lunes, 15 de octubre de 2007

Cruce de blogs: El mejor bocata del mundo

Lomo con queso, manjar celestial.

Tema idóneo para la hora de comer, sobre una de las delicias gastronómicas que están al alcance de cualquiera, el bocadillo, una comestible opción que admite múltiples variantes: fríos, calientes, templados, carne, pescado, lácteos, incluso hay degenerados que le meten verdura, y algunos llegan más lejos, y cómo olvidar un icono de los años 80, como el bocadillo de chocolate, y el trauma que suponía haberte comido las 3 onzas de chocolate y enfrentarte a media barra de pan a palo seco.

Y un comentario a cierta odiosa práctica que tienen, sobre todo en la zona del mediterráneo de untar tomate crudo en el pan (el pantumaca de toda la vida) lo cual debería ser considerado un crimen contra la humanidad.

El bocadillo, que originariamente viene de bocado, y que por su nombre se intuye que en su origen iría asociado a un ligero aperitivo, algo al estilo de un montadito, esos pequeños bocadillitos (y manda narices poner diminutivos a un diminutivo) que se ven en las barras de algunos bares, y también ha ido siempre asociado a niños y obreros, pero se ha ido implantando como algo más chic, y no son pocas las franquicias que cultivan el arte del entrepán, y en cuanto al tamaño, podemos encontrarnos con auténticos mastodontes que son casi una barra de pan entera.

Y otras variantes del bocadillo, por la cosa de juntar pan con comida podríamos decir que son:


  • El Sandwich: Originariamente un Sanwdich viene a ser lo mismo que un bocadillo, y de hecho, lo que inventó John Montagu, el 4º Conde de Sandwich para picar mientras jugaba al billar era técnicamente un bocadillo, aunque matices históricos al margen, solemos denominar sandwich al bocadillo hecho con pan de molde.
  • La Hamburguesa: Si es un filete de carne picada, habitualmente ternera (también llamado filete ruso) y va en un pan redondo, sea duro o blando, recibirá el nombre de hamburguesa.
  • Perrito Caliente: Una salchicha larga, y a poder ser de Frankfurt, en un pan, normalmente de molde, a su medida. En Corea suelen ser bastante más literales.

Luego también tenemos los bocadillos de los cómics, esas nubes que expresan lo que el protagonista dice o piensa, pero son bastante más indigestos.

Y mejor no sigo escribiendo, que me va a entrar hambre acordándome del opíparo bocadillo de jamón serrano con setas que me metí el viernes entre pecho y espalda...

Otras visiones sobre bocadillos:

A2metal

Alvarodelcastillo

Lublu

Y de regalo este interesante artículo sobre bocadillos.

Publicar un comentario en la entrada