sábado, 28 de febrero de 2009

Se avecina la batalla

Opositores yendo al BEC

A punto de entrar en el mes clave, marzo. El 28 es el examen. Ganas de que sea ya y de, para bien o para mal, acabar con esto, que lo de las oposiciones es una pesadilla.

La putada es que tras el desgaste del 1º examen cuesta muchísimo ponerse de nuevo, es difícil lograr la concentración y mantener el ritmo, por eso es bueno descansar un poco para retomarlo y olvidar cosas para reaprenderlas, aunque el miedo al fantasma de la excesiva relajación está presente. Pero es que cuesta mucho. No obstante, este fin de semana me obligaré a salir, para ya tomarme el mes que queda como la etapa final del viaje.

Entramos en Marzor, atrás quedan Minas Febrerorgul. Habrá que franquear orcontratos, derrotar a los 3092 trasgos, sobrevivir a Ella-La-Funcionaraña y tirar el examen al monte del destino.

Y esperar a que el destino sea positivo, y lograr la plaza en la Diputación, mi tessoro...

viernes, 27 de febrero de 2009

Más mostrador (overbookizado)

Me da que hoy para las 13:30 no terminamos

Como prometí el miércoles (y vilmente incumplí ayer),me explayaré un poco más sobre el infernal turno de mostrador que me tocó padecer el miércoles.

Previamente una cuestión: odio los pasaportes escritos a mano. Sí, en pleno siglo XXI aún hay países en los que escriben los pasaportes a mano, y a veces con una caligrafía de difícil descifrado, lo que unido al exotismo de ciertos nombres provoca pesadillas, y dan ganas de gritar: "¡al próximo que me dé un pasaporte escrito a mano se lo voy a quemar!". Dicho lo cual, paso a lo que gusta, que es a la anécdota particularizada.

Llamó mi atneción un matrimonio, de edad avanzada que se quejaba porque les habían suspendido la Renta Básica, y al mirar en el ordenador observo que tienen sendas pensiones, de aproximadamente 650 € cada uno. Les explico que suman unos ingresos de 1300 €/mensuales, y que no cumplen los requisitos para cobrar la Renta Básica, que cobran demasiado, y su desconcertante respuesta era "entonces, qué comemos?" Hombre, que vale que no sea una fortuna, pero creo que con 1300 euros al mes pueden vivir 2 personas, que los hay quienes viven con menos, y que si no me falla la matemática, 1300 es un poco más que los 875 e que se les daría si no tuvieran ingresos en absoluto. Pero eso no sirvió para evitar que se marcharan enfadados y despotricando contra el PNV y contra "a los de fuera les dan y a nosotros nada".

No menos desconcertante era la actitud de otra persona mayor, que venía en representación de su hermana, a la cual se había suspendido la Renta Básica por estar internada en una residencia privada. Le explico que como esta persona tiene las necesidades cubiertas (digo yo que en ese sitio le darán de comer, una cama y esas cosas para las que es la Renta Básica) me dice "sí, pero porque se lo pago yo". No había manera de hacerle entender que eso es tener las necesidades cubiertas, que es igual que quien no está emancipado, que se trata de que no tenga recursos ni medios de vida, sean propios y ajenos. Pero la señora erre que erre en que tenía unos gastos y unas necesidades.

Hasta cierto punto su reivindicación era razonable, a mí también me parece sangrante que con la de jetas que se compran un móvil y una Playstation a costa de las ayudas sociales esa señora tenga que conformarse con llevar vida de pobre solo por no saber, no poder o no querer hacer la trampa, pero la Renta Básica es para lo que es, y con la ley en la mano no tiene derecho a ella.

Otro que me tuvo bastante rato, mientras la cola se acumulaba y se acumulaba, como muestra de lo cerril que puede llegar a ser a veces la gente. El hombre había ido al banco y en su libreta le habían hecho un ingreso que aparentemente era de 611,11 euros, cuando lo que le correspondía eran 641,41, y esgrimía la libreta cual florete. Ante el aparente error, consulto el ordenador, y el pago lanzado era el corecto: 641,41. Para que el hombre se quede tranquilo miro la libreta, y veo que efectivamente, parecía que ponía 611,11, pero me doy cuenta de que era un fallo de impresión, que simplemente en esa línea la linea horizontal del 4 había desaparecido, y que los cuatros podían parecer unos. Se lo expliqué, varias veces, mostrandole las diferencias entre un 1 de verdad y el aparente 1, que en el número de cuenta los cuatros pàrecían unos, y que incluso la fecha, en vez de 24 de febrero parecía poner 21. Una cosa tan sencilla me tuvo casi 20 minutos, mientras la cola se alargaba, y se alargaba...

Al hilo de las libretas, una frase que nos toca repetir mucho es "no, esto no es el banco, nosotros no operamos con la libreta", concretada en una señora a la que se le pedía en una carta que trajera un certificado del banco y me preguntaba con candidez si no le podía hacer yo ese certificado. No pude evitar decirle que yo ya no trabajaba en la BBK.

Generalmente, cuando veo que me traen la libreta tiemblo. Sobre todo cuando vienen a pedir explicaciones de un asiento que les aparece en la libreta y no saben de qué es. Y creo que ya conté la vez que una persona venía a pedir explicaciones porque alguien había sacado dinero de su cuenta. O siempre que se fían más de lo que pone en la libreta que de lo que les decimos nosotros (muchas veces sin haberla actualizado correctamente)

Al igual que con los pasaportes manufacturados, odio las libretas del banco.

jueves, 26 de febrero de 2009

Agora: lo nuevo de Alejandro Amenábar

Babas incoming

Amenábar saca nueva película, algo que para mí es una buena noticia, ya que además de ser uno de los directores con más talento del panorama, capaz de convertir en éxito cada una de sus películas, es sin duda uno de mis directores fetiche, y ya podría hacer un documental sobre la cría del limaco en cautividad, que yo iría a verla al cine.

De "Ágora" sé bien poco, sé que va sobre el antiguo Egipto y el Imperio romano, que la protagonista es Rachel Weisz, en el papel de la histórica Hipatia, y que se rodará en inglés. Poco más, pues con este director prefiero ir al cine sin tener ni idea de qué me voy a encontrar, y dejar que me sorprenda.

Alejandro Amenábar no es un director de una filmografía muy extensa, solo tiene cuatro títulos, pero los 4 son, a mi parecer, grandísimas películas.

Éstas son sus películas:

Tesis: Sin duda, mi gran debilidad. He debido de ver esta película cerca de la media docena de veces, y no me cansa. Me apasionó en el cine, y demostraba que se podía hacer una película sin un gran despliegue de medios. Una historia bien contada, algunas actuaciones muy buenas, con un Fele Martínez en estado de gracia y un Xabier Elorriaga inmenso, que llena la pantalla a cada aparición, y el propio Eduardo Noriega, al que habitualmente pongo a parir, haciendo un trabajo correcto (bien es cierto que el papel le iba como anillo al dedo) El tema de las snuff movies, pese a lo truculento, llevado con tacto, y un buen uso del suspense, que consigue que hasta el último suspiro no terminas de tener muy claro quién es el malo (por evidente que resulte)

Abre los ojos: Posiblemente la más floja de las 4 (la menos magistral debería decir), y aun así un peliculón, versionada sin mucho éxito por Vanilla Sky. La idea, razonablemente original, está muy bien llevada, y nuevamente consigue metersela doblada al espectador, haciendole creer que Eduardo Noriega es actor.

Los Otros: Pese al evidente parecido con cierta otra película, "Los Otros", su primer trabajo internacional, es otro peliculón como la copa de un pino, con una Nicole Kidman magnífica y una tensión que mantiene en vilo al espectador desde el minuto 1 de la película. Prueba de ello, "Los Otros" cuenta con el mérito de ser la única película que ha conseguido que yo me pase completamente callado toda la proyección. Quien haya estado conmigo en el cine sabe que eso es difícil.

Mar Adentro: Basado en una historia real, y llevada de una forma maravillosa, convirtiéndola prácticamente en un cuento, con una sensibilidad pasmosa, y una vitalidad increible. Y bueno, el papelón de Javier Bardem, de quitarse el sombrero.

--

Por tanto, estas son buenas razones para desear ver "Ágora". El listón está alto, y el miedo a la decepción existe, pero Amenábar no me ha dado aún motivos para decepcionarme, y a nada que me guste la mitad que cualquiera de sus anteriores películas, saldré del cine encantado. Por tanto, como un clavo estaré en el cine cuando la estrenen.

Para cerrar, aquí dejo el trailer de "Ágora".

miércoles, 25 de febrero de 2009

Overbooking en mostrador

¿Es aquí donde las chiviris?

Día agobiante donde los haya en mostrador. Más de 150 personas, con algunos picos en los que había más de 30 personas en espera, y sin poder tener ni un respiro.

No es que haya habido mucha más gente que otros días, sí había bastante, al haber sido ayer día de cobro y muchos vienen a pedir cuentas de por que no han cobrado, o por qué han cobrado menos de lo que pensaban, pero es que hoy por una cosa u otra, cada uno que venía se tiraba más tiempo de lo habitual.

"Pedí la renta básica hace 4 meses y todavía no me han dicho nada" es la frase más repetida. Se está tardando mucho, sí, pero es que hay tal aluvión de solicitudes, tanta gente pretendiendo vivir del dinero público, que es imposible hacer frente a todos en un plazo más breve. Es comprensible que todos quieran saber por su situación, pero es que están todos en la misma, y explicar más de 50 veces en una mañana "no te puedo decir cuándo te van a resolver el tema, sois muchos pidiendo y todavía estamos con las solicitudes de octubre", acrecentado porque algunos ayuntamientos, sobre todo el de Bilbao, dirigido por mi bienamado Azkuna, manda la carta en la que dice al solicitante que cobrará en el plazo de 2 meses desde que la pide, lo cual es simple y llanamente mentira. Matizo, no dice eso, dice "si en 2 meses no te responden es que vas a cobrar", lo cual no siempre es cierto, y en todo caso induce a error, ya que no son pocos los que piensan que eso significa "cobrarás dentro de 2 meses".

Otra que me toca mucho repetir es la del autobús. Bilbobús da a los preceptores de Renta Básica una tarjeta para tener el autobús gratis (me pregunto si hay alguien en todo Bilbao que pague el autobús) y pide una serie de documentos. Entre ellos, el certificado de Renta Básica que damos nosotros. Pero ahí acaba toda nuestra relación con el autobús, ya está. Pero claro, no todos los tienen tan claro, y siempre vienen a pedirnos directamente la tarjeta del autobús. Aquí la casuística es amplia, y está desde el que viene a decir que se le ha perdido la tarjeta del autobús (aparte de compadecerle poco puedo hacer), el que coge el certificado y pregunta si eso es la tarjeta del autobús (tentado he estado a veces de decir "tienes que plegar la hoja y meterla en la ranura del creditrans"), aunque la mayoría de la gente simplemente te pregunta, lo cual es menos absurdo, qué tienen que hacer con ese papel. Entonces les explico, que lo del autobús lo lleva la empresa Veolia, y que tienen que ir allí con el papel que les doy y con el resto de la documentación que tienen que llevar, que particularmente ignoro. Generalmente mientras les digo eso, les suelo señalar el cartel que tenemos donde está la dirección de Veolia, con el teléfono y tal, y les suelo decir "tienes que ir ahí". Creedme, no son pocos los que se plantan debajo del cartel, como si esperaran que se fuera a abrir el techo y caerles del cielo una tarjeta de autobús.

Empezaba la entrada diciendo que hoy había sido un día muy poblado en el mostrador, en el que ha habido de todo; gente normal, gente menos normal, jubilados, inmigrantes, funambulistas, pastores de cabras, astronautas, hierofantes babilonios, senegaleses, gente de bien, gente de algo peor...

Incluso algún conocido, lo que suele ser una situación incómoda para mí, y supongo que para esa persona también, ya que ¿qué haces en esas situaciones? No le vas a preguntar "hola, qué tal, ¿cómo te va la vida? Ah, así que no tienes de qué vivir y dependes de la Renta Básica. Ya ves, yo soy funcionario". Como que no estaría muy bien sospecho.

Pero no es mi intención una entrada demasiado extensa, por lo que mañana seguiré contando alguna anécdota más singularizada del rico y variado turno de mostrador de hoy, del que no hemos podido salir hasta pasados 45 minutos de la hora (Sí, aunque haya quien no se lo crea, no sacamos la escopeta a las 13:30. La puerta la cerramos, pero al que ya está dentro le atendemos, y no nos vamos hasta acabar)

martes, 24 de febrero de 2009

The Wrestler (el luchador)

¡La caidita!

Era una estrella, y llegó a lo más alto, pero su carrera se fue al carajo, y tras años malviviendo intenta regresar, y a pesar del evidente efecto del tiempo, con un aspecto bastante deteriorado, parece que vuelve a saborear las mieles del éxito.

Esta descripción, que tanto podría servir para el personaje, la superestrella de la lucha libre americana Randy "Ram", como para su actor, Mickey Rourke, no tan superestrella pero claramente ido a menos en su día, es una de las premisas de esta interesante película que valió a su protagonista una nominación al Óscar, y lo cierto es que resulta bastante creible en su papel.

La historia de la película es lo que el espectador puede esperar encontrarse, auge y caída de un personaje, que se enfrenta, con mejor o peor suerte a las adversidades y a las consecuencias de sus propios errores, y a lo duro que resulta pasar de lo más alto a lo más bajo. La historia de Randy "Ram" se parecerá, sin duda, a las historias reales de muchas defenestradas superestrellas de la antigua WWF.

Sin pasar de ser el telón de fondo, me gustó cómo trata el tema de la lucha libre, de toda su parafernalia de coreografías circenses y combates guinizados, que hace inevitable recordar, no sin cierta añoranza, aquellas retransimsiones de Telecinco y su "Pressing Catch", acrecentado por el toque retro de la escena de la consola de Nintendo. También fue una sorpresa agradable volver a ver a Evan Rachel Wood (Thirteen)

En lineas generales, no estamos ante una película magistral ni imprescindible, pero me pareció bastante bien llevada, es agradable de ver, y aunque el final, demasiado abrupto, no me convenció demasiado, resulta adecuado y no llega a desmerecer el conjunto de la película.

Por poner una pega, y aunque esto no sea cosa de la película, no me gustó mucho el doblaje de la versión española, y no suelo ser nada maniático con esas cosas, pero en ésta me rechinaba un poco.

Mi critica en Muchocine.net

lunes, 23 de febrero de 2009

Memorias de un ex-demandante de empleo. [XV]

Son malvados... pero pagaban.

Hace ya bastante tiempo que tenía pendiente contar esto en el blog, otra de tantas batallitas en el ámbito de mi búsqueda activa de empleo, y además mi primer trabajo de verdad, con contrato, nómina, Seguridad Social, y toda esa parafernalia que la abogacía me negaba. Es además, por la parte que importa a este blog, una fuente de historietas, ya que el trabajo en banca, de cara al público, trae siempre estas cosillas tan incómodas en el momento, pero tan divertidas de contar a posteriori.

Lo cierto es que la BBK, aunque sí el único exitoso, no fue el único escarceo que tuve con el mundo de la banca, pues hice bastantes pruebas, psicotécnicos, entrevistas, envíos de CV, con otras entidades, todas ellas sin éxito, y esto viene a demostrar que el trabajo viene muchas veces cuando uno menos lo espera.

Aún ni siquiera era abogado, y estaba todavía estudiando el master, y trabajaba como pasante a las órdenes de Don Giuseppe, y no sé muy bien por qué, supongo que por imitar a mis compañeros de clase, presenté mi CV al proceso selectivo que la BBK estaba haciendo. La verdad, a veces todavía me pregunto por qué lo eché, pero el caso es que así fue, y como cumplía los requisitos, me citaron al examen.

En ciertos aspectos aquello se parecía a una oposición, con puntos que valoraban, y exámenes, que por suerte eran el mismo día. Lo cierto es que fui al examen sin ninguna convicción, prácticamente nula, y con pocas horas de sueño, pues el viernes había salido de fiesta y el examen era el sábado por la mañana en mi nada querida universidad de Deusto.

Del temario, ni papa. Se supone que el examen tenía varias pruebas; un psicotécnico, una prueba de euskera, otra de inglés y un test de conocimientos generales.

El psicotécnico recuerdo que fue a la mañana, bastante tarde, se retrasó y terminó a las 3 de la tarde o por ahí, y lo cierto es que no me fue muy complicado. He de decir que estas cosas se me han dado siempre bastante bien, y además, ser un poco avispado me ayudó bastante. En este tipo de ejercicios el problema suele ser el tiempo, pues no hay psicotécnico difícil si no te lo limitan, por lo que era vital exprimir este recurso. El examen en cuestión eran unos cuadernillos, todos ellos con sus correspondientes instrucciones, que explicaban por megafonía. Claro, nada impedía ignorar completamente a la megafonía, leer las instrucciones y empezar antes. En todo caso, aquello me permitió sacar una nota bastante alta, como también una pequeña dosis de picaresca en los ejercicios de cálculo y operaciones matemáticas. No se nos permitía escribir nada que no fuera la respuesta, y no nos facilitaban un papel en el que hacer las operaciones. Pero bueno, un lápiz, una mesa... ¿quién no ha escrito nunca en el pupitre?

La parte de los idiomas, pues sin más, y el test de conocimientos me pareció horrible, difícil y con cosas de las que no había oído hablar en la vida. Me resultaban complicadas las preguntas de cultura general, y hasta las de Derecho, por no hablar de las preguntas sobre economía y finanzas. Ni por asomo pensaba aprobar.

Pero basta que te dé igual un examen para que saques buena nota. Aprobé, y me citaron para la última fase. Varias entrevistas personales y dinámicas de grupo, donde no me fue tan bien. La dinámica ni tan mal, y una de las entrevistas, la que me hicieron en euskera, sin problema, pero la entrevista en castellano fue fatal. El entrevistador era sumamente agresivo y la entrevista más parecía un interrogatorio de Jack Bauer. No me refiero a que el tipo fuera desagradable, ni borde, de hecho era un tío bastante simpático, pero la entrevista era, digamos, hostil. Eso, unido a que yo no tenía muy claro si realmente quería ese trabajo, ya que entre otras cosas implicaba irse un tiempo a vivir fuera, algo para lo que por aquel entonces no me sentía preparado, y bueno, las preguntas me descolocaban totalmente. ¿Qué se responde cuando a uno le preguntan qué dinámica sigue cuando sale con sus amigos los fines de semana?

La verdad, a toro pasado, lo que más me pica de no haber obtenido el trabajo es precisamente lo que más me retraía en su momento, que es el haberme ido fuera, pero a la vez sé que me alegro de que no me cogieran, pues el trabajo de banca comercial es algo que particularmente me horroriza.

Así pues, no pasé el proceso, y yo ya me había olvidado por completo del asunto, y estaba totalmente centrado en el despacho, cuando un día, poco antes de navidades, recibo una llamada telefónica. Era de la BBK, diciendo que aunque no había pasado el proceso, habían tenido en cuenta mi CV y me ofrecían trabajar con ellos en la campaña de la Renta.

Continuará...

domingo, 22 de febrero de 2009

Carnaval, carnaval... cuaresma.

Mi espectacular disfraz

En otro fin de semana que tampoco pasará a la Historia de los fines de semana divertido, gracias a las oposiciones, tocó quedarse en casa, por lo que me perdí el Carnaval.

La verdad es que esta vez no era tanto el no poder salir por las oposiciones (son dentro de 5 semanas) sino por no tener disfraz. No he tenido tiempo de prepararme nada, y me gusta prepararme los disfraces a conciencia, y lo que tenía claro es que me negaba a salir sin disfraz. Carnaval es una fiesta para salir disfrazado y bastante poca gracia me hace que la gente salga sin disfrazarse, como si fuera un fin de semana normal. Y bueno, no puedo impedir que otros lo hagan, pero al menos sí puedo no hacerlo yo, por tanto, me quedé en casa y aproveché para estudiar algo.

No obstante, eso no me impidió ver disfraces, ya que el sábado Chezgarcía fue centro de operaciones de unos cuantos de mis amigos, que vinieron a maquillarse y disfrazarse a casa (literalmente mi casa se llénó de payasos :D) y al menos la tarde fue entretenida.

Hoy, algo más de estudio, a la tarde revisionar la apasionante película Tesis, y a la noche, en mi salón, unos frikis haciendo gaupasa para tragarse la ceremonia de los Oscars.

Solo faltan 5 semanas...

viernes, 20 de febrero de 2009

Nunca apuñales una botella de Coca-Cola

A toda botella le llega su San Martín

Hay veces en las que la Ley de Murphy se cumple a rajatabla, y más cuando se dan ciertas circunstancias en una persona de natural patoso y propensa a catástrofes espectaculares como es mi caso.

Esta refrescante anécdota tiene como protagonistas un cilíndrico artefacto explosivo llamado "botella de Cocacola" y un en apariencia inofensivo cuchillo de pan. Tenía gente en casa, estábamos estrenando la Xbox, y en un momento dado fuimos a la cocina con la intención de tomar un refrigerio, y puesto que no había nada en la nevera, acudí al armario de las botellas. Hasta aquí todo normal.

Las botellas de tan carbonatada bebida suelen venir de dos en dos, unidas por la etiqueta de plástico, que es preciso seccionar para disolver la comunidad de siamesas, una actividad en principio sencilla y carente de peligro, así que acerqué el cuchillo de pan a las botellas, a fin de proceder a tan rutinaria actividad, cuando algo falló, y el cuchillo perforó la epidermis botellil, penetrando su delicada carne, con una EXPLOSIÓN digna de película de Roland Emmerich, saltandome a la cara (y vaya si escuece eso en los ojos) y a otras partes de la cocina. Verdaderamente impresionante. Mi camiseta tenía más Coca-Cola que la planta de Norbega, y había bebida en la nevera, en la lavadora, en el techo, terraza, suelo... 2 litros dan mucho de sí.

Tras un buen rato conseguimos dejar la cocina nuevamente presentable, aunque quitar el olor a Coca-Cola costará algo más.

Esta entrada no ha sido patrocinada por Pepsi.

jueves, 19 de febrero de 2009

Viernes 13 (versión 2009)

Pero ni rastro de los argonautas.

La fórmula clásica, tripas y tetas, atractivas señoritas, drogas y un perturbado que mata todo lo que se mueve, enésima secuela de un clásico del género "teen horror", que llega casi 30 años después a las pantallas y la verdad, no aporta absolutamente nada al género.

Viernes 13 (2009) no es un remake, pero tampoco es exactamente una secuela, o sí lo es, pero sería más apropiado decir que es una reinvención de las secuelas. Da como válida la original, pero omite por completo todas las secuelas, con toda la parafernalia resurrectil (o resurrectal) del amigo Jason Voorhees (señor que mata porque sí, con una careta de hockey), y teóricamente adaptada a los nuevos tiempos. Jason es más moderno, mata por igual gente de todas las razas y condiciones sociales; el friki de la clase tiene un GPS, y hablan sin problemas de sexo, drogas y demás tabúes. La película redunda en lo explícito, y no tiene reparos en enseñar a las futuras víctimas del asesino en acttitudes que en una película de terror son mortales de necesidad.

Vamos a ver, por el amor de Dios, si vas a un sitio con asesino psicópata, no te pongas a fumar drogas y no te pongas a echar un polvo en el campamento donde hace años una señora asesinó a todos los campistas. Eso en una película de terror es como limpiar la escopeta a lenguetazos y sin poner el seguro.

La película es perfectamente prescindible, ya que no tiene ningún aliciente. Tiene su cierta gracia el giro que da a media película, cuando parece que va a ser una cosa (un truño) y resulta ser otra (otro truño distinto), y bueno, por destacar algo positivo, el final, en claro homenaje a la entrega original de Viernes 13.

Por lo demás, los personajes son todos y cada uno de ellos tan sumamente odiosos y estereotípicos, que la sensación que produce verles morir uno tras otro es nula, es tan emotivo como ver a alguien tirar bolas de papel a la papelera, y los medios de ejecución tampoco son cosa del otro mundo. La tensión abusa demasiado del sobresalto musical, que tiene al espectador más pendiente de "tachán" sonoro que del tontín de la careta, que pese a su omnipresencia y talento de matarife, no consigue intimidar demasiado. No es que en la vida real no me fuera a acojonar un señor de 2 metros con una máscara de hockey y un machete, pero como espectador, me dejaba frío.

Vamos, que ni para pasar el rato.

Mi critica en Muchocine.net

miércoles, 18 de febrero de 2009

Battlestar Galactica

Algunos de los personajes de la serie

Pocas veces consigue una serie cautivarme tanto. Me pasó con Perdidos, y me ha pasado con este remake de la clásica "Galáctica: Estrella de Combate", a la que en 2003 decidieron dar un lavado de cara, obteniendo como resultado una serie que, pese a tener poco que ver con la original (Starbuck es... ¡una chica!), es una auténtica maravilla, una verdadera joya.

El planteamiento es el siguiente: los Cylon, una raza de robots creados por la humanidad, se rebeló contra ésta, y estalló la guerra, una guerra de la que la humanidad no ha salido muy bien parada, y debe abandonar sus planetas natales, para embarcarse en un largo éxodo. A diferencia de la serie antigua, aquí los Cylon pueden tener aspecto humano, y pasar total y completamente desapercibidos, hasta que sacan a relucir su mala leche.

Debo decir que el género "navecitas espaciales" nunca ha sido algo que me entusiasme, por lo que doble mérito de esta serie, pero su secreto es que podría perfectamente ambientarse en el Oeste, la Edad Media, o una fragata española del S. XVI, puesto que el asunto sideral solo es el telón de fondo.

¿Cuál es el secreto de esta serie? Sin duda, dos son los puntos fuertes de esta serie. Uno, es que es una serie bastante coral, sin protagonistas claramente definidos. Es cierto que algunos personajes son más importantes, como Adama, Apollo, Starbuck, Gaius Baltar, la presidente Roslin... pero no hay un protagonista definido, todos son importantes (de ellos destaco a mi favorito, Karl Agathon "Helo") Y lo que es más importante, no hay "buenos" ni "malos". Un mismo personaje puede un capítulo en lo más bajo, y al siguiente redimirse con lo más elevado, y viceversa. Y esto es porque son personas, personas en una situación extrema: la humanidad se está yendo al garete, y las decisiones difíciles son constantes. Elegir lo menos malo.

Ese es el otro punto fuerte de la serie: su conflicto ético. No hay blancos y negros, todo es ambiguo. ¿Es lícito saltarse ciertas normas para evitar un quebranto mayor? ¿Es justo matar a mil personas para que las 50.000 restantes puedan sobrevivir? ¿Cuál es el precio de la supervivencia? Esto se refuerza, porque como ya he dicho, no hay malos. "Los Cylon", podría pensar alguno. Yo no lo tendría tan claro, ya que no hay por dónde cogerlos, y nadie sabe qué pasa por su cabeza.

Hay escenas que de verdad me atraparon de esta serie, como el motín de Tom Zarek, y su forma de resolverlo por parte de Apollo [SPOILER] Negocia con el terrorista que dentro de un año la presidente dimitirá y habrá elecciones. Cuando se lo dice, le increpan por no tener derecho a haber ofrecido eso. Apolo responde que no le ha ofrecido nada que no estuviera en las leyes, y cuando la presidente le dice que en tiempos de guerra las leyes no cuentan, su respuesta es "pues si las leyes no cuentan, tú no eres presidente y no tengo por qué darte explicacione o cuando la presidente Roslin emite un edicto para el exterminio de los Cylon y Helo le responde que eso es genocidio, que hacer eso les rebajaría a su misma altura (sobre todo porque es lo que estaba pensando yo).

Escenas como esa elevan la serie a mi Olimpo particular. Mas no es gratuita la alusión al Olimpo, dado que la serie está llena de simbologías, y muchísimas alusiones a la mitología griega. De hecho, los dioses que tienen son los griegos, así como hay clara referencia al Zodiaco, cosa que se ve en los nombres de los planetas (Aerilon, Piccon, Gemmenon, Caprica...) y los nombres de algunos personajes; Apolo, Athena, Hera... La serie, si no me equivoco, tiene 4 temporadas (que en la práctica son 5) más un spin-off (BSG Razor) y en EEUU está siendo emitida la última temporada, que cierra ya la serie. Y un aviso a navegantes: hay una miniserie, de 2 capítulos de hora y media, que es imprescindible ver antes de empezar con la serie, ya que realmente la serie empieza ahí, y saltárselos sería como empezar a ver una serie por el capítulo 5.

Y bueno, cómo no, para esta serie tengo también su versión caricaturizada. No podía faltar:


Coronel Tigh, Starbuck, Adama, Boomer, Helo, Nº6, Gaius Baltar, Tom Zarek, Laura Roslin, Apolo, Dualla, Dr. Cottle, Gaeta, Cally y Chief

martes, 17 de febrero de 2009

Y llegó la X-Box

Ya en su caseta

Como ya anuncié, en ChezGarcía hemos tenido a bien adoptar una pequeña Xbox 360, que esperamos traiga alegrías y ratos de diversión y asueto (¡y GTAIV, GTA IV!), y la susodicha llegó ayer a casa, estando ya debidamente configurada, aunque todavía desprovista de juegos (tenemos el Scene It, aunque sin mandos), pero todo se andará.

Aunque de momento, y en beneficio de las oposiciones, me temo que no podré hacer mucho caso a la nueva mascota, ya que hasta que haga el segundo examen, 28 de marzo, el tiempo libre no será uno de mis recursos naturales más abundantes.

lunes, 16 de febrero de 2009

Vuelta al curro

Chiste patrocinado por Bizkaiko Foru Aldundia-Diputación Foral de Bizkaia

Tras una reparadora, aunque aburrida, semana de vacaciones, hoy tocaba volver a la oficina, y no era el único, dado que la semana pasada ésta quedó en cuadro, ya que todos los interinos tuvimos (lógicamente) la misma idea.

Por tanto, el tema de conversación que imperaba hoy era evidente, las opopsiciones, y el buen rollo se respiraba en el ambiente, pues afortunadamente todos hemos sacado unas notas muy decentes, y la mayoría hemos conseguido pasar del 9. Las preguntas del examen, las impugnaciones contra las que no nos gusten, pues siempre se les cuela alguna incorrecta, la que va a caer en el siguiente. Y la verdad, siempre es una alegría, ya que me gustaría no solo sacar plaza yo, sino que a poder ser las saquen mis compañeros. Lógicamente, si fuera "ellos o yo", preferiría ser yo, pero como hay para todos, prefiero verlos como compañeros de fatigas y no como rivales. Para eso ya están el resto de los 1200 opositores que aprobaron el primer examen.

Por lo demás, una mesa repleta de suculentas montañas de papel, expedientes y órdenes forales esperaba ansiosa mi regreso. Para que luego digan que los funcionarios no trabajan.

domingo, 15 de febrero de 2009

Un poco de libertad (y un derby desastroso)

La entrada del infausto partido.

Habiendo hecho ayer el examen, y antes de volver a introducirme en la burbuja del autismo opositor, me merecía un poco de descanso, y de retomar una vida normal, por lo que para romper un poco con la rutina de los últimos fines de semana, éste he hecho cosas.

Ayer, tras el ya citado examen, una pachanga de baloncesto en el parque, con la gente de la Piña, pachanga que fue demoledora físicamente, pero que me hacía falta, ya que lo pasamos como enanos. A la noche, un poco de fiesta, primero en casa, y luego a unos sitios llamados bares. Ya ni recordaba lo que era salir de noche. Aunque tampoco estuve mucho, solo hasta las 5, ya que hoy me tocaba madrugar.

Sidra aleatoria

Las razones de madrugar hoy, como puede intuirse, es que había partido de baloncesto, y el autobús para San Sebastián salía a las 10 de la mañana (y suerte que cogía el autobús al lado de mi casa) Luego, todo el ritual del poteo previo, el partido (derrota humillante) y sidrería entre aficionados, de los cuales más de uno se ha excedido con la sidra. Más información sobre el evento aquí. Y luego, llegar a casa a eso de las 7 y poder hacer algo que llevaba tiempo sin hacer: NADA.

Mañana toca volver a la rutina opositora, pero un ligero soplo de libertad se agradece.

sábado, 14 de febrero de 2009

9,38

Las espadas en todo lo alto.

Ya he hecho el primer y ansiado examen, y las sensaciones son totalmente agridulces. La nota es buena (mejor que la otra vez), y la posición provisional en la que quedo no es mala (el 38º, aunque peor que el 19º de hace 2 años). Aún faltan las impugnaciones y el baile de notas y puntos, que visto lo visto pueden ser bastantes puestos, dado el overbooking de nueves.

Pero no es esa la parte mala, la mala es que han puesto ya la fecha del segundo examen, y estos indeseables han tenido a bien ponerlo el 28 de marzo. Sí, divertidamente han optado por alargar esta agonía 6 semanas, de forma totalmente innecesaria (no entiendo a santo de qué no hacen los dos exámenes el mismo día y santas pascuas) y jugar así con nosotros. Parece mentira que ellos también tuvieron que hacer una oposición en su día.

Por tanto, este via crucis no termina todavía, sino que se prolongará 6 semanas más, en las que es más fácil olvidar lo que se sabe que aprender cosas nuevas. Es fascinante cómo consiguen compensar la alegría de una buena nota con esto.

Creo que me subiré a un árbol a trinar. Expuestos a la lotería del segundo examen. Todavía no hemos ganado nada, queda el partido de vuelta.

viernes, 13 de febrero de 2009

Termina la cuenta atrás

9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1... ¡examen!

Por fin termina la agonía, al menos de forma parcial. Mañana es el día, el primer examen, que tanto tiempo llevo preparando, y que me sumerge por fin en el fuego real de las oposiciones. Mañana a las 9 de la mañana estaré ya rellenando las casillas del test, o escuchando el odioso ritual de la megafonía, y a la tarde, con toda seguridad, sabré ya el resultado.

Pero que nadie piense que esto acaba mañana. De hecho, las verdaderas oposiciones empiezan mañana, puesto que el primer examen es en parte un trámite, la dificultad está en el segundo. Lo de mañana es, digamos, el partido de ida, aunque hay que conseguir una buena renta, para ir bien posicionado al partido de vuelta, que será el segundo examen, de fecha aún por determinar.

Las espadas están en todo lo alto. Sé que he estudiado mucho, y nada me invita a pensar que no vaya a sacar un buen resultado, pero mi propio listón ya quedó muy alto en la anterior oposición, y sé que es difícil superar mi propia marca.

En todo caso, el resultado que obtenga será publicado en este medio.

jueves, 12 de febrero de 2009

10 años de cine: 2005

Hola, ¿es aquí donde la rima fácil?

- Sky Captain: Algo de pulp para el cuerpo. La película no es nada del otro mundo, pero lograba el objetivo de divertir, manteniendo el toquecillo genuinamente naif de las películas de aventuras, con una estética visual muy chula. Creo que fue injustamente infravalorada.

- Los increíbles: Grandiosa película de Pixar, con la familia de superhéroes más divertida del cine.

- Largo domingo de noviazgo: Película que bien podría haberse titulado "Amelie se va a la guerra".

- 2046: De su director, Wong Kar-wai, se suele decir que lo adoras o lo odias. Yo soy del segundo tipo, y 2046 está entre los peores coñazos que he padecido jamás en el cine. Totalmente insufrible.

- Closer: Natalie Portman haciendo de stripper bien podría ser un aliciente en sí mismo, pero además la película no está nada mal.

- Million Dollar Baby: Peliculón, una joyita del maestro Clint Eastwood, que en esta película demuestra una sensibilidad y un saber hacer dignos de halago. Posiblemente la mejor película del año.

- Hotel Rwanda: Basada en hechos desgraciadamente reales, las matanzas hutu-tutsi, con un inmenso Don Cheadle llenando la pantalla. De la película me quedo con una frase. "Debemos hacer que esto llegue a la opinión pública, el mundo debe saber lo que está pasando. ¿Y qué cree que hará la gente en sus casas cuando vea esto? se limitará a decir pobrecitos y a cambiar de canal". Peliculón.

- Blade: Trinity: Lamentable, un insulto a la inteligencia, y una concatenación de absurdos. Resulta gracioso, eso sí, ver a Dominic Purcell (Prison Break) dando vida (no-muerte, mejor dicho) a un metrosexual Drácula.

- El penalty más largo del mundo: Para pasar la tarde y poco más.

- Saw: La primera de una larga saga; ingeniosa, rompedora y como puede verse, de gran éxito. Sensibles a las tripas, abstenerse.

- Robots: Nada del otro mundo, otra película de animación digital que no pasará a la historia.

- Asalto al distrito 13: Remake de la película del mismo título, una correcta película de acción, en la que los prisioneros de una comisaría se amotinan. Cumplía su labor.

- Frágil: Juanma Bajo Ulloa en su faceta pastelosa. Película bonita, con final sorprendente y la canción "Venus" de Frankie Avalon pegada para siempre al oído.

- Team América: El humor gamberro e irreverente de los autores de South Park, pero con marionetas, al estilo Thunderbirds. Humor muy, muy negro, y auténticas carcajadas.

- La intérprete: Un insípido thriller, con Nicole Kidman desentrañando siniestras conspiraciones.

- Código 46: Que alguien me recuerde que no vaya jamás a ver una película con un 46 en su título, pues manda narices que dos de las peores películas que haya visto jamás en el cine compartan el numerito y las viera en un plazo tan reducido de tiempo. Soporífera película de ciencia-ficción, de interesante planteamiento y terrible ejecución.

- Star Wars, la venganza del Sith: Tenía miedo de ver cómo cerrarían la saga, especialmente después del despropósito del Ataque de los Clones, pero lo cierto es que esta película resultó ser más que digna, y pese a desaprovechar a un personaje tan interesante como el Conde Dooku, logró estar a la altura de las circunstancias.

- El reino de los cielos: Cruzados, espaditas y tortas. Sobre todo tortas al rigor histórico, pero si uno se desentiende de eso, se encuentra con una forma entretenida de pasar la tarde, y con la experiencia de ver a Orlando Bloom matando con algo que no sean arco y flechas.

- Batman Begins: Horrorosamente mala. Esta película me hizo jurar que no vería el Caballero Oscuro, ya que Chris Nolan conseguía lo imposible, que era hacer buenas a las de George Clooney, con un sosísimo Christian Bale, y unas escenas de acción mareantes a la par que insoportables. Bueno, y lo del Batman-Ninja, que nunca lo he tragado. Inexplicablemente sobrevalorada por el público.

- Madagascar: Ni frío ni calor. Los pingüinos eran graciosos, pero el conjunto era demasiado infantil.

- Primer: Unos frikis construyen una máquina del tiempo en un garaje. Paralelamente, unos frikis graban una película coñazo y la estrenan en el cine con el título "Primer". Estéticamente me recordaba a la también aburrida "Pi".

- La guerra de los mundos: Spielberg, un remake, Tom Cruise y niña gritona. Además la fui a ver un 4 de julio. Con semejante cocktail, lo raro es que no saliera del cine vomitando. No, coñas aparte, pese al final, y alguna que otra cosa que rechinaba, la película se dejaba ver, y tenía alguna que otra escena interesante. Bueno, y qué decir del final, que demostraba nuevamente que Spielberg no sabe terminar las películas. (Aunque esta vez la culpa fuera de la novela)

- La casa de cera: Película de terror adolescente con asesino sádico incluido. Para amantes del género... y de Paris Hilton.

- Las muñecas rusas: Secuela de "Una casa de locos", que cuenta la vida del protagonista tras el erasmus, y lo que ha ido pasando a sus antiguos compañeros de piso. Y folleteo a manta, que creo que sacando cuentas de personajes a los que el protagonista no se acabe tirando, salen poquitos.

- Sin City: El cómic no me gustaba, pero la película, con idéntica estética, me gustó mucho. Totalmente noir, y con historias cortitas, no sabría con cual quedarme. Curiosamente, esta película gana en pantalla pequeña.

- Charlie y la fábrica de chocolate: Me encanta Tim Burton, y esta película lleva su sello personal, por lo que difícilmente podría no gustarme. Si la hubiera hecho Alex de la Iglesia se habría llamado "Patxi y la fábrica de kalimotxo".

- Guía del autoestopista galáctico: Tronchante, desternillante, una fuente de carcajadas y filosofía. Poco sabía de ella, y me pilló totalmente por sorpresa, y vaya si fue una sorpresa agradable.

- El secreto de los hermanos Grimm: La idea me gustaba mucho, y la película no es mala, pero le faltaba ese pequeño toque de magia que requería la situación.

- El sonido del trueno: Se equivocaron con el título. "El sonido del truño" habría sido más adecuado, ya que esta película no hay por dónde cogerla. Los efectos especiales, dignos de película turca de los 80, y tanto el argumento como el desenlace, así como el desarrollo, deplorable.

- Torrente 3: Bajón espectacular respecto a las otras. Abusaba de los cameos y se olvidó de hacer una película. Aun así, ver a Fofito haciendo de frío francotirador ya es todo un espectáculo, y la mejor frase de la película: "¡no vale!".

- El método: Buena película, a pesar de Eduardo Noriega, que demuestra ser, de lejos, el peor actor de cuantos salen en la película. Por lo demás, me gustó esta adaptación al cine del Método Grönholm.

- La novia cadáver: Otra película de Tim Burton, ésta más en la línea de "Pesadilla antes de Navidad". No tenía la originalidad de ésta, pero a mí me gustó.

- Harry Potter y el cáliz de fuego: Los juegos olímpicos llegaban a Hogwarts, y con ellos esta entrega del niño-mago, tal vez no tan buena como las anteriores.

- Saw 2: Uno de los casos en los que la secuela es mejor que la original. Introducía el concepto "grupo de víctimas", y la sorpresa final, tan propia de la franquicia, era muy buena.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Nuevos juguetes en Chezgarcia

¿Seguro que esto es una XBOX de verdad?

Lo de compartir piso a veces trae sorpresas, y cuando el compañero de piso es un friki, pues las sorpresas son a veces agradables, y el hecho es que cuando he llegado a casa, el otro individuo que la habita (matizo, de todos los personajes que pueblan habitualmente la casa, el que paga la otra mitad de alquiler) me ha notificado que ha procedido a adquirir una Xbox 360 por Ebay, ofreciendome la posibilidad de pagarla a medias, oferta que ha sido aceptada, ya que yo también andaba planteandome la posibilidad de coger una consola nueva al acabar las oposiciones, y poder jugar a juegos como GTA IV (qué narices, mi idea era cogerme el GTA IV y una consola con el que poder jugarlo) así como él lo ha hecho con la nada sana idea de adquirir el Rockband, con todos sus sacramentos (guitarra, batería, etc...)

Por tanto, el nivel de ocio y ludismo de esta santa casa crecerá cuando llegue el nuevo inquilino de marca Microsoft, aunque no le podré hacer mucho caso, claro, hasta acabar con estas malditas oposiciones.

martes, 10 de febrero de 2009

Exámenes: la Mascarada

Vampiro opositor

Estudiar, siempre lo digo, es malo para la cabeza, y la locura, dicen, trae consigo momentos de inspiración. Como prueba de ello, y en mi descarada política de rellenar entradas de blog tirando de archivo (por si alguien no lo había notado), pongo una tontería que escribí hace aproximadamente 9 años, en periodo de exámenes, un mensaje que escribí en la lista de correos del juego de rol Vampiro: la Mascarada, que me gustaba bastante por aquel entonces, en el que planteaba cómo se enfrentarían los vampiros a los exámenes universitarios.

El texto es una frikada total y absoluta, y quien no conozca el juego no le encontrará ni media gracia. (Bueno, y habrá quien conociendo el juego tampoco) Pero la verdad es que en su día tuvo bastante éxito la chorrada, así que ahí va:

ASSAMITAS
Es una pena que su cuadriculado código de honor les prohíba hacer "trampa", porque son los mejor dotados para sacar chuletas. Con extinción evitan hacer ruido, con ofuscación la esconden, y por si todo falla la celeridad les permite hacerlo todo muy rápido.

BRUJAH
Los idealistas disfrutan estudiando y sacan buena nota, y los iconoclastas, que prefieren pasarse el día de pira, sólo aprueban gimnasia. Con nota, eso si.

GANGREL
Por lo general sólo aprueban las asignaturas de ciencias, aunque algunos amaestran animales ghoul para que les chiven el libro. Profesor: "qué extraño, ese perro no ha parado de ladrar en todo el examen"

GIOVANNI
Ah, professore, io sé que usted un hombre honesto, e io aprecio eso en las personas, pero no hemos venido a hablar de usted sino de mi sobrino, él ha estudiado mucho para su examen, y sería un incidente muy desagradable para todos que suspendiera, capice?

LASOMBRA
Estos esperan a ir a la revisión. "Tú, ser inferior, ¡APRUÉBAME!"

MALKAVIAN
No hay dos iguales, les puede dar por estudiar, por chivar, o por ir delatando a sus compañeros. Algunos llegan a profesores, y no hay quien copie en sus exámenes debido al Auspex.

NOSFERATU
Se ofuscan tranquilamente en un rincón y nadie se fija en que tienen el libro encima de la mesa apoyado.

RAVNOS
Emplean tácticas como el cambiazo o la de colarse en el despacho del profesor para trincar el examen. Algunos más cabrones, se dedican a hacer que parezca que el empollón de la clase está copiando.

SETITAS
Acostumbran a sobornar al profesor, o mejor aún, al director, qué coño?, al Ministro de educación...

TOREADOR
Se les dan muy bien los exámenes orales. Con el Auspex leen el cerebro del profesor, y con la Presencia hacen que al profesor le sepa mal catear a "ese chico tan simpático"

TREMERE
Estos depravados estudian.

TZIMISCE
Si el profesor no tiene ojos no me verá copiar, si no tiene orejas no me oirá chivar, si no tiene lengua no me podrá echar del examen, si está muerto no podrá suspenderme... "¡Profe, profe! venga aquí, que tengo una duda"

VENTRUE
A estos les dan igual los exámenes, ya tienen la vida resuelta y además los profesores les aprueban por enchufe.

Este texto me consta que pulula por foros y páginas web, lo cual siempre es un halago, pero que sepan mis lectores, que si se lo encuentran por ahí no es que lo haya plagiado yo.

lunes, 9 de febrero de 2009

Memorias de un ex-demandante de empleo. [XIV]

Con mascotas así no me extraña que lo llamen lengua de Mordor

Siguiendo con la ristra de actividades profesionales o pseudoprofesionales que desempeñé, perpetré o cometí, está ésta, de índole académica, a la que me dediqué por un breve periodo de tiempo (aunque comparado con la duración media de los trabajos que relato aquí, casi podría decir que fue todo un mundo), ba neu:

Euskal irakaslea izan nintzen ere.

Que traducido a castellano significa que también fui profesor de euskera. De esto hace unos 4 años, cuando todavía malvivía en el despacho de Pedro, ya colegiado pero sin demasiado trabajo (quebraderos de cabeza todos los del mundo y más, pero lo que es dinero, entre poco y nada) y me llegó por medio de una conocida, que me comentó que un cliente suyo tenía una academia de idiomas, se le había caído la persona que tenía que dar unas clases de euskera, y que como le sonaba que yo tenía el EGA, tal vez pudiera interesarme.

La verdad es que yo nunca había dado clases de euskera (bueno, ni de nada, lo más parecido, enselar a jugar al mus a los compañeros de clase) pero no pagaban mal, así que todo era cosa de probar.

El trabajo consistía en lo siguiente: las clases se impartían a las administrativas de una empresa, dos señoras muy simpáticas, pero con una capacidad de aprender euskera similar a la de Carlos Iturgaiz, y tenía que ir un par de días a la semana, el horario creo que era de 14:30 a 15:30, a un polígono industrial que estaba en Basauri (en Ariz, para más señas). El horario no era muy bueno, pero coincidía que el dueño de la academia también daba una clase a esa hora, por lo que me llevaba y me traía. Lo malo es que era un poco estresante, salir del despacho a todo correr, ir a dar la clase, para volver, comer en casa a toda prisa y de nuevo al despacho. Pero me sacaba un dinerillo, que me hacía falta.

El trabajo en sí, no era muy complicado, ya que era nivel basiquísimo, elemental, y tan fácil como coger un libro, mandarles ejercicios y explicarles las cosas, que había que explicar un día tras otro, porque la capacidad humana de aprender es limitada, pero la de olvidar, es sorprendente. El jueves aún retenían algo de lo explicado el martes, pero el lunes... formateo y vuelta a empezar. (Pocas veces habré podido comprender tan bien a mis señores progenitores, profesores ellos)

Duró poco, ya que cuando acabó el contrato me ofrecieron renovar a la baja, y eso ya no salía tan a cuenta, dado que además quería meterme de lleno en la abogacía, y tanto estrés no era bueno. Pero como experiencia, la verdad, tuvo su gracia.

domingo, 8 de febrero de 2009

Último fin de semana antes del examen (con derrota en basket)

No pudo ser, y un flojo Granada se llevó la victoria.

Título largo, entrada corta, pues otro fin de semana sin grandes cosas que contar. Viernes y sábado estudiando, así como el domingo, interrumpido el estudio por el Bilbao Basket-Granada, que los nazaríes se llevaron por un punto 69-70, en un partido que más que ganarlo ellos lo perdimos nosotros, que no supimos atacar bien, y no es que ellos lo hicieran mejor, de hecho, se la jugaron mucho a la lotería de los triples, atacando sin mucho criterio, pero la lotería es lo que tiene, que a veces toca.

El fin de semana que viene promete ser más interesante; el sábado el examen (evento del que ya he comentado "algo" a lo largo de estos meses en el blog), y el domingo otro partido, esta vez en San Sebastián, con la mente puesta ya en el segundo examen, pero algo más relajado (siempre en función de la nota que obtenga, claro)

viernes, 6 de febrero de 2009

Más dinero "gratis"

Directivos de la BBK

Estaba yo feliz en el trabajo, dedicándome ufano a mis quehaceres, cuando una llamada telefónica perturba mi actividad. Descuelgo y preguntan si soy don "J"okin (aclararé para el lector no familiarizado que mi nombre, pese a escribirse con J, se pronuncia Yokin, aclaración que parece que nadie hízo a mi interlocutora, quien persistía en emplear la fricativa, velar y sorda J), y confirmada mi identidad procede a decirme que llama de la BBK y a darme la enhorabuena por el crédito de 30.000 euros (podrían ser 15.000, la verdad es que no le hecho mucho caso) que me ha sido concedido.

Por suerte en mi situación actual mi interés en solicitar un crédito bancario es nulo, pero la comercial parecía más interesada en soltarme el rollo que en escucharme, y ahí me ha estado contando las maravillas del préstamo (un préstamo que huelga decir, en ningún momento he solicitado), que si tiene una financiación divina de la muerte, unas condiciones espectacularmente buenas, lo fácil que es de dar de alta, para finalmente preguntar si lo quiero dar de alta.

-No, no estoy interesado.
-¿Y eso?
-Porque no quiero pedir un crédito
-Pero este crédito tiene las mejores condiciones del mercado
-Ya, me parece muy bien, pero es que yo no necesito un crédito para absolutamente nada.

Esta última información que le he dado me sospecho que era totalmente redundante e innecesaria, ya que sabiendo como funcionan los bancos, estoy convencido de que si lo necesitara no me lo habrían ofrecido, pero claro, quieren sacar pasta y no saben de dónde, así que se dedican a bombardear a clientes más o menos solventes, ofreciendo un préstamo que no se les ha pedido, aprovechando que ahora es cuando los bancos no dan créditos y tal. Pero como comprenderán, pedir dinero para guardarlo en el calcetín y acabar pagando más, no está ahora mismo entre mis intereses.

Tan insultante como desconcertante, la verda. Y si me vuelven a llamar agradecería que lo hiciera alguien que sepa pronunciar correctamente Jokin.

jueves, 5 de febrero de 2009

Eolo

Sopla y sopla, cual txikitero de Somera

Eolo, en latín Aeolus, dios griego de los vientos, hijo de Hipotes, por no decir una palabra que suena muy parecida, ya que con las ventoleras que forma golpea con saña las persianas, y el ruido dificulta la loable tarea de dormir por las noches, máxime cuando se vive en un 16º, como es mi caso.

Eolo castiga mis ventanas, aunque tampoco sería justo negar que es el que por las mañanas me imprime fuerza para acudir presto al trabajo. Esto último es literal, ya que a por las mañanas la ventolera me da en la espalda, y suerte que soy grandote, que si no, podría ir volando al trabajo, que pega con fuerza, y ahí suelo ir por la calle Zugastinovia correteando cual Benny Hill.

Volviendo al señor que protagoniza la entrada, Eolo, no confundir con otros Eolos, como Eolo hijo de Poseidón, o Eolo hijo de Helén, de él nos cuenta la wikipedia lo siguiente:

Eolo (hijo de Hípotes)

Señor de los Vientos, vivía en la isla flotante de Eolia con sus seis hijos y sus seis hijas. Zeus le había dado el poder de controlar los vientos, Eolo los tenía encadenados en un antro profundo, donde los gobernaba con un dominio absoluto, apresándolos o liberándolos a su antojo, ya que todos los vientos liberados podrían provocar graves desastres en el cielo, la tierra y las aguas. Eolo era responsable del control de las tempestades, y los dioses, le pedían en algunos casos su ayuda como hizo Hera para impedir que Eneas desembarcase en Italia. También trató de ayudar a Odiseo que lo visitó al retornar a Ítaca. Eolo lo trató muy bien, y le dio un viento favorable, además de una bolsa que contenía todos los vientos y que debía ser utilizada con cuidado. Sin embargo, la tripulación de Odiseo creyó que la bolsa contenía oro y la abrió, provocando graves tempestades. La nave terminó regresando a las costas de Eolia, pero Eolo se negó a ayudarles de nuevo. Eolo es representado empuñando un cetro como símbolo de su autoridad, y rodeado de turbulentos remolinos, los Vientos, cada uno de los cuales era un dios.

La paternidad de este tercer Eolo es atribuida a
Hípotes, el cual según Diodoro Sículo es hijo de Mimas, uno de los hijos del Eolo Helénida.

En
La Eneida (I, 71-75), Juno le ofrece a la ninfa Deyopea como esposa a cambio de liberar sus vientos sobre la flota de Eneas.

Pero no se vayan a creer ustedes que Eolo era el único dios griego del viento, que en el Olimpo tenían el tema totalmente burocratizado y descentralizado, y había otros dioses ventiscos, como Céfiro, Bóreas, Noto o Euro (antes Peseta), uno por cada punto cardinal, con sus correspondientes dioses menores para suroeste, nordeste y tal. Y aquí se puede consultar un organigrama completo.

Otros dioses del viento, y por ende culpables del ruido nocturno son la culebra azteca Quetzalcóatl, el hindú Vāyu, los orientales Shina-Tsu-Hiko y Shina-To-Be, y barriendo para casa, también nuestra Mari tiene sus atribuciones eólicas.

Más dioses del viento aquí.

miércoles, 4 de febrero de 2009

Van Helsing

Me llamo Helsing, Van Helsing

Como ya hiciera con la tercera entrega de Matrix, rescato del baúl de las críticas antiguas esta crítica que escribí en su momento (me suena que 2004), y que pongo en este blog para deleite de los lectores (y así, tirando de archivo, me saco una entrada de la manga) Al tener la entrada sus añitos es probable que alguna de las coñás haya quedado algo obsoleta.

¿Es una película?, ¿Un videojuego?, ¿El último juego de Mundo de Tinieblas? Desde luego, sé lo que no es: una maravilla.

Tras una impagable escena (impagable porque nadie en su sano juicio pagaría por ella) en la que el malvado Drácula asesina al monstruo de Frankenstein (no hagáis caso a quien os diga que Víctor Frankenstein era Suizo), la acción comienza con "Logan Helsing" curtiéndose el lomo con un musculoso Mr Hyde (no como la nenaza aquella de "La Liga de los Hombres Extraordinarios") que desde el primer momento se ve que es malo, ya que no sólo mata hombres, mujeres, niños y aves sino que incluso fuma, siendo tan bruto, además, de comerse las colillas (por lo menos no las va dejando por el suelo) Una pelea con mucho guión y un respeto escrupuloso a las leyes de la física (se las pasa a todas y a cada una de ellas por el forro) Van Helsing acaba con él pérfido alter ego del Dr. Jeckyll, para que la masa fervorosa de parisinos, algunos de ellos gendarmes, le profiera insultos por haber matado al pobre mutante.

Acto seguido, la acción se traslada a Roma, donde se descubre que Helsing, Van Helsing, es un agente al servicio secreto de Su Santidad, y allí un Obispo a quien llamaremos "M" le encomienda la misión, y le manda a hablar con un Fraile (que no Monje) a quien llamaremos "Q". El tal Q, harto de ser el hermano marginado de Boromir (era Faramir, ¿no?) se había dedicado a estudiar mucho, y era capaz de fabricar los más increíbles gadgets imaginables, así como de pasarse por el forro de la sotana los votos (¡caramba, como George Bush en Florida!) con la excusa de que no era monje sino Fraile. También demuestra que es muy listo cuando para demostrar el poder destructivo de la nitroglicerina hace explotar unas gotas a escasos 10 centímetros del depósito (bravo, ni al propio Homer Simpson se le hubiera ocurrido algo así, ¡aplausos!)

Tras un festival de gadgets y cosas que matan, algunas de ellas con la etiqueta "no sé lo que hacen, hasta que no lleguemos a la pantalla adecuada no se desbloquea en el inventario", se van de viaje y llegan a Transilvania, que debe de estar en algún lugar de Rumania, aunque no me sonaba mucho eso de que hubiera que cruzar los Alpes, pero bueno, es una Rumania en la que está Budapest, así que tampoco nos vamos a quejar mucho por esto. Mientras tanto, escena en la que un lobo con almorranas "mata" de forma totalmente, erm, impredecible al hermano de la protagonista, tras una pelea de esas con guión y trama.

¡Y hubo un gran regocijo!

Pues eso, Lobezno y su fiel Q llegan a Draculaville, y allí se encuentran con el recibimiento estándar de partida de rol, con todo el pueblo hostil pidiéndoles que depongan las armas, cuando son atacados por las tres vampiresas cachondas y ale, una de palos porque sí. Van Helsing luce ballesta expendedora, y tras una pelea con tanto guión como la anterior (o incluso el doble o el triple), descubre que los grifos de las iglesias dan agua bendita y mata a una de las vampiresas (pena de manguera).

Tras agotarse los PX de la vampiresa, Van Helsing se presenta y se mola a sí mismo, para intercalar un par de escenas con diálogo para disimular ("así que han venido en barco, ¿por el mar Adriático?" Nooo! Por el Caribe y haciendo escala en el Océano Índico, si te parece...) cuando la protagonista es atacada por su hermano en forma de lobo, y huye después de que Helsing intente darle matarile (muy hábil por su parte, así evita que otros maten a los descendientes del tal Valerius)

La siguiente pantalla es en un dungeon del castillo de Drácula donde a la vez que los héroes, llega la corriente eléctrica y un montón de gargolitas (la prole de Drácula) que empiezan a revolotear hasta que llegan al pueblo a sembrar un poco de caos, pero como buenas criaturas del caos, están sujetas a inestabilidad y en un momento dado explotan porque sí. En agradecimiento, una lugareña se ofrece a agradecérselo a Q, quien le hace una propuesta deshonesta, que como es Fraile, que no Monje, puede llevar a cabo. A la mañana siguiente, de resaca, descubre que el cuadro con cosas en latín es un emulador de la Playstation, y tiene el "Darkstalkers" instalado, y como es así de listo empieza a sacar conclusiones.

Mientras tanto, no recuerdo muy bien cómo (igual es porque me dormí) están Logan y la de "Underworld" en un dungeon cuando Aragorn posee el cuerpo de Van Helsing, y en la tabla de encuentros aleatorios aparece la criatura de Frankenstein, al que ella quiere matar, pero él, que tiene poderes para saber quién es malo o bueno, prefiere perdonarle la vida y llevarlo a los Vatican Headquarters para que lo maten allí.

Para sacarlo del país hacen el masterplan, dado que no hay en el mundo nada más rápido que un caballo transilvano (por no hablar de los guepardos transilvanos) se lo llevan en carro, para meter la persecución de turno, y a falta de coches, explotan los carros. Todo para demostrar que las vampiresas son de escasa capacidad intelectual, y escasas probabilidades de acabarse alzando con un premio Nobel, y no ven el otro carro, o que los caballos transilvanos no sólo corren mucho, sino que bien podrían trabajar de renos para Papá Noel. La persecución no es otra cosa que una vil excusa para que Drácula capture a la chica y proponga un intercambio de rehénes, la chica por el monstruo en un lugar cercano, pongamos Budapest (ya puestos, ¿por qué no Cuenca o las Islas Fidji?), una negociación que se encuentra seriamente condicionada por la fuerte atracción sexual y afectiva que Van Helsing comienza a sentir por... el monstruo de Frankenstein.

La tregua trampa conduce a una pelea con mucho guión pero que al final, según lo previsto, desemboca en el intercambio pactado, lástima que Van Helsing no pueda seguir, porque una barrera por la que cabría perfectamente le corta el paso (malditas bandas negras). Están atascados cuando Q, quien obviamente se ha bajado la guía de internet, empieza a dar soluciones, entre ellas una a lo de la incipiente licantropía de Van Helsing, debida a que el pelma del hombre lobo le mordiera en la persecución carretil.

Entre las soluciones que aporta Q está la de meter esa pieza del puzzle, ese ítem que aparentemente no servía para nada que dan al protagonista al principio de partida, y que era totalmente imprevisible que acabara siendo clave, ahem. Pasan el checkpoint y llegan a la final stage, el castillo de Drácula, donde demuestran que llegaron tarde al reparto de cerebros cuando Igor les hace la 13-14 y les encierra con el objeto que habían ido a buscar.

¡Bravo!

La película prosigue con una sucesión de peleas y persecuciones en varios frentes, y como dicen algunos masters, resumiendo, el party mata a los malos menores y pasamos a la última pantalla.

Van Helsing se convierte en Hombre Lobo, Drácula en cosa rara y...

Final Round

Fight!

Palos, palos, palos, gana Van Helsing, muere la chica. Fin. Títulos de Crédito, Game Over, inserte nombre.

martes, 3 de febrero de 2009

El tribunal se lava las manos

No ven, no oyen, no hablan.

En mi afán por encontrar una seguridad jurídica que me permita enfrentarme a las oposiciones con unas ciertas garantías de no chocar con las contradicciones internas de la propia ley, tras la negativa a responder de Bartolín insistí y escribí de nuevo a la secretaria del tribunal, quien me comunicó que habóia renunciado al puesto y había que esperar a que nombraran otra (pardiez, espanto a las autoridades) y tan pronto como lo hicieron, escribí de nuevo exponiendo las contradicciones en que incurre la legislación, y solicitando se pronuncien, para saber a qué atenerme, y la respuesta fue la siguiente:

Egun on,

Pongo en su conocimiento que, analizada su petición por el Tribunal Calificador en pleno, es opinión unánime del mismo que no está entre sus funciones contestar dudas jurídicas concretas y particulares que los opositores tengan en relación con el contenido del temario.

También le comunico que, en cualquier caso, los ejercicios se confeccionarán ajustándose, estrictamente, al contenido del temario aprobado en las Bases y sin perder de vista la titulación exigida para poder concurrir a las plazas que se convocan.

En ningún momento se pedirá a los opositores que acrediten conocimientos o capacitaciones para las cuales dichas titulaciones no resulten ser las adecuadas.

Fulanita de Tal y Cual-.
Secretaria del Tribunal Calificador.


Que traducido a un lenguaje más sencillo, para quien no esté acostumbrado a los complicados artificios del argot administrativo viene a significar: "vete a tomar por culo, so pelma, que no te pensamos contestar, búscate la vida".

Todo un alivio ver cómo velan por los intereses del opositor, y cómo se molestan en cumplir con la legislación vigente, así como de aclarar puntos oscuros. Ah no, que no es así, que nos dejan con el culo al aire y totalmente a expensas de la aleatoriedad. Y lo mejor es que también se lavan las manos y dicen que no les compete. No, si al final tendré que preguntar en la pescadería de la esquina, a ver si ahí sí les compete.

En fin, que uno se ríe por no llorar.

lunes, 2 de febrero de 2009

Memorias de un ex-demandante de empleo. [XIII]

Igualico pero sin pistola.

Entre las muchas cosas que me tocó hacer en los años de incertidumbre y tumbos, hay una que destaca por pintoresca, ya que durante un tiempo fui:

Juez de Paz

No miento, es verdad. Durante un breve periodo de tiempo fui el juez de paz suplente de una pequeña localidad costera llamada Zierbena (un pueblo bastante bonito, por cierto), aunque al ser suplente solo me tocó ejercer como tal un par de veces.

El cómo llegué a ser juez de paz es curioso. Vi que en la página de Lanbide estaba anunciado que hacía falta juez de paz den Zierbena, y eché la instancia por echar, medio en broma, y hete aquí mi sorpresa cuando un par de meses más tarde me anuncian de mi nombramiento.

Un juez de paz, más que un empleo, es un cargo honorífico, que técnicamente no está integrado en el organigrama judicial (aunque por ley siguen teniendo el tratamiento de señoría) y el que sea honorario se traduce a que no es retribuido. Pagan algo, pero es poquito. Pero bueno, como solo fui un par de días, tampoco pude comprobarlo, me suena que me pagaron 40 euros por ir un par de veces, pero no estoy seguro.

El trabajo en sí es más administrativo que otra cosa, firmar papeles, exhortos (casi todo lo que tiene un poco de entidad se envía al Juzgado de 1ª Instancia del que depende, y a esa solicitud se le llama exhorto) temas de registro civil (firmar certificados de defunción, nacimiento, matrimonio) así que habrá gente a la que he declarado oficialmente muerta (¿eso da PX?). Y bueno, de leyes poco hay que saber, tanto es así que entre los requisitos para ser juez de paz no está el de ser licenciado en Derecho (aunque creo que daba puntos, igual que el tener euskera).

Como ya he dicho, fueron solo dos mañanas las que ejercí mi cargo, coincidiendo con la ausencia de la titular, y cuando un tiempo más tarde me llamaron para decirme que al haber renunciado la titular al puesto pasaba yo a ser el titular, me vo obligado a renunciar, dado que es cuando estaba trabajando en Vitoria, y ambas actividades eran bastante incompatibles.

Quién sabe qué locas anécdotas me habría encontrado de haber permanecido en el puesto, ¿habría oficiado bodas? ¿habría levantado cadáveres? ¿habría dirigido juicios de faltas? En fin, que no pasa de ser algo meramente anecdótico, pero puedo presumir, sin miedo a ser un mentiroso, que durante un tiempo fui juez.

domingo, 1 de febrero de 2009

Entrando en el mes clave

¡El enemigo se aproxima!

Ya se acerca, se van cerrando los plazos (¡argh, plazos!) Es este mes, dentro de 13 días, no hay vuelta atrás, y mi cabeza es ya incapaz de adquirir nueva información, pero ahora se trata de que no salga, de que toda la información quede adherida a las paredes de mi tejido neuronal, y ahí permanzcan hasta que el pistoletazo de salida del día 14 haga aflorar los conocimientos en el examen, a fin de emular mi propia proeza y lograr una nota alta.

Objetivo: Sacar entre un 9 y un 10. Difícil, pero posible. Obviamente, de todo puede pasar, pero hay que plantearse una meta alta, que yendo a empatar no se ganan los partidos.

Queda menos. Menos fines de semana sin salir (como éste), menos vueltas a la cabeza y al temario, y menos horas. La verdad es que cada vez me cuesta más ponerme, tengo la impresión de que no me entra nada en la cabeza, de que cuando me pongo de nuevo a repasar los mil veces leídos cuadros, diagramas, esquemas, artículos, etc... es como si contemplara un folio en blanco, pero me resisto a la sensación, y sé que sí sirve. Aunque solo sea para no perder los conocimientos, y que no se me olviden las cosas. La jarra está llena de agua, ahora hay que aguantar sin que se derrame.