jueves, 30 de abril de 2009

Salieron las impugnaciones

Mar en calma, todo se queda igual: el 29º

A veces la mejor noticia es que todo se quede como está, y así ha sido. Han sacado los resultados de las impugnaciones a los exámenes, y mi nota prácticamente se queda como está (subo unas centésimas, pero inapreciable) y me quedo, ya seguro, en mi puesto 29, con lo que el "virtualmente funcionario" se convierte en un "matemáticamente funcionario", que hasta octubre no parece que vayan a hacernos firmar y eso. Pero vamos, como que no me corre ninguna prisa.

Al final solo han anulado una pregunta de cada examen, cosa que no me afectaba, al tener bien las de reserva, aunque queda patente el bananerismo del tribunal, que en su afán de no admitir que se equivocaron en una, han anulado una pregunta cuya respuesta era clara e inequívoca, y no han rectificado en su postura de anular una pregunta que según ellos no tenía respuesta válida, y vaya si la tenía.

Por suerte, eso no me afecta, pero maldita la gracia que tiene que hacerles a los que se hayan quedado sin plaza por esa broma.

Pero por suerte no estoy dentro de ellos. Estoy dentro.

¿Ha cumplimentado usted el impreso, Señora Connor?

En otro orden de asuntos, aunque tangencialmente relacionado, hoy he echado la solicitud para las oposiciones de liquidador, que pese al nombre y la foto no consiste en ir por ahí matando gente, sino que son técnicos medios de Hacienda. Obviamente, y puesto que no soy masoquista, mi idea no es prepararlas a fondo, que bastante he tenido con lo que acabo de tener, sino probar suerte y ver qué pasa, que nunca se sabe si en un futuro me puede dar por cotas más altas. Yo de momento me apunto, y ya veré si me presento o no cuando sea el examen, que es gratis.

miércoles, 29 de abril de 2009

Gremlins saboteadores

No, no es nadie que haya venido a mostrador.

La informática es esa ciencia que muchas veces nos hace la vida más fácil, pero que otras saca a reulcir su lado graciosillo, y nos juega malas pasadas, teniendo que dupolicar el trabajo.

Y hoy ha sido una de ésas, cuando estaba yo a punto de ensobrar unas notificaciones, cuando me doy cuenta de que una estaba desordenada, de que no se correspondía con la Orden Foral correspondiente. Una, dos, tres... todas, todas estaban mal. Mi primera reacción es pensar "las he hecho mal, tengo que repetirlas, [comentario suprimido por blasfemo e irreverente]". Veo que no, que no ha sido fallo mío. Miro a ver si ha podido ser la compañera de trabajo, que al haber hecho justo este mes la transición de tareas, se puede haber confundido. Tampoco. Miro a ver si es cosa de la jefa, que estuvo trasteando con las plantillas de documentos. Tampoco.

El error parece haber sido del propio programa, aunque a saber. Era una cosa curiosa, ya que teóricamente coge los datos de los expedientes, y metía en unas partes del documento los datos correctos, y en otras los incorrectos. En la Resolución ponía Fulano, y en la notificación Mengano. PAra más cachondeo, en las cartas que genera para los ayuntamientos, daba igual a dónde fueran, mandaba todas a Barakaldo.

Conclusión, a repetir todo, y lo que viene siendo el trabajo de dos días, a repetirlo entero. Y todo por lo que parece ser un problema del programa, que en vez de coger los datos de su sitio, los cogió de vaya usted a saber dónde, con el mérito, que ya es difícil, de en una misma plantilla de word chupar los datos de sitios distintos. Maravillas del S. XXI.

[El autor de este blog profiere una fea serie de improperios y divinas deposiciones. Lo que viene siendo cagarse en Dios]

martes, 28 de abril de 2009

A pie de foto

Un obviamente falso pie de foto.

Lo bueno de un blog es que el autor puede escribir lo que le venga en gana, y sobre lo que le venga en gana. ¿Que no se me ocurre nada de fundamento? Escribo una chorrada. ¿Que no me viene ninguna? Tiro de archivo, o cuento la última película que he visto, o a saber qué.

Y si no, pues siempre me puedo meter con los errores ajenos, que es algo, como muy nuestro. Y para eso basta con bucear en la prensa, o ni siquiera eso, con meter un poco el pie en el agua y mojarse el dedo gordo, que algo sale.

La noticia en cuestión, me es irrelevante, y no voy a entrar a valorar a los señores Rajoy Camps. Y parece que ése es el planteamiento del que ha colocado la foto. ¿Qué tiene que ver esa foto?

Pero lo mejor, y lo que ocupa esta entrada, es el pie de foto. Veámoslo en detalle:

Diagrama sobre la reproducción del guacamayo persa en cautividad.

Una supina tontería, pero me ha hecho gracia, nos hemos descojon ado un poco, y mi impulso ha sido el de escanear el periódico. Y de paso sirve para llenar otra entrada. Y bueno, oigan, que si cuela, cuela.

lunes, 27 de abril de 2009

Declaración de la Renta

Pa la hucha

¿Existe algo más romántico que una declaración de amor? ¿Hay algo que en primavera alegre más los corazones y produzca más sonrisas? ¿Algo que pueda animar tanto un día soleado como la más lluviosa de las tardes?

Pues sí, una declaración de la renta negativa. Cuando Hacienda te tiene que devolver parte del dinero retenido, y sobre todo cuando el año anterior te ha salido a pagar. Alguna ventaja tenía que tener pagar alquiler, que la deducción es importante.

Aunque la verdad, preferiría que me hubieran retenido menos, y me saliera a devolver menos cantidad, o incluso a pagar. Nunca he entendido el afán de muchos a subirse voluntariamente la retención fiscal, solo para que salga a devolver. Me gusta que mi dinero esté en mi bolsillo, no prestar dinero a Hacienda porque sí.

Pero bueno, siempre es agradable que a uno le devuelvan dinero, y a fin de cuentas, un trámite que ya me he quitado.

Y no me olvido de que tengo pendiente la segunda parte de mis aventuras y desventuras trabajando en la campaña de la Renta.

domingo, 26 de abril de 2009

Viaje y victoria en Zaragoza (Huesca)

El juego de los errores

Salida zaragozana, para ver baloncesto, que bastantes partidos me he perdido esta temporada.

La aventura empezaba a las 6 de la mañana, que antes de ir a Zaragoza había que ir a Lekeitio a completar la comitiva piñera. A horas a las que no es que no hubieran puesto las calles, es que todavía no las habían quitado. Una lluvia de perros decoraba nuestro viaje por la Bizkaia no ya profunda, sino abisal, cuando tuvimos que llevar a un autoestopista a Bolibar (ese sitio en el que cuando quieren ir a la civilización se van a Markina), que nos hizo de GPS durante buena parte del tramo.

El resto del viaje, Lekeitio-Zaragoza, sin problemas, hasta que en la capital maña tuvimos que dar más vueltas que un hamster para encontrar el pabellón, coincidiendo con que una maratón bloqueaba gran parte de las calles de la capital aragonesa.

Lo cual no nos ha impedido llegar a tiempo y disfrutar del partido. En cambio, lo que sí nos impidió disfrutar del partido fue el lamentable juego de ambos equipos, en un partido malo, aunque épico, que se resolvió con un triple casi en la bocina, cuando el partido pintaba bastante mal (mientras mi cerebro ya estaba pensando en cómo narrar la derrota en este blog)

Tras acabar el partido, y con el extraño regusto de una victoria tan rara, a comer, una opípara comida en un asador, y la vuelta en coche a Bilbao.

En la parte anecdótica, como es obvio, el panfletillo que daban con la entrada, según el cual Bilbao es una ciudad guipuzcoana. Me suena.

sábado, 25 de abril de 2009

Bu III

¡Y que cumpla muchos más!

La rueda del tiempo avanza inexorable. Hace exactamente dos años echaba a andar este blog, a esta misma hora. Contando que empezaba el ahora tan lejano trabajo de Vitoria, en Gobierno Vasco. Anda que no han cambiado las cosas desde entonces.

Y hace exactamente un año escribía aquí con motivo del primer aniversario del blog, un blog que sigue adelante, casi a entrada por día, y con ánimo para seguir mucho tiempo.

Durante este año el blog ha sido fiel reflejo de mí mismo, de mi estado de ánimo, y de mis preocupaciones, bueno, de las que se pueden contar, y entre ellas creo que no hace falta que cuente cuál ha sido la principal. De septiembre a esta parte ha sido todo bastante cuesta arriba. No negaré que la convocatoria de la oposición hizo que se me viniera el mundo encima, pero parece que el tema acaba bien, y que por lo menos tengo al alcance la ansiada estabilidad laboral.

Como ya dijera hace un año, poco tengo que contar que no haya ido contando en las entradas, o que no vaya a hacerlo. Pero como también dijera hace un año. Si no lo he contado en su momento, tampoco lo voy a hacer aquí, ¿verdad?

Ya sin más que agradecer a mis lectores que se pasen por aquí, y que dejen comentarios, digo aquello de "nos vemos dentro de un año, a la misma hora".

viernes, 24 de abril de 2009

Just a game

El trailer

Era verano de 1996, con el instituto terminado y mucho, mucho tiempo libre. Con ganas de hacer cosas para cubrir ese tiempo libre, así que nos dio por coger la cámara de mi padre (con su permiso, eso sí) y ponernos a hacer un corto.

Titulado "Just a Game", su argumento era simple: años después de haber perdido el contacto, el grupo de amigos del instituto es citado para participar en una especie de juego, que descubren con horror que no es más que una cacería, en la que alguien se dedica a darles caza uno por uno (en un garaje, para más señas) y se descubre que el malo es uno de ellos, al que años atrás habían traumatizado en una fiesta que se les fue de las manos (quedando el qué pudieron hacerle más o menos a la truculenta imaginación del espectador). Iban cayendo uno tras otro, hasta que solo queda uno, que como sabe artes marciales, tras una épica pelea, acaba con el malo.

La escasez de medios, que suplíamos con ganas y entusiasmo (la cosa iba de hacer unas risas, no alto cine) era pasmosa. Rodábamos en cualquier sitio, con una videocámara casera. Algunos no aparecían a los rodajes (aunque lo suplíamos con imaginación, como la escena en la que uno de los personajes, al que no se ve, grita "oh, vaya, qué sala tan oscura, ¿qué estoy pisando? Argh, la cabeza de Josu, la cabeza de Aingeru!!) o diálogos inoportunos, que hubo que censurar con música de fondo (por no andar repitiendo tomas: es que en una de las escenas dos tenían que charlar, y no se les ocurre otra cosa que empezar a contar los líos amorosos reales de un tercero, que no salía en escena)

Los efectos especiales eran tan cutres como el resto. Valga como ejemplo la muerte de mi personaje, al que arrancan el corazón de cuajo, en la que usábamos un corazón de vaca que yo sostenía, y que cuando la cámara me filmaba de espaldas, el malo me quitaba, mientras yo gritaba de dolor, o algo.

De lo poco decente era el montaje musical, que al tener un aparato de mezclas quedó relativamente bien. No así los diálogos, que en la inmensa mayoría de la película no se entienden, hay risas de fondo, etc... todo muy profesional.

Pero la cosa era divertirnos, y vaya si lo hicimos. Y años más tarde, Jon (que era el malo, por cierto) cogió por banda la cinta y se puso a hacer el trailer que se ve al principio de la entrada.

jueves, 23 de abril de 2009

Tabla de encuentros aleatorios: Compositor italiano


Después de una dura sesión de gimnasio he acudido a la clínica, a mi revisión anual de la vista, y como he acabado pronto, y hacía un tiempo de lo más estupendo, he decidido dar un paseo por el parque, y me he topado con esta estatua, que ha llamado mi atención, y al acercarme he visto que era del célebre operario (por aquello de que hacía óperas)

Indagando un poco veo que la estatua es muy reciente data del 29 de marzo de este año, y trata de reforzar los lazos culturales entre Bilbao y Parma (ciudad natal del músico). Aquí la noticia.

Si ya es un placer viajar y toparse con obras de arte en diversas partes del mundo, lo de ir paseando por la calle y encontrarse cosas así, todavía más.

Me gusta la iniciativa, sí señor.

miércoles, 22 de abril de 2009

Empezando en el gimnasio

Resultado de una sesión

Una de las cosas que tenía ganas de hacer, en cuanto acabara con las oposiciones, era apuntarme a un gimnasio, para ver si así me pongo un poco en forma, que buena falta me hace, que 7 meses de sedentarismo son terroríficos. Y solo con nadar, poca cosa. Además, lo que hago es cambiar "academia" por "gimnasio", con la diferencia de que el gimnasio es más barato, y sobre todo, cuando llego a casa puedo desconectar, no tengo que ponerme a hacer abdominales.

Así pues, hoy he empezado. Ligerito, que no quiero caer en el frecuente error de empezar, llevado por el entusiasmo meterse sesiones matadoras, y acabarlo dejando al de un mes. Mi idea es ser capaz de llevar una cierta constancia y regularidad, y ser capaz de tomarmelo con disciplina, como si fuera una obligación.

Para ello, he cogido uno que tengo bien cerca de casa (el Urtzi), para que la cercanía mitigue los efectos de la pereza, y el "iría pero me da pereza ir hasta ahí" se contesta con un "solo tienes que cruzar la calle, huevón".

Mens sana in corpore sano, y después de 7 meses de ejercitar la mente, ya va siendo hora de hacer un poco de caso al cuerpo.

NOTA: Es posible que la foto haya sido ligeramente retocada

martes, 21 de abril de 2009

Helados gratis

¡Una de gratis!

Vuelve uno de los eventos más dulces del año, el día del helado gratis, sí, gratis, en el que la heladería Ben&Jerry´s obsequia a todos los gorrones que se acerquen con tarrinas y tarrinas sin límite, de helado, para saciarse e inflarse, circunstancia que es aprovechada por gorrones, que se pasan el día en el centro comercial, asistiendo a la interminable cola una y otra vez, acompañando la jornada con juegos de mesa, cartas o consolas portátiles.

Y yo porque tenía que currar, que si no habría estado ahí desde las 10 de la mañana. Porque gratis... es un gran sabor.

lunes, 20 de abril de 2009

Double Dragon

Amor y paf

Esta entrada va para uno de mis vicios de infancia, para un mito del género arcade, para ese juego que nos demostró que un hombre puede reducir de forma eficaz a todos los matones de una ciudad a codazos.

El argumento de Double Dragon no puede ser más sencillo: un señor muy malo, jefe del hampa local, que para algo llevaba metralleta, secuestraba a una chica (Marian), soliviantando así a Billy y Jimmy, dos avezados practicantes del hiji-jutsu (si pillas el chiste es que eres un friki de tomo y lomo) que, ansiosos de gozar de los favores de la muchacha, corren en pos de ella, partiendo la cara de todo el que se cruza en su camino.

¿Así que derribando la pared sin licencia, eh? Un listillo...

El juego se desarrollaba por varias pantallas, o "misiones", como las llamaba, de desarrollo más bien lineal: ves a alguien, le pegas. Con armas, que a decir verdad eran bastante poco útiles. Los barriles y rocas arrojadizas tenían su punto, y el cuchillo te podía venir bien, pero el bate era inútil, ¿y qué decir del látigo? Era más práctico agarrar la dinamita y dejar que te explotara en los morros que atreverse a coger el látigo, artefacto cuya utilidad era multiplicar el porcentaje de golpes recibidos. Lo cierto es que con la escasa IA del juego (no olvidemos que tiene sus años) lo mejor era quedarse en un sitio pegando codazos al aire, esperando que los malos interpusieran su feo rostro en medio. Puede parecer ridículo o monótono, pero cuando tienes 10 años, cada partida te cuesta un cuarto de tu paga, y no tienes una consola en casa, eso mola. Y uno de los puntos fuertes del juego era el rollo de jugar a dos, cooperando, matando con un amiguete, picarse por ver quién hacía más puntos, o quién tardaba más en morir, y poder jugar con el player 2, que el traje rojo molaba más. Bueno, y que al acabar el juego tocaba cascarse, que solo uno puede ganar, ya que a la chica parece que no le molaba la práctica del gang-bang.

M.A. Barracus nunca fue capaz de superar la cancelación del Equipo A

Double Dragon es uno de los clásicos del género, y como tal, tenía un repertorio de malos bastante reducido, y que básicamente se reducía a "matón estándar", "fulana fustigadora", "clon del protagonista" y "garrulo hiperdesarrollado". Con esta plantilla, y cambiando colores de piel o ropa, ya tenían todo el repertorio de villanos. ¡Hasta los había verdes! La única que no cambiaba era la fulana fustigadora, aunque en la desafortunada secuela, de la que luego hablaré, se volvía aún más macarra y le ponían peinado mohicano.

Bueno, y luego estaba el jefe final, que tenía una ametralladora, con la que te cosía a culatazos, y que solo de vez en cuándo disparaba, y que generó infinidad de leyendas urbanas sobre las maneras de coger tan letal arma. El procedimiento para coger la ametralladora era simple, bastaba con hacer lo mismo que para resucitar a Aeris en el Final Fantasy 7. No se podía, ¿vale?

No hace falta ser hija de Jack Bauer para que te secuestren

He hablado de lo fácil que resultaba el juego, aunque llegaba un momento en el que los diseñadores decidieron que era hora de ser malvados, y de que la partida llegara a su fin, y como todo buen juego del género, traía su pantalla de muertes ridículas, a la que llegar era fácil, pero que superarla era una proeza, cuando después de haber estado media hora partiendo parietales a codazos, llegaba la última pantalla: un templo que haría las delicias de Indiana Jones, con trampas mortíferas y ridículas, como las odiosas estatuas que ensartaban con la lanza, o los troncos que aleatoriamente salían de la pared, arrojandote a un suelo mortal, arrastrándote a la muerte horrible, acabando con tus vidas, pero tan cerca del final que hacía fuerte la tentación de continuar...

¿Billy, por qué nos hemos vestido así? ¿Vamos a salir en un videoclip de Parchís?

En la sección "subproductos que nunca debieron existir" podría hablar, como de hecho voy a hacer, de las secuelas del juego. El Double Dragon II ya era flojo (básicamente era la misma mierda, pero sin codazos, que eran sustituidos por una antiestética patada, y letales armas como "pala" o "fardo de paja") pero lo que vino después era peor, como el infumable "Double Dragon 3: la piedra de Rossetta" o el engendro que nunca debió ver la luz, "Double Dragon: la película", digna del maestro Uwe Boll, que pervertía totalmente el videojuego original (a decir verdad, lo que hacía era inventarse el argumento de un videouego carente de él) y el videojuego basado en la película, al auspicio de los juegos de peleas 1 contra 1, al estilo Street Fighter, en el que Marian dejaba de ser una muchachita secuestrable para ser una feroz combatiente (y manda huevos, que era el mejor personaje del juego)

Debo confesar, eso sí, que mi opinión sobre secuelas y película es totalmente segada y condicionada por mi condición de fan del juego original, al que probablemente tenga mitificado. Y como tributo a este juego, aquí va este video:

domingo, 19 de abril de 2009

Por seguir la costumbre.. así fue el fin de semana

Pastelorum

Acostumbrándome a la libertad. Acabadas las oposiciones tanto trajín (Turín, Rentería...) casi no me permiten hacerme a la idea, y creo que éste ha sido el primer fin de semana postopositor del que he podido disfrutar en Bilbao.

Aunque hasta cierto punto, claro, ya que el viernes abríamos el fin de semana quedando los de la academia para tomar algo, charlar de lo que han sido estos meses, de las expectativas de futuro y demás. A eso le siguió quedar con los de la Piña, y con Marko, con quien estuvimos en el Azzurro (bar que este año he tenido, por motivos evidentes muy abandonado) y poco más, dado que a la 1, aprox, ya estaba en casa.

El gremio de sufridos opositores

El sábado, el señor "+1 a edad" llegaba puntual a su cita, y para celebrarlo quedé con Aitor, Rubén, Aratz y Pablo (aka la cuadrilla del instituto) para dar buena cuenta de unas pizzas (espectacular la pizzaburger de Telepizza) y unas partidillas a la Xbox (Rockband, Scene It y Castle Crashers, cómo no) A la noche, fiesta friki en antros oscuros como el Darkkold y el Kremlin. Con algo de ron por ahí.

La matinal del domingo traía baloncesto, una entretenida victoria contra el Gran Canaria, que empezó con mala pinta, pero que se fue aligerando a nuestra conveniencia. Tras el partido, una de invitar a comer a mi señor padre al Wok (pierdo facultades, ya no como tanto como antes cuando voy a un bufet) y para terminar la tarde, un calmado plan de juegos de mesa (Power Grid) con los amigos en casa.

Cosas todas ellas normales y cotidianas, pero que echaba tremendamente de menos, sí señor.

sábado, 18 de abril de 2009

viernes, 17 de abril de 2009

Crónicas de un ex-demandante de empleo [XVI]

¿Hacienda y la BBK dando dinero? No, solo lo devuelven.

Ahora que se acerca la campaña de la Renta, el periodo en el que la mayoría de los contribuyentes reciben felices el dinero que Hacienda les "da", y otros pagan malhumorados su cuota tributaria, viene muy a colación esta entrada, ya que entre mis múltilpes empleos estaba:

La campaña de la renta en la BBK
1: Galdakao


Había hecho el curso. La teoría la dominaba bien, y el programa lo manejaba de forma adecuada, pero me enfrentaba al dilema del novato, me daba cuenta de que no sabía hacer la O con un canuto, y que no sabía qué hacer con los papeles.

Mi trabajo consistía en que los clientes de la sucursal me traían los papeles, y yo les hacía la declaración de la renta. Hasta ahí bien, pero luego, ¿y qué hago con los papeles? ¿qué meto dentro de cada sobre? ¿dónde les hago firmar?

Lógicamente, le fui pillando el truco, y a la fuerza, ya que mayo era un aluvión de gente, que no te dejaba tiempo ni para respirar. No así junio, donde como todo el mundo tenía ya hecha la declaración, no venía nadie, y me aburrí como una ostra. Encima, como el ordenador no tenía internet, mi mayor diversión era escribir cosas en word (al menos las podía mandar por e-mail) ¿un protoblog de Jokin?

Para que luego digan que en la Administración Publica no se trabaja y en la privada sí, doy fe de que nunca he trabajado menos que aquel junio de Galdakao, en el que estuve días enteros, desde que entraba a las 8 hasta que salía a las 2, sin hacer absolutamente nada. Y donde digo nada es nada. Horroroso aburrimiento.

En cuanto a anécdotas, siempre me acuerdo de estas dos. Una, la de un tipo que vino a hacer la declaración, y se topó con que no se podía deducir a la hija de 10 años, y todo porque la niña tenía unos ingresos por acciones de 7.000 euros.

Le dije que la hija tenía, por tanto, obligación de hacer la declaración de la renta, y claro, el hombre me decía que cómo iba una niña a hacer la declaración. Mi respuesta fue "bueno, es que tu hija gana más que yo". Y claro, él ya me decía "bueno, es lo típico de que hemos puesto las acciones a nombre de ella, y..." Vamos, que por querer hacer la trampa y ahorrarse 4 perras, le salió el tiro por la culata. Es lo que tiene ir de listo por la vida sin saber.

Recuerdo también, con horror, una señora que vino dos días con sendas declaraciones de sus hijos.

Su hijo tenía un piso comprado un par de años ha en Castro (de momento Cantabria, y fuera del ámbito de la Hacienda foral de Bizkaia) y le pregunté si el hijo vivía ahí. Ella me contestó que sí, a lo que le dije que entonces tenía que hacer la declaración en Castro. "Es que está empadronado en Galdakao". Ya bueno, pues entonces puede declarar aqúí, pero no se puede deducir la hipoteca de Castro, porque no cuenta como su casa a efectos de Hacienda. "Ya, pero es que el vive allí". Bueno, señora, pues entonces allí tendrá que hacerla. "Pero es que está empadronado aquí". A ver, su hijo, o vive en Castro o vive en Galdakao, que la Norma Foral no contempla el don de la ubicuidad. Castro o Galdakao, la que quiera, pero solo una.

...

Vale, hazla aquí pero metele la vivienda de Castro.

...

No, esto no funciona así. Si vive en Castro tiene que declarar en Castro, y si vive aquí, entonces no vve en Castro, y por tanto no puede declarar esa vivienda como habitual.

[inserte bucle]

Al final, con mediación del director, y ante su insistencia, le hicimos firmar un descargo donde ponía "me han explicado que si vivo en Galdakao la vivienda de Castro no es la habitual, pero aun así la declaro", y tras explicarle que haciendo eso le iría Hacienda a reclamar lo de años anteriores, accedió, y así fue la declaración.

Obviamente, tal escena hizo que cuando vi a la señora aparecer nuevamente con un taco de papeles por la sucursal, camino de mi mesa, el vello de mi nuca se erizara a causa del terror. Traía la declaración de su hija.

Primera en la frente. La hija tenía actividades económicas (trabajo por cuenta propia, para entendernos) por lo que no le podíamos hacer la declaración. Se lo intento explicar. Ella erre que erre "que mi hija no, que mi hija no". El papel delante. "Pero señora, será de algún curso que ha impartido, o algo". "No, no, no, mi hija no". El papel, con el apartado de "actividades económicas" brillando y emitiendo soniditos. La señora jurando y perjurando, defendiendo el honor de su hijita. ¿cómo una persona decente iba a tener actividades económicas de ésas?

Solución, nuevamente con la mediación del director de la sucursal. "Bueno señora, hacemos una cosa. Este papel usted no nos lo ha traído, nosotros no sabemos que existe, y le hacemos la declaración con el resto de los papeles" (y ya se las entenderá con Hacienda)

Pesadillas, oigan, pesadillas.

No recuerdo ahora mismo ninguna otra rocambolesca, pero como un par de años después volví a trabajar en la Renta, en la BBK, dedicaré otra entrada a tan lucrativa actividad. (Por el poco curro que era estaba muy bien pagado)

jueves, 16 de abril de 2009

Plan de jueves

Piña Marko Banic patrocina esta entrada

Por no dejar pasar el día sin actualizar, pero siendo breve. Hoy aproveché para ver a mi amigo Carlos, venido de vacaciones a Bilbao desde Chicago, y a su mujer Robin, y al pequeñajo (su hijo Leonardo Gael, de 2 añitos) La pena es que no me he acordado de hacerme foto con ellos.

No he podido estar mucho rato, ya que había quedado para el partido de baloncesto, y sobre todo para colocar la pancarta de la Piña, que al estar en mi casa guardada requería de mi presencia, y luego, lo que viene siendo el partido, un partido bastante malo, y que estábamos deseando que terminara. Victoria ante un Murcia, ciudad de varias connotaciones, que ha demostrado el porqué de su situación en la zona baja de la tabla, y que el Bilbao Basket ha ganado, pese a jugar con varias velocidades menos.

En la sección spam, aprovecho para hablar de la maravillosa rifa que hemos organizado en la Piña, en la que el premio es una camiseta oficial de la selección de baloncesto de Croacia, que nos ha proporcionado el propio Marko Banic, y cuyas papeletas me veréis esgrimir. Pero por poco tiempo, que me las quitan de las manos. ¡Por solo 0,50€, el premio es goloso!

miércoles, 15 de abril de 2009

"Examen" de euskera e informática

El perfil bueno es el 3.

Aunque digo que ya he terminado las oposiciones, esto no es del todo cierto, ya que a los 2 exámenes que mencioné y narré, hay que añadir dos pruebas más, que son la acreditación del perfil de euskera, y la acreditación del nivel de informática.

Lo que pasa es que en éstas no es imprescindible presentarse si puedes acreditarlo de otra forma, que es lo que hace la mayoría de la gente, entregando el título, así que ahí he ido, a entregar el EGA (título de euskera) y las IT Txartelas, que tantos sufrimientos me trajeran.

Respecto al EGA, que sirve de PL 3 de euskera (perfil lingüístico) y que guardo como tesoro pues me sirve para tener la puntuación máxima posible de euskera, y asegurarme de que no tendré sorpresas desagradables por ahí, debo decir que lo saqué un poco por sacar, hace 6 años, cuando estaba haciendo el master, y ante el exceso de tiempo libre me apunté a un euskaltegi.

Luego ya empezó mi periodo en Gernika, pero hice el esfuerzo, seguí, y aunque era una matada no dejé de ir a euskera, y como me pasaba la mayor parte del día (Gernika, Master y AEK) hablando en euskera, me lo saqué con bastanta facilidad. Si bien, no sabía muy bien para qué me iba a servir aquel papelajo verde. Unos años más tarde veo que la elección fue sabia.

Las IT txartelas, que sí sabía para qué quería, y como ya ha sido contado, con sus correspondientes blasfemias, en este blog me costaron algo más, también me son útiles (sin ellas no puedes aprobar la oposición).

Así que hoy, tras cumplir el trámite de ir y entregarlos, ya puedo decir que he terminado del todo los exámenes. Creo que aprobaré :P

martes, 14 de abril de 2009

Monstruos contra alienígenas

El cartel

Tronchante. La verdad es que no tenía muy buena pinta, y no había depositado grandes esperanzas en ella, pero lo cierto es que "Monstruos contra alienígenas" es una más que aprovechable comedia, y sobre todo con un montón de guiños y frikadas, con sketches que me robaron más de una carcajada.

Susan vive feliz en su pueblecito, hasta que el día de su boda, como le pasa a cualquier mujer, le cae un mketeorito encima, que la hace mutar y adquirir un tamaño desmesurado, recabando el interés del FBI, la CIA, el Pentágono, y demás figuras gubernamentales yankis, que la capturan y encierran junto con otros monstruitos, a cuál más pintoresco.

Mientras tanto, una invasión alienígena se cierne sobre la tierra, y ante la imposibilidad de derrotarla por medios convencionales, deciden abrir la caja de pandora, utilizando a Susan y compañía.

El argumento en sí es simple, pero la película consigue hacer reir y mucho, con frikadas como "código Nimoy" o "por la silla de Hawking", o sketches como el del botón rojo, y unos personajes secundarios tronchantes.

Me quedo, eso sí, con la pena de no haberla visto en glorioso 3D, con lo que me temo que me habré perdido una parte de la esencia de la película, que aun así, merece la pena.

lunes, 13 de abril de 2009

Dragon Ball Evolution

Esto es Dragon Ball

Esto es una boñiga de dragón

Que nadie se lleve a engaño: Dragon Ball Evolution es un cagarro irredimible, como ya sabíamos, pero encima debo decir que se queda corto.

Es decir, uno va al cine con la intención de encontrarse con un truño épico, pero ni siquiera llega, y se queda en truño a secas. Hasta en su labor de llegar a ser la peor película de la Historia fracasa, pues las hay peores. Entiéndame el lector; la película, objetivamente es mala con avaricia, con situaciones totalmente estereotipadas, personajes sin gancho, escenas supuéstamente climáticas que caen en el ridículo, un argumento estúpido y una resolución insultante, y todo ello sin mencionar que se pasa por la pata de forma completa y absoluta la serie en la que se basa. Pero le falta ese algo que necesita una mala película para llegar al Olimpo de las malas películas.

Tal vez sea porque ya iba preparado de antemano. Si a uno le dan una caja en la que pone "mierda", y que huele a mierda, lo último que debe sorprender es que dentro haya mierda. Así pues, uno se prepara para lo peor, para ir al cine y pasarse hora y media bostezando, o profiriendo maldiciones contra los familiares de actores y directores, clamando justicia contra los asesinos de la carrera de Chow Yun Fat... pero es que ni eso. Me he quedado frío, y extrañado ante el hecho de que la película se dejaba ver. Era mala pero entretenida, aunque el mayor aliciente de verla era reírse precisamente de sus defectos. De los patéticos efectos especiales, del ridículo guión, y de cada cagada que hacían al adaptar la serie. Pero sabe a poco. Si vas a hacer algo, hazlo bien, y si vas a hacer una mala película... regodeate, hombre. Diría que DBE fracasa en su intento de fracasar como película.

Desgranando ya la película, pues el argumento es tan risible como herético; Son Goku es un adolescente que vive con su abuelo, y está enamorado de Chichi, la novia del malote del instituto, que tiene sus sicarios matones medio lelos (muy a lo Karate Kid), y cuando el malvado Piccolo, el namekiano destrozaplanetas resucita, y mata a su abuelo, tiene que ir con la intrépida Bulma (que probablemente sea el único personaje que se parece en algo al del cómic) a por el maestro Mutenroshi, único que puede derrotar a Piccolo, y por el camino se encuentran con un tipo llamado Yamcha, que más bien parece una mezcla entre éste, Krilin y Oolom (y que físicamente se parece más a un piano de cola que a cualquiera de los reseñados) y van por ahí a buscar las bolas, pero se las roba Mai (la secuaz de Piccolo, que disfruta de un protagonismo en la película que en el cómic nunca habría soñado), las lleva a Piccolo, y cuando está invocando al Dragón, aparecen y le cortan el rollo.

Nótese que las motivaciones de ambos bandos para lograr las bolas son "destruir el mundo" para Piccolo (que tiene el poder de hacerlo sin tener que recurrir al lagartijo) y "destruir a Piccolo" para el tipo llamado Goku y compañía.

Pero nada, que llegan a Piccolo, y Goku resulta ser la reencarnación de Fumaru, Shumaru, Subaru, o algo así, un secuaz de cuando Piccolo era libre y tal, y sus poderes despiertan, pero consigue vencer a su lado malvado, y enfrentarse a su antiguo amo, al que en una pelea fiel al espíritu de la serie derrota de UNA hostia. Así que, como ya no necesitan matar a Piccolo, aprovechan para resucitar a Mutenroshi, que se había muerto en algún momento de la película. Claro que, tras los créditos se desacubre que no habían matado a Piccolo (el terror se adueña del espectador, viendo que eso solo puede significar una cosa: secuela) Deseo desperdiciado.

Con esta película, tiene toda la pinta de que han intentado "chrisnolanizar" Dragon Ball. Hacerla más creíble, más realista (aquí necesité una pausa pare reírme mientras escribía) y así, las cápsulas Hoi-Poi (que me parecieron de lo poco salvable de la película) son como pequeños transformers, y la entrañable Kame House no es una casa en medio de una isla minúscula, sino que está en medio de un solar urbano en la ciudad. Pero claro, hablar de realismo cuando el malo es un alienígena verde que echa fuego por la mano, y el protagonista un chaval de instituto que tira kamehames (gracias al cielo no las tradujeron a "onda vital") es difícil.

Lo peor de esto es que probablemente ya nadie se molestará en hacer nunca una película de verdad de Dragon Ball, y desaprovechan también la oportunidad de hacer una película memorable (por ridículamente mala) y acabará condenada al olvido, como la película que era tan mediocre que no lograba ser todo lo mala que debería.

Leer critica Dragonball Evolution en Muchocine.net

domingo, 12 de abril de 2009

Regreso de los Rúnicos (con extra de karma)

Sí, es mi coche.

Terminaron las jornadas. Como siempre geniales, mejor de lo que me esperaba, incluso, tanto que se me han pasado en un suspiro, pero el karma es un jugador de ventaja, que siempre se guarda un as en la manga.

Mis malvados planes de meter las maletas en el coche se han visto trastocados cuando daba al botón y no se abría. Podía, claro, abrir manualmente con la llave, pero el antirrobo se había bloqueado, y no había manera. Llamada al RAC, que han tenido que mandar la grúa a por el coche, y un taxi a nosotros, que nos ha traído a Bilbao (por lo que al menos he podido hacer el viaje dormido, y pardiez, que últimamente pareco narcoléptico, me duermo en todos los viajes)

Aprovecho para maldecir al inventor de ese sistema antirrobo, el cual ha impedido hábilmente, y no es la primera vez que lo hace, que yo robe mi propio coche. Y encima no se puede quitar. En fin, para hostiar al inventor.

Por lo demás, de las jornadas, curiosamente no jugué ningún rol en vivo. Sí dirigí, los dos que comenté, que afortunadamente salieron perfectos (gracias a la increible labor de los jugadores) y otro que ayudé a dirigir, pero jugar, lo que es jugar, poco.

Algo de tablero, destacando dos partidas de Galáctica, una con derrota miserable, y otra con victoria épica, desafiando todos los elementos y ganando in extremis, y algo de Time´s Up, descubriendo que tanto Charles de Gaulle y He-Man eran dictadores (de lo que se deduce que la Resistance fue fundada por Skeletor), que Fernando Torres es un humorista, o que Leonard Cohen codirigió Matrix.

¡Y aun así, ganaron los humanos!

En actividades alternativas, estas jornadas han sido, pese a la incesante y torrencial lluvia, más fiesteras que otras, vamos, que he salido más de fiesta, jueves y viernes, con una admito que terrible resaca el sábado a la mañana, con el añadido de que pululaba por ahí otro Jokin, (que para más recochineo se apellidaba Segundo) y claro, el sábado por la mañana yo oía "ayer a la noche Jokin esto, Jokin aquello", y no podía sino alarmarme al no recordar nada de todo eso. Normal, era otro Jokin.

Dr. Jeckyl, un combinado más criminal que el Sr. Hyde.

A destacar el bar de la foto, que en atención a la temática de las jornadas (Victoriano-Steampunk) servía los combinados en pipetas, tubos de ensayo, etc... y con una carga de profundidad bastante severa. Eso, unido a casi 7 meses sin salir de fiesta... hasta aquí puedo leer.

Un balance más que positivo, y como siempre, el regreso a casa con ganas de más (quitando la parte del incidente con el Jokinmóvil, claro)

Y por último, el chiste malo de las jornadas:

-¿Qué medicina puedes darle a un gato si le duele mucho la cabeza?
-Hellokittyl

jueves, 9 de abril de 2009

De jornadas: Encuentros Rúnicos

El cartel

Vuelvo de una (Turín) y voy a otra (Rentería) Pero esta vez no es baloncesto, sino jornadas, a ver a la gente del mundillo, y a jugar a cosas.

Bueno, jugar y dirigir, que también llevaré dos partidas:

PADRE DE FAMILIA (Basado en la serie de TV)

La familia Griffin ha conseguido, por medio de una triquiñuela de Peter, tener televisión por cable gratis, con lo que van a poder ver el capítulo especial de "Perdidos" en el que explican todas las tramas y se entiende. Obviamente, se ha corrido la voz por todo Quahog de que los Griffin tienen TV por cable y todos acuden en masa a gorronear, ya que el capítulo, según reza su campaña electoral, "solo será emitido una vez, y tras su emisión se borrará la cinta y se obligará a los guionistas a ingerir una cápsula de cianuro", así pues, además de la familia Griffin y la cuadrilla de Peter, personalidades como el Alcalde Adam West se pasarán por la casa de Spooner Street.

GIRO AL INFIERNO (Como la película homónima)

Hace calor... siempre hace calor en el desierto de Arizona. Un calor abrasador. La vieja carretera casi abandonada, apenas transitada, pues casi nadie visita ya la vieja Lagoon Sticks, pero a veces alguien rompe la quietud del calor. Es un autobús, apenas ocupado por unos pocos pasajeros, que buscan una forma barata de recorrer América de costa a costa, pasajeros que buscan, sabedores de ello o no, un nuevo destino, sin saber que su viaje puede dar un giro inesperado. Un giro al Infierno.

Partidas ambas que fueron ya probadas en anteriores jornadas, pero ambas de mi creación (una a medias con Apo y otra a medias con Ángel)

El domingo estaré de vuelta.

miércoles, 8 de abril de 2009

Papeles y más papeles

Y esto es solo lo de un día

¿Quién dijo que los funcionarios no trabajan? ¡Un guano! Le invito a pasarse por mi oficina, donde estamos notando la crisis al revés que el resto del mundo. Más y más trabajo, ya que cada vez hay más solicitudes, el papeleo se multiplica, y si a eso le sumamos que he estado una semana de vacaciones para preparar el examen, y los 4 días de Turín, mi regreso al trabajo fue para ver un amalgama de papeles, expedientes, altas nuevas, el archivo a punto de reventar... y la cosa no para, siendo los momentos de relax cada vez más infrecuentes.

La ventaja, eso sí es cierto, es que tengo la "suerte" de poderme ir a mi hora, que si 5 minutos antes de irme de vacaciones aparece una oleada de expedientes nuevos por meter, nadie me va a obligar a quedarme más allá de mi horario, que si trabajara en la privada eso podría suponer "tu hora de salida son las 3, pero si te tienes que tirar hasta las 8, te estás hasta las 8, y nada de cobrar las extras". En fin, ventajas de trabajar en la administración pública, que a uno le respetan sus derechos y tal. Pero lo de que no se trabaja... va a ser que no.

Y los expedientes nuevos no dejan de crecer, y crecer, y crecer... Ahora bien, estando el tema como está, sarna con gusto no pica, y no seré yo quien se queje de su trabajo (salvo desahogos puntuales como éste, claro)

martes, 7 de abril de 2009

Crónicas Turinesas (II)

Ale, a buscar a Wally

Ayer lo dejé en que en Turín había un evento de baloncesto, la final a 8 de la Eurocup, mayormente el motivo que originaba mi desplazamiento a la ciudad piamontesa, y aunque de los partidos en sí tampoco voy a hablar mucho, limitándome a decir que el viernes ganamos al Zadar croata (ex-equipo de Banic, que digo yo, tendría que haberse llamado Reyno de Navarra) y que el sábado perdimos contra el Khimkhi ruso, un verdadero equipazo, con jugadores de la categoría de Garbajosa o Delfino (aunque manda huevos que te elimine un equipo que se llama kinki), y donde la afición del Bilbao Basket dio todo un recital, ya que animamos al equipo, aplaudiendo también a los rivales y decorando la grada con cánticos y pancartas (aunque no faltó el típico anormal que es incapaz de separar política y deporte) Un torneo totalmente mágico, y especialmente emotivo el encuentro con los jugadores al acabar el partido.

De los demás partidos, hubo de todo; buenos y malos, partidazos y truñacos, pero sobre todo muchas sorpresas, con equipillos que eliminaban a favoritos y cosas así. Y también había por ahí alguna que otra celebridad del mundo del baloncesto.

Con el maestro Nacho Azofra

Pese a la escasa ocupación del pabellón, que en su mayoría estuvo desierto, la cita balonmcestística fue inolvidable, formar parte del grupo de zumbados que se desplazaron a Turín para animar a su equipo, aunando cánticos, risas e ilusiones.

Pero no todo es baloncesto en esta vida, también hubo un poco de turismo, tanto diurno como nocturno, aunque de esto último no mucho, ya que en tema de horarios Turín es una ciudad mayormente europea , no así en temas de conducir, donde los turineses son italianos de pura cepa. ¿Los semáforos? Órganos meramente consultivos. ¿Pagar el transporte público? Vamos, hombre.

Del diurno, pues la suerte quiso que el sol se dejara ver, y pudiéramos contemplar los edificios, esculturas y arte en general, y sobre todo andar, andar mucho, más que Frodo con el anillo, más que Moisés y sus acólitos, más que Óliver Atom para correr la banda.

Y todo esto sin olvidar, claro está, la gastronomía local, un argumento de peso para nunca bombardear Italia.

Megabrocheta de carne: 10€

El lunes, ya terminado el evento, tocaba regresar, y pudimos comprobar que de día Milán es bastante menos siniestro que de noche (a decir verdad, Marilyn Manson es menos siniestro que Milán de noche) aunque estuvimos poco, ya que rápidamente nos dirigimos al aeropuerto, donde tras una espera de un par de horas (la parte apasionante de viajar) cogimos finalmente el vuelo para Santander. Luego, una horita de coche, y por fin en casa.

El año que viene, si hay suerte, más y mejor.

lunes, 6 de abril de 2009

Crónicas Turinesas (I)

2 piñeros (y pico)

De vuelta en Bilbao, tras un fin de semana de baloncesto (y Pizza), habiendo disfrutado de un evento baloncestístico como este, en compañía de otros aficionados, y tal, todo muy bonito. Pero vamos a la anécdota, a los detalles truculentos, que es lo que gusta al lector.

Kalimotxo en Turín (si me hice uno en Manhattan, tenía que hacerme uno con vino italiano)

Partimos de Santander el miércoles, con destino al aeropuerto de Orio (no es que a Hondarribia le haya salido competencia, es que el aeropuerto de Bérgamo se llama así) y según aterrizamos, pese a que había gestionado el roaming, plaf, sin cobertura. Genial, todo el fin de semana sin teléfono. Bueno, acudo a una máquina expendedora de tarjetas telefónicas, meto 10 euros, presiono la de "tarjeta de 10 euros y me dice que no hay. No hay tarjetas de 10 euros, pero tampoco botón de cancelar, así que la máquina se queda con mi dinero. Estupendo, 5 minutos en Bérgamo y ya la odio.

Cogemos el autobús que nos lleva a Milán, y aparecemos a la 1 de la madrugada en la plaza de la estación, que al estar cerrada nos obliga a permanecer en la calle hasta las 4:00 AM. Allí un policía nos advierte de la extrema peligrosidad de la zona, y pasamos, no es broma, las 3 horas, con un coche patrulla y uno del ejército vigilándonos, mientras el lumpen milanés nos mira de soslayo, enviando devez en cuándo un emisario, que era rápidamente ahuyentado por los amables militares. No hay nada de metafórico en este párrafo, y allí permanecimos 3 horas atrincherados 12 bilbaínos y un pollo de peluche junto a una farola.

Y esto es todo lo que vi de Milán

A las 5 de la mañana, por fin, cogimos el tren que nos conducía a nuestro taurino destino y en el tren caímos todos en un sueño profundo, turbado por la revisora reclamando nuestros billetes. Serían las 7 cuando arrivados a Turín, un taxi nos condujo a nuestro albergue, y a nuestra cita con la cama.

Tras un reparador sueño, aproveché para quedar con Óscar y Alicia, eventualmente residentes allí, e ira comer, de forma opípara y sorprendentemente barata a una exquista trattoria y luego un poco de turismo por la ciudad, antes de partir hacia el pabellón, que se supone que había una pachanga de baloncesto, o algo.

Mañana más.

jueves, 2 de abril de 2009

En Turín

Palacio de los deportes Isozaki

Si no ha pasado nada raro, en el momento de publicarse esta entrada estaré ya en Turín. Teóricamente el avión habrá salido de Santander a las 21:50 con destino a Milán, desde donde habremos venido a la ciudad donde se celebra la final a 8 de la Eurocup de baloncesto.

Como no sé si tendré en algún momento acceso a Internet, no puedo prometer que vaya a dar señales de vida hasta el lunes o martes, pero el planning es simple; de 18:00 a 23:00 aprox estaré viendo partidos de baloncesto, y ya el lunes volveremos, nuevamente vía Milán-Santander.

Próximas comunicaciones aquí.

miércoles, 1 de abril de 2009

Vuelta a la piscina

Con su misma gracia y su salero

Eric Moussambani es un nadador guineano que saltó a la fama en los JJOO de Sidney por perpetrar una de las peores marcas de la competición, y tardando el doble que el resto de sus rivales, debido, entre otras cosas, a que solo llevaba 8 meses dedicado a ello, y que se entrenaba en la piscina del hotel, a causa de la escasez de infraestructuras adecuadas. No obstante, ese ridículo le sirvió para saltar a la fama.

Bien, pues ayer, después de 6 meses de inactividad, por motivos evidentes, volví a ir a la piscina, con la intención de retomar la sana costumbre de ir al menos una vez a la semana, aunque debo admitir que mis movimientos acuáticos eran ayer tan gráciles y dinámicos como las de este señor africano.

Pero por algo se empieza, y algo de ejercicio hay que hacer, que además, dicen que nadar es muy sano (aunque tremendamente aburrido) pero eso se compensa con que, mira, más aburrido es estudiar. Y al igual que estudiar, nadar es una cosa que da un hambre terrible. Vuelvo a comprender a los cocodrilos de las películas de Tarzán.

Y para finalizar, un video con la gloriosa actuación de Eric "anguila" Moussambani