pero poco a poco, las gotas de sudor empiezan a caer por la frente, las piernas comienzana perder fuerza, los brazos flojean y el corazón empieza a multiplicar sus revoluciones. Creo que me he enamorado de esta máquina.

Pero no, no es amor. Ni siquiera es una obsesión, es una sofisticada máquina de tortura que hace que cada minuto en ella sea una gesta, pero como encima te pone ese estúpido contador de potencia, te hiere en el orgullo y no puedes parar. Los cojones, no vas a poder parar. Cada poco los pulmones reclaman su parcela para recuperar el resuello, y los propios jadeos impiden escuchar los incesantes latidos. Las pausas para respirar se van haciendo más frecuentes, y hasta llegan a durar más que las propias tandas de remar.

Haciendo acopio de las pocas fuerzas que me deja, me levanto y me tambaleo hacia la ducha. La máquina me mira triunfal, pero debe saber que habrá una revancha, y que volveré.

Lo que no tengo muy claro es si volveré en son de paz, o con un hacha.

martes, 24 de noviembre de 2009

2012

¿Quién necesita armadura cuando tiene una niña que grita?

Aviso a navegantes: en esta entrada pienso destripar de forma inmisericorde el "argumento" de esta película, y para empezar fuerte voy a hacer el spoiler gordo, que la cuenta enterita: es de Roland Emmerich.

Dicho eso creo que ya he contado todo sobre esta catastrófica película de catástrofes, que bien podría recibir el calificativo de comedia, ya que en muchas de las escenas de la película, simple y llanamente da risa (que nadie se alarme, es exactamente lo que yo esperaba de ella) Lo que no tengo muy claro es qué trauma tiene este director con el mundo, que cada vez que hace una película lo rompe.

Si en Independence Day eran alienígenas bajo entorno Windows, y en El día de mañana unos grajos volando bajo (con un frío del carajo) en esta ocasión es la profecía maya de que una conjunción planetaria provocará un movimiento de placas tectónicas y una horda de neutrinos bailando la conga lo que mandará a la humanidad a freír espárragos.

El protagonista aquí es el invulnerable John Cusack, que como se ha leído todos los manuales de supervivencia en películas de desastres hace el combo de artista semiacabado, divorciado y con dos hijos, usando la fórmula que tan buenos resultados diera a Tom Cruise en La guerra de los mundos de hijo adolescente insoportable con el que choca y niña repelente. Además, el rollito de "que si volvemos que si no" que inevitablemente tiene con su ex-mujer, le da todas las papeletas para subsistir. Además, para terminar de romper la baraja, hace que la carta de "muerte heróica" se la gaste el novio de su ex-mujer, así que se sdalva seguro. La sensación de invulnerabilidad que rodea al personaje supera a James Bond, Indiana Jones y Chuck Norris juntos.

El otro protagonista es el geólogo negro, que descubre de qué va el tema, se hace amiguito de Obama, y es otro de los que se salvan, y para relacionar ambas historias, es fan de las novelas de Cusack. Y como muestra de lo imprevisible que es la película, se acaba liando con la hija del presidente.

Otros personajes de interés son Karpov, el mafioso ruso con dos hijos gemelos mediolelos, su novia, una versión rusa de Paris Hilton y su chófer-guardaespaldas-sicario-piloto-guaperas, teniendo Karpov la clave para sobrevivir.

Resulta que Cusack se encuentra en Yellowstone con un fumado conspiranoico (Woody Harrelson), que le da las claves para sobrevivir, y tras la parte telecomedia en la que la familia feliz; Cusack, su ex-mujer, su novio (el de la ex-mujer, no el de Cusack) y los hijos se las ve y se las desea en su avioneta (donde nos demuestran que una clase es suficiente para todo tipo de proezas aéreas) para huir de la muerte a cada instante, van a las Vegas, a buscar a Karpov, que es el jefe de Cusack, y tiene un avión. ¿Por qué? Porque tienen que ir a China, donde según las indicaciones del fumeta hay naves para salvar lo salvable de la humanidad.

En Las Vegas, y nuevamente in extremis, consiguen salir por alas, dejandose medio avión en el intento, y cuando van a amerizar en la costa de China (todo el mundo sabe que "China" es un sitio pequeñito) acaban en Nepal, donde casualmente se topan con los soldados que les pueden llevar a las naves (qué pequeño es el mundo) y donde el malo les "traiciona". (Y digo yo, él tenía pasaje para él y sus hijos, y a los demás no les iban a dejar entrar, ¿qué culpa tiene él?)

Y como no tienen billete, el party protagonista, a los que ahora se han unido la Paris Hilton rusa y unos nepalíes que pasaban por ahí<, movidos por su instinto de supervivencia, deciden colarse en la nave, poniendo en peligro a toda la humanidad que queda. Mientras tanto, desde dentro de la nave, no pueden cerrar, porque unos gilipollas que se han colado obturan la salida, así que podrían morir todos solo porque la Parishiltonova se quedó a esperar a su lindo perrito (por tanto, tiene la muerte que se merece) La lían parda, y están a punto de erradicar a la humanidad, pero se salvan in extremis, que para algo Cusack emana aura de invulnerabilidad, y todos los supervivientes (millonarios en su mayoría) deciden aclamar a la panda de subnormales que casi les cuesta la vida (supongo que para poder lincharlos ellos)

Año y pico después, todos son felices, y se van a vivir a África, que es de lo poco que no se ha inundado. Ya me explicarán de qué viven, eso sí.

En definitiva, 2012 es lo que promete: un truño con grandes y vistosos efectos especiales, con clichés a toneladas, personajes insulsos y escenas más hilarantes que dramáticas, y que por supuesto hay que ver con el cerebro apagado. ¿No debería darles una hipotermia al bucear en agua helada? Pase que sea de noche en todas las partes del mundo a la vez. Pero, ¿cómo es que el Everest está al lado de la costa china? Lo de que Obama se sacrifique por el bien de su pueblo, me lo podría llegar a creer, pero que lo haga Berlusconi... ¿Alguien se cree que Berlusconi se iría al Vaticano y no de putas?

lunes, 23 de noviembre de 2009

Precocidad extrema

La prueba documental

Hallábame yo grabando expedientes, cuando me topé con una modificación de Renta Básica, en la que el matrimonio compuesto por Luis Alberto y Cristina Rosalía, beneficiarios de la renta básica, nos comunicaba la feliz noticia del nacimiento de una pequeñuela que traería alegrías y parabienes a su familia (y el incremento de ingresos debido al aumento en el número de miembros de la Unidad Familiar, que todo hay que decirlo)

Pero claro, veo en la documentación aportada, en el libro de familia, que Don Luis Alberto es ciertamente joven, que tiene poco más de 5 meses, al haber venido a este mundo el 14 de junio de 2009. Y bueno, puedo pasar por alto el hecho de que no tenga los preceptivos 23 años que la norma exige para poder ser titular de un expediente de Renta Básica, pero hay detalles que no me termino de explicar.

Cierto es que podría pensar que es una errata, y que Luis Alberto sea algo más longevo que lo que el libro de familia pretende, pero eso supondría tachar de negligente al sin duda diligente funcionario que cumplimentó el documento, y estaría feo, por lo que he de presuponer que los datos ahí reseñados son correctos.

Así pues, partiendo de esa base me sorprende la precocidad de los chavales de hoy en día. 5 meses y ya padre. Los hay que se casan de penalty, pero lo de este chico es ya nacer de penalty. Porque si la hija le nació en octubre, hablamos de que la concepción debió de ser allá por enero, 4 meses antes de que naciera el padre. ¿Y cómo lo hizo para dejar embarazada a su mujer? ¿con un permiso de fin de semana?

Se me ocurre también que el pequeño Luis Alberto solo sea el padre putativo, y que harta de espera a que naciera, Cristina Rosalía buscó cariño en brazos de otro, lo que sería cruel para Luis Alberto: nacer ya cornudo. Y en todo caso, a Cristina Rosalía ya le vale. Que le gusten jovencitos lo entiendo, pero esto ya... esto es pasarse.

En fin, dicen que los niños vienen con un pan debajo del brazo. Éste vino directamente con un hijo debajo del brazo. Y sí, podríamos pensar que es una errata, y que como dice el padrón, Luis Alberto tiene 34 años y no 5 meses. Pero, ¿realmente queremos que la lógica y la verdad nos estropeen una bonita historia? Además, aferrándome a este relato, cada vez que alguien nacido con posterioridad a septiembre de 1978 ose desplantarme, podré decirle aquello de "un respeto, que podría ser tu padre".

domingo, 22 de noviembre de 2009

Fin de semana piñero (y otras frikadas)

A por ellos, oé.

Ayer tocaba comilona-asamblea de la Piña Marko Banic, así que nos juntamos casi en pleno en el txoko de Igor, para poner al día los asuntos y homenajearnos con una buena jamada a base de pollo (no podía ser de otra forma) y como es natural, jugar a baloncesto, y como las canastas eran de minibasket, no podía faltar el concurso de mates, en el que utilizamos como balón, además del balón propiamente dicho, lo que se ve en la foto:

Con el pikachu-balón.

A la noche me fui ya a Deusto, donde había unas jornadas de rol en vivo, y donde jugué una de zombis, Base Rainer, interesante pero de funesto resultado. A su finalización, un intento de salir de fiesta, pero mi cuerpo dijo que basta, y llevar a la espalda la mochila con los bártulos baloncestísticos tampoco ayudaba, así que decidí destinar el dinero del último cubata a un taxi, y poder dormir plácidamente mis diez horitas.

Y el domingo, pues recibir gente en casa y jugar al Dominion hasta la muerte. Supongo que algún día que no se me ocurra de qué hablar en el blog dedicaré una entrada a este juego.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Matchballs universitarios

Y de cómo sufrí en esta santa casa.

Ayer un cruce fortuito con Mario Valenzuela, quien fuera profesor mío de Economía en la Universidad, trajo a mi memoria cierta historia de cómo mi carrera se vio bastante comprometida.

La carrera no era fácil, y había muchos cocos, pero en mi caso no sufrí en demasía Ávilas ni Beobides (de hecho, luzco con honor mi aprobado en primera convocatoria en Derecho Político) pero sí con uno de los huesos duros de segundo curso. Pongo en antecedentes que una errónea decisión me había hecho meterme en el mal llamado "Derecho económico", que no era otra cosa que estudiar Derecho, con unas cuántas asignaturas adicionales metidas con calzador. Y la verdad, pronto me di cuenta de que la Economía no iba conmigo, que lo mío era el Derecho, y una serie de circunstancias, entre las que se incluía esta asignatura, para mí inaprobable, hicieron que dejara la especialidad, para centrarme en la carrera de Derecho propiamente dicha.

Pero un absurdo planteamiento de las normas universitarias hizo que me viera obligado a coger esta asignatura como optativa. Al pasar a hacer solo Derecho tenía que coger optativas, y mi gozo en un pozo al ver que esta asignatura, "Ampliación de Economía", pasaba a ser optativa, pero que por arte de birlibirloque solo podía optar por coger esa optativa. Además, tenían a bien darme por consumidas las convocatorias anteriores, así que me plantaba con una "optativa" en 5ª convocatoria, y dos intentos para aprobarla, y si no, pues a la calle. Fuera de la carrera.

No había más remedio, e intenté tomarme la asignatura en serio. Pero imposible, aquel manual incunable, ese legajo de tablas arcanas, más parecido a un grimorio lovecraftiano que a un texto de estudio, escrito por algún tipo de profeta enloquecido era superior a mis fuerzas, y cada vez que terminaba una página tenía que volver al principio, porque no había entendido nada. Todos tenemos nuestras némesis, y la mía era esta asignatura. No había manera.

Lo intenté, doy fe, y los recientes resutlados avalan mis aptitudes como estudiante, pero cuando algo se atraganta, es difícil. Así que llegó el examen, y nuevo suspenso. Tenía pocas opciones, así que decidí apelar al sentido común del profesor.

Le expuse mi situación, que esa asignatura me la habían encasquetado de mala manera, que seguir estudiando Derecho estaba en juego, y que si no me iba a dar ninguna alternativa que me lo dijera ya, que me iba a mi casa y me buscaba la vida, porque ir a septiembre significaba volver a suspender. Se mostró razonable, y conseguimos negociar la opción de reemplazar el examen por un trabajo escrito, en este caso un señor trabajo, de 100 páginas, sobre la Globalización de la Economía y el Estado de Bienestar.

La vida no suele regalar oportunidades como ésta, así que había que aprovechar y no ser tonto, por lo que pasé el verano prácticamente encerrado en la biblioteca de la universidad, documentándome, y el resto del tiempo en casa escribiendo, y el resultado no fue malo, ya que mi nota final fue un 7... y un suspiro de alivio.

Pero no acabaron ahí las consecuencias positivas de ese trabajo, ya que al año siguiente, en la asignatura Economía Internacional, el profesor dio la opción de hacer un trabajo para subir nota, o incluso de aprobar automáticamente, así que "si cuela, cuela" me dije, y como los trabajos había que hacerlos por parejas, y a un compañero de clase le debía un favor por cierto examen en el que me había dejado "inspirarme" para aprobar (en cristiano, que le copié vilmente) pues acordamos que entregábamos ese trabajo, que él lo actualizaba (para no meter gambas de actualidad) y el tanto nos lo apuntábamos los dos.

Entregamos el trabajo, y cuando fuimos a exponerlo, como mi compañero lo tenía más fresco (yo lo había escrito pero él lo había leído recientemente) el profesor bromeó diciendo que parecía que lo hubiera hecho él y yo solo hubiera puesto el nombre (sacarle de su error y contarle la terrible verdad no parecía lo más sensato, así que mi sentido común silenció a mi orgullo).

Pero lo cierto es que el trabajo le gustó, así que nos dio la siguiente opción: "os doy dos puntos más para el examen, o nos olvidamos del examen y os pongo directamente un 7 a cada uno"... ¡La caja, la caja! Si nos daba dos puntos más en el examen podríamos sacar cualquier nota, incluso un 7, y yo siempre había querido sacar un 7.

Y como ninguno de los dos éramos Peter Griffin, respondimos al unísono "trae pacá ese 7 y que le zurzan al examen" (bueno, probablemente fuimos algo más correctos en el habla).

Por tanto, aquel trabajo no solo salvó mi carrera, sino que obtuvo una calificación de 21 sobre 10. Coló, coló...

jueves, 19 de noviembre de 2009

Victoria meridiana contra Alicante (80-58)

Ambientazo en la grada.

Miércoles, 19:30 de la tarde. Un ambiente gélido en el inhóspito BEC, y ambos contendientes empiezan a jugar al mismo ritmo. Nadie quiere meter una canasta, y los errores se suceden en ambos bandos. Habían transcurrido dos minutos y nadie se había atrevido aún a introducir la pelotita en la canasta.

El lamentable juego desplegado y la negativa racha del equipo instalaban el pesimismo en la grada, pero lo cierto es que no había demasiados motivos para la intranquilidad, ya que la diferencia entre ambos equipos es grande. Cierto es que el Alicante venía de endosar 113 puntos al Murcia, pero jugador por jugador, la plantilla del Bizkaia Bilbao Basket es superior (pese a la falta de Warren) y eso se nota. Así que unos minutillos de correcalles precedieron a un recital de Markota, que puso pronto las cosas en su sitio.

El Alicante tampoco hacía grandes méritos para ganar el partido, y se dedicaba a dar muestras de una puntería lamentable (se gastó las canastas en su partido anterior, está claro) y encima ayer, oh milagro, a Moiso le dio por jugar, así que no tuvieron muchas opciones. Y si a eso le sumamos la expulsión por doble técnica de su entrenador, pues poco podían hacer los levantinos.

La parte negativa, como siempre, salir del BEC, con sus atascos y embotellamientos, que empañan y emborronan todo buen sabor que hubiera podido dejar la victoria del equipo. Pabellón frío, maloliente, de mala visibilidad, y lejos de Bilbao. Todo para un balance digno de nuestro primer año ACB.

Y recuperaron la sonrisa.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Curso de RGI

Pues la verdad es que no tiene mucho que ver con esto.

Día interesante en el trabajo, al menos por la parte que no toca al curso de ofimática (aunque es cierto que un par de truquillos de Outlook al menos sí he aprendido) ya que hemos podido disfrutar de una clase en la que un técnico cualificado nos ha estado explicando los entresijos de la Renta Básica (Renta de Garantía de Ingresos para la nueva ley) y todo aquello que siempre quisimos saber y no nos atrevíamos a preguntar.

La verdad es que a título personal me ha sido muy útil, ya que pese a que llevo aquí dos años, había puntos que se me escapaban, y es lo que tiene trabajar en según qué sitios, que vas aprendiendo las cosas a salto de mata, y con la práctica del día a día, y a veces echas en falta una formación de verdad.

Esto realmente no es tanto por negligencia ni por dejadez de nadie, es simplemente que en un entorno laboral en el que el goteo de idas y venidas de gente es constante, es difícil encontrar el momento, y ése ha sido ahora, aprovechando que con la oposición muchos venimos para quedarnos (aunque mi caso era de los que ya estábamos) y aprovechando, pues se ha impartido el curso para todos, explicando y afianzando bien conceptos sobre la Renta Básica, y sobre todo sobre la nueva ley (bueno, que lleva un año), el reglamento que está por salir, y lo que es más importante, los cambios que están por venir y que afectarán a nuestro departamento (como que esto lo acabará llevando Lanbide, y que nosotros pasaremos a llevar cosas nuevas)

La verdad es que bastante provechoso, e incluso ameno. Y tiene su mérito que a las 9 de la mañana algo se haga ameno, la verdad.

martes, 17 de noviembre de 2009

Celda 211

Link y Ganondorf, versión contemporánea.

Celda 211 es una película sobre un motín en un centro penitenciario, con el saborcillo autóctono de ambientarse en una cárcel española, y nos cuenta, con el inevitable tópico, cómo el incidente coincide con el primer día de trabajo de Juan, un funcionario de prisiones que se ve envuelto en la refriega y se ve obligado a hacerse pasar por un recluso para poder salvar el pellejo.

La película, a dos pistas, nos muestra por un lado los entresijos del motín, con las relaciones entre los reclusos, acaudillados por el siniestro pero humano Malamadre, más alguien sin nada que perder que alguien necesariamente malvado, y del otro lado, los "buenos", intentando recuperar el control de la situación.

La situación, de por sí tensa, se calienta cuando los presos toman rehenes, y la negociación a vida o muerte, en una apuesta donde las vidas de éstos, y las posibles consecuencias de lo que pueda pasar. El dilema del chantaje, ¿ceder ahora significa dar legitimidad a esto?

También nos habla de la degeneración, y de la transformación que una situación extrema puede inducir en una persona aparentemente normal, cuando se ve desbordada por la tensión y los acontecimientos. Es fácil saber qué sería lo correcto en algunas de las situaciones que vemos, ¿pero es lo correcto lo que realmente haríamos?

Pero la grandeza de la película es que resulta todo bastante creíble, verosímil, y además los personajes no son blancos ni negros, sino grises, y vemos que los "malos" no son tan malos (cuando Malamadre explica sus motivos consigue ganarse al espectador) ni los "buenos" son unos santos, como nos muestra el despreciable Utrilla, interpretado por Resines (aunque queda un poco flojo en este papel), unido a cuestiones dudosas, sobre si determinados fines justifican determinados medios.

Además de no caer en maniqueísmos, destaca que el ritmo de la película es más que adecuado, sin decaer en ningún momento, y mantiene en vilo al espectador, que es perfectamente capaz de creerse a los personajes, de entre los que destaco al ya mencionado Malamadre y al guardia de seguridad Armando (Fernando Soto)

Sin duda un acierto de Daniel Monzón, al que tenía cruzado por "el Corazón del Guerrero", pero que con Celda 211 consigue, sin duda, redimirse.

Mi crítica en Muchocine.net

lunes, 16 de noviembre de 2009

Curso de ofimática

Pues va a ser que el explorer era otra cosa.

Al haber obtenido la plaza de Administrativo, ahora me toca someterme a los diversos cursos de capacitación para poder hacer frente al trabajo, pues parece que con la oposición no basta. Así pues, el curso se compone de un bloque de ofimática (5 días), uno de prevención de riesgos (1 día, pero sin disfrazarme de bombero) y otro de bloque institucional (1 día) Este último, viendo el temario, me parece, con el debido respeto, una supina soplapollez. Quiero decir, ya tuve que acreditar en la oposición que me sé el Estatuto, la NF 3/87 o el Concierto Económico. Es más, si estamos ahí es porque hemos demostrado que, entre otras cosas, conocemos bien las citadas normas. ¿No es un poco pérdida de tiempo?

Como lo ha resultado, al menos para mí, la primera sesión de ofimática que nos han dado hoy, de 11:15 a 14:15, donde no es que yo sea un experto, pero es que mover carpetas y mandar correos no es algo que no supiera. Si bien, a diferencia del otro bloque, donde nos "enseñarán" cosas que supuestamente estamos obligados a saber, aquí sí es cierto que haya quien pueda no tener idea, y en todo trabajo administrativo, la parte de manejar ordenadores sin hacer que exploten, viene bien.

Pero por la parte que me toca, debo decir que me ha costado un esfuerzo no quedarme dormido, máxime cuando venía de jamarme un intenso turno de mostrador.

Y lo peor es que la parte informática es toda la semana, de lunes a viernes, de 11:15 a 14:15. "Así te libras de estar ese rato trabajando", dirán algunos. Pues bien, encuentro más divertido estar grabando expedientes, cogiendo el teléfono u ordenando documentos que semejante soponcio, de verdad. Espero que al menos al acabar nos den un título, o algo.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Oviedo: NSR 2009

NSR en cuasipleno

Como ya adelanté, este fin de semana se celebraba en Oviedo la Jornada (porque solo era una tarde) rolera de Nosolorol (cierto, también le dimos al Versus), evento que aprovechamos para reunirnos todo el núcleo duro de NSR (faltaría Su) con la aparición estelar del ilustrador de las tiras cómicas, el Cheve.

Como era de prever, el fin de semana ha sido un no parar de reír, un festival de polladas y chistes semanticos a porrillo, y algo de vida nocturna que, en mi caso, se vio bastante reducica por mor de un incipiente gripazo, aparentemente traído del Norte.

Por lo que a la parte lúdica respecta, por la mañana un rol en vivo basado en un concurso tipo Gran Hermano, con sosprendente desenlace (bueno, como nos conocemos todos bastante bien, tal vez fue menos sorprendente) y a la tarde una partida sin mayor historia de la Llamada de Cthulhu (siendo Asturias, lógico jugar a algo acabado en U)

Por la noche la espicha, que consiste en ir todos en manada a un bar, donde empiezan a poner comida en la mesa hasta que no podemos más. Enconces siguen trayendo un rato, y ya paran.

Tema alojamiento, Pedro J. nos acogió amablemente en su buhardilla, donde 11 frikis convivimos apelotonados, al más puro estilo piso patera, agolpados en el suelo, y donde solo unos pocos privilegiados, entre los que me incluyo por ser uno de los que llevaban coche, pudieron dormir en cama. El drama, claro, era por la mañana, cuando todos queríamos usar el cuarto de baño.

Y por último, no puedo dejar pasar la nota cómica, cuando en el viaje de ida, en la frontera Cantabria-Asturias, un control de la Guardia Civil, que al ver la sospechosa sílaba BI en mi matrícula me hace señales para que pare.

Le hago caso y le pregunto si quiere que le enseñe el carné de conducir, y me dice que es un control de drogas y armas, preguntando si llevamos drogas y/o armas. Ante mi negativa, aparece el otro agente, y con el mismo tono con el que se hablaría a un niño de 6 años nos dice "os advierto que si lleváis hachís y lo encuentra el perro, que va a oleros, la multa es doble".

Eso me suena un poco a chino, la verdad, pero como discutir sobre Derecho con un Guardia Civil en carretera no está entre mis aficiones más preciadas, opto por callarme (¿el doble? ¿el doble de qué?)

Nos hacen bajar del coche y vaciar el contenido de nuestros bolsillos, y cachean sin mucha gana, obviando que en el bolsillo me había dejado el pañuelo (y que la verdad, lo mismo podía haber llevado ahí una bolsa de cocaína) y me piden que abra el maletero.

Cuando lo ve repleto de maletas y le digo que supongo que nos llevará rato porque querrán mirarlas todas, la sola idea de tener que trabajar parece aterrarle, así que dice que no hace falta, que nos podemos ir. Y por mucho que insisto en mi ofrecimiento, se niega a mirar mi documentación.

Y una vez en ruta, todos nos hacemos la misma pregunta. "¿Habéis visto al perro por alguna parte?" Desde luego, no sé si el perro encontraría droga, pero lo que está claro es que la droga no encontraría al perro, porque no lo vimos por ningún lado. Y yo no sé si de encontrar el perro la multa sería doble (que bueno, que yo sepa no hay multa por eso, y desde luego "encontrado por perro" no es agravante tipificada) pero lo que es cierto es que si aparece un perro fantasma... me acojono.


El famoso perro buscadrogas.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Breves: a Oviedo

Vetusta ciudad de ídem.

Para no perder las costumbres, otro fin de semana fuera. Dentro de una hora cogeré el coche con destino a Asturias, Oviedo, donde celebramos la jornada-kedada de NSR, al igual que hace un par de años.

Confío en que el incipiente trancazo que asoma por mi nariz no me incordie demasiado el fin de semana.

El domingo vuelvo.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Captain Commando

Sumidero de moneditas.

Una de mis fuentes de menguas monetarias, debacle para mi cartera, y pérdida de tiempo, pero con adrenalina y diversión a raudales. 1992, sonaba el timbre del recreo, y corríamos raudos y veloces hacia el salón recreativo con el fin de coger la máquina libre antes de que llegaran los de 1º G, nuestros mortales enemigos.

Capitán Commando es uno de los clásicos de CAPCOM (oh, qué ingeniosos juegos de palabras podrían sacarse con lo de Capitán Comando ¬¬) con la fórmula de "avanza y mata", siendo básicamente un Final Fight pero con personajes aún más molones y muchas más armas. El trasfondo era una Metrocity futurista (2026, que ya no parece tan lejano) y los malos unos criminales genéticamente mejorados, que parecen literal y metafóricamente escapados del circo, y frente a ellos un comando de elite, dispuesto a pararles los pies.


CAPTAIN COMMANDO

El capitán, el líder del grupo, genéticamente perfecto, dotado para las artes marciales, con capacidad para molarse, y lo más importante: un lanzallamas. Útil para principiantes, pero sin grandes florituras. Ahora bien, lo de electrocutar y churruscar enemigos tenía su encanto.

MACK EL CUCHILLO

El mejor personaje del juego, y no lo digo porque me gustara, sino porque leñe, era el mejor. Era rápido, tenía los mejores golpes, y su ataque mágico permitía moverse (y con ello rapiñar los puntos de matar a los enemigos). Además, una momia rapera con dos cuchillos, con la capacidad de pudrir a los enemigos... eso no tiene precio. (Aunque realmente y por trasfondo, no era una momia egipcia sino un alienígena)

GINZU

Lo cierto es que era el peor personaje de todos, pero tenía tres cosas a favor. Una, que es un ninja, y eso mola. Otra, que podía partir a los enemigos por la mitad, y eso mola más. Y otra, que era el único capaz de utilizar shurikens. Pero por lo demás, era lento, y sus golpes eran demasiado bajos como para ser eficaces.

BABY HEAD

Un bebé montado en un mecha gigante. Con sus pañales, su chupete, y sus ansias asesinas. El robot era de diseño propio, pues ese bebé era un superdotado. Una vez se le cogía el truco era bastante eficaz, y sus ataques demoledores compensaban su lentitud, pero cierto es que no era muy popular. Aunque una vez aprendías a manejarlo, era la monda.

La alternativa a los Jonas Brothers.

En cuanto al juego, pues lo dicho, fiel al género, y a la moda de la época. Avanza y parte lomos, cuida de tu barra de energía, atiza con las armas que te vayas encontrando, y no olvides comerte la comida que te encuentres en la basura, pues sabido es que para un bebé no hay nada más saludable que patear una papelera y comerse la fruta que haya dentro.

Las pantallas también, pues a cual más pintoresca. Empezábamos en la ciudad, abortando un atraco a un banco, para liarnos a tortas en el museo de Historia natural, luego ir a Villaninja (¡ninjas a gogó!), una visita al circo, luego un laboratorio oculto, una batalla campal contra surfistas nazis que mueren con un solo golpe, el refrescante acuario, una base subterránea, una nave espacial, y el enigmático planeta Callisto.

Y como viene siendo habitual, un video para los nostálgicos:
.
Es solo un bebé, ¿qué puede hacer un bebé?


También mencionado aquí.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

De vuelta de Bergen (Noruega)

Panorámica de Bergen

De Bergen volví el lunes, pero entre una cosa y otra no he encontrado tiempo para escribir una entrada al respecto antes, pero como más vale tarde que nunca, espero que me disculpen mis fieles lectores (y también los eventuales) y disfruten de la entrada, que será convenientemente decorada con lo que muchos querrán: fotos.

Bergen, je t´aime

El viernes salí de Bilbao a las intempestivas 6:00 de la mañana, para coger un taxi que me llevara al aeropuerto, donde a las 7:30 partía el vuelo destino Frankfurt. Allí una hora, antes de embarcar para Oslo (donde pude ver el aeropuerto nevado) y aunque en teoría mi vuelo a Bergen salía a las 4 de la tarde, mis hábiles triquiñuelas me permitieron cambiar el bilete, ahorrarme 2 horas y aparecer en Bergen no a las 17:30 sino a las 15.15.

¿Qué es esa música? ¿Soy un Cylon?

Ese día, un paseíllo por el centro de Bergen, y a descansar al hotel, que madrugón y muchas horas de avión son matadoras, y el sábado tocaba día de actividad. Una visita al Fish Market, y subir a uno de los montes que rodean la ciudad.

Salmolicioso...

He mencionado el Fish Market, sí, uno de los más maravillosos inventos de esta ciudad, donde uno podía degustar auténtico salmón noruego, en varias modalidades, y donde también pude catar la carne de ¡ballena! Y claro, comprar un poco de salmón para adornar la nevera. Curiosamente, las transacciones fueron todas en castellano, ya que es sorprendente la cantidad de gente que conoce la lengua de Cervantes en tan nórdica ciudad.

Mejor tiempo que en Bilbao, oigan.

Otro tópico que se derrumbó fue el del frío. Cierto es que en Oslo vi nueve, pero como puede verse en la foto, llegó a salir el sol y todo, y hubo momentos en que daban ganas de quedarse en camiseta, no exagero.

¿Me he perdido?

Para subir a los montes había un funicular, que no podía evitar me recordara al de Artxanda, y que llevaba a unas vistas impresionantes de la ciudad, y un bosque con lago, que parecía de cuento de hadas. (El de la foto anterior)

Y para cenar, la nota graciosa en un lugar especializado en sopas, donde pude saborear una deliciosa "sopa de Rudolph", con setas, picante y carne de reno. (El picante explicaría el color de su nariz)

De postal

El puerto de Bergen era también una preciosidad, con esas casitas tan auténticas, tan de juguete, con esos tejados y esos colores, y un paseo muy agradable, aunque era curioso, cosa que tal vez en la foto no se aprecia, que estaban más torcidas que los dientes del Cuñao.

Pose regia.

El domingo, además del paseo por el puerto, y la imprescindible compra de souvenirs y recuerdos, pasamos por una especie de castillo que había, de la época hanseática de Bergen, y ya por la noche, un largo paseo de punta a punta de Bergen, con unas maravillosas vistas nocturnas, con las luces de las casitas decorando las laderas (no pongo foto, que salieron fatal y no se veía bien)

Y el lunes, infernal madrugón, levantarme a las 4:30, para coger a tiempo el autobús, llegar a las 6 al aeropuerto, para que luego el avión de las 7:10 no saliera hasta las 8:30 (el avión estuvo parado todo ese tiempo, para regocijo de los pasajeros que queríamos hacer trasbordo en Frankfurt) y llegué a la ciudad alemana con el tiempo justo de coger el avión de Bilbao, con la lengua fuera. Y luego, llegar a casa, físicamente reventado, pero con una sonrisa de oreja a oreja por un fin de semana de película.

NOTA: Algunos de los hechos o personas participantes en este fin de semana pueden haber sido intencionalmente omitidos.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Homenaje a Txus (Rincewind)

Goian Bego, Txus.

Tenía la sana intención de hablar hoy de mi viaje a Noruega, y de un maravilloso fin de semana. Pero hay veces en las que toca posponer ciertas cosas, y quiero dedicar esta entrada a un tipo grande, más majo que las pesetas, que nos ha dejado hoy. Tras una larga y dura lucha contra el cáncer, uno de los grandes maestros del Azzurro ha tomado su última copa, con solo 38 años.

No llegué a conocerle mucho, era uno de los habituales del bar Azzurro, y conversar con él era sinónimo de reir, un tipo con un excepcional sentido del humor, que incluso demostró el valor de ser capaz de reirse hasta de la quimioterapia, alguien con quien se podía charlar durante horas, y que era incapaz de caer mal, alguien con quien era un auténtico placer compartir coñas, batallitas y horripilantes juegos de palabras. Y por supuesto un friki de tomo y lomo.

Por eso, he querido dedicarle esta entrada, y me consuela saber que al menos, dentro de lo que cabe, no ha sufrido absolutamente nada, ha fallecido tranquilo y dormido.

Así que, un placer haber coincidido, caballero.

jueves, 5 de noviembre de 2009

De vacaciones hasta el miércoles

Flesland, el aeropuerto de Bergen

Ayer fue mi primer día, y hoy ya estaba de vacaciones. La verdad, en pocos trabajos puede uno permitirse ese lujo, aunque lo cierto es que no pasa de lo anecdótico, ya que las vacaciones las tenía firmadas de antes, y ha sido meramente circunstancial que coincidiera en el tiempo. Eso sí, llegan a poner mañana el día del nombramiento, y me hacen un hijo de madera. They make me a son of wood.

Mañana a las 7:30 sale mi vuelo con destino a Frankfurt, donde cogeré otro avión para Oslo, y de ahí a Bergen (llego allí a las 17:30), donde pasaré el fin de semana, siendo la vuelta el lunes. El martes descansaré, y el miércoles de nuevo a trabajar.

El martes contaré qué tal por Bergen.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

A Europa con sufrimiento (90-79)

Sacan los Donetsk, y salen amigos por todas partes.

No tenía mucha intención de ir al partido, pero a última hora cambié de opinión y me acerqué al horroroso BEC, a ver un partido que sirvió para que el Bilbao Basket se clasificara, no sin sufrimiento, para la Eurocup. Debo decir que no me habría importado mucho perder, pero ya de ir, pues mejor que ganen, y bueno, todo lo que sea positivo de cara a la temporada que viene, bienvenido sea.

El resultado fue francamente mejor que el del sábado. Tenían que ganar al Donetsk ucraniano por al menos 8 puntos y ganaron por 11, aunque llegaron a ir más de 20 arriba y fueron tirando por el retrete la ventaja hasta ponerse solo +2, lo que evidencia el mal estado del equipo, y hubo momentos de auténtico ridículo.

Moiso, nuevamente vergonzoso (jugó un par de minutos bien, eso sí), pero yendo al optimismo, el de ayer puede que fuera el partido del resurgir de Marko Banic, y por qué no, el punto de inflexión que marque la trayectoria del equipo. Puede que sí, puede que no, puede que haya sido un oasis (en cuanto al resultado, no en cuanto al juego) y siga todo igual, o que se vaya hacia arriba. Baste con ver cómo empezó la selección el Eurobasket que acabó ganando. Aunque me temo que este año la Eurocup me va a ilusionar bastante menos que el año pasado, y veo bastante poco probable repetir viaje a Turín.

martes, 3 de noviembre de 2009

FUNCIONARIO

El momento de la firma.

Quisiera haber encabezado esta entrada con una foto de mis padres, pero por desgracia no tenía ninguna a mano. Y quería haberlo hecho, y desde luego esta entrada va dedicada a ellos, porque es innegable su mérito en este logro, pues siempre me han ayudado y siempre me han apoyado, y sobre todo, desde el principio creyeron en mí, y confiaron en que este objetivo, que por fin hoy puedo decir que he conseguido, lo podía cumplir.

Tampoco puedo dejar de agradecer que mi padre me recomendara dejar la abogacía y opositara, que dejara una profesión que no me llevaba nada ni en lo personal ni en lo económico, y que le perdiera el miedo al desafío que esto supone. En la vida me ha dado, y me dará, muchos consejos; algunos mejores y otros peores, pero desde luego, con éste acertó de pleno.

He tenido la suerte de sentirme respaldado y valorado, algo que sin duda es importante para una prueba tan dura como es obtener la ansiada plaza en unas oposiciones. Así que sin duda, tienen un motivo para sacar pecho y presumir, que el mérito de todo esto es tanto mío como de ellos.

Y bueno, que eso, que hoy se ha acabado la interinidad, hemos ido a firmar el nombramiento, la toma de posesión, nos han dado la tarjeta identificativa nueva, y a partir de mañana, sin cambios aparentes, empieza una nueva fase de mi vida, en la que ya soy oficialmente funcionario de carrera.

Y para terminar:

Chema, Itziar, eskerrik asko!

lunes, 2 de noviembre de 2009

Penge

Las coronas se ponen en la cabeza

Otro pasito para el viaje a Noruega. Hacerme con algo de dinero local. Coronas. Más o menos a 12 céntimos cada una, en un país de precios desorbitados, con lo que las mil coronas que he sacado (para tener algo, tiraré de tarjeta), como mucho me dará para un paquete de pipas y un chicle.

Pero bueno, el dinero no da la felicidad, aunque sí es cierto que permite viajar en su búsqueda. El viernes a las 7:30 estaré volando hacia Bergen.

NOTA: Por si no fuera evidente, Penge=Dinero en noruego.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Debutando en el BEC. Si lo sé no vengo.

Las "privilegiadas" vistas desde mi posición.

Ayer por fin me acerqué a Ansio a ver el baloncesto, y la verdad es que si fui fue en parte porque tenía comida con los compañeros de la Piña, cosa que me apetecía bastante, y ya de ir, y teniéndolo pagado, era tontería no ver el partido.

La comida muy bien, echando unas risas y poniéndonos azules a comer en el Wok, con cantidad y variedad, en un sitio (el Wok de Megapark) bastante a tener en cuenta. Tampoco estuvo mal el poteo posterior, con unas buenas risas. Pero lo que es el partido...

Mis expectativas sobre el BEC no eran buenas, y no diferían mucho de lo que me encontré. Es decir, la misma mierda de otros años. El pabellón industrial con unas gradas y una cancha metidas con calzador, los agobios para entrar y una visiblidad mediocre. El ambiente, pues por mucho que intentaron meter pijadas de Halloween, pues bastante pobre, pero bueno, tampoco es que yo hiciera mucho en ese aspecto, ya que me limité a contemplar el partido, pasando de animar, y limitandome a aplaudir un par de jugadas puntuales de Chris Warren (un fichaje que tiene posibilidades, y me gustó).

En cuanto a lo deportivo, pues elegi un mal partido para ir. Derrota contundente ante un rival que se mostró muy superior, y con un juego vergonzoso. Guardia y Vázquez están para lo que están. Javi Rodríguez, si lo tengo que juzgar por el partido de ayer, lamentable. Salgado no estuvo mucho mejor, Blums y Markota como para echarse a llorar. Mumbrú jugó un muy buen primer cuarto y eso fue todo. Y en cuanto a Moiso, pues aquí tenemos uno de los fichajes fiasco del año, y la verdad, lo que hace él lo puedo hacer yo.

Total, el partido se me hizo soporífero, y de lo poco divertido fue lo que me pude reir con esta desafortunada (y merecida) pifia de Lavrinovic:


Se la buscó por querer hacerlo bonito

Conclusión: el BEC tan odioso como recordaba y temía, y el martes va a venir a las 20:15 a ver el partido del Shaktar Donettes Rita la pollera. Lo siento pero tengo cosas mejores que hacer un martes a la noche que ir al BEC. Esta temporada es para mí de transición, y lo único positivo que saco es que falta una jornada menos para que se acabe la liga.

Y esto no tiene nada que ver con que nos quisieran vender la moto de que esta iba a ser la temporada más ilusionante de la Historia del club, y tenga visos de convertirse en la más decepcionante, y no tiene nada que ver con que los resultados sean malos (que desde luego, no ayuda). Que como ya manifesté, mi ilusión por el equipo este año es cero. Pero que nos la han metido doblada con el BEC... cada cual que juzgue y valore.