miércoles, 31 de diciembre de 2008

Habemus escáner

¡ Juguete!

Olentzero, o Papá Nöel, para gustos o filiaciones políticas varias, ha tenido a bien traerme un instrumento con el que hacer el mal, un escáner multifunción, con el que por fin podré tener en formato digital todas esas fotos que tenía pululando por casa, con pruebas incriminatorias e imágenes comprometedoras (aunque la mayoría al que comprometen es a mí).

Y para rellenar esa entrada, he decidido escanear dos fotos a las que tengo cierto cariño:

Santa Pola 96

Santa Pola, alguna vez lo he comentado, es el lugar donde solía veranear, con playa, amigos, diversión, un lugar especial, que hacía que las vacaciones de verano fueran mágicas, y una parte del pasado que no me gustaría olvidar nunca. En Santa Pola me emborraché, me enamoré, me enfadé, reí, lloré, me divertí, me peleé, aprendí muchas cosas y conocí a mucha gente importante... y no sigo, que no me quiero poner moñas.

Diría que esas botellas ya estaban ahí cuando llegamos, pero no colaría...

18 añitos tenía, todavía un crío, pero ya mayor de edad, y para celebrarlo nos fuimos al monte a hacer litros, botellón, que lo llaman ahora, a la antigua zona de la Mina del Morro, hoy edificada, y nos dio el puntazo de ir encorbatados, como más o menos se ve en la foto, y los que salen son más o menos mi cuadrilla de la época. No están todos los que eran, ni eran todos los que están (hay gente que no sé muy bien qué pintaba ahí, la verdad) pero fue un día muy divertido y un día señalado, en la época de mis primeras juergas, poco antes de empezar la universidad.

Pues eso, que ya tengo escáner.

martes, 30 de diciembre de 2008

007: Quantum of Solace

¡Cuánto sol hace aquí!

Nueva película del agente 007, aunque realmente poco le queda ya de Bond, salvo su nombre, el cual ni siquiera invoca con su clásico "me llamo Bond, James Bond".

Está claro, el Bond de Daniel Craig supone una ruptura con todo lo anterior, rompe los moldes, destierra los tópicos y reinventa (o revienta, según gustos) el personaje, James Bond deja de ser el héroe impecable que todo lo hace bien sin perder la sonrisa y sin arrugarse el smoking, para convertirse en el tipo realmente duro, vengativo, cruel y con una moralidad gris y, bueno, una capacidad de matar digna de un ICBM.

No vemos a Q, no hay Martini con Vodka, no hay casi gadgets, y los que hay, son realistas. Algunos de estos cambios ya se habían venido produciendo, sobre todo en Casino Royale, y Quantum of Solace es la confirmación: ha nacido un nuevo Bond, y al que no le guste que no mire. Un Bond hecho para el sector del público que gustaba a Bond.

A nivel personal, debo decir que me gusta el Bond viejo, y aunque esta nueva visión tiene el tipo de cambios que me harían despotricar contra los parientes vivos y fallecidos del director, me gusta. Me gustaba el Bond viejo, y me sigue gustando el nuevo. Siendo puristas, esto no es James Bond, va de un señor que casualmente se llama James Bond, y que casualmente trabaja para el servicio secreto británico, y cuyo número de serie coincide: 007. No es "Bond", pero me gusta.

Pues sí que hace sol, sí.

Quantum of Solace (y que no me maten por el chiste, era inevitable) empieza justo donde acaba la anterior, una secuela directa. Tal vez me falle la memoria, pero día que esto también supone una ruptura del esquema de películas autoconclusivas, ya que Quantum of Solace continúa la anterior, y deja el final totalmente abierto a secuelas. Comienza donde acababa la anterior, y la investigación de los hechos en ella acaecidos, abre nuevas puertas, desvela la existencia de una poderosa y misteriosa organización criminal, de nombre Quantum (¿he oído Spectra?), que Bond, ansioso por vengar a su amada Vesper, decide investigar, teóricamente en servicio, pero yendo en la práctica bastante a su aire, demostrando una letalidad impecable (¿hay alguien a quien no mate?) Sus peripecias le llevan a sembrar destrucción y caos por varias partes del mundo (Austria, Siena, Bolivia) y al más puro estilo videojuego, va avanzando pantallas a medida que va dejando cadáveres por doquier. Anunciaban que esta película tendría un 16% más de acción y no mienten: la matanza es masiva.

Se supone también que es más realista, pero aunque está claro que Bond podrá prescindir de muchas cosas; podrá prescindir de Q, podrá prescindir de su frase, podrá prescindir hasta de su Martini con Vodka, de lo que nunca podrá prescindir es de sus fantasmadas, porque hay una escena de persecución de aviones, con salto en paracaídas incluida que, madre de Dios, ni en los mejores momentos de la época Pierce Brosnan.

La película es cortita, poco más de hora y media, y con tanto tiroteo y persecución se pasa en seguida, y es más que recomendable, por no decir imprescindible, haber visto Casino Royale, y a poder ser recientemente. Un buen producto de entretenimiento, y una nueva relectura de Bourne, James Bourne, aunque se agradecería que hubieran contado algo más de los pérfidos Quantum.

Leer critica Quantum of solace en Muchocine.net

lunes, 29 de diciembre de 2008

Inocente, inocente, derrota contra el Barça

Como pille al gracioso... A ver, ¿quién ha sido?

Ayer día de basket, y recibíamos, en el exilio del BEC, a uno de los cocos de la competición, el Regal F.C. Barcelona, que pese a llevar unas cuántas derrotas contra nosotros como locales, traía una buena traca con Navarro, Basile, Ilyasova, Fran Vázquez...

Ayer era también el día en el que las peñas nos juntábamos para ponernos todos juntitos en el BEC, para tratar de aunar cánticos y poner todas las pancartas juntas, y hacer un poco de piña, y nunca mejor dicho. Aunque parece ser que algunos de nuestros cánticos resultan excesivamente psicodélicos, si bien lo de llamar "Pollo" a Banic ya se va normalizando.

En cuanto al partido, el Barcelona se sumó al festival del humor, para empezar jugando a una cosa a la que generosamente podría llamarse baloncesto, con 8 puntos en los primeros diez minutos, y un porcentaje de triples que hasta yo podría alcanzar sin demasiado esfuerzo (vamos, que fallaban todo lo que tiraban), pero ya en la segunda mitad, al grito de "inocente, inocente" demostraron que lo de ponerse 11 abajo era broma, y entre Basile, que nos frió a triples y Fran Vázquez, que se agarraba cual garrapata a todo balón que se acercara a su área de influencia, nos cosieron vivos, y dieron la vuelta al marcador, dejando el partido machacado a falta de bastante tiempo del final.

Por hacer alguna lectura positiva, que parece que Banic se va soltando ya con el tiro exterior, y que, bueno, ya quedan menos partidos en el odiado BEC, solo quedan 2.


Busca a Wally, digo a Jokin

domingo, 28 de diciembre de 2008

Me cambio de trabajo (y algo más)

Mientras no sea en la pelotita de arriba...
Pues sí, me cambio de trabajo, y de ciudad. La verdad es que no he tenido mucho tiempo para pensarlo, ya que la llamada del IVAP me llegó el viernes a ultimísima hora, y me dicen que si me interesa me tengo que incorporar el 2 de enero, y que les tengo que contestar máñana mismo, y les voy a decir que sí.

La oferta me llegaba por medio de la bolsa de Gobierno Vasco, y es para trabajar de técnico en el gabinete de la Delegación de Euskadi en Bruselas, sí, Bruselas, y por 5 años.

La verdad es que al principio me quedé bastante sorprendido, y cuando me dijo Bruselas lo primero que pensé fue que se refería a algún pueblaco del Goierri, o del sur de Álava, pero no, a la ciudad del Maneken Pis se refería. Me sorprendió porque, además, tampoco estoy en la lista de técnicos, solo en la de administrativos, pero me explicaron que como este tipo de trabajos suele ser difícil pillar a alguien, y más con tan poca antelación, así que fueron bajando puestos en la lista, hasta tirar de otras, y el primero que aparecía que cubriese los requisitos (2 idiomas oficiales de la UE; inglés y alemán, y Perfil 3 de euskera, además de estar licenciado en Derecho) era yo. El curro, no me explicaron mucho, pero tendrá que ver, supongo, con que este año hay elecciones europeas.

Al principio me acojoné, ya que no es ninguna tontería un cambio así, cambiar de curro, de casa de país... pero estas oportunidades solo se dan una vez en la vida, y además, lo mejor es el sueldo: cerca de 3800 euros netos al mes. Con el idioma me dijeron que aunque sea Bruselas, con el inglés te apañas perfectamente, y que además allí (en la Delegación) muchísima gente habla español. Y otra cosa buena, ¡4 meses de vacaciones!

Así que bueno, valga este blog como comunicado oficial, y por si acaso a estas alturas hay alguien que se lo ha creído, que haga el favor de mirar la fecha de la entrada :)

viernes, 26 de diciembre de 2008

Entes de mostrador: el que te toma por idiota

O al menos lo disimulo

El mostrador, la atención al público, ese escaparate en el que uno se puede encontrar con auténticos evadidos del circo de los horrores, o de cualquier show de Jesús Quinteros. Con esto no quiero decir, ni mucho menos, que la norma habitual sea que se nos llene la ventanilla de freaks, pero esto sería bastante menos divertido si las entradas fueran del estilo de "ayer me vino una señora muy educada, me pidió un papel, se lo di, me dio las gracias y se marchó para que pudiera venir el siguiente", así que aquí va de contar los más, ahem, peculiares.

Hoy tocaba revival. El martes acudió una "señora", de, esto, "aspecto descuidado", que traía una suspensión. La causa, que se le había requerido una sentencia contra su ex-marido por impago de la pensión, de forma que a menos que demuestre que no recibe tal pensión, no va a cobrar la renta básica, y claro, no la traía.

Me costó un rato explicarle qué era una sentencia (dudo bastante que no lo supiera), y qué tenía que hacer para ello (y apostaría a que lo sabe perfectamente), y se quejaba de que no le habían pedido la sentencia (hago constar que en la carta que ella traía ponía claramente "sentencia", como así se lo destaqué con el subrayador fucsia. Y si no sabía leer, al menos no me lo hizo constar, y no lo parecía.

También le informé de que todas las cartas que le estábamos enviando le estaban llegando devueltas, todas y cada una de ellas, a lo que adujo que la culpa es de los niños que viven en el portal, que son muy traviesos, juegan con los buzones y cogen las cartas. Le sugerí instalar un buzón más alto, aunque tal vez lo correcto habría sido "cuando les veas dales unas hostias, porque te están costando dinero". Naturalmente, ni por un momento quisera pensar que su práctica habitual sea mandar a paseo al cartero cuando les dé a firmar la cartulina rosa, me tendré que creer lo de los pequeños hijos de Belcebú. Tampoco se descarta que el cartero no se atreva a acercarse, repelido por el nauseabundo olor que desprendía.

Esa misma persona ha venido hoy, dos días después (¡qué velocidad!) diciendo que ya traía la sentencia, pero mira, lo que traía era un Auto (que a simple vista es cierto que se parecen, pero lo bueno de que tengan letras es que se pueden leer y obtener información), y el auto era de sobreseimiento. Resumido y traducido a castellano: le habían echado para atrás la denuncia porque estaba mal hecha, no decía desde cuándo era el impago (no olvidemos que se le pedía sentencia contra el marido por impago) y título en el que se fundara ese impago (el convenio regulador).

Y ella decía que no sabía, que no le habían explicado, y que además no tenía forma de hacer bien la denuncia, ya que del marido no sabía nada. Aquí ya me estaba empezando a tocar un poco las narices (también en el sentido literal, con su aroma), ya que, vamos a ver, ¿qué tiene que ver que sepas dónde está ese señor para que sepas cuándo te dejó de pagar?, y lo que es peor, en el auto ponía también que había incomparecido a varias citaciones judiciales, ¿eso también es cosa del denunciado?

Pero mucho más útil negar la realidad, "no, a mí no me han citado ni me han dicho que vaya al juzgado, si no, habría ido inmediatamente". Igual el problema es mío, que no sé leer y me invento las cosas, pero me llevo mejor con los Autos judiciales que con la mera manifestación de un particular, así que optaba por creerme la primera.

Podría pensarse leyendo esto que realmente esa individua no tenía mucha idea del tema, y que era por ignorancia, pero lo dudaría y mucho, estoy convencido de que sabe perfectamente cómo va el tema, lo que pasa es que cuando se les pide documentación que no les interesa aportar, traen cualquier otra cosa por si cuela y se hacen los tontos (¿o alguien duda de que ese Auto lo tuviera en su casa bien guardadito?), y tratan de tomar por idiota al que tienen enfrente.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Quedada piñera-navideña

En el Azzurro ponen pollo en vez de pavo por navidad.

Ayer la Piña baloncestística se reunión con Marko Banic, en su sede, el Pub Azzurro, donde se hizo entrega, como más o menos se ve en la foto, de la minicamiseta, para que el Azzurro no sea ya el único bar sede de una peña deportiva que no tenga nada que lo acredite (que ya nos vale).

La velada divertida, donde estuvimos con Marko charlando y haciendo unas risas, con cuestiones baloncestísticas, y otras no tanto, sobre su futuro deportivo (ya le advertimos de que como se le ocurra irse al Tau le cambiamos el nombre a la Piña) y tomando alguna que otra ronda de chupitos, entre los que por supuesto había de licor de Piña.

El ufano poseedor de la camiseta, presumiendo de ella.

Unos cuántos valientes se quedaron de juerga hasta las tantas de la madrugada, aunque yo no me uní a ellos, ya que hoy tocaba madrugar y estudiar, o al menos intentarlo.

martes, 23 de diciembre de 2008

Entes de mostrador: el listillo

Tener estudios no impide ser un cazurro (también lo sé por experiencia propia)

De la fauna que puebla el mostrador, hoy voy a hablar de un especimen que suele provocar reacciones entre la estupefacción, la impotencia y a veces la risa, sin olvidar una especie de postrera vergüenza al darme cuenta de cuántas veces habré cometido (y cometeré) yo ese mismo error. Hablo del usuario listillo, el sabelotodo, o mejor dicho creequelosabetodo, que se presenta en el mostrador con ínfulas de grandeza, creyendo saber, y sin darse cuenta de que para ciertas cosas "casisaberlas" es peor que no tener ni idea.

Ya conté el otro día la desgarradora historia de quien me exigía que le pusiera por escrito, en atención a sus estudios, cosas que ya tenía, a la vez que hablaba de deudas que "prescinden", pues bien, parece ser la moda, ya que hoy ha venido otro al mostrador, cuya carta de presentación era decir "eh, que soy licenciado en Derecho".

Superada la impresión que me causaba ver a uno de esos seres mitológicos, pues yo siempre pensé que los licenciados en Derecho eran cosas de cuentos, fabulosas quimeras para asustar a los niños, se había quedado fantaseando con la idea de que yo pudiera ser uno de ellos. Pero bueno, yo licenciado en Derecho, qué megalómana utopía, qué sueño tan imposible.. qué difícil es morderse la lengua en determinadas ocasiones, ¿verdad?

El tipo en cuestión venía indignado, a cuenta de un cobro indebido, quejándose de que recurrió, y que sin haber sido notificada la resolución al recurso, se lo habían empezado a pasar ya, y que era ilegal, ya que no le habían notificado, y que él como licenciado en Derecho sabía que no se podía hacer.

Jocoso. En primer lugar, omitía el detalle de que ya había recurrido, pero al ver que eso aparecía en pantalla, ha tenido que admitirlo, si bien seguía en sus trece, "si no me notifican la contestación al recurso no vale, y no me ha llegado ninguna carta". Mi respuesta no podía ser otra que "ya, ¿y el Boletín Oficial no lo has mirado?" (y no creo que haga falta ser magistrado del Supremo para saber que cuando la notificación no se puede practicar, vale la publicación en el Boletín). Poco a poco iba reculando, aunque aún lanzaba alguna dentellada, ya que él no tenía, claro, la obligación de andar mirando el Boletín.

Ya, claro, comprendo. No obstante, me he permitido recordarle que "como ya sabrás", el silencio administrativo (que no te contesten en plazo), en el caso de los recursos de reposición (era el caso) es negativo (es decir, que si no te contestan es que nanay), y también le he tenido que recordar que, como sin duda él sabría, que el plazo de contestar a ese recurso, era de un mes, y no tres.

Y admito que no he podido experimentar un pequeño placer sádico, como tampoco he podido evitar acordarme de que siendo abogado yo también metí alguna zarpa por el estilo. Al menos con la experiencia he aprendido una cosa que entonces no sabía, y que es muy importante: no tengo ni pajolera idea de Leyes, pero al menos ahora lo sé.

lunes, 22 de diciembre de 2008

C-5

Pues no, esto no va de coches.

Se va acercando de forma inexorable el día del examen, y hoy ha llegado la carta en la que lo notifican (nada que no supiera), donde ponen también la hora del examen, el tipo de bolígrafo que hay que llevar, y además del sitio, la fila donde me toca sentarme, que en este caso es C5. Y mira, si se me pierde la carta y no consigo recordar dónde me toca, siempre lo puedo mirar en el blog :D

Espero, eso sí, que el día del examen no me pase como la otra vez, que al ir a mirar mi nombre no aparecía en las listas, y eso es debido a que habían transcrito mal mi apellido y aparecía una columna más a la derecha de lo que debería, y los segundos que tardé en darme cuenta del error, se me hicieron eternos, y casi me da un mal. En cambio, en lo de sacar un 9 y pico, pues espero que sí me pase lo de la otra vez, oigan.

Pues otra entrada sin chicha, pero es que tampoco me apetecía pasar otro día sin poner nada, y que está bien el detalle de que manden carta para avisar y eso.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Fin de semana madrileño

¡Nosoloroleros, reuníos!

Este fin de semana me apetecía airearme, y aprovechando que tengo días de vacaciones y he podido estudair entre semana, me vine a Madrid, donde de paso pudimos celebrar el cumpleaños de Lorenzo, o Rosendo, da igual (¿no son la misma persona?), que viene bien cambiar un par de días de aires, y sacar de la mente temarios, leyes y tal (lo cual no impidió que mi apasionante lectura del autobús fuera la Ley 30/1992 de Régimen de las Administraciones Públicas y Procedimiento Administrativo Comun.)

El viernes poca cosa, siendo ayer más animado. A la mañana nos acercamos a Alcalá de Henares, lugar donde celebraban el "Frikigordo", unas jornadas de juegos e mesa y tablero, donde tuve ocasión de coincidir con nuevo con la gente de Santander, a la tarde una partidilla de rol (que llevaba la tira de tiempo sin jugar, por cierto, ya no recordaba el tacto de un d20) y a la noche el citado cumpleaños, donde katxis, cubatas y semicubatas produjeron en mi persona un sorprendente e inexplicable estado de embriaguez (vamos, que tal que desde Basauri no me agarraba una semejante), pero que no impidió que la noche fuera divertida y se me hiciera corta.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Wii Guitar Hero World Tour

Contenido de la caja (bueno, también trae el juego)

La parte buena de compartir piso (y que el coarrendatario sea también un friki) es que a veces aparecen cosas como ésta por casa. El martes Baldrick sufrió un arrebato consumista y decidió autorregalarse, a falta de Rock Band, el Guitar Hero de la Wii, que incluye, como se ve en la foto, guitarra y batería (además de micrófono), para ganarse las simpatías de vecinos, compañeros de piso que intentan estudiar oposiciones, y público en general.

Así queda en el salón de casa

El juego tiene su gracia, es el Guitar Hero de toda la vida, claro, pero con la batería mola más. A diferencia de la guitarra, que se parece bastante poco a lo que viene siendo un instrumento de cuerda (es un mando con forma de guitarra, punto), la batería sí que da la impresión de estar tocando un instrumento de percusión, aunque hay veces que uno se vuelve tarumba cuando empiezan a salir colorines por todas partes.

Jokin, Jerry y Aitor: los García.

El juego tiene posibilidades, y la opción multijugador-cooperativo gana mucho, con uno a la guitarra, otro a la batería, otro cantando con el micrófono, etc... y puede ser el alma de las fiestas.

Eso sí, espero que cierto habitante de esta casa sea consciente de que como se ponga a hacer solos de batería mientras intento estudiar, el Guitar Hero saldrá en versión Windows. Es decir, por la ventana.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Memorias de un ex-demandante de empleo . [XII]

El corro de las patatas, es particular...

Otro glorioso episodio de mi no menos gloriosa búsqueda de empleo (y digo gloriosa porque me cubrí de gloria con las cosas que me topaba), una a la que llamaré...

El círculo

Ese nombre, que bien podría indicar algún tipo de vínculo con alguna secta esotérica, encierra una oferta de empleo que desdeñé (aunque casi por casualidad), una de las primeras que miré nada más abandonar el despacho del señor Pedro (no es el de la foto, pero bien podría serlo), y mis ojos se fijaron en toda oferta de trabajo que se movía en el periódico, y entre ellas estaba una de comercial, creo que no ponía la empresa.

En la inocencia propia de la juventud, ignorante de lo que era un trabajo de comercial, llamé y concerté la cita. Allí descubrí que la empresa en cuestión era el Círculo de Lectores. Recuerdo que pasé a una sala, donde rellené unas hojas con datos, personales y académicos, y luego tuve una especie de entrevista, donde me informaron de las condiciones del trabajo; unos horarios infernales, incluyendo sábados, un trabajo tan divertido como pueda ser la venta ambulante, y un raquítico sueldo fijo. Pero a falta de nada mejor, iba a aceptar.

Mas la suerte se cruzó en mi camino, y sí, apareció algo mejor (bueno, eso creí yo en su día, ya que ese algo era lo de Axa), y creyendo que lo de los seguros iba a ser un bombazo, rechacé la oferta del Círculo (creyendo en mi inocencia que había tenido suerte de cazar la oferta de "asesor financiero" de la compañía aseguradora).

Diría que elegí mal, que habría hecho mejor en quedarme en lo de los libros, pero descubrí por medio de un amigo que había estado en su día en el Círculo, que lo del sueldo fijo, al igual que en otras ofertas, no era sino un bulo para captar al pobre pringado que aspira a ganarse la vida.

Conclusión: que me habría dado igual una que otra, y que de haber aceptado lo de los libros, me habría largado al de dos semanas, ¿quién sabe si para caer en las redes de alguna otra secta laboralista?

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Bilbao Basket vs CEZ Nymburk

La Piña con Hampl (jugador checo del Bilbao Basket, tras el partido contra los checos)


SORPRESA EN LA CASILLA
El iurbentia derrota in extremis al Nymburk checo.


Como en las mejores noches, el Bilbao Basket apeló a la épica y a la casta, jugando uno de sus mejores partidos ante un grande de la competición, el Nymburk checo, logrando dar la campanada, una victoria que le permite soñar con el acceso a la segunda fase de la Eurocup.

Nadie daba dos duros por ello, y la verdad es que los propios jugadores dudaban de sus posibilidades, pero con el pundonor de David enfrentado al Goliat de Parbudice, uno de los grandes cocos de la competición, con una plantilla forjada a base de talonario, y unos americanos que para sí quisieran varias franquicias de la NBA.

Pero no es el de Vidorreta un conjunto que se amilane ante los desafíos, como tampoco es en absoluto un equipo dado a obedecer la lógica (aún retumban los ecos de la humillante derrota ante el virtualmente descendido Baskonia), y cuando nadie lo esperaba, una serie de inverosímiles canastas, y sobre todo el indispensable concurso de Fred Weis, habitual suplente pero alma mater del partido hoy, que con su juego ha logrado lo que nadie esperaba.

Tocan partidos difíciles, pero el partido de hoy invita a la ilusión, y a creer que pasar a la segunda fase, aunque difícil, es aún matemáticamente posible.

No, es coña. Ayer el Bilbao Basket volvió a ganar, y con solvencia, 93-72. Fue un partido muy cómodo, dada la escasa entidad del rival, y la victoria de ayer nos garantiza matemáticamente la presencia en la siguiente fase y prácticamente nos asegura quedar líderes de grupo. Estaba cantado que la victoria iba a caer del lado local, y así fue. Pero es que yo, como Homer Simpson, si el partido es malo me lo invento.

martes, 16 de diciembre de 2008

Un día cualquiera en el mostrador

¡Escupe mi chiviri, escúpela!

Título alternativo: los Hermanos Marx en el circo.

Ya me he referido varias veces aquí al placer de bajar al mostrador, solo comparable al placer de salir corriendo del mismo cuando acabamos de despachar usuarios. Algo parecido debían de sentir los gladiadores al actuar en la arena, o los cristianos al enfrentarse a los leones. Pero ¡ay si en tiempos de Nerón se hubiese conocido el IMI! Ni gladiadores ni hostias, una Renta Básica en medio del coliseo y que se peguen por ella.

En este siniestro bulevar encontramos todo tipo de seres pintorescos, algunos sorprendentes, otros indignantes, todos con una historia que contar, urgencias, prisas, y en la mayoría de los casos, unos genitales del tamaño de Texas. Trabajar de cara al público es lo que tiene, que cuando uno termina hace balance, reflexiona y piensa ¿son así todos, o es que hoy se han conjurado los más raros?

Abrimos la veda con un chico, por la pinta diría que magrebí, interesándose por la RB, quería pedir una. Cuando le he remitido al Centro de Base y no sabía dónde era, le he dicho que al ayuntamiento, y al preguntarle dónde estaba empadronado me ha respondido que "Vitoria" (cojonudo, no solo nos quita la capital y nos ganan en el baloncesto, sino que ahora encima nos mandan a sus pobres), y cuando le he dicho que tiene que pedirla en Vitoria, me ha respondido "es que allí no me la dan". (Aclaro que para cobrar la Renta Básica en Bizkaia hay que estar empadronado en Bizkaia, y que Vitoria, según constan mis informaciones, está en otra provincia).

Pues nada, hombre, me iré al BBVA a pedir dividendos, que mi cuenta está en la BBK, pero ellos no me dan. A ver si cuela.

Luego siempre está el típico que pretende puentear al sufrido funcionario de ventanilla, con el "quiero hablar con el jefe" o "quiero pedir cita con la trabajadora social", sin ser capaces de entender que su interlocutor con la Diputación es precisamente la persona que les está atendiendo. "A ver, no vas a hablar con el jefe, en primer lugar porque así no funcionan las cosas, y en segundo, porque te va a decir lo mismo que yo, que tu expediente todavía no está, y que tienes que esperar".

Tampoco me olvido de los que llevan una vida tan estresada que no pueden perder ni un segundo de su valioso tiempo (en muchos casos es una cuestión meramente matemática, si el tiempo es oro, "mucho tiempo" es igual que "mucho oro", y de la misma forma que la cuenta bancaria de Emilio Botín vale más que la mía, por tener más dinero, el tiempo de quien tiene mucho, pues digo yo que vale más), y claro, ante los farragosos y complicados, a la par que diabólicos mecanismos que malvadamente establecemos, piden formas más sencillas. Está claro, ir al banco a que te sellen una hoja, y luego traerlo, es una tarea titánica. Me consta que según versiones apócrifas de la mitología griega, Hera ordenó en principio, como una de las 12 pruebas hacer eso (ir al banco a sellar una hoja) pero viendo que se había pasado, se lo cambió por lo de matar al león de Nemea. (Bien es cierto que algunos usuarios podrían matar, y sin esfuerzo, al citado felino con su olor corporal).

Algunos, más allá de pedir fórmulas más sencillas (igual la otra quería que le mandáramos un mensajero a casa a recoger la hoja), se quejan de que les hacemos perder el tiempo. Una chica enarbolaba una carta en el que se le pedía justificar la convivencia con una serie de personas que residían en su casa, y traía además una serie de documentos (DNI, vida laboral, etc...) pero no traía lo más importante; el contrato de subarriendo, ya que los mencionados, eran sus subinquilinos (y si no existe la palabra me la invento) y protestaba, diciendo que eso no venía en la carta. Vamos a ver, puedo entender que la expresión "justificar relación convivencial" pueda parecer demasiado técnica y complicada, y que no haya deducido que se le pedía el subarriendo (por más que a mí me parezca evidente y claro) pero ya que se queje de que le hacemos perder el tiempo, pues hombre... al párrafo anterior me remito.

Más tiempo le haría perder, digo yo, la persona que estaba delante en la cola, con quien he coprotagonizado un diálogo de besugos parecido a éste:

-Quiero un certificado de que mi hijo no está cobrando la paga
-Eso tienes que pedirlo en registro
-Pero me han dicho que es aquí
-¿Lo que quieres es un certificado de que NO cobra o de que SÍ cobra?
-De que no cobra
-Entonces al registro
-Vengo de ahí, me han dicho que lo pida aquí
-¿Pero quieres uno de que NO cobra?
-Sí, de que no cobra

Naturalmente, y como los lectores imaginarán, quería uno de que sí cobraba, ya que... cobraba.

Pero no ha sido ninguno de esos la persona destacada de la mañana, la joya de la corona, la anécdota del día, la que provoca mis exabruptos. Ha sido una persona, que englobaría en el concepto de "listillo", de esas personas que saben, que te alegran la mañana con frases como "¿tú te estás cachondeando de mí?" "A mí no me hables como a los gitanos, que yo tengo estudios" (supongo que en esos mismos estudios le enseñaban a decir que una deuda "prescinde" a los 4 años, en vez de prescribir).

Tenía un cobro indebido, esa fuente de camaradería y buen rollo entre funcionarios y cobradores de la RB, de un trabajo que realizó hace 3 años (la verdad es que además de lengua en sus estudios aprendía matemáticas, porque a 3 años les llamaba 4, pero eso es pecata minuta) y que le estaban notificando ahora. Que a ver si nos habíamos estado tocando las narices y tomando cafés durante todo ese tiempo.

Eso sí, cuando vio que en un mismo mes cobraba Renta Básica y sueldo (que aunque algunos lo piensen no es lo mismo), no debió de parecerle raro, y cuando se lo he dicho, ha respondido con que no le dijeron nada, y que es una vergüenza que se lo notifiquen 4 años depués. Que yo sepa, nadie tiene que notificarle que no puede cobrar toda renta básica si tiene otros ingresos a la vez, igual es que soy un iluso. Pero su reacción al oír eso era risible, "¿Que no tienen que notificarme eso? ¡A que no me pones eso por escrito! ¡Quiero que me pongas por escrito que TÚ me has dicho que no me tienen que notificar eso!" Ganas me estaban dando de entrarle al juego, y de decirle "muy bien, rellenas esta hoja y haz la solicitud, para que llegue a mi superior, me lo ordene, y te lo pongo, es más, te lo publico en el BOE si quieres", pero como había cola, y hay que respetar el espíritu de la Navidad, me he limitado a recordarle que ella tiene que saber cuáles son sus obligaciones, y que entre éstas está la de saber eso. Así como media hora he tenido aguantándola, oyendo cómo me acusaba de decir solo tonterías, de que le estábamos tomando el pelo, y tal y cual, mientras la cola detrás de ella creía y crecía (pero luego somos nosotros los que hacemos perder tiempo) y al final, cuando se ha dado cuenta de que no le iba a quedar más remedio que devolver lo indebido, ha empezado a recular y a preguntar los pasos, y cuando ha preguntado por el recuadro de la hoja de bancaria donde figura "a rellenar por el funcionario", no he podido evitar responder "eso es para que pongamos nuestras tonterías mientras nos tomamos un café tras otro".

Y eso de un solo día.

lunes, 15 de diciembre de 2008

Casablancatooine

Siempre nos quedará Naboo

Mirando cualquier lista de películas míticas de la Historia del cine, no tardarían en aparecer un gran clásico: Casablanca; y una saga totalmente icónica: Star Wars, saga que ha bebido de múltiples fuentes, y aquí voy a poner de manifiesto algunas semejanzas entre ambas películas (mayormente el Episodio IV).

En ambas películas nos encontramos con un lugar árido, desértico, del Norte de África, pues no en vano, las escenas del caluroso Tatooine fueron rodadas en Túnez, y obviamente Casablanca no hace referencia al txoko de Barack Obama, sino a la capital marroquí.

Estas dos ciudades se encuentran bajo el dominio oficioso de las tropas de ocupación del ejército malvado, regido por su malvado gobernante, y llegados a este punto, creo innecesario explicar los posibles paralelismos entre el Imperio de Star Wars y el 3º Reich (unos se dedicaban a purgar y exterminar a un colectivo... y los otros hablaban alemán). Pero sigamos. Además de las fuerzas de ocupación, está el vil y corrupto cacique local, que es quien realmente maneja el cotarro aunque aquí el paralelismo Renault-Jabba el Hutt admito que es más rebuscado.

Pero sigamos explorando Casablanca/Mos Eisley, y tomemos algo para refrescar la garganta. En un lado tenemos la famosa Cantina, y en otro el Café de Rick. Naturalmente, además de la música y el bullicio, pocos puntos encontramos en común, siendo el Café un sitio bastante menos sórdido (sin que ello impida que sea punto de reunión de prófugos y forajidos) pero hete aquí que nos encontramos con alguien en ese establecimiento hostelero.

El guaperas, un hombre de imponente presencia, con fama de mercenario, contrabandista, a veces idealista, pero en todo caso alguien de reputación y valor, hábil desenvolviéndose, y acompañado de su fiel amigo, perteneciente a una minoría étnica, que le sigue en sus correrías. Este hombre tiene por principio ser fiel solo a sí mismo, no jugársela por nadie, pero luego resulta que es todo de boquilla, y al final es un hombre noble, que se arriesga y se sacrifica por sus amigos y por las causas nobles, aunque parezca que haya cedido a sus impulsos más egoístas.

Este párrafo definiría bastante bien, tanto a Han Solo como a Rick Blaine, pero no acaba ahí la cosa, ya que la escena en la que Han dispara a Greedo resulta inevitable que recuerde en cierto modo a aquella en la que rápidamente Rick dispara a Strasser. Algo parecido podría decirse de la escena en la que la chica le increpa por no ser capaz de mover un dedo por la causa noble, por el movimiento que se resiste al cruel dominio del imperio. Llámese Resistencia o Alianza Rebelde, a gusto del consumidor.

Y cómo olvidar la frase "de todos los cafés del mundo tuviste que venir al mío", ¿acaso no podría decirse "de todos los planetas de la galaxia, tuvisteis que venir a Tatooine"? Porque anda que pasan cosas en ese planeta...


Tócala de nuevo, Chewie

Sería mucho decir que Star Wars plagia a Casablanca, y los paralelismos que he puesto (y seguramente habrá más) serán seguramente fruto de la casualidad, pero ¿y si realmente Star Wars hubiera sido un plagio de Casablanca?

Pues supongo que habría un personaje llamado "Ala-X" o algo así, en homenaje a Louis Renault, y Chewbacca, como en la foto, sería pianista. Luke Skywalker sería una chica, un antiguo romance de Han Solo, para más señas, y la parte en la que van a la cantina a pedir su ayuda no sería tan distinta, salvo porque Han Solo no subiría al Halcón Milenario. 

Únete a mí, Rick, y juntos dominaremos la galaxia. Tal vez hoy no, puede que mañana tampoco, pero sucederá algún día.

Ahora demos un giro de tuerca más.

¿Y si Casablanca hubiera sido un plagio de Star Wars?

Sin duda Rick Blaines sería hijo de Renault, y la escena final sería un duelo de sables láser con Strasser. Laszlo sería un maestro Jedi, que lo tendría bien simple para librarse de los oficiales nazis, con un ligero movimiento de mano, diciendo "no somos los miembros de la Resistance que buscáis", y Sam no se limitaría a cantar, sino que acompañaría a Rick a tirar los salvoconductos al Monte del Destino y... Vaya, creo que me estoy liando de saga, así que mejor lo dejo por hoy.

domingo, 14 de diciembre de 2008

V aniversario de Mod-PC

Con Pablo, Sergio y Iago, los fundadores (faltaba Aitor, que está en México)

Cinco años ya, cinco...

Ayer se celebraba el quinto aniversario de Mod-PC (aunque a decir verdad la tienda abrió en septiembre de 2003 y la página web echó a andar a principios de veranode aquel año), una tienda de informática montada por unos amigos míos, y que ayer celebraba ese aniversario, en una fiesta en la que nos reunimos unos cuántos, muchos de los cuales nos hemos ido conociendo por medio de la tienda o del foro de su página web, desde donde se han ido haciendo a lo largo de los años múltiples kedadas (para esta palabra sí me tomo la licencia de la K) y se ha ido forjando una comunidad de gente con intereses comunes, que era un poco la idea de los fundadores; hacer que Mod-PC fuera algo más que una tienda.

En la fiesta hubo música, comida, bebida, y naturalmene juegos. A la consola se unió un futbolín, que por momentos fue el alma de la fiesta, y también hubo dosis de Jungle Speed, así como de Time´s Up, que nos dejó algunas perlas, de entre las que destacan éstas:

-Nicolás Maquiavelo escribió "El Principito" (y supongo que Cervantes escribiría el Quijotito)
-Mohammed Alí iba por ahí mordiendo orejas (el Islam prohíbe comer cerdo, no dice nada de comerse a otros boxeadores)
-Jesse Owens era un pistolero del Far West
-Winston Churchill. No solo fue el primer presidente de los EEUU, sino que además interpretó al Padrino.
-Christopher Lambert: Interpretó a Superman
-Marlon Brando: También interpretó a Superman
-Karl era otro de los hermanos Marx
-La palabra que define a Pelé es "Viagra"
-Robert Smith es el malo de Matrix

La fiesta se prolongó hasta altas horas de la noche para algunos de los presentes, aunque no fue este mi caso, ya que opté por retirarme a la 1. Al menos me libré de sufrir el karaoke.

Pues nada, ¡felices 5 años de Mod-PC, y que dentro de 5 años podamos celebrar el décimo aniversario!

sábado, 13 de diciembre de 2008

Pesadilla rara

Psicodelia en estado puro

Me he quejado en múltiples ocasiones de que las oposiciones son nocivas para la salud mental. No es coña, afectan. Afectan al humor, al sentido de ánimo, a la motivación para hacer cosas, a la capacidad de relación humana, todo se maximiza.... No sé si le pasará a todo el mundo, pero soy consciente de que las oposiciones me vuelven gilipollas.

Y prueba de lo malo que es esto para la psique (las oposiciones son al cerebro lo que fumarse 14 cartones a la semana es a los pulmones), son los sueños raros que aparecen a veces, siendo el de hoy raro de cojones.

Estaba en un aeropuerto, facturando unas maletas, y luego subía al avión. En el avión nos entregaban unas hojas, era el segundo examen de las oposiciones (sabía que había hecho el primero, pero no sabía la nota). Hasta aquí más o menos normal (dentro de lo normal que pueda aspirar a ser que te hagan el examen en un avión, claro), y la cosa empezaba a torcerse cuando anunciaban que el examen serían solo dos preguntas, y que éstas serían a sorteo.

Pero no era un sorteo en el que sacaran dos bolitas y fueran esas preguntas para todo, no, sino que rifaban las preguntas, y cada cual tenía que responder las que le tocaran (tan flagrante ruptura del principio de igualdad hace llorar al niño Jesús), y lo más cachondo es que, por supuesto, mis dos preguntas no me las sabía. Ni puñetera idea, estaba avocado al cero.

Para más añadidura, lo cual desataba mis iras oníricas, es que las preguntas estaban, por así decirlo, ligeramente fuera de temario. Eran preguntas de "frikitrivial", preguntas sobre cómicas, rol, juegos de mesa, cine, videojuegos, etc... Pero las que me tocaban a mí eran una sobre un tebeo manga, que obviamente no había leído, y otra sobre un juego de figuritas, al que nunca había jugado, y encima en ese examen todo el mundo se estaba chivando las preguntas, y veía que me sabía todas las preguntas menos las mías. Y todo intento de quejarme era en vano, ya que me decían que ellos podían preguntar cosas que no estuvieran en el temario.

La verdad es que, aunque surrealista, era bastante angustioso, ya que la sensación de estar estudiando y estudiando para luego por una chorrada fracasar, era de todo menos agradable. Miedo al fracaso, supongo.

Y menos mal que solo oposito a administrativo, que me llega a dar por preparar unas de Notario o similares, y lo mismo acabo en una celda acolchada gritando que he visto a Curro en el Caribe, o comiendo cucarachas a lo Renfield.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Exámenes de test

Diu... ¡la A!

El examen de las oposiciones, ambos exámenes para ser exactos, será de tipo test, al igual que la otra vez, cosa que prefiero, ya que no quería un examen de desarrollo, no porque no me guste redactar (si escribo bien o mal, que juzguen mis lectores), sino porque me da poca tranquilidad, sobre todo porque en un test no hay vueltas, si es una opción es ésa, la tienes bien o mal, a diferencia de un examen de desarrollo, en el que por mucha plantilla que utilicen, siempre hay un peligroso margen de discrecionalidad. Además, cuando uno tiene una cabeza caótica, con las ideas fluyendo como fractales entrópicos, siempre es mejor no tener que tomarse la molestia de ordenar las ideas y de pensar en el "¿me estaré dejando algo?".

No solo cambia el tipo de examen, sino que eso te afecta a la manera de estudiar. Obviamente, leer una y otra vez el temario, memorizar, hacer esquemas, cuadros y demás técnicas de estudio que nos enseñan de pequeños, y que sorprendentemente funcionan forma parte del pastel, pero a ello se une el buscar en los apuntes con lupa las posibles trampas y cosillas con las que te puedan buscar las cosquillas, que en un test no vale con casi saberse la pregunta, la sabes o no la sabes.

Pero vamos, que por difícil que sea el test (que lo será), lo prefiero infinitamente a un examen escrito, y eso que durante bastante tiempo tuve auténtico pavor a los exámenes de test, consecuencia de mi desastroso balance con el examen teórico de conducir, que aprobé en el cuarto intento. Debo decir, eso sí, en mi defensa, que mi error era que en vez de hacer como todo el mundo y estudiarme los test de la autoescuela, coger el Código de Circulación y estudiármelo tal cual (un error muy propio de alguien que empezaba a estudiar Derecho y se creía que sabía de leyes).

Y actualmente, como parte del estudio, hordas y hordas de simulacros de test, docenas de ellos con que nos acribillan en la academia, para aprender el muy noble arte de sacar la lupa y captar los sutiles matices de las preguntas-trampa, y tener claro que "parecido no es lo mismo". Aunque bueno, luego el tribunal de las oposiciones sigue haciendo lo que le sale de los test-ículos, pero eso es otra historia.

Y sin relación directa alguna con las oposiciones, pero con un ligero paralelismo a los exámenes de test pongo éste, que es uno de mis chistes favoritos del gran Eugenio:

jueves, 11 de diciembre de 2008

Memorias de un ex-demandante de empleo. [XI]

Operadora, póngame 5 miligramos de Amoxicilina

Otro patético episodio de los tumbos y vueltas que di en pos de un medio de vida, está este intento fallido de encontrar en su momento una fuente temporal de ingresos, que al final quedó reducida a una absoluta y aburrida pérdida de tiempo. Como indica la foto, tiene que ver con telefonía, y este episodio he venido en titularlo:

El teleoperador

Supongo que ésta debía de ser una de tantas ofertas a las que me apunté por apuntarme en Infojobs. No era la primera vez que me llamaban, pero ésta vez les dije que sí. La falta de trabajos decentes, y la cada vez más firme convicción de querer mandar la abogacía a paseo, me hizo abrir las miras un poco y dije que sí.

El trabajo consistiría en estar en el servicio de atención al cliente en el call center de una empresa que Resulta ser la subcontrata de una operadora de telefonía. El trabajo eran muchas horas, una pesadez y mal pagado, pero "mal pagado" es infinitamente superior en lo económico a "no tener trabajo", así que no tuve más remedio que aceptar. Además, en breve iba a empezar el curso para la campaña de la Renta (la cual tendrá, como ya prometí en su día, sus correspondientes entradas) sabía que como mucho me iba a tirar ahí un mes. Y si me sacaba un dinerillo, pues eso que ganaba.

Pero lo peor era el curso previo que había que jamarse. El horario, 9 a 15, invitaba a cortarse las venas. Un auténtico coñazo, con el infumable manual (el temario de las oposiciones me parece más liviano que aquello) que nos impartían en un curso acelerado, y sobre todo tediooooooooso.

Un dolor, levantarse a las 8, con aquel frío polar (era la última semana de 2005) y estar allí hasta las 3 de la tarde, para llegar a casa a comer ya casi sin hambre. No es que las 15:30 sea muy tarde, pero tal era el tostón, que quitaba las ganas de nada. Y así sería por 10 días. Dos insoportables semanas, de lunes a viernes.

Pero lo peor no fue eso. Como ya he dicho, esta historia fue una completa y absoluta pérdida de tiempo. Aunque por suerte, en vez de 10 días solo perdí 6, puesto que el lunes, a mitad de mañana (hablamos de 2 de enero, con los ecos de año nuevo aún retumbando) nos dicen a otra chica y a mí que pasemos por el despacho de la jefa. Eso solo podía significar dos cosas: que nos hacían firmar el contrato, o que nos echaban. Resulta ser la opción B: Sin dar ninguna explicación, nos dicen que solo necesitan 10 personas y que en el curso estamos 12, y que estamos, por tanto, excluidos.

¡Qué tacto! ¡Qué elegancia en su proceder! ¡Qué delicadeza!

Y así se lo hice saber a la que nos daba el curso, una chica bastante simpática y razonable, y dado que era ella la que había tenido que tomar la decisión, le manifesté que me parecía una jugarreta bastante sucia, no el hecho de que echaran gente a mitad del curso (eso lo entiendo), sino que lo hicieran de esa forma. A buen seguro la decisión ya la tenían tomada de antes, y si me lo llegan a decir el viernes, yo me habría ahorrado perder esa mañana y madrugar para nada, así como me habría ahorrado las 2-3 horas de peñazo de ese día.

Quiso el azar que un año más tarde, cuando trabajé en Gobierno Vasco, esa chica fuera compañera mía de trabajo, y comentando el tema me dijo que en esa empresa actuaban así habitualmente, y que no muestran ningún tipo de consideración con los empleados ni con los aspirantes.

No obstante, debo decir que en parte tampoco me molestó tanto-tanto, ya que como mucho habría estado un par de semanas ahí, antes de irme al curso de la renta, por lo que no perdía tanto, pero eso sí, de haber trabajado ahí, habría sido una interesante fuente de batallitas para este blog. Por "suerte" también tenemos atención telefónica al "cliente" donde trabajo ahora.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Fecha de examen: 14 de febrero

El día de los enamorados... de la Administración Pública

Siendo breve: hoy han publicado en el Boletín Oficial de Bizkaia la lista definitiva de admitidos y excluidos de la Oposición de la Dipu, y lo que es más importante, la fecha y hora del primer examen.

Era un secreto a voces que iba a ser el sábado 14 de febrero, pero faltaba por confirmarse, y ya está. Será en el BEC, a las 9:00 de ese día. El segundo examen, supongo que un mes después.

Ahora sí, empieza la cuenta atrás.

martes, 9 de diciembre de 2008

Vender seguros

¿De verdad que no quiere contratar la póliza contra heridas de bala?

Sobradamente conocida es mi predilección por la rama comercial, y en especial los seguros, como queda patente aquí y aquí, y que antes trabajaría en Telepizza que volver a vender seguros, así que valga este ficticio relato como guiño a esa actividad, y a la percepción que me quedé yo de la misma.

En un modesto despacho está el señor Peláez, cuando hace su aparición un hombre trajeado, que porta un maletín, y procede a presentarse.

-Hola, buenas, me llamo Fulanito Pi, y represento a "Seguros el Occiso", y vengo a ofrecerle nuestros nuevos packs multirriesgo.

-Ah, gracias, pero no estoy interesado.

-¿No? ¿No desea contratar un seguro de vida? Piense que los accidentes... ocurren -sonríe maliciosamente.

-No, no estoy interesado -dice el señor Peláez, ligeramente inquieto.

-Mmm... no me parece la respuesta más sensata. Piense que cualquier día, el menos pensado, podría pasarle algo. Podría tener un accidente de coche, una caída tonta. Ya sabe, cosas cotidianas. No tienen por qué pasar, peeeeero...

-Glups. Verá, es que no sé, no lo veo.

-Usted mismo, señor Peláez, no se sienta presionado. Simplemente piense en los riesgos -dice mientras se levanta y empieza a mirar por las ventanas- ¿le importa si fumo?

-Eh, no, tranquilo.

-Usted no valora lo suficiente las ventajas de un seguro contra incendios -mientras se enciende su cigarrillo y examina las cortinas- Estos edificios tienden a arder, ya sabe.

-¡Tenemos extintores para eso!

-Si, claro, claro, claro, señor Peláez, no lo dudo. Además, estoy seguro de que no van a estropearse, nadie va a sabotearlos por la noche, y que desde luego, nadie va a entrar a robarlos. No obstante, ¿no ha valorado las posibles ventajas de un seguro antirrobo?

-Yo...

-Pero tranquilo, señor Peláez -mientras se pasea por el despacho- el seguro contra robos va incluido en el seguro de vida, con un pequeño plus. ¿Porque va a contratar el seguro de vida, verdad?

-¡Ya le he dicho que no me interesa ningún seguro de vida!

-Ah, ya, lo ha dicho, cierto. Es una pena, ¿sabe? Los peligros acechan en cada esquina, y bueno... no debería, pero suponga que cualquier tarde tonta, no sé, un navajazo, un mal golpe. La vida es... tan efímera.

-Señor Pi, le agradecería que se fuera de mi despacho.

-No tan rápido, séñor Peláez, no he terminado de contarle las ventajas del seguro de vida. No solo le cubriría a usted, sino que también cubriría a su mujer. ¿Conoce la estadística que dice que los Opel Corsa rojos tienen una mayor probabilidad de ser despeñados que otros modelos?

-¿Cómo sabe que mi mujer...?

-No me haga caso, la estadística es solo eso, estadística. No tiene por qué pasar. Pero ya sabe, si ocurre.

-Haga el favor de irse de mi despacho, no se lo pienso repetir.

-Se lo ruego, déjeme terminar. Como ya le he dicho, nuestro seguro no solo le cubriría a usted, sino también a sus seres más queridos -coge una foto de dos niños que está enmarcada sobre la mesa- Ah, estos deben de ser sus hijos, piense en qué sería de ellos si a usted le pasara algo. ¿Lo ha pensado?

-¡No le consiento que...!

-¿Qué sería de ellos, pobres Luisito y Anita, si sus padres sufrieran algún tipo de... terrible e imprevisible accidente. O incluso ellos podrían sufrir cualquier accidente, bien cuando salen del colegio, ¿el Colegio Mayoristas, verdad?, todos los días a las 15:30. O cuando van a clase de pintura, los martes y jueves a las 6. ¿Lo ha pensado?

-¡Seguridad, un perturbado se ha colado en mi despacho! -grita Peláez mientras pulsa ansiosamente un botón.

-No se moleste, no funciona. Ah, la tecnología, a veces falla. ¿Ve?

-Está bien -Peláez desencajado- ¡Firmaré su maldita póliza, pero por favor, no haga nada a mi familia!

-Es la decisión más sabia que podía tomar, señor Peláez -sonriente- además, este mes tenemos una excelente promoción. Al contratar nuestros servicios le regalamos este bonito bolígrafo.

Algo más tarde, el guardia de seguridad entra en el despacho de un desencajado Peláez.

-Señor, he oído que me llamaba.

-¿Elías, no ha visto salir al hombre que ha estado en mi despacho?

-No señor, no he visto a nadie. Por cierto, no se lo tome a mal, pero creo que debería airear un poco su despacho, ¿no huele como a azufre?

Entre esto, y lo de vender alarmas, hay trabajos que no son tan diferentes a ser extorsionista de la mafia. Dedicado con cariño a todos los trabajadores del sector seguros, y en especial a mi amigo Aratz, que trabaja en el sector y que espero que se haya reído leyéndolo.

Los nombres y situaciones utilizados en el relato son ficticios, y todo parecido con la realidad, o con cualquier persona real muerta o viva no es casualidad.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Ilegálitas

El logotipo de nuestra empresa

Es muy probable que hayáis oído los incesantes anuncios con los que esta empresa puebla la radio. Básicamente te ofrecen una "tarifa plana" de abogados y por 80 euros anuales te asisten en todos los pleitos que puedas tener. Aunque desconozco las condiciones exactas de su clausulado, conceptualmente sus anuncios me suelen dar la risa, ya que decoran las mañanas con voces en off contando problemas, que gracias a ser socios de Legalitas ya no son tanto problema. Como por ejemplo "al vecino del quinto le han despedido, y he oído que en mi empresa van a empezar a echar gente", "me han pasado un recibo que no me corresponde", "me quieren cobrar de más en la comunidad"... y es que en crisis, nada mejor que meterse a juicios. Oye, pues no he oído que te digan nada de otros gastos, como las costas procesales, los procuradores, y el tiempo que llevan esas cosas, y vamos, que a esas voces en off les diría "a) pues vete al sindicato, que para eso está, b) ¿y no se te ocurre echar atrás el recibo, so melón? y c) "Múy hábil, por 4 perras te vas a gastar 80 euros más el placer de estar a juicios con tus vecinos, bravo Homer".

Otra que me hacía mucha gracia "era por una historia que ya ni me acordaba, pero tuve que ir a declarar a comisaría, suerte que somos de legálitas y un abogado me acompañó". Mira, uno que se pensaba que "turno de oficio" era tan solo una serie de televisión. O aquella de "tenía problemas con Internet, pero llamé a Legalitas, sus abogados reclamaron POR ESCRITO (sí, sí, lo enfatizaba) y tuve respuesta". Coñe, este no es que necesitara un abogado, es que era analfabeto y quería un escriba.

Será por mi pasado como abogado, pero la verdad es que no me genera mucha confianza esta empresa. Si bien, como no sé muy bien cómo funcionan, tampoco me parece correcto criticarles más allá de lo que pueda criticar su publicidad, ya que para criticar su gestión y eficacia me tendría que basar en meras suposiciones e intuiciones. Y acusar en público sin base está feo. Por tanto, aunque suene paradójico, esta entrada no es para meterme con Legálitas (bueno, un poco sí).

Esta entrada es para proponer mi nueva y rompedora idea de negocios:

ILEGÁLITAS

¿Cuántas veces has necesitado un sicario y te has tenido que aguantar porque no conocías ninguno? ¿Nunca te has quedado con las ganas de pegarle una paliza a alguien? ¿Qué hacer con ese dinero negro que tienes por casa y te preocupa que lo sepa Hacienda? ¿Y la desagradable sensación de estar en casa a las 3 de la mañana y necesitar una dosis de heroína?

Pues con Ilegálitas eso queda resuelto. Hágase cliente de Ilegálitas, y nuestros delincuentes trabajarán para usted. Si su vecino le debe dinero, nuestros matones le romperán las piernas. ¿Un apuesto joven rivaliza con usted por obtener los favores de una damisela? Nuestros matones se encargan del asunto. Zapatos de hormigón y a la ría. ¿Que la policía le investiga? No se preocupe, Ilegálitas se encarga de ellos.

En Ilegálitas nos comprometemos también, además de a proteger su negocio y su familia, a asesorarle en su contabilidad. Ya no tendrá que preocuparse de cómo distribuir los beneficios de su empresa o de dónde guardar su dinero, porque nos lo quedaremos nosotros. Y aunque suene abusivo, en tiempo de crisis eso es algo que ni notará.

Veamos ahora los testimonios de algunos de nuestros clientes:

"La empresa iba mal, y empezaba a faltarme dinero, así que me veía en la tesitura de despedir a 50 trabajadores o vender el yate, pero hablé con mis asesores de Ilegalitas, y me trajeron un camión lleno de inmigrantes ilegales para que trabajaran gratis. Pude despedir a mis trabajadores y conservar el yate. Todo gracias a Ilegalitas."

"El profe de mates me tenía manía, y me suspendió por quemarle el coche. Pero llamé a los matones de Ilegálitas y ellos se encargaron de pegarle la paliza, grabarla con el móvil y subirla a Youtube."

"Mis negocios iban mal, y el terreno que me dejó el abuelo en herencia no daba beneficio. Suerte que somos de Ilegalitas y secuestraron al hijo del concejal de Urbanismo y no lo soltaron hasta que recalificaron el terreno. Ahora yo tengo un solar urbanizable y el concejal tiene a su hijo, en cómodos fascículos."

"Me he pasado media carrera musical defendiendo a la SGAE y criticando a los que copian discos, sean míos o no, y ahora me viene Hacienda a pedir dinero. Ilegálitas me dio la solución: mete tu dinero en Lichtenstein, que seguro que no te pillan."

domingo, 7 de diciembre de 2008

Bilbao Basket 83- Cai Zaragoza 67 (en un aburrido fin de semana)

La Piña con Marko Banic, una vez más el mejor del equipo

Hoy el partido medía en ACB, y después de muchos años, a dos clásicos (el visitante más que nosotros) de la competición, ya que recibíamos la visita del CAI Zaragoza que tras unos cuántos años padeciendo la segunda división, ha retornado este año a la ACB, como hiciera Bilbao hace 4 años.

Pero á día de hoy al Cai le falta mucho camino por andar y el encuentro ha medido a dos equipos de niveles dispares, y la superioridad del Bilbao Basket, encabezada por la gran actuación de Banic, se ha notado, logrando una victoria no excesivamente trabajada, y que sumada a las 2 de Eurocopa más la obtenida la semana pasada en Murcia, hacen un total de 4 seguidas. Veamos cuánto dura la racha.

He de mencionar de nuevo la lamentable actuación arbitral, que hoy nos ha beneficiado, pitando algunas cosas a nuestro favor bastante discutibles (la antideportiva de ellos me ha parecido un tanto gratuita) que aunque nos haya beneficiado no por eso va a ser menos criticable. No han condicionado el resultado, pero en fin, tanto show arbitral no es bueno. Sobre todo porque lo que te dan un día te lo quitan al siguiente.

Próxima parada: Praga, y siguiente partido en casa, también contra los checos del Nymburk, Martes 16 en la Casilla.

El resto del fin de semana, un coñazo, en casa estudiando, y lo más reseñable, que ayer vi un clásico del cine y que nunca había visto: Casablanca. (A estas alturas y aún no la había visto, si es que...) No me defraudó.

sábado, 6 de diciembre de 2008

La Ola (die Welle)

¿Os sabéis el de dos oficiales de las SS que entran en un bar?

El argumento de "la Ola" recuerda inevitablemente a la también alemana "el Experimento" en su planteamiento; un profesor de instituto, para mostrar a sus alumnos lo que es una dictadura y cómo se llega a ella, les propone un juego; ellos formarán una sociedad autocrática donde él es el profesor, y poco a poco se va creando una auténtica dictadura fascista, demostrando que el ser humano puede tropezar una y otra vez con las misma piedra. Recuerda también a películas como "el Club de los Poetas muertos", aplicando la fórmula "profesor carismático que revoluciona el gallinero del alumnado con sus métodos poco convencionales".

La película se hace muy amena y muestra muy bien la evolución, el camino por el que se llega a la anulación del individuo en aras a la colectividad, y cómo lo que al principio es un simulacro inofensivo se va demasiado lejos, convirtiéndose en esa ola que arrasa con todo lo que pilla por medio.

Como pega se le puede poner un pero, y es que aunque la acción transcurre a lo largo de 5 días, en ningún momento da la impresión de que pase una semana, sino que parece que sean meses, y concentra demasiados eventos en tan poco tiempo. La evolución de los personajes está conseguida y resulta verosímil, pero excesivamente acelerada. Pero si nos olvidamos de ese detalle, el mensaje de la película queda bastante claro, retrata muy bien los peligros de caer en errores del pasado, y de hasta qué punto puede llegar una persona con el fin de lograr la aceptación del colectivo. Haciendo un análisis no demasiado sesudo, podría definirla como una película que hace pensar, pero es lo suficientemente clara como apra que tampoco haya que pensar demasiado (y tan a gusto que me quedo con esa frase tan intelectual).

Y para terminar, una frase del profesor a sus alumnos: ¿Creéis que en Alemania sería imposible que volviera a haber una dictadura? Yo os demostraré que estáis equivocados.

Y quien dice Alemania dice España, Francia o absolutamente cualquier país civilizado, claro.

Mi critica La ola en Muchocine.net

viernes, 5 de diciembre de 2008

Feria del libro (y la libra) de Durango (y Duranga)

Una obviamente fálica boina sometiendo a unas indefensas gafas femeninas.

Hoy la cosa va de correcciones políticas, carteles que, como el de la foto, suscitan polémica y de las innumerables gilipolleces que se llegan a decir enarbolando de forma absurda la bandera de la igualdad.

Esta vez nos llega de la mano de la feria de Durango, cuyo cartel se ve en la foto, y que acompañada del lema "Gizon Ikusezina Azokan" (el Hombre Invisible en la Feria), crea, en opinión de la Defensoría de la Igualdad de Gobierno Vasco (espero que alguien capaz de soltar semejantes estupideces no se dedique nunca a la defensa del Jokin ibérico) una invisibilización de la mujer, ya que salen elementos meramente masculinos y omite la presencia de la mujer en la cultura vasca. Como ya he dicho, nada más fálico que una boina, que hasta tiene pito. Y bien erecto, como se ve en la foto. Sin ánimo de ahondar en el cartel de marras, remito aquí y aquí para más información, sí me centraré en una de las cosas que me suelen tocar las narices, y es las atrocidades que sufre nuestro lenguaje a manos de la correción política.

Vamos a ver, que el lenguaje tiene connotaciones culturales lo sabe cualquiera. Que tiene expresiones machistas, que tenemos totalmente interiorizadas, no se le escapa a nadie con un mínimo de criterio, que no es lo mismo ser un zorro que una zorra, ser cojonudo que ser un coñazo, y es que hay cosas que han estado ahí muchos años y cuesta quitar. El problema viene cuando se quiere seccionar con la espada de la igualdad palabras neutras.

Una palabra que odio, y que aunque la RAE haya aceptado me negaré a utilizar: presidenta.

Por todas partes se oye esta palabra. Por lo visto a alguna cabeza pensante se le ocurrió que la palabra presidente era masculina, con lo que se sacó de la manga presidenta. Y digo yo, ¿no deberíamos hablar entonces de presidentos? Y claro, de ahí vienen luego atrocidades contra el idioma del calibre de jueza, concejala, generala... llegando hasta los extremos de la amiga Bibiana Aído y su consabido miembra.

Y yo sin saber eso, ¿por qué no reclamé indignado cuando me dedicaba a la abogacía que no me dijeran que era la parte defensora sino el parto defensor? ¿Por qué tienen los cuerpos de seguridad de género masculino consentir que se les llame policías en vez de respetar sin menoscabo su virilidad llamandoles de forma más correcta "policíos" o "guardios civilos"?

Es más, no se le ha ocurrido a la ministra que el presidento Zapatero es insultado cada vez que se le acusa de socialista (o de estadista, o de estratega, o incluso de sinvergüenza), cuando tendría que ser socialisto, estadisto, estratego, sinvergüenzo...

De verdad, se llegan a extremos que rozan lo ridículo, dando género a palabras (y palabros) que no lo tienen. Alguien se quedó en "si acaba en A es nombre de chica" y de ahí no pasó. Pero lo más jocoso de la situación es que esta regla vale para algunos casos, pero no para otros. Porque digo yo, que si Izaskun Bilbao es la presidenta del parlamento vasco, por la misma regla de tres, Amaia Montero será cantanta, ¿no? Ah, no, que a la pobre la llaman cantante. ¡Cuánta maldad! ¡Qué denigración! Pero debe de ser porque es poco importanta... que no, que me dicen por aquí que importanta no existe. Como mira por dónde, nunca he oído hablar de mujeres elegantas, constantas o exultantas. ¿Y no es un sinsentido decir cinta aislante en vez de cinta aislanta?

Lo que sí se sigue oyendo, que tiene sus... su enjundia, es mujeres abogado, mujeres médico, ingeniero... De modo que cuando alguien me pregunte qué conflicto bélico auspició la Batalla de las Termópilas diré sin duda que fueron las Guerras de las Mujeres Médico. Y tan ancho que me quedaré.

jueves, 4 de diciembre de 2008

Cursoexcursión

El antiguo parque de atracciones.

No, no me he ido al parque de atracciones, pero aunque menos divertido, el sitio al que me ha tocado ir estaba bastante cerca. La razón es que me apunté a un curso que nos ofrecían en la Diputación sobre Archivos y tratamiento informático de los ídem (el nombre técnico era más largo), en el que nos han enseñado a manejar el programa, con todo el tema de carpetas, cajas, expedientes y tal (y que por fortuna ha sido bastante más ameno de lo esperado), y hoy tocaba ir al archivo general, perdido en el monte, donde hemos podido ver in situ el funcionamiento del archivo y el robot que lo gestiona.

No era así el robot, pero no habría estado mal.

No era Wall-e, pero sí una máquina que con una gran velocidad clasifica y desclasifica las cajas con expedientes, en una estancia enorme, con sus pasillos y cajas, que desde la altura parecía una mezcla entre el depósito de ancianos de Futurama, y el almacén donde se guarda el Arca de la Alianza. Con un frío de cojones, debo añadir.

Ya terminado el curso, con conocimientos interesantes adquiridos, que no tienen nada que ver con el temario de las oposiciones, y al ser solo oposición no me da puntos, pero para futuras oposiciones que sean concurso (con puntos por méritos, experiencia y tal), ya tendré un curso con el que adornar el casillero.

Y la envidia por no tener en la oficina un robot como ése que nos ordene y clasifique las carpetas. Jo, yo quiero.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Time is up!

Componentes del juego

Time is Up es un juego bastante sencillo. Los jugadores, por parejas o equipos, tienen que acertar el personaje que está en la carta de su(s) compañero(s), por diversos medios, dependiendo de cada fase del juego.

Dire Straits: competencia directa de Ferrari y Renault.

Fase 1: Descripción.

Un jugador tiene que describir a un personaje sin decir su nombre. Pongamos que el personaje es Asterix, pues podría decir "es el galo bajito que se bebe la poción y va con Obelix zurrando a los romanos", sin que valiese decir, por ejemplo, "tiene nombre de Asterisco". Y así, si aciertan se quedan la tarjeta y pasan a la siguiente, antes de que se acabe el tiempo, deben acertar el mayor número de personajes en el menor tiempo posible.

Lo que hacen algunos por conseguir votos.

Fase 2: Palabra clave.

Es parecido, pero en vez de la descripción se emplea una única palabra, y hay un único intento. Así, por ejemplo, para definir a Asterix, valdría decir "poción", "galo", "Obelix", etc... Con la ventaja de que se usan las mismas cartas que en la ronda anterior, y más o menos se sabe qué hay.

Jörð tendría que dar algunas explicaciones.

Fase 3: Mímica.

Parecida a la segunda, pero sin palabras. Se pueden usar gestos u onomatopeyas. Siguiendo con Asterix, el gesto de aporrear romanos o de beberse la poción serviría (siempre y cuando el compañero se entere, claro).

El clero moderno: hostias y cardenales

Las verdades del Time´s Up.

Como es de prever, y como se aprecia en las fotos, las prisas, los despistes y a veces el desconocimiento, pueden propiciar que los jugadores profieran auténticas barbaridades, siendo éstas auténticas frases vertidas en partidas de este juego:

- Orson Welles escribió un libro llamado 1843.
- José Manuel Fangio fue uno de los fundadores de la Falange Española.
- Fidel Castro es un dictador sudamericano encarcelado.
- Rouco Varela es un famoso boxeador.
- Eric Clapton es español.
- Federico García Lorca es de la época de Lope de Vega.
- Stan Lee era chino.
- H.G. Welles fue presidente de los EEUU.
- Igor Stravinsky, el verdadero chico maravilla; fue cantante, actor, escritor, futbolista, ayudante de Frankenstein... (pero lo que es componer, no compuso nada)
- Thor es hijo de Zeus (¿Y Odín qué opina de esto?)
- Mark Knopfler es un piloto de Fórmula 1
- Subirse a un cocotero ha sido lo único reseñable que Keith Richards ha hecho en su vida.
-Lula da Silva es una espectacular modelo brasileña.
-Raphael es un futurólogo que lee las cartas del Tarot.

El verdadero Show de Harry Truman

martes, 2 de diciembre de 2008

Superman: el enemigo interior

El reparto estelar

El 15 de diciembre de 2005, el presidente de los EEUU, Lex Luthor presentaba su dimisión. La causa, se le acusaba de haber intentado colaborar con la invasión de la tierra por parte del villano Darkseid. Superman lograba desbaratar sus planes, pero un tecnicismo salvaba a Luthor de la cárcel, al considerar la Corte Suprema que el super-oído requería orden judicial para no ser considerado escucha ilegal, invalidando así el testimonio de Superman.

Un año después, la Tierra se daba cuenta de su fatal error. Superman estaba en lo cierto, y Lex Luthor había vendido el planeta a Darkseid, y la guerra por la invasión comenzó. Fue una guerra muy dura, pero tras un año de cruentas batallas, la Liga de la Justicia, encabezada por el hijo de Krypton, lograba mantener a raya y finalmente eliminar al invasor. Pero el precio había sido elevado, y todos tuvieron que llorar las muertes de algunos de sus héroes, como Zatanna, Atom, Hawkman, Flecha Verde, o incluso Hal Jordan, el más grande de todos los Linterna Verde.

No mucho después, en plena reconstrucción, la humanidad se despertaba con una terrible noticia. Superman, el gran héroe, el hombre de acero, siempre vencedor ante cualquier amenaza, estaba sucumbiendo ante un inesperado y feroz enemigo: el cáncer. Un tumor alojado en la parte posterior de su cerebro amenaza su vida, y su organismo repele cualquier tratamiento terrestre conocido, mostrándose totalmente inmune a todo tipo de radio o quimioterapia.

Mas la esperanza a veces viene por caminos insospechados, y no es otro que el ex-presidente, el infame Lex-Luthor, quien aparece trayendo una solución: kriptoterapia. Atacar al tumor con kriptonita, única forma de doblegar la invulnerabilidad del super-hombre, y por lo tanto de acabar con el cáncer. Un tratamiento peligroso, pero único foco de esperanza ante la negrura. Todos se plantean la pregunta, ¿es de fiar Luthor? ¿en quién confías cuando solo puedes fiarte de tu enemigo?

Pero no es ésa la única broma que el destino quiere gastar. El organismo de Superman está totalmente dañado, y en especial su médula, necesitando un transplante urgente, so riesgo de quedar, aunque sobreviva, permanentemente dañado. Y de los miles y miles de sujetos comprobados, un único habitante de la tierra pasó los controles de compatibilidad: el criminal de Gotham conocido como el Joker. El mismo Joker que se ha prestado voluntario a donar su médula, con una pintoresca condición: ser aceptado, como uno más, en la Liga de la Justicia.

¿Son Lex Luthor y el Joker la única esperanza de la Humanidad? ¿Debe aceptar la tierra tan siniestro pacto con el Diablo?

La historia comienza con la Liga de la Justicia; Batman, Robin, Flash, Wonderwoman, Aquaman, Supergirl, el Detective Marciano y un nuevo Linterna Verde, en el hospital, junto al cuerpo inerte de Superman, ante una de las decisiones más difíciles de su historia. Junto a ellos, los citados Luthor y Joker; la esposa de Superman, Lois Lane y el periodista del Daily Planet, Clark Kent.

Esto no es el argumento de ningún cómic de DC, sino que es el argumento de una partida de rol que dirigí y escribí a medias con Elvira (Freakita), con la inestimable ayuda de Aitor Goenechea (sin olvidar la cooperación de Gerardo "Lanarch" y Javier Eizaguirre como ayudantes de dirección), y que ha quedado muy bien las 4 veces que ha sido dirigida, pudiendo disfrutar de grandes interpretaciones de los jugadores, que hicieron que por momentos pareciera que estaban encerrados en una viñeta. Pensaba escribir algo más sobre el desarrollo de la partida, y sobre los secretos que encierran algunos de sus personajes, pero la entrada quedaría muy larga la entrada, así que, otro día.

He de contar también, como parte del making-off, que cuando me metí a escribir esta partida no tenía ni idea de Superman (las películas y justo-justo), no conocía prácticamente nada del universo DC (al cual me he acabado aficionando bastante) y todo ello gracias a la wikipedia, y la razón por la que me puse a hacer esta partida fue porque en las jornadas de Errenteria me retaron a ello. ¿Y qué vizcaíno sería si rechazara un desafío proviniente de Guipúzcoa?

lunes, 1 de diciembre de 2008

Memorias de un ex-demandante de empleo. [X]

Y si te portas bien te ofrecemos un trabajo de mileurista: mil euros anuales brutos.

Esta entrada, la verdad, no sabía muy bien si catalogarla en las memorias de ex-abogado o, como he hecho, en las de ex-demandante de empleo, pero como quiera que aquella categoría ya la di por finiquitada, la decisión era fácil.

Y el porqué de la cuestión es debido a la temática, ya que esta entrada se titula:

Despachando despachos.

Había abandonado el despacho de Pedro y todavía quería (animalico) ejercer el noble arte de la abogacía, y una de las vías de búsqueda fue bombardear con mi CV los despachos de abogados de la zona, atender a todos los anuncios en prensa, del tablón de anuncios del Colegio de Bizkaia, y bueno, como es sabido, no acabé trabajando en ninguno. Fueron unos cuántos, la mayoría de los cuales ni respondieron, unos respondieron más o menos pronto, otros respondieron muchos meses más tarde, y a todos les une una nota común: me dijeron que no o les dije que no yo a ellos.

Destacando, podría hablar del despacho 2.0. ¿Por qué lo llamo así? Pues hombre, me citaron para la entrevista y me soltaron el rollo de que eran un despacho recién abierto, que necesitaban a alguien que les echara una mano en los temas (en romano paladino: queremos a alguien que meta más horas que un tonto en el despacho), y que no anduviera anteponiendo temas personales al trabajo (eso sí lo dijeron tal cual) y la frase que lo mató, que ellos en principio no iban a pagar, que su filosofía era no pagar durante los 3 primeros meses hasta ver la valía de la persona. Mi inevitable respuesta fue "me parece muy bien, mi filosofía es no trabajar durante esos 3 primeros meses". Acababa de salir de un despacho donde me intentaron hacer lo mismo, no pensaba saltar de la sartén al fuego. No quería otro "Pedro".

Era la tónica general:"ven, trabaja, pero de cobrar nada", que me hizo optar por la vía propia, pero bueno, cierto es que hubo despachos que me dieron a mí calabazas. Algunos por viejuno "es que buscamos a alguien recién salido de la carrera y tú tienes ya demasiada experiencia para el perfil que buscamos y creemos que poco podríamos aportarte" (Traducción simultánea: Lo que queremos es un pipiolo que nos ponga cafés y haga fotocopias, no un osado que pretenda esquilmar nuestras arcas y vivir de esto). En otros, que sí tenían buena pinta, pues no me cogieron porque simplemente había candidatos mejores, o no les gusté, que también pasa.

Entre los que rechacé, hubo uno que sacó mi parte idealista, más o menos, cuando me convocaron para el proceso de selección de un sindicato, no diré cual, y me especificaron que uno de los requisitos era compartir la ideológía del partido político de ellos, que motivó que rechazara siquiera la entrevista. Por una cuestión muy sencilla; en primer lugar, no me hacía demasiada gracia un trabajo tan politizado, en una actividad, como la abogacía, en la que la autonomía del profesional es clave, hay cosas que no encajan muy bien, y por otro lado, una cuestión de supervivencia laboral; admito que no comparto gran parte del ideario del citado sindicato, y con algunas de sus ideas clave choco frontalmente y, seamos sensatos. Es difícil ocultar eso mucho tiempo, y teniendo en cuenta que "callar" y "ocultar reacciones" no están entre mis mayores virtudes, pues como que no habría durado ni cuatro días allí.

Otra oferta (y cuando digo oferta me refiero a que me llamaran para la entrevista) que, en atención al momento en que llegó, me hizo más gracia que ilusión, fue un despacho, más o menos grande, y que por aquel entonces se anunciaba mucho en el periódico, que me llamó en un par de ocasiones, pero en ambas llegaron tarde. Una fue justo cuando acababa de tomar la decisión de dejar la abogacía, que me llamaron para la entrevista, por inercia les dije que sí, para el mismo día decidir que no iba (prefería llamar por teléfono y decir que no que ir hasta ahí para decir lo mismo, y así les ahorraba media hora, y yo me ahorraba la media hora, más la espera más el ir y el volver).

Lo gracioso del tema es que meses más tarde, estando yo ya en plena vorágine opositora, me llamaron de nuevo, y me di el gustazo de no ya rechazar el trabajo, sino de condicionar mi presencia en la entrevista a que me contaran antes las cosas. Decir al que te llama por teléfono "decidme cuánto es el sueldo y según lo que me digáis os digo si voy a la entrevista o no" suele ser un suicidio, pero dadas las circunstancias (tenía claro que por muy buena que fuera la oferta difícilmente iba a aceptar nada a un mes de examinarme) tan a gusto que me quedé.

Así que entre una cosa y otra, despachos que me rechazaron o despachos que rechacé, acabé poniéndome por mi cuenta y no trabajando en ninguno de ellos. Lo cual, a toro pasado, fue lo mejor que me pudo pasar.