viernes, 29 de junio de 2007

Me duele una muela


Mi muela se subió a un ciruelo

Puede parecer una tontería, de hecho lo es, pero el dolor de muelas es una experiencia horrorosa. Ayer se me cascó un empaste de una de mis muelas, saltando un buen trozo, una muela que tenía carida el año pasado y que tuve que empastar porque me dio un veranito de lo más gracioso.
Quien haya tenido alguna vez verdadero dolor de muelas sabe a lo que me refiero, ese dolor intenso, pulsante, profundo, que no te deja dormir, horrible. Ayer hizo "clack" y en seguida fui a pedir hora al dentista, hasta el martes tengo que esperar, porque encima me coincide con que este fin de semana estoy en Madrid.
Espero que el ibuprofeno y las ingentes cantidades de agua fría me ayuden a sobrellevarlo, que jode un huevo.
Y aunque parezca irrelevante, se supone que el blog describe estados de ánimo, y el mío ahora mismo el el de dolor.

jueves, 28 de junio de 2007

Shrek Tercero


Otra tercera parte de trilogía (junto con Spiderman y Piratas del Caribe) que me toca comentar en el blog, siendo esta vez el ogro verde Shrek quien protagoniza la película comentada.

Temí que, como buena tercera parte, la película flojeara, y así me lo habían advertido, pero nada más lejos de la realidad, pues a mi juicio esta tercera entrega no demserece en absoluto a sus grandiosas predecesoras, con unos golpes humorísticos muy buenos que me tuvieron la hora y media que dura la película sin parar de reír, y detalles que me encantaron, aunque la pega es que se hace demasiado corta, si bien consigue deshilvanar la historia de forma bastante airosa.

Geniales los personajes secundarios, Gato y Asno se merecerían una película para ellos solos, y también el grupo de princesas, que en la última escena consiguieron arrancarme auténticas carcajadas.

Poco más puedo comentar de la película sin contar cosas y destripar los chistes o la trama, así que quien siga leyendo, que no se me queje si todavía no ha visto la película:

De lo mejor de la película es la escena en la que sale el instituto de Camelot, con todos los clichés y estereotipos de los institutos americanos; las animadoras, las novatadas, las taquillas, el equipo de fútbol americano con su quarterback prepotente, en este caso Lancelot...

También genial la alianza de los malos de cuento, y el ataque a Muy, Muy Lejano, con los árboles paracaidistas, y la fuga de las princesas, donde la reina madre nos enseña que hay que saber usar la cabeza en situaciones extremas (¡de Bilbao, la hostia pues!) y las demás con sus desternillantes formas de ataque.

Y como ya dije cuando vi la segunda película, ¡qué monos son los dracoburritos! ^-^


martes, 26 de junio de 2007

Ladrones

Fíjate si es grande el casco viejo de Bilbao, que abarca hasta Madrid

Esta película, protagonizada por Juan José Ballesta (El bola) y María Valverde (Melissa P.) nos cuenta la historia de un chico (ni siquiera le ponen nombre) que pierde a su madre cuando ésta es detenida por robar una cartera en el metro de Bilbao y lo mandan al orfanato, donde aprende a cortar el pelo y a robar carteras.

Cuando sale conoce a una chica (a la que tampoco han puesto nombre) a la que ve robar un CD en el supermercado, pero como se da cuenta de que la van a pillar, y además está muy estupenda y quiere meterle fichas, le quita inadvertidamente el CD del bolso y se lo queda él, así a ella no le cogen, y él tiene excusa para acercarse a ella.

Como es obvio, y aunque ella al principio se muestra reacia a sus acercamientos, acaba cayendo y se acaban dedicando a robar en linda parejita, como Bonnie y Clyde pero en madrileño, con la inevitable (y previsible) historia de amor que surge entre ambos.

La película me decepcionó bastante, esperaba más de ella y lo que me he encontrado es con una especie de versión para quinceañeras (había un grupito de chicas en el cine al lado mío que se pusieron literalmente a suspirar cuand Juanjo Ballesta se quitaba la camiseta) de la magistral 9 reinas, por el rollito de maestro-aprendiz de robos, pero la película resulta bastante tontorrona y el final queda un poco metido con calzador.

De la película lo que más me llamó la atención es que gran parte del metraje se desarrolla en el metro de Bilbao, concretamente en la parada del Casco Viejo, lo cual queda muy propio para la bilbainada del pie de foto, y sirve junto con otros dos elementos para afirmar que la película está ambientada en Bilbao y que los dos protagonistas son vascos:

-La primera vez que se encuentran ella es una borde (100% vasca)

-Más adelante, ella intenta enrollarse con él descaradamente, pero ni se entera (100% vasco)

En fin, que no pasará a la historia por ser una gran película.

SPOILER GRATUITO:
Al protagonista al final lo matan.

lunes, 25 de junio de 2007

Cruce de blogs: V


Que nos quieren invadir, ¿acaso se creen que somos Francia o Polonia?

V

V: los visitantes es una serie icono de mi infancia, que trata sobre la invasión del planeta tierra por parte de unos alienígenas lagartoides antropófagos y de estética nazi, y de la resistencia de parte de los humanos que se organizan para repeler al invasor.

La serie fue todo un éxito en la época, y yo recuerdo que los niños de la época estábamos todos entusiasmados con ella, y devorábamos con ansiedad cada capítulo; las naves, las gafas de sol, las armas, pero sobre todo dos detalles que marcan la serie. Uno, que los alienígenas se comían todo lo que se movía, y no había capítulo en el que no se metieran algún bicho vivo entre pecho y espalda (la escena de comerse una rata viva fue emulada sin éxito por muchos niños con pocas luces) y la otra, la del cambio de piel. Los alienígenas, lagartoides en origen, utilizaban un ingenioso maquillaje que les hacía pasar por humanos, aunque siempre acababan arrancandose la careta, mostrando su verdadero y siniestro aspecto.


No, no es una esvástica, qué va...

La serie, que era un claro homenaje a la invasión nazi de Francia, comenzaba con la llegada de los alienígenas, que venían en aparente son de paz, ofreciendo la cura contra el cáncer, pero pronto se les empezaba a ver el plumero, aunque solo unos pocos, entre ellos el intrépido reportero Mike Donovan (interpretado por "señor de las bestias" Marc Singer) parecían darse cuenta de la situación.

A medida que la serie iba avanzando, los visitantes iban tomando el control del planeta y ya no se molestaban tanto en disimular su naturaleza, y se desvelaba uno de sus terribles secretos, que su intención era convertir la tierra en su fast-food particular y cultivar los humanos como alimento.

La Resistencia tenía que impedirlo, y por eso un grupo de valientes trataba de oponerse a ello, y ésta era la parte de la serie que a mí particularmente me encantaba, con aquellas escenas de acción e infiltración.

Otra cosa que me gustaban de la serie eran sus personajes; la doctora Julie Parrish, líder de la resistencia y capturada por los visitantes; Martin, un alienígena bueno que se alía con Donovan; Nathan Bates, el político corrupto, Willie, el lagarto bueno y con problemas de dicción, del cual me traumatizó saber que era el mismo actor que Freddy Krueger en "Pesadilla en El Street"); Kyle, el motero rebelde, y sobre todo dos de los más populares, la malvadísima (y mito sexual de la época) Diana y el mercenario "Ham" Tyler, versión calva de Lobezno y estereotipo de bueno que no es bueno del todo pero tampoco es malo, intepretado por Michael Ironside, actor experto en papeles peligrosos, pues ha llegado a hacer de enemigo de Chuck Norris en la serie Walker, Ranger de Texas.

Loreal, porque yo lo valgo

Supongo que si viera ahora la serie por primera vez me parecería una patata, pero con 6 y 12 años respectivamente (cuando la repusieron por primera vez) me chifló, aunque a medida que escribo estas líneas me están dando ganas de bajarme los capítulos para intentar verlos de nuevo.

Por cierto, ahí está el proyecto de hacer la continuación de la serie, "V: la segunda generación", con actores y personajes de la serie vieja, aunque llevan años diciendo que se hará, y todavía la cosa anda en el aire, pero cuando salga, ahí estaré presto a verla, si bien tendré que entonar el mantra "va a ser un truño, va a ser un truño", porque lo va a ser, pero molará y la veré igual.

De todas formas, una duda que me quedó en su día. Hay un momento de la serie en el que los humanos repelen la invasión, con el polvillo rojo (tiene su gracia que aquí fueran los nazis los gaseados) y Diana es juzgada por crímenes contra la humanidad, y tiene que huir y tal. ¿Por qué se pone la careta de Diana y no de cualquier otra persona? ¿No habría sido más fácil adoptar la forma de señor aleatorio con bigote?

Pero en fin, supongo que si me diera por buscar sentido a la serie y ponerle pegas sacaría cientos de ellas y me estaría cargando un mito, así que mejor dejarla como está.

Y como extra, aquí dejo la cabecera de la serie:


El tema visto por Lublu
El tema visto por Alvarodelcastillo

sábado, 23 de junio de 2007

¡Sí, Señor Oscuro!

La caja del juego

"Sí, Señor Oscuro" es un divertidísimo juego de cartas en el que los jugadores se pondrán en la piel de los patéticos e incompetentes lacayos del señor del mal Rigor Mortis, a quien tendrán que explicar de forma satisfactoria, con todo tipo de disparatadas excusas por qué han fracasado en la misión que les ha sido encomendada.

Para ello, deberán idear algún tipo de excusa que sea lo suficientemente plausible como para evitar que su amo les fulmine con una de sus miradas asesinas, y para elo tendrán que valerse de las cartas del juego, ideando un relato con lo que en las propias cartas aparece, "Señor, estábamos a punto de robar el cáliz del templo cuando un RAYO cayó del techo y rompió la ESCALERA por la que estábamos a punto de subir, y el jaleo alertó al CABALLERO que lo custodiaba y..."


Algunas de las cartas

Además de las cartas de excusa, que son de lo más varipinto, hay cartas de acción, que sirven para pasar el marrón a otro jugador "señor, ya teníamos en nuestras manos el mapa cuando el incompetente de Gorbo acercó demasiado la ANTORCHA y el mapa empezó a arder" (y de paso pasarle el turno) o de interrupción, que sirven para introducir incómodos elementos en la narración del otro jugador, que deberá ser rápido si quiere salir airoso del trance. "Señor, nos dirigíamos a la TABERNA a extorsionar al tabernero como usted nos mandó, cuando por el camino nos topamos con un..."
(otro jugador) "Sí, lo recuerdo, nos encontramos con el OTRO SEÑOR OSCURO y tú te arrodillaste cobardemente a sus pies"

Acero Azul, Magnum y Ferrari, las 3 miradas que no quieres ver

Inevitablemente llega un momento en el que un jugador se queda sin ideas o sin cartas, utiliza una excusa sin demasiado sentido "no fui capaz de usar el reastrillo porque es, eh... para las distancias cortas, y estábamos muy lejos del castillo" o simplemente pierde el hilo de la narración "señor, cuando ya teníamos en nuestro poder la espada sagrada de Markuzhdan..." "¿Qué espada? ¡Lo que yo os mandé robar era una estatua!" el señor oscuro lanzará una de sus tres miradas asesinas, de forma que cuando un jugador haya recibido las tres miradas sufrirá las iras del señor oscuro y será fulminado en el acto, dando por finalizado el juego.

¿Y quién gana?

Realmente nadie, no hay un ganador en "Sí, señor Oscuro", sólo un perdedor, que es el que paga el pato, aunque como es un juego rápido y se pueden jugar varias partidas seguidas y el perdedor de una ronda es el Señor Oscuro de la siguiente, con lo cual no importa que el juego sea cruel y arbitrario, porque lo es para todos, y esto hace que sea más divertido.

Y aunque los jugadores representan a los inútiles sirvientes de Rigor Mortis, el verdadero maestro de ceremonias es el Señor Oscuro que aunque técnicamente se limita a observar y a repartir miradas furibundas, tiene todas las potestades para decidir qué excusa es válida y cuál no, para interrumpir a los súbditos, tiene derecho a ser tratado con deferencia, y dado que el juego es cruel y arbitrario, nada le impide lanzar miradas asesinas a quien le venga en gana y cuando le venga en gana.

Y por supuesto, la parte más importante, que es la de decidir cuál es la misión en la que los jugadores han fracasado, que pueden ser de lo más variopinto:

-¿Por qué no me habéis traído, como os ordené, la lágrima de oro que está en la torre más alta del castillo más alto de la montaña más alta?

-¿Por qué no habéis sido capaces de invadir el reino enemigo?

-¿Alguien me puede explicar cómo es que la doncella virgen que tenía preparada para el sacrificio tiene un bombo de 3 meses?

-Os pedí que bajarais a la panadería de la esquina a por una barra de pan, ¿por qué me habéis traído un croissant?
El juego es de 4 a 16 jugadores, y resulta bastante cómico, aunque hay que tener claro que no va de ganar o perder sino de crear una disparatada historia, recordando en algunos aspectos al "Erase una vez" o a su versión gore "Take your daughter to the slaughter"

Muy divertido si lo tuyo es la narración improvisada y te apetece ponerte en la piel del malvado Rigor Mortis o en la de sus repugnantes y míseros sirvientes.

viernes, 22 de junio de 2007

Memorias de un ex-abogado (VI)

Lionel Hutz, probablemente el segundo peor abogado del mundo.

Capítulo VI: Pedripecias

Ya conté en la anterior entrada que el amigo "Pedro" no era ninguna eminencia en el campo de la abogacía, ni tampoco lo era en el terreno de la deontología (ética profesional) y entre su torpeza y su falta de escrúpulos, protagonizaba algunas jugadas cuando menos dignas de mención, como las que aquí pretendo reseñar.

El caso Rafa
El tal Rafa era un cliente que había sido condenado a abonar una multa de 600 euros en un juicio de faltas, creo recordar que por acosar a una mujer, y había recurrido en apelación, y ahí le habían desestimado, lo cual le dejaba como única opción recurrir al Tribunal Supremo.
Nadie en sus cabales se iría hasta el Supremo por una multa de 600 euros, pero tampoco nadie en sus cabales recurriría a los servicios de Pedro, y como el cliente es el que manda, Pedro decidió coger el caso.
Yo tuve noticia del asunto una mañana en la que Vanesa, de las dos chicas que trabajaban en el despacho la más jovencita, y la que acababa de terminar la carrera, me preguntó una cosa acerca del procedimiento del recurso y yo me pude dar cuenta de que el plazo para recurrir estaba vencido y que la sentencia era ya más firme que un pelotón de soldados con el sargento enfadado, y por tanto irrecurrible. Esta vez no es que a Pedro se le hubiera pasado el plazo para recurrir (que no habría sido la primera) sino que el cliente había traído el asunto al despacho con el plazo ya vencido y muerto.
Fui al despacho de Pedro a comentarle ese detalle, y primero rebatió que el plazo estuviera vencido, pero cuando no tuvo más remedio que reconocer que todo recurso sería ya extemporáneo, su reacción no fue otra que la de decir "bueno, no importa, metemos el recurso igual".
-Esto, Pedro, para meter el recurso lo podemos meter en la pescadería de la esquina, que va a servir lo mismo y nos pilla más cerca, en cuanto llegue al decanato del Tribunal Supremo un recurso de plazo vencido lo van a inadmitir de pleno, es absurdo.
-¿Pues entonces qué hago? Ya le he cobrado 1000 euros en concepto de provisión de fondos.
-Pues lo que tienes que hacer es llamar a tu cliente y decirle "Rafa, tu tema no lo puedo llevar, está fuera de plazo" y devolverle el dinero.
Su respuesta no fue otra que "pues no pienso devolverle el dinero", y no volvimos a hablar del tema. Sé que estuvo dando largas y largas a Rafa, la pena es que no llegué a saber cómo acabó la historia, ya que cuando me fui del despacho el tema todavía caldeaba.

El caso de la Pasante mágica y maravillosa
Esta historia es de la etapa post-Jokin del despacho, que me llegó por mediación de Vanesa, quien sí siguió trabajando ahí después de que yo me fuera, quien también me comentó que al poco de irnos Rosa y yo del despacho entró a trabajar como pasante otra chica, Ainhoa, pero que viendo el percal se marchó del despacho al de dos meses o tres.

En su habitual línea de incompetencia Pedro había dejado pasar el plazo para interponer un escrito (es comprensible, hacer el indio escaneando y poniendo colorines quita mucho tiempo) y no tuvo otra ocurrencia que decir a su cliente que sí lo había presentado en el Juzgado, cosa que era falsa, y estuvo mareando y mareando a su cliente hasta que éste, harto de esperar, se personó en el Juzgado, donde le dijeron que ahí no había ningún escrito ni nada que se le pareciera, y cuando fue a pedir explicaciones a Pedro, éste ni corto ni perezoso se limitó a decir que "la culpa había sido de Ainhoa, la cual ya no trabaja aquí, que tenía instrucciones de llevar el escrito al juzgado y no lo había hecho".
Gran excusa, digna de niño de 6 años. Seguro que algún día le acabará soltando al juez que tiene las pruebas que demuestran la inocencia de su cliente pero que se las ha comido su perro, que su madre se las ha metido en la lavadora, o que iba por la calle y se las ha quitado un señor.

El caso de José Antonio.
Este asunto viene a demostrar que a veces lo que tenemos es lo que nos merecemos y que cuando juntamos un abogado impresentable con un cliente estrafalario, el resultado puede ser espectacular.
El tal José Antonio era un individuo bastante peculiar, que había estado en la cárcel un par de años por quebrantamiento de condena, por burlar una orden de alejamiento contra una mujer a la que acosaba (Pedro y su imán para los acosadores), ya que haciendo gala de una inteligencia fuera de lo normal se dedicó a enviar cartas a la pobre, vigente la orden de alejamiento, con la peculiaridad de que las cartas las mandaba sin sello y se las metía personalmente en el buzón.
Estar en la cárcel no es algo agradable, y menos cuando crees que ha sido injustamente, y es el caso de José Antonio, quien estaba convencido de que había sido encarcelado injustamente, que todo había sido una conspiración contra él y pretendía querellarse contra todos los que habían intervenido en el asunto, incluyendo a la abogada de la víctima, por un delito de prevaricación.
José Antonio, que de inteligencia y raciocinio andaba más bien escaso, pero que tenía más moral que el Alcoyano, estaba convencido de que iba a ganar el asunto, y era para verlo, "esto está chupado", "no van a saber ni por dónde les caen las tortas cuando vean la querella", "este despacho se va a hacer famoso" (miedo me daba esa frase, que famosos también se hicieron los abogados de Atocha) y mientras hablaba sus ojillos relucían con ese especial brillo que confiere la demencia.
Le pedí a Pedro que me pasara el borrador de querella para echarle una mano con el tema y ya vi una cosa que no me cuadraba mucho, ya que la misma iba dirigida al Juzgado de Instrucción Barakaldo, que era el mismo que había enjuiciado a José Antonio, y aunque no sabía muy bien cómo funcionaba el procedimiento, creo que no hace falta un profundo conocimiento del Derecho procesal penal para intuir que si vas a denunciar a un juez, la mejor opción no es hacerlo en su propio juzgado. Efectivamente, consultada la ley, vimos que el lugar adecuado para ello era el Tribunal Superior de Justicia en Bilbao.
Informo de ello a Pedro, y me dice un par de días más tarde que José Antonio está empeñado en que la querella se meta en Barakaldo, que nada de meterla en Bilbao, que quiere que "la bomba caiga en Barakaldo" (literal) y que no hay forma de convencerle.
Le hago una analogía similar a la de interponer la demanda en la pescadería de la esquina, y le digo que si José Antonio se empeña en poner la querella donde no es, que muy bien, que es su dinero pero que nos firme una hoja de descargo en la que declara que le hemos explicado dónde tiene que meter la querella y que nos exonera de la responsabilidad derivada de no hacer las cosas correctamente.
Mantuvimos una reunión con él, en la que le plantamos la hoja delante de los morros a José Antonio, cuya primera reacción es la negativa a firmar, y cuando le decimos (realmente le dije, ya que Pedro hacía de abogado bueno y yo de abogado malo) que si no firmaba no había querella, empezó a rebatir, que si la Ley decía esto o aquello, ya que es del tipo de personas que se creen que saben de leyes y desconocen su propia ignorancia. (¡Si yo voy al médico no se me ocurre discutir con él de medicina!)
La conversación fue algo estilo "hay que meterla en Barakaldo porque la Ley dice que hay que denunciar en el lugar donde se han producido los hechos", respondido por un "Sí, José Antonio, eso es lo que dice la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la cual me he estudiado a fondo, y la Ley Orgánica del Poder Judicial dice que cuando se trate de causas contra jueces o magistrados será competente el Tribunal Superior de Justicia, y efectivamente, vamos a meterla donde se han producido los hechos, que es en la comunidad autónoma de Euskadi" a lo que respondió con un "bueno, si opináis así..." y finalmente se bajó del burro. Pero no se vayan todavía, la cosa sigue.
El asunto, el cual por cierto venía rebotado de varios abogados, estaba físicamente en poder de la procuradora y fui a buscarlo a su despacho, 9 tomos de cerca de mil folios cada uno, folios como para empapelar las pirámides de Egipto, un tocho infumable que solo profanábamos de vez en cuando para leer los escritos y cartas de José Antonio, que demostraban que estaba como una auténtica regadera, por cierto, pero tanto tomo era ilegible, y eso debió de pensar Pedro, ya que un buen día me pregunta:

"Oye Jokin, ¿te has leído ya el expediente de José Antonio?"
-Eh, no. Y tú, ¿te lo has leído?
-No, es que prefiero que te lo leas tú y me cuentes de qué va.
-Si, ya, yo también prefiero que te lo leas tú y me cuentes, y te recuerdo que es tu cliente y eres tú el que va a cobrarle.
-Es que no tengo tiempo, estoy muy liado, tengo muchas hojas que sellar, escanear y registrar. (su excusa para todo)
-A ver, Pedro, lo importante es hacer la querella, no poner los colorines, no deberías perder el tiempo con eso.
-Tienes razón, les mandaré a Rosa y Vanesa que lo escaneen, sellen y registren. (Hago notar que ni a Rosa ni a Vanesa les daba un solo euro)
Obviamente, el tema ni se lo leyó, y un día me pidió consejo, apurado, y no supe decirle otra cosa que:
-Lo que deberías hacer es llamar a José Antonio, decirle que el tema te queda grande, que renuncias y que le devuelves el dinero, pero como no lo vas a hacer, que nos conocemos, sé un poco listo, y dile que como nadie conoce mejor que él lo sucedido haga él la parte de los hechos de la querella, y así solo tienes que hacer la parte jurídica y te quitas la mitad del trabajo. Además, como a José Antonio le encanta escribir historietas, estará encantado.
La idea entusiasmó a Pedro, quien se lo propuso a José Antonio, a quien también pareció agradarle la idea, así que todos tan contentos. Huelga decir que la famosa querella nunca llegó a escribirse, y no volvimos a tener noticias de José Antonio, salvo que unos meses después supimos que había vuelto a escribir cartas a su "amada".
He de decir que de los clientes perjudicados por "Pedro", seguramente José Antonio fuera el que menos pena me dio, ya que nos volvió locos con sus llamadas constantes, cartas e inoportunas visitas.

jueves, 21 de junio de 2007

¡Empieza el verano!

Hoy 21 de junio empieza el verano, y con él la parte importante, de la que voy a hablar ahora, los eventos frikis y no tan frikis que se suelen organizar con ocasión, que es de lo que voy a hablar, jornadas y festividades en los pueblos, aunque me voy a centrar en la parte rolera de los mismos, con uno de sus principales eventos:

Cartel de las CLN

CONVIVENCIAS LÚDICAS NACIONALES

Definidas por algún periodista como "Olimpiadas del rol", las CLN son un evento que se viene realizando desde hace unos cuantos años, con sede variable (Granada, Gijón, Algemesí, Portugalete, Valladolid...) y que reúnen a centos de personas aficionadas al ocio alternativo (rol, cartas, wargame, simulación...) con un buen rollo y 4 días de diversión a raudales, con un buen rollo increíble, donde se conoce a un montón de gente, y lo mejor, donde el alojamiento es totalmente gratuíto.
Este año le toca el turno a Alcalá de Henares, los días 5 a 8 de julio, estando abiertas las inscripciones en la web. Un evento altamente recomendable, y la mejor referencia es que quien las prueba, por lo general, repite.
Digno de señalar también la mayor proliferación de chicas por este tipo de eventos, que hace tiempo que dejaron de ser feudo de frikis obesos, desaseados y antisociales, y donde se puede encontrar uno con gente totalmente normal, de toda edad, condición o género.

miércoles, 20 de junio de 2007

Hostel 2

Y cuando me canse de clavarte cosas te cantaré la discografía completa de Camela
Hostel 2, como su nombre indica es la secuela de Hostel, una película de "terror" que tuvo una campaña publicitaria bastante importante, y que quisieron vender como película de Tarantino, pero en la que el amigo Quentin lo único que ha hecho ha sido poner el nombre y el dinero, siendo el director Eli Roth.

La película no deja de ser una teen-terror movie, que explota la fórmula T&T (tripas y tetas) con escenas truculentas y otras pseudoeróticas.

He de confesar, no obstante, que pese a su nula calidad cinematográfica, la película consigue cumplir su cometido, que no debería ser otro que el de entretener, ya que no se molestan en elaborar una trama demasiado profunda, sino que ésta es la excusa para deleitarnos con el sadismo y la casquería, lo cual es una pena, ya que el planteamiento resulta interesante;  un club privado en el que gente adinerada paga dinero para poder torturar y asesinar a víctimas indefensas y se agradece que en esta segunda parte expliquen algo más sobre el funcionamiento de tan siniestra premisa, aunque insisto, queda un poco coja y desaprovechada.

Al igual que la primera, está ambientada en el país de la piruleta, al que en la película llaman Eslovaquia, con una imagen de Europa bastante curiosa, aunque sin caer en las barbaridades de la primera parte (en todas partes de Europa se habla alemán y en Eslovaquia apenas hay hombres porque murieron todos en la guerra ¡Será en la Segunda Guerra Mundial, porque si no...!) pero sí que nos muestra cómo la unidad monetaria de Eslovaquia es el Euro (no como en España, que la gente sigue todavía con las pesetas) y unos trenes que, en fin, cuando estuve de interraíl yo no veía esas orgías.

Pues bueno, una película más, que no entrará en mi hall de la fama, pero que al menos logró no ser aburrida. Repite más o menos la fórmula de la 1ª, y me gustaron esos guiños, aunque lógicamente sorprende bastante menos, por mucho que al final quieran darle ese giro.

Ah, bueno, y no puedo dejar de comentar que lo que más me apestó de la película fue lo mismo que me apestó en la 1ª, los jodidos críos, ¡argh!

Y ahora, para quien ya la haya visto, o no tenga intención de hacerlo, una ración de spoilers:

-Curioso el funcionamiento del club, a uno de los clientes le echan los perros por no rematar a la rubia, y en cambio a la protagonista no le ponen ninguna pega por pedir que su torturador (que por cierto, había pagado por ella) muera desangrado. Yo soy él y pido la hoja de reclamaciones.
 
-Llama la atención que en la película se carguen a uno de los niños (por mí que se los hubiera cargado a todos) saltándose uno de los tabúes del cine americano de no matar niños en las películas. Todo un puntazo.
-De escenas truculentas, destaca la muerte de la chica "fea", que francamente, me parecía monísima (sería por el personaje), donde la cuelgan cual jamón y una tipa la va desangrando con una guadaña para bañarse en su sangre, o en la que un émulo del Doctor Lecter despieza metódicamente la pierna del Eslovaco cachas para írsela merendando mientras él está consciente. Y bueno, la castración con un explícito tijeretazo de uno de los clientes (el de la hoja de reclamaciones)

martes, 19 de junio de 2007

Fe de boerratas

Extracto del BOE

El BOE, Boletín Oficial del Estado, antiguamente (muy antiguamente) Gaceta de Madrid, es el medio en el que se publican oficialmente todas las disposiciones, leyes, convocatorias y demás notificaciones, y que se publica a diario, y como toda publicación diaria, corre el riesgo de que se les cuele algún gazapo, y en esta ocasión, el gazapo premiado, que como bilbaíno me toca de bastante cerca, es éste:

Efectivamente, señores, toda la vida pensando que Bilbao era la capital de Bizkaia y ahora resulta que no, que estamos en Gipuzkoa.

Obviamente, esto es un error de bulto, puesto que si bien algunos barrios de Bilbao, como Donostia-San Sebastián, Tolosa o Bergara sí que están en Gipuzkoa, el Ayuntamiento propiamente dicho, dicen las malas lenguas que se encuentra físicamente ubicado en el territorio histórico de Bizkaia, así que tirón de orejas para los redactores del BOE, y que escuchen nuestra reivindicación:

¡Bilbao is not Gipuzkoa!

Y digo yo, ¿no será esto una maniobra de los directivos de la Real Sociedad para decir que Gipuzkoa sigue teniendo equipo de fútbol en 1ª división?

lunes, 18 de junio de 2007

Cruce de blogs: Crítica a Fulanito

El famoso Fulanito, a punto de hacer de las suyas.


Pues el tema del día es, "criticar a un famoso", sin más, y escribo estas lineas sin saber qué víctimas habrán tenido a bien despellejar mis compañeros de travesía Lublu y 20r3mun, incluso sin saber a quién criticar, de hecho, creo que no voy a criticar a nadie.

No lo voy a hacer, primero porque no se me ocurre nadie, no hay ninguna persona famosa a quien tenga tanta tirria como para dedicar una entrada en mi blog, pues no merece la pena, y de haberla, prefiero qué sea algún día en el que haya motivos para ello, pues la crítica gratuita no me entusiasma.

No es que no haya famosos que me resulten antipáticos; políticos, deportistas de equipos rivales, cantantes de dudosa calidad musical... pero no quiero que mi blog se convierta en salsa rosa, así que, pasapalabra, y nos vemos en el próximo Cruce de Blogs.

sábado, 16 de junio de 2007

Tiroteo laser

Agotada la vía diplomática, no queda sino batirnos.

Ayer nos reunimos unos cuantos para probar el nuevo local que han abierto en Bilbao, Quasarelite, donde se puede jugar a este simulador de tiroteos, donde al más puro estilo Quake o Unreal Tournament puedes coser a tiros a tus amigos y soltar toda al carga de adrenalina.

Te dan un peto de un color y un arma, con la que tienes que disparar a tus enemigos con el haz de luz que emite tu arma, y son válidos los disparos que den a los sensores ubicados tanto en el peto como en la propia arma, y hay que tener cuidado, pues también existe el fuego amigo.

Cuando recibes un impacto tu peto empieza a vibrar y tu arma te comunica que has recibido un disparo, y durante los siguientes 6 segundos no puedes disparar, aunque tienes una invulerabilidad que te protege durante los 3 primeros, así y todo, cualquier persona con nociones básicas de aritmética se dará cuenta de que recibido un disparo lo mejor es poner los pies en polvorosa, so riesgo de convertirse en un patito de feria.

El juego admite diversas variantes, y la que ayer jugábamos era la de capturar la base enemiga, en la que en alguna parte de la laberíntica estructura había dos bases de cada color, siendo el objetivo disparar a unos nodos ubicados en la base enemiga.

El escenario en sí es bastante apropiado, con montones de recovecos, pasillos y ventanucos por los que disparas y ser disparado, lugares elevados desde los que abrir fuego, y sobre todo oscuridad y humo, para dar más ambiente.

El precio, 6€ por media hora es bastante razonable, y la descarga de adrenalina bastante impresionante, acabamos todos empapados en sudor, y es una opción bastante viable para cumpleaños, cenas de empresa, despedidas de soltero o similares.

Mención aparte para un trato exquisito y amable por parte de los organizadores.

La ubicación es en el Centro Bidarte, Deusto, junto a la salida del metro, donde antes estaba el Tutti Food.

viernes, 15 de junio de 2007

Memorias de un ex-abogado (v)

El de verdad era todavía peor

Capítulo V: Barroeta Aldamar

Tras un año y pico, acabé las prácticas en el despacho de Don Giuseppe y trabé contacto con un abogado, al que aquí me referiré como "Pedro", ya que así le llamaban las chicas que trabajaban en el despacho.

Al tal Pedro le conocí por mediación de un conocido común, que me comentó que un abogado, Pedro, acababa de abrir despacho, en la calle Barroeta Aldamar de Bilbao, y puesto que tenía un elevado volumen de trabajo, necesitaba un socio que le echara una mano. Como yo terminaba ya el master y tenía claro que quería ejercer, parecía una ocasión inmejorable, así que le llamé.

Nos reunimos y llegamos al siguiente acuerdo: yo trabajaría en su despacho pero no trabajaría para él, sino que llevaría mis propios temas, ya que él no quería pasantes sino compañeros, y que lo que buscaba era el crecimiento del despacho como firma, pero que como yo iba a estar en su despacho sin pagarle alquiler, de vez en cuándo tendría que echarle una mano con sus asuntos, y cuando mis propios asuntos empezaran a dar dinero, hablaríamos de compartir gastos.

Sonaba razonable, salvo por la parte en la que él pretendía que le diera un porcentaje (la mitad) de todos mis asuntos, que al final quedó en que todo lo que cobrara por debajo de 500 € era íntegro para mí, y los temas gordos ya hablaríamos. Salvo por ese detalle fenicio, sonaba razonable.

Pero ya se sabe, una cosa es lo que se habla y otra lo que se pone en práctica, ya que Pedro, en efecto, no quería pasantes, quería secretarias, que le cogieran las llamadas, le hicieran el trabajo administrativo, etc...

Al poco de empezar a trabajar yo ahí, al de un mes, entraron 2 chicas nuevas al despacho: Rosa y Vanesa (ambas licenciadas en Derecho) y coincidiendo con que me colegié como abogado, pasé a ocupar la segunda mesa más grande, que estaba en una habitación aparte, quedando Rosa y Vanesa en la sala común, donde estaban haciendo básicamente trabajo de secretarias-telefonistas. Básicamente porque Pedro era un machista redomado y yo contaba con el privilegio del cromosoma XY.

El tal Pedro, que se quejaba siempre de estar muy atareado y de trabajo hasta las cejas, realmente era un patán y un incompetente. Tenía un método de trabajo de lo más peculiar, en el cual de todos sus asuntos lo apuntaba absolutamente todo, con cientos de colorines, cada nombre, cada teléfono, todo lo registraba y escaneaba hasta límites absurdos (cada hoja que le llegaba la escaneaba, la sellaba y la volvía a escanear) lo cual, como es obvio, no le dejaba tiempo para hacer el trabajo de abogado, ya alguna vez le pasó que dedicó tanto tiempo a registrar todos los dimes y diretes de un asunto (fechas, nombres, colores de calcetines...) que casi se le pasa el plazo para interponer un escrito y tuvo que hacerlo a todo correr en media hora (con evidente resultado)

Claro, hacer tanta pijada quita mucho tiempo, de hecho, muchas veces tenía que quedarse hasta muy tarde, e incluso sábados y domingos haciendo lo que su manía de querer ser tan meticuloso no le había dejado hacer, y por eso quería gente que perdiera su tiempo por él.

Lo peor no era eso, lo peor era que pretendía que nosotros lleváramos los asuntos a su manera, con historiales, escaneos y pijadas, cosa que, obviamente, no tuvo muy buena acogida por mi parte. Consejos todos, injerencias las justas. Además como ya relataré en futuras entradas, el tipo era un completo incompetente, aparte de tener una ética profesional bastante cuestionable.

La situación llegó a ser bastante incómoda, ya que aunque yo iba más o menos a mi aire, sin perjuicio de que le ayudara en sus temas, de hecho ya le saqué las castañas del fuego en más de una ocasión, a Rosa y Vanesa las tenía completamente esclavizadas, con un trabajo administrativo, un horario extenso y sin pagarles ni un solo euro, logrando que la atmósfera del despacho fuera bastante deprimente.

La cosa duró hasta que Pedro, viendo que conmigo no iba a poder, decidió cortar por lo sano e "invitarme" a abandonar el bufete, una mañana que al irme yo a mediodía me soltó el rollo de que la cosa no funcionaba y que yo ya estaba preparado para volar solo. Le di las llaves en el acto, y lo gracioso (por no decir triste) fue cuando volví a la tarde a por mis cosas (mi portátil, mis libros y mis expedientes)

Fue Rosa quien me abrió la puerta, y entré al que había sido mi despacho para empezar a recoger mis cosas, y él vino, cual araña que percibe las vibraciones de la mosca, a decirme que ya no trabajaba en el despacho, y que a ver qué estaba haciendo.

-He venido a recoger mis cosas, en cuanto las coja me marcho.

-Ahora no puede ser, que estoy reunido.

-Me parece muy bien, atiende a tu visita, que yo cojo mis cosas y me marcho.

-No, porque el ordenador está en red y tienes acceso a cosas mías, y quiero saber qué te llevas y qué no.

Aquello fue una razón para que yo no quisiera que mis cosas permanecieran ni un minuto más en ese despacho, ya que tal acto de desconfianza me demostraba la clase de cosas que él estaría dispuesto a hacer, así que fue una instructiva discusión "que te vayas, que no me voy", bastante ridícula cuando amenazó con llamar a la policía "estupendo, llama a la policía y diles que estás impidiendo que un abogado en ejercicio se lleve sus expedientes, que igual nos reímos"

Medió Rosa y me dijo que no tenía mucho sentido encabezonarse, así que me fui con Rosa y Vanesa al bar de la esquina, donde estuvimos despotricando contra Pedro y su actuación, quien, siguiendo el rastro de zumbidos en su oído vino al bar, fingiendo amabilidad, y diciendo que no había razón para que la cosa acabara mal. Pocas veces decir a alguien 4 verdades a la cara me ha resultado tan reconfortante como lo fue aquel día.

Quedé en pasar a por mis cosas la mañana siguiente, donde Pedro demostró, que además de tener una ética deficiente era tonto del culo, ya que tanto aspaviento para que no le robara nada, al final no comprobó nada, y es de la clase de personas que apunta en su ordenador su número de cuenta bancaria y la clave. Puede dar gracias a que no fui tan mezquino como él.

Y con esto cerré un episodio oscuro de mi historia laboral, aunque no acaban aquí las historias del amigo Pedro, pero como no quiero recargar demasiado la entrada, las dejo para otro día.

jueves, 14 de junio de 2007

¡Al agua patos!

Esta piscina no es, pero no me iba a bañar con la cámara de fotos.

El martes me saqué el carnet para poder ir a las piscinas, y ayer decidí estrenarlo, yendo a nadar con mi amigo Aitor, que de vez en cuando toca hacer algo de ejercicio, y además, como tengo las tardes libres, ir a nadar es un buen ejercicio, relajado y completo, y que además me permite estar en el medio acuático, que me encanta.
A ver si consigo coger el hábito de ir al menos un par de veces por semana, que toca cuidarse un poco, y de cara al verano es conveniente reducir un poco la barriga, y además, desde que no trabajo con la ETT no tengo ocasión de fortalecer los brazos, y un par de largos nunca vendrán mal.
Así que, quien sea de Bilbao o proximidades, quiera ir a la piscina por la tarde y no tiene con quién, que no dude en pegarme un toque, que las tardes las tengo libres.


NOVEDADES: Implementado contador de visitas
Como la entrada me ha quedado un poco corta aprovecho para decir que he sustituido el contador de visitas anterior, que era una mierda (o que probablemente no sé usar porque soy un zoquete) por uno nuevo, mucho más simple e intuitivo, sacado de esta página, que me recomendó 20R3Mun.
Para cotillear las visitas del blog basta con pinchar en el icono que sale en la parte de abajo del blog.

martes, 12 de junio de 2007

Historias de messenger

Mi mamá dice que el messenger es como una caja de galletas.

El otro día me sucedió una cosa bastante graciosa con el messenger, que ahora procedo a relatar.

Llegué el sábado a casa, serían las 3 de la mañana, y me encuentro con que un misterioso contacto me ha agregado y abierto una ventana, un contacto de nombre impronunciable (como si el gato se hubiera paseado por el teclado a la hora de escribirlo) y por avatar la foto de una chica bastante mona, con unos ojazos impresionantes.

La ventana abierta pedía, casi suplicaba algo de conversación, con una amabilidad y educación que se agradece bastante, "buenas, te agregué porque vi tu messenger en un foro, y si quieres ponerme en no admitidos lo entenderé, pero solo quiero charlar".

Me suele dar bastante rabia que me agregue la gente porque sí, y de hecho tengo puesta como frase "si me has agregado solo porque has visto mi dirección en un foro irás derechito a no admitidos", pero como no tenía nada mejor que hacer a esas horas, y además tenía unos emoticonos muy simpáticos, que decidí incorporar a mi colección (con lo cual ya me aportaba más que la mayoría de la gente que se dedica a agregar gente aleatoria) decidí darle un poco de cancha.

Le empecé advirtiendo de que soy muy exigente con la gente que admito en el messenger, y que me gusta que cumplan ciertos requisitos, uno, el de ser cordial y educado, y lo cierto es que lo cumplía. Otro, el de escribir correctamente, y lo cierto es que escribía con la ortografía estándar de chat, ni muy bien, ni muy mal, pero cuando le dije aquello empezó a escribir correctamente, con QUE en vez de K, usando comas, y demás, mientras decía "lo siento, es que si escribo bien me demoro mucho, pero me esforzaré", y en último lugar, que me gusta saber con quién estoy hablando.

Me cuenta que vio mi dirección en un artículo que escribí sobre el juego de rol Vampiro, que pulula por la red (¿quién me iba a decir que poner mi dirección de hotmail me iba a dar tantos quebraderos de cabeza?) y que quería charlar sobre el juego con alguien que controlara del tema y que yo le había parecido ideal para eso.

Seguimos charlando, un poco de conversación intrascendente, en la que la chica me empieza a lanzar unas fichas del tamaño de Groenlandia, que si soy muy simpático, que si le encanta cómo escribo... todo ello con una amabilidad y una simpatía extremas, y la cosa queda bastante clara cuando, casualidad o no, le hago un comentario acerca de la foto de su avatar, diciendo que si es la de la foto tiene unos ojos muy bonitos, y casualidad o no, se cambia de avatar a una foto, digamos más, sugerente.

De su forma de escribir y de la hora que es deduzco que es latinoamericana, y cuando se lo pregunto, bingo, resulta ser de Santiago de Chile, y cuando me pregunta de dónde soy y le digo que soy de Bilbao empieza la parte graciosa, ya que me contesta con algo parecido a "me pillas un poco lejos", pero seguimos charlando, aunque curiosamente empieza a mostrarse menos amable.

Toca el tema de la edad, ella sabe la edad que tengo porque ha visto mi blog para ver mi foto, y yo no sé la suya, aunque de la foto que tiene le calculo unos 20, así que le comento que aparenta 18, y me dice que no, me responde:

-ERROR, menos.
-¿17?
-ERROR, menos
-O_o ¿16?
-Error, menos
(Genial, la Guardia Civil debe de estar rastreando mi IP)
-¿¿¿15???
-Error, menos
-!!!!!!!!!!!!!! O_o >.< (¡Señor juez, soy inocente!) -Je, je, es broma, tengo 16, te estaba tomando el pelo.

Para seguir la broma introduzco un emoticono de enfado, y me dice que soy muy picajoso, y me dice que soy demasiado viejo, y me pregunta si no soy demasiado mayor para andar con jueguecitos de rol, y ante mi repuesta me dice que soy muy picajoso y que me enojo con facilidad. La bomba viene cuando le digo que no me he enfadado, que de haberme enfadado habría dado al botón de inadmitir, y es cuando me suelta que soy un pesado, que sólo sé amenazar con poner en no admitidos, para, acto seguido, decirme que le caigo mal y que me va a inadmitir ella, tras lo cual se "desconecta".

Francamente, hacía tiempo que no me reía tanto con una conversación de messenger.

A la chica del nick impronunciable: Fue un placer charlar contigo, me quedo con los emoticonos que utilizaste en la conversación, que eran muy simpáticos, y con el recuerdo de que, durante los primeros 15 minutos de la conversación, fuimos amigos. :P

lunes, 11 de junio de 2007

CRUCE DE BLOGS: Hombres con falda

¡Nos podrán quitar la vida, pero nunca podrán levantarnos la faldita!

La falda es esa prenda de vestir que en nuestra cultura se asocia generalmente a la vestimenta femenina, pero no es así en todas partes, puesto que ahí tenemos el kilt escocés, las faldas de Kaftan, las sotanas sacerdotales o a Miguel Bosé.

No obstante, falda tiene otras acepciones, todas ellas perfectamente masculinas, como subir la falda de un monte, o degustar una deliciosa ración de falda de ternera con guarnición, ¿y qué más varonil que una armadura completa? Eso también tiene falda.

Existen incluso movimientos que reivindican el uso de faldas para hombres, destacando INTERMIS (MIS=Men in skirts) y que defiende que:

  • Las faldas son más cómodas que los pantalones. Los pantalones por su estructura, y sobre todo si son muy estrechos, constriñen los genitales masculinos, siendo incómodos para el hombre, debido a su propia anatomía. Las faldas, a diferencia de los pantalones, no provocan ninguna molestia de este tipo. Bajo este punto de vista, los pantalones son más adecuados para la anatomía femenina que para la masculina, y las faldas más adaptadas a la anatomía masculina.

  • Las faldas son más frescas y por tanto más adecuadas para el verano y en los climas cálidos.

  • Las faldas son más elegantes que los pantalones. Una falda o kilt, adecuadamente elegida para un hombre, le dará una apariencia menos vulgar.

  • El uso de faldas amplía enormemente la variedad de ropa disponible para el vestuario masculino.

  • El uso de faldas favorece la ventilación y evitan la acumulación de calor en la zona genital. Algunos estudios han demostrado que un exceso de calor en los genitales masculinos puede, en casos extremos, provocar infertilidad.

  • El derecho de los hombres a usar faldas ayudaría a conseguir la igualdad entre hombres y mujeres. Están en contradicción las personas que piden esta igualdad pero quieren mantener el status actual de que las mujeres pueden elegir lo que quieren vestir y el hombre no.

  • La falda es una vestimenta más "sexy". Las mujeres prefieren a los hombres en faldas, por la misma razón que los hombres también las prefieren a ellas en faldas.

  • Finalmente, hay hombres a los que les gusta ponerse faldas por la sensación de frescura, placer sensual y, en general, libertad, que sienten cuando están en faldas. ¿Será la atracción por lo prohibido, lo no convencional? Puede ser en parte. Pero, la vida es corta, y podemos preguntarnos ¿Por qué hemos de privarnos de ese placer?
Personalmente sólo me ha dado por ir una vez con falda por la calle, y fue cuando me disfracé de animadora en carnavales, y no lo encontré especialmente cómodo. Si bien a ello pudo contribuir la especial brevedad de la falda y el hecho de que a todo el mundo le diera por meterme mano. ¬¬

Por último, y si queda alguien que no se haya enterado, vuelve a la carga el grupo musical Locomia.

domingo, 10 de junio de 2007

La guerra del anillo

Caja del juego

La guerra del anillo es un excelente juego de tablero para 2 a 4 jugadores que recrea los hechos de la trilogía de "El señor de los anillos", y permite a los jugadores ponerse en la piel de la Compañía, en su desesperada lucha por destruir el Anillo Único, o de los pérfidos Sauron y Saruman, en su afán por arrasar la Tierra Media.

Las facciones en el juego son, por la parte de los buenos, Rohan, Gondor, los elfos, los enanos y los hombres del Norte, y por el lado malvado están Mordor, Isengard y los hombres del sur y del este, cada uno con sus tropas y sus emplazamientos en el mapa, y por otra parte están los personajes, que son la Compañía (Frodo, Trancos, Gandalf y demás), cuyo objetivo es llevar el Anillo al Monte del Destino o ayudar en las batallas, y también están Saruman, el Rey Brujo y la Boca de Sauron, para dar caña a los pueblos libres.

Hay dos formas de alzarse con la victoria. Por una parte está la victoria militar, que consiste en alcanzar 10 puntos de victoria para el malo y 4 para el bueno, aunque pese a lo que pueda parecer, es muy difícil para los buenos ganar militarmente, puesto que la superioridad militar de las fuerzas oscuras es aplastante, maximizada por el detalle de que su potencial de tropas es ilimitado, y para los buenos cada baja sufrida es una tropa que nunca vuelve al juego. Y además, a ver quién es el guapo que se pone a invadir Mordor con el calor que hace en esta época del año.

La otra posibilidad es ganar por anillo, por la cual los buenos ganan si Frodo llega al volcán y arroja el artefacto a la lava, y los malos se hacen con la victoria si el Anillo corrompe a Frodo. Para ello, hay una acción que tienen los buenos que es mover a la Compañía, que sirve para acercar a Frodo a Mordor, lo cual es aparentemente la mejor de las opciones, pero hay que ser cauteloso, pues cuanto más avance más crece el peligro de ser descubierto, y centrarse demasiado en el anillo supone no destinar recursos a defenderse de las constantes e incansables incursiones de los ejércitos oscuros.

El sistema de juego se compone de unos dados especiales, que en lugar de números muestran unos iconos que sirven para realizar determinadas acciones. Es decir, para reclutar tropas hay que gastar un dado en que haya salido el icono que posibilita la acción reclutar. Los dados se tiran cada turno, y cada facción tiene los suyos, teniendo más el malo, que para algo es el malo, aunque sacar personajes especiales (Gandalf el blanco, al Rey Brujo, etc...) concede dados adicionales, lo cual suele ser vital.
Las figuras del juego

El juego, como la mayoría de los que publica la casa Fantasy Flight, tiene un material muy bien cuidado, con un mapa muy bonito, cartas de buena calidad, y las figuras, pues basta con ver la foto (ojo, que vienen sin pintar)

Como pegas, que a veces el tablero tiene las casillas demasiado pequeñas y las figuritas no caben, la que suelen organizarse ejércitos bastante numerosos y es imposible ponerlos en el mapa, con lo que hay que andar buscando fórmulas alternativas, que pueden resultar confusas.

Otro punto que puede resultar negativo para muchos amantes de la estrategia es el exceso de aleatoriedad, ya que entre cartas y dados, el juego muchas veces se convierte en una puñetera lotería, en la que el que el azar cobra un papel importantísimo, y en el que una estrategia brillante puede irse al carajo porque los señores dados no se dignan a ofrecer un resultado siquiera decente. Aunque pese a todo, si un jugador juega mucho mejor que el otro, lo más probable será que le gane, por mal que se le pongan las cosas.

Lo divertido del jugo, sin duda, es que recrea muy bien el espíritu de las novelas y películas, con la desesperada lucha contrarreloj de los buenos, librando una guerra de antemano perdida, y todos los detalles, como el ataque Ent a Isengard, las batallas de Helm y Minas Tirith, o la aparición de Gollum cuando se rompe la compañía, pero sobre todo, lo más divertido, y lo que a mí me encanta, es que aunque el juego está orientado a que los hechos se sucedan de forma más o menos histórica, es perfectamente posible fumarse la historia y que pasen cosas como que Legolas sea devorado por Ella-la-araña, que Boromir sobreviva, o que los corsarios de Umbar tomen los Puertos Grises.

Más información en:

jueves, 7 de junio de 2007

Góticos

Era una fiesta de cumpleaños , y había comido mucho chocolate

El otro día en una divertida conversación con Alba vía messenger me contaba cómo un conocido suyo le estaba acusando de ser una falsa gótica porque ya no iba por Iturribide (zona de bares de Bilbao) y no vestía siempre de negro y otra serie de cosas, conversación que mereció una divertida entrada en su blog.

Aquello me hizo reflexionar sobre qué significa ser gótico, ya que lel estereotipo que tenemos de gótico es el de una persona que viste de negro, preferiblemente cuero, aspecto pálido y la piel recubierta de tachuelas, pero quería saber más, y para ello acudí a la más fiable de las fuentes, el diccionario de la RAE, que demuestra que la semántica es una herramienta que sirve para desvirtuar cualquier debate, pero que lo hace indudablemente más divertido, y me encontré con la siguiente definición de "gótico":

gótico, ca.(Del lat. gothĭcus).
1. adj. Perteneciente o relativo a los godos.2. adj. Se dice del arte que se desarrolla en Europa desde el siglo XII hasta el Renacimiento. U. t. c. s.3. adj. Escrito o impreso en letra gótica.4. adj. Propio o característico de la novela gótica.5. adj. Noble, ilustre.6. adj. coloq. Dicho de una persona: cursi.
7. m. Lengua germánica que hablaron los godos.

Curioso, ni una sola mención a ir vestido de negro, ni de llevar collares con chinchetas, y llama la atención la acepción 6ª, por la cual son más góticos Hello Kitty o Agatha Ruiz de la Prada que Marilyn Manson o El Cuervo (el de Poe no, el de Brandon Lee) 

No menos graciosa resultaba la definición que nuestro querido diccionario da de niño gótico:
1. m. y f. coloq. Joven presuntuoso e insustancial.

Ésta sí que se ajusta a muchos autodenominados góticos que conozco.

Pero sigamos mareando la definición de lo que es gótico. Es obvio que por su origen godo no es, puesto que no todos los góticos que conozco tienen antepasados alemanes o de las proximidades, y lo mismo podría decir de la entrada 5ª, ya que lo de la nobleza, pues bien puede decirse de los góticos vizcaínos, pero imagino que entre tanto gótico que hay fuera de nuestro Territorio Histórico, pues algún plebeyo se habrá colado.

El tema del arte gótico, pues alguno habrá que estudie arquitectura y le dé por los arcos ojivales, y lo de escribir con letras góticas, en un entorno urbano podría parecer que se ajusta más a grafiteros que otra cosa.
Obviamente, tiene más relación con la variedad de relato de misterio y terror que aparece a finales del siglo XVIII, y que se conoce como novela gótica, de donde viene toda la estética siniestra y pesimista, siendo góticos Poe, Goethe o incluso Lovecraft.

Lo de las tachuelas y las chupas de cuero, más bien yo diría que es gótico-punk que gótico, así que si alguien os dice que gótico es únicamente vestirse de negro, con el uniforme de enterrador de Matrix, y pintarse la cara de blanco, pues nada, le recitáis la sagrada RAE, y tan contentos. ¡Cuánto daño han hecho Matrix y Vampiro: la mascarada!

miércoles, 6 de junio de 2007

Memorias de un ex-abogado (IV)

Recreación simulada

Capítulo IV: Don Giuseppe

Estaba ya en el segundo curso del master, había acabado las prácticas en el Ayuntamiento de Gernika, y me ofrecieron la posibilidad de hacer prácticas en 2º curso en un despacho de abogados de Bilbao, en el que llevaban temas sobre todo de Derecho Civil, bajo la dirección de un abogado al que llamaré cariñosamente Don Giuseppe, a raíz de una broma privada que teníamos mi amiga Ianhire y yo.

Mi primer día en el despacho fue fulgurante, ya que entendí mal las instrucciones dadas por mi nuevo patrón y me pasé toda la mañana haciendo agujeritos a un expediente bastante grueso, el cual teníamos que devolver íntegro al Juzgado, y la cara de Don Giuseppe era todo un poema al ver lo que yo había perpetrado (y supongo que mi cara, roja cual eritrocito no sería menos lírica)

Afortunadamente, aquel percance fue una cosa aislada, y pronto aprendí a desenvolverme bien con las tareas de pasante, que afortunadamente no consistían en poner cafés y sacar fotocopias sino que tenía que hacer verdadero trabajo jurídico, como redactar escritos, demandas, recursos, buscar jurisprudencia, etc... y también acompañarle a los juicios, donde pude ver que el amigo Don Giuseppe era un auténtico crack. En serio, daba gusto oírle hablar, con unas argumentaciones perfectamente hilvanadas, y una labia y una oratoria fuera de lo común, un fiera como abogado y una grandísima persona, ya que siempre estuvo dispuesto a enseñar lo que sabía, y nunca me puso ninguna pega las veces que por una u otra razón necesitaba faltar al trabajo. Lo mismo puedo decir del resto de los miembros del despacho, donde los 14 meses que pasé estuve muy a gusto, y donde se fraguó mi gusanillo por el ejercicio de la abogacía.

Allí trabajábamos fundamentalmente asuntos de Derecho Civil, especialmente de temas de responsabilidad constructiva (lo de comprarte una casa y te salga defectuosa) y aprendí todo el Derecho que no sabía, ya que trataba directamente con los asuntos, e incluso a medida que avanzaba mi periodo de aprendizaje iba dedicándome a tareas de mayor responsabilidad, como redactar enteros los recursos y alguna demanda de varios folios de extensión.

Una experiencia, en definitiva, muy positiva, que se prolongó durante más de un año (con el paréntesis de la campaña de la Renta, que se merece entrada propia) y en la que aprendí una barbaridad, y vi cosas que me gustaron mucho de la profesión, hasta el punto de lanzarme al ejercicio por mi cuenta, aunque eso eran sueños que otro día explicaré cómo se rompieron.

martes, 5 de junio de 2007

Meine Augen

Logotipo desechado para Gran Hermano

Ayer me tocó ir a la revisión ocular y a que me soldaran unas pequeñas fisuras en la retina, ya que como saben aquellos que me conocen desde hace más de un año, hasta septiembre del año pasado mi estampa habitual incluía unas gafas, debido a que mi galopante miopía, con unas pequeñas dosis de astigmatismo, me permitían ver menos que a un gato de escayola de noche, situación a la que decidí poner fin practicándome la operación de cirugía láser. Bueno, realmente no me lo hice yo, me lo hicieron en la Clínica Baviera.
La operación en sí, como ya sabe todo el mundo, es una tontería, aunque bastante aparatosa de explicar.


Ojo humano normal

La operación consiste en que te raspan un poco el ojo, para lo cual te tienen que levantar la cornea, que es la capa superior, y para ello te abren el ojo, como quien abre un tomate, y luego te aplican el láser, para lo que utilizan una especie de cuchilla, que como estás despierto y con los ojos abiertos, no tienes más remedio que ver, pues la anestesia es con un colirio que te insensibiliza el ojo, aunque ves perfectamente (dentro de las limitaciones propias de la miopía)

Así explicado, parece sacado de una película de terror, o de un interrogatorio de la Guardia Civil, y es verdad que saber que tu ojo está abierto de par en par acojona, pero no deja de ser cierto que no sientes ningún dolor y que la experiencia de poder ver sin gafas ni lentillas es, para el que ha estado acostumbrado a ser un cegato toda su vida, indescriptible, por lo que lo recomiendo a cualquiera que tenga problemas de vista.

Ojo, si el paciente, como era mi caso, tiene un defecto de visión gordo (como por ejemplo mis 8 dioptrías por pierna) la operación puede no dejar la vista perfecta, como es mi caso, que algo me ha quedado, y haya que volver a retocar, aunque lo bueno es que este retoque no requiere abrir el ojo. Si bien, para retocar, hay que tener cuidado y dejar la retina (la parte de atrás del ojo) en condiciones, para soldar las fisuras que pueda haber, que es lo que me hicieron ayer, en un proceso que es no doloroso pero sí molesto, ya que primero te dan el colirio para dilatarte la pupila (se queda como en la foto, como si estuvieras fumado) y luego te enchufan una máquina en el ojo, y te zumban con luz, bastante desagradable porque aunque quieres no puedes cerrar el ojo y la luz te bombardea. Es como no tener párpados un día de sol y no poder apartar la vista de la luz, con los lagrimones cayendo como si estuvieras viendo la muerte de [SPOILER] la madre de Bambi[SPOILER]

Aunque bueno, solo es un rato, y luego todo perfecto, y repito, lo que es la operación es bastante menos traumática, y aunque el post-operatorio es un tanto farragoso (dormir boca arriba un tiempo, gafas de sol, colirios, no poder tocarte, etc...) como ya he dicho, merece la pena.

Para más información, aquí.

lunes, 4 de junio de 2007

Triumblogato: cruce de blogs

Diseño a cargo de Sergio

Hoy echa a andar esta sección, surgida de una idea a tres mentes entre Lublu, 20R3MuN y yo, que consiste en que cada semana cogeremos un tema y los tres escribiremos sobre ello. Así, se podrá leer sobre exactamente lo mismo, pero con perspectivas distintas.

El tema de esta semana es simplemente presentar la idea, aunque también aprovecharé para presentar a los otros dos cotriumbloguistas (efectivamente, la palabra es inventada y no existe, pero en muchos blogs se lee "haber ke pasa" y "hoygan", y eso tampoco es castellano)

Ambos son habituales del foro de mod-pc, y comparten conmigo el gusto por la prosa florida y los retruécanos ingeniosos, siendo además amigos de adornar el lenguaje con fino humor (algunos desaprensivos dirían que somos incapaces de decir dos frases sin soltar alguna payasada) Lublu tiene un estilo más filosófico y 20R3MuN acostumbra a ser más mordaz, pero no se me ocurre mejor definición que emplazar a mis lectores que visiten sus blogs (¡pero nada de pasaros a la competencia!)

Poco más se me ocurre hoy que poner, así que, seré Franco:

¡Queda inaugurada esta sección!

domingo, 3 de junio de 2007

Fiesta de los 80

Cartel de tan magno evento


Este viernes se celebraba en el pub Azzurro de Bilbao, uno de mis bares más visitados, por cierto, una fiesta cuya temática eran los años 80, aquella época en la que me tocó vivir mi niñez, con videos adecuados para la situación, casi todos de series de dibujos animados de la época, y cuyas letras nos sabíamos al dedillo.

Por supuesto, algunos acudimos a tan insigne evento ataviados con las galas que la situación requiere, es decir, lo más hortera posible, como se ve en la foto más abajo ubicada, y nos dedicamos a dar buena cuenta de las reservas alcohólicas del bar mientras cantábamos y bailábamos como buenos borrachos, bueno, y el momento camaradería Baldrick-Surion-Jokin, en el cual nos dedicamos a lanzarnos terribles y atroces pullas entre nosotros, pero eso ya es costumbre. ^_^

El chico Martini, tras la toma número 57 y la fusión perfecta entre Freddy Mercury y Torrente

La cosa fue divertida, con espacio para las risas y la nostalgia, aunque tanto cubata hizo que mi despertar del día siguiente fuera de todo menos dulce.

SÁBADO: BBQ 2.0

Si hace un par se semanas contaba lo acaecido en la barbacoa de casa de Iagoba y Nerea, hoy toca contar que ayer fue la segunda parte (básicamente fuimos convocados al grito de "sobró mucha carne del otro día, venid a por ella") así que allí nos juntamos, esta vez en horario de tarde, y con una afluencia bastante menos numerosa de gente, pero así y todo el animal de Iagoba trajo para el postre una colección de brazos de gitano con la que perfectamente se podría haber recreado una representación calé de la diosa Shiva.

¡Con esas cantidades, normal que siempre sobre comida!